Está en la página 1de 15

SOBRE LAS PROPIEDADES MORFOMÉTRICAS DE LAS CUENCAS, LOS EFECTOS DE ESCALA Y LA

RESPUESTA HIDROLÓGICA

ABSTRACTO:

Uno de los problemas importantes en hidrología es la descripción cuantitativa de la estructura


del sistema fluvial y la identificación de las relaciones entre las propiedades geomorfológicas y
la respuesta hidrológica. Los modelos digitales de elevación (DEM) generalmente se usan para
delinear los límites de la cuenca y extraer la red de canales considerando píxeles que drenan un
área mayor que un área umbral S. En este artículo, nuevos descriptores de forma de cuenca, las
características geométricas de una elipse equivalente que tiene se propone el mismo centro de
gravedad, los mismos ejes principales de inercia, la misma área y la misma relación de
momento de inercia mínimo al momento de inercia máximo que la cuenca. Se aplican para
comparar y clasificar la estructura de siete cuencas ubicadas en el sur de Francia. Estos
descriptores se correlacionaron con las propiedades hidrológicas de las respuestas de las
cuencas, como el tiempo de demora y la amplitud máxima de un hidrograma unitario
geomorfológico calculado en la salida de la cuenca mediante el enrutamiento de una función
de impulso a través de la red de canales utilizando el modelo de onda difusiva. Luego,
analizamos los efectos del área umbral S en la estructura topológica de la red de canales y en la
evolución de la forma de la fuente de captación. Se establecieron modelos simples basados en
relaciones empíricas entre el umbral S y las propiedades morfométricas y se definieron nuevos
índices de forma de cuenca, independientes de la escala de observación S. Esta metodología es
útil para geomorfólogos que se ocupan de la forma de las cuencas de origen y para los
hidrólogos que abordan el problema de los efectos de escala en la topología de la cuenca y en
las relaciones entre las propiedades morfométricas de la cuenca y la respuesta hidrológica.
Copyright 2002 John Wiley & Sons, Ltd.

INTRODUCCIÓN

El análisis cuantitativo de las redes de drenaje y las formas de captación es un tema de interés
tanto para los geomorfólogos como para los hidrólogos. Muchos investigadores han
investigado la forma en que la geomorfología de la cuenca entra en nuestra comprensión de los
procesos hidrológicos en la escala de la cuenca (Gray, 1961; Rodrıguez-Iturbe y Valdes, 1979;
Abrahams, 1984; Gupta et al., 1986; Andah et al., 1987, Gupta y Mesa, 1988). Se puede esperar
que la morfología de la cuenca se relacione de forma única con las características del flujo de la
corriente solo cuando toda la cuenca contribuye a la escorrentía. Los hidrólogos reconocen que
la respuesta parcial de captación a un solo evento de lluvia a menudo es la regla. El área de
captación efectiva generalmente varía a lo largo de la tormenta (Eagleson, 1970; Beven y
Kirkby, 1979). Sin embargo, la formulación y el uso de modelos analíticos prácticos de dinámica
de captación requieren el análisis del papel de su geomorfología en las circunstancias más
simples.

En el plano bidimensional, longitud, perímetro y (área) 0Ð5, proporcione evaluaciones


alternativas de la extensión lineal de la forma, y la relación de dos cualquiera de ellas es un
parámetro de forma. Horton (1945) primero, luego Strahler (1952) y Smart (1968), sentaron las
bases para gran parte del trabajo subsiguiente en geomorfología cuantitativa de las cuencas de
drenaje. Schumm (1956) ha defendido la descripción de la forma de la cuenca mediante el uso
de la relación de elongación, que definió como la relación del diámetro de un círculo que tiene
el área de captación con la longitud de la cuenca, generalmente tomada como la longitud
principal. Hack (1957) ha señalado el hecho interesante de que en las cuencas de drenaje la
longitud de la corriente principal varía con el área de la cuenca. Eagleson (1970) ha presentado
datos de varios estudios que respaldan la relación de Hack y Shreve (1974) ha demostrado que
la longitud principal en redes fluviales de varias partes del mundo varía estadísticamente en
proporción al área de la cuenca elevada a una potencia que oscila entre 0Ð5 y 0Ð6 . Roche
(1963) define el índice de compacidad de Gravelius como la relación entre el perímetro de
captación y el perímetro del círculo que tiene la misma área que el área de captación; luego,
utilizando el coeficiente de Gravelius, Roche (1963) define el rectángulo equivalente que tiene
la misma área, el mismo perímetro y el mismo coeficiente de Gravelius que la cuenca de
captación. Para una escala de observación dada, la relación de alargamiento de Schumm y
Gravelius de Roche y los índices rectangulares equivalentes son funciones de la longitud
principal, el perímetro de captación y el área de captación y, por lo tanto, pueden depender de
la escala del mapa o la escala de observación.

Más tarde, la introducción del concepto de fractal (Mandelbrot, 1975, 1982) motivó a los
geomorfólogos e hidrólogos a revisar su interpretación de las relaciones entre la escala de
observación y las propiedades morfométricas. La aplicación a las redes fluviales, por lo tanto,
puede ayudar a comprender la geometría

y composición de los patrones de flujo natural y en la mejora de la confiabilidad de las


estimaciones de los parámetros en la cuenca

geomorfología (Rodr'ıguez-Iturbe y Rinaldo, 1997). En el plano bidimensional, el perímetro de


captación y la longitud principal son fractales y dependen de la resolución del modelo de
elevación digital (DEM) con una dimensión fractal entre 1 y 2. Este hecho ha sido bien
documentado por geógrafos que han demostrado que los ríos se alargan como mapa la escala
disminuye (Hakanson, 1978; Mueller, 1979; Gardiner, 1982), mediante el análisis de la
naturaleza fractal del tamaño del tamaño de la regla, el área de extensión principal y las
relaciones del área perimetral (Mesa y Gupta, 1987; Hjelmfelt, 1988; Tarboton et al., 1988; La
Barbera y Rosso, 1989; Robert y Roy, 1990; Rosso et al., 1991) y al observar la fractalidad de
arroyos individuales y redes de canales en forma de árbol (Marani et al., 1991; Beer y Borgas,
1993; Helmlinger et al., 1993; Nikora y Sapozhnikov, 1993; Claps y Oliveto, 1996; Rodr'ıguez-
Iturbe y Rinaldo, 1997). Por lo tanto, algunas de las propiedades morfométricas varían
considerablemente con la escala de observación y, por lo tanto, los valores informados sin su
escala asociada deben usarse con precaución en el análisis hidrológico (Wolock y Price, 1994;
Moussa y Bocquillon, 1996).

El propósito de este documento es definir descriptores de forma de cuenca que se basan en


descriptores de cuenca para caracterizar la respuesta hidrológica de la cuenca y luego analizar
la relación entre estos descriptores y la escala de observación.

El método propuesto utiliza DEM para extraer la red de canales y para delinear los límites de la
cuenca

(Gurnell y Montgomery, 1999). El método de extracción de red de canales consiste en


especificar un área de umbral S, que es el área mínima requerida para drenar a un punto para
que se forme un canal. El área del umbral representa la escala de observación y para varios
umbrales dará como resultado varias delimitaciones de la red de canales y, por consiguiente,
varias cuencas. Como casos de solicitud, se estudiaron extensamente siete cuencas ubicadas en
el sur de Francia. Este documento está estructurado en tres partes: (i) definición de
descriptores morfométricos de forma de captación calculados a partir de DEM; (ii)
comparación de los descriptores morfométricos y las características de la respuesta hidrológica
de las siete cuencas estudiadas en un área umbral determinada; (iii) análisis de la relación
entre el área umbral, la estructura de la red de canales y los descriptores de forma de la
cuenca.

CARACTERÍSTICAS GEOMÉTRICAS DE LA FORMA DE LA CAPTURA

Para comparar y clasificar formas de cuencas, se proponen nuevos descriptores morfométricos


que se pueden calcular automáticamente a partir de DEM. Estas descripciones se basan en el
hecho de que, en el plano bidimensional, las medidas geométricas que tienen una dimensión
mayor que 2, como el área de captación (L2) o el momento de inercia (L4) tienden a un valor
constante cuando la rejilla DEM disminuye En comparación, otras descripciones como el
perímetro aumentan continuamente cuando el tamaño de la cuadrícula disminuye. Un nuevo
índice de forma, la elipse equivalente, se define utilizando cuatro propiedades.

1. El centro de la elipse es el centro de gravedad de la cuenca.

2. Los ejes principales de la elipse corresponden a los principales ejes de inercia de la cuenca.

3. La elipse tiene la misma área que el área de captación.

4. La elipse tiene la misma relación entre el momento de inercia mínimo y el momento de


inercia máximo que la captación.

Momentos de inercia de la cuenca

El método propuesto en este documento se basa en las técnicas bien conocidas utilizadas en la
resistencia de materiales en física (Feodossiev, 1976). Deje que So sea el área de captación y
deje que G (xG, yG) sea el centro de gravedad de la superficie.

Σ delimitado por la forma del plan de captación (Figura 1). Deje x'Gy 'ser el plano obtenido
traduciendo el plano xAy a G, y sea (x, y) y (x’, y’) las coordenadas de un punto P dentro de la
superficie Σ en el xAy y el x'Gy' respectivamente.

Utilizando las técnicas bien conocidas de derivación de momentos de inercia (Feodossiev, 1976,
Apéndice A), se puede demostrar que los dos ejes principales de inercia GX y GY se dan en
función del ángulo de rotación ω (Figura 1)

donde Ix ', Iy' e Ixy 'son los momentos de inercia o segundos momentos de
Σ en el plano x'Gy', y se definen como
Figura 1. Las coordenadas de un punto P en el plano de captación Σ en los
planos xAy, x'Gy 'y XGY

En el plano XGY, la superficie Σ tiene el valor máximo (Imax) y el valor


mínimo (Imin) de la inercia momento (Apéndice A); los valores de Imax e
Imin corresponden respectivamente al momento de inercia sobre el Eje Y y
momento de inercia alrededor del eje X, con (Apéndice A)

Definimos un nuevo índice de forma de cuenca Ri como la relación entre el


momento de inercia mínimo y el momento de inercia máximo.

El centro de gravedad G, los principales ejes de inercia GX y GY y la relación


Ri tienden a un valor constante cuando disminuye el tamaño de la red DEM.
La relación Ri oscila entre 0 y 1; Ri aumenta y tiende a 1 si Imin = Imax (por
ejemplo, en el caso de una cuenca circular) y disminuye cuando la cuenca
es más alargada.

La elipse equivalente

Una elipse es un conjunto de puntos en un plano con distancias desde dos


puntos fijos (llamados focos de la elipse) en el plano que tienen una suma
constante. Un punto se encuentra en la elipse si y solo si su coordenada (x,
y) satisface
El eje principal o eje focal de la elipse en la ecuación (6) es el segmento de
línea que une los puntos (-a, 0) y (a, 0); el eje menor es el segmento de
línea que une los puntos (0, -b) y (0, b). Ambos ejes son el principal
ejes de inercia de la elipse, con un ser el eje semi-mayor yb el eje semi-
menor. El área de elipse viene dada por:

Sean Imax, e y Imin, e respectivamente, el momento de inercia máximo


correspondiente al momento de inercia sobre el eje y de la elipse y el
momento de inercia mínimo correspondiente al momento de inercia sobre el
eje x, y tenemos (Apéndice B)

El índice de forma Ri está dado por

Para calcular el eje semieje mayor a y el eje semieje menor b de la elipse,


usamos los supuestos de que la elipse tiene la misma área S0 y el mismo
índice de forma Ri que la cuenca hidrográfica. Esto da

La combinación de las dos relaciones en (10) da

Usando este método, se puede ajustar una elipse equivalente para cada
fuente de cuenca. Esta elipse equivalente tiene el mismo centro de
gravedad, los mismos ejes principales de inercia, la misma área y la misma
relación de momento de inercia mínimo al momento de inercia máximo que
la cuenca. Se caracteriza por: el semieje mayor a, el semieje menor b, la
relación Ri = b ^ 2/ a ^ 2 igual a la relación entre el momento de inercia
mínimo y el momento máximo de inercia de la cuenca, el ángulo de rotación
ω entre los dos planos XGY y x'Gy' y las coordenadas del centro de
gravedad G (xG, yG). Estos descriptores están relacionados con la forma
general de la cuenca y son independientes de la posición de la salida de la
cuenca.
Propiedades geométricas de la elipse equivalente en relación con la
posición de salida de la cuenca

Es bien conocido en aplicaciones hidrológicas, que el tiempo de demora de


la cuenca y el momento de ocurrencia del flujo máximo durante los eventos
de inundación están vinculados a la forma de la cuenca, especialmente el
alargamiento de la cuenca y la posición de salida.
Un descriptor que caracteriza una distancia media a la salida es el área
cuadrada raíz clásica (S0) ^ 0.5. A partir de las características geométricas
de la elipse, definimos un nuevo descriptor que caracteriza el alargamiento
de la cuenca, como la suma del semieje mayor y el semi menor eje (a + b).
Sea r la relación r = a / b; Las ecuaciones (10) y (11) dan

Para comparar el descriptor (a + b) para dos cuencas diferentes con '1' y '2',
deje que S01 y S02 sean las áreas, a1 y a2 son los ejes semi-mayores, b1 y
b2 son los ejes semi-menores, r1 y r2 son las razones r1 = a1 / b1 y r2 =
a2 / b2, y Ri, 1 y Ri, 2 son las relaciones del momento de inercia mínimo con
el momento de inercia máximo, Ri, 1 D Imin, 1 / Imax, 1 = (b1 / a1) ^ 2 y
Ri , 2 = Imin, 2 / Imax, 2 = (b2 / a2) ^ 2. En general, si las dos cuencas
tienen áreas diferentes (por ejemplo, S01> S02), el término (a1 + b1) puede
ser mayor, igual o menor que (a2 + b2) dependiendo de los valores de r1 y
r2. Es posible, en el caso particular cuando

que (a1 + b1) = (a2 + b2); en este caso, tenemos necesariamente r1 ≠ r2.
Para comparar la cuenca, el descriptor (a + b) no discrimina cuando se usa
solo; debe usarse conjuntamente con otros descriptores como el área y la
relación a / b.
En el caso particular de dos cuencas que tienen la misma área S01 = S02,
cuanto más se alarga la cuenca,
más aumenta (a + b). El descriptor (a + b) es mínimo cuando la cuenca es
circular (r = 1), con

Si las dos cuencas también tienen la misma proporción (Ri, 1 = Ri, 2),
estarán representadas por la misma elipse equivalente con a1 = a2 y b1 =
b2. En general, tenemos Imin, 1 ≠ Imin, 2 e Imax, 1 ≠ Imax, 2 porque la
forma de la cuenca no es una elipse y, en consecuencia, algunas partes de
la cuenca se encuentran fuera o dentro de la elipse equivalente (Figura 1).
Para caracterizar las partes de la cuenca ubicadas fuera (o adentro) de la
elipse, se define un descriptor simple para caracterizar la posición de la
salida en comparación con el borde de la elipse porque esta posición influye
en el tiempo de demora: si la salida está lejos (o adentro) la elipse, el
tiempo de retraso aumentará (o disminuirá). La posición de salida se
caracteriza por la distancia GO entre el centro de gravedad de la cuenca y la
salida, la distancia GM entre el borde de la elipse y el centro de gravedad G,
y la distancia OM entre la salida y el borde de la elipse: el punto M se
encuentra en la línea que une O a G y se define como la intersección entre
la elipse y OG (GM = GO + OM). La relación (GM / GO) <1 si la salida O se
encuentra fuera de la elipse y (GM / GO)> 1 si O se encuentra dentro de la
elipse. Los descriptores GM / GO y OM caracterizan el alargamiento de la
cuenca fuera (o reducción dentro) de la elipse, y la distancia entre la elipse
y la salida.

El descriptor (a + b + ε x OM, con ε = +1 si la salida O se encuentra fuera


de la elipse y ε = -1 si la salida se encuentra dentro de la elipse) se define
con el fin de caracterizar la distancia media entre cuenca y la salida
teniendo en cuenta la posición de la salida fuera (o dentro) de la elipse. El
término (a + b) describe el alargamiento de la cuenca usando solo las
características de la elipse equivalente, y el término (ε x OM) describe
elongación adicional '+ OM' (o reducción '-OM'). Definimos la relación (a + b
+ ε x OM) / (a + b); esta relación puede ser inferior a 1, igual a 1 o superior
a 1, cuando la salida se encuentra dentro de la elipse, en la elipse o fuera de
la elipse, respectivamente.

Aplicaciones hidrológicas de las propiedades geométricas de la


elipse equivalente

Los enfoques globales y distribuidos se utilizan generalmente en modelos


hidrológicos. Los enfoques globales consideran la cuenca como un todo con
un conjunto de parámetros, mientras que los enfoques distribuidos
subdividen la cuenca en unidades hidrológicas, cada una caracterizada por
un conjunto de parámetros. En ambos enfoques, los parámetros están
relacionados con la geomorfología, el tipo de suelo, el uso de la tierra, la
cubierta vegetal, la red de canales, las aguas subterráneas, etc. Los
descriptores geométricos de la elipse equivalente son útiles para definir
modelos de parámetros relacionados con la geomorfología.

En enfoques globales, algunas de las características hidrológicas de eventos


de inundación como el tiempo de retraso, el momento de ocurrencia de flujo
máximo y la amplitud de flujo máximo están vinculadas a la forma de red
del canal, especialmente la longitud principal y consecuentemente el
alargamiento de la cuenca. Los descriptores de la elipse equivalente como
a, b, (a + b), a / b, Ri, Imax e Imin, caracterizan el alargamiento de la
cuenca, mientras que GM, GO, OM, (a + b + ε x OM) y ( a + b + ε x OM) / (a
+ b) caracterizan la posición de salida de la cuenca en comparación con el
borde de la elipse. Como la geomorfología juega un papel importante en la
escorrentía superficial, estos descriptores son útiles para calcular algunas
propiedades de la función de transferencia de la geomorfología, como se
muestra en los casos de aplicación en la siguiente sección.

Para tener en cuenta la variabilidad espacial de los parámetros y variables


dentro de la cuenca, los enfoques hidrológicos distribuidos se utilizan para
complementar los globales. En los modelos hidrológicos distribuidos, las
cuencas se subdividen en dos sistemas interrelacionados, las laderas y la
red de canales. Los collados pueden ser cuencas de fuentes o cuencas
laterales relacionadas con la red de canales; controlan la producción de
escorrentías y la red de canales controla el transporte de agua y sedimentos
desde la escorrentía hacia la salida de la cuenca. Los procesos hidrológicos
son diferentes para estas dos características geomorfológicas (Abbott et al.,
1986, Binley et al., 1989). En consecuencia, es evidente que existe una
necesidad práctica de definir con precisión la red de canales y las
subcuencas a partir de la topografía. Un aspecto importante de cualquier
modelado distribuido espacialmente es decidir la delineación de subcuencas
y la extracción de la red de canales. Surge una pregunta: ¿cuáles serán los
efectos de la subdivisión espacial de la cuenca sobre las propiedades
geomorfométricas y, en consecuencia, sobre los procesos hidrológicos? La
última sección describe un caso de aplicación que estudia la relación entre
varias escalas (desde el píxel elemental hasta la cuenca completa) de la
subdivisión espacial de la cuenca, y las correspondientes propiedades
geomorfológicas.

En las siguientes dos secciones, presentamos dos aplicaciones


complementarias pero independientes del uso de los descriptores de elipse
equivalentes, primero en la escala de cuenca completa para vincular la
respuesta hidrológica de la cuenca a los descriptores, y luego, cuando se
utilizan enfoques distribuidos, para estudiar la relación entre varios niveles
de subdivisión de la cuenca y los descriptores.

ANÁLISIS DE LAS PROPIEDADES MORFOMÉTRICAS Y LA RESPUESTA


HIDROLÓGICA DE SIETE CUENCAS EN EL SUR DE FRANCIA

Los datos DEM utilizados en las aplicaciones son en forma de bloque francés
del Instituto Geográfico Nacional (IGN, Institut G'eographique National) con
una resolución de cuadrícula de 250 m. Siete cuencas situadas en el sur de
Francia y que tienen sus salidas en el mar Mediterráneo, se estudiaron
extensamente: las cuencas de los ríos Tech, Tet, Agly, Aude, Orb, H'erault y
Vidourle, respectivamente, en orden del español. frontera en el sur hasta el
río Ródano en el este. El área total (S0) de las cuencas estudiadas se da en
la Tabla I, y oscila entre 738 km2 (Tech) y 5346 km2 (Aude).

En esta aplicación, los DEM se usaron para extraer la red de canales y


delinear los límites de las cuencas. Luego, se ajustó una elipse equivalente a
toda la escala de captación y se calcularon las propiedades morfométricas a
partir de los DEM. Finalmente, las propiedades morfométricas se
correlacionaron con algunas propiedades hidrológicas de un hidrograma
unitario instantáneo geomorfológico.

Extracción de red de canales desde DEM

Los procedimientos para extraer la red de canales y delinear las cuencas y


subcuencas existen en la literatura (O'Callaghan y Mark, 1984; Band, 1986;
Morris y Heerdegen, 1988; Fairfield y Leymarie, 1991; Tarboton et al., 1991;
Chorowicz et al., 1992; Gurnell y Montgomery, 1999). Con base en estas
hipótesis, Moussa y Bocquillon (1994) desarrollaron un procedimiento para
extraer las redes de drenaje y determinar la dirección del flujo desde una
depresión. Este procedimiento primero calcula la dirección del flujo para
cada píxel, que es la dirección en la que el agua fluirá del píxel a uno de los
ocho píxeles circundantes. El procedimiento sigue el enfoque de que las
depresiones deben llenarse, luego se convierten en áreas planas a través de
las cuales puede enrutarse el agua. Esta fase de análisis genera dos
conjuntos de datos. El primero da la dirección del flujo para cada píxel, o la
red de drenaje; y el segundo representa el conjunto de datos de
acumulación de flujo, donde a cada píxel se le asigna un valor igual al
número de píxeles drenados a través de un píxel dado. La red de canales se
extrae considerando que los píxeles drenan un área mayor o igual que un
área umbral S. La Figura 2a muestra para un cuenco esquemático la
dirección del flujo y el conjunto de datos de acumulación de flujo, y la Figura
3 muestra las redes de drenaje para las siete cuencas obtenidas con un
umbral S = 25 km2.

Comparación de formas de cuenca

La Figura 3 muestra las elipses ajustadas en la escala de toda la cuenca (S


= S0) y la Tabla I proporciona los valores correspondientes de los principales
descriptores a, b, Ri, ω, GO y GM. El eje semi-mayor a oscila entre 22 km
(Vidourle) y 50 km (Aude), y el eje semi-menor b entre 8 km (Tech) y 34 km
(Aude). La relación Ri indica el grado de elongación de la cuenca; las
cuencas más alargadas son la Tecnología (Ri = 0.09) y el Tet (Ri = 0.13) y
las cuencas menos alargadas son el Orb y el Aude (Ri = 0.47). El valor de Ri
disminuye cuando la cuenca se alarga y aumenta para formas circulares; el
caso particular de las formas circulares corresponde a a = b y Ri = 1. Las
siete cuencas tienen su salida localizada fuera de la elipse, y en
consecuencia GM / GO <1 y ε = + 1. Las cuencas que tienen sus salidas
cerca del borde de la elipse tienen (a + b + ε x OM) / (a + b) cerca de 1;
este es el caso del Tech (1.162) y el Aude (1.207). Por otro lado, cuencas
como Orb (1Ð830) y Tet (1Ð438) tienen sus salidas lejos del borde de la
elipse y, en consecuencia, tienen un valor alto de la relación (a + b + ε x
OM) / (a + segundo).

Tabla I. Características geométricas de la elipse equivalente: semieje mayor


a, semieje menor b, la relación de inercia Ri, el ángulo ω y las dos distancias
GO y GM
Figura 2. Una cuenca esquemática. (a) Dirección del flujo. (b) Conjunto de
datos de acumulación de flujo y ejemplo de una red de canales extraída con
un umbral S = 23.00001 píxeles: los píxeles negros corresponden a la zona
del canal y los píxeles grises a las cuencas de origen

Características de la respuesta hidrológica de la cuenca

El hidrograma unitario representa el hidrograma de escorrentía directa


resultante de una unidad de lluvia efectiva distribuida uniformemente sobre
una cuenca durante un tiempo específico (Lee y Delleur, 1976). Esta teoría
supone que la respuesta de captación a las entradas de lluvia es lineal e
invariante en el tiempo. Se han desarrollado muchos métodos para derivar
el hidrograma unitario utilizando características geomorfológicas, llamadas
hidrograma unitario geomorfológico instantáneo-GIUH (Rodrıguez-Iturbe y
Valdés, 1979; Gupta et al., 1980; Gupta y Mesa, 1988; Bras y Rodr 'Iguez-
Iturbe 1989; Snell y Sivapalan, 1994; Moussa, 1997).

El GIUH calculado en este documento se basa en una subdivisión de la


cuenca en subcuencas conectadas a los alcances. Una función de impulso
sobre cada subcuenca representa la lluvia efectiva de entrada. Los
hidrogramas se enrutan en pendientes y a través de la red de canales
utilizando un enfoque lineal basado en la resolución analítica de la ecuación
de onda difusiva descrita por Moussa (1996). Este modelo necesita dos
parámetros en cada alcance, la celeridad C (LT_1) y la difusividad D (L2T_1).
En las aplicaciones, se calculó un GIUH de referencia para cada una de las
siete cuencas. Para las siete cuencas estudiadas, la red de canales extraída
de los DEM con un área de umbral S que oscila entre 1 y 10 km2,
corresponde a las líneas azules en los mapas geográficos de IGN. Elegimos
un valor medio de S = 4 km2 para extraer una red de canales de referencia
y subdividir la cuenca en subcuencas. Se aplicó una función de impulso
idéntica (para una duración de 30 min) en toda la cuenca y los hidrogramas
enrutados a través de la red de canales utilizando un valor constante, en
espacio y tiempo para C y D para todos los alcances; en consecuencia, la
función de transferencia GIUH utilizando la ecuación de onda difusa es un
modelo lineal. La figura 4 muestra el GIUH calculado para las siete cuencas

PROPIEDADES MORFOMÉTRICAS DE CUENCAS


Figura 3. Redes de canales de la zona estudiada extraídas con un umbral S
= 25 km2, y la elipse equivalente ajustada para toda la cuenca

Figura 4. El hidrograma unitario instantáneo geomorfológico (GIUH)


calculado para las siete cuencas utilizando dos parámetros constantes C =
1.3 m s-1 y D = 5000 m2 s-1

utilizando, por ejemplo, C = 1.3 m s-1 y D = 5000 m2 s-1; estos valores


numéricos retenidos para las aplicaciones son representativos de C y D
durante los eventos de inundación en la cuenca de Hérault.
Cada GIUH se puede caracterizar por el tiempo de ocurrencia de la amplitud
máxima indicada tmax, el tiempo de ocurrencia de su centro de gravedad
que representa el tiempo de retraso o el tiempo de respuesta de la cuenca
señalada tr, y la amplitud de la descarga máxima observada Qmax . La
Tabla II muestra los valores calculados para las siete cuencas: tmax varía
entre 8 h (Tech) y 22 h (Aude), tr entre 10 h (Tech) y 23 h (Aude) y Qmax
entre 0.8 x 10-5 m3 s- 1 (Aude) y 2.0 x 10-5 m3 s-1 (Agly). Observamos que
el GIUH de Aude, Hérault y Orb presenta una meseta y, en consecuencia,
tmax no se puede definir con precisión para estas cuencas. Finalmente,
retenemos tr y Qmax para clasificar y comparar la respuesta hidrológica de
las cuencas.

Relación entre propiedades morfométricas y respuesta hidrológica

Las dos características hidrológicas tr y Qmax están relacionadas con tres


descriptores morfométricos: el cuadrado raíz clásica del área de la cuenca
(S0 ^ 0.5), el descriptor (a + b) que caracteriza la elongación de la elipse
equivalente y

Tabla II. Principales características hidrológicas del GIUH


la descripción (a + b + ε x OM) que caracteriza la elongación de elipse
equivalente teniendo en cuenta la posición de salida. Las Figuras 5a y 5b
muestran la relación entre los tres descriptores y tr y Qmax
respectivamente, y la Tabla III muestra el coeficiente de correlación entre tr
y Qmax, y cada una de las tres propiedades morfométricas usando
relaciones lineales y exponenciales.

Se observa una correlación positiva entre tr y los tres descriptores; esto se


debe a que el tiempo de latencia de la cuenca se correlaciona con el área y
el alargamiento de la cuenca. El coeficiente de correlación entre tr y cada
uno de los tres descriptores es casi idéntico cuando se usan relaciones
lineales o exponenciales. Para relaciones lineales, el coeficiente de
correlación entre tr y S0 ^ 0.5 es 0.960; este coeficiente de correlación
mejora a 0.995 cuando se correlaciona tr y (a + b + ε x OM).

Observamos una correlación negativa entre Qmax y los tres descriptores;


esto se debe al coeficiente de difusión D en la ecuación de onda difusiva,
que disminuye el flujo máximo cuando aumenta la longitud del canal y, en
consecuencia, cuando el depósito tiene un área mayor o es más alargado.
Las relaciones exponenciales dan mejores coeficientes de correlación para
cada uno de los tres descriptores. Para las relaciones exponenciales, el
coeficiente de correlación entre Qmax y S0 ^ 0.5 es-0.939; este coeficiente
de correlación mejora a -0.953 cuando se correlaciona Qmax y (a + b + ε x
OM).

En ambos casos (tr y Qmax), se observa una mejora del coeficiente de


correlación cuando se usa la característica de elipse equivalente (a + b + ε
x OM) en lugar de (a + b) o S0 ^ 0.5. Esto se debe a que el término (a + b +
ε x OM) tiene en cuenta el término ε x OM y, en consecuencia, la distancia
entre la salida y la elipse.
Figura 5. Relaciones entre los tres descriptores morfométricos (*: S0 ^ 0.50;
+: a + b; o: a + b + ε x OM) en: (a) el momento de ocurrencia del centro de
gravedad del GIUH; (b) la amplitud máxima de la GIUH

Tabla III. Coeficientes de correlación entre los tres descriptores


morfométricos (S0 ^ 0.50, a + b y a + b + ε x OM) y los dos descriptores
hidrológicos (tiempo de latencia tr y la descarga máxima Qmax) del GIUH
(Figura 4) para lineal y exponencial relaciones

Discusión

En la literatura, se han desarrollado muchos descriptores morfométricos de


forma de cuenca. Estos descriptores están vinculados a la longitud principal
(Hack, 1957, Eagleson, 1970, Shreve, 1974), el perímetro de la cuenca
(Roche, 1963) o la estructura de red del canal (Horton, 1945; Strahler, 1952;
Smart, 1968). En el plano bidimensional, estos descriptores pueden variar
considerablemente con la escala de observación (Marani et al., 1991;
Rodríguez-Iturbe y Rinaldo, 1997) y el tamaño de la cuadrícula DEM; por lo
tanto, los valores deben considerarse con su escala asociada (Wolock y
Price, 1994). Para evitar estas limitaciones, la elipse equivalente se basa en
propiedades que tienen una dimensión mayor que 2 (la misma área (L2) que
el área de la cuenca y la misma relación de momentos de inercia (L4)), que
tienden a un valor constante cuando La cuadrícula DEM disminuye.

En esta sección, las aplicaciones se presentan en la escala de captación


total de siete cuencas que tienen sus puntos de venta en el mar. Se usaron
los descriptores morfométricos de la elipse equivalente (a, b, (a + b), Ri, ω,
GO, GM y (a + b + ε x OM)), primero para comparar la forma de las cuencas
y luego relacionar las propiedades morfométricas a las propiedades
hidrológicas de un GIUH, como el tiempo de retraso y el flujo máximo.

Los descriptores no dimensionados como Ri se pueden usar para clasificar


las cuencas desde las más alargadas (valor bajo de Ri) hasta las menos
alargadas (valor alto de Ri): Tech, Tet, H'erault, Agly, Vidourle, Aude y Orb. .

El descriptor (a + b + ε x OM) se correlaciona con el tiempo de retraso y el


flujo máximo del GIUH; los valores altos de este descriptor corresponden a
tiempos de retardo bajos y flujos máximos altos, y viceversa. Clasificamos
las cuencas de los valores más bajos a los más altos de este descriptor:
Tech, Vidourle, Agly, Tet, Orb, H'erault y Aude. Tenga en cuenta que las
características hidrológicas GIUH se obtuvieron para el conjunto de
parámetros de celeridad y difusividad C= 1.3 m s-1 y D = 5000 m2 s-1. El
mismo método puede aplicarse para otros valores de los parámetros C y D
considerados aquí e idénticos para todos los alcances, o utilizando valores
variables para C y D en función de las propiedades geométricas e
hidráulicas (pendiente local, sección transversal y rugosidad).

Los descriptores de elipse equivalentes son útiles para comparar formas de


captación y alargamientos y pueden usarse en estudios hidrológicos para la
estimación del tiempo de retardo que puede relacionarse con la forma,
elongación y la posición de salida de la cuenca.