Está en la página 1de 3

Diferencia entre Grafoscopía y

Documentoscopía y significado de
dos términos clave.
Perito Calígrafo | Perito Caligrafo, www.peritoscaligrafosjudicial.es | Sin Comentarios

Los peritos calígrafos, empleamos vocablos propios de nuestro “argot” que muchas
personas, profanas a nuestra profesión desconocen.
Dubitado: material que ofrece dudas, tales como firmas, manuscritos, documentos de
identificación, papel moneda, etc. En general, todo material susceptible de ser falsificado.
Indubitado: material reconocido como auténtico y que no ofrece duda. Esta expresión es
utilizada para nombrar el material que sirve como modelo legítimo de referencia en los
diferentes conceptos que se emiten. Pueden ser: muestras caligráficas tomadas a los
sospechosos por la autoridad que realiza la investigación, textos mecanográficos tomados
directamente de la máquina de escribir involucrada y patrones legítimos de billetes, impresos,
etiquetas, documentos, etc. Solicitados por las autoridades a la entidad que las produce o
distribuye.
GRAFOSCOPÍA
Definición
Etimológicamente, grafo (escritura) skopia (ver), observación, examen o indagación. De esta
manera, se puede decir que la grafoscopía es la observación y examen de la escritura bajo el
grado de investigación. Su denominación varía en los diferentes países, por lo que también se
conoce como pericia caligráfica, grafología forense, grafocrítica, etc.
De acuerdo a la bibliografía consultada, la grafoscopía es un examen de la escritura insertada
en un documento. Es una disciplina que pretende determinar técnicamente la correspondencia
entre los gestos tipo ideosincraticos gráficos dubitados con la muestra testigo, en lenguaje
sencillo, si provienen de un mismo puño y letra.
Un documento es un registro gráfico que contiene información para conocimiento general o
particular. Está constituido por una base donde se incluye el texto, la impresión, los sellos, la
firma, la fecha y elementos de seguridad.
Es importante mencionar que toda escritura contiene una serie de constantes gráficas de las
cuales quien escribe no puede prescindir enteramente cuando quiere disfrazar su escritura, y
que el falsificador no puede reproducir completamente cuando quiere imitar un grafismo o
gesto tipo ideosincratico.
Es importante acotar que actualmente existe la grafofisiología, la cual se dedica al estudio de
los fenómenos fisiológicos y aun más recientemente la grafopatología, que consiste en el
estudio de aspectos que tienen relación con algún tipo de enfermedad y que llegan a incidir en
la escritura.
Generalmente, el dictamen pericial sobre la autenticidad o la falsedad de una pieza exige la
aplicación combinada de métodos propios de la Documentología y de la Grafoscopía. Estas
dos disciplinas, a pesar de estar relacionadas, conservan su autonomía y disponen de
métodos propios y procedimientos particulares.
Antecedentes
Los franceses Demelle y Raveneau, Jean Hipólito Mignon y Crépieux-Jamin fueron quienes
aportaron los fundamentos de la grafología. Edmund Locard fue el precursor de la grafoscopía
como disciplina auxiliar de la criminalística y marcó la transición entre el empirismo romántico
y la actividad científica de su época.
Generalmente, la grafoscopía se basa en el análisis comparativo al requerir dos o más
elementos para compararse entre sí, para ello se deben tener en cuenta las características de
la escritura y los elementos gráficos de la escritura cuestionada versus la no cuestionada.
Por lo general, la grafoscopía se centra en un análisis de carácter comparativo al requerir de
dos o más elementos para ser comparados entre sí, teniendo en cuenta las características de
escritura, los factores gráficos o los elementos grafoscópicos que se encuentran tanto en la
escritura cuestionada y la no cuestionada.
DOCUMENTOSCOPÍA
Definición
También conocida como documentología, es el estudio integral del documento moderno desde
el punto de vista de autenticidad o alteración. A esta disciplina le interesa el documento en su
materialidad, instrumento con el que se escribió, tinta, etc., y también en todo lo que pueda
servir como base para la verificación de su autenticidad.
Aunque parezca sorprendente, los documentos pueden ser susceptibles de un sin número de
modalidades de fraude que pueden llegar a desvirtuar la veracidad de un hecho, esto sucede
principalmente por el desconocimiento de sus partes y requisitos de los mismos.
Para investigar la autenticidad de un documento debemos considerar:
• Tinta.
. Papel
. Útil empleado para firmar, escribir…
. El propio texto.
• Tiempo.
• Mecanismos de alteración de documentos (raspadura, borradura, lavado, adición y/o
falsificación).
A pesar de todas estas características, el descubrimiento de fraude a través de documentos
no es sencillo. El experto en esta disciplina está obligado a apreciar los diferentes fenómenos
a través de la vía perceptiva adecuada, aprovechando los recursos e instrumentos y software
que nos brinda la ciencia moderna. Es muy importante que se encuentre familiarizado con los
instrumentos y con las técnicas que le servirán para el análisis, además de conocer sus
principios, aplicaciones específicas y dominar los detalles de su manejo.
Comúnmente, previo al análisis, los documentos se clasifican así:
Exámenes físicos: se caracterizan por no producir alteración en el material, la mayoría son
elementos ópticos.
Exámenes químicos: se realizan con reactivos específicos que reaccionan con los elementos
materiales del documento o que provocan mutaciones irreversibles en el mismo.
www.peritoscaligrafosjudicial.es