Está en la página 1de 10

La sonda nasogástrica es una sonda que introducimos en el estómago a través de la nariz.

Esta sonda consiste en un tubo flexible, que tiene uno o dos conductos conectados a un
dispositivo externo. Una vez lubricada la sonda se introduce por un profesional en la fosa
nasal.

La sonda nasogástrica se utiliza en particular para alimentar a un paciente que no es capaz de


hacerlo por si mismo, como por ejemplo en caso de coma o en las personas muy débiles.
También puede permitir la aspiración y eliminación del contenido gástrico, como en el caso
de intoxicación por fármacos o un sangrado digestivo,
INDICACIONES
 Nutrición enteral. Es la indicación principal en nuestro medio. Se emplea en aquellos
pacientes que conservan el peristaltismo intestinal pero que no son capaces de ingerir
los alimentos por vía oral.

 Lavado gástrico. Es una indicación de uso restringido en atención primaria, de tal modo
que solo se debe de llevar a cabo en situación de aislamiento con respecto al hospital de
referencia. Se recurre a ella en casos de:

- Intoxicación oral de sustancias tóxicas o de fármacos.

- Sospecha de hemorragia digestiva alta.

- Necesidad de obtener cultivos gástricos ante la sospecha de

Tuberculosis.

CONTRAINDICACIONES
 Contraindicaciones para la nutrición enteral:
• Presencia de vómitos persistentes.
• Hemorragia gastrointestinal aguda.
• Íleo o seudoobstrucción intestinal grave.
• Desproteinización visceral grave.
 Contraindicaciones para el lavado gástrico:
• Obstrucción nasofaríngea o esofágica.
• Traumatismo máxilofacial severo y/o sospecha de fractura de la base del cráneo.
• Sospecha o evidencia de perforación esofágica.
No se realizará nunca en caso de ingestión de ácidos, álcalis, otras sustancias cáusticas
o derivados del petróleo.

 Tubo de Levin: Es un tubo de plástico de usos múltiples de un solo lumen que se


utiliza comúnmente en una intubación nasogástrica.

 Sonda gástrica Salem: Es un tubo de doble lumen con una “cola de cerdo” que
se utiliza para la succión intermitente o continua.
MATERIALES
SONDAJE VESICAL
 El sondaje vesical es una técnica invasiva que consiste en la introducción aséptica de
una sonda desde el meato uretral hasta la vejiga urinaria. La colocación de una sonda
vesical persigue varios fines diagnósticos y terapéuticos que son: Facilitar la salida al
exterior de la orina en casos de retención.
INDICACIONES

 Retención urinaria.
 Control de la diuresis.
 Vejiga neurógena.
 Instilación de medios de contraste y fármacos.
 Obtención de muestras de orina estéril.
Posoperatorio en cirugía de vías urinarias

CONTRAINDICACIONES

 Infección uretral o prostática agudas.


 Sospecha de rotura uretral postraumática.

TIPOS

 HAY TRES TIPOS PRINCIPALES DE SONDA:


• Sonda permanente.
• Sonda condón.
• Autosondaje intermitente.
1. SONDAS URETRALES PERMANENTES:

Una sonda vesical permanente es una que permanece en la vejiga. Usted puede usarla por un período
corto o durante mucho tiempo. Para recolectar la orina, esta sonda se fija a una bolsa de drenaje. La
bolsa tiene una válvula que puede abrirse para dejar que la orina salga. Algunas de estas bolsas se
pueden amarrar a su pierna. Esto le permite llevarla por debajo de su ropa.

. SONDAS CONDÓN:

Las sondas condón pueden utilizarse en hombres con incontinencia. No se coloca una sonda
dentro del pene. En su lugar, se coloca un dispositivo similar a un condón sobre este. La sonda
va desde este dispositivo a una bolsa de drenaje. Esta sonda debe cambiarse todos los días.

SONDAS INTERMITENTES:

Usted podría usar una sonda intermitente cuando solo es necesario utilizarla algunas veces o si
no desea usar una bolsa. Usted o su cuidador introducen la sonda para drenar la vejiga y luego
la retiran. Esto puede hacerse una o varias veces al día. La frecuencia dependerá de la razón
por la que necesita usar este método o de la cantidad de orina que necesite drenar.
POSIBLES COMPLICACIONES

Las complicaciones del uso de una sonda incluyen:


• Alergia o sensibilidad al látex.
• Cálculos vesicales.
• Sangre en la orina (hematuria).
• Lesión uretral.
• Infecciones de las vías urinarias o renales.
• Cáncer vesical (solo después del uso prolongado de sondas permanentes).

MATERIALES