Está en la página 1de 7

BIENES FAMILIARES

El bien de familia es una institución jurídica del derecho de familia patrimonial y por lo
tanto del derecho civil.
Consiste en la afectación de un inmueble urbano o rural a la satisfacción de las
necesidades de sustento y de la vivienda del titular y su familia y, en consecuencia, se lo
sustrae a las contingencias económicas que pudieran provocar, en lo sucesivo, su embargo
o enajenación.1
La finalidad del instituto es la protección de la familia, y su objetivo es doble: por un lado
económico, tendiente a la conservación de una parte del patrimonio dentro del núcleo
familiar; y por el otro social, en cuanto propende el mantenimiento de la familia bajo un
mismo techo.2

Naturaleza jurídica
La doctrina ha desarrollado distintas tesis vinculadas a la naturaleza jurídica de este
instituto, entre ellas se destacan las que lo consideran una propiedad de la familia, un
condominio familiar, una fundación familiar, o un caso de dominio imperfecto. 3

Derecho comparado
La legislación italiana contempla el fondo familiar, que tiene por objeto bienes muebles,
inmuebles y títulos nominativos. La constitución se produce mediante la inscripción de los
bienes inmuebles o muebles en el registro del fondo familiar, o mediante la anotación
correspondiente de los títulos nominativos. La administración se rige por las normas de la
comunidad legal, los frutos deben emplearse para satisfacer las necesidades de la familia;
y, los bienes que integran el fondo de familia no pueden ser embargados después de su
constitución, por deudas que fueron contraídas para fines extraños a las necesidades de la
familia.
El derecho alemán reconoce el patrimonio familiar, que puede constituirse sobre bienes
de habitación o bienes de explotación, mediante concesión del Estado o los municipios,
mediante transmisión de la finca al concesionario, o por oblación del propietario del bien,
que lo destina a la vivienda o explotación agrícola. Este régimen reduce las facultades de
disposición y restringe la ejecución del bien por deudas personales del concesionario. 4
En la legislación norteamericana, esta figura se conoce con el nombre de homestead, su
traducción al castellano significa "lugar del hogar", "lote de hogar", "sede del hogar".
Existe una acepción de homestead cuya característica fundamental es la combinación de
la inembargabilidad y de la inejecutabilidad de determinados inmuebles; esta acepción
nació con la ley del Estado de Texas del año 1839 y se expandió a diversos estados de la
confederación que sancionaron leyes semejantes. La segunda acepción de homestead se
identifica con la idea de "lote de colonización", de dimensiones delimitadas legalmente, al
que todo ciudadano americano que sea jefe de familia o haya llegado a la edad de
veintiún años, tiene derecho.5
En el derecho francés, desde el año 1886 se conocieron proyectos legislativos sobre las
llamadas "casas baratas" y sobre el bien de familia. La primera ley francesa sobre bien de
familia se sancionó en el año 1909 y ha sido modificada en numerosas oportunidades. Es
equivalente al homestead de las leyes norteamericanas y al patrimonio familiar del
derecho alemán, ya que todos ellos ofrecen las dos notas esenciales, la inembargabilidad y
la indisponibilidad.6
En España existen una serie de leyes que contemplan bajo aspectos especiales y parciales
la protección del hogar familiar y de las explotaciones agrarias familiares, sin llegar a
constituir un régimen orgánico y completo de bien de familia.7

Antecedentes
En el derecho argentino se han registrado regímenes de fomento a la propiedad urbana y
rural, entre los cuales se destacan: la concesión de tierras públicas para ganadería prevista
en la ley 1501 del año 1884, las llamadas casas baratas contempladas en la ley 9677 del
año 1915, y el lote de hogar, regulado por la ley 10284, del año 1917. Asimismo, la
Constitución Nacional Argentina de 1949 contemplaba una regulación tuitiva del
patrimonio familiar.

Régimen legal vigente - Ley 14394


La Constitución Nacional Argentina prevé la figura del bien de familia en el artículo 14 bis
–incorporado por la reforma constitucional de 1957-.8 La ley 14394 del año 1954 la regula
específicamente en sus artículos 34 a 50.

Objeto
Puede ser afectado cualquier inmueble urbano o rural, pero no puede constituirse más de
un bien de familia. Si una persona resulta, en lo sucesivo, ser propietario único de dos o
más bienes de familia, deberá optar por la subsistencia de uno solo en ese carácter dentro
del plazo que fije la autoridad de aplicación, bajo apercibimiento de mantenerse como
bien de familia en el constituido en primer término; incluso sus acreedores pueden exigir
ante la autoridad de aplicación que se le intime para que practique dicha opción.
AHORRO DE ENERGÍA
La idea que el "Big Bang" fue producido de una fuente puntual está en tren de ser
reemplazada por la teoría según
la cual el espacio, el tiempo, la
energía y la materia han
bruscamente aparecido a partir
de un acontecimiento
infinitamente pequeño, pero sin
embargo de dimensiones reales.
La hipótesis de la fuente puntual
sin dimensiones es actualmente
percibida como una
aproximación que se debe
abandonar pues ella conduce a
matemáticas aberrantes.

El conocimiento avanza a través de una serie de aproximaciones, cada una


mejora la precisión y utilidad de la precedente. Por ejemplo, una ecuación simple
describiendo la variación del volumen de una cantidad de gas con los cambios de
temperatura y de presión puede ser deducida del modelo de un "gas perfecto"
compuesto de moléculas idealizadas sin dimensiones, pero ella no suministra más
que una aproximación del comportamiento de los gases reales porque las
moléculas reales no son puntos sin dimensiones. Una tal ecuación idealizada
puede ser útil para predecir el comportamiento de los gases a temperaturas y
presiones relativamente bajas, pero progresivamente ella ha fracasado cuando la
forma y la dimensión de las moléculas influencian cada vez más la
comprensibilidad de los gases a presiones y temperaturas más elevadas.
Felizmente, en este caso, nosotros podemos medir los errores y crear tablas de
factores de corrección aplicables a los diversos gases reales.
AHORRO DE DINERO
La cuantía del salario percibido por el trabajador es proporcional al número de
unidades de tiempo
trabajadas. Este sistema
salarial o de remuneración
del trabajo es fácil de aplicar
y tiene en cuenta la
penosidad del trabajo a
realizar; tiene el
inconveniente de que no
estimula el rendimiento del
trabajador. Es una de las
modalidades del salario de
rendimiento.

El salario es la retribución
que recibe un empleado por
parte de la parte contratante a cambio de la prestación de un servicio o actividad.

Existen diversas formas de clasificar al salario:

De acuerdo a la manera en que el salario se calcula, encontramos:

SALARIO POR UNIDAD DE TIEMPO: este tipo de salario se establece de acuerdo


a la duración de la prestación del servicio. Por ejemplo, por día, por mes, etc.

SALARIO POR UNIDAD DE OBRA: el salario por unidad de obra, en cambio, se


paga de acuerdo a la cantidad del trabajo que se ha llevado a cabo. Es decir,
independientemente del tiempo que se ha invertido en la ejecución del mismo.

SALARIO MIXTO: Es aquel que combina el salario por unidad de obra con el
salario por unidad de tiempo.

Según la capacidad adquisitiva, el salario se clasifica en:

SALARIO NOMINAL: esta clase de salario se constituye por la cantidad de dinero


establecido en contrato individual, de acuerdo al cargo que se ocupe.

SALARIO REAL: el salario real es aquel que representa la cantidad de bienes y


servicios a los que el sujeto tiene la posibilidad de acceder a partir de la cantidad
de salario recibido. Hace referencia al poder adquisitivo. No siempre un aumento
del salario nominal significa un incremento del salario real.

Teniendo en cuenta el medio de pago:


SALARIO EN METÁLICO: éste corresponde al que es pagado con la moneda de
curso legal. De esta manera, quien lo
recibe tiene la posibilidad de llevar a
cabo pagos en efectivo.

SALARIO EN ESPECIE: de manera


contraria, el salario en especie es
aquel que se paga con bienes
diferentes al dinero. Por ejemplo, con
albergue, vehículo, etc.

Otra clasificación divide al salario en:

SALARIO FIJO: constituido por una


serie de elementos, de los cuales su
monto es conocido previamente de
manera precisa. Por ejemplo, el
aguinaldo.

Se denomina así debido a que se presenta cuando se fija un determinado pago


diario por mes, semana, quincena, etc.

SALARIO VARIABLE: el salario variable se establece a partir de una serie de


elementos, de los cuales su monto no se conoce previamente de forma exacta.
SALARIO MIXTO: el salario mixto está compuesto por elementos variables y fijos.

AHORRO DE TIEMPO
1. Programar el tiempo
Establecer un bloque de tiempo para llevar a cabo cada cosa y específicamente
todos los asuntos personales.
Cosas como pagar facturas y
atender al correo electrónico
personal puede distraernos del
trabajo.

2. Desconectar cuando necesitamos


estar 100% concentrados
Por ejemplo, si estamos preparando
una reunión importante, es mejor
apagar el móvil, cerrar el correo
electrónico y desviar las llamadas
de la oficina al correo de voz.
Seremos más productivos sin
distracciones.
3. Hacer un listado de tareas
Uno de los trucos por excelencia para
gestionar nuestro tiempo con la máxima
eficiencia es elaborar listas de cosas por
hacer. Conviene eleborar una lista
detallada e ir tachando las tareas a medida
que las completamos. Al final del día,
crearemos la lista para el día siguiente, de
ese modo, podremos ponernos manos a la
obra tan pronto como empiece el día.

4. Aprovechar la tecnología
La tecnología puede facilitarnos las cosas
y ayudarnos a gestionar nuestro tiempo
con eficiencia. Por ejemplo, en lugar de quedarnos en el escritorio sosteniendo el
teléfono a la espera de una respuesta podemos utilizar un dispositivo Bluetooth
portátil para responder a los correos electrónicos y continuar con las tareas que
tenemos en la lista mientras esperamos.

5. Aprender a decir “no”


Puede que odiemos decepcionar a la gente, pero por nuestra propia productividad,
es necesario que aprendamos a decir “no”. Es imposible contentar a todo el
mundo. Si decimos que “sí” a todas las personas y a todas las peticiones, no
tendremos tiempo para hacer todo lo que necesitamos que llevar a cabo.

6. Responder desde donde estemos


Hoy en día, todos tenemos teléfonos inteligentes, así que… ¿Por qué no usarlos?
Si estamos fuera de la oficina y recibimos un correo electrónico que se puede
responder fácilmente sobre la marcha es mejor hacerlo, de ese modo no
tendremos que perder tiempo con eso cuando volvamos a la oficina.

7. Eliminar toda energía negativa


No hay nada que pueda agotar nuestra energía o arruinarnos el día más rápido
que una persona con energía negativa. Debemos evitar malgastar nuestro el
tiempo con estas personas.
13 consejos para gestionar nuestro tiempo eficientemente

8. Evitar posponer las tareas que no nos gusten


Esta es otra de las medidas fundamentales para gestionar nuestro tiempo
eficientemente. Si nuestra lista de “cosas por hacer” contiene algunas tareas poco
atractivas, debemos hacerlas cuanto antes; de lo contrario, no dejaremos de
pensar en ellas hasta que las hayamos completado y no podremos concentrarnos
adecuadamente en el resto de tareas.

9. Abordar los problemas o dificultades inmediatamente


Del mismo modo, esperar para solucionar un problema puede marcar la diferencia
entre una solución rápida en 15 minutos y un completo desastre que nos llevará
días arreglar. Nunca conviene dejar para mañana lo que podamos hacer hoy.

10. Hacer ejercicio


Si realizamos 30 minutos de actividad física cada mañana antes de empezar el
día, nos sentiremos con más energía durante el resto del día.

11. Delegar
Si tenemos un equipo o personal a nuestra disposición, debemos aprovecharlo.
Muchos empresarios creen que pueden hacerlo todo ellos mismos pero el día solo
tiene 24 horas. Delegar en las tareas adecuadas nos permitirá ganar tiempo para
dedicarlo otras cosas más importantes.

12. Anotarlo todo


Podemos utilizar la aplicación de “notas” de nuestro móvil o una libreta y un
bolígrafo tradicional, pero es importante llevarlo siempre con nosotros. Tratar de
recordar algo anterior es malgastar un tiempo precioso.

13. Fijar un horario


Si hay tareas que requieren nuestra atención todas las semanas, podemos
asignarles unos días concretos y un horario determinado. Por ejemplo, cuestiones
como la contabilidad o la presentación de informes se pueden hacer dentro del
mismo horario todas las semanas. De este modo, ya no tendremos que buscar un
momento para hacerlo, bastará con limitarnos a cumplir el horario establecido.