Está en la página 1de 2

La Venta es una relación la cual está estrechamente relacionada con

la compra, inclusive, se puede decir que es su contra parte ya que esta


consiste en la colocación en el mercado de un determinado producto o
servicio con el objetivo de que sea comprado por un consumidor. La
dependencia de la venta hacia un mercado prospero la convierte en un
proceso en constante movimiento y expansión, ya que la presencia de un
producto en el campo de interés marca el impacto de este en el consumidor.

La venta es un proceso de complejidad social, ya que las estrategias van


dirigidas directamente a un cumulo de personas configuradas como clientes,
por lo que la empresa que produce el bien o el servicio debe concentrarse no
solo en vender el producto, si no también de hacer un correcto uso de
la publicidad a fin de agradarle al consumidor y más aun, mantenerlo fiel al
producto que se desea vender. Eso da mejores resultados a la hora de
vender, ya que la producción se hace más elevada ya que se tienen
los clientes fidelizados a la marca. El establecimiento de un producto en un
mercado versátil se fundamenta en un principio básico de innovación, este se
contrae con la idea precisa de ser la marca más fresca e innovadora del
mercado con tal de agradar a la mayor cantidad de estratos posibles. Todos
estos procesos en los que se vincula la compra y la venta son manejados por
el marketing, mercado o mercadotecnia, cualquiera es la misma.

La venta puede ser de diferentes maneras, estas, de acuerdo de la capacidad


que tenga el vendedor de recibir su ganancia y de posibilidad del cliente
de pagar, la mas común es la que se realiza de inmediato, un consumidor
compra un producto y este lo cancela de inmediato, finiquitando la relación
en el momento, la otra, un poco más compleja y que amerita que la relación
sea más estrecha y larga es la venta que se realiza por cuotas, el cliente
decide pagar el producto que desea en cómodas cuotas y a su vez el
vendedor recibe dinero extra aunque de una manera escalonada. Este tipo
de ventas se le llaman créditos, son una alternativa práctica a la hora de
adquirir productos en tiempos de crisis.

Una marca publicitaria es el modo con el que un producto es identificado en


el comercio a fin de que el consumidor lo identifique. Las marcas varían
de acuerdo al producto y dan la impresión de que están diseñadas con el
objetivo de llamar la atención del cliente. Una marca tiene varios objetivos,
todos destinados a la atracción y nacionalización de los clientes con una
determinada marca, el primero de ellos es identificar al producto, en muchos
casos, este no lleva el nombre de la compañía, por lo que el producto puede
tener varias marcas impresas, aunque siempre predomine la de mayor
significado que es el nombre del producto, por ejemplo Fanta es una marca
registrada por Coca Cola por lo que el producto debe indicar que el refresco
pertenece como filial a la más grande.