Está en la página 1de 16

Nombres y matriculas:

Melody Minaya Jiménez – 2016-0199


Jeffry Acosta – 2016-0236
Jairo Guzmán – 2016-0111

Profesora:
Cándida Fiordaliza Almonte

Materia:
Microbiología Veterinaria

Tema:
Micosis

Santiago, RD
Introducción

La micosis es una enfermedad de la piel causada por los hongos que pueden afectar,
además de la piel, las uñas, el cuero cabelludo y la ingle. Puede manifestarse de
diferentes formas y en todas ellas es necesario algún tiempo de tratamiento.

El tratamiento para la micosis se realiza con el uso de medicamentos por vía oral y
pomadas, durante semanas o hasta meses. Los remedios caseros son buenos
complementos y muchas veces eficaces para combatir la micosis.

Las principales causas de la micosis es la multiplicación de ciertos hongos que


normalmente se encuentran en el organismo. Estas infecciones suelen aparecer
cuando estos hongos atacan la capa más externa de la piel o también determinados
órganos y partes del cuerpo. Su multiplicación suele estar asociada a factores como
mala higiene o el hecho de mantener alguna parte del cuerpo húmeda.

Otra causa por la que también pueden aparecer es cuando el sistema inmune está
debilitado, afectando principalmente a aquellas personas que poseen
inmunodeficiencia.
Índice

Micología

Generalidades de la micología

Micosis

Trichophitos

Dermatophitos

Hongos causantes de micetomas


La Micología

La micología se encarga del estudio y conocimiento de los


hongos y todo lo relacionado con ellos, es decir, sus formas,
maneras de aparición. Los hongos son considerados como
entes parasitarios, formados principalmente en ambientes de
putrefacción.

Son considerados como organismos vivos de suma


importancia para la naturaleza, debido a que ayudan en cierto
sentido a secar y absorber los químicos producidos por esos
cuerpos acabados, volviéndolos minerales o proteínas para
que otros animales puedan comérselos y no resulten dañinos
para su salud y sistema digestivo.

Sin embargo, la micología es un estudio un poco más complejo y amplio que analiza e
incluye distintas ramas y aristas de estudio.

Por ejemplo, existe la micología farmacéutica que sencillamente es una parte de la


medicina y ciencias de la salud, que busca comprender cuáles son esos componentes
encontrados en los hongos, incluyendo un nivel microscópico.

Además, estudia cuál es el proceso de la descomposición de distintos organismos vivos, y


porqué salen hongos en esos ambientes de suciedad y putrefacción.

Se ha comprobado científicamente las propiedades curativas y regenerativas que puede


existir en los hongos.

La idea es aprovechar al máximo todas esas propiedades y crear una medicina menos
dependiente de antibióticos o medicamentos pre-fabricados y que cada vez más, se
pueda recurrir a esas poderosas herramientas que están en la amplia naturaleza que nos
rodea y que muchas veces desconocemos.

También, algunas especies de hongos pueden servir para fabricar distintas sustancias
psicotrópicas que alteran la conciencia y los actos normales de los seres humanos.

Por otro lado, existen los micólogos que exploran cada rincón de la naturaleza, buscando
entre la flora y la fauna aquellos hongos o derivados que no hayan sido descubiertos y
que puedan tener algún uso medicinal, aportando una ayuda a la salud.

También intentan conseguir distintos hongos que puedan ser utilizados a nivel culinario,
y de esta manera, conseguir preparaciones algo más exóticas y sofisticadas.

Algo parecido a lo acontecido con el champiñón: un hongo de tamaño mediano y color


blanco, el cual es comestible y principalmente es utilizado para hacer distintos aderezos
y es popular en las dietas mediterráneas.

Historia e inicios de la micología


Para algunos historiadores y científicos que apoyan la teoría evolucionista, los hongos han
existido incluso antes que nosotros y los animales, y podría pensarse que de allí se
derivaron diversas plantas.

Los hongos y setos fueron unos de los principales seres vivos existentes en la Era Cámbrica
y a lo largo de los años han jugado un papel importante para diversas culturas.

Por ejemplo, los griegos usaban estos organismos diariamente y tal vez eran inconscientes
o desconocedores del concepto de hongo y no sabían la cantidad de formas que pueden
adaptar cada uno de sus tipos.

En este caso, estamos hablando de la levadura utilizada para la fermentación de bebidas


alcohólicas, como el vino o la cerveza.
En esta época eran muy consumidas, debido a que el agua estaba contaminada y no se
conocían las medidas necesarias para provocar su pureza, lo que provocaba graves
infecciones estomacales, como diarrea, que por aquel entonces era una enfermedad
mortal.

Así, lo que más hacían era consumir alcohol. Si analizamos bien la situación, se puede
determinar que los hongos les salvaron la vida a muchas personas en la
antigüedad. También, esta sustancia (la levadura) era utilizada para hacer crecer el pan.

Por otro lado, los hongos han jugado un papel importante en las creaciones de diversas
religiones. En este sentido, ha sido para crear las sustancias psicotrópicas mencionadas
anteriormente y alterar el estado de la consciencia y manipular las acciones de ciertas
personas.

Se conoce la historia de los chamanes de las tribus en Siberia, que utilizaban una seta
conocida como Amanita muscaria y hacían alucinar a las personas en distintos rituales.

En la antigüedad, algunos hongos eran adorados porque se consideraban creación de los


dioses de Jupiter y otros planetas y creaban distintas figuras que para esas sociedades,
eran divinos.
Micólogos famosos
Los principales micólogos que han hecho grandes aportes a esta rama han sido:

 Alejandro Posadas, quien en el año 1981, descubrió un hongo


denominado Coccidioides immitis.
 En 1986, Guillermo Seeber conoció al hongo mejor conocido actualmente con
el nombre de Rhinosporidium seeberi.
 El brasileño Adolpho Lutz reportó al hongo conocido como Paracoccidioides
brasiliensis, que era originario de muchas micosis
sistémicas en la región de Brasil. Esto sucedió en el
año 1908.
 Por otro lado, en Venezuela los avances en la
micología avanzan a partir del año 1909. Gracias a
un descubrimiento de R. Pino Pou, se comienza a
construir un laboratorio especializado a la
micología.

Avances en la micología farmacéutica


Como se mencionó al comienzo de este artículo, la micología farmacéutica estudia cuáles
son los posibles usos que se les puede dar a los hongos o setas en el ámbito medicinal,
verificando si algunas enfermedades podrían ser curadas total o parcialmente gracias a
esta creación de la natural.

Además, trata de definir cuáles son los posibles daños que pueden causar algunos de
estos organismos en el cuerpo humano o de animales.
La mayoría de los avances conocidos son infecciones o reacciones alérgicas causadas por
los hongos, claro que algunos afectan distintas áreas del cuerpo, y por lo tanto, tienen
distintos nombres.

Existen las simples reacciones alérgicas debido a la hipersensibilidad de algunas personas


y que se produce por el roce del hongo con la piel.

Por otro lado, la mixotoxicosis se debe a la infección causada por consumir cualquier tipo
de trigo, maíz, centeno, arroz, entre otros, que haya sido contaminado por hongos.

El micetismo se produce cuando una persona consume hongos venenosos, creyendo que
los mismos con comestibles. Esto podría pasar con alguna persona que confunda el
champiñón, con algún otro hongo blanco o parecido.

También, existe la micosis superficial y la micosis subcutánea, ambas infecciones causadas


por hongos, pero su profundidad se debe a si la misma es causada en la piel o en el tejido
más profundo de este órgano tan grande.

Características de los hongos


Los hongos son organismos sin clorofila, con la
membrana celular compuesta por celulosa y/o
quitina y presentan repodrucción por esporas. Su
carácter heterótrofo (son incapaces de sintetizae
materia orgánica) los separa de los organismos
vegetales y la presencia de esporas, en su
reproducción, de los organismos animales. La
ausencia de clorofila en las células es una
característica común de todos los hongos.
Los hongos fueron incluidos dentro del Reino Vegetal, pero actualmente se tiende a
incluirlos en un Reino propio, Reino Fungi.

Debido a este carácter heterótrofo, los hongos sólo pueden vivir de tres formas:

 Saprófitos: sobre materia orgánica muerta.


 Parásitos: sobre seres vivos.
 Simbióticos: con otros organismos.

El mundo de los hongos es inmenso. Se cifra en unas 100.000 especies conocidas y en


300.000 las existentes. Muchos de ellos son microscópicos (levaduras, la mayor parte de
los productores de antibióticos..) y otros, que desarrollan aparatos reproductores de
tamaño considerable, los conocemos con el nombre de setas.

Generalidades de la micología
Los hongos son organismos que presentan diferencias estructurales y morfológicas con
las bacterias y con las células animales y vegetales. La micología es la ciencia que se
encarga de su estudio, en tanto que la micología médica describe los hongos patógenos
para el ser humano como productores de micosis.

En esta lectura se estudiarán las características morfológicas y estructurales de los


hongos, los aspectos más importantes de su metabolismo y los mecanismos de
reproducción, que son fundamentales para establecer la clasificación de estos
organismos.

El estudio de los hongos comienza antes que el de las bacterias. En 1677, Hooke construye
unas lentes y estudia las manchas amarillas de las hojas de una rosa, donde observa que
estaban constituidas por organismos filamentosos, los cuales describe en detalle e ilustra
con dibujos. En 1729, Micheli describe el género Aspergillus entre otros hongos.
En la primera mitad del siglo XIX se realizan progresos en el estudio de los hongos y no
es hasta entonces que aquellos parásitos para el hombre comienzan a atraer la atención.
En la actualidad existen aproximadamente de 50 000 a 100 000 especies “aceptadas” de
hongos. De las mismas, alrededor de 200 son patógenas a los animales y al hombre bajo
ciertas circunstancias; de estas, una pequeña porción puede causar enfermedad en el
humano.

Los hongos son microorganismos eucarióticos, aerobios, no fotosintéticos, inmóviles;


tienen una pared celular que constituye el 90 % del peso seco del hongo, la cual está
constituida de polisacáridos como: quitina, celulosa, glucanas y mananas, entre otros;
esto constituye entre el 70 al 80 % y el 10 al 20 % lo forman proteínas y glicoproteínas las
cuales son antigénicas y quizá expliquen la reacción mediada por células que se produce
frente a los antígenos de Candida
(candidina) y dermatófitos (tricofitina).

Esta pared le imparte al hongo rigidez,


actúa como barrera osmótica,
determina la forma del
microorganismo, es importante en la
taxonomía y propiedades antigénicas.

Por lo general, los hongos patógenos no


producen toxinas, provocan enfermedades crónicas con lesiones de tipo granulomatosas
y son resistentes a los tratamientos.

Los hongos se reproducen sexual y asexualmente. Desde el punto de vista médico la


reproducción asexual es la más importante, pues la mayoría de los hongos patógenos
para el hombre sólo se reproducen de esta forma. A pesar de que ya se ha encontrado en
algunos la reproducción sexual, esta no es fácil de obtenerla en los laboratorios,
resultando muy útil y económico identificarlos por su reproducción asexual.
Características de los hongos
 En el laboratorio los hongos crecen fácilmente en la mayoría de los medios de
cultivo: Necesitan una fuente de carbono orgánica.
 Iones amonio o nitrato como fuentes de nitrógeno.
 Esta facilidad para desarrollarse en cualquier medio de cultivo y la presencia de
conidios en el aire hace que sean contaminantes habituales de los cultivos en el
laboratorio.
 Los hongos filamentosos son aerobios. Mientras que los levaduriformes son
anaerobios facultativos.
 Son poco exigentes en cuanto a sus necesidades de temperatura y de pH. Ya que
la mayoría crece a un pH entre 2 y 9 y en un intervalo de temperatura de 10 a 40.

La Micosis
La micosis consiste básicamente en distintas o diferentes enfermedades causadas por
hongos microscópicos, los cuales tienden a multiplicarse en la superficie de la piel
(micosis superficial), o bien hacerlo en los propios órganos. Cuando esta enfermedad
aparece por primera vez son comunes las recaídas, mientras que el tratamiento médico
tiende a ser por lo general bastante largo.

La causa original evidentemente es la multiplicación de determinados hongos que se


encuentran normalmente en algunas partes de nuestro cuerpo. Pero, ¿por qué se
produce esta multiplicación o infección?

Estas infecciones surgen cuando los hongos


atacan la capa externa de la piel, ya sea del
cuerpo o del cuero cabelludo, o también
determinados órganos y partes del cuerpo,
como por ejemplo es el caso de la vagina en la
mujer.

Por ejemplo, para que algunas infecciones


micóticas se produzcan es necesario tener una
piel húmeda, generalmente cálida y sucia. Por
ello son comunes las micosis cutáneas en la
planta del pie cuando caminamos descalzos
por el suelo de vestuarios o en duchas de piscinas y gimnasios, sobre todo compartidos
con otras personas.

Transmisión de micosis
Mencionar los principales mecanismos de transmisión de los hongos Las micosis en el ser
humano se transmiten por:
 Contacto directo de persona a persona.
 Por vía percutánea, a través de la penetración de heridas en la piel.
 Por inhalación.
 Por ingestión.
 Por inoculación mediante venoclisis, inyecciones y procedimientos invasivos
diagnósticos o terapéuticos.
 En forma endógena por hongos de la flora comensal, que en situaciones de
inmunodepresión invaden y dañan los tejidos del huésped.

Trichophyton

Trichophyton es un género de hongos que se caracterizan por desarrollar micro


y macroconidios de paredes lisas. En la mayor parte de los casos, los macroconidios están
adheridos lateralmente y directamente a
la hifa o en cortos pedicelos. Pueden ser de
paredes gruesas o delgadas, clavados a
fusiformes, y de 4 a 8 por 8 a 50 µm de
tamaño. Los macroconidios son pocos o
están ausentes en muchas especies.
Los microconidios son esféricos, piriformes
a clavados o de forma irregular, y de 2 a 3
por 2 a 4 µm de tamaño.
Onicomicosis, ¿qué es?
La onicomicosis o “tinea unguium” es una enfermedad que afecta frecuentemente a los
seres humanos. Es una infección causada por una variedad de hongos llamados
dermatofitos, siendo los más frecuentes Trichophyton Rubrum y Trichophitos
Mentographytes. Se estima que afecta aproximadamente al 15 % de la población general.

¿Cómo se manifiesta?
La principal manifestación de la onicomicosis es la onicodistrofia, es decir la alteración de
la placa ungueal. Existen diferentes alteraciones que pueden presentarse
 Discromia: es la alteración del color de la uña que puede ser blanca nacarada,
amarillenta, verdosa, marrón y hasta negra.
 Hiperqueratosis: es el engrosamiento de la uña, que puede llegar a dificultar el corte de
la misma.
 Onicolisis: es el desprendimiento de la uña del lecho ungueal.
Existen formas clínicas superficiales y subungueales. Las formas clínicas superficiales son
más sencillas de tratar porque es más fácil acceder al hongo. En las formas subungueales
el hongo crece en un “nido” bajo la uña, siendo su acceso más dificultoso.

¿Cuáles son las causas?


Para el crecimiento de los hongos en necesaria la formación de un microclima adecuado.
La humedad y el calor son dos factores esenciales. Por ello la utilización de calzados que
producen excesiva sudoración del pie son un factor predisponente. Muchas veces existe
pie de atleta o tinea pedis (infección del pie por hongos) durante mucho tiempo previo al
desarrollo de la onicomicosis. Las enfermedades que comprometen al sistema inmune
también facilitan el desarrollo de esta patología.

Micetomas
Micetoma o pie de Madura es una enfermedad infecciosa local, crónica y progresiva de
la piel, de los tejidos subcutáneos y del hueso, que se caracteriza por una tumefacción
muchas veces grotesca y desfigurante, y por múltiples tractos de senos de los que drena
pus que , a su vez, contiene gránulos. El micetoma puede ser provocado por una gran
variedad de hongos, así como también por bacterias.
Hongos causantes de micetomas

Los agentes son muy numerosos. McGinnis (1996) recopiló 31 especies que habían sido
documentadas como agentes etiológicos de eumicetoma, y este número aumenta día con
día. En el mundo, Madurella mycetomatis y M. grisea (hongos dematiáceos) son los
agentes más frecuentes, pero otras especies como Scedosporium apiospermum,
Aspergillus sp. o Fusarium sp. (hongos de filamento hialino), son reportados con cierta
frecuencia por diversos autores.

Los hongos dematiáceos forman granos negros visibles a simple vista, mientras que los
de filamento hialino forman granos blancos o blanco-amarillentos. Desde un punto de
vista taxonómico, los agentes de eumicetoma, se ubican en la Subdivisión Ascomycotina
(hongos que cuando se reproducen sexualmente forman esporas dentro de estructuras
conocidas como ascas) y están
distribuidos en tres clases:
Ascomycetes; Hyphomycetes y
Coelomycetes.

Aunque se han hecho algunos intentos


de identificar a los principales agentes
de eumicetoma utilizando la detección
de enzimas mediante diversas pruebas
bioquímicas enzimáticas, actualmente
la clasificación taxonómica se basa
principalmente en las características
macro y microscópica de los cultivos y en estudios moleculares, de la misma manera que
ocurre con los agentes de actinomicetoma, lo que ha permitido identificar nuevos hongos
causantes de esta enfermedad.
Conclusión
La confirmación diagnóstica se logra idealmente por la demostración del agente. Se
estudian pelos, escamas y uñas, y si buscamos hongos queratinofílicos, entonces se
analizan secreciones orgánicas y fluidos orgánicos como sangre, líquido cefalorraquídeo,
orina, heces. En micosis sistémicas, sobre todo se estudian secreciones de lesiones
cutáneas o mucosas y fístulas, como en los casos de micosis subcutáneas.
También se hace el estudio histopatológico por biopsia diagnóstica; la inmunoserología
es un recurso de extraordinaria utilidad, ya que nos permite hacer indirectamente el
diagnóstico, al demostrar anticuerpos o antígenos específicos. El estudio micológico en
laboratorios especializados investiga el hongo aislado en sus aspectos morfológicos y
fisiológicos. Es importante diagnosticar cualquier tipo de micosis a tiempo, para que no
llegue a ser peligrosa de ninguna manera.
Referencias
Jawetz, E., J. Melnick y E. Adelberg. 2001. Microbiología Médica. 17ava edición. Editorial El Manual
Moderno, S.A., México D.F.

Murray, P.; Rosenthal, K.; Kobayashi, G. y M. Pfaller. 2002. Microbiología Médica. 4ta. Edición. Editorial
Elsevier Science. Barcelona – España.

Prats, G. 2006. Microbiología Clínica. Editorial Médica Panamericana. Buenos Aires – Argentina.
- Guarro J. Taxonomía y biología de los hongos causantes de infección en humanos. Enferm Infecc
Microbiol Clin. 2012;30(1):33-9.

- Guarner J, Brandt ME. Histopathologic diagnosis of fungal infections in the 21st century. Clin Microbiol
Rev. 2011 Apr;24(2):247-80. doi: 10.1128/CMR.00053-10.

- Juárez-Montiel M, Ruiloba de León S, Chávez-Camarillo G, Hernández-Rodríguez C, Villa-Tanaca L. El


huitlacoche (tizón del maíz), causado por el hongo fitopatógeno Ustilago maydis, como alimento
funcional. Rev Iberoam Micol. 2011;28(2):69-73.

- McLaughlin DJ, Hibbett DS, Lutzoni F, Spatafora JW, Vilgalys R. The search for the fungal tree of life.
Trends Microbiol. 2009; 17(11):488-497. doi:10.1016/j.tim.2009.08.001