Está en la página 1de 10

[Escriba texto] Sub Dirección de

Educación Primaria

Los problemas de conducta. Definiciones y conceptos


afines
Es innegable la urgencia que tenemos los educadores de construir, apropiarnos
y desarrollar estrategias eficaces y con calidad educativa para intervenir y
reorientar las consecuencias de la NO intervención en el entorno escolar. Los
problemas de conducta en las aulas nacen, crecen, se reproducen, se
ramifican, se agudizan y NO MUEREN, por el contrario, ponen en jaque-mate
la pericia del docente; en pocas palabras resultan un reto a sus competencias
para el manejo de grupos, para la comunicación asertiva y la conciliación entre
pares.

¿Problema del alumno o problema del maestro?

Tengo un alumno problema. Cada día es más común encontrar en las escuelas
maestros con serios conflictos para atender los problemas de conducta, pues
se siente limitado para diseñar y poner en práctica situaciones sistemáticas y
funcionales de intervención; por lo que pasa la tarea a especialistas en la
materia, a los padres de familia, al director de la escuela sin determinar una
línea de acción ante la situación del alumno y mucho menos existen
especialistas en cada uno de los centros educativos para dar atención y aun
así considerando que la población infantil que presenta problemas de conducta
es de 1 y 4% de la población escolarizada, no se podría dar abasto a la
demanda.

La formación docente no se ha dado a la tarea de tratar estos aspectos,


generaliza los temas sobre la conducta infantil y su tratamiento psicológico,
pero lo anterior no justifica las actitudes que los educadores muestran al querer
solucionar los problemas de conducta pues incurren en actitudes negativas,
hostiles, de apatía y de falta de creatividad. Es importante darnos cuenta de la
imperante necesidad de intervenir en la situación.

Pero si no se cuentan con las herramientas necesarias es preciso echar mano


del apoyo de otras o mejor aún la capacitación de estas situaciones que cada
día son más comunes en nuestras aulas. Las conductas problema no tienen
por qué ser el pase de expulsión para el menor mucho menos el rechazo y
otras consecuencias que trae consigo el mal manejo de las situaciones.

(Frola, P. Velasquez, J. 2011. Estrategias de intervención para los problemas


de conducta.
[Escriba texto] Sub Dirección de
Educación Primaria

Conceptos claves:
CLIMA DE AULA.
Dentro del área del Desarrollo Socio Afectivo, se han relevado dos temáticas,
que impactan directamente en el proceso de aprendizaje y en el bienestar
socioemocional de los niños y las niñas/as. Estos son:

• Clima de Aula Positivo y Estrategias de Manejo Grupal.

• Estrategias para el manejo de niños/as que presentan problemas de Función


Ejecutiva y Conducta Prosocial.

En términos generales el clima social escolar se refiere a la “Percepción que


los individuos tienen sobre los distintos aspectos del ambiente en el cual se
desarrollan sus actividades habituales”. Es el escenario y las condiciones
ambientales donde ocurre el proceso de aprendizaje, y donde están presentes:

- Las relaciones que se establecen entre el equipo de sala y los niños /as.

- La forma en que se organizan las experiencias de aprendizaje.

- Las condiciones físicas del lugar donde éstas se implementan.

Clima Social Negativo Clima Social Positivo


 Genera miedo y ansiedad:  Disminuye la ansiedad y favorece la
predomina la crítica. confianza: sensación de ser
 Estructura de trabajo impredecible. alguien.
 Valoración de los niños/as basado  Estructura de trabajo estable y
en éxito académico. definido.
 Cultura autoritaria.  Valoración de los niños/as basado
 Sensación de no sentirse en el aprendizaje: reconocimiento
respetado en su dignidad. explícito de logros de acuerdo a
 No se enfrentan los conflictos o se sus capacidades.
enfrentan autoritariamente.  Cultura democrática.
 Interfiere con el crecimiento  Respeto por las diferencias.
personal  Permite enfrentamiento
constructivo de conflictos.
 Favorece el crecimiento personal.
Ministerio de educación de Chile. Orientaciones técnicas. Equipos de aula.
[Escriba texto] Sub Dirección de
Educación Primaria

(Chaux, Enrique. 2013. Educación, convivencia y


agresión escolar)
El clima de aula se refiere a la atmosfera de trabajo y a la calidad de las
relaciones entre estudiantes, y entre docentes y estudiantes en el aula. Hay por
lo menos dos dimensiones importantes en el clima del aula:

1. El cuidado de las relaciones.- incluye la preocupación mutua por el


bienestar del otro, la calidez y el afecto en las relaciones, la
comunicación clara y abiertas, la cohesión del grupo, el manejo
constructivo de los conflictos, el tomar en serio al otro y el apoyo a quien
lo necesite.
2. La estructura de la clase.- se refiere al establecimiento de normas y su
aplicación consistente, al orden de la clase y al seguimiento de
instrucciones.

El estilo con que el docente maneja su clase puede privilegiar una de esas dos
dimensiones del clima del aula, ambas o ninguna y conformar así 4 estilos:

Permisivo Democrático-Asertivo

CUIDADO

Negligente Autoritario

ESTRUCTURA

1.- Estilo autoritario. (Alto en estructura, bajo en cuidado)

Un docente con estilo autoritario privilegia que la clase


esté en orden, que se sigan las instrucciones, que se
cumplan sus órdenes, que los estudiantes estén
trabajando; pero no se preocupan tanto por la calidez
en las relaciones, ni por brindar afecto. Un estilo
autoritario lleva con frecuencia que un docente plantee
con sus estudiantes como una lucha por el control de
la clase. Los gritos y cantaletas son usuales.

Al entrar en una clase de un docente autoritario


usualmente se observa que los estudiantes están
trabajando, cada uno en su lugar, aunque realmente la
mayoría siente temor, porque saben que pueden ser reprimidos por cualquier
muestra de indisciplina. También es difícil que los estudiantes generen empatía
[Escriba texto] Sub Dirección de
Educación Primaria

por los demás porque no ven que esto sea valorado explícitamente por el
docente. Además, si respetan las normas, lo hacen por temor, no porque hayan
comprendido su importancia para la vida en sociedad, lo cual puede llevar a
que no le vean problemas a romperlas, siempre y cuando lo hagan a
escondidas de quien represente la autoridad.

2.- Estilo permisivo. (Bajo en estructura, alto en cuidado)

Los docentes con este estilo son muy afectuosos


con los estudiantes y muy apreciados por ellos,
pero no definen normas, ni limites, o si los definen,
no los hacen cumplir. Al entrar a una de sus clases
se nota mucho desorden, poco seguimiento de las
instrucciones, muy pocos estudiantes
escuchándolo o trabajando autónomamente, y, con
frecuencia, agresiones entre los estudiantes.

Hay mucho cariño y compromiso por los


estudiantes, pero poco aprendizaje. Por otro lado, al pasar por alto o tolerar
comportamientos agresivos entre los estudiantes envía un mensaje indirecto de
aceptación, lo cual puede legitimar estos comportamientos. Con este estilo los
estudiantes pueden perderse de comprender el sentido y la importancia de las
normas para la vida en sociedad, dado que no ven que se usen o se apliquen.
Justamente, el principal argumento que dan los docentes con estilos
autoritarios para justificar su estilo es una reacción a los problemas del estilo
permisivo: tienen que ser fuertes porque, si no, sus estudiantes los dominarían
y no podrían hacer clases. Sin embargo, este argumento supone que solo
existen dos opciones, lo cual es falso.

3.- Estilo negligente (bajo en estructura, bajo en cuidado)

En este estilo no hay demostraciones explicitas de


afecto, pero tampoco hay normas, ni limites aplicados
consistentemente. Con frecuencia parecería haber una
desconexión entre docente y estudiantes. Los docentes
con este estilo no tienen problemas en retirarse del salón
y dejar solo a los estudiantes, o dedicarse a corregir
trabajos frente a ellos, mientras los desatienden
completamente. En algunas ocasiones se ha observado
en que la desatención llega incluso a que estudiantes se
agredan físicamente a pocos metros de distancia del
docente y este no reacciona.
[Escriba texto] Sub Dirección de
Educación Primaria

4.- Estilo democrático-asertivo (alto en estructura, alto en cuidado)

Los docentes que favorecen este estilo logran


una relación afectuosa y cuidadosa con sus
estudiantes, con buena comunicación, al
mismo tiempo que definen y aplican
consistentemente las normas para el
funcionamiento de la clase. Por lo general,
estas normas son definidas con la
participación de todos, así que los
estudiantes conocen muy bien los límites
existentes y entienden su sentido. En este
estilo es más viable que los estudiantes
avancen hacia la regulación autónoma, es
decir, requieren cada vez menos una autoridad externa que controle su
disciplina. Logran desarrollar las clases sin tantas interrupciones por razones
de disciplina.
[Escriba texto] Sub Dirección de
Educación Primaria

DISCIPLINA
La disciplina en las instituciones educativas suele ser concebida en muchas
ocasiones, como un conjunto de normas que los estudiantes deben cumplir a
partir de órdenes que han sido determinadas por los adultos y que deben estar
bajo su control y vigilancia para poder mantenerla. Esta se asume también
como sinónimo de obediencia y está asociada a castigo, sermón, llamada de
atención y expulsión.

Desde otra mirada, la disciplina es entendida como la capacidad que


demuestran las personas para seguir voluntariamente un conjunto de reglas, en
función al logro de un propósito que ha brotado de sus propias necesidades.
Desde este enfoque, la disciplina constituye un medio y no un fin en sí misma.
Es decir, que lo que queremos alcanzar son relaciones más democráticas y
una convivencia pacífica en la institución educativa, más que la obediencia por
sí misma.

Desde esta segunda perspectiva:

 La disciplina debe orientarse a formar personas capaces de ejercer


responsablemente su libertad y colaborar al desarrollo progresivo de una
disposición interior favorable a las normas hechas por todos.
 Las normas deben ser elaboradas, conocidas, aceptadas y evaluadas
por todos y ser coherentes con los valores e ideales propuestos en el
Proyecto Educativo.
 Las normas deben considerar las necesidades de las personas y el
respeto a los derechos de los estudiantes, aportando así al logro de una
convivencia pacífica y democrática en la institución educativa.
 La comunicación constituye un aspecto fundamental para el buen
funcionamiento de la disciplina en las instituciones educativas, y por
ende, para el abordaje democrático de los conflictos y la convivencia. La
comunicación supone diálogo, y este a su vez implica saber escuchar
con atención e interés al otro.
 La ausencia de una buena comunicación entre las personas puede
fácilmente llevar a malos entendidos y conflictos, así como dificultar la
comprensión para su solución y abordaje democrático. De ser así, se
estaría dejando espacio a respuestas marcadas por la violencia.
MINEDU. Aprendiendo a resolver conflictos en las instituciones educativas.
[Escriba texto] Sub Dirección de
Educación Primaria

PROBLEMAS DE CONDUCTA (INDISCIPLINA):


CONCEPTOS E IMPLICACIONES PRÁCTICAS
En opinión de los profesores uno de los tres obstáculos más relevantes que
dificultan el aprovechamiento escolar, es la presencia cada vez más frecuente y
grave de los problemas de disciplina o ajuste social en todos los niveles de
Educación Básica. Resulta lógico que un alumno que no cuenta con las
competencias mínimas para adecuarse a las normas básicas de interacción
social en la escuela, comience a ver mermado su desempeño académico,
sobre todo cuando el único recurso estratégico que utiliza la comunidad escolar
para “adaptar” a estos niños es el castigo: expulsarlo del salón, reprenderlo
verbalmente, eliminarle beneficios, recluirlo en la dirección, impedirle la
convivencia con otros compañeros etc.

Expresiones como “lleva a este niño


berrinchudo con el psicólogo para que
hable con él” son ejemplo de esta
manera equivocada y reduccionista de
plantear la atención de los problemas
de conducta. Suponer que un alumno
va mejorar su comportamiento
inadecuado sólo por hablar con el
psicólogo es como creer que un niño presilábico se convertirá a alfabético sólo
porque así se lo aconseja la maestra de apoyo. No hay soluciones simples para
solucionar éste tema.

Si bien la familia, la escuela y el alumno son factores que contribuyen en


distinta proporción a la presentación de problemas de conducta, lo que sí se
puede afirmar es que todos actúan a la vez para ir conformado un es� lo
inadecuado de relacionarse con el medio. Algunos autores pretenden
imputar a las variables del alumno toda la responsabilidad sobre el origen de
este fenómeno, sin embargo la inmensa mayoría de la investigaciones
psicológicas, neurológicas, pedagógicas y sociológicas publicadas en los
últimos años dejan en claro la influencia simultánea de variables pertenecientes
a los tres factores antes descritos. Sería cómodo deslindar al ambiente de la
responsabilidad que � ene respecto al incremento cada vez mayor en la
aparición de los problemas de conducta, pero esto sería un error. No solo cada
vez son más frecuentes los problemas de adaptación social en los alumnos que
cursan la educación básica en México, sino que en las últimas décadas hemos
presenciado un recrudecimiento en su gravedad y también una edad más
temprana de aparición. ¿Se debe esto a una epidemia orgánica de “mala
conducta”? ¿Los cambios sociales, laborales y culturales de las familias
mexicanas han contribuido en algo para agravar el problema? ¿Están
suficientemente capacitados los profesores de todos los niveles para lidiar con
[Escriba texto] Sub Dirección de
Educación Primaria

estos desajustes? ¿Las metodologías de los maestros son suficientemente


atractivas para los alumnos de ésta época como para mantenerlos atentos y
tranquilos en los salones de clase? De ninguna manera se descarta la
participación de variables biológicas para explicar la agudización de este
fenómeno pero es innegable también la influencia crucial del ambiente social
para explicarlo.

Conceptualización de los problemas de conducta: el enfoque de la


psicología del desarrollo

El término “problemas de conducta” no debe ser interpretado nunca como una


entidad nosológica, no es una enfermedad y no es un trastorno, a diferencia de
éstos conceptos la palabra “problemas de conducta” hace referencia a un
patrón de relación socialmente inadecuado, que ocurre a consecuencia
de la interacción entre las características propias de cada sujeto y el
manejo incorrecto del contexto, por lo tanto estos “problemas” no son
imputables exclusivamente al niño, no es algo que él “trae” como en el caso de
los trastornos, es sólo una característica que él presenta. Se entiende que la
conducta social desadaptada (Indisciplina) es más bien el efecto del
retraso, ausencia o déficit en el desarrollo de habilidades socio/afectivas, las
cuales pueden promoverse mediante metodologías psicológicas y pedagógicas
bien definidas.
Vázquez, M. Programas de desarrollo Social/afectivo Para alumnos con Problemas de
conducta. Manual para psicólogos y educadores .
[Escriba texto] Sub Dirección de
Educación Primaria

Convivencia y clima institucional


Las instituciones educativas son espacios de formación para el aprendizaje de
la convivencia democrática. Ello requiere que constituyan espacios protectores
y promotores del desarrollo, donde todos sus integrantes sean valorados,
protegidos, respetados, tengan oportunidades para hacerse responsables de
las consecuencias de sus actos y reafirmen su valoración personal.

Desde la Dirección de Tutoría y Orientación Educativa, definimos la


Convivencia Democrática como el “conjunto de acciones organizadas
caracterizadas por relaciones interpersonales democráticas entre todos los
miembros de la comunidad educativa, que favorecen un estilo de vida ético y la
formación integral de los estudiantes “.

La implementación de la Convivencia Democrática promueve:

 La construcción de una convivencia escolar que garantice el ejercicio de


los derechos, la democracia y ciudadanía.
 La elaboración de normas consensuadas.
 La participación de todas las instancias de la comunidad educativa y en
particular la participación estudiantil.

En el siguiente esquema podemos visualizar la importancia de la


implementación de la convivencia escolar para un buen clima en la institución
educativa.

Clima escolar/Aula

Convivencia democrática

Tipo de
Normas Valores Participació
relaciones
n
interpersonales

En el caso de la escuela, el clima que perciben sus integrantes es un reflejo de


su estilo de convivencia, el cual está definido por:
[Escriba texto] Sub Dirección de
Educación Primaria

El tipo de relaciones interpersonales. Si son de colaboración, de ayuda


mutua, si se respetan los derechos de todos, si se promueve el diálogo para la
solución de los conflictos. Incluye tanto las relaciones entre las personas así
como entre los diferentes grupos e instancias que conforman la comunidad
educativa.

Las normas. Si son claras y pertinentes, si han sido consensuadas, si son


aceptadas por todos, si son constructivas. Hay que considerar dentro de ello
cómo se abordan las faltas y sanciones.

Los valores. Si los valores que promueve la institución educativa se ejercen en


la práctica.

La participación. Si se promueven espacios y oportunidades para una real


participación estudiantil, tomando en cuenta que los procesos participativos
generan compromisos de los involucrados.

. La convivencia es una construcción colectiva y es responsabilidad del


conjunto de actores de la comunidad educativa

MINEDU. Aprendiendo a resolver conflictos en las instituciones educativas.