Está en la página 1de 2

Un consorcio tecnológico ruso busca crear supercomputadoras casi de la nada

CC0 / Pexels
TECNOLOGÍA
07:19 24.07.2018(actualizada a las 07:40 24.07.2018) URL corto
1150

La empresa Roselectronika, que forma parte del consorcio Rostec, anunció la creación
de la nueva generación de la red comunicativa Angara, usada para unir la potencia
computacional de diferentes computadoras para resolver tareas singulares. En la
nueva versión casi cualquier computadora moderna puede formar parte de la red.
El objetivo de Angara es ofrecer a las organizaciones industriales, financieras y científicas la posibilidad
de hacerse con una supercomputadora propia integrada por los puestos de trabajo ya existentes en sus
oficinas.

La red se basa en el estándar PCI Express, destacado por la alta velocidad de intercambio de datos, y
permite reunir hasta docenas de miles de computadoras tanto convencionales (los 'desktops') como
especializados (los servidores).
Otro enfoque parecido, pero diferente: Físicos rusos convierten ordenadores personales en
supercomputadoras

© SPUTNIK / EVGENY BIYATOV


Industria rusa ignora las sanciones y crea su propio complejo informático vital

"La potencia computacional está en alta demanda. Se requiere para investigaciones científicas,
funcionamiento de las redes neuronales, análisis de datos, aplicaciones de ingeniería asistida y muchas
otras tareas. Pero debido al considerable costo de los sistemas informáticos y de operación, el tiempo de
las supercomputadoras es costoso", explica la representante de Rostec, Ekaterina Baránova.
La nueva y más rápida iteración de Angara ofrece una solución para este problema, permitiendo a
pequeñas y medianas entidades científicas o de ingeniería aprovechar sus máquinas existentes para
hacerse con una considerable potencia computacional.

Ejemplo: El Ministerio de Comunicaciones ruso decide renovarse con computadoras rusas


El nuevo producto puede tener sus usos también en la creación de los centros de gestión,
almacenamiento y análisis de datos.

© SPUTNIK / GRIGORY SYSOEV


Rostec opta por el software para competir con los procesadores dominantes

Según informa la página web del creador del sistema (disponible en ruso), el sistema ha sido
exitosamente ensayado en diciembre de 2016.
El Instituto de las Altas Temperaturas de la Academia de Ciencias de Rusia se dotó con un clúster
computacional integrado por 32 servidores basados en el procesador estadounidense Intel Xeon E5-
1650 v3.

En el mismo período, el sistema se probó con computadoras basadas en el procesador ruso Elbrús-4S1,
confirmando el funcionamiento completo de todas las funciones previstas.