Está en la página 1de 9

Qué dice la Biblia acerca de la pereza

Pregunta: "¿Qué dice la Biblia acerca de la pereza?"

Respuesta: La primera ley de movimiento de Newton establece


que un objeto en movimiento tiende a permanecer en movimiento,
y que un objeto en reposo, tiende a permanecer en reposo. Esta
ley se aplica a la gente. Mientras que algunos son naturalmente
impelidos hacia complejos proyectos, otros son apáticos,
requiriendo motivación para vencer la inercia. La pereza, siendo
un estilo de vida para algunos, es una tentación para todos. Pero la
Biblia es clara en que como el Señor, quien es un Dios trabajador,
ordenó el trabajo para el hombre, la pereza es pecado. “Ve a la
hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sé sabio.” (Proverbios
6:6).

La Biblia tiene mucho que decir acerca de la pereza. Los


Proverbios especialmente, están llenos de sabiduría concerniente a
la pereza y advertencias a la persona perezosa. Ellos nos dicen que
una persona perezosa odia el trabajo: “El deseo del perezoso le
mata, porque sus manos no quieren trabajar.” (21:25); le encanta
dormir: “Como la puerta gira sobre sus quicios, así el perezoso se
vuelve en su cama.” (26:14); da excusas: “Dice el perezoso: El
león está en el camino; el león está en las calles.” (26:13);
desperdicia tiempo y energía: “También el que es negligente en su
trabajo, es hermano del hombre disipador.” (18:9); él cree que es
sabio, pero es un tonto: “En su propia opinión el perezoso es más
sabio que siete que sepan aconsejar.” (26:16).

Proverbios también nos dice el final que le espera al perezoso: “La


mano de los diligentes señoreará; mas la negligencia será
tributaria.” (12:24); su futuro es sombrío: “El perezoso no ara a
causa del invierno; pedirá, pues, en la siega, y no hallará.” (20:4);
puede llegar a empobrecer: “El alma del perezoso desea, y nada
alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada.” (13:4).

No hay lugar para la pereza en la vida de un cristiano. Un nuevo


creyente es verazmente enseñado que “...por gracia sois salvos por
medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por
obras, para que nadie se gloríe.” (Efesios 2:8-9). Pero un cristiano
puede volverse haragán si erróneamente cree que Dios no espera
fruto de una vida transformada. “Porque somos hechura suya,
creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó
de antemano para que anduviésemos en ellas.” (Efesios 2:10). Los
cristianos muestran su fe mediante sus obras. “. . . yo te mostraré
mi fe por mis obras. . . Porque como el cuerpo sin espíritu está
muerto, así también la fe sin obras está muerta.” (Santiago
2:18, 26). La pereza viola un propósito de Dios – las buenas obras.
El Señor, sin embargo, fortalece a los cristianos para vencer la
propensión carnal a la pereza, al darnos una nueva naturaleza (2
Corintios 5:17).

En nuestra nueva naturaleza, somos motivados a ser diligentes y


productivos por amor a nuestro Salvador quien nos redimió.
Nuestra antigua propensión hacia la indolencia – y todos los demás
pecados – ha sido reemplazada por un deseo de vivir una vida
santa: “El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con
sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el
que padece necesidad.” (Efesios 4:28). Somos instados a nuestra
obligación de proveer para nuestras familias a través de nuestro
trabajo. “Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente
para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.”
(1 Timoteo 5:8); y para otros en la familia de Dios: “Antes vosotros
sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están
conmigo, estas manos me han servido. En todo os he enseñado
que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar
las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar
que recibir.” (Hechos 20:34-35).

Como cristianos, sabemos que nuestros trabajos serán


recompensados por nuestro Señor, si perseveramos en ser
diligentes: “No nos cansemos, pues, de hacer el bien; porque a su
tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que, según tengamos
oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la
familia de la fe.” (Gálatas 6:9-10); “Y todo lo que hagáis, hacedlo
de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo
que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a
Cristo el Señor servís.” (Colosenses 3:23-24); “Porque Dios no es
injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis
mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y
sirviéndoles aún.” (Hebreos 6:10).
Los cristianos deben trabajar en la fuerza de Dios para evangelizar
y discipular. El apóstol Pablo es nuestro ejemplo: “….que es Cristo
en vosotros, la esperanza de gloria, a quien anunciamos,
amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda
sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo
hombre; para lo cual también trabajo, luchando según la potencia
de él, la cual actúa poderosamente en mí.” (Colosenses 1:27b-29).
Aún en el cielo, continuará el servicio de los cristianos a Dios,
aunque ya no abrumados por la maldición (Apocalipsis 22:3). Libres
de enfermedad, tristeza y pecado – aún de pereza – los santos
glorificarán al Señor por siempre. “Así que, hermanos míos
amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor
siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.”
(1 Corintios 15:58).
El campo del perozoso II
La palabra perezoso, en hebreo en el Antiguo Testamento, es "atsel" que significa
indolente, ocioso o perezoso. Es decir, cuando una persona cae en la pereza en
cierta manera cae en la indolencia, en la indiferencia. En el Nuevo Testamento la
palabra perezoso es "okneros" que significa indolente, impuntual e insoportable.
Dios nunca llega tarde, siempre llega a tiempo.

Hebreos 6:11-12 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la mismo
solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, a fin de que no
seáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia
heredan las promesas. De nuevo vemos aquí como la pereza puede impedir
que nos lleguen las promesas y por eso nos exhortan a imitar a aquellos que
por su fe y paciencia heredaron las promesas. El perezoso tiene
características muy particulares; veamos algunas de ellas.

Lo primero es que el perezoso no discierne los tiempos. La palabra de Dios dice


que todo es hermoso en su tiempo. Sin embargo en Proverbios 6:9 dice: “Perezoso
¿Hasta cuando has de dormir? ¿Cuándo te levantaras de tu sueño?”. Dios
instituyó el reposo para el ser humano, el problema que se resalta aquí es que el
perezoso no sabe discernir cuando es el momento de dormir y deleitarse en el
reposo y cuando es el momento de trabajar.

Otra característica es que desea pero nada alcanza, pues se la pasa soñando pero
sin tener un plan de acción. En Proverbios 13:4 dice: “el alma del Perezoso desea,
y nada alcanza, mas el alma de los diligentes será prosperada“. El alma del
diligente acciona el plan, el perezoso solo se queda deseando. Debemos luchar
mucho contra esto e instruir a nuestros jóvenes. Ellos tienen que aprender a
accionar y ser diligentes.

El perezoso tiene una mente sumamente negativa. Declara su fracaso


anticipadamente. No piensa mas allá, se rinde fácilmente. Debemos estar
consciente de que existe un enemigo, pero tenemos que tener la seguridad de que
mayor es el que está con nosotros; Él pelea nuestras batallas. Proverbios 22-13
dice el Perezoso: el león está fuera, seré muerto en la calle. Proverbios 26:13 Dice
el perezoso: el león esta en el camino, el león esta en las calles. Como la puesta
gira sobre sus quicios, así el perezoso se vuelve en su cama. Debemos cerrar
brechas que puedan estar abiertas al enemigo.

Otra característica es que el perezoso cree que sabe más que los demás.
Proverbios 26-16 en su propia opinión el perezoso es más sabio que siete que
sepan aconsejar. El perezoso es sabio en su propia prudencia, y no está viendo su
calamidad. Por eso con corazón humilde debemos acercarnos al Señor para que el
nos conduzca por sus sendas.

El perezoso justifica su negligencia, y la justifica por las circunstancias, sin


embargo siempre está presto a pedir lo que no sembró. Proverbios 20:4 el
perezoso no ara a causa del invierno, pedirá pues en la siega, y no hallara.
Nosotros mismos a veces nos auto justificamos y nuestros campos se van
llenando de espinos y malas yerbas y estamos justificando una situación. El
perezoso pide en el tiempo de la siega, pero recordemos que, el que no siembra
no cosecha.
Los perezosos tienen dos actitudes frecuentes. Una es una actitud evasiva. Está
profundamente comprometido, al extremo de desarrollar una adicción, pero con
cualquier actividad que no sea la que tiene que hacer. Esta es la fotografía de
muchas vidas el día de hoy. No podemos volvernos adictos a nada que nos separe
de Dios. Con estas actividades en perezoso intenta evadir su responsabilidad.
Hebreos 3:10 siempre andan vagando en su corazón, y no han conocido mis
caminos.

La segunda es la actitud mártir; ser la víctima y de esa manera justificar mi pereza.


Pero en la palabra dice que Dios no puede ser burlado, todo lo que el hombre
siega eso cosecha.

Eclesiastés 10:18 Por la pereza se cae la techumbre, y por la flojedad de las


manos se llueve la casa. Las goteras vienen por un techo en destrucción. Este
techo es símbolo de cobertura y protección. El vivir en una casa sin techo nos
expone. Cristo es nuestro protector.2 Corintios 12:14 He aquí, por tercera vez
estoy preparado, y nos seré gravoso, porque no busco lo vuestro, sino a vosotros.
Pues no deben atesorar los hijos para los padres, sino los padres para los hijos.

Debemos examinar nuestro campo, nuestra familia, nuestras casas; desechar toda
pereza, y cortar todos los malos hábitos. Identificar la pereza y renunciar a ella.
Tener un campo limpio será nuestro legado para nuestros hijos.

De fe en fe
Alcanzando las
Naciones
MATEO 28;19-20: "Por tanto, id, y haced
discípulos a todas las naciones,
bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo; 28:20
enseñándoles que guarden todas las cosas
que os he mandado; y he aquí yo estoy con
vosotros todos los días, hasta el fin del
mundo. Amén.",
RENDIR NUESTRO SER, AY SEÑOR
AUMENTANOS LA FE
No es tan fácil rendir nuestro ser, anularnos para que Dios sea el que obre, está
escrito estate quieto y conoce que yo soy Dios, cuando hablan mal de ti, obran
injustamente, sin pensar en la cadena de consecuencia que esto desata, pierdes tu
empleo, no solo lo pierdes tu sino también tu familia, ya que los recursos que
aportabas por ese empleo, no está.

Te sientas y recuerdas la injusticia, piensas, ok Dios te lo dejo a ti, estaré quieto,


pero llega un momento que no sabes, si Dios necesita una ayudita, no ves nada,
sientes impotencia, dolor, malestar, pique, angustia, impotencia, pero todo se lo
entregas a Dios, porque por nada debemos de estar afanosos.

Eso no es fácil, normalmente cuando las personas saben que cometieron un error,
quizás por no demostrar debilidad, mantener un aparente posición de fortaleza, no
se dan la oportunidad de hacer lo correcto.

Alguien habla mal de otro, y se da cuenta que lo que dijo no era así, lo normal es
que diga que se equivocó, pero no, quieren mantener su posición, pero en
mateo 17:1 Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos;
mas !!ay de aquel por quien vienen! 2 Mejor le fuera que se le atase al cuello una
piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos
pequeñitos.

Pero cuando ves que no puedes pagar los servicios, que se te enfermo un hijo y no
tienes para llevarlo a consulta, que el carro se te daña y no tienes para arreglarlo,
que etc, no sientes estar quieto, pero, sigue diciendo en los siguientes
versículos 3 Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele;
y si se arrepintiere, perdónale. 4 Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete
veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.

Pero nadie ha venido a decir que lo siente que lo perdone, que sabe que lo hiso
mal, hay entonces viene el mirad por vosotros mismos, los discípulos al escuchar
esto lo único pudieron decir en versículo 5 Dijeron los apóstoles al Señor:
Auméntanos la fe.

No es fácil, pero deja a Dios actuar, que aunque la situación se ve difícil, él está
actuando, es como cuando da fiebre, te tomas la medicina, te metes bajo la
sabana, la corcha abrigado, para quemar la fiebre, pareciera que no está pasando
nada, pero cuando despiertas ya estás bien.

Dice Lucas 6: 28-29 28 bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os
calumnian. 29 Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te
quite la capa, ni aun la túnica le niegues.

Recuerda que no importa la situación, Dios está obrando, y él hace un trabajo


perfecto, pero no solo lo está haciendo es ti, sino en aquel o aquellos que fueron
parte de esa situación y espera que el hará, tu espera aunque difícil permitirá que
los que actuaron mal hagan lo que nunca han hecho, pera que tu veas departe de
Dios lo que nunca has visto, por su amor y misericordia.
UNA NUEVA ESPERANZA, RENUEVATE
Esta mañana al levantarme y mirar por la ventana me di cuenta que
verdaderamente había llegado un Nuevo ano, vi un sol diferente, sentí algo que no
sabía en mi interior expresar, cuando tome el celular para ver el desborde de
mensajes que podían haber, de todos los mensajes, dos me impactaron, pues
expresan lo que sentí y no sabía expresar en mi interior uno es Fil. 3:13-14>
Hermanos, yo sé muy bien que todavía no he alcanzado la meta; pero he decidido
no fijarme en lo que ya he recorrido, sino que ahora me concentro en lo que me
falta por recorrer. 14 Así que sigo adelante, hacia la meta, para llevarme el premio
que Dios nos llama a recibir por medio de Jesucristo.

Y el otro mensaje fue Eclesiastés 3:15 >Aquello que fue, ya es; y lo que ha de
ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.

Entendí que debo proseguir, dejando lo de atrás, y alcanzar lo que está delante, lo
que Dios ha puesto y a dispuesto para mí, el restaura lo que paso.

Es tiempo de vivir la Vida y Vida en Abundancia, para dar fruto en abundancia.

HOY NO SERA OTRO DÍA MAS


Hoy sera un dia lleno de la gloria de Dios, aquella gloria que cuando moisés estuvo
en el monte Dios le dijo que si lo veía moriría, y verdaderamente murió, pues el
moisés que bajo de ese monte no era el mismo que subió a el,

hoy tiene que morir en nosotros bajo la gloria de Dios todo aquello que no nos
permite avanzar, todo lo que no trae gozo, toda acción que no edifica, adulterio,
fornicación, malas palabras, mentiras, engaños, maquinaciones de maldad, falta
de perdón, orgullo, borrachera, drogadiccion, dependencia del cigarrillo, del café,
de la comidas, baja autoestima, ignorancia espiritual, negación de Dios, etc.

hoy decido ser libreen el nombre de Jesús, y lo confieso con mi boca, que quiero
ser libre de........, en el nombre de Jesús, que todos puedan ver el cambio en Dios
y la libertad dada por él, en mi vida.

Jesús dijo ve y no peques mas, también, resiste al diablo y huirá de ti.

HOY ALCANZARE LAS METAS QUE DIOS TIENE PARA MI,


HOY ALCANZARE LAS METAS QUE YO TENGO EN DIOS,
HOY MIRO A MI ALREDEDOR Y LE DOY VALOR A TODO LO QUE TENGO,
HOY MI FAMILIA RECIBIRÁ UN TE AMO Y SENTIRÁ UN ABRAZO,
HOY HARÉ LO QUE NUNCA HE HECHO PARA VER EN DIOS LO QUE NUNCA
HE VISTO,
HOY, A PESAR DE LAS CIRCUNSTANCIAS DECIDO SER FELIZ.

HOY DESCANSO EN DIOS, PUES AUNQUE NO ESTE CONVENCIDO, EL HA


PROMETIDO EN SU PALABRA QUE NO ME DEJARA NI ME DESAMPARAR, Y
QUE LO QUE EL HA PROMETIDO, LO CUMPLIRÁ.

HOY NO SERA OTRO DÍA MAS.


Un llamado a reflexión
La muerte de una persona, más la de una cercana, nos debes llevar a la reflexión
de cómo estamos viviendo, porque vemos que en un abrir y cerrar de ojos se
puede acabar la vida, a veces estamos disfrutando de cosas que tenemos que
pensar si verdaderamente son agradables a Dios.

Filipenses 1:29 dice que nosotros tenemos, parafraseando, la gracia de no


solamente creer en él, sino de permanecer en Cristo, hay tres tipos de personas
sin Cristo, con Cristo y en Cristo, nosotros estamos llamados conforme a
Filipenses a no estar con Cristo, porque son los que han creído, sino estar en
Cristo que son los que permanecen en el, y lo que permanecemos en él nos
cuidamos de muchas cosas para que estemos agradables a Dios en la venida de
jesus, estoy yo haciendo lo correcto delante de Dios.

Mientras estemos en el cuerpo lo único correcto que haremos es procurar hacer lo


correcto, porque no somos Santos pero queremos ir camino a la perfección hasta
alcanzar la estatura del varón perfecto, ya que sí Cristo viene nos va a encontrar
en imperfección pero con un corazón dispuesto en palabras y hechos haciendo lo
posible por hacer lo correcto. Cambia el Espíritu Santo es nuestro ayudador.

El pan no esta duro


A veces nos queda alguna pieza de pan despues de merendar y al dia siguiente
decimos: *"Este pan está duro"* y es muy probable q sí lo esté, pero pensado en
ello y en una gran reflexión que leí del. Psicólogo Wilde Hernand. Hoy quiero
compartir esta frase contigo: *"El pan no está duro... duro es no tener pan"* Parece
mentira, pero *somos especialistas en quejarnos*, y la mayoría de las veces nos
quejamos sin razón, sin sentido, por tonterías, por egoísmo. *"El pan no está
duro... duro es no tener pan"* Qué quiere decir esto? Que el trabajo que tienes no
es *duro, duro es no tener trabajo.* Que tener el carro dañado no es duro, *duro es
no tener un carro*. Que por tener el carro dañado y tener que caminar a tomar el
bus eso es duro, no; eso no es duro, *duro es no tener piernas,* duro es no poder
caminar. Comer arroz con sardina no es duro, *duro es no tener comida*. Perder la
causa en algún problema familiar no es duro, duro y *créeme que muy duro es
perder un familiar** Decir TE AMO mirando a los ojos de otra persona no es duro,
*duro es decirlo frente a una lápida o un féretro* donde ya no tienen sentido las
palabras. *Quejarse no es duro, duro es no saber ser agradecidos*. Hoy es un
buen día para dar Gracias a Dios por lo que tenemos y no dejar que nuestra
felicidad dependa de algo o de alguien. Nuestra felicidad depende de nosotros
mismos.

Vivamos Felices porque La Misericordia de Dios es Infinita!!!


Te invito a que vivas el día lo mejor que puedas, que no guardes nada de tu
felicidad, que la deroches en los seres que más amas...
Dios bendiga tu camino
SIN EXCUSA
Alguien decía mientras predicaba, que los mejores momentos en Dios, se viven cuando,
estamos pasando por momento difícil, ya que en ese momento que cuando nos
entregamos a el, sin pensarlo mucho, se nos va el cansancio, el deseo de ver TV
cómodamente con la familia, salir a dar una vuelta, ir al cine, solo queremos estar en la
presencia de Dios.

Por otra parte, estaba en una reunión para planificar algunas actividades, cuando llego el
turno de los músicos y los adoradores, ello se quejaron porque no le avisaban con tiempo,
que en muchas ocasiones faltando pocos días para la actividad, era que le avisaban, por lo
que ellos necesitaban más tiempo, para sí poder ensayar.

Mientras exponían su posición, a mi mente me llego el momento en que Jesus llamo a los
70 y a los 12 y los envió, ello no pudieron decir: Señor esperece que no estamos
preparados para lo que nos está encomendando, ya que debemos ayunar y orar, antes de
ir.

Terminada la reflexión en mi mente, una persona expreso que no estaba de acuerdo con lo
que el decía al respecto, ya que la vida del cristiano es estar preparado para lo que Dios
desea que haga, la practica nuestra o la preparación, viene de una vida diaria de estar
metido en la presencia de Dios, cada día.

Adoración y alabanza, Escudriñar las escrituras, oración e intercesión, son las base de esa
práctica o preparación diaria, que nos permite hacer lo que tenemos que hacer para Dios.

Al final lo único que hacernos es afirmar nuestros pies, nuestro caminar, cuando adoramos
hacemos que Dios habite en medio de la alabanza de su pueblo, cuando escudriñamos,
nos nutrimos, nos llenamos, las áreas de nuestras vidas que no agradan a Dios son
podadas, para que llevemos buenos frutos, cuando intercedemos estamos dando y dando
es como recibimos.

No hay excusa, he me aquí Señor, y adelante, que él envía, POR ESO RESPALDA.