Está en la página 1de 4

YERBA MATE

La YERBA MATE contiene cafeína, así como antioxidantes, potasio, aminoácidos y vitaminas. Entre
los beneficios de la yerba mate en la salud podemos destacar los siguientes:

Ayuda en la salud cardiovascular: Gracias a la buena cantidad de antioxidantes, el mate puede


ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que evita que el colesterol y la grasa se
acumulen en las arterias. Este es un aspecto sumamente importante del consumo de esta tradicional
bebida.

Aumenta el colesterol “bueno”: Relacionado con el beneficio anterior, en un reciente estudio


llevado a cabo por la Universidad de Illinois (Estados Unidos), se demostró que el consumo del mate
aumenta la cantidad de colesterol “bueno”. Este tipo de colesterol, también conocido como HDL,
protege contra los ataques al corazón.

Ayuda a retardar el envejecimiento: Otro de los grandes beneficios de la yerba mate. Se debe a su
gran cantidad de antioxidantes. Gracias a ello, el consumo regular del mate ayuda a prevenir la
oxidación y el desgaste de las células.

Brinda resistencia física: Tomar mate colabora con la aceleración del metabolismo, lo cual se logra
haciendo que el cuerpo consuma de manera más rápida los carbohidratos. El aumento de energía
se debe tanto a la quema de las calorías que se han consumido con los alimentos como las que se
encuentran almacenadas en el organismo en forma de grasa.
APIO.

A diferencia de algunas verduras, el APIO conserva la mayoría de sus nutrientes aún después de
haber sido cocinado al vapor (manteniendo entre el 83% y 99% de sus antioxidantes). Es una fuente
importante de vitamina K – una sola taza contiene el 30% de la ingesta diaria recomendada- así
como de ácido fólico, fibra y potasio. También contiene vitaminas A, C Y B.

Regula el colesterol y la presión sanguínea: La fibra del apio ayuda a eliminar el exceso de colesterol
en el intestino. De acuerdo con investigadores de la Universidad de Chicago, un químico encontrado
en el apio reduce los niveles de colesterol dañino en un 7% y la presión arterial en un 14 %.

Favorece la pérdida de peso: Una taza de apio contiene sólo 16 calorías pero 1.6g de fibra dietética,
la cual ayuda a reducir el apetito. Un estudio reciente publicado en Annals of International Medicine
sugiere que simplemente consumir más fibra ayuda a bajar de peso.

Propiedades antiinflamatorias: La inflamación crónica juega un papel importante en el desarrollo de


enfermedades como lupus, asma y artritis reumatoide. Los antioxidantes del apio ayudan a reducir
la inflamación.

Reduce la acidez estomacal: El apio es un antiguo remedio popular para la acidez estomacal. Un
estudio publicado en Annals of Otology, Rhinology & Laringology recomienda una dieta rica en apio
para pacientes que sufren de reflujo.

Digestión: Una taza de apio aporta el 6% de la ingesta diaria recomendad de fibra, la cual ayuda a
regular los movimientos intestinales y evitar el estreñimiento. Un estudio reciente sugiere que
también podría mejorar el revestimiento del estómago y prevenir las úlceras.

¿Vuelve a los hombres más atractivos? El apio contiene altos niveles de androsterona y androstenol,
que son feromonas masculinas. Aunque existe poca evidencia científica al respecto, algunos
expertos creen que podría aumentar el atractivo de los hombres.
Sandia.

Además de su atractivo color y sabor refrescante, la SANDIA tiene muchos beneficios para la salud.
Ayuda a cuidar el corazón, es ideal en regímenes de adelgazamiento y como diurético, tiene efectos
similares a los del Viagra para la salud sexual y otros secretos. Conoce más de sus bondades.

Sus nutrientes: La sandía, también conocida como patilla, melón de agua o melancia contiene
vitamina C, vitamina A, calcio, fósforo, potasio y magnesio entre otros minerales. Además, es rica
en licopeno y beta caroteno. Es la fruta que más cantidad de agua contiene (93%), por lo que su
valor calórico es muy bajo, apenas 20 calorías por 100 gramos.

1. Frescura anti cáncer: Esta fruta de pulpa roja y una gruesa cáscara verde es rica en licopeno
(pigmento vegetal que le da el color rojo), un carotenoide conocido por su capacidad antioxidante.
Este compuesto desempeña un papel activo en la lucha de varios tipos de cáncer como el de mama,
próstata, útero y pulmón mediante la protección de las células contra el daño de radicales libres.

2. Es buena para el corazón: La sandía es una fuente natural de L-citrulina, un compuesto que influye
de manera importante en la salud cardiovascular y se transforma en L-arginina, un aminoácido que
ayuda a la producción de óxido nítrico, fundamental para el mantenimiento de la elasticidad de las
arterias y los vasos sanguíneos (Universidad de Texas A&M).

3. Reduce la presión arterial: Una dosis diaria de jugo de sandía podría ser suficiente para bajar la
presión arterial, así lo mostró un estudio de la Universidad Estatal de Florida en Tallahassee y
publicado en el American Journal of Hypertension en el 2011. Los investigadores resaltan que la
sandía es una fruta funcional con efectos vasodilatadores que aumenta la síntesis de óxido nítrico,
con la consiguiente disminución de la presión sanguínea.

4. Olvídese del viagra, coma sandía: Una rebanada de sandía podría tener efectos similares a los del
Viagra, fármaco para contrarrestar la disfunción eréctil, inclusive hasta podría aumentar la libido,
así lo mostró una investigación de la Universidad de Texas A&M. Refiere que los fitonutrientes
(licopeno, betacaroteno y L-citrulina) que contiene tienen la virtud de relajar los vasos sanguíneos y
combatir la impotencia.

5. Aliada para bajar de peso: A pesar de su sabor dulce, la sandía tiene baja densidad energética, es
decir, una gran cantidad de agua que permite comer grandes porciones sin consumir muchas
calorías. Un estudio publicado en el Journal of Nutrition encontró que la L-arginina acelera el
metabolismo y favorece la pérdida de grasa.

6. Actúa como diurético: Si padeces problemas en riñones, vías urinarias, próstata, o retienes
líquidos, la sandía es un diurético natural ideal para la eliminación de toxinas y aumentar la secreción
de orina por los riñones. Su alto contenido en fibra favorece además la limpieza de los intestinos y
el correcto funcionamiento del sistema digestivo. Es aconsejable para reforzar el sistema
inmunológico.

7. Contra el síndrome metabólico: Beber jugo de sandía, sobre todo si se muele también la corteza
o cáscara, puede reducir el riesgo de síndrome metabólico al mejorar los niveles de azúcar en la
sangre y la disfunción de la grasas asociadas con la obesidad y la diabetes tipo 2. La gruesa cáscara
de la sandía de color verde veteado es lo que más licopeno contiene (Universidad de Texas A&M).
8. Para el dolor muscular: ¿Hacer ejercicios te deja adolorido? Tomar jugo de sandía podría ser el
remedio natural que necesitas para combatir los malestares, según sugiere un estudio de la
Universidad Politécnica de Cartagena, en Colombia. Los autores de la investigación atribuyen el
mencionado efecto a un aminoácido presente en la fruta, la L-citrulina.

9. Es buena para los ojos: La sandía es una maravillosa fuente de beta caroteno el cual se convierte
en el organismo en vitamina A. Esta vitamina ayuda a producir los pigmentos en la retina del ojo y
protege contra la degeneración macular relacionada con la edad. Una investigación publicada en los
Archives of Ophthalmology detalla que el consumo de tres porciones al día disminuye el riesgo de
padecer esta enfermedad.

10. Amiga de la piel: El secreto de una piel radiante e hidratada podría estar en la sandía, su alto
contenido de licopeno, vitamina A y C la convierten en una fruta que puede hacer maravillas.
Además, gracias a l poder antioxidante del licopeno y dado que la mayor parte del contenido de la
sandía es esencialmente agua y fibra es una excelente protección contra los rayos UV.