Está en la página 1de 12

Revista Posgrado y Sociedad ISSN: 2215-2172

Sistema de Estudios de Posgrado Volumen 15, Número 1, 2017, 57-67


Universidad Estatal a Distancia RevistaSEP-PyS@uned.ac.cr

¿Desarrollo sostenible o sustentable? La controversia de un concepto

Sostenible or sustentable development? The controversy of a concept

Jaime Ernesto Rivera-Hernández1 Graciela Alcántara-Salinas3


Centro de Estudios Geográficos, Biológicos y Comunitarios, Centro de Estudios Geográficos, Biológicos y Comunitarios,
Sociedad Civil, México Sociedad Civil, México

Napoleón Vicente Blanco-Orozco2 Eric Pascal Houbron4


Universidad Nacional de Ingeniería, Nicaragua Universidad Veracruzana, México

Juan Antonio Pérez-Sato5


Colegio de Posgraduados, México

Resumen. Se presenta una revisión y discusión de los conceptos desarrollo sostenible y desarrollo susten-
table, en el afán de aclarar su origen y dilucidar si los conceptos son o no sinónimos y si ambos son correctos y
válidos. Se incluye un breve panorama de cómo se han usado ambos conceptos tanto en la literatura científi-
ca, como en textos y leyes gubernamentales y de divulgación; también se describe la controversia que se ha gene-
rado por el uso no diferenciado de estos términos y las corrientes de pensamiento que los sustentan. Se concluye
que, a pesar de que lingüísticamente ambos términos son correctos y sinónimos casi perfectos, representan postu-
ras e ideologías diferentes, ya que el “desarrollo sostenible”, representa un enfoque principal sobre el desarrollo y
busca la manera que sea sostenido por medio del cuidado del ambiente y el “desarrollo sustentable”, enfatiza el
cuidado de los recursos naturales y su uso, pero mediante un modelo que proteja el ambiente como prioridad. .

Palabras clave. Desarrollo, sostenible, sustentable, términos, controversia

Abstract. A brief revision regarding “sostenible” and “sustentable” development is shown, with the objective of cla-
rify their origin, and if these concepts are synonymous or not, and whether both are correct and valid. A brief out-
look about how these concepts have been used in scientific, governmental and popular literature is included, and
also, the controversy generated regarding the not differentiated use between these terms is described. We conclu-
de that, although linguistically speaking both terms are correct and are synonymous, both terms represent different
ideologies, since the term “sostenible” keep focus on the “development”; and in the term “sustentable”, the focus is
on natural resources protection and management, but with a model that prioritise the protection of environment.

Keywords. Sustainable, development, sostenible, sustentable, concept, controversy

1
Jaime Ernesto Rivera-Hernández. Centro de Estudios Geográficos, Biológicos y Comunitarios, Sociedad Civil (GEOBICOM, S.C.), Veracruz, México. Doc-
tor en Ciencias Naturales para el Desarrollo, DOCINADE-Costa Rica. Dirección electrónica: jriverah@geobicom.org
2
Napoleón Vicente Blanco-Orozco. Facultad de Electrotecnia y Computación, Universidad Nacional de Ingeniería, Managua, Nicaragua. Doctor en Cien-
cias Naturales para el Desarrollo, DOCINADE-Costa Rica. Dirección electrónica: blanconapoleon@yahoo.com
3
Graciela Alcántara-Salinas. Centro de Estudios Geográficos, Biológicos y Comunitarios, Sociedad Civil (GEOBICOM, S.C.), Veracruz, México. Doctora en
Etnobiología, Universidad de Kent, Reino Unido. Dirección electrónica: graasrivalcan@gmail.com
4
Eric Pascal Houbron. Universidad Veracruzana, Veracruz, México. Doctor en Ingeniería de Procesos Industriales, Instituto Nacional de Ciencias Aplica-
das, Francia. Dirección electrónica: ehoubron@uv.mx
5
Juan Antonio Pérez-Sato. Juan Antonio Pérez-Sato. Maestría en Paisaje y Turismo Rural, Colegio de Postgraduados, Campus Córdoba. Dirección electró-
nica: pantonio@colpos.mx
Rivera-Hernández et al.

Introducción ellos en el caso de que se trate de conceptos vá-


lidos con definiciones diferentes, lo que se pre-
Los términos “desarrollo sostenible”, “desa-
tende lograr en este artículo por medio de una
rrollo sustentable”, “sostenibilidad” y “susten-
revisión y análisis de la literatura especializada.
tabilidad” son utilizados indistintamente en
diferentes medios de comunicación como pu- El origen
blicaciones científicas, libros académicos, tex- La preocupación por el ambiente y su soste-
tos gubernamentales, leyes, revistas y artículos nibilidad o sustentabilidad inicia como una pre-
de divulgación, periódicos, internet, películas, ocupación ambientalista y el punto de partida,
radio y televisión; así mismo, son usados coti- parece corresponder a los siguientes momentos
dianamente en el vocabulario de especialistas en históricos: a) la fundación de la Unión Interna-
áreas como la economía, turismo, biología y en cional para la Conservación de la Naturaleza
otras ciencias ambientales y también en aspec- (UICN) en 1948, para contribuir a encontrar so-
tos relacionados con el desarrollo. Ejemplo de luciones prácticas para los principales desafíos
lo anterior son los artículos científicos de López, ambientales y de desarrollo que enfrentaba ya el
López y González (2007), con el título “Una ex- planeta; b) en 1955, se celebra un coloquio de-
periencia chontal, Desarrollo Rural Sustentable”, nominado “Man’s role in Changing the Face of the
o el de Vilches, Gil y Cañal (2010), denominado Earth”, que analizó el papel del ser humano en
“Educación para la sostenibilidad y educación la transformación de la superficie terrestre (Gra-
ambiental”. En el ámbito gubernamental, po- cia-Rojas, 2015) y c) la publicación de Carson
demos citar a la Ley General de Desarrollo Fo- (1962) “Primavera silenciosa”, cuyo libro contri-
restal Sustentable de México (H. Congreso de la buyó a la generación de una nueva conciencia
Unión, 2003). ambiental de escala global (Barrios et al., 2007).
Tomando en cuenta lo anterior, es importante El origen y los antecesores de estos conceptos
tener claridad en el origen de estos conceptos, se remontan a la década de los 70 (Sheinbaum,
que se han venido utilizando como sinónimos, 2007), cuando se manifestó la crítica a la viabi-
sobre todo cuando estas palabras se mencionan lidad del crecimiento económico como objetivo
en contextos de crecimiento, mejora o desarrollo. condicionante del desarrollo; en esta época, se
En este ensayo pretendemos dejar en claro el ori- acuñó el concepto de Ecodesarrollo; Maurice
gen de estos conceptos, su validez para los países Strong del Programa de las Naciones Unidas
de habla hispana, con base en la Real Academia para el Desarrollo (PNUMA), lo formuló prime-
de la Lengua Española (RAE), que es la institu- ro, aunque posteriormente Ignacio Sachs lo ela-
ción que se encarga de la regulación lingüística y boró y le dio difusión internacional (Riechmann,
los cambios que experimenta la lengua españo- 1995); este concepto surge con el fin de armoni-
la (RAE, 2014a). La aclaración de estos términos zar el aumento de la producción, que urgente-
para los hispanohablantes es crucial sobre todo mente requerían los países del Tercer Mundo,
cuando encontramos tales definiciones en otros con el respeto necesario a los ecosistemas, a fin
idiomas como el inglés, italiano o portugués y, de conservar las condiciones de habitabilidad de
principalmente, con la controversia generada la Tierra (Naredo, 1996). Esta propuesta significó
por el uso indistinto de estos conceptos en es- una crítica al modelo de desarrollo basado en el
pañol; además, es importante determinar cuál es crecimiento económico sin respeto del ambiente
el término correcto y el que debería utilizarse, y sin un componente de justicia social e interge-
o bien, dejar clara la definición de cada uno de neracional.

58 Posgrado y Sociedad. Vol. 15 No. 1. Año. 2017


¿Desarrollo sostenible o sustentable?

No obstante lo anterior, luego se inició una velopment (ONU, 1987). En dicho texto, el térmi-
diferenciación de concepciones cuando la di- no se entiende como: “el desarrollo que satisfa-
plomacia estadounidense manifestó su desapro- ce las necesidades de la generación presente sin
bación del concepto de Ecodesarrollo (Naredo, comprometer la capacidad de las generaciones
1996; Sachs, 1994), promulgando lo inapropiado futuras para satisfacer sus propias necesidades”
del término sobre todo en documentos vinculan- (ONU, 1987, p.23). Sin embargo, el concepto sig-
tes de organismos internacionales como la Orga- nifica una definición ética inicial, lo cual permite
nización de las Naciones Unidas (ONU); de esta conciliar las diferencias existentes entre los di-
manera, este término fue sustituido más tarde versos actores tanto de la sociedad civil, como
por el de “desarrollo sostenible”, expresión que gubernamentales, reconociendo además las di-
se podía aceptar por parte de los economistas ferencias entre naciones y cómo se acentúan es-
que fundamentaban teóricamente el modelo de tas a causa de las deudas externas de los países
desarrollo “occidental y capitalista” predomi- en vía de desarrollo.
nante entonces, al confundirse con el concep- Dicho informe busca establecer un espacio
to de “desarrollo dutosostenido” (self sustained de convivencia para una política de consenso
growth), introducido tiempo atrás por Rostow y que sea capaz de disolver las diferentes visio-
muy empleado por economistas que teorizaban nes e intereses entre las naciones, sus pueblos,
el desarrollo desde el punto de vista de la ciencia su sociedad civil y otros actores que conforman
económica (Naredo, 1996). el complicado mundo del desarrollo sostenible
En 1980, en la Primer Estrategia Mundial de o sustentable. Empero, este primer concepto de
la Conservación, elaborada por la Unión Inter- Sustainable development en vez de considerar
nacional para la Conservación de la Naturaleza un cambio de fondo, retoma y refuerza el para-
(UICN), con la asesoría, cooperación y el apoyo digma tradicional de desarrollo (Barrios et al.,
financiero del Programa de las Naciones Unidas 2007). Es también importante mencionar que en
para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Fondo el Informe Bruntdland se refleja la discusión que
Mundial para la Naturaleza (WWF), en cola- en ese momento está teniendo lugar sobre el de-
boración con la Organización de las Naciones sarrollo sostenible y trata de explicar el sentido
Unidas para la Agricultura y la Alimentación que se le daba al adjetivo “sostenible”.
(FAO) y la Organización de las Naciones Uni- La controversia
das para la Educación, la Ciencia y la Cultura
Actualmente se utiliza sin distinción los térmi-
(UNESCO), se utiliza por primera vez el térmi-
nos: sostenible, sustentable, duradero o perdura-
no “aprovechamiento sostenible” que propone
ble. En inglés existe solo el término “sustainable”
tres objetivos generales: a) mantener los proce-
y en francés “perdurable o durable”; en español
sos ecológicos esenciales y los sistemas vitales,
se utilizan los términos sostenible y sustentable,
b) preservar la diversidad genética y c) asegurar
lo que ha generado discusiones. La confusión
el aprovechamiento sostenible de las especies y
del concepto tiene su génesis en el proceso de
los ecosistemas. Este documento toma el modelo
traducción del idioma inglés al español, como
de sostenibilidad de la biología de poblaciones.
sostenible o sustentable: se utilizan ambos tér-
No fue hasta la aparición del documento minos para lo que aparentemente es el mismo
Nuestro futuro común, también conocido como concepto. Según Flores (2008), por un lado el vo-
Informe Brundtland, cuando surge y se define cablo “sostenible” tiene su origen en la palabra
formalmente el término en inglés sustainable de- “sostenido”, cuyo significado es que algo puede

59 Posgrado y Sociedad. Vol. 15 No. 1. Año. 2017


Rivera-Hernández et al.

mantenerse por un tiempo determinado; por otro y por la Real Academia de la Lengua Española
lado, “sostenible” significa que algo se puede (2014b), se menciona que ambos términos son
mantener por tiempo indefinido, sin que colap- adjetivos verbales o postverbales, es decir, que
se o se deteriore. Por su parte, “sustentable” se derivan de los verbos “sostener” y “sustentar”
origina del verbo “sustentar’, cuyo significado se respectivamente y que pertenecen al tipo de ad-
enfoca hacia un proceso independiente, que no jetivos que se forman mediante el agregado del
necesita de recursos externos para mantenerse. sufijo -able o -ible a la raíz del verbo, como por
Al revisar estos conceptos en el Diccionario de ejemplo: amar-amable, o temer-temible. El sufi-
jo -ble indica capacidad o aptitud para recibir la
la Lengua Española (RAE, 2014b), encontramos
acción del verbo, es decir, “sostenible” es lo que
sus definiciones, las cuales se citan a continuación:
es “capaz de sostener o de sostenerse” y “sus-
“Sustentable. Que se puede sustentar o defen- tentable” aquello que es “capaz de sustentar o
der con razones.” sustentarse’. De esta manera, se puede afirmar
“Sostenible. Dicho de un proceso que puede que el “desarrollo sostenible” es “el desarrollo
mantenerse por sí mismo, como lo hace, por que puede o es capaz de sostenerse” y el “desa-
ejemplo, un desarrollo económico sin ayuda rrollo sustentable” es “el que puede o es capaz
exterior ni merma de los recursos existentes. de sustentarse’.
Que se puede sostener (opinión, situación).
Especialmente en Ecología y Economía, que se Tomando en cuenta lo anterior, se puede afir-
puede mantener durante largo tiempo sin ago- mar que, gramaticalmente, el uso de ambos ad-
tar los recursos o causar grave daño al medio jetivos como calificativos del sustantivo “desa-
ambiente.” rrollo” es válido. Sin embargo, desde el punto
“Sostenibilidad. Cualidad de sostenible.” de vista del significado, se debe investigar si los
dos son igualmente válidos o sólo uno de ellos
“Sustentabilidad. Esta palabra no existe en el dic-
lo es. Para esclarecerlo hay que volver a las defi-
cionario, es decir, no es aceptada como válida.”
niciones del Diccionario de la Real Academia Es-
Es primordial apuntar que la condición de pañola (2014b), en que “sostener” es: “Sustentar,
Sostenibilidad se refiere al equilibrio de una es- mantener firme algo”. En cuanto a “sustentar”,
pecie con los recursos de su entorno, por lo que el mismo diccionario lo define como: “sostener
este término tiene su origen en la biología de po- algo para que no se caiga o se tuerza”. De esta
blaciones, especialmente utilizado en temas de manera, el diccionario de la RAE establece es-
pesquería y forestería (Zúñiga, 2011). tos verbos como sinónimos casi perfectos, por
Al analizar las definiciones de los vocablos lo que, observados desde esta perspectiva, for-
en cuestión, hay que puntualizar que el térmi- zosamente se debe concluir que, tomando en
no “sostenible” se encuentra más desarrollado cuenta estrictamente el lenguaje, el léxico y la
y enfocado hacia lo que es el sustainable develo- semántica, los verbos “sostener” y “sustentar”
pment, en cambio, “sustentable” se refiere más son sinónimos y, por tanto, su uso es indistinto
a una idea, un concepto o un punto de vista. (Márquez, 2000).
Debe remarcarse la ausencia del término “sus- Por otra parte, hablando del sustantivo “sus-
tentabilidad” en el Diccionario de la Lengua Es- tentabilidad”, el hecho de que no figure en el dic-
pañola. En adición, al continuar analizando las cionario de la RAE no quiere decir que no exista
diferencias desde el punto de vista lingüístico, se tal término, pues el diccionario no determina la
toma en cuenta lo referido por Márquez (2000) existencia o inexistencia de ningún vocablo, ya

60 Posgrado y Sociedad. Vol. 15 No. 1. Año. 2017


¿Desarrollo sostenible o sustentable?

que se trata de derivaciones lógicas y naturales, Al revisar la historia reciente del concepto
que en algunos casos pueden estar como laten- “desarrollo sostenible”, después de su primera
tes, como esperando que alguien los emplee aparición en el informe Brundtland en 1992, se
para materializarse. De modo que, cuanto esto produce la Cumbre de Río (Cumbre de la Tie-
ocurre, no puede hablarse de la creación o in- rra), donde se proclamó el desarrollo sostenible
vención de una nueva palabra, sino de extraerla como una nueva meta de la humanidad para su-
de un reservorio natural. Un buen ejemplo es el perar la crisis ambiental global. Por lo anterior,
sustantivo “gobernabilidad”, que es a su vez un este término se popularizó como un objetivo
derivado natural del adjetivo “gobernable”. La social supuestamente deseado, pero a la vez se
existencia de dicho sustantivo, aunque no esté volvió un concepto controversial, ya que, por
en el diccionario, es de una lógica abrumadora, otro lado, se comenzó una tendencia de pensa-
ya que inevitablemente el verbo “gobernar” ge- miento la cual definía que, para conseguir este
nera un adjetivo derivado que es “gobernable” y desarrollo sostenible era necesario continuar con
este, por su parte, genera también necesariamen- el crecimiento económico, medido según los pa-
te un sustantivo derivado, que es “gobernabili- rámetros economicistas de los países ricos, por
dad” (Márquez, 2000). lo que también en la Cumbre de Río se recono-
Adicionalmente, al revisarse la literatura cien- cieron ampliamente las limitaciones ambientales
tífica actual se encuentra que el uso de ambos de este concepto.
términos es indiscriminado, así como que mu- De esta manera, el crecimiento asociado al de-
chos otros autores prefieren el uso de uno u sarrollo es un crecimiento económico constante
otro término y hay quienes prefieren el uso de y regular en el tiempo, sin altibajos desequili-
“sostenibilidad” o “sustentabilidad” con el fin bradores y, además, olvida cualquier contenido
de eliminar el término “desarrollo” de su signi- ecológico (García y Priotto, 2009). Por esto algu-
ficado. Por ejemplo, Gallopín (2003) opina que nas organizaciones latinoamericanas han que-
el concepto de “desarrollo sostenible” difiere de rido diferenciar su posición de la posición ofi-
lo entendido por “sostenibilidad”, iniciando con cial (la de las Naciones Unidas y los gobiernos),
entender que la palabra “desarrollo” conduce a adoptando el término sustentable. De hecho, en
una idea de cambio gradual y direccional; por Argentina, México y Chile se utiliza con mayor
el contrario, “sostenibilidad” indica el manteni- frecuencia el término “desarrollo sustentable”,
miento de una situación existente de un estado pero sin que haya quedado claramente definida
o sistema. la diferencia (Flores, 2008).
De la misma manera, Riechmann (1995) men- A partir de la presentación del concepto por
ciona que “desarrollo” (tal como se define habi- parte de la Comisión Mundial sobre el Medio
tualmente) y “desarrollo sostenible”, más que Ambiente y Desarrollo (WCED) en el informe
conceptos emparentados, son antagónicos; sos- Brundtland y después en la Cumbre de Río, se
tiene que si resulta imposible imponer la visión puede notar el uso distinto de los conceptos sos-
ecologista del desarrollo sostenible sobre la en- tenible y sustentable. Por ejemplo, en el mani-
gañosa interpretación productivista, tal vez lo fiesto por la vida “Por una Ética para la Susten-
mejor sea abandonar este término pues no se tabilidad” (PNUMA, 2002), se plantea que: “la
trata de salvar la idea convencional de “desarro- ética de la sustentabilidad debe partir del reco-
llo”, sino más bien de avanzar hacia la nueva no- nocimiento de los límites y potenciales naturales
ción de sustentabilidad. y culturales para el desarrollo sustentable” (p. 3)

61 Posgrado y Sociedad. Vol. 15 No. 1. Año. 2017


Rivera-Hernández et al.

y también menciona que “reconociendo los lími- económica e instrumental que se plantea como
tes de la naturaleza, puede ayudarnos a definir modelo que debe incorporar el ser humano mo-
una nueva visión y una nueva comprensión del derno y que son tales principios, una antítesis
mundo para enfrentar los enormes desafíos de del propósito de la sustentabilidad.
la humanidad” (p. 1) y que: “debemos cambiar
El desarrollo basado en lo sostenible del cre-
las concepciones dominantes de la racionalidad
cimiento económico se ha fundamentado en
económica y tecnológica que intentan legitimar
paradigmas y conductas irreflexivas y en com-
procesos de dominación, insustentabilidad eco-
portamientos insustentables que se basan en los
lógica e inequidad social” (p. 1). El desarrollo
principios del individualismo y de la competen-
sostenible, al contrario de lo sustentable, se plan-
cia de la racionalidad económica.
tea como concepto dual y confuso que revive el
desarrollismo y promueve la falacia de un creci- Por lo tanto, el desarrollo sustentable requiere
miento económico ilimitado sobre la naturaleza una moral distinta ante el consumo y una ética
limitada del planeta y se convierte entonces, en de la frugalidad; se habla entonces de un nuevo
lo que alguna vez se ha llamado un “concepto modo de producción fundado en los potenciales
esencialmente discutible” (Riechmann, 1995). de la naturaleza y de la cultura y no en las le-
Este esquema de pensamiento es resultado del yes teóricas y pragmáticas del mercado. La ética
dominio filosófico del pensamiento económico del desarrollo sustentable promulga respeto a la
de teóricos del desarrollo de los países del mundo diversidad, a la diferencia, a la otredad y a la al-
industrializado de la época (Barrios et al., 2007). ternativa. El objetivo es la refundación de una
nueva concepción de racionalidad productiva
La sostenibilidad responde a la clásica defini-
sustentada en una nueva economía con princi-
ción de lo sostenible del informe de Brundtland
pios ecológicos, morales y culturales como con-
y se encuentra definida en un contexto donde
dición de sustentabilidad (Leff, 2006).
se vincula el crecimiento económico con el uso
de los recursos naturales. Lo sustentable es una El nuevo enfoque de desarrollo implica, pues,
concepción más integral que va mucho más allá considerar principios de ética para la sustentabi-
de únicamente lo económico. Las corrientes la- lidad que se expresen en valores de solidaridad
tinoamericanas reconocen en el concepto de de la humanidad para con el planeta, lo primor-
sustentabilidad una posición ética, como una dial es el “ser” antes de la posesión material y,
manera de posicionarse frente a la vida y a los principalmente, dar un lugar primordial a la dis-
distintos elementos del ambiente; es más un jue- tribución de los recursos de la naturaleza antes
go de armonización de éticas y racionalidades, del crecimiento, así como utilizar como práctica
con el componente de la cultura latinoamericana la gestión colectiva de bienes comunes de la na-
(Barrios et al., 2007; Leff, 2006). turaleza; en otras palabras, el nuevo concepto de
sustentabilidad se fundamenta en una ética que
La ética del desarrollo sustentable difiere del
implique impulsar la solidaridad, reciprocidad
planteamiento de desarrollo sostenible, el cual
trata de armonizar las peculiaridades del merca- y el bien común por encima del principio egoís-
do con los intereses del Estado y del ciudadano ta de producir ganancias, riquezas y comodidad
común; por el contrario, la ética de lo sustenta- basado en un acceso privilegiado a los recursos
ble implica la necesidad de conjugar una serie de naturales (PNUMA, 2002).
principios básicos dentro de una ética del bien Por consiguiente, la diferencia de los términos,
común, sin recurrir a la supuesta racionalidad la cual va mucho más allá de una mala traduc-

62 Posgrado y Sociedad. Vol. 15 No. 1. Año. 2017


¿Desarrollo sostenible o sustentable?

ción del inglés, ahora es producto de los avances política y gobernanza democrática, no habrá un
y planteamientos que desde las corrientes am- desarrollo sustentable, si acaso un desarrollo
bientalistas han establecido una discrepancia en- sostenido continuado al estilo occidental. Está,
tre los dos términos. El discurso del “desarrollo por ende, en la palestra, la definición de un de-
sostenible” parte de una idea de que sus políti- sarrollo que indique un nuevo equilibrio entre el
cas buscan armonizar el proceso económico con uso de la naturaleza y la atención a las necesida-
la conservación de la naturaleza; favorece un des humanas (Gudynas, 2004).
balance entre la satisfacción de necesidades ac- De esta manera, el desarrollo sustentable se
tuales y las de las generaciones futuras; sin em- debe pensar como una nueva relación con el
bargo, se pretenden cumplir los objetivos revita- ambiente, con un objetivo superior al equilibrio
lizando el viejo mito desarrollista, promoviendo
entre crecimiento económico y conservación de
un crecimiento económico sostenible sobre la
la naturaleza; se debe integrar el potencial eco-
naturaleza limitada del planeta; es decir, lo sos-
lógico, el desarrollo tecnológico, la cultura y la
tenible le da prioridad al crecimiento económico
sociedad para construir un desarrollo sustenta-
sobre la protección de la naturaleza (Barrios et
ble que sea a la vez capaz de satisfacer las nece-
al., 2007).
sidades básicas de la humanidad, mejorando su
El desarrollo sostenible como conceptualiza- calidad de vida. Se plantea una transformación
ción armónica entre lo antropológico y lo eco- productiva, de valores éticos y sociales, con el
lógico se ha cubierto de una mayor elaboración fin de construir un nuevo modelo de interactuar
epistemológica. Se puede, entonces, enfocar el con la naturaleza (Gudynas, 2004).
concepto como un desarrollo que implique el
despliegue y la adquisición de capacidades hu-
Conclusión
manas en conjunto con el respeto de la sosteni- La discusión en torno al desarrollo sustentable
bilidad ecológica como un principio básico de o sostenible, no sólo tiene que ver con las dife-
justicia intergeneracional (Arribas, 2007), que a rencias o similitudes semánticas que ya hemos
su vez implique la posibilidad de convivir en el discutido líneas arriba o a una depuración ter-
entorno conociendo sus demarcaciones. Por lo minológica académica, sino que tiene implica-
que el desarrollo sostenible se convierte en sus- ciones más profundas, de índole social, demo-
tentable si logramos vivir dentro de los límites gráfica, cultural, valorativa y sobre todo política,
de los ecosistemas (Riechmann, 1995). debido a que tiene que ver directamente con la
El desarrollo sustentable nos conduce a con- existencia de la vida del ser humano y su entor-
siderar varios elementos necesarios para su es- no (Rodríguez y Govea, 2006).
tablecimiento, como reconocer la diversidad; de En términos generales, podemos mencionar
hecho, la sustentabilidad es una lucha por la di- que la confusión inicia con el hecho de que el
versidad ecológica y social en todas sus dimen- vocablo anglosajón “sustainable” fue traducido
siones (Barkin, 1998). Adicionalmente, la susten- indistintamente como “sustentable” o “sosteni-
tabilidad se basa en la participación consciente ble”. Según la Real Academia de la Lengua Es-
de las personas en una lucha por justicia social, pañola (2014), el término “sostenible” y “soste-
derechos humanos, diversidad cultural y respe- nibilidad” son los correctos, o al menos, son los
to al ambiente, porque sin un cambio social y más adecuados a la idea original planteada en el
económico que signifique un nuevo pacto social informe Bruntland (ONU, 1987). Sin embargo, si
de distribución de riquezas y de participación se abaliza el significado de los verbos que dan

63 Posgrado y Sociedad. Vol. 15 No. 1. Año. 2017


Rivera-Hernández et al.

origen a los términos en análisis, se observa que, va a un nuevo diseño de las formas en las que
al menos semánticamente, se trata de sinónimos comúnmente producimos, que causan una gran
casi perfectos. Por tal razón, la sociedad en gene- contaminación y, por lo tanto, destruyen el me-
ral y los académicos en particular, han utilizado dio ambiente. Afirma Barkin (1988, p. 25) que
ambos términos indistintamente o han preferido “la sustentabilidad es un proceso más que un
el uso de uno sobre el otro, pero sin que la dife- conjunto de metas bien específicas e implica una
rencia entre ellos quedara clara. nueva forma de relacionarse con la naturaleza, la
No obstante, al revisar la literatura especia- economía y la sociedad”.
lizada con respecto al tema, se puede concluir Por último, hay que tomar en cuenta la opi-
que los dos conceptos se han diferenciado por la nión de López, López y Ancona (2015), quienes
posición ideológica que defienden, ya que mien- mencionan que cuando alguien usa el vocablo
tras los países desarrollados conceptualizan un “sostenible” se hace de acuerdo con el conoci-
“desarrollo sostenible”, que se mida en términos miento que se posee, y señalan que no existe una
económicos para continuar con su modelo de sostenibilidad a largo plazo. Estos mismos auto-
desarrollo basado en reglas de mercado, el “de- res apuntan que el término “sustentable” es utili-
sarrollo sustentable” plantea un cambio radical zado como una forma de conciliar el crecimiento
de la manera de uso para la producción, el con- económico con el equilibrio de los ecosistemas,
sumo y la distribución de los recursos naturales. tratando de mantener una alta producción y pro-
De esta manera, la principal diferencia entre teger a la vez los recursos naturales, lo que es con-
los términos en análisis, está en su uso para dife- tradictorio si no se sabe cuánto se debe conservar
renciar posiciones de concepciones de desarro- y cómo hacerlo. Se concluye que lo más impor-
llo, ya que el término “desarrollo sostenible” es tante es que de todos depende que el desarrollo
más utilizado por investigadores y profesionales sea sostenido y sustentable y que los principios
de las ciencias sociales, económicas y políticas, que originaron los conceptos sean aplicados.
en razón de que su enfoque o principal preocu- Así, al referirse al desarrollo y asociarle el tér-
pación es el “desarrollo”, el cual debe ser soste- mino “sustentable” debe entenderse que se está
nido o sostenible para que el sistema productivo expresando un proceso de desarrollo equilibra-
funcione, luego entonces para que el desarrollo do desde los puntos de vista social y económico
pueda ser sostenible, debemos cuidar que los re- y su interacción con el ambiente. Por su parte,
cursos naturales no se agoten. el “desarrollo sostenible” se refiere a un proceso
En cambio, la visión de “desarrollo sustenta- con características económicas que le permite al
ble” es principalmente utilizado por investiga- sistema perdurar en el tiempo.
dores y profesionales de las ciencias naturales, Tomando en cuenta lo anterior, no es posible
para quienes su principal preocupación u ob- concluir si un término es mejor que el otro o si
jetivo final es la conservación de los recursos uno está mal utilizado, sino que cada uno res-
naturales, mediante su uso racional y controla- ponde a diferentes enfoques. Por lo tanto, de-
do; o sea, no se trata de no utilizar los recursos, pendiendo del enfoque y priorización, ya sea
sino de hacerlo de una manera que se garantice hacia el desarrollo (sostenible) o hacia la conser-
su conservación a futuro. Esta visión, como lo vación de los recursos naturales (sustentable), se
menciona Flores (2008), está encaminada a cam- debe diferenciar su uso. Sin embargo, si ambas
biar nuestros modos de producción, consumo y visiones se logran conjuntar y poner de acuerdo,
distribución de los recursos naturales y conlle- tratando de encontrar un balance entre cuanto

64 Posgrado y Sociedad. Vol. 15 No. 1. Año. 2017


¿Desarrollo sostenible o sustentable?

se pueden cuidar los recursos naturales sin des- Carson, R. (1962). Silent Spring. Boston: Ed.
cuidar el desarrollo humano o hasta que punto Houghton Mifflin..
es posible tener un desarrollo sin afectar a los re- Flores B., T. (2008) ¿Desarrollo sosteni-
cursos naturales, entonces tendremos un mode- ble o sustentable? Asociación Bolivia-
lo que produzca éxitos palpables sin importar si na Prodefensa de la Naturaleza. Recu-
le llamamos desarrollo sostenible o sustentable. perado de https://www.google.com.mx/
Finalmente, al registrarse el término “susten- url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&c-
tabilidad” en el diccionario de la RAE y darle d=1&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwi-
una definición más correcta al término “susten- DiJSrqLPUAhXE2SYKHU9WBC-
table” en el mismo diccionario, podríamos am- MQFggrMAA&url=http%3A%-
pliar el uso de ambos términos y tal vez, podrían 2F%2Fsa3dc15bc92033257.
ser mejor entendidos y utilizados. jimcontent.com%2Fdownload%2F-
Agradecimientos version%2F1305553971%2Fmodule%-
2F5154290770%2Fname%2Fdesarrollo%-
Se agradece mucho a los profesores del cur- 2520sostenible%2520o%2520sustentable.
so Desarrollo y Sostenibilidad, del Programa de pdf&usg=AFQjCNG-v5RTsYFYiYY7oT-
Doctorado en Ciencias Naturales para el Desa- N1UJraAe3Iwg&sig=Iaq2FtmBHy1oWE4eE
rrollo (DOCINADE): Willy Soto, Tomás Guz- RW55g.
mán y Sayra Munguía, por la motivación para la
Gallopin, G. (2003). Sostenibilidad y desarrollo sos-
realización del presente ensayo y por la revisión
tenible: un enfoque sistémico. CEPAL. Serie Me-
objetiva y los atinados comentarios del manus-
dio Ambiente y Desarrollo Núm. 64. Naciones
crito final. Adicionalmente, se agradece la revi-
Unidas. Chile. Recuperado de http://reposito-
sión y sugerencias para mejorar el texto de Feli-
rio.cepal.org/bitstream/handle/11362/5763/1/
za Ramón Farías y dos revisores anónimos.
S033120_es.pdf.
Referencias García, D. y Priotto, G. (2009). Educación Ambien-
Arribas H., F. (2007). La idea de desarrollo soste- tal. Aportes Políticos y Pedagógicos en la cons-
nible. Sistema 196, 75-86. Recuperado de http:// trucción del campo de la Educación Ambiental.
www.ficad.org/lecturas/adicional_uno_uni- Secretaría de Ambiente y Desarrollo Susten-
dad_tres_gads.pdf. table. Buenos Aires, Argentina. Recuperado
Barkin, D. (1998). Riqueza, pobreza y desarrollo sus- de http://www.campusvirtual.unt.edu.ar/file.
tentable. Editorial Jus y Centro de ecología y php?file=%2F284%2FAportes_20Pol_C3_AD-
Desarrollo. Versión electrónica. México. Recu- ticos_20y_20Pedag_C3_B3cios.pdf.
perado de http://www.eumed.net/libros-gra- Gracia, J.P. (2015). Desarrollo sostenible: Origen,
tis/2005/db/db.pdf. evolución y enfoques. Documento de docencia
Barrios N., C., Castro A., U., Coria, L.G., Gon- No. 3. Bogotá: Ediciones Universidad Coo-
zález A., M., Martínez V., R. y Taddey D., L. perativa de Colombia. 18 pp. Recuperado de
(2007). La relación global-local. Sus implicancias https://revistas.ucc.edu.co/index.php/dodo/
prácticas para el diseño de estrategias de desarro- article/view/1074.
llo. Red Académica Iberoamericana Local-Glo- Gudynas, E. (2004). Ecología, economía y ética del
bal-EUMEDNET. Recuperado de www.eu- Desarrollo Sustentable. Coscoroba Ediciones.
med.net/libros/2007a/259/index.htm. Centro Latino Americano de Ecología Social

65 Posgrado y Sociedad. Vol. 15 No. 1. Año. 2017


Rivera-Hernández et al.

(CLAES) y Desarrollo, Economía, Ecología PNUMA. (2002). Por una ética para la Susten-
y Equidad-América Latina (D3E). 5a Edi- tabilidad. Sétima Reunión del Comité Inter-
ción. Montevideo, Uruguay. Recuperado de sesional del Foro de Ministros de Medio
http://www.ecologiapolitica.net/gudynas/ Ambiente de América Latina y el Caribe.
GudynasDS5.pdf. Programa de las Naciones Unidas para el
H. Congreso de la Unión. (2003). Ley General Medio Ambiente. Oficina Regional para
de Desarrollo Forestal Sustentable. Diario América Latina y el Caribe. Sao Paulo, Brasil.
Oficial de la Federación, México. 25 de febrero, Real Academia Española (2014a). Estatutos y
pp. 1-70. Recuperado de http://www.dipu- reglamento de la Real Academia Española. Real
tados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/259_240117. Academia Española 300 Años. Madrid. Recu-
pdf. perado de http://www.rae.es/sites/default/
Leff, E. (2006). Ética por la vida. Elogio de files/Estatutos_y_reglamento_nuevo.pdf.
la voluntad de poder. Polis (5)13, 1-14. Real Academia de la Lengua Española (2014b).
Recuperado de http://www.redalyc.org/ Diccionario de la Lengua Española. Vigésima
pdf/305/30551306.pdf. tercera edición. Colección de Diccionarios
López R., C.D., López H. y E.S. y González, Espasa. España: Espasa. Recuperado de
E.J. (2007). Una experiencia chontal. Desa- http://www.rae.es/.
rrollo rural sustentable. Trayectorias (9)24: Riechmann, J. (1995). Desarrollo Sostenible: la
57-67. Recuperado de http://www.redalyc. lucha por la interpretación. En: Riechmann,
org/pdf/607/60715115007.pdf. J., Naredo, J.M., Estevan, A. y Bermejo, R
López R., C.D., López H., E.S. y Ancona P., I. (eds). De la Economía a la Ecología. Madrid:
(2015). Desarrollo sustentable o sostenible: Editorial Trotta. Recuperado de https://
una definición conceptual. Horizonte Sani- sistemamid.com/panel/uploads/bibliote-
tario (4)2: 1-7. Recuperado de http://www. ca/2014-09-30_10-56-06111186.pdf.
redalyc.org/pdf/4578/457845044002.pdf. Rodríguez, I. y Govea, H. (2006). El discurso
Márquez R., A. (2000, 5 de noviembre). Sos- del desarrollo sustentable en América Lati-
tenible y Sustentable. Periódico El Nacional. na. Revista venezolana de Economía y Ciencias
Caracas, Venezuela. Sociales (12)2: 37-63. Recuperado de http://
www.redalyc.org/pdf/177/17712202.pdf.
Naredo, J.M. (1996). Sobre el origen, el uso y
el contenido del término sostenible. Textos Sachs, I. (1994). Entrevista en Science, Nature.
sobre sostenibilidad. Cuadernos de investi- Societé, 2(3).
gación urbanística, 41, 7-18. Recuperado de Sheinbaum, D. (2007). ¿Qué es la sustentabili-
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?- dad? Recuperado de http://sepiensa.org.mx/
codigo=1333758. contenidos/2007/l_susten/susten1.html
ONU. (1987). Nuestro futuro común. Informe UICN. (1980). Estrategia Mundial para la Con-
Brundtland. Comisión Mundial sobre el Me- servación. La conservación de los recursos vivos
dio Ambiente y el Desarrollo. Organización para el logro de un desarrollo sostenido. UICN,
de las Naciones Unidas. Recuperado de PNUMA y WWF. 71 pp. Recuperado de ht-
http://www.un.org/es/comun/docs/?sym- tps://portals.iucn.org/library/sites/library/
bol=A/42/427. files/documents/WCS-004-Es.pdf.

66 Posgrado y Sociedad. Vol. 15 No. 1. Año. 2017


¿Desarrollo sostenible o sustentable?

Vilches, A., Gil D. y Cañal, P. (2010). Educa- Zúñiga, M.Y. (2011). Sostenibilidad y Sustenta-
ción para la Sostenibilidad y Educación am- bilidad como estrategias para crear valor en las
biental. Investigación en la Escuela, 71, 5-15. viviendas actuales. Tesina de Especialidad en
Recuperado de http://www.uv.es/~vilches/ Ingeniería Civil (Construcción). Facultad de
Documentos/EDS%20y%20EA.pdf. Ingeniería. Ciudad de México: UNAM.

Recibido: 30 de mayo de 2017


Aceptado: 9 de junio de 2017

67 Posgrado y Sociedad. Vol. 15 No. 1. Año. 2017