Está en la página 1de 2

18 Domingo 16 de mayo de 2010

La Pichona, aquella histórica chata de carga,

vuelve a vivir en el taller de Luis Facio

La vieja chata de carga "La Pichona", que perteneció a la


tropa de César Juan Bautista Pozzo Ardizzi (comerciante es-
tablecido en Patagones hacia 1917) se está reconstruyendo,
para su exhibición en un espacio público, en el taller "Re-
membranzas" de don Luis Esteban Facio, en las afueras de
Viedma.
Es un trabajo artesanal de enorme calidad, costeado nicipal de Patagones, tras la ce-
por Alberto "Cholino" Pozzo Ardizzi, empresario local de sión que hicieron los descendien-
gestos solidarios, que es bisnieto de aquel pionero del co- tes de Pozzo Ardizzi en algún mo-
mercio de ramos generales y frutos del país. La recupera- mento de la década de los 70 pa-
ción del enorme carruaje, exponente cabal de los medios ra que la reliquia fuera exhibida
de transporte rural de los siglos 18 y 19, y buena parte de en un espacio público (frente a la
la centuria pasada, era una asignatura pendiente en la escuela 2, en donde años más
valoración y rescate del patrimonio histórico local. tarde se construyó el Centro Cívi-
El elogiable emprendimiento, iniciado hace dos me- co). Recordó Bustos que cuando
ses y con un lapso similar todavía por delante, compensa el museo municipal Francisco de
la tristeza que en estas mismas páginas de Noticias de la Viedma pasó a la órbita del Banco Provincia se firmó un
Costa se expresaba en la edición del 22 de febrero de acta de traspaso de bienes, pero que la antigua chata de El anterior estado de abandono del carruaje.
2009. carga no estaba contenida en esa documentación.
Aquella nota, titulada "Los carros de antes, humilla- piezas de madera y metal parecen dispersas sin ningún
dos por el olvido, yacen como tristes osamentas" refleja-
El protagonista orden. Pero Facio aclara que "es el despiece de la chata,
ba el estado de abandono de esta vieja chata y otros ca- todo está acá presentado en el piso para ir haciendo las
En estos días el protagonista de la obra es el herrero
rruajes, en el predio del ex club Fuerte del Carmen, de Pa- piezas nuevas, cada parte vieja es un molde para copiar".
Luis Esteban Facio, de 83 años, que con notable empuje
tagones. Después, en el galpón bajo techo, la nueva caja de La
y dedicación pone todo su empeño en un emprendimien-
El tema también había sido motivo de preocupación Pichona impresiona por sus dimensiones: 6,25 metros
to que venía proyectando desde muchos años atrás.
de la bancada de concejales de la Unión Vecinal del parti- de largo por 1,25 de ancho, con el pescante avanzando
"Poder reparar o reconstruir a La Pichona era mi preo-
do de Patagones, a través de una iniciativa presentada hacia delante. Toda esta parte realizada con madera de
cupación por lo menos desde 6 años atrás, ya lo había
en octubre de 2004 por el entonces edil Ricardo Tellería. pino, en gruesos tablones; con abundancia de bulones y
hablado con Cholino y estaba siempre a la espera de la
En aquel momento, mediante una "minuta de comunica- herrajes que le aseguran fortaleza para el eventual trans-
ocasión. Se tomó la decisión y aquí estamos, trabajando
ción" se le propuso al Ejecutivo municipal que se realiza- porte de pesadas cargas.
en una reconstrucción, porque lamentablemente el mal
ran las tares de restauración del viejo carruaje, para su "Las ruedas de atrás pesan entre 800 y mil kilos cada
estado de los materiales viejos hacía imposible una res-
posterior emplazamiento en el boulevar Juan de la Pie- una, las llantas son de media pulgada y pesan unos 100
tauración" le dijo al cronista, mientras lo acompañaba en
dra, en cercanías de la plazoleta donde se encuentra la kilos de hierro solo, para enllantarlas tendremos que pre-
la recorrida por el galpón y el patio posterior de su esta-
locomotora La Maragata. En el breve debate, en el seno parar un aparejo especial", adelanta Facio.
blecimiento "Remembranzas".
del parlamento municipal maragato, el historiador Jorge Admite que "es un trabajo duro, intenso, pero me brin-
Una enorme rueda, de 3,85 metros de alto, preside el
Bustos (que por entonces también era concejal) trajo a da una enorme satisfacción"; y añade que "desde los 8
espacio, como una clara advertencia sobre la monumen-
colación que La Pichona forma parte del patrimonio mu- años, cuando entré como aprendiz en el taller de Améri-
talidad de los trabajos. En el suelo una gran cantidad de
Domingo 16 de mayo de 2010
19

La caja de la vieja chata, ahora reconstruida. Luis Facio junto a la gigantesca rueda.

co Nozzei, en Tandil, siempre me imaginé que alguna vez Del blog "Con palabras" de Miguel Angel Lazarte tiempo del viaje, "La Pichona" pasó a descansar al para-
en mi vida podría estar haciendo un trabajo de este tipo".
(www.poemtos.blogspot.com) se tomó la siguiente refe- je conocido como "Cañada Honda", durante muchos
Reconoce que el compromiso asumido es de una rencia histórica acerca de La Pichona (los datos años, hasta que un buen día del año 1969, fue traida
enorme responsabilidad, pero señala que "con inteligen-
fueron.transcriptos sin verificación) nuevamente a Patagones en calidad del testimonio his-
cia y práctica todo es posible". "Allá por 1917 arribaba a Carmen de Patagones, en la tórico y fue ubicada en un céntrico lugar de la ciudad.
La charla con Luis Facio se hace amena, con recuer-
provincia de Buenos Aires, República Argentina, una nue- La carreta llevaba un cartel que rezaba: "SOY LA PI-
dos y anécdotas. Relata que llegó a la comarca en febre-
va familia que iría a establecerse definitivamente en el CHONA DE CÉSAR POZZO ARDIZZI". El vehículo fue
ro de 1972 "y a los pocos días ya estaba trabajando con
lugar e integrarse a la sociedad "maragata". El novel ma- construido muchos años antes, en 1880."
la empresa de Sommaruga en la construcción de una ca- trimonio estaba compuesto por doña María Montalte y
sa de la calle Sarmiento, después hice toda la obra depor don César Pozzo Ardizzi, familia que con el correr del
Un poema en homenaje
hormigón del centro de maquinarias del Idevi, también tiempo se iba a complementar con el advenimiento de El mismo Lazarte es el autor de estos versos (inspira-
estuve en la obra de la usina debajo del puente y en el fri-
seis hijos. dos en el abandono de la chata hasta hace unos pocos
gorífico Fridevi, porque las obras civiles de hormigón ar-
Este matrimonio procedía de la localidad de Aparicio meses).
mado fueron una de mis especialidades durante mu- (también localidad de la provincia de Buenos Aires) y ubi- Está triste "La Pichona" / la han echado en el olvido.
chos años". cada en las inmediaciones de las localidades bonaeren- / Entre hierros retorcidos / entre escombros y entre yu-
De su archivo fotográfico elige varias imágenes, que
ses de Tres arroyos y Coronel Dorrego. yos, / aquella que fue el orgullo / de César y de María /
ilustran trabajos de herrería de gran envergadura, como Ellos traían entre sus pertenencias tres carretas que ha perdido su valía / le han quitado hasta el honor. /
las rejas de la puerta de la cárcel de Batán (Mar del Pla-
iban a utilizar en su trabajo que sería el de transportar la- Aún late su corazón, pues no ha muerto todavía.
ta); alcantarillas en la represa de Futaleufú (Chubut); pór-
nas y cereales entre Carmen de Patagones y la localidad El presente ferroviario / un día le dijo basta / y se fue-
ticos y ventanas para numerosas viviendas de Viedma y de Stroeder, distante de la primera ochenta kilómetros. para "las casas" / en el último tirón. / El futuro del ca-
Patagones; y la reconstrucción de cocinas de hierro "tipo
Debemos recordar que en ese tiempo no existían en es- mión / borró su historia en las huellas / Cambió las
económica". tos lugares otras formas de transporte. sendas de tierra / por descanso y por quietud / y nunca
"Cuando trabajaba como empresario llegué a tener De las tres grandes carretas mencionadas, la más más fue virtud / su destino de carreta.
hasta 60 personas a cargo, y siempre me preocupé por destacada era, por ser la mayor, ésta que don César Poz- "La Cañada" la acunó / en su regazo materno / y die-
pagar puntualmente los jornales. Yo nunca hice grandeszo Ardizzi había denominado "La Pichona". ciséis zainos fueron / curtida guardia de honor / ¡Tanto
diferencias con la plata, pero me divertí mucho", resume Estaba construida de madera prácticamente indes- halago recibió / a lo largo de su sueño / de los pájaros,
sus muchos de años de andanzas laborales por el país. tructible, en especial sus enormes y fuertes ruedas trase- del viento / de los árboles, del Sol / Aquel que siempre
ras, cuyo diámetro, de tres metros, eran especiales para envidió / veintidós rayos eternos!.
La historia de La Pichona vadear riachos y arroyos. "La Pichona" está muy triste / y quiere volver al pue-
La Pichona" era tirada por blo / Para los chicos ser juego / Recuerdo para los gran-
dieciseis caballos zainos a des. / Para todos estandarte / lleno de huella y de Pa-
quienes Don César había dado tria. / "La Pichona" condenada / en un mísero rincón /
un nombre y a quienes indivi- quiere que escuchen su voz / los que nunca escuchan
duallizaba de memoria. nada.
Se dice que Don César ja- Para qué me habrán traído / si me han dejado olvida-
más castigó a látigo a sus ca- da / Fui feliz en "La Cañada" / fui feliz en el camino /
ballos, sino que los animaba di- y fui feliz en el sitio / donde todos me admiraban / Si
bujando círculos en el aire con hoy no sirvo para nada / entre basura y deshechos /
el gran látigo cuyo cabo sola- que me lleven al repecho / o me vistan de mortaja
mente medía ciento cincuenta El presente es de esperanzas para "La Pichona" y la
centímetros. tristeza a la que hace referencia la poesía puede que se
El viaje entre Patagones y disuelva dentro de pocas semanas. ¡Felicitaciones para
Stroeder o viceversa era reali- Alberto Pozzo Ardizzi por haber tomado esta determina-
zado en cinco días, mientras ción y para Luis Facio por la tarea emprendida! La chata
que el clima fuese propicio. En reconstruida de acuerdo con el diseño original estará ex-
caso que hubiese inclemen- puesta al público sobre la avenida Yrigoyen, en el acceso
cias, este viaje se estiraba has- a Patagones.
ta veinte días.
Con el advenimiento del fe-
rrocarril (1921) y las rutas, el
Una chata similar a la de Pozzo Ardizzi (archivo). abaratamiento de los costos del perfiles@rnonline.com.ar
transporte y la disminución el

Intereses relacionados