Está en la página 1de 25

SISTEMA DE PUESTA A TIERRA

I. DEFINICIÓN DE UN POZO A TIERRA.


Se entiende como pozo a tierra a la conexión de un conductor eléctrico (electrodo) enterrado en
el suelo con la finalidad de dispersar corrientes eléctricas y captar el potencial de referencia cero.
Las cargas eléctricas pueden tener origen natural o atmosféricos como en el caso de los rayos o
artificiales como los originados por las instalaciones eléctricas defectuosas, sobrecargas,
cortocircuitos, fallas de aislamiento y las descargas estáticas.
II. Objetivo de la instalación de un pozo a tierra
En la instalación de un pozo a tierra la conexión entre el electrodo desnudo en contacto directo
con el suelo, permiten la conducción y dispersión de las corrientes eléctricas, para brindar
seguridad eléctrica y asegurar el correcto funcionamiento de los aparatos conectados al circuito
eléctrico. Con la instalación se tienen dos objetivos importantes:
a. Evacuar y dispersar las corrientes eléctricas con mínima resistencia.
b. Proveer a las masas eléctricas el potencial de referencia cero, debido a que la tierra se
comporta como un conductor infinito de carga, que hace que su potencial eléctrico sea
cero. (V=0).
c. Eliminar o disminuir el riesgo que supone una avería en los materiales eléctricos
utilizados.
d. Proporcionar un medio eficaz de descargar los alimentadores o equipos antes de
proceder en ellos a trabajos de mantenimiento
Una eficiente conexión a tierra tiene mucha importancia por ser responsable de la preservación
de la vida humana, maquinarias, aparatos y líneas de gran valor. Muy importante es insistir y
exigir a una instalación a, tierra, eficaz y adecuada a su servicio para seguridad buen trabajo y
preservación.
El sistema de protección está basado, principalmente, en no permitir la existencia de tensiones
entre diferentes masas metálicas o entre éstas y el suelo, superiores a 24 V en viviendas y
locales húmedos, o 50 V en locales secos. Estos valores son los máximos que puede soportar el
cuerpo humano sin peligro de lesiones graves.
III. CONCEPTOS BASICOS.
Tierra de Protección. Los sistemas eléctricos se conectan a tierra con el fin de limitar la tensión
que pudiera aparecer en ellos, por estar expuestos a descargas atmosféricas, por interconexión
en casos de fallas con sistemas de conexiones superiores, o bien, para limitar el potencial
máximo con respecta a tierra, producto por la tensión nominal del sistema. Este tipo de conexión
se denominará Tierra de Servicio.
Tierra de Servicio. Los equipos eléctricos se conectan a tierra pata evitar que la carcasa o
cubierta metálica de ellos represente un potencial respecto de tierra que pueda significar un
peligro para el operario u usuario del equipo. Este tipo de conexión a tierra se denominará Tierra
de Protección.
Tierra de Referencia. Se entiende por tierra de referencia a la tierra que se le asigna potencial.
Electrodo de Tierra. Se entiende por electrodo de tierra a un conductor (cable, barra, tubo,
placa, etc.) enterrado en contacto directo con la tierra o sumergido en agua que este en contacto
con la tierra.
Mallas de Tierra. Es un conjunto de electrodos unidos eléctricamente entre sí.
Conexión a Tierra. Es la conexión eléctrica entre una malla o electrodo en tierra y una parte
exterior. Las partes de conexiones a tierra no aisladas y enterradas, se consideran como parte
de la malla de electrodo.
Poner a Tierra. Cuando un equipo o instalación está conectado eléctricamente a una malla o
electrodo a tierra.
Resistividad de un Terreno. Es la relación entre la tensión de la malla con respecto a tierra de
referencia y la corriente que pasa a tierra a través de la malla.
Gradiente Superficial. Es la diferencia de potencial que existe entre dos puntos de la superficie
del terreno o del agua, distante entre sí en 1 m.
IV. TIPOS DE SISTEMA DE PUESTA A TIERRA
De acuerdo a su aplicación los tipos de sistema de puesta a tierra son:
 Puesta a tierra para sistemas eléctricos.
 Puesta a tierra de los equipos eléctricos
 Puesta a tierra en señales electrónicas.
 Puesta a tierra de protección electrónica
 Puesta a tierra de protección atmosférica.
Puesta a tierra para sistemas eléctricos
El propósito de aterrar los sistemas eléctricos es limitar cualquier voltaje elevado que pueda
resultar de rayos, fenómenos de voltajes más altos esto se realiza mediante un conductor
apropiado a la corriente de falla a tierra total del sistema, como parte del sistema eléctrico
conectado al planeta tierra.
Puesta a tierra de los equipos eléctricos.
Su propósito es eliminar los potenciales de toque que pudieran poner en peligro la vida y las
propiedades, de forma que operen las protecciones por sobre corriente de los equipos.
Puesta a tierra en señales electrónicas.
Para evitar contaminación con señales en frecuencias diferentes a la deseada. Se logra
mediante blindajes de todo tipo conectados a una referencia cero o a tierra.
Puesta a tierra de protección electrónica.
Para evitar la destrucción de los elementos semiconductores por sobre voltajes, se colocan
dispositivos de protección de forma de limitar los picos de sobre tensión conectados entre los
conductores activos y tierra.
La puesta a tierra de los equipos electrónicos y de control, consta de una serie de electrodos
instalados remotamente al edificio. En el interior se instala una barra de cobre electrolítico de
dimensiones adecuadas montada a 2.60 metros sobre el nivel de piso terminado con una
leyenda indicativa, que es de uso exclusivo para el sistema de electrónica.
La resistencia a tierra máxima en este sistema debe ser de unos 2 ohms, cuando no se alcanza
la resistencia deseada, se instala algún elemento químico para reducir la resistencia del terreno y
alcanzar asi, la resistencia a tierra requerida.

Puesta a tierra de protección atmosférica


Como su nombre lo indica, se destina para drenar a tierra las corrientes producidas por
descargas atmosféricas (RAYOS) sin mayores daños a personas y propiedades. Se logra con
una malla metálica igualadora de potencias conectada al planeta tierra que cubre los equipos o
edificios a proteger o se conforma con electrodos tipo copperweld y cable tipo pararrayos de
cobre clase 1 27 hilos.
La distancia del edificio con respecto al sitio donde se entierre el electrodo, no debe ser inferior a
2.50 m y debe quedar totalmete aislado de los sistemas de tierras para fuerza y para electrónica.
La resistencia a tierra en cualquier punto del sistema, no debe ser mayor a 10 ohms, para lo cual
en caso necesario, se implementaran arreglos de electrodos en delta y/o un agregado de
elementos químicos para reducir la resistividad del terreno, recomendados por el CEN en el
artículo 250-83.
Puesta a tierra de protección electrostática.
Sirve para neutralizar las cargas electroestáticas producidas en los materiales dieléctricos, se
logra uniendo todas las partes metálicas y dieléctricas, utilizando el planeta tierra como
referencia de voltaje cero.
Puesta a tierra para sistemas eléctricos.
Los sistemas eléctricos se conectan a tierra con el fin de limitar la tensión que pudiera aparecer
en ellos, por estar expuestos a descargas atmosféricas, por interconexión en casos de fallas con
sistemas de conexiones superiores, o bien, para limitar el potencial máximo con respecta a tierra,
producto por la tensión nominal del sistema. Este tipo de conexión se denominará Tierra de
Servicio.
Se conectarán a tierra los elementos de la instalación necesarios como ser:
 Los neutros de los transformadores, que lo precisan en instalaciones o redes con neutro
a tierra de forma directa o a través de resistencias o bobinas.
 El neutro de los alternadores y otros aparatos o equipos que lo precisen.
 Los circuitos de baja tensión de transformadores de medida.
 Los limitadores, descargadores, auto válvulas, pararrayos, para eliminación de
sobretensiones o descargas atmosféricas.
 Los elementos de derivación a tierra de los seccionadores de puesta a tierra.
Puesta a tierra de protección
Los equipos eléctricos se conectan a tierra pata evitar que la carcasa o cubierta metálica de
ellos represente un potencial respecto de tierra que pueda significar un peligro para el operario u
usuario del equipo. Este tipo de conexión a tierra se denominará Tierra de Protección.
La posibilidad de que ciertas partes de una instalación, que normalmente están sin tensión,
puede quedar con una tensión con respecto a la tierra por fallas de aislamiento, se debe evitar
conectando todas las partes metálicas con las que pueda una persona entrar en contacto y que
no debe estar normalmente con tensión.
Según la presente norma, se entiende por tierra de protección la puesta a tierra de toda pieza
conductora que no forma parte del circuito, pero que en condiciones de falla puede quedar
energizada.
Se pondrán a tierra las partes metálicas de una instalación que no estén en tensión normalmente
pero que puedan estarlo a consecuencia de averías, accidentes, descargas atmosféricas o
sobretensiones.
Salvo se indique lo contrario, se pondrán a tierra los siguientes elementos:
 Los chasis y bastidores de aparatos de maniobra.
 Los envolventes de los conjuntos de armarios metálicos.
 Las puertas metálicas de los locales.
 Las vallas y cercas metálicas.
 Las columnas, soportes y pórticos.
 Las estructuras y armaduras metálicas de los edificios que contengan instalaciones de
alta tensión.
 Los blindajes metálicos de los cables.
 Las tuberías y conductos metálicos.
 Las carcasas de transformadores, generadores, motores y otras máquinas.
 Hilos de guardia o cables de tierra de las líneas aéreas.

V. CONSTITUCIÓN DEL TERRENO.


Constitución del terreno. La química del terreno, la cantidad y la calidad de las sales minerales
en el contenido pueden influir de modo notable en su resistividad. Los terrenos lluviosos o
arcillosos con acentuadas capas de humos, son aquellos que presentan las resistividades más
bajas y adicionalmente las menores variaciones en el tiempo.
Los terrenos arenosos, pedregosos y rocosos presentan resistividad muy elevada y varían sus
características en el tiempo, según la temperatura y la humedad, en límites muy amplios.
En la tabla 1 siguiente están expuestos los valores de la resistividad de los materiales más
importantes que construyen los terrenos.

Los materiales que tienen los más altos valores de resistividad se pueden considerar como
aislante, y los materiales que tengan los más bajos valores de resistividad como conductores no
presentando problemas de dimensionamiento de los electrodos, mientras que sí originan
problemas de protección personal. Así se desprende de esta tabla que un sistema de tierra que
sería completamente adecuado en terrenos de arcillas, puede ser casi inservible en terrenos
arenosos. También se ha observado que muestras de tierra de la misma clase, pero de
diferentes lugares tienen distinta resistividad, la que puede variar hasta por un factor de 200 a
300%. De esto se concluye que el problema de tierra está estrictamente relacionado con el tipo
particular de tierra en el cual debe efectuarse la conexión a tierra
LA TIERRA Y LA RESISTIVIDAD DEL TERRENO
Como hemos comentado previamente él término “resistividad de tierra” expresado en
centímetros ohm es una variable básica que afecta la resistencia a tierra de un sistema de
electrodos. Pero se encontró que el valor real de la resistividad de la tierra no necesita medirse
para verificar la resistencia de tierra del electrodo. Las mediciones de resistividad de tierra
pueden emplearse convenientemente para prospecto geofísico.
Las mediciones también pueden emplearse para determinar la profundidad de la roca. Las
mediciones de la resistividad de la tierra también son útiles para encontrar la mejor ubicación y
profundidad para electrodos de baja resistencia.
Tales estudios se realizan, cuando se van a construir unidades eléctricas nuevas tales como:
estación generadora, subestación, torre de transmisión y central telefónica. Finalmente, se puede
utilizar la resistividad de la tierra para indicar el grado de corrosión que se espera en tuberías
subterráneas de agua, petróleo, gas, etc.
i. Resistividad y resistencia del suelo
Los parámetros de resistividad y resistencia, tienen significados diferentes. La resistividad
eléctrica ñ del suelo describe la dificultad que encuentra la corriente a su paso por él. De igual
manera se puede definir la conductividad ó como la facilidad que encuentra la corriente eléctrica
para atravesarlo. La resistencia eléctrica viene determinada por la resistividad del suelo y su
geometría [5]. Al considerar el suelo como un conductor rectilíneo y homogéneo de sección S y
longitud L, su resistencia eléctrica y resistividad son:

El suelo es una mezcla de rocas, gases, agua y otros materiales orgánicos e inorgánicos. Esta
mezcla hace que la resistividad del suelo aparte de depender de su composición interna,
dependa de otros factores externos como la temperatura, la humedad, el contenido de sales,
etc., que pueden provocar que un mismo suelo presente resistividades diferentes con el tiempo
(Tabla 3.1, 3.2 y 3.3).
Variación de la resistividad con la temperatura

Variación de la resistividad con la humedad.


Variación de la resistividad con la contenido de sales

Otro factor que influye más directamente sobre la resistividad, es el carácter geológico del
terreno. En la Tabla 3.4 se indican los valores para los diferentes tipos de suelos, donde se ve
que la resistividad del terreno puede tener valores muy distintos en función del tipo de terreno de
que se trate (de 106 _-m a 0.1 _-m).
Tabla 3.4: Valores de resistividad para rocas y terrenos comunes
La mayoría de los terrenos, no son homogéneos, están formados por diversos estratos
normalmente horizontales, y paralelos a la superficie del suelo. Debido a la estratificación del
terreno, se obtiene una resistividad aparente ña, donde la dispersión de la corriente, en cada
capa, se da de acuerdo a su resistividad.
¿TIENEN EFECTOS LA HUMEDAD Y TEMPERATURA SOBRE LA RESISTIVIDAD DEL
TERRENO?
Indudablemente que sí, la resistividad del terreno está muy influenciada primordialmente por la
humedad y en menor medida no menos importante por su temperatura, son tan significativos
estos efectos, que la resistencia del terreno disminuye con el aumento de la humedad y con el
incremento de la temperatura.
El conocimiento de la acción de la humedad y temperatura sobre la resistencia del electrodo para
puesta a tierra resulta indispensable para que una instalación de tierra conserve en el tiempo sus
características.

EFECTOS DE LA HUMEDAD Y SALES DISUELTAS SOBRE LA RESISTIVIDAD DEL


TERRENO
Para los efectos prácticos el resultado de la resistencia por la acción de la humedad y la
temperatura nos obliga a mantener presente oportunos coeficientes para la determinación de
la resistencia que debemos asignar a los electrodos con el fin de un buen funcionamiento en las
instalaciones a tierra. Se podría omitir el factor de temperatura, para no efectuar tanto la
influencia de la humedad en el terreno.
Otra causa de imprecisión en el conocimiento de la resistencia del terreno es la variación de
valores de esta magnitud, cuando se pasa de capas superficiales o capas profundas, sobre todo,
cuando se usa el electrodo cilíndrico de distinta naturaleza y resistividad.
Las variaciones de resistividad con la profundidad puede ser modificada debido a los estados de
humedad del terreno, cuando por ejemplo, después de un larga periodo de sequía, un temporal
humedece la capa superficial del terreno, dejando seca la capa inferior, la mayor parte de la
corriente que eventualmente se distribuye hacia los dispersores, eligiendo un camino de menos
resistencia, influirá únicamente la capa superficial, creando alrededor de los dispersores
peligrosas gradientes superficiales.
En el terreno, la conducción de corriente es principalmente electrolítica. Por tanto, la cantidad de
humedad y el contenido de sales del terreno afectan radicalmente su resistividad. La cantidad de
agua en el terreno varía, por supuesto, con el clima, época del año, la naturaleza del subsuelo y
la profundidad del manto freático permanente.
En la Tabla 2 Efecto de la humedad en la resistividad del Terreno, se exhiben los efectos típicos
del agua sobre el terreno, en ella se puede observar que al estar secos en ambos tipos de
terreno las resistividades son alrededor de 1000 Mega ohm-cm, siendo buenos aislantes. Con un
contenido de humedad del 30%, sin embargo, se aprecia un decrecimiento drástico en la
resistividad del terreno que se puede determinar por un factor de alrededor de 100,000 veces del
valor original.
Tenga presente que el agua pura tiene una resistividad infinitamente alta. Las sales presentes en
forma natural en el terreno o disueltas en agua, bajan la resistividad del terreno.
Si analizamos en forma análoga a la humedad, los efectos que causan las sales en el terreno,
podemos percibir que basta con una pequeña cantidad de una sal para reducir la resistividad del
terreno de manera significativa, observen la tabla 3 Efecto del la sal en la resistividad del terreno.
En ella para un 0% de sal la resistividad es de unos 10,7 Kilo ohm-cm, se aprecia un
decrecimiento drástico en la resistividad del terreno que se puede determinar por un factor de
alrededor de 1000 veces del valor original cuando el terreno tiene un porcentaje del 20%. Este
efecto puede ser útil para proporcionar un buen electrodo de baja resistencia, en lugar de un
sistema de electrodos elaborado y caro.

EFECTOS DE LA TEMPERATURA SOBRE LA RESISTIVIDAD DEL TERRENO.


No se ha recopilado mucha información sobre los efectos de la temperatura. Dos hechos
conducen a la conclusión lógica de que un incremento en la temperatura disminuirá la
resistividad:
 El agua presente en el terreno principalmente determina la resistividad
 Un incremento en la temperatura disminuye notoriamente la resistividad del agua.
Los resultados que se muestran en la Tabla 4 Efecto de la Temperatura en la Resistividad del
Terreno confirman estos hechos. Observe que cuando se congela el agua en el terreno, la
resistividad salta en forma apreciable; el hielo tiene una resistividad alta.
Note también que la resistividad continúa aumentando conforme baja la temperatura por debajo
del punto de congelación. Se podría tener un valor realmente alto en los polos terrestres. En la
tabla 4, note que una caída de temperatura de 54 grados (de 68°F a 14°F) ocasiona un aumento
de 50 veces en resistividad.
EFECTOS DEL TIPO DE SUELO SOBRE LA RESISTIVIDAD DEL TERRENO.
Ya se trate de un suelo mayormente arcilloso o muy arenoso, la resistividad de la tierra puede
cambiar mucho.
No es fácil definir exactamente a un suelo dado; la arcilla puede cubrir a una amplia variedad de
suelos de tal manera que no podemos decir que cualquier suelo dado tiene una resistividad de
tantos ohms–cm acompañando las Tablas 5 y 6 desde dos libros de referencia diferentes se
muestra el amplio rango en valores.
Nótese también la variedad de valores para los mismos tipos generales de suelos.
EFECTOS DE LAS VARIACIONES ESTACIONALES SOBRE LA RESISTIVIDAD DEL
TERRENO.
Hemos visto los efectos de la temperatura, la humedad y el contenido de sales en la resistividad
del terreno.
Es lógico, por tanto, que la resistividad del terreno variará considerablemente en las diferentes
épocas del año. Esto es particularmente cierto en aquellos lugares donde hay variaciones
extremas de temperatura, lluvia, temporadas secas y otras variaciones estaciónales.
La resistencia del terreno varía directamente con su resistividad y es útil para conocer qué
factores afecten la resistividad.
VI. METODOS DE PRUEBA BASICOS PARA MEDICION DE LA RESISTENCIA A
TIERRA
La mayoría de los instrumentos existentes para la medición de la resistencia a tierra, se basan
en el método de la caída de potencial.
MÉTODO DE CAÍDA DE POTENCIA
Este método también denominado de tres puntos, se realiza con tres terminales y se describe
previamente con referencia a la Figura 4. Prueba de resistencia de la tierra por el método de
Caída de Potencial o de Tres Terminales.
Este método se realiza con tres puntas de prueba o electrodos separados, las cuales se
conectan a los tres terminales del instrumento para medición de la resistencia a tierra como se
muestra en la figura 4. Es importante aclarar que en la figura se aprecia que la tercera punta de
prueba es un electrodo fijo y no removible, esto es indicativo de que este método al igual que el
anterior no solo es para mediciones iniciales sino también puede ser usado para corroborar
mediciones anteriores o el estado de una puesta a tierra existente.

Empleando un probador de cuatro terminales, los terminales P1 y C1 en el instrumento son


puenteados y conectados al electrodo de tierra bajo prueba o al tercer electrodo de referencia. Si
se dispone de un instrumento de tres terminales, solo conecte el terminal X al electrodo a tierra.
Posteriormente, se colocan las otras dos puntas de prueba auxiliares en los terminales C2 y P2 y
varillas de prueba enterradas a distancias predeterminadas del electrodo bajo prueba. La figura 4
muestra el arreglo de las varillas de prueba y el electrodo.
Al accionar el instrumento, se genera una corriente que se inyecta por los terminales C1/P1
retornando por el electrodo auxiliar de corriente (C2). Al pasar la corriente por la tierra, una caída
de voltaje se generará entre los terminales C1/P1 y el electrodo auxiliar de potencial conectado
en P2. El instrumento calcula la resistencia a través de la ley de ohm.
Este método demanda que por lo menos exista un espaciamiento entre C1/P1 y C2 de unos 15
m y que se grafiquen los valores de resistencia obtenidos contra la distancia existente entre el
electrodo a prueba y la varilla conectada a P2. En la práctica esta distancia entre C1/P1 y C2
debe ser lo más grande que es posible.
Sin embargo, este método tiene la limitante de que depende en gran medida de enterrar los
electrodos en una zona alejada de objetos conductores. Si la curva en la gráfica, no presenta un
tramo paralelo, quiere decir que la distancia escogida no es suficiente
MÉTODO DE DOS PUNTOS.
Cuando se emplea un instrumento de cuatro terminales, se puentean los terminales P1 y C1
conectándose al electrodo a tierra bajo prueba y los terminales P2 y C2 se puentean
conectándose a un sistema de tubos de agua completamente metálico, tal como se aprecia en la
figura 5 Prueba de Resistencia de Tierra Método Directo o Dos Terminales.

Si el sistema de agua es extenso, es decir, se extiende a un área muy grande, su resistencia


debe ser una fracción de un ohm. Después puede tomar la lectura del instrumento como la
resistencia del electrodo bajo prueba. Este método es la forma más simple de hacer una prueba
de resistencia a tierra. Con este método, la resistencia de dos electrodos en serie se mide la
varilla enterrada y el sistema de agua. Pero existen tres limitaciones importantes:
1. El sistema de tubos de agua debe ser lo suficientemente grande para tener una
resistencia despreciable.
2. El sistema de tubo de agua debe ser metálico en su totalidad, sin ningún acoplamiento o
flanges de aislamiento.
3. El electrodo de tierra bajo prueba debe estar lo suficientemente lejos del sistema de
tubos de agua para quedar fuera de su esfera de influencia.
En algunos lugares, su electrodo a tierra puede estar tan cerca del sistema de tubos de agua que
no se puedan separar a los dos y dar la distancia requerida para medición por medio del método
de dos terminales. Bajo estas circunstancias, si se cumplen las condiciones 1 y 2, se puede
conectar al sistema de tubos de agua y obtener un electrodo a tierra adecuado. Sin embargo
como precaución contra cualquier posible cambio futuro en la resistencia del sistema de tubos de
agua también se debe instalar un electrodo de tierra.
MÉTODO DE CUATRO TERMINALES
Este método se realiza con cuatro puntas de prueba o electrodos separados, las cuales se
conectan a los cuatro terminales del instrumento para medición de la resistencia a tierra como se
muestra en la figura 6. De aquí que el nombre de esta prueba sea llamado: “Método de Cuatro
Terminales”. Es importante aclarar que en la figura se aprecia que la cuarta punta de prueba es
un electrodo fijo y no removible, esto es indicativo de que este método no solo es para
mediciones iniciales sino también puede ser usado para corroborar mediciones anteriores o el
estado de una puesta a tierra existente.
El Dr. Frank Wenner de la Oficina de la normalización de USA. Desarrollo la teoría basada en
esta prueba en 1915, el demostró que si la profundidad del electrodo (B) se mantiene pequeña
comparado con la distancia entre electrodos (A), se aplica la siguiente formula:
VII. TENSION DE PASO
Según las normativas de la IEEE 81, “la Tensión de Paso es la diferencia de potencial entre dos
puntos de la superficie del terreno, separados por una distancia de un metro, en la dirección del
gradiente de potencial máximo”.
VIII. TENSIÓN DE CONTACTO.
La normativa IEEE 81: define la tensión de contacto o de toque como sigue; “La tensión de
contacto es la diferencia de potencial entre una estructura metálica puesta a tierra y un punto de
la superficie del terreno a una distancia igual a la distancia horizontal máxima que pueda
alcanzar una persona, o sea , aproximadamente, 1 metro”.

IX. CONDUCTORES DE CONEXIÓN Y CONDUCTORES DE PROTECCION


En las reglamentaciones, se han planteado diversas definiciones para describir los diferentes
tipos de conductores de tierra usados. La aplicación práctica de estos conductores en
instalaciones eléctricas se discutirá nuevamente en el capítulo 8. Los tipos son:
Conductor de protección de circuito
Este es un conductor separado instalado con cada circuito y está presente para asegurar que
parte o toda la corriente de falla regrese a la fuente a través de él. Puede ser un conductor
individual, la cubierta metálica exterior de un cable o la estructura de un ducto metálico
Conductores de conexión
Estos conductores aseguran que las partes conductivas expuestas (tales como carcasas
metálicas) permanezcan aproximadamente al mismo potencial durante condiciones de falla
eléctrica. Las dos formas de conductores de conexión son:
Conductores de conexión equipotencial principales, que conectan entre sí y a tierra, partes
conductivas expuestas que normalmente no llevan corriente, pero podrían hacerlo bajo una
Condición de falla. Estas conexiones normalmente unen al sistema de puesta a tierra tuberías
metálicas de gas y agua expuestas que ingresan a la instalación, estructura metálica del edificio
y servicios principales. En el interior de instalaciones, estas conexiones deben ser de un cierto
tamaño mínimo (al menos 6 mm2) y generalmente no necesitan ser mayor que 25 mm2 en
cobre.
Conductores de conexión suplementarios, son para asegurar que el equipo eléctrico y otros
items de material conductivo en zonas específicas estén conectados entre sí y permanecen
sustancialmente al mismo potencial. Se usan en adición a los conductores de conexión
equipotencial principales y conductor de protección de circuito.
X. ELECTRODOS DE TIERRA
El electrodo de tierra es el componente del sistema de puesta a tierra que está en contacto
directo con el terreno y así proporciona un medio para botar o recoger cualquier tipo de
corrientes de fuga a tierra. En sistemas puestos a tierra se requerirá normalmente llevar una
corriente de falla bastante grande por un corto período de tiempo y, en consecuencia, se
necesitará tener una sección suficientemente grande como para ser capaz de llevar esta
corriente en forma segura. Los electrodos deben tener propiedades mecánicas y eléctricas
adecuadas para continuar respondiendo las solicitaciones durante un periodo de tiempo
relativamente largo, en el cual es difícil efectuar ensayos reales o inspección. El material debe
tener buena conductividad eléctrica y no corroerse dentro de un amplio rango de condiciones de
suelo. Los materiales usados incluyen cobre, acero galvanizado, acero inoxidable y fierro
fundido. El cobre generalmente es el material preferido por las razones que se describirán
posteriormente. El aluminio se usa algunas veces para conexiones fuera del terreno, pero la
mayoría de los estándares prohiben su uso como electrodo de tierra debido al riesgo de
corrosión acelerada. El producto corrosivo -una capa de óxido- deja de ser conductivo y reduce
la efectividad de la puesta a tierra.
El electrodo puede tomar diversas formas: barras verticales, placas y conductores horizontales.
Las formas más comunes se describen a continuación.
X.1. Barras
Esta es la forma más común de electrodos, porque su costo de instalación es relativamente
barato y pueden usarse para alcanzar en profundidad, suelo de baja resistividad, sólo con
excavación limitada y relleno. Están disponibles en diversos tamaños, longitudes, diámetros y
materiales. La barra es de cobre puro o de acero recubierto de cobre. El tipo recubierto se usa
cuando la barra se entierra por medios mecánicos (impacto) ya que el acero usado tiene alta
resistencia mecánica. La capa de cobre debe ser de alta pureza y aplicada electroliticamente.
Esto último asegura que el cobre no se deslice al enterrar la barra. En condiciones de suelo más
agresivo, por ejemplo cuando hay alto contenido de sal, se usan barras de cobre sólido. Barras
de acero inoxidable son más anódicas que el cobre y se usan ante riesgo de corrosión galvánica.
Sin embargo, debe considerarse el hecho que el acero inoxidable tiene baja capacidad de
transporte de corriente en comparación con el cobre. En cada extremo de la barra hay sectores
tratados que permiten disponer de un extremo aguzado, un extremo con una cabeza endurecida
o con hilo para atornillar barras adicionales. Es importante en el caso de barras recubiertas, que
la capa de cobre se mantenga intacta en la sección fileteada (con hilo). Algunos fabricantes
también tienen una barra taladradora de cabeza de cruz, que es particularmente útil si los
acoplamientos de barra tienen un diámetro mayor que la barra. Se asegura que este tipo de
cabeza permite enterrar hasta mayor profundidad. Las barras están disponibles en diámetros de
15 mm a 20 mm (cobre sólido) y 9,5 a 20 mm (acero recubierto de cobre). Las barras
individuales tienen longitudes de 1, 2 a 3 metros. También se dispone de secciones apantalladas
de barra para uso, por ejemplo, cuando hay una capa de suelo altamente corrosivo, a través de
la cual debe atravesar una barra profunda. La pantalla debe ser por ejemplo de PVC para
prevenir contacto entre la barra y el suelo corrosivo. Por supuesto esta sección no contribuye a
reducir el valor de impedancia, puesto que no está en contacto con el suelo.
X.2. PLACAS
Se usa varios tipos de placas para propósitos de puesta a tierra, pero el único tipo que se
considera generalmente como electrodo debe ser sólido y de tamaño sustancial. Las placas tipo
enrejado, como se ilustra en la Figura 4-1, se usan para graduar potenciales y no se espera que
permitan el paso de niveles de corriente de falla significativos. Se hacen normalmente de una
malla de cobre o de acero.

Los electrodos de placa son de cobre o de fierro fundido. Las planchas de fierro fundido tienen
un mínimo de 12mm de espesor y son cuadradas de 915 ó 1220 mm por lado. Las planchas de
cobre son típicamente cuadradas de 600 mm ó 900 mm de lado y entre 1,6 mm y 3 mm de
espesor.
Cuando se usan varias planchas, deben instalarse a cierta distancia para prevenir una
interacción. Esta distancia es mínimo de 2 m extendiéndose hasta 9 m.
X.III. ELECTRODOS HORIZONTALES
Están hechos de cintas de cobre de alta conductividad o conductores retorcidos (cables). La
cinta es el material más conveniente pues para una sección dada de material presenta una
mayor superficie y se considera que tiene un comportamiento mejor a alta frecuencia, debido a la
capacitancia levemente mayor a tierra. Puede ser más difícil de conectar (por ejemplo a barras
verticales), de modo que puede significar un costo de instalación levemente mayor. Para reducir
costos globales, la cinta se puede usar para los electrodos que llevarán la mayor corriente (por
ejemplo electrodos del perímetro y conexiones principales a los equipos) mientras que el
conductor retorcido puede usarse en otra parte (ver Capitulo 7). La cinta que se instala bajo tierra
es totalmente recocida de modo que puede ser plegada fácilmente. Para conexiones exteriores
al terreno están disponibles cinta cubierta de PVC, conductores sólidos o retorcidos. También se
dispone de cinta de cobre cubierta de plomo o estaño para aplicaciones especiales.
11. DISEÑO Y CONSTRUCCION DE POZOS A TIERRA.
I. SELECCIÓN E INSTALACIÓN DEL ELECTRODO
El electrodo es el componente del sistema de puesta a tierra que está en contacto directo con el
suelo y proporciona el medio para botar o recoger cualquier tipo de fuga de corriente a tierra. El
electrodo debe tener buena conductividad eléctrica y no corroerse dentro del suelo; el más usado
es el cobre electrolítico de pureza 99.9%. El electrodo puede tomar diversas formas: barras
verticales, conductores horizontales, placas, etc.
II. Electrodo vertical en pozo
Son las que más se aplican por el mínimo espacio que necesitan, se usa un electrodo simple tipo
varilla de cobre (jabalina), siendo las medidas estándar, para su longitud L: 2.0, 2.5 y 3.0m , con
un diámetro d: 0.025m y 0.013m (Fig 2.3), siendo su resistencia:

III. Electrodo horizontal en zanja


Se aplican poco, se emplea un electrodo simple de cobre tipo platina o un conductor desnudo
(Fig. 2.4), su resistencia es:
IV. Construcción de un pozo a tierra
Ejemplo de la construcción de un pozo a tierra con cemento conductivo. Un pozo a tierra con
cemento conductivo se puede construir de modo horizontal o de modo vertical.
i. Pozo vertical
Realizar una excavación de un pozo de 80 cm. de diámetro por una profundidad de 2.60 metros.
Si se va a emplear un tubo plástico de 4” para realizar el relleno del contorno de la varilla de
cobre se necesitará una bolsa de 25 Kgs. de cemento conductivo.
Si se va a emplear un tubo plástico de 6” se necesitará 2 bolsas de cemento conductivo de 25
Kg. cada una.
Y por último si se usa un tubo PVC de 9” de diámetro, la necesidad de cemento conductivo
crecerá a 3 bolsas de 25 Kg.
Luego se corta un tramo de aproximadamente 30 cm tubo PVC de la dimensión que se elija (4”,
6”, 9”)
Pasar por la varilla presentada al centro del pozo y deberá quedar a unos 20 cm. bajo el nivel del
piso.
Rellenar la tubería y luego rellenar los contornos externos al tubo, es decir del pozo con tierra de
cultivo tamizada y mezclada con sal y bentonita.
Subir el tubo un tramo de 25 cm. y repetir el procedimiento de llenado del tubo PVC con cemento
conductivo, una vez lleno el segundo tramo vuelve a rellenar y compactar tierra a su alrededor en
toda la amplitud de la excavación del pozo, repetir los pasos hasta llegar a dejar solo 20 cm. De
varilla descubierta que servirá para colocar los conectores y los cables de la línea a tierra.
ii. Pozo Horizontal
Realizar un excavación tipo zanja de 50 cm.
de ancho por una profundidad de 60
cm. y una longitud de 2.40 cm.
En este caso se deberá doblar la varilla en L
(es decir 90 grados) a una distancia de 40 cm. de la parte superior.
Para un mejor entendimiento, la parte superior de la varilla es la que no acaba en punta. En este
caso solo se necesitará compactar unos 10cm de tierra combinada con Sal y Bentonita.
Sobre ese terreno se puede colocar un par de listones de 2.30 m de largo y unos 4 cm. de alto,
luego echar una capa de cemento conductivo de unos 2 cm. de espesor y asentar sobre esa
mezcla la varilla de cobre, dejando la parte doblada para que sobresalga por la caja de registro.
Volver a vaciar unos 2 cm más de cemento conductivo sobre la varilla y la mezcla anterior
haciendo una especie de sándwich con la varilla.
Para la parte doblada en L y que sobresale por la caja de registro, emplear un corte de 20 cm de
tubería PVC de 6” y colocarla teniendo cuidado que la varilla quede en el centro exacto, vaciar
allí más cemento conductivo y antes que endurezca retirar el molde plástico. Esperar unos
minutos que seque y tome fuerza y rellenar toda la zanja con la mezcla tamizada de tierra de
cultivo, sal y bentonita bien mezclados creando una mezcla uniforme.

V. NORMAS Y MARCO LEGAL


V.I Disposiciones reglamentarias en el Peru
La autoridad administrativa sectorial en el área eléctrica tiene a su cargo el Código Nacional de
Electricidad como instrumento de Normativa Técnica, cuya aplicación de pautas y
recomendaciones se considera para el otorgamiento de Licencias de Construcción por parte de
las Municipalidades, con la participación de organismos especializados como el Colegio de
Ingenieros del Perú (CIP).

a. El Código Nacional de Electricidad


Compendio de Normas, Recomendaciones y Procedimientos que permiten, entre otros,
cautelar la seguridad de las personas contra el peligro del uso de la electricidad; la
versión a Mayo de 1,978 consta de cinco tomos, orientados a subsistemas, en ellos se
privilegia la conexión a tierra; empezando por el Tomo I, Capítulo 3, Título 3.5.1, Inciso c)
que considera requisito mínimo de seguridad contra accidentes eléctricos, la conexión a
una toma de tierra de todas las masas de una misma instalación.

b. Licencias de Construcción

Mediante el Decreto Supremo N° 25-94, emitido el 07.12.94, se encarga a las


Municipalidades el otorgamiento de Licencias de Construcción, el control de las mismas
y la Conformidad de Obra de toda Edificación dentro de la jurisdicción Municipal;
proponiendo asimismo los organismos que intervienen en la aprobación y los
documentos técnicos a ser examinados, entre los cuales se cuentan los planos de
Instalaciones Eléctricas según prescripciones del Código Nacional de Electricidad.
c) Las Normas Técnicas Peruanas
El INDECOPI, en su calidad de Organismo Peruano de Normalización, instaló el 08 de julio de
1998 el Comité Técnico Especializado de Seguridad Eléctrica - Sistema de Conexión a tierra,
encargado de la elaboración de las Normas Técnicas Peruanas
Las normas fueron aprobadas en el Diario Oficial El Peruano el 11 y 13 de diciembre de 1999
según Resolución de la Comisión de Reglamentos Técnicos y Comerciales N° 0062 y 0064-
1999/INDECOPI-CRT.
NTP 370.052:1999 SEGURIDAD ELECTRICA. Materiales que constituyen el pozo de puesta a
tierra, 1ª Edición el 13 de diciembre de 1999.
NTP 370.053:1999 SEGURIDAD ELECTRICA. Elección de los materiales eléctricos en las
instalaciones interiores para puesta a tierra. Conductores de protección de cobre, 1ª Edición el
13 de diciembre de 1999.
NTP 370.054:1999 SEGURIDAD ELECTRICA. Enchufes y tomacorrientes con protección a tierra
para uso doméstico y uso general similar, 1ª Edición el 11 de diciembre de 1999.
NTP 370.055:1999 SEGURIDAD ELECTRICA. Sistema de puesta a tierra. Glosario de términos,
1ª Edición el 13 de diciembre de 1999.
NTP 370.056:1999 SEGURIDAD ELECTRICA. Electrodos de cobre para puesta a tierra, 1ª
Edición el 13 de diciembre de 1999

V.II. Disposiciones Internacionales.


En el ámbito internacional, es muy conocido y empleado el grupo de estándares del Instituto de
Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE - Institute of Electrical an Electronics Engineers):
a. Sistemas de Puesta a Tierra.
ANSI / IEEE Std. 81: 1983, Guía para la medición de Resistencias de Tierra,
Impedancias de Tierra y Potenciales de Superficie de Tierra en Sistemas de
Aterramiento.
b. Instalaciones domiciliarias, comerciales e industriales.
ANSI C114.1-1973 / IEEE Standard 142-1972 IEEE Práctica Recomendada para
Aterramientos de Sistemas de Potencia Industriales y Comerciales.

c. Subestaciones eléctricas de media y alta tensión


ANSI / IEEE Standard 80-1986 IEEE Guía para Seguridad en Aterramientos de
subestaciones AC

Norma USA que cubre aspectos técnicos y de diseño. Incluye modelamiento de


terreno, distribución de corriente de falla, ejemplos trabajados y consideraciones
especiales, por ejemplo, subestaciones encapsuladas (GIS). Esta Norma se
considera generalmente rigurosa en su aproximación.

d. Directivas CCITT
Involucran, principalmente, interferencias electromagnéticas en cables, generadas
por sistemas de potencia y rieles electrificados.