Está en la página 1de 24

Universidad De Panamá

Facultad de Ciencias de la Educación


Dirección de Investigación y Post-Grado

Seminario Fines, Ética y Formación de Valores

MDS Marta Evans

ÉTICA AMBIENTAL

Presentado por:
Giovanni Sasso / Ética Ambiental Internacional
Roderick Atencio / Ética Ambiental en Panamá
Luis Hernández / Ética Ambiental en la Universidad de Panamá

Panamá, 14 de junio de 2018


INTRODUCCIÓN

Definimos por definir a la Ética Ambiental como la rama de la filosofía aplicada que
estudia los fundamentos conceptuales de los valores ambientales, así como
cuestiones más concretas relacionadas con las actitudes, acciones y políticas
sociales para proteger y mantener la biodiversidad y los sistemas ecológicos.

Estudia la relación de los seres humanos y el medio ambiente. Considera que los
humanos son parte de la sociedad igual que otras criaturas vivientes, que incluyen
plantas y animales.

Es la parte de la filosofía ambiental que considera extender los límites tradicionales


de la ética desde la inclusión exclusiva de los humanos hasta incluir el mundo no
humano.

La ética ambiental es la disciplina en la filosofía que estudia la relación moral de los


seres humanos, y también el valor y el estado moral del medio ambiente y sus
contenidos no humanos.

Un clima intelectual se había desarrollado en los últimos años de la década de 1960


en gran parte debido a la publicación de dos artículos en la revista ´Science´: "The
Historical Roots of our Ecologic Crisis" de Lynn White (1967) y "The Tragedy of the
Commons" de Garett Hardin "(1968).

Otro de los trabajos accesibles que llamaron la atención sobre una sensación de
crisis era ´Silent Spring´ (1963) de Rachel Carson, que consistía en varios ensayos
publicados anteriormente en la revista ´New Yorker´ que detallaban cómo los
plaguicidas se concentraban en la cadena alimenticia.

Sin embargo, el más influyente con respecto a este tipo de pensamiento fue un
ensayo en ´Sand County Almanac´, "The Land Ethic", de Aldo Leopold, en el que
Leopold afirmaba explícitamente que las raíces de la crisis ecológica eran
filosóficas. (Aunque originalmente se publicó en 1949, Sand County Almanac se
hizo ampliamente disponible en 1970 en una edición especial de Sierra Club /
Ballantine, que incluía ensayos de un segundo libro, Round River.
La inspiración para la ética ambiental fue el primer Día de la Tierra en 1970, cuando
los ambientalistas comenzaron a instar a los filósofos que estaban involucrados con
los grupos ambientalistas a hacer algo sobre la ética ambiental.

ÉTICA AMBIENTAL INTERNACIONAL

NACIONES UNIDAS

La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente fue creada en junio
de 2012, cuando los líderes del mundo pidieron que se reforzara y elevara el nivel
de ONU Medio Ambiente, durante la Conferencia de Naciones Unidas Sobre el
Desarrollo Sostenible, también conocida como Río+20

Ahora este órgano es símbolo de una nueva era en la que el ambiente está en el
foco de la comunidad internacional y recibe el mismo nivel de atención que asuntos
como la paz, la pobreza, la salud y la seguridad.

El establecimiento de la Asamblea fue el culmen de décadas de esfuerzos


internacionales, iniciados en 1972 en la Conferencia de Naciones Unidas Sobre el
Medio Humano, en Estocolmo, y orientados a crear un sistema internacional
coherente de gobernanza ambiental.

La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el máximo órgano


mundial en toma de decisiones sobre el medio ambiente, aborda los desafíos más
significativos que enfrenta actualmente el mundo en esta materia.

Entender estos retos, y preservar y rehabilitar nuestro medio ambiente, es una de


las ideas centrales de la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030.

Con esto en la mira, la Asamblea se reúne cada dos años para definir las prioridades
de las políticas ambientales globales y desarrollar la legislación
internacional relacionada. A través de sus resoluciones y llamados a la acción, este
órgano proporciona liderazgo y cataliza la acción intergubernamental en temas
ambientales.

La Asamblea proporciona una oportunidad para que todos los pueblos ayuden a
diseñar las soluciones que garanticen la salud de nuestro planeta.
La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el máximo órgano
mundial en toma de decisiones sobre el medio ambiente, aborda los desafíos más
significativos que enfrenta actualmente el mundo en esta materia.

Entender estos retos, y preservar y rehabilitar nuestro medio ambiente, es una de


las ideas centrales de la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030.

Con esto en la mira, la Asamblea se reúne cada dos años para definir las prioridades
de las políticas ambientales globales y desarrollar la legislación
internacional relacionada. A través de sus resoluciones y llamados a la acción, este
órgano proporciona liderazgo y cataliza la acción intergubernamental en temas
ambientales.

La Asamblea proporciona una oportunidad para que todos los pueblos ayuden a
diseñar las soluciones que garanticen la salud de nuestro planeta.

TRATADOS INTERNACIONALES

1- Protocolo de Montreal (1987)

Aprobado en 1987 y en vigor desde 1988, fue el primero que estableció reglas claras
con respecto a un problema ambiental.

Se trataba de reducir el agujero en la capa de ozono que se estaba creando por la


emisión de distintos gases provocados por actividades humanas.

Hasta el momento, parece que lo acordado está surtiendo efecto. Se espera que, si
todos los firmantes siguen cumpliéndolo, en el año 2050 se habrá vuelto a la
normalidad.

2 - Declaración de Río (1992)

Se trató en su momento de la declaración de principios más ambiciosa en el campo


de la protección ambiental.

También trataba de gestionar las actividades económicas con el entorno. Tuvo lugar
durante la Conferencia de las Naciones Unidas desarrollada en Río de Janeiro en
1992.
Estableció una serie de principios reguladores que debían seguir los diferentes
países firmantes.

Igualmente, declaraba por primera vez que las naciones más desarrolladas debían
ser las que más se involucraran en el problema, ya que habían sido las más
contaminantes.

3 - Protocolo de Kyoto (1997)

Firmado en 1997 en la ciudad japonesa que le da nombre, establece cuotas de


emisión de gases de tipo invernadero. Estos son causantes de parte del
calentamiento global.

Este acuerdo otorga a naciones en vías de desarrollo como China o la India cuotas
mayores que a los Estados Unidos o parte de Europa.

El motivo era que estos países más industrializados ya habían emitido gran cantidad
de estos gases durante muchos más años debido a su mayor industria.

4 - Carta de la Tierra (2000)

Es el documento más extenso y ambicioso sobre esta temática. Establece como


principal objetivo “respetar, favorecer, proteger y restaurar los ecosistemas de la
Tierra para asegurar la diversidad biológica y cultural”.

Se declara que todo el desarrollo en el planeta, desde el ambiental hasta el cultural,


está interconectado.

El fin de los conflictos y la conservación de las especies es algo que incide sobre
todos. Por lo tanto, la solución debe ser global.

5 - Protocolo de Cartagena (2003)

Entra en vigor en 2003. Por primera vez se intentan regular los avances
biotecnológicos que se producen en todo el mundo.

Se establecen unos principios éticos y unos organismos de control para evaluar sus
consecuencias.
PRINCIPIOS ÉTICOS AMBIENTALES

1. Respetar la Tierra y la vida en toda su diversidad

2. Cuidar la comunidad de la vida con entendimiento, compasión y amor.

3. Construir sociedades democráticas que sean justas, participativas, sostenibles


y pacíficas

4. Asegurar que los frutos y la belleza de la Tierra se preserven para las


generaciones presentes y futuras.

5. Proteger y restaurar la integridad de los sistemas ecológicos de la Tierra, con


especial preocupación por la diversidad biológica y los procesos naturales que
sustentan la vida.

6. Evitar dañar como el mejor método de protección ambiental y cuando el


conocimiento sea limitado, proceder con precaución.

7. Adoptar patrones de producción, consumo y reproducción que salvaguarden las


capacidades regenerativas de la Tierra, los derechos humanos y el bienestar
comunitario.

8. Impulsar el estudio de la sostenibilidad ecológica y promover el intercambio


abierto y la extensa aplicación del conocimiento adquirido.

9. Erradicar la pobreza como un imperativo ético, social y ambiental.

10. Asegurar que las actividades e instituciones económicas, a todo nivel,


promuevan el desarrollo humano de forma equitativa y sostenible.

11. Afirmar la igualdad y equidad de género como prerrequisitos para el desarrollo


sostenible y asegurar el acceso universal a la educación, el cuidado de la salud
y la oportunidad económica.

12. Defender el derecho de todos, sin discriminación, a un entorno natural y social


que apoye la dignidad humana, la salud física y el bienestar espiritual, con
especial atención a los derechos de los pueblos indígenas y las minorías.
13. Fortalecer las instituciones democráticas en todos los niveles y brindar
transparencia y rendimiento de cuentas en la gobernabilidad, participación
inclusiva en la toma de decisiones y acceso a la justicia y paz.

14. Integrar en la educación formal y en el aprendizaje a lo largo de la vida, las


habilidades, el conocimiento y los valores necesarios para un modo de vida
sostenible.

15. Tratar a todos los seres vivientes con respeto y consideración.

16. Promover una cultura de tolerancia, no violencia y paz.

ETICA AMBIENTAL EN LA REPÚBLICA DE PANAMÁ

REPÚBLICA DE PANAMÁ
MINISTERIO DE AMBIENTE

Por el cual se reglamenta el Capítulo III del Título II del Texto Único de la Ley 41 del
1 de Julio de 1998 General de Ambiente de la República de Panamá, y se deroga
el Decreto Ejecutivo 123 de 14 de agosto 2009, el Decreto Ejecutivo 155 de 5 de
agosto de 2011 y el Decreto Ejecutivo 975 de 23 de agosto de 2012.

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA
En uso de sus facultades constitucionales y legales
CONSIDERANDO:
Que el Artículo 1 del Texto Único de la Ley 41 de 1998, General de Ambiente de la
República de Panamá, señala que la administración del ambiente es una obligación
del Estado, y establece los principios y normas básicos para la protección,
conservación y recuperación del ambiente, promoviendo el uso sostenible de los
recursos naturales, ordenando igualmente la gestión ambiental, integrándola a los
objetivos sociales y económicos, a efecto de lograr el desarrollo humano sostenible
en el país;

Que el Artículo 7 de la precitada ley, estipula que “Las actividades, obras o


proyectos, públicos o privados, que por su naturaleza, características, efectos,
ubicación o recursos pueden generar riesgo ambiental, requerirán de un estudio de
impacto ambiental previo al inicio de su ejecución, de acuerdo con la reglamentación
de la presente Ley. Estas actividades, obras o proyectos, deberán someterse a un
proceso de evaluación de impacto ambiental, inclusive aquellos que se realicen en
la cuenca del Canal y comarcas indígenas”.

Que en observancia de lo normado en el Artículo 131 de la Ley 41 de 1 de julio de


1998, General de Ambiente de la República de Panamá, el Órgano Ejecutivo emitió
el Decreto Ejecutivo No. 123 de 14 de agosto de 2009, Por el cual se reglamenta el
Capítulo II del Título IV de la Ley 41 del 1 de Julio de 1998, Ley General de Ambiente
de la República de Panamá, referente al “Proceso de Evaluación de Impacto
Ambiental”.

Que el Ministerio de Ambiente, como entidad rectora del Estado en materia de


recursos naturales y del ambiente, y con el objetivo de asegurar el cumplimiento y
aplicación de las leyes, los Reglamentos y la política nacional del ambiente,
consideró necesario someter el Decreto Ejecutivo de referencia a un proceso de
estudio y evaluación con el fin de mejorarlo y definir las adiciones, adecuaciones,
modificaciones o reformas requeridas para superarlas

DECRETA:
Artículo Único. Aprobar el presente Reglamento del Proceso de Evaluación de
Impacto Ambiental como se establece a continuación:
TÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES
CAPÍTULO I
DEFINICIONES
Artículo 1. El presente Reglamento establece las disposiciones por las cuales se
regirá el Proceso de Evaluación de Impacto Ambiental de acuerdo a lo previsto en
el Texto Único de la Ley N° 41 de 1° de julio de 1998, General de Ambiente de la
República de Panamá.
Artículo 2. Para los efectos del presente Reglamento, regirán las siguientes
definiciones:
Acreditación. Proceso voluntario mediante el cual una organización es capaz de
medir la calidad y rendimiento de los servicios o productos frente a estándares
reconocidos a nivel nacional o internacional.
Actividad, obra o proyecto. conjunto de acciones necesarias para la planificación, la
construcción de edificaciones, el desarrollo de actividades productivas o el
desarrollo de servicios, incluyendo aquellas necesarias para el abandono o cierre
técnico, en la medida que estas acciones humanas alteren o destruyan elementos
del ambiente o generen residuos, materiales tóxicos y/o peligrosos.

Actor clave. Persona, organización, o grupo humano, que tenga injerencia, que
influya y que proporcione información relevante para la toma de decisiones.
Adaptación al cambio climático. Ajuste de los sistemas humanos o naturales frente
a entornos nuevos o cambiantes como resultado del cambio climático.
Adecuación ambiental. Acción de manejo o corrección destinada a hacer compatible
una actividad, obra o proyecto con el ambiente o para que no lo altere
significativamente.

Ambiente. Conjunto o sistema de elementos naturales y artificiales de naturaleza


física, química, biológica o sociocultural en constante interacción y en permanente
modificación por la acción humana o natural, que rige y condiciona la existencia y
desarrollo de la vida en sus múltiples manifestaciones.

Amenaza. Un fenómeno, sustancia, actividad humana o condición peligrosa que


pueden ocasionar la muerte, lesiones u otros impactos a la salud, al igual que daños
a la propiedad, la pérdida de medios de sustento y de servicios, trastornos sociales
y económicos, o daños ambientales.
Análisis económico del proyecto con externalidades sociales y ambientales. Es la
incorporación de los beneficios y costos sociales y ambientales generados por los
impactos del proyecto al análisis financiero del mismo, de forma que se pueda
verificar también la viabilidad socio-ambiental del proyecto mediante la estimación
de indicadores económicos. Este análisis económico comprende las etapas de
planificación, construcción y operación del proyecto.

Aptitud ecológica. Capacidad que tienen los ecosistemas de un área o región para
soportar el desarrollo de actividades, sin que afecten su estructura trófica, diversidad
biológica y ciclos de materiales.
Área de influencia (AI). Espacio geográfico donde se manifiestan los potenciales
impactos ambientales y efectos que generará una actividad, obra o proyecto.
Área de Influencia Directa (AID). Espacio geográfico donde se desarrolla la
actividad, obra o proyecto, y sobre el cual se generan e inciden de manera inmediata
los impactos ambientales de forma temporal o en la totalidad el ciclo de vida de la
actividad, obra o proyecto.

Área de Influencia Indirecta (AII). Espacio geográfico fuera de la AID que se


afectaría potencialmente de manera positiva o negativa por una actividad, obra o
proyecto.

Área protegida. Área geográfica terrestre, costera, marina o lacustre, declarada


legalmente, para satisfacer objetivos de conservación, recreación, educación o
investigación de los recursos naturales y culturales.
Área de protección. Porción de terreno que presenta restricciones de uso debido a
aspectos técnicos o jurídicos en la medida de que sirve para proteger un recurso
natural.

Área ambientalmente frágil. Espacio geográfico que en función de sus condiciones


de geo aptitud, de capacidad de uso del suelo, de los ecosistemas que lo conforman,
o bien de su particularidad socio-cultural, presenta una capacidad de carga limitada
y, por tanto, restricciones técnicas para su uso en actividades productivas o para la
realización de otras actividades.

Asamblea. Convocatoria a la comunidad en general para la presentación de las


acciones que se van a realizar o las ideas con respecto a la aplicación de la
Evaluación de Impacto Ambiental. Pueden ser utilizadas para conocer las primeras
impresiones de la comunidad acerca de la acción, difundir los resultados del proceso
o de una de sus etapas, y analizar la forma en que se incorporaron las opiniones de
la comunidad en la decisión ambiental respecto de la acción.
Aspectos Ambientales. Elementos de las actividades, productos o servicios de una
organización que pueden interactuar con el ambiente causándole un impacto
beneficioso o adverso.

Auditoría ambiental. Metodología sistemática de evaluación de una actividad, obra


o Proyecto para determinar sus impactos en el ambiente, comparar el grado de
cumplimiento de las normas ambientales y determinar criterios de aplicación de la
legislación ambiental. Puede ser obligatoria o voluntaria, según lo establezcan la ley
y su reglamentación.

Autoridad competente o sectorial. Institución pública que, por mandato legal, ejerce
los poderes, la autoridad y las funciones especializadas, relacionados con aspectos
parciales o componentes del medio ambiental o con el manejo sostenible de los
recursos naturales.

Autorregulación. Acción por parte del responsable de una actividad, obra o proyecto
de autorregularse, de conformidad con los programas establecidos, para cumplir las
normas ambientales sin la intervención directa del Estado.

Autoseguimiento y control. Actividad planificada, sistemática y completa de


supervisión de los efluentes, emisiones, desechos o impactos ambientales, por
parte del responsable de la actividad, obra o proyecto que esté generando el
impacto ambiental.

Calidad ambiental. Estructuras y procesos ecológicos que permiten el desarrollo


sostenible o racional, la conservación de la diversidad biológica y el mejoramiento
del nivel de vida de la población humana.

Cambio climático. Importante variación estadística en el estado medio del clima o


en su variabilidad, que persiste durante un periodo prolongado (normalmente
decenios o incluso más). El cambio climático se puede deber a procesos naturales
internos o a cambios del forzamiento externo, o bien a cambios persistentes
antropogénicos en la composición de la atmósfera o en el uso de las tierras.

Categorías de Estudio de Impacto Ambiental. Diversos grados de exigencia,


profundidad y análisis de los impactos ambientales que puede generar una
actividad, obra o proyecto, en función de los criterios de protección ambiental
establecidos, de la significancia de sus consecuencias y de las medidas necesarias
para abordarlas.

Centro de Operaciones de Emergencia (COE). Estructura permanente del Sistema


Nacional de Protección Civil responsable de promover, planear y mantener la
coordinación y operación conjunta entre los diferentes niveles, jurisdicciones, y
funciones de las instituciones involucradas en la preparación y respuesta a
emergencias o desastres.

Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU). Clasificación uniforme de las


actividades económicas por procesos productivos, cuyo objetivo principal es
proporcionar un conjunto de categorías estandarizadas, sobre las que se puedan
generar estadísticas que satisfagan las necesidades de los que buscan datos
clasificados referentes a categorías comparables internacionales de tipos
específicos de actividades económicas.
Compatibilidad Ambiental de Áreas Protegidas. Pronunciamiento emitido por la
Dirección de Áreas protegidas y Vida Silvestre que indica la compatibilidad de una
actividad, obra o proyecto, con el Área Protegida Declarada, en base al instrumento
jurídico que la crea y/o al Plan de Manejo del Área Protegida.

Compensación. Subconjunto de las medidas de corrección mediante las cuales se


pretende resarcir el daño ambiental ocasionado por una acción que provoca
afectaciones ambientales irreversibles, sobre el mismo lugar o en otro sitio.
Comunidad afectada. Población sobre la que, directa o indirectamente, inciden los
impactos ambientales significativos generados por un proyecto, obra o actividad.

Conservación. Conjunto de actividades humanas cuya finalidad es garantizar el uso


sostenible del ambiente, incluyendo las medidas para la preservación,
mantenimiento, rehabilitación, restauración, manejo y mejoramiento de los recursos
naturales del entorno.

Consulta pública. Actividad por la cual el Ministerio de Ambiente hace del


conocimiento de los ciudadanos, durante un tiempo limitado, los estudios de impacto
ambiental de los proyectos de alta magnitud, impacto o riesgo, a fin de que puedan
hacer las observaciones y recomendaciones pertinentes relacionadas con los
proyectos.

Consultor Ambiental. Persona natural o jurídica idónea, inscrita y habilitada en el


Registro de Consultores Ambientales, autorizados para realizar estudios de impacto
ambiental.

Consultor Ambiental Líder. Consultor habilitado, que responde ante el Ministerio de


Ambiente como responsable principal de la elaboración del Estudio de Impacto
Ambiental.
Consultor Ambiental Inhabilitado. Persona natural o jurídica que no se encuentra
autorizada de prestar servicios profesionales para elaborar Estudios de Impacto
Ambiental.

Consultor Ambiental Actualizado. Persona natural o jurídica que cumple con los
requisitos para renovar la información del registro de Consultores Ambientales a
través de una Resolución que le autoriza elaborar Estudios de Impacto Ambiental.

Consultor Ambiental No Actualizado. Persona natural o jurídica que no ha cumplido


con los requisitos para renovar la información del registro de Consultores
Ambientales y que no ha sido autorizado, a través de una Resolución para elaborar
Estudios de Impacto Ambiental.

Contaminación. Presencia en el ambiente, por acción del hombre, de cualquier


sustancia química, objetos, partículas, microorganismos, forma de energía o
componentes del paisaje urbano o rural, en niveles o proporciones que alteren
negativamente el ambiente y/o amenacen la salud humana, animal o vegetal o los
ecosistemas.

Contaminante. Elemento o sustancia química o biológica, energía, radiación,


vibración, ruido, fluido, o combinación de estos, presente en niveles o
concentraciones que representen peligro para la seguridad y salud humana, animal,
vegetal o del ambiente.

Control Ambiental. Inspección, vigilancia y aplicación de las medidas necesarias


para disminuir o evitar la emisión de contaminantes provenientes de procesos
creados por el hombre al medio ambiente, ya sea al agua, aire o suelo, y para abatir
los riesgos a la salud humana.

Corredor Biológico. Territorio que proporciona conectividad entre paisaje,


ecosistemas y hábitats, sea natural o modificado, asegurando el mantenimiento de
la biodiversidad y de los procesos ecológicos entre éstos. El mismo puede contener
una serie de espacios de usos diversos, que interactúan entre sí, y que cumple con
diferentes funciones, de acuerdo a sus potencialidades, restricciones y manejo.

Criterios de Protección Ambiental. Aspectos ambientales relevantes para la política


ambiental que permiten definir si una actividad, obra o proyecto produce potenciales
impactos significativos y determinar, ratificar, modificar, revisar y viabilizar las
Categorías de estudios de impacto ambiental.

ETICA AMBIENTAL EN LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

Sin duda los problemas del medio ambiente que hoy enfrenta nuestro país como la
contaminación del agua, aire y suelos, acumulación de basura, deforestación,
pérdida de flora y fauna por citar algunos, son síntomas de otros problemas de fondo
que tienen que ver con factores sociales y culturales.

La universidad tiene la responsabilidad de investigar y generar la información


necesaria para los que toman las decisiones y además la universidad también tiene
la tarea de capacitar a las nuevas generaciones de panameños con este nuevo
paradigma de la sostenibilidad que implica pensar en forma integral y requiere por
tanto una enseñanza multidisciplinaria.

La universidad también se encarga de asegurar investigaciones aplicadas, donde la


ciencia y tecnología estén fundamentalmente orientados a la solución de los
diversos problemas ambientales que aquejan al país.

El rol de la universidad en el tema medioambiental es comprometerse a: formar


profesionales y técnicos que implementen políticas y prácticas de gestión ambiental;
contribuir al desarrollo de las normas y procedimientos para el mejoramiento de la
gestión ambiental en el país; desarrollar investigación, experimentación ambiental y
tecnologías limpias para las actividades extractivas y productivas; impulsar
proyectos de gestión ambiental como voluntariados, participación ciudadana,
educación ambiental, difusión y sensibilización.
MiAmbiente y Universidad de Panamá Suscriben Convenio de Cooperación
Académica, Científica y Técnica

En el contexto de las celebraciones del Día Internacional de la Biodiversidad, se


suscribieron el Convenio Marco de Cooperación Académica, Científica y Técnica
entre el Ministerio de Ambiente (MiAMBIENTE) y la Universidad de Panamá.

Con este proceso, MiAMBIENTE reafirma su liderazgo en materia ambiental para


garantizar el desarrollo humano sostenible en el país mientras que la Universidad
de Panamá consolida la generación de conocimientos por las vías de la docencia y
servicios especializados para su transferencia crítica a la sociedad.

Dentro de las modalidades de cooperación, ambas entidades enfocarán sus líneas


de trabajo no solo al intercambio de especialistas y transferencia de conocimientos
sino también se proponen el desarrollo y habilitación de estaciones científicas en
importantes puntos de la geografía nacional y en el desarrollo de los lineamientos
estratégicos ambientales asumidos por la presente Administración.

Igualmente promoverán proyectos conjuntos en temas como la bioseguridad, la


diversidad biológica, la rehabilitación de fauna silvestre, la gobernabilidad y
gobernanza ambiental. Inclusive, se incorporan elementos nuevos para que
MiAMBIENTE pueda utilizar facilidades de la Universidad de Panamá para el
depósito de muestras biológicas del Sistema Nacional de Información y Monitoreo
de la Biodiversidad y el acceso a instalaciones y equipos para diagnóstico de la
clínica hospital veterinaria de Corozal.

SENACYT y la Universidad de Panamá.

“Programa Centroamericano de Maestría en Entomología”.

Con el propósito de elevar el nivel de productividad, competitividad y modernización


en el sector académico e investigativo, el Dr. Jorge A. Motta, Secretario Nacional de
Ciencia, Tecnología e Innovación, y el Dr. Gustavo García de Paredes, Rector de la
Universidad de Panamá firmaron el Convenio de “Programa Centroamericano de
Maestría en Entomología”.
La firma de este convenio tiene como meta formar a los investigadores que
integrarán parte de los equipos multidisciplinarios responsables de resolver los
problemas de vulnerabilidad ambiental, como lo son los temas de fitozoosanidad,
producto de las interacciones del ser humano y su medio ambiente en cada uno de
los países del área. Además aspira profundizar y contribuir a la comprensión y
solución de los problemas surgidos por el cambio climático.

El programa es financiado parcialmente por el Banco Interamericano de Desarrollo


(BID) y tendrá una duración de dos años, la maestría será dictada por más de una
docena de investigadores adscritos provenientes del Instituto de Investigaciones
Científicas y Servicios de Alta Tecnología de Panamá (INDICASAT), el Instituto
Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud, la Comisión para la Erradicación
y Prevención del Gusano Barrenador (COPEG) y la Autoridad de Canal de Panamá
(ACP) y cuatro profesores permanentes de la UP

El impacto esperado del programa es formar un recurso humano con las


competencias conceptuales y actitudinales necesarias para realizar actividades de
docencia y de investigación científica, proponer soluciones y ejecutar acciones
dirigidas a resolver los problemas sobre biodiversidad, taxonomía y ecología.
Además se busca estimular la imaginación, la creativa y la capacidad crítica,
orientada al conocimiento de la ciencia, fomentar la práctica de los principios éticos
de la profesión.

Ministerio de Presidencia Suscribe Convenios de Colaboración con la

Universidad de Panamá y con la USMA.

Para fortalecer la investigación científico-técnica para el desarrollo y transferencia


de conocimiento, incluyendo la digitalización y comunicación de las revistas
universitarias, así como el intercambio de cooperación de recurso humano son
algunas de las metas de los convenios firmados por el ministro de la Presidencia,
los Rectores de la Universidad de Panamá (UP) y de la Universidad Católica Santa
María La Antigua (USMA). Al ministerio de la presidencia le complace firmar este
convenio con la UP y la USMA como una alianza público privada que busca
fortalecer la educación en el país, objetivo que es respaldado por el presidente de
la República, Juan Carlos Varela. Ministerio de Presidencia suscribe convenios de
colaboración con la Universidad de Panamá y con la USMA.

El rector de la UP, Eduardo Flores dijo que firmar un convenio marco es algo
histórico, ya que están empeñados en devolverle a la sociedad ese esfuerzo que
realiza esta casa de estudios superiores, demostrando académicamente el lugar
que ocupa siendo la universidad más grande del país con más publicaciones a nivel
nacional.

“Nosotros estamos convencidos de que la Presidencia también están empeñados


de llevar a la sociedad lo mejor de la intelectualidad, de la academia, la ciencias, las
artes y la cultura, por eso que este convenio es uno de los más importantes que
hemos firmado este año”, resaltó Flores.

En ese sentido, sobresale que ambos centros de educación superior ofrecen, en la


medida de sus posibilidades, asesoría y colaboración en materia académica,
técnica y administrativa, para el desarrollo de programas que se generen, así como
acciones de voluntariado, y que adicionalmente los estudiantes puedan realizar
prácticas profesionales en las unidades operativas bajo el paraguas del Ministerio
de la Presidencia.

Toda institución pública o particular debe contar con un programa de gestión


ambiental que mejore el entorno y la calidad de vida de sus trabajadores y usuarios,
y que ayude a mitigar el impacto de la actividad humana. Nuestra Universidad de
Panamá, como el principal centro de educación del país, debe ser modelo de las
buenas prácticas ambientales. Además, debe ser líder en la consolidación de una
cultura ambiental de conservación y la prevención de desastres, así como en el
fomento de la investigación científica y el desarrollo sustentable.

Para la Universidad de Panamá, urge un programa de gestión integral de residuos


sólidos, reducción, reutilización y reciclaje de materiales complementado con un
plan de gestión de residuos orgánicos, ya que tenemos, solo en el campus, siete
cafeterías y un sinnúmero de quioscos. Es necesario establecer un programa de
reutilización y captación de agua. Tenemos que ejecutar proyectos de producción
más limpia, ahorro de agua, ahorro de energía, reducción de uso de papel, así como
de utilización de papel reciclado. De igual forma es impostergable establecer
medidas tendientes a la reducción de la contaminación acústica y visual. La
Universidad de Panamá cuenta con una unidad de gestión de residuos peligrosos,
que hay que apoyar y dotarlas de recursos.

Nuestros estudiantes y egresados deben ser ciudadanos comprometidos


ambientalmente con su entorno, que ejerzan su profesión con un profundo respeto
hacia el ambiente y con responsabilidad hacia su comunidad, su país y el planeta,
de forma que promuevan un desarrollo sustentable, sin poner en peligro las
necesidades de las generaciones futuras.

Es ineludible constituir una comunidad universitaria sostenible y propositiva que sea


consciente de que no debemos seguir siendo espectadores de la degradación del
planeta, que el cambio climático ya está aquí y que es el momento de contribuir en
la de restauración de los ecosistemas y de actuar en consonancia con ellos.

El planeamiento ambiental implica también desarrollar estudios propositivos para


enfrentar el cambio climático y la deforestación, implementar programas de gestión
de residuos sólidos, peligrosos, líquidos y gases. Para la producción más limpia se
necesita capacitación ambiental, gestión de recursos hídricos, construir una planta
de tratamientos de aguas servidas, entre otros.

Debemos promover los trabajos de servicio social relacionados con los temas
sociales ambientales. Estimular y apoyar proyectos de investigación y desarrollo
tecnológico para solucionar problemas ambientales nacionales. Establecer carreras
relacionadas con los grandes problemas ambientales que ya tenemos (agua,
energía, deforestación, residuos).

Es necesario promover el vínculo permanente con la sociedad en busca de mejorar


la calidad ambiental de los panameños. La Universidad de Panamá debe convertirse
en modelo de desarrollo sustentable no solo para las demás universidades, sino
para el país, en donde todo el que desee saber cómo se deben realizar los procesos
de manera sostenible asista a la casa de Méndez Pereira para recibir y reproducir
orientación calificada.

Universidad de Panamá y Mi Ambiente Firman Acuerdo Para Crear


Observatorio Ambiental

La Universidad de Panamá y el Ministerio de Ambiente crearán un Observatorio


Ambiental que brindará servicio a investigadores nacionales y extranjeros, gracias
a un convenio de cooperación suscrito entre ambas instituciones.

El rector de la Universidad de Panamá, Dr. Eduardo Flores Castro, explicó que se


quiere establecer una estación de monitoreo ambiental, en el Parque metropolitano
y otros lugares de gran biodiversidad en el país, el cual será un punto de referencia
para la universidad y todos los investigadores.

Señaló que la biodiversidad que tiene el país es realmente impresionante, a veces


no nos percatamos, por ejemplo: hay 187 especies de peces de agua dulce, Costa
Rica tiene 86, tenemos más que ellos, pero ellos se venden a nivel internacional
como un país con mucha biodiversidad, pero ellos cuidan más su biodiversidad que
nosotros y tenemos que hacer educación en ese sentido.

A su juicio este convenio es muy importante, así como el establecimiento de este


observatorio, por ello “la universidad continuará apoyando la investigación, que es
nuestro fuerte, concluyó Flores”.

Para el ministro encargado de Ambiente, Emilio Sempris, la firma de este acuerdo


tiene como meta fortalecer en el plano operativo las actividades de conservación
del ambiente y en el plano administrativo fortalecer la capacidad del ministerio
mediante la capacitación del recurso humano en temas de biología, biodiversidad y
gestión de medio ambiente.

La firma de este convenio se dio en el marco del Día Internacional de la


Biodiversidad, donde se entregó además un reconocimiento al biólogo, Ricardo
Moreno, por su labor como Explorador Emergente 2017 de National Geographic y
al doctor, Alberto Yanoski, premio 2013 al Liderazgo Latinoamericano en la
Conservación otorgado por la National Geographic.
La Autoridad del Ambiente de Panamá Instala el Comité Nacional de Cambio
Climático

La Autoridad Nacional del Ambiente de Panamá (ANAM) instaló el pasado 5 de


marzo el Comité Nacional de Cambio Climático de Panamá (CONACCP), un equipo
de trabajo conformado por representantes de diferentes instituciones que tiene
como objetivo gestionar acciones para mitigar el impacto del cambio climático en el
país.

El comité fue creado con el propósito de servir como apoyo a la ANAM en la puesta
en marcha de la Política Nacional de Cambio Climático, que se convirtió en ley en
febrero del 2007. Entre otras cosas, la Política Nacional de Cambio Climático tiene
como objetivo procurar que tanto el sector público como la sociedad civil cumplan
con los compromisos adquiridos por el Estado en el tema del cambio climático;
establecer normas para que la actividad económica del país se realice de forma
sostenible y mediante el uso de energía limpia (renovable), y fortalecer la capacidad
de las instituciones gubernamentales y de carácter científico para un mejor
entendimiento del fenómeno.

Tomando en cuenta que Panamá es un país en vías de desarrollo, la Política


Nacional de Cambio Climático también deberá promover acciones de adaptación
para que los sectores más vulnerables no se vean severamente afectados y que los
efectos del calentamiento global no agudicen los problemas de la pobreza, el uso
indiscriminado de los recursos naturales y la destrucción del medio ambiente.

Por intermedio del nuevo Comité de Cambio Climático, el país contará con un
mecanismo de coordinación interinstitucional e interministerial para la ejecución de
políticas y estrategias encaminadas a reducir la vulnerabilidad de las comunidades
frente al aumento en la intensidad y cantidad de eventos climatológicos extremos,
que producen pérdidas humanas y económicas en el país.

El Comité estará presidido por la ANAM como entidad rectora de los temas
ambientales y punto focal ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre
Cambio Climático.
Unas 16 instituciones públicas del país, entre las que se destacan el Ministerio de
Desarrollo Agropecuario, el Ministerio de Educación, el Sistema de Protección Civil,
la Universidad de Panamá y la Universidad Tecnológica, entre otras, serán
miembros del CONACCP y estarán representadas por personal técnico que
colaborará con la ANAM en la realización de las acciones.

Fuentes de la ANAM explicaron a DiCYT que por el momento el comité se reunirá


una vez al mes para coordinar las acciones que desarrollan las instituciones en el
tema del cambio climático.

Promoción de la Aplicación en Panamá del Protocolo de Nagoya Sobre


Acceso a Recursos Genéticos y Participación Justa y Equitativa en los
Beneficios que se Deriven de su Utilización

Las áreas protegidas de Panamá contienen altos niveles de diversidad biológica y


genética globalmente importante cuya efectiva conservación depende de la
asignación de niveles adecuados de recursos financieros y apoyo político para la
administración de éstas áreas. Aparte del valor global de su existencia, estos
recursos genéticos tienen una mayor opción y valor de uso como fuente de
productos basados en la naturaleza, con el potencial de contribuir significativamente
al control de enfermedades y al suministro alimentario a nivel mundial. El gobierno
de Panamá y el Grupo Internacional Cooperativo de la Biodiversidad de Panamá
(ICBG por sus siglas en inglés) han establecido una base sólida de experiencia y
entendimiento de la exploración, pruebas y uso de esta biodiversidad basado en los
principios de patrimonio consagrado en la Convención sobre Diversidad Biológica.

Panamá firmó la Convención sobre Diversidad Biológica el 13 de junio de 1992 y lo


ratificó el 17 de enero de 1995, y firmó el Protocolo de Nagoya el 3 de mayo del
2011. Panamá cuenta con una política que facilita el acceso a los recursos
genéticos y la distribución de los beneficios resultantes (Decreto 25 del 29 de abril
del 2009) y está tomando iniciativas para descubrir los recursos genéticos por medio
del Grupo Internacional Cooperativo de la Biodiversidad de Panamá (ICBG).
El proyecto consta de 4 componentes:

Componente 1: Descubrimiento de compuestos activos para uso farmacéutico y


agroquímico de organismos terrestres y marinos en áreas protegidas y la mejora de
capacidades de ANAM para su monitoreo.

Componente 2: Transferencia tecnológica y prácticas para facilitar el


descubrimiento de compuestos activos y el uso sostenible de la biodiversidad.

Componente 3: Beneficios compartidos con parques nacionales y la población de


Panamá.

Componente 4: Aumento en capacidades nacionales en ABS (Acceso a Recursos


Genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su
utilización).

ACP Adjudica Contrato Para Preparación de Estudio de Impacto Ambiental del


Proyecto de Ampliación

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) informa sobre la adjudicación del contrato
para la Preparación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del Proyecto de
Ampliación a la empresa URS Holdings Inc. en consorcio con la Fundación de la
Universidad de Panamá, la Fundación UNACHI y Entrix.

El contrato SAA 185117 fue adjudicado por un monto de B/. 599,478 a las entidades
mencionadas luego que su propuesta obtuvo el mayor puntaje en una evaluación
técnica y que su oferta económica fue la más favorable para la ACP.

En la licitación también se recibieron otras cuatro propuestas presentadas por los


siguientes grupos:

Fundación Tecnológica de Panamá de la Universidad Tecnológica de Panamá con


Tetra Tech, Inc.; Fundación Universidad de Panamá; Consultoría, Estudios y
Diseños, S. A.; Intracorp; Consultores de Transporte, S. A.; Sociedad para el
Desarrollo de Empresas y Áreas Rurales; New South y Nelson Engineering, Social
Capital Group.
Louis Berger Group Inc., Universidad de Panamá.

CSA Group; Malcom Piernie, Inc.; Fundación Parques Nacionales y Medio


Ambiente.

MWH y Universidad de Panamá

La adjudicación se realizó bajo el proceso de licitación orientado por el concepto de


mejor valor, en la que se evaluaron aspectos técnicos como metodología,
experiencia de la empresa y del personal técnico, control de calidad, conformación
de consorcios con instituciones nacionales y referencias.

Adicionalmente, la empresa debía demostrar que estaba inscrita en el Registro de


Consultores Ambientales de la Autoridad Nacional del Ambiental (ANAM) y
habilitada para elaborar estudios de impacto ambiental al momento de la
presentación de las propuestas.

Se espera que la preparación de este estudio tome 270 días o 9 meses que incluyen
la revisión por parte de la ANAM de acuerdo con lo que establece el decreto
ejecutivo 209 del 6 de septiembre 2006.