Está en la página 1de 30

1

INDICE

INTRODUCCIÓN ..................................................................................................................... 3

MARCO TEORICO ................................................................................................................... 4

EL OLFATO .......................................................................................................................... 4

PRINCIPALES PARTES DEL OLFATO ............................................................................. 7

 Fosas nasales: ............................................................................................................... 7

 Nervio olfativo .............................................................................................................. 7

 Pituitaria........................................................................................................................ 7

 Cilios olfatorios ............................................................................................................ 8

 Bulbo olfativo ............................................................................................................... 8

 Cavidad nasal ................................................................................................................ 8

 Nariz ............................................................................................................................. 8

 Receptores olfativos ................................................................................................... 16

 Narinas ........................................................................................................................ 16

EL SENTIDO DEL OLFATO.............................................................................................. 16

VÍA OLFATORIA ............................................................................................................... 18

MECANISMOS DE LA OLFACCIÓN PARA QUE SE PRODUZCA LA PERCEPCIÓN

OLFATORIA DEBEN SUCEDER ........................................................................................... 19

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


2

RELACION ENTRE EL GUSTO Y EL OLFATO ............................................................. 21

¿CÓMO PERCIBIMOS LOS OLORES? ............................................................................ 21

ENFERMEDADES DEL OLFATO..................................................................................... 24

CONCLUSIONES ................................................................................................................... 27

ANEXOS.................................................................................................................................. 28

BIBLIOGRAFÍA ...................................................................................................................... 30

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


3

INTRODUCCIÓN

En el ser humano uno de los receptores que perciben las sustancias químicas del

medio externo son los epitelios olfatorios, situados en la parte alta de la cavidad nasal. Las

sustancias químicas pueden actuar como estímulos y provocar respuestas en el organismo.

Estos estímulos son captados por órganos específicos que generan señales nerviosas las

cuales son conducidas hasta los centros nerviosos en donde son transformadas en

sensaciones. Unos de los quimiorreceptores del ser humano son las fosas nasales, que es el órgano

del sentido del olfato. Igual que muchos órganos del cuerpo, el aparato olfatorio se halla

duplicado (tenemos dos fosas nasales) actuando cada circuito de una forma

independiente. Los receptores sensoriales del olfato se encuentran en el techo de la cavidad

nasal, y está compuesta por millones de células pequeñas agrupadas de una forma muy

comprimida, llamadas células olfatorias.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


4

MARCO TEORICO

EL OLFATO

Órgano olfativo que consiste en dos cavidades (fosas nasales) revestida de una membrana

mucosa (pituitaria) que por la parte posterior comunica con la faringe.

Con cada inspiración, el aire pasa al interior a través de la cavidad nasal, la faringe (garganta),

laringe (caja de resonancia) y tráquea (gaznate) h a s t a l o s pulmones. La cavidad nasal

calienta y humedece el aire y diminutas capas en su revestimiento interior protegen

la vía respiratoria frente al daño que podría causar algún cuerpo extraño.

Cada célula olfatoria tiene alrededor de una docena de pequeños cabellos,

los cilios, que se proyectan dentro de una membrana de moco. La humedad ayuda a aumentar

los olores. Según se evapora el “agua`` de las sustancias, conduce pequeñas partículas de la misma

al aire y estás son captadas por las células olfatorias.

Las moléculas del alimento en suspensión en el aire estimulan los cilios delos receptores que

envían al cerebro sus señales a través del nervio olfativo. Las células olfativas reaccionan

sólo si entran en contacto con determinadas moléculas. (A., 1996)

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


5

El olfato u olfacción es el sentido encargado de detectar y procesar los olores. Es un

quimiorreceptor en el que actúan como estimulante las partículas aromáticas u odoríferas

desprendidas de los cuerpos volátiles, que ingresan p o r e l epitelio olfativo ubicado en

la nariz, y son procesadas por el sistema olfativo. (V, 2013)

La nariz humana distingue entre más de 10.000 aromas diferentes. El olfato es el sentido más

fuerte al nacer.

Las sustancias odorantes son compuestos químicos volátiles transportados por el aire. Los

objetivos olorosos liberan a la atmósfera pequeñas moléculas que percibimos al inspirar.

Estas moléculas alcanzan la mucosa olfativa, que consta de tres tipos característicos de células:

las Células olfativas sensoriales, las células de sostén y las células basales, que se dividen

aproximadamente una vez al mes y reemplazan a las células olfativas moribundas. Los 20 o 30

millones de células olfativas humanas contienen, en su extremo anterior, una pequeña cabeza con

cerca de 20 pequeños filamentos sensoriales (cilicios). El moco nasal acuoso transporta las

moléculas aromáticas a los cilios con ayuda de proteínas fijadoras; los cilios transforman las

señales químicas de los distintos aromas en respuestas eléctricas. (L, 2014)

Las prolongaciones nerviosas de las células olfativas alcanzan el bulbo olfatorio a través de

micro-orificios del cráneo; el bulbo es una porción anterior del cerebro que se ocupa de la

percepción de los olores. Estas prolongaciones nerviosas terminan en los glomérulos, pequeñas

terminaciones de células olfativas de forma esférica donde se procesan las señales que luego son

conducidas por células receptoras especiales.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


6

La información llega primero al sistema límbico y al hipotálamo, regiones cerebrales

ontogenética mente muy antiguas; responsables de las emociones, sentimientos, instintos e

impulsos, tales regionales almacenan también los contenidos de la memoria y regulan la liberación

de hormonas. Por este motivo, los olores pueden modificar directamente nuestro comportamiento

y las funciones corporales. Solo más tarde la información olorosa alcanza la corteza cerebral y

torna consciente. (profesional, 2017)

En el año 1991 se descubrieron los primeros genes de las proteínas receptoras del olor. Estas

moléculas receptoras residen en la membrana de células sensoriales, que retienen un aroma y

envían el mensaje al cerebro a través de una cadena de reacciones químicas. En 1996 fue

caracterizado el primer receptor olfativo humano. El olfato es el sentido por el cual se perciben los

olores. Una mucosa amarilla ubicada en la parte superior de la nariz y rica en terminaciones

nerviosas provenientes del nervio olfatorio, es la encargada de recoger las impresiones y

transmitirlas al cerebro. A la vez, una mucosa rojiza extremadamente vascularizada calienta el aire

que respiramos. Ambas mucosas conforman la membrana pituitaria que tapiza las paredes de las

fosas nasales. En la nariz se dan las condiciones adecuadas para la percepción de olores; su interior

contiene tres pliegues, que aumentan la superficie sensorial, y los nervios olfatorios que trasmiten

la información al cerebro. En los seres humanos este no está tan desarrollado. Sin embargo,

poseen entre 10 y 20 millones de células que recogen los olores que exhalan las cosas y que

les permite distinguir entre 2mil y 4mil clases de olores diferentes. (V, 2013)

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


7

PRINCIPALES PARTES DEL OLFATO

En los seres humanos, las sustancias olorosas estimulan las células de los nervios olfatorios,

ubicadas en la membrana mucosa situada en la parte superior de cada fosa nasal. Estos

nervios envían señales que representan olores al bulbo olfatorio, donde esas señales

son clarificadas antes de ser transmitidas a los centros olfatorios del cerebro. Y son:

 Fosas nasales: Se trata de las dos cavidades que se encuentran sobre la boca. Este sistema

está formado por estructuras que realizan intercambio de gases entre la atmosfera y la

sangre.

 O2 introducido del cuerpo, para distribuirse entre los tejidos.

 Esto se transforma en CO2 por el metabolismo celular y es eliminado al exterior.

 Regula el PH. • Protección contra agentes patógenos.

 Ayuda en la vocalización.

 ocurre proceso de intercambio de O2 y CO2 entre la sangre y la atmosfera.

 Intercambio de gases entre la sangre de los capilares y las células de los tejidos.

 Nervio olfativo Localizados en el interior de la cavidad craneana donde cada nervio al

ensancharse crea un bulbo olfatorio. Este nervio es totalmente sensitivo. Se encarga de

transmitir los impulsos olfatorios desde la nariz hasta el sistema nervioso central.

 Pituitaria Se encarga de calentar todo el aire que se respira. En esta zona donde están las

células olfativas, donde las sustancias odoríferas las impresionan. Estas presentan un tono

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


8

amarillento y se halla en el cornete superior, o sea, en el espacio donde las ramas del nervio

olfatorio se distribuyen.

 Cilios olfatorios Se trata de células nerviosas que contienen pelos muy pequeños y visibles

solo con un microscopio, las cuales tienen la función de acumular todos los olores para que

así los envíe el receptor hacia el encéfalo, lo cual lo realiza en forma de impulso nervioso.

 Bulbo olfativo También se le conoce como lóbulo olfativo. Se trata de una parte del

cerebro donde todas señales sensoriales son interpretadas.

 Cavidad nasal Refiere a la parte interior de la nariz, la cual está cubierta por una pared

compuesta de mucosa, encargada de producir el moco. Esta se encarga de mantener la

humedad en la cavidad nasal para así poder impedir la entrada de suciedad, polvo y de

ciertas partículas que pueden causar daño si acceden a los pulmones.

 Nariz la conexión de la nariz y los senos para-nasales, lo cual se conoce como meatos. La

nariz tiene varias funciones primordiales: por una parte constituye el órgano del sentido del

olfato, pues el hombre es capaz de discriminar entre dos mil y cuatro mil olores. Además,

forma parte de la vía respiratoria filtrando, calentando, humedeciendo el aire y

expulsando materiales extraños recogidos por el aire.

Por nariz se entiende la pirámide nasal visible en la cara o nariz propiamente tal y su

cavidad, la cavidad nasal, que se extiende desde los orificios nasales externos por delante

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


9

hasta las coanas u orificios nasales posteriores que comunican la cavidad nasal con la

nasofaringe. La cavidad nasal está dividida en dos mitades por el tabique nasal; a cada

mitad se le conoce como fosa nasal; de su pared externa ósea se originan dos láminas óseas

perpendiculares llamadas cornetes superior y medio, que dividen parcialmente a cada fosa

en cavidades más pequeñas llamadas meatos: bajo el cornete superior está el meato

superior; bajo el cornete medio está el meato medio; una tercera lámina ósea independiente,

llamada cornete inferior, origina el meato inferior, cavidad cuyo techo es el cornete

inferior, y cuyo piso es el piso de (a fosa nasal; en el meato inferior termina el conducto

lacrimonasal, que comunica el ángulo interno del ojo con la nariz. Cada fosa nasal se une

por medio de orificios en su pared ósea externa con los llamados senos paranasales,

cavidades que se encuentran en el interior de los huesos maxilares, frontal, esfenoides y

etmoides. (profesional, 2017)

La cavidad nasal presenta tres zonas:

- el vestíbulo: es la parte más anterior e inferior de la nariz, y está tapizada por piel;

- la llamada "región respiratoria": que se continúa con el vestíbulo y se comunica con la

nasofaringe, y está tapizada por una membrana mucosa de tipo respiratorio;

- la región olfatoria: ubicada en el cornete superior y tercio superior del tabique nasal, donde

llegan filetes nerviosos que atraviesan los orificios de un hueso llamado etmoides, cuyo

conjunto origina el nervio olfatorio, que alcanza el llamado bulbo olfatorio, que se continúa con

las llamadas cintillas olfatorias, cuyas fibras llevan los estímulos al cerebro y cerebelo.

Sentido del olfato

El olfato se localiza en el epitelio nasal. El epitelio olfatorio está ubicado en el techo de la

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


10

cavidad nasal, el epitelio contiene cerca de 20 millones de células olfatorias especializadas, con

axones que se extienden hacia arriba, como fibras de los nervios olfatorios. Esas fibras penetran

la delgadísima placa cribada del hueso etmoides, situado en el piso del cráneo, a través de los

poros de aquél hueso. El extremo de cada célula olfatoria de la superficie epitelial ostenta varios

vellos olfatorios que, al parecer, reaccionan a los olores (sustancias químicas) presentes en el

aire.

A diferencia de los bulbos gustativos, que sólo son sensibles a unas cuantas categorías de

sabores, el epitelio olfatorio reacciona según se cree a unas 50 sustancias. Las mezclas de esas

sensaciones olfatorias primarias generan el amplio espectro de olores que el humano es capaz

de percibir. Los órganos olfatorios reaccionan a cantidades notablemente pequeñas de

sustancias. Por ejemplo la ionona, que es el sustituto artificial del aroma de las violetas, puede

detectarse por casi todas las personas cuando su concentración en el aire es de apenas una parte

por más de 30 000 millones de partes de aire.

A pesar de su sensibilidad, el olfato es quizás el sentido que se adapta con mayor rapidez. Los

receptores olfatorios se adaptan en un 50% durante el primer segundo de estímulo, de modo

que hasta los más desagradables olores presentes en el aire dejan de ser percibidos después de

unos cuantos minutos. Parte de la adaptación ocurre, según se piensa, en el SNC.

Los senos paranasales

Son prolongaciones neumatizadas o llenas aire de la porción respiratoria de la cavidad nasal

localizan en los siguientes huesos craneales: frontal, etmoides, esfenoides y maxilar. Los

senos se denominan de acuerdo con los huesos, en los que encuentran, de la siguiente manera:

Frontal, etmoidal, esfenoidal y maxilar.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


11

Relación entre los senos paranasales y la órbita

El seno frontal es superior, el seno maxilar, inferior; el seno etmoidal, medial; y el seno

esfenoidal posterior a la órbita. Estos senos están tapizados por una membrana mucosa que se

continúa con la de las cavidades nasales. Sin embargo, la mucosa sinusal es más fina, menos

vascularizada y no se adhiere tanto a las paredes óseas como la mucosa nasal. El moco

segregado por las glándulas de la mucosa sinusal pasa a las cavidades nasales a través de los

orificios (ocultos por los cornetes) de las paredes laterales.

Los senos paranasales se desarrollan como evaginaciones de las cavidades nasales,

fundamentalmente después del nacimiento. Las aperturas originales de estas evaginaciones

persisten como orificios en la cavidad nasal. Por consiguiente, todos los senos paranasales

drenan directa o indirectamente a la cavidad nasal. Las secreciones de la mucosa sinusal acaban

drenando por estos orificios hasta la cavidad nasal. La capa mucosa de los senos se continúa,

además, con la mucosa de la nariz como consecuencia del origen sinusal como una evaginación

de las cavidades nasales

Los senos paranasales varían considerablemente de tamaño y forma en las distintas personas y

razas (por ejemplo los senos frontales suelen ser de pequeño tamaño en los orientales). La

mayoría de los senos se encuentran en estado rudimentario o ausente en los recién nacidos. Al

nacer, no se observa ningún seno frontal ni esfenoidal, pero habitualmente existen algunas

celdas etmoidales y diminutos senos maxilares. Estos senos se expanden durante la infancia.

Los senos frontal y esfenoidal se desarrollan durante la infancia y adolescencia. El desarrollo

de los senos paranasales es esencial para que ocurra el cambio del tamaño y la configuración

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


12

de la cara durante la infancia y para añadir resonancia a la voz durante la adolescencia. (A.,

1996)

Los senos frontales

Estas cámaras de aire se encuentran entre las tablas externa e interna del hueso frontal, detrás de

los arcos superciliares y la raíz nasal. El tamaño de los arcos superciliares varía según el desarrollo;

sin embargo, la prominencia de los arcos superciliares no se corresponde necesariamente con el

tamaño de los senos frontales subyacentes. En general, los senos frontales se detectan en la

radiografía a partir de los 7 años de edad.

Los senos frontales

derecho e izquierdo raramente tienen el mismo tamaño y el tabique que los separa casi nunca se

encuentran totalmente en el plano medio. En general, el seno frontal consta de dos porciones:

1. Una porción vertical en la porción escamosa del hueso frontal y

2. Una porción horizontal en la porción orbitaria del hueso frontal. Una o ambas porciones

pueden adoptar un tamaño grande o reducido.

Si la porción supraorbitaria aumenta, el techo forma el suelo de la fosa craneal anterior y el

suelo, el techo de la órbita. Los senos frontales varían de tamaño desde aproximadamente 5 mm

(tamaño de un guisante) hasta ocupar grandes espacios que se extienden lateralmente en las alas

mayores del esfenoides.

En principio, puede haber varios senos frontales al mismo lado, cada uno de ellos con un

conducto fronto nasal independiente . En general, el seno frontal drena a cada lado por un

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


13

conducto frontonasal. Los senos frontales están inervados por ramos de los nervios

supraorbitarios (, que proceden de la división oftálmica del nervio trigémino). (A., 1996)

Los senos etmoidales

Estos senos contienen varias cavidades de pequeño tamaño, denominadas celdas etmoidales,

situadas dentro del laberinto etmoidal de la masa lateral del etmoides. Las celdas etmoidales

forman el laberinto del hueso etmoides, que se encuentra entre la cavidad nasal y la órbita. El

número de celdas varían entre 3 y 18 y su tamaño aumenta conforme se reduce su número.

Los tabiques extraordinariamente finos de hueso, cubiertos de mucosa, forman un número

variable de compartimientos o celdas etmoidales, conectadas entre sí, que terminan drenando a

la pared lateral de la cavidad nasal.

En general, los senos etmoidales no se visualizan en la radiografía simple antes de los dos años

de edad. Si se produce una obstrucción al drenaje nasal, las celdas etmoidales pueden perforar

la frágil pared medial de la órbita. Las infecciones graves de la órbita, que se originan por esta

vía de diseminación, pueden provocar ceguera porque algunas celdas etmoidales posteriores se

encuentran próximas al conducto óptico. La diseminación de la infección a partir de estas celdas

puede también afectar a la vaina de duramadre del nervio óptico y causar una neuritis óptica.

(A., 1996)

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


14

Los senos esfenoidales

Estas áreas neumatizadas se localizan en el cuerpo del esfenoides y ocupan una cantidad

variable del hueso, extendiéndose a veces por sus alas. Los dos senos están separados por un

tabique óseo que normalmente no se encuentra en el plano medio. El cuerpo del esfenoides es

una estructura hueca y frágil debido a la presencia de los senos esfenoidales. Estos senos se

separan únicamente por finas láminas de hueso de otras estructuras muy importantes: los

nervios ópticos y el quiasma óptico, la hipófisis del cerebro (glándula pituitaria), las arterias

carótidas internas y los senos cavernosos e intercavernosos. El nervio etmoidal posterior y la

arteria etmoidal posterior se distribuyen por los senos esfenoidales.

Aunque a veces se afirma que los senos esfenoidales se hallan presentes al nacer (de manera

diminuta). este hecho no suele aceptarse porque, en general no se visualizan los senos

esfenoidales en las radiografías de cráneo de los recién nacidos. La opinión actual es que los

senos esfenoidales proceden de una celda etmoidal posterior que comienza a invadir el seno

esfenoidal aproximadamente a los dos años de edad. (A., 1996)

Los senos maxilares

Constituyen la pareja de senos paranasales más voluminosos. Se trata de cavidades piramidales

que ocupan todo el cuerpo de los maxilares. El techo del seno maxilar está formado por el suelo

de la órbita. Las raíces de los dientes maxilares, sobre todo de los dos primeros molares, suelen

producir una elevación cónica en el suelo del seno maxilar.

El seno maxilar drena al meato medio de la cavidad nasal por una apertura en la porción superior

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


15

de su base. Debido a la situación de esta apertura, resulta imposible que el líquido drene del

seno maxilar, con la cabeza erecta, hasta que el seno se halla prácticamente repleto.

Los senos maxilares son muy pequeños al nacer y se desarrollan lentamente hasta la pubertad.

El desarrollo no termina hasta que no erupcionan todos los dientes definitivos (hasta los 25 años

de edad). El seno maxilar es uno de los senos que se infectan con más frecuencia, probablemente

porque su apertura se encuentra por encima del suelo sinusal, una localización inadecuada para

el drenaje fisiológico. Además, cuando la membrana mucosa de este seno se congestiona, se

puede obstruir el orificio maxilar. Para que se produzca el drenaje gravitatorio óptimo del seno

maxilar, conviene tumbarse sobre el lado contrario al seno infectado. La proximidad de los

dientes molares superiores al suelo del suelo maxilar plantea problemas potencialmente graves.

Al extraer un diente molar superior, se puede fracturar alguna de sus raíces. Sí no se

utilizan métodos de recuperación adecuados, el fragmento fracturado de la raíz puede ser

impulsado hacia arriba dentro del seno maxilar. En consecuencia, se establece

una comunicación oral entre la cavidad oral y el seno maxilar, La infección también se puede

diseminar al seno maxilar a partir de un absceso originado en un molar superior.

Como cada uno de los senos paranasales se comunica con la cavidad nasal a través de una

apertura que se abre al meato de la cavidad nasal, las infecciones de las cavidades nasales

pueden extenderse los senos, causando inflamación y tumefacción de la mucosa sinusal

(sinusitis) con dolor local. A veces, s inflaman varios senos (pansinusitis) y el edema de la

mucosa produce un bloqueo de uno o varios orificios sinusales de drenaje a la cavidad nasal.

La inflamación de la mucosa sinusal suele acompañarse de una sensación de dolor en el diente,

sobre todo en las personas con un hueso muy fino en la porción inferior de la pared sinusal.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


16

Los pacientes con fracturas de los huesos frontal, etmoides, maxilar o nasal deben saber que no

es aconsejable que se suenen la nariz por la posibilidad que el aire de las cavidades nasales o

de los senos paranasales se introduzca en el tejido subcutáneo, cráneo u órbita. (A., 1996)

 Receptores olfativos Estos se hallan en la parte superior de las fosas nasales, aquí es donde

el cornete superior es cubierto por la pituitaria amarilla y se crea la conexión con el bulbo

olfatorio. Tienen como función detectar los olores.

 Narinas Se trata de dos cavidades que se mantienen separadas a través de un tabique. Se

ubican en la cabeza, justo sobre la boca.

EL SENTIDO DEL OLFATO

El sentido del olfato permite el reconocimiento de los olores y reside en la nariz, exactamente

en la mucosa que tapiza el techo de las fosas nasales. Cada humano percibe los olores por medio

de las células receptoras localizadas en los dos epitelios olfatorios de la parte superior de la cavidad

nasal. Cada una de estas tiene un área aproximada de 250mm2.Es costumbre considerar el sentido

del olfato como el más pobre. Es cierto que la sensibilidad y el poder de discriminar o la capacidad

de distinguir entre olores semejantes, en animales, tanto como el perro y el ciervo, son algo mejores

que en el ser humano. Esto se debe a que el olfato no desempeña un papel importante en la

supervivencia del ser humano, lo cual podría explicar, al menos parcialmente la poca importancia

que se le da a este sentido. S i n embargo, otros animales dependen en gran medida del olfato,

pues les permite localizar a sus parejas, obtener alimento y escapar de sus depredadores.es una

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


17

membrana mucosa que tapiza internamente las fosas nasales, en ella se distinguen dos regiones

diferentes; la pituitaria roja o respiratoria y la pituitaria amarilla o olfatoria.

La Pituitaria

es una membrana mucosa que tapiza internamente las fosas nasales, en ella se distinguen dos

regiones diferentes; la pituitaria roja o respiratoria y la pituitaria amarilla u olfatoria.

La Pituitaria roja o respiratoria

recubre el meato inferior y la mitad del meato medio, es de color rojo debido a la gran

cantidad de vasos sanguíneos que presenta. Su función es calentar y humedecer el

aire que pasa a los pulmones para evitar que llegue frío y que las vías respiratorias se

resequen.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


18

La Pituitaria amarilla u olfatoria

Recubre el meato superior y la mitad del meato medio, es de color amarillento debido a la gran

cantidad de terminaciones nerviosas que posee, allí residen los quimiorreceptores del olfato. En

esta zona se encuentran células olfativas fusiformes que provienen del bulbo olfativo. Cada célula

proyecta una dendrita que sobresale en la mucosa y posee un cilindro-eje que atraviesa el etmoides

por la parte llamada lámina cribosa llegando al bulbo olfatorio, desde donde se dirige al cerebro

por medio del nervio olfatorio. Cuando el impulso llega al cerebro se produce la sensación olfativa

y el centro nervioso elabora una respuesta adecuada a la situación creada por la presencia del

estímulo químico. Para que se efectúe la olfacción es necesario que el olor se encuentre en estado

gaseoso, o que sea volátil en el caso de un líquido o un sólido. (D., 2016)

VÍA OLFATORIA

Linda Buck y Richard Axel descubrieron una gran familia de genes que codificaban una amplia

variedad de receptores de siete dominios transmembrana situados en la membrana de las primeras

neuronas de la vía olfatoria . La activación de dichos receptores induce una cascada de eventos

intracelulares mediados por la activación de una proteína G y el aumento de la producción de

AMPc que desencadena la apertura de canales iónicos y la consiguiente activación de las neuronas

olfatorias. Los axones agrupados de las primeras neuronas situadas en el epitelio neurosensorial

conforman los nervios olfatorios que alcanzan el bulbo olfatorio. La siguiente conexión se produce

en la capa glomerular del bulbo con las dendritas de las células mitrales y empenachadas, que

actúan como segundas neuronas de la vía. El bulbo olfatorio recibe además fibras aferentes

procedentes de regiones cerebrales altas y del hipotálamo.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


19

El estímulo olfatorio se desplaza desde el bulbo hacia atrás por el tracto olfatorio que se

continúa en dirección posterior con el trígono y las estrías olfatorias. Las estrías olfatorias son tres

en cada lado: * Lateral o externa conecta con el córtex olfatorio primario formado a su vez por

cinco estructuras diferenciadas: el complejo amigdalino, el córtex piriforme anterior, la corteza

entorrinal, el núcleo olfatorio anterior y el tubérculo olfatorio. * Medial o interna conecta con el

área septal o septum, por tanto con el área subcallosa o para olfatoria de Broca. * Intermedia o

media que se dispersa por el espacio perforado anterior. De esta forma la segunda neurona conecta

con distintas partes del cerebro y con el bulbo contralateral. La tercera neurona de la vía se

encuentra en el córtex olfatorio primario, a nivel de la amígdala (regulación olfatoria de la

conducta), tubérculo olfatorio (regulación de las emociones), corteza entorrinal (recuerdos),

hipocampo (recuerdos a largo plazo), cortex piriforme (inicio del procesamiento de los olores).

Desde el córtex frontal los impulsos se dirigen al tálamo e hipotálamo. (A., 1996)

MECANISMOS DE LA OLFACCIÓN PARA QUE SE PRODUZCA LA PERCEPCIÓN

OLFATORIA DEBEN SUCEDER

1. Transmisión de las moléculas olorosas hasta el tapiz de moco que reviste el epitelio olfatorio.

Para ello la sustancia debe ser volátil, hidrosoluble para diluirse en el moco y liposoluble para ser

repelida por los lípidos de la membrana celular.

2. Transducción de energía química en eléctrica. Las moléculas olorosas contactan con los

receptores distribuidos en la membrana, lo que produce un aumento de la permeabilidad de la

membrana, estableciéndose una entrada de iones que origina una despolarización. Cuando el

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


20

estímulo químico es muy importante, el potencial eléctrico es de impulsos muy frecuentes. De esta

manera se analiza la intensidad de la estimulación olfatoria.

3. Discriminación de las moléculas olorosas: El epitelio olfatorio representa un mosaico de

primeras neuronas que expresan una determinada proteína para la recepción. Por tanto cada

molécula odorífera activa un determinado receptor. Así se produce la diferenciación de los

distintos tipos de olor. Cada grupo funcional de primeras neuronas se proyectan sobre pocos y

concretos glomérulos del bulbo.

4. Conducción de la energía eléctrica a través del I par, desde la primera neurona hasta el bulbo.

En los glomérulos del bulbo existe una desproporción entre el número de primeras y segundas

neuronas (de 30.000 primeras neuronas a 25 segundas neuronas aproximadamente).

5. El análisis de la información se completa en la tercera neurona tanto en intensidad como en

su carácter cualitativo. Al bulbo olfatorio llegan conexiones desde el cerebro, muchas de ellas con

función inhibidora. Este sistema permite inhibir determinadas percepciones para aguzar otras así

como el fenómeno de la adaptación.

6. Aunque las conexiones con el neocórtex no están perfectamente de terminadas, existe

conexión con el tálamo y con el neocórtex somato gustativo orbitofrontal, reuniendo informaciones

olfatorias, gustativas y de sensibilidad de la lengua. Por medio de comunicaciones con el

hipotálamo, el sistema olfatorio se relaciona con la función sexual, alimentación, estrés. (A., 1996)

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


21

RELACION ENTRE EL GUSTO Y EL OLFATO

Estos dos sentidos están íntimamente relacionados, de aquí que

ciertosaromas se describan como impresiones gustativas. Ciertas partículasgaseosas pasan a la

mucosa lingual desde las fosas nasales lograndoimpresionar las papilas gustativas, así mismo,

algunas partículas en solución salival pueden pasar al estado gaseoso y ascender hasta la

pituitaria olfativa

donde impresionan al nervio olfativo. Las personas que pierden el olfatoparcial o totalmente

quedan incapacitadas para distinguir correctamente los sabores (V, 2013)

¿CÓMO PERCIBIMOS LOS OLORES?

Cuando un objeto, emite un olor y nos llega a la nariz esto quiere decir que moléculas de

dicho objeto se han desprendido de él y llegado, por difusión o arrastre, a nuestra nariz. Estas

moléculas entran en la nariz debido a la aspiración que realizamos cuando respiramos. En este

proceso, el aire que inhalamos arrastra a las moléculas que están en la vecindad de la nariz.

La corriente de aire que entra da lugar a una corriente secundaria que pasa por el epitelio

sensitivo. La cantidad de aire y por tanto la fracción de moléculas del objeto oloroso que se

deposita en el epitelio es muy pequeña.

También llegan corrientes de aire desde la boca. La comida que tenemos en la boca también

despide moléculas que son arrastradas hasta el epitelio sensitivo. Este hecho tiene como

consecuencia que la sensación predominante al comer provenga no del gusto que se inicia en

la lengua sino del olfato.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


22

La sensación de oler se experimenta cuando las moléculas aromáticas llegan a la mucosa

nasal, en donde se disuelven. Así, estas moléculas entran en contacto con los cilios.

Hasta hoy en día no se ha podido determinar con certeza el mecanismo por medio del cual

se inicia el proceso a través de los receptores nerviosos que nos dan la sensación de oler.

Mencionaremos algunas ideas que se han expuesto y que parecen tener algunos elementos

que pueden ser verdaderos.

En primer lugar, en general, somos muy sensibles a una cantidad extraordinariamente

grande de olores distintos. A primera vista podríamos pensar que hay un nervio olfatorio

sensible a cada olor posible. Sin embargo, hasta hoy en día no se han encontrado estas

diferencias en los cilios nasales.

En muchos casos resulta que la presencia de un átomo particular en la molécula de la

sustancia olorosa es la que le da su olor peculiar. Como ilustración podemos mencionar el

caso del agua, cuya molécula tiene un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno, H2O. Si se

sustituye el átomo de oxígeno por uno de azufre se obtiene el sulfito de hidrógeno, H2S. Esta

última sustancia despide el olor de huevos podridos. Otro ejemplo es el del bióxido de carbono

que tiene un átomo de carbón y dos de oxígeno. Su fórmula química es CO2. Este gas no tiene

olor. Si ahora reemplazamos los oxígenos por átomos de azufre obtenemos el disulfuto de

carbono, cuya fórmula química es CS2.

Resulta que el olor de este último compuesto nos es repelente. Vemos que la sustitución

de un átomo de oxígeno por uno de azufre lleva a cambios notablemente desagradables en el

olor de las sustancias.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


23

Por otro lado, existen algunas evidencias de que no es nada más la composición química

específica de las molécas olorosas, sino también su forma la que hace que reaccionemos a su

olor. En efecto, existen sustancias cuyas moléculas tienen composiciones químicas diferentes

pero con formas muy parecidas, y sentimos que tienen olores muy parecidos. Por ejemplo, el

alcanfor, el exacloroetano, el ciclooctano son compuestos que tienen composiciones químicas

muy distintas pero sus moléculas tienen formas y tamaños muy parecidos. Cuando olemos

estos compuestos nos dan casi la misma sensación, la del alcanfor. (A., 1996)

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


24

ENFERMEDADES DEL OLFATO

Hiposmia es la reducción de la capacidad de detectar olores.

Anosmia es la pérdida o reducción del olfato. Uno de los primeros síntomas en su detección es

que las personas que la padecen no sienten el sabor de sus comidas y encuentran toda sustancia

insípida(sin sabor), por la conexión que posee el sentido del gusto con el

olfato.Suele ocurrir por trastornos químicos y, generalmente, por traumatismos craneales.

Sinusitis ocurre cuando la mucosa de los senos paranasales se inflama. Algunos de sus síntomas

son fuertes dolores de cabeza y fluido

constantede secreciones purulentas. Usualmente se manifiesta cuandodespreocupamos un resfrío.

Rinitis afecta a la mucosa nasal y dependiendo de la época, puede ser un síntoma de alergias

(si ocurre en primavera, puede revelar alergias al polen o al polvo). Ocasiona estornudos,

obstrucción, secreciones nasales y, a veces, falta de olfato.

Pólipos son tumores benignos que aparecen en las membranas de las mucosas irritadas,

generalmente por resfríos frecuentes. Cuando estos obstruyen la fosa nasal o producen dolor, deben

ser extraídos mediante una intervención quirúrgica. Podemos observar a grandes rasgos tres grupos

de daños al olfato: daños químicos, cambios del tejido y los físicos. Los daños químicos se deben

factores exógenos en este caso a productos químicos que pueden

producir efectos temporales o permanentes, tal es el caso de respirar vaporescorrosivos. Los

cambios del tejido se pueden deber a enfermedades,

atrofia,etc, es decir, factores endógenos. Los factores físicos incluyen el dañomecánico,

(operaciones) y alteraciones en el cerebro por golpes.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


25

Los factoresque desencadenan una enfermedad en el olfato son principalmente infecciones en los

senos paranasales, trastornos hormonales y problemas dentales, además de la exposición a agentes

químicos. Existe un concepto interesante llamado fatiga olfativa el cual consiste en que luego de

cierto tiempo en la presencia de un tipo de olor dejamos de percibirlo. Es de tomarse

en cuenta para evitar accidentes especialmente con el gas que llevamercaptanos para

detectar su presencia. Al cabo de minutos nos acostumbramos a los olores aun cuando sean señal

de toxicidad o peligro La nariz, equipada con nervios olfativos, es el principal órgano del olfato.

Los nervios olfativos son también importantes para diferenciar el gusto de

lassustancias que se encuentran dentro de la boca. Es decir, muchas sensaciones que se perciben

como sensaciones gustativas, tienen su origen, en realidad, en el sentido del olfato. Por otro lado,

la percepción de olores está muy relacionada con la memoria; determinado aroma es capaz de

evocar situaciones de la infancia, lugares visitados o personas queridas. Ciertas investigaciones

indican la existencia de siete olores primarios:

alcanfor, almizcle, flores, menta, acre y podrido. Estos olores primarios

corresponden a siete tipos de receptores existentes en lascélulas de lamucosa olfatoria.

Las investigaciones sobre el olfato señalan que las sustancias con olores similares tienen

moléculas del mismo tipo. Estudios

recientes indican que la forma de las moléculas que originan los olores determina la naturaleza

del olor de esas moléculas o sustancias. Se piensa que estas moléculas se combinan con células

específicas de la nariz, o con compuestos químicos que están dentro de esas células.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


26

Las sustancias químicas entran por las fosas nasales, cuyos techos están tapizados por la pituitaria,

que además de calentar el aire que se dirige a los bronquios, tiene una región de 1 cm de color

amarillo.

Esta región es tiene células epiteliales de sostén y, entre ellas, los quimiorreceptores, que son

También llamados células de Schultze. Las células de Schultze son neuronas bipolares cuyas

dendritas terminan en forma de cilios que se orientan hacia la cavidad nasal. Los axones atraviesan

la lámina cribosa del etnoide, para llegar a los bulbos olfatorios. (A., 1996)

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


27

CONCLUSIONES

Con este tema analizaremos lo importante que es el sentido del olfato, aprendimos que mediante

este sentido podemos evitar accidentes, ya que por medio del olfato percibimos olores como

cuando se está iniciando un incendio, cuando están derramando gases que pueden ser tóxicos y

mortales, por eso es necesario mantener siempre un cuidado e higiene en nuestro órgano olfatorio

por otro lado, también aprendimos olfato es un sentido muy importante ya que nos ayuda en

muchas de nuestras vidas, puede llegar a salvarnos la vida y nuestra vida sin ella sería muy

diferente ya que no podríamos esos aromas exquisitos de algunas comidas o fragancias de algunos

perfumes.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


28

ANEXOS

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


29

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA


30

BIBLIOGRAFÍA

A., N. F. (1996). Atlas de anatomía humana. New Jersey: Masson.

D., K. F. (2016). fosas nasales . Obtenido de

https://enfermeriavulare16.files.wordpress.com/2016/05/clase-nc2ba-13-fosas-nasales.pdf

L, L. (2014). Ninguna persona percibe el mismo olor de igual maner. MADRID: ABC.

profesional, e. d. (2017). partes del olfato. Revista educativa Partesdel.com, 3.

V, s. (2013). El olfato, cuestión de diferencias genéticas. mexico: El Diario de Yucatán.

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS ESCUELA DE ENFERMERIA