Está en la página 1de 2

Llegaste tú como una luz radiante que todo ilumino,

Impregnaste mi ser con tu amor y tu dulzura

El brillo de tus ojos conmovió mi corazón

Y me aferre a la suavidad de tus manos.

Te enseñare lecciones de vida

Te contare mis historias

Te guiare por el camino correcto

y hasta mi vida daré por tu


felicidad.

Te amé desde el instante en que supe que venias en camino

Te ame más cuando escuche latir tu corazón

Te adoré cuando vi tus ojitos

Te amare por siempre vida de mi vida.