Está en la página 1de 56

PROFETAS

MAYORES
I

1
PLAN DE CURSO
1.- OBJETIVOS
Que el alumno conozca…
a) Conocer los mensajes proféticos que posee cada libro.
b) Comprender el elemento histórico en el que se movieron estos líderes de
Dios.
c) Apreciar y valorar los mensajes que revelan a la persona del Mesías.
d) Conocer los principios hermenéuticos que se usan en género literario.
Que el alumno adquiera la habilidad de…
a) Poder extraer mensajes divinos en este tipo de revelación Escritural.
b) Actuar con dinamismo frente a la exposición de estos libros en el momento
de enseñarlos a otras personas.
c) Aplicar cada una de las verdades estudiadas a su vida personal.
Que el alumno obtenga la actitud de…
a) Mostrarse receptivo en las clases impartidas por el Espíritu Santo.
b) Identificarse profundamente con estos profetas.
c) Experimentar en su vida personal una mayor dependencia de Dios.

2.- REQUISITOS
a) Asistencia y participación activa de las clases.
b) Leer y estudiar el texto preparado para el ramo.
c) Hacer las tareas antes de la clase.
d) Entregar las tareas al inicio de la clase.
e) Rendir todos los exámenes satisfactoriamente.

3.- CALIFICACIONES
a) Exámenes 50%
b) Tareas 40%
c) Participación 10%

2
5.- PARCELACIÓN DE LA MATERIA

FECHA TEMA PREPARACIÓN


ANTICIPADA
Clase N° 1 Introducción a los Libro del estudiante 4-20
Jueves 09 de Agosto profetas mayores e Isaías 1-17
Isaías.

Clase N°2 Isaías Isaías 18-33


Jueves 16 de Agosto Libro del estudiante 20-22

Clase N°3 Isaías Isaías 34-49


Jueves 23 de Agosto Libro del estudiante 22-25

Clase N°4 Isaías Isaías 50-66


Jueves 30 de Agosto Examen Libro del estudiante 25-28

Clase N°5 Jeremías Jeremías 1-13


Jueves 06 de Septiembre Libro del estudiante 28-33

-Clase N°6 Jeremías Jeremías 14-26


Jueves 13 de Septiembre Libro del estudiante 33-35

Clase N°7 Jeremías Jeremías 27-39


Jueves 27 de Septiembre Libro del estudiante 35-37

Clase N°8 Jeremías Jeremías 40-52


Jueves 04 de Octubre Examen Libro del estudiante 37-38

3
CLASE N°1

INTRODUCCIÓN A LOS PROFETAS MAYORES E ISAÍAS.


Los profetas mayores tienen este nombre no por tener mayor profecía que los
menores, sino porque su contenido es mayor. Cualquiera de los tres libros Isaías,
Jeremías o Ezequiel, es por sí solo más extenso que todos los doce profetas
menores junto. Daniel contiene casi tanto como los dos más extensos de los
profetas menores, Oseas y Zacarías.

Clasificación cronológica de los profetas mayores y menores.


13 de los profetas se relacionaban con la destrucción de la nación hebrea; 3 con
su restauración.
La destrucción de la nación se efectuó en dos etapas.
El reino del norte cayó en 734-721 a.C. Antes y durante este período fueron: Joel,
Jonás, Amós, Oseas, Isaías y Miqueas los profetas.
El reino del sur cayó en 606-586 a.C. De este período fueron: Jeremías, Ezequiel,
Daniel, Abdías, Nahúm, Habacuc y Sofonías los profetas.
La restauración de la nación fue en 536-444 a.C. Se relacionan con este período:
Hageo, Zacarías y Malaquías.

Clasificación según sus mensajes.


Aun cuando incluían mensajes de mayor alcance, dirigían principalmente como
sigue:
- A Israel: Amós, Oseas.
- A Nínive: Jonás, Nahúm.
- A babilonia: Daniel.
- A los cautivos en Babilonia: Ezequiel.
- A Edom: Abdías.
- A Judá: Joel, Isaías, Miqueas, Jeremías, Habacuc, Sofonías, Hageo,
Zacarías, Malaquías.

El período de los profetas.


Abarco más o menos 400 años, 800-400 a.C. El evento céntrico del período fue la
destrucción de Jerusalén, cronológicamente a mediados del período. Con este
evento, de una o de otra manera, se relacionaban de hecho o cronológicamente
siete de los profetas: Jeremías, Ezequiel, Daniel, Abdías, Nahúm, Habacuc y
Sofonías. La caída de Jerusalén fue el tiempo de mayor actividad profética, ya sea
para tratar de evitarla, o para explicarla. Aunque Dios mismo trato la destrucción
de Jerusalén, humanamente hablando, hizo cuanto pudo para evitarla. Sin haber
podido salvar a la “ciudad santa” por la falta de santidad de ella, los profetas arden
en explicaciones y seguridades divinas de que la caída de la nación elegida no

4
significa el fin de los planes de Dios; que después de un tiempo de castigo habría
una restauración y para el pueblo de Dios, un futuro glorioso.

El mensaje de los profetas mayores.


- Isaías: Dios tiene un remanente, para el cual hay un futuro glorioso.
- Jeremías: El pecado, la destrucción, y la gloria futura de Jerusalén.
- Ezequiel: La caída de Jerusalén, su restauración, y su glorioso porvenir.
- Daniel: Los cuatro reinados, y el reino universal y eterno de Dios.

Misión de los profetas.


1.- Tratar de salvar a la nación de su idolatría y maldad.
2.- Fracasando en esto; anunciar que la nación sería destruida.
3.- Pero no destruida del todo; un remanente sería salvo.
4.- De en medio de este remanente vendría una influencia que se extendería por
toda la tierra y traería a Jehová a todas las naciones.
5.- Esta influencia se hallaría en un gran hombre que un día se levantaría en la
familia de David. Los profetas le llamaban “el Renuevo”. La familia de David, en un
tiempo la más poderosa del mundo, en los días de los profetas cortada y derribada
hasta gobernar a un reino pequeño, despreciado y a punto de desaparecer, una
familia de reyes sin reino, no había de fenecer. Había de retoñar. Del trono de la
familia nacería un vástago, un retoño tan grande que sería en sentido especial “el
Renuevo”.

ISAÍAS.
El autor.
Isaías su nombre significa Jehová es salvación o salvación de Jehová, era hijo de
Amoz. Isaías tenía dos hijos, uno se llamaba Sear Jasub que significa (un
remanente volverá) y el otro Maer Salal Hasbaz que significa “se apresura sobre el
botín y el despojo”. Sus nombres también simbolizaron su mensaje. La tradición
dice que Isaías fue hermano de Amasias, el hijo de Joaz rey de Judá (2 Reyes
14:1, esto haría de Isaías un familiar muy cercano de aquellos que eran reyes
durante su vida, y esto explicaría su asociación cercana con los reyes y
sacerdotes y del conocimiento de su mundo y su actualidad. Isaías recibió sus
visiones en los días de, Usías, Jotam, Acaz y Ezequías, reyes de Judá (Isaías 1:1)
generalmente se piensa que la escena de la visión del trono ocurrió en el año que
“el rey Usías murió” (Isaías 1:1). El cual el punto inicial de su ministerio como
profeta (739 a. C.)
De acuerdo a la tradición, Isaías fue ejecutado por Manasés unos años después
que el ascendió al trono. Una fuente describe que a Isaías lo cortaron con sierra
como madera (Heb. 11:37). Lo cual indica que Isaías profetizó durante un periodo
de 50 años aproximadamente. (739-690 a.C.)

5
Isaías y la época.
Eran tiempos de gran agitación política para la nación de Judá. Asiria estaba
expandiendo su imperio. Israel y Siria estaban atacando el Norte. Cuando Judá se
negó a conformar una coalición con Israel y Siria para resistir a Asiria. En
venganza Judá fue atacado por Israel y Siria. Judá entonces considero seriamente
la posibilidad de invitar a Asiria para que les ayudara. Isaías busco como animar al
rey y al pueblo para que confiaran solo en Dios. Acaz rey de Judá rechazo el
consejo de Isaías y pidió a Asiria que viniera en su auxilio. Y la capital de Israel
(Samaria) cayó en el 722 a.C. Pero pronto se hizo evidente que Judá era su
próxima víctima en su lista. Entonces Judá empezó a buscar ayuda del sur,
Egipto. Una vez más Isaías aconsejo a la nación a no hacer alianzas sino a confiar
en Dios.
El rey Ezequías atendió lo que dijo Isaías y Dios recompenso su fe destruyendo
las huestes del ejército Asirio (Isaías 36-37). Pero en un momento de debilidad
Ezequías mostro a los embajadores de Babilonia (enemigos de Asiria) la casa de
sus tesoros. (Isaías 39:1-2). Esto impulso a Isaías a profetizar que el rey y sus
tesoros junto a toda su descendencia serían llevados cautivos a Babilonia (Isaías
39:5-7). Con esta profecía como introducción, Isaías habla en los capítulos 40-46
de los puntos de vista del exilio en Babilonia y profetiza que vendrá el perdón,
libertad y restauración. Durante este tiempo Dios envió muchos profetas a Israel y
a Judá.
- Oseas (750-725 a.C.) el cual profetizó principalmente a Israel, a las diez
tribus del norte.
- Miqueas (735-700) junto con Isaías hablaron principalmente a Judá en el
sur.

La unidad de Isaías.
Hay varias teorías de los llamados “eruditos de la alta critica” que han enseñado
durante cerca de un siglo, no como hipótesis sino como hechos, diferentes
posturas, entre ellas el que Moisés no escribió el Pentateuco. Daniel no escribió el
libro de Daniel. Pedro no escribió 2 Pedro, y que Isaías solo escribió la primera
parte de los 66 capítulos que hay en el libro de Isaías. También dicen que por la
forma en que se relatan los hechos de las profecías, no pudo haber recibido una
revelación tan precisa, entonces se habla de que hay más de un Isaías o que tal
vez hay más de un escritor, uno sería el propio Isaías escribiendo la primera parte
de las profecías, y luego habría otro Isaías hablando sobre la cautividad de
Babilonia y el retorno a Jerusalén, es por eso que se puede saber en Isaías el
nombre del rey Medo Persa Ciro. Es decir que si Isaías vivió casi 250 años antes
de lo que sucedió con Ciro, es imposible que supiera hasta el nombre del que iba
a ser participe principal en el retorno de los judíos a Jerusalén.

6
1.- El testimonio de la historia y la tradición.
Hasta finales del siglo XVIII casi todos los eruditos judíos y cristianos aceptaban el
libro de Isaías como una larga profecía escrita por un hombre especialmente
favorecido, Isaías, hijo de Amoz.
Pero en el año 1975 d.C., J.D. Doerdelein propuso su teoría de un: “segundo
Isaías” como autor de los capítulos 40-66. Si bien es cierto que hay una diferencia
de contenidos entre Isaías 1-39 y 40-66, no quiere decir que necesariamente se
necesita diferentes autores. En 1892 B. Duhm, negó la unidad de los capítulos 40-
66 postulando un tercer Isaías como escritor de los capítulos 55-66. Algunos
fueron aún más allá pero generalmente en los círculos liberales se aceptan dos o
tres Isaías. Ninguna tradición primitiva sugirió dos o más autores; de hecho la
creencia en la unidad de Isaías es desde el principio, uniforme e incontrovertible.

2.- El testimonio del Nuevo Testamento.


Isaías es el segundo libro del Antiguo Testamento más citado en el Nuevo
Testamento, después de Salmos y siempre se asume su unidad. Los que citan
porciones tomadas de la segunda parte de la profecía afirmando ser de Isaías son:
- Juan el Bautista (Mt. 3:3; Lc. 3:4; Jn. 1:23)
- Mateo (Mt. 8:17; 12:18-21)
- Juan (Jn. 12:38-41)
- Pablo (Ro. 9:27-33; 10:16-21)
Si analizamos especialmente en Juan 12:38-41. Aquí se refiere al autor como
persona y no meramente al libro: “Isaías dijo esto cuando vio su gloria y hablo
acerca de Él” (v.41). Esto es Isaías 52:1, que pertenece a la segunda parte del
libro (v. 38), e Isaías 6:10 (cuando Isaías vio la gloria de Cristo). Vv.39-40
pertenece a la primera parte.

3.- Unidad en el plan y desarrollo.


El libro de Isaías refleja un plan y orden consistente que no concuerda con la
teoría de una colección de fragmentos escritos por dos o más autores distintos.

4.- Los rollos del Mar Muerto.


Los rollos de Isaías del Mar Muerto (siglo II d.C.) no dan ningún indicio de que
haya otra sección a partir del capítulo 40.

Hay tres argumentos principales que demuestra la unidad del libro:


1.- Argumento histórico: Casi todos afirman que Isaías se divide en dos secciones
principales: capítulo 1-39 y 40-66. La primera sección es una especie de interludio
histórico, y refleja más al Antiguo Testamento, trata sobre temas pre-exílicos. Y la
segunda sección son más paralelos al Nuevo Testamento, y se refiere a un tiempo
post-exilico. La pregunta es si ¿podría Isaías proyectarse hacia el futuro y escribir

7
desde un punto de vista futuro? Muchos críticos dicen que no. Sin embargo
personajes como Jeremías, Daniel y aun Jesús (Mt.13) lo hicieron en alguna
ocasión. Si los capítulos 40-66 se escribieron en el 500 a.C. ¿Por qué el estilo del
libro es palestino y no Babilónico? Si comparamos esta sección de Isaías con los
libros post-exílicos, es decir, Hageo, Zacarías, Malaquías, Esdras, Nehemías y
Ester. Veremos que estos no poseen el estilo palestino sino que ya estaban
inculcados por estilos Babilónicos.

2.- Argumento Lingüístico: los críticos mantienen que el “segundo Isaías” es


completamente diferente al Isaías propiamente dicho. Todos han advertido una
ruptura considerable en la perspectiva comenzando con “consolaos, consolaos,
pueblo mío” (40:1) pero esto meramente demuestra la veracidad del escritor.
Platón, Miltón y Shakespeare también podían variar sus estilos asombrosamente
según les pareciere. El consuelo glorioso del Mesías, prominente en los capítulos
40-66, es suficiente para explicar la diferencia. Hay una frase que Isaías utiliza en
toda su obra que es (el Santo de Dios) un título divino. Si fueran más de un autor,
la continuidad de esta frase no se daría, así como estas frases hay muchas.

3.- Argumentos Teológicos: los críticos no sugieren una contraindicación teológica


entre las dos secciones, solo que hay dos autores de Isaías y el segundo es más
avanzado. Los críticos ven en Isaías un argumento filosófico en contra de la obra
sobrenatural. Isaías menciona a Ciro por nombre siglos antes de su aparición en la
historia y aún de su nacimiento. El historiador Josefo afirma que Ciro mismo había
sido influido al leer esto en Isaías. Todos los argumentos teológicos en contra de
Isaías son de carácter anti-sobrenatural, ya que no aceptan el hecho de que Dios
haya revelado tan específicamente siglos antes de lo que iba a suceder. Pero
entendemos que Dios es Omnisciente, y no es ningún problema predecir el futuro
con tanto detalle como quiera por medio de sus profetas.
En conclusión, como dice Isaías 1:1 la visión fue dada al profeta Isaías, hijo de
Amoz, es uno solo recibiendo una visión y revelación profética sobrenatural de
parte de Dios.

8
Estructura de Isaías.
re
1:1 Nación pecadora y redención
2:1 Reinado y juicios a Jerusalén
5:1 La viña y malvados
6:1 Visión y llamamiento de Isaías
7:1 Isaías, Acaz Jehová vuestro temor
9:1 Mesías, Asiria instrumento
11:1 Reinado del Mesías
13:1 Profecías sobre Babilonia
15:1 Moab y Damasco
18:1 Etiopía, Egipto, conquista
21:1 Profecía Duma, Arabia, Elaquin, Tiro
24:1 Juicio y alabanza
26:1 Protección de Jehová
28:1 Efraín redención de Israel
30:1 Gracia Israel, juicio Siria
32:1 El Rey Justo
34:1 Jehová contra naciones
35:1 Futuro glorioso de Sión
36:1 Invasión de Senaquerib
37:1 Judá librado de Senaquerib
38:1 Ezequías
40:1 Jehová consuela a Sión
41:1 Seguridad para Israel
42:1 Siervo de Jehová
43:1 Jehová el redentor
45:1 Jehová y juicios a Babilonia
48:1 Infidelidad de Israel
49:1 Israel siervo de Jehová
50:1 Jehová consuela
52:1 Dios liberta sufrimiento del siervo
54:1 Amor de Jehová a Israel
57:1 Fin idolatría Israel
58:1 Ayuno y confesión de Israel
60:1 Futura gloria de Sión
63:1 Venganza y misericordia de Jehová
65:1 Nueva tierra y juicio de Jehová

9
Situación Moral de Judá en tiempo de Isaías.

1.- Rebeldía 1:2,5


2.- No conocían a Dios 1:2
3.- Estaban cargados de maldad 1:4
4.- Depravados 1:4
5.- Dejaron a Dios 1:4
6.- Había muchas heridas 1:5-6
7.- Religiosidad 1:11-15
8.- Injusticia 1:17,23
9.- Agravio 1:17
10.- Homicidios 1:21
11.- Soborno de líderes 1:23
12.- Costumbres orientales 2:6
13.- Agoreros 2:6
14.- Pactaron con extranjeros 2:6
15.- Se llenaron de armas para la guerra 2:7
16.- Idolatría 2:8
17.- Altivez, orgullo, soberbia 2:11-15,21
18.- Humanismo 2:22
19.- Violencia 3:5
20.- Descarados en pecar 3:9
21.- Opresión 3:12
22.- Mujeres no piadosas 3:12
23.- Vileza 3:12
24.- Esforzados y valientes para pecar 5.18
25.- Sabios en su propia opinión 5:21

Estos son algunos de los ejemplos en Isaías que muestran que el pueblo olvidó a
Dios y su ley; por esto el juicio era inevitable para ellos. Este juicio no era porque
Dios fuera duro pero por su carácter debería disciplinar a sus hijos. Por eso
también en este libro vemos el amor de Dios para con sus hijos de enviar
restauración.

La meta de Dios era:


- Traer justicia
- Purificar a su pueblo
- Producir cambio de corazón
- Quitar la idolatría
- Establecer un nuevo reino

10
Ambiente Asirio durante el ministerio de Isaías.
Desde 150 años antes de los días de Isaías, el imperio Asirio había estado
extendiéndose y absorbiendo naciones vecinas. Aun en el 840 a.C., bajo Jehú,
Israel había comenzado a pagar tributo a Asiria. Siendo Isaías Todavía joven, en
753 a.C., Asiria llevo cautiva la parte norte de Israel. 13 años después cayó
Samaria, y fue llevado cautivo el resto de Israel. Pocos años después, los asirios
penetraron en Judá, destruyendo 46 ciudades amuralladas, y se llevaron 200.000
cautivos. Por fin en el 701 a.C., siendo Isaías ya anciano, los asirios fueron
detenidos ante los muros de Jerusalén, cuando su ejército fue derrotado por un
ángel de Dios. Así pues, la vida entera de Isaías transcurrió bajo la sombra
amenazante del período asirio, y él mismo presencio la ruina a manos de ellos de
su nación entera, excepto de Jerusalén.

Temas históricos y teológicos.


-Isaías profetizó durante el periodo del reino dividido, dirigiendo el mayor enfoque
de su mensaje al reino sureño de Judá. Él condenó el ritualismo vacío de su día
(1:10-15) y la idolatría en la que tantos del pueblo habían caído (40:18-20). Él miró
hacia adelante y vio la cautividad babilónica venidera de Judá a causa de esta
partida del Señor (39:6,7)
-El cumplimiento de algunas de sus profecías durante su vida proveyó sus
credenciales para la posición profética. El esfuerzo de Senaquerib por tomar
Jerusalén fracasó, tal como Isaías había dicho que sucedería (37:6, 7, 36-38). El
Señor sano la enfermedad mortal de Ezequías, tal como Isaías lo había predicho
(38:5; 2R. 20:7). Mucho antes de que Ciro, rey de Persia, apareciera en la escena,
Isaías lo nombró el libertador de Judá de la cautividad babilónica (44:28; 45:1). El
cumplimiento de sus profecías de la primera venida de Cristo le han dado a Isaías
aun mayor defensa (7:14). El patrón de cumplimiento literal de sus profecías que
ya se han cumplido da certidumbre de que las profecías de la segunda venida de
Cristo también verán un cumplimiento literal.
-Más que cualquier otro profeta, Isaías provee información acerca del día futuro
del Señor y el tiempo que seguirá. El detalla numerosos aspectos del reino futuro
de Israel sobre la tierra que no se encuentran en ningún otro lugar en el Antiguo
Testamento o en el Nuevo Testamento, que incluyen cambios en la naturaleza, en
el mundo animal, el estatus de Jerusalén entre las naciones, el liderazgo del
Siervo Sufriente, y otros.
-A través de un método literario llamado “acortamiento profético adelantado”,
Isaías predice acontecimientos futuros, son delinear secuencias exactas de los
sucesos o intervalos de tiempo separándolos. Por ejemplo, nada en Isaías revela
el período extendido separando las dos venidas del Mesías. También él no provee
una distinción tan clara entre el reino futuro temporal y el reino eterno como Juan
lo hace en Apocalipsis 20:1-10; 21:1-22:5. En el programa de Dios de la revelación

11
progresiva, detalles de estas revelaciones esperaban un vocero profético de un
tiempo que vendría más adelante.
-También conocido como “el profeta evangélico”, Isaías habló mucho de la gracia
de Dios para con Israel, particularmente en sus últimos capítulos. La pieza central
es el capítulo 53 de Isaías. Un retrato sin paralelo de Cristo como el Cordero
inmolado de Dios.

Datos importantes de Isaías.

I.- No está escrito cronológicamente.

II.- 151 citas de capítulos 1 al 39, son citadas en el Nuevo Testamento.

III.- 218 citas de capítulos 40-66, son citadas en el Nuevo Testamento.

IV.- En un mismo párrafo vemos que hace mención de su tiempo y a la vez acerca
de la venida del Mesías.

V.- Capítulos escritos en:


A. Uzías 1-5
B. Jotam 6
C. Acaz 7-12
D. Ezequías 14:28-66

VI.- Contraste:

1-39 40-66
Jesús como Rey Jesús como Siervo
Jesús sentado Jesús en la cruz
Jesús como Juez Jesús como Salvador
Santo, Santo, Santo Contado con los transgresores
Sentado en lo alto sublime Quebrantado humillado
Venganza, juicio Redimiendo

VII.- Muchos llaman el libro de Isaías como el quinto evangelio.

VIII.- Presenta:
-Nacimiento virginal.
-Carácter
-Vida
-Muerte

12
-Resurrección
-2° Venida

IX.- Describe a Jesús:


-Nacimiento 7:14; 9:6
-Familia 11:1
-Ungimiento 11:2
-Carácter 11:3-4
-Mansedumbre 42:1-4
-Muerte 53
-Resurrección 25:8
-Reinado Glorioso 11:3-16; 32

X.- Profecías de Isaías que ya se cumplieron:


-732 Sirios caen (Tiglad-pileser)
-725 Israel sitiada (Tiglad-pileser)
-722 Cae Israel (Sargón II)
-701 Jerusalén salvada (Dios le libra)
-701 Judá cae (Senaquerib, Asirios)
-701 Ataque a Egipto (Senaquerib)
-681 Senaquerib moriría (por hijos a espada)
-670 Ataque a Egipto (Esarhadon)
-622 Egipto es dominado (Asurbanipal, Asirios)
-609 Asirios caen (Nabucodonosor)
-605 1 Exilio de Judá (Nabucodonosor)
-597 2 Exilio de Judá (Nabucodonosor)
-586 3 Exilio (Nabucodonosor, Babilonios)
-586-573 Tiro asediada (Nabucodonosor)
-562 Nabucodonosor muere
-538 Orden de reconstruir (Ciro)
-538 Belsasar destruido (Ciro)
-538 Cae Babilonia (Ciro)
-537 Tesoros devueltos (Ciro)
-536 1 Retorno (Ciro, Medo-Persa)
-536 Profecía de Ciro (210 años antes)
-458 2 Retorno culto a Dios (Ciro)

XI.- Enemigos principales

-1-32 Asiria
- 40-66 Babilonia

13
XII.- 5 primeros capítulos contienen los oráculos más predominantes.
A. 1:1-31 Oráculo litúrgico
B. 2:1-5 Oráculo salvación
C. 2:6-4:1 Oráculos de juicio y lamentaciones
D. 4:2-6 Oráculo salvación
E. 5:1-30 Oráculo litúrgico

Libro de Isaías.

Juicio sobre Judá y Jerusalén (Cap. 1-5)

a). El pleito de Dios con Israel: (cap.1) Dios es el Juez y Judá y Jerusalén los
acusados, la acusación culpa al pueblo de ser hijos depravados que se rebelaron
contra Dios y no han mostrado la gratitud y devoción natural que podría esperarse
incluso de un animal doméstico. El pueblo es culpable de maldad agravada por
haber dado la espalda al Dios santo. Los castigos de Dios no han dado resultado,
incluso cuando tienen el cuerpo lleno de heridas, hinchazón y podridas llagas.
La recomendación es lavarse por medio del arrepentimiento y el dejar de hacer lo
malo y entonces hacer el bien y practicar la justicia social, si siguen esto, serán
limpios de sus pecados y disfrutaran del bien que Dios ha provisto para ellos.

b). Bendición futura mediante limpieza: (Cap.2-4) La mirada del profeta ya no es


enfocada en el presente sino en el Reino Glorioso del Mesías. En aquel día
Jerusalén será establecida como la capital religiosa y política del mundo. Las
naciones gentiles peregrinaran a Sión para adorar y recibir instrucción divina. La
perspectiva gloriosa del reinado de Cristo mueve a Isaías a hacer un llamado de
arrepentimiento inmediato al pueblo de Judá.
El capítulo 4 dirige su mirada hacia el reinado glorioso de Cristo, Él es:
- El Renuevo Hermoso y Glorioso
- Es la primicia del fruto de la tierra, en quien se gozan los israelitas
restaurados.
La limpieza será a través del juicio de Dios.
Los ocho “Ayes” o lamentos: (cap. 3y5)
- ¡Ay del alma de ellos!: (3:9) Acusa al pueblo de parcialidad y desvergüenza.
- ¡Ay del impío!: (3:11) Les condena por su impiedad, pero promete bendición
al remanente justo.
- ¡Ay de los que juntan casa a casa y añaden heredad a heredad hasta
ocuparlo todo!: (5:8). Trata sobre los propietarios codiciosos que intentan

14
obtener heredades hasta haber una gran escases de casas y tierras,
mientras ellos habitan en esplendor solitario.
- ¡Hay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez!: (5:11).
Trata sobre los borrachos que beben desde la mañana hasta la noche y
que se muestran totalmente indiferentes para con Dios y sus obras.
- ¡Ay de los que traen la iniquidad!: (5:18). Trata sobre los mentirosos
descarados y los que desafían a Dios, atados por el pecado retan a Dios a
que apresure su castigo.
- ¡Ay de a los que a lo malo dicen bueno y a lo bueno malo!: (5:20) Niegan la
diferencia entre lo bueno y lo malo, borran las distinciones morales.
- ¡Ay de los sabios en sus propios ojos y prudentes delante de sí mismos!:
(5:21) Son los hombres engreídos a lo que no se le puede decir nada.
- ¡Ay de los que son valientes para beber vinos!: (5:22-23) Son los jueces
valientes para beber y cobardes para la justicia, pervirtiendo la justicia por
medio del soborno.

Llamado, limpieza y comisión de Isaías (cap. 6)


Isaías tuvo una visión en el mismo año que murió el rey Uzías. El rey Uzías
gobernó sobre Judá 52 años, hizo todo lo recto ante los ojos de Jehová y es
considerado uno de los reyes de avivamiento en Jerusalén. Su padre Amasias
había tenido un período también de avivamiento donde el pueblo estaba en paz.
Uzías venció a los filisteos, a los árabes y a los amonitas, edifico torres en
Jerusalén, en el desierto y abrió muchas cisternas, tuvo muchos ganados, viñas,
labranzas ya sea en los montes como los llanos eran fértiles, Judá había crecido
en prosperidad y estaba consolidado militar y económicamente. La muerte de este
rey indicaba un tiempo de incertidumbre ya que no se sabía en qué situación se
iban a encontrar ahora sin el gran Uzías.
En este tiempo de incertidumbre Isaías ve al Señor. Tiene una visión de un rey
pero no como el rey Uzías sino de un rey glorioso, es decir, Cristo mismo. La
visión de Isaías no es solo de un Rey de Majestad, sino es de tacto, es decir, que
esta visión le muestra al profeta la grandeza de Cristo, la superioridad de estar
sobre el cielo y sobre la tierra, pero además es una presencia de santidad, tanto
que lleva a Isaías a sentirse sucio de su pecado, y esto lo llevo a confesarse
pecador ante tanta santidad. La limpieza siguió inmediatamente después, y fue
entonces cuando Isaías oyó la llamada del Señor. Luego de esto se consagró a
Dios y se le entregó su misión “declarar la palabra de Dios a un pueblo que estaría
cegado y endurecido judicialmente por el rechazo del mensaje”.

15
El libro de Emanuel (cap. 7-12)
Esta sección es denominada con este nombre por sus claras profecías acerca de
Cristo. Entre los capítulos 6 y 7 Isaías pasa del reinado de Jotam y retorna la
narrativa durante el tiempo de Acaz. Este es el tiempo en el que Siria e Israel
(Efraín) han hecho alianza contra Judá y están amenazando a Jerusalén. Rezín,
rey de Siria y Peka rey de Israel, en esta alianza, deciden atacar Jerusalén. Dios le
manda a Isaías que vaya junto con su hijo Sear-jasub, que salga al encuentro del
rey Acaz, rey de Judá para decirle que no tengan miedo por el avance de Rezin y
Peka. Estos reyes son vistos por Dios como dos carbones que se están apagando
“dos cabos de tizón que humean”. La profecía para ambos reyes es:
Dentro de 65 años Damasco capital de Siria y Samaria capital de Israel serían
destruidas, su cumplimiento esta en 2° Reyes 17 con la caída del reino del Norte
por manos de Asiria.
Isaías le dice a Acaz que pida señal de lo que Dios iba a hacer con Rezaim y
Peka, pero Acaz se niega, esto molesta a Dios y el mismo le da una señal. El
nacimiento de un hijo nacido de una mujer virgen. La palabra virgen viene del
hebreo almah tiene que ver con una mujer que no ha dado a luz un hijo, pero
también con una mujer especial. También se puede traducir como doncella. Esta
mujer almah se refiere a una mujer joven, pero madura para contraer matrimonio,
pero también hace alusión a alguien ya casada. La virginidad demuestra la pureza
de la mujer. En griego la palabra virgen se traduce como parthenos esta fue la
traducción de la LXX para la palabra almah utilizada en Isaías 7:14.

-Cumplimiento inmediato: el propósito del nacimiento de este hijo era que antes
que este comenzara a hablar el ejército de Peka y Rezaim serían destruidos por
completo. Hay varias teorías acerca de quién es este hijo.
A.- El hijo es de Isaías con su esposa: esta teoría dice, que el hijo sería de una
mujer virgen y el nombre del niño sería Emanuel, la esposa de Isaías ya tenía un
hijo y su nombre era Sear-jasub. Pero puede hacer referencia a su segundo hijo,
ya que el capítulo ocho va a hablar de él.
B.- El hijo era de Isaías con su primera esposa: esto no puede ser posible ya que
de tener otro hijo se hablaría como hijo propio de Isaías como sus dos hijos.
C.- El hijo era de una de las concubinas de Acaz: una concubina del rey virgen,
que iba a dar a luz un hijo antes de que aprendiera a hablar el reino de Siria e
Israel serían destruidos.

-Cumplimiento futuro: esta es la palabra profética acerca del nacimiento de Jesús


por medio de una mujer virgen.

16
Primer momento de cumplimiento de la profecía.
El nacimiento del niño tenía que ser por alguien conocido por el rey. Es decir que
la mujer que dio a luz en ese primer cumplimiento era conocida por Acaz, ya sea
que haya sido la esposa de Isaías o alguna otra persona allegada a él. El
nacimiento de este niño era una señal, ya que su nombre Emanuel significa Dios
con nosotros, es decir que demuestra la protección y señal de salvación del
ataque de Siria e Israel.
El cumplimiento futuro se da con Cristo, el nacimiento de una mujer demuestra la
parte natural y humana del Mesías. Esta profecía reafirma la promesa de
Salvación dad por Dios mismo en Génesis 3:15 donde declara que la simiente de
la mujer vencería a la serpiente. Dios traería la naturaleza humana de Jesús no
por parte del hombre, sino que por parte de la mujer. Algunos eruditos piensan
que Dios escogió a la mujer para darle la naturaleza humana a Jesús porque por
la mujer se inició el pecado al ser tentada por la serpiente y consumado por Adán
al comer el fruto. Es por eso que el nacimiento de Jesús comienza en la
naturaleza humana nacido por una mujer y luego el como hombre venciendo a la
muerte, consumando la salvación.

Segundo momento de la profecía.


La segunda parte de la profecía es que luego de ser nacido el niño comería
mantequilla y miel hasta que sepa diferenciar lo bueno de lo malo. Con respecto a
esto iba a transcurrir un tiempo para ver la destrucción de Siria y de Israel.
Tomando la opción de comer, un niño comienza a comer mantequilla y miel habla
de abundancia de alimento, la mantequilla demuestra el producto animal y la miel
el producto natural. Si tenemos en cuenta esto el niño tiene que saber diferenciar
el gusto, esto es a partir de los dos o tres años, donde el niño acentúa la diferencia
de gustos. Tomando esto se puede ver el cumplimiento de la destrucción de
Damasco, capital de Siria del rey Rezaim en el 732 a.C. es decir dos años
después de que Isaías profetiza esto. La percepción moral del niño se identifica
bien a los doce años de edad, aproximadamente. A esta edad generalmente el
niño puede discernir bien entre lo bueno y lo malo. Doce años después de la
profecía se da la destrucción de Samaria la caída de Israel en el 722. De esta
forma se cumplirá las señales que Dios les advirtió por medio de Isaías.

Tercer momento de la profecía.


El ataque de Asiria. El rey Acaz no quiere escuchar a Dios y pide ayuda a Tiglad-
pileser rey de Asiria, para frenar el ataque de Israel y Siria. Es por eso que Dios le
dice que el ataque de los asirios es un hecho, esto se cumple en el tiempo de
Ezequías, la invasión de Senaquerib, pero Dios los libra.

17
La tierra maravillosa del Mesías (cap. 9-11)
El segundo hijo de Isaías: Dios le dice al profeta que escribiera el nombre Maher-
salal-hasbaz junto a dos testigos, Urías el sacerdote y Zacarías hijo de
Jeberequias, el significado del nombre del hijo de Isaías es “el despojo se
apresura, la presa se precipita”. El propósito era grabar este nombre para señalar
la destrucción de Siria y de Israel.
Capítulo 9:1-5 la tierra de Neftalí, era el territorio norte de Israel, había sido
despreciado por los judíos, pero en el tiempo de Jesús es el territorio de Galilea,
donde Jesús iba a pasar su niñez y desarrollar parte de su ministerio, es por eso
que será visto de manera gloriosa, ya que albergara al Mesías en su tiempo en la
tierra.
Capítulo 9:6-7 en la primera parte del versículo 6 el profeta nos declara la primera
venida de Cristo, su nacimiento “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado”,
esto declara su humanidad. La segunda parte nos declara su deidad “y el
principado sobre su hombro; y se llamara su nombre Admirable, Consejero, Dios
Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de paz”.

-El principado sobre su hombro: el reinará como Rey de reyes y Señor de señores.
-Se llamara su nombre Admirable: este es un nombre y no un adjetivo, y habla de
Su persona y obra.
-Consejero: Su sabiduría para gobernar.
-Dios Fuerte: el Gobernante Omnipotente y supremo.
-Padre Eterno: o mejor dicho el Padre “Fuente” de Eternidad. Eterno en sí mismo
otorga vida eterna a aquellos que creen en Él. Hay una doble revelación en esto

A.- Él habita y posee la eternidad.


B.- Él es instructor, Maestro y Proveedor amante, tierno, compasivo y sabio.

-Príncipe de Paz: aquel que por fin traerá paz a este mundo atribulado.

El reino milenario del Mesías (cap.11-12)


Isaías 11 es uno de los pasajes más sublimes acerca del milenio, tanto del antiguo
testamento como del Nuevo. En una transición rápida, tan común entre los
profetas, como transportados hacia la segunda venida de Cristo.
En el capítulo 10, el profeta declara lo que iba a suceder con Judá, iban a ser
arrasados, y cortados como un árbol. Pero el capítulo 11 comienza diciendo que
de ese árbol cortado saldría un vástago desde las raíces de Isaí, el padre de
David, esta es la promesa que Dios da en 2° Samuel 7:16, que un descendiente
de Isaí sería el gobernador para siempre sobre Israel. Cristo es el cumplimiento de
esta promesa.

18
La unción del Mesías con el Espíritu de Jehová es expresada en tres pares de
atributos espirituales.
A.- Espíritu de sabiduría y de inteligencia. Se refiere a poderes mentales. La
sabiduría discierne la naturaleza de las cosas, la inteligencia discierne sus
diferencias.
B.- Espíritu de consejo y de poder. Se refiere a la actividad práctica. El consejo es
la capacidad de adoptar conclusiones justas, el poder es la capacidad ejercitada
llevándolas a cabo.
C.- Espíritu de conocimiento y de temor a Jehová. Se refiere a la comunión con
Dios. Conocimiento se refiere a conocimiento de Dios mismo. Este conocimiento
es en hebreo “yada” es un conocimiento de percepción, reflexión y experiencia. Es
decir, de lo que se puede ver o sentir, se reflexiona lo que se vio o sintió y se
obtiene la experiencia de la situación, pero más allá se produce un conocimiento
detallista, pleno de algo. Cristo conoce a Dios no de oídas, sino detalladamente,
en la perfección misma de Dios. Temor a Jehová es un reconocimiento al poder y
superioridad de Dios.

El gobierno milenial de Cristo (cap. 11:3-12:6)


- Con justicia y equidad.
- De castigo al impío.
- Un reino de paz y seguridad.
- Convivencia en paz entre las bestias salvajes y los animales más débiles.
- Convivencia de las bestias salvajes y los seres humanos.
- La tierra será llena del conocimiento de Jehová.
- Cristo traerá a los gentiles a Sí mismo.
- Reunirá al remanente de su Pueblo de todas las partes del mundo.
- Habrá paz entre Israel y sus enemigos (Efraín).
- Las naciones se unirán para que el Pueblo de Dios pueda volver a su tierra.
- Se cantaran cánticos de acción de gracias y confianza con gozo.
- Israel cantará como misionero de Dios a las naciones, invitando a acudir a
Cristo para encontrar satisfacción.

El juicio a las naciones (cap. 13-24)


A.- El juicio sobre Babilonia (13:1-14:23). La profecía es acerca de la destrucción
de Babilonia por manos de Persia (539 a.C.) algunas de las profecías miran más
allá de este evento, la destrucción final de Babilonia al término de la Gran
Tribulación (Ap. 17-18)
B.- El juicio sobre Asiria (14:24-27). La destrucción de los Asirios serían por manos
de los Babilónicos (609 a.C. aprox.)

19
C.- El juicio sobre Filistea (14:28-32). Los filisteos serían destruidos a causa de
haberse alegrado de la muerte del rey Acaz, nieto del rey Uzías. Ezequías sería el
encargado de destruirlos (2° Re.18:8)
D.- El juicio sobre Moab (15-16). Las dos ciudades fortificadas de Moab eran Ar y
Kir, fueron destruidas por completo, y todos se lamentan por la destrucción de
Moab.
E.- El juicio sobre Damasco (17). Damasco era la capital de Siria, la destrucción
sería por causa de haberse aliado a Israel (reino del norte) para atacar a Judá
(reino del sur) (732 a.C.) por manos de los Asirios.

CLASE N°2

El juicio a las naciones (cap. 18-24)


F.- El juicio sobre países anónimos de áfrica (18). Estas ciudades desconocidas
sufrirán el castigo y destrucción por haberse levantado en algún momento contra
Judá.
G.- El juicio sobre Egipto (19-20). Egipto fue quién oprimió al pueblo judío durante
400 años entre José y Moisés. Ezequías quería aliarse a Egipto para resistir a
Senaquerib, rey de Asiria (2° Re. 18:21). Pero no lo hizo y Dios termino librando a
Judá de los Asirios.
H.- El juicio sobre Babilonia (21.1-10). Los tres oráculos de esta sección traen
malas noticias para Babilonia, Edom y Arabia.
I.- El juicio sobre Duma “Edom” (21:11-12). Cuando Israel cae ante los Asirios los
edomitas se regocijaron. Edom era considerado hermano de los judíos, es por eso
el castigo, sus propios hermanos se alegraban de la destrucción de ellos, por esta
causa cae el juicio sobre ellos.
J.- El juicio sobre Arabia (21:13-17).
K.- El juicio sobre Jerusalén (22). El juicio sobre Jerusalén es a causa de sus
constantes desobediencias, esto se cumpliría con la destrucción causada por el
rey Nabucodonosor en el 586 a.C.
L.- El juicio sobre Tiro (23). Tiro sería juzgada a causa de sus aberraciones y
perversidades. Tiro va a ser amonestada no solo por Isaías sino que también por
Jeremías (Jer. 25:22-27); por Ezequiel (Ez. 26-28); por Joel (Joel 3:4-8); Amos
(Amos 1:9-10); y Zacarías (Zac. 9:3-4).
M.- El juicio sobre toda la tierra (24).

20
El libro de los cánticos (cap.25-27)
A.- Cántico de alabanza de Israel por las bendiciones del Reino (cap. 25). El
cántico de alabanza a Dios es de los redimidos en el gobierno eterno de Cristo. Él
hará banquetes para que todas las naciones, judíos y gentiles se acerquen a
celebrar la victoria eterna del Rey de reyes.
B.- Cántico de Judá a la Roca Eterna (cap.26). El remanente restaurado celebra la
vida de fe y dependencia.
C.- Cántico de Dios sobre los redimidos de Israel (cap. 27). El cántico es por el
triunfo final de Cristo sobre el mal.

La caída y nuevo levantamiento de Jerusalén (cap. 28-35)


A.- Ay de Efraín (cap.28) Efraín representa al reino del norte. Cuando Israel se
divide en el gobierno de Roboam (932 a.C.) el reino del norte va a tener una
sucesión de reyes que hacen lo malo ante los ojos de Dios, y para que su pueblo
no baje a Jerusalén, el reino del sur, a adorar a Dios, levantan altares paganos
para que adoren en su región, así conducen al pueblo a la idolatría. Isaías va a
advertirles que dejen la idolatría, pero la respuesta de ellos es que el profeta les
estaba enseñando como un maestro enseña a niños, ellos ponen una actitud de
superioridad y que no necesitan ser enseñados por Isaías. A causa de esto, el
profeta anuncia su caída en las manos de los asirios.

B.- Ay de Ariel (cap. 29). Ariel es la ciudad de David, Jerusalén. Ariel significa
“León de Dios” o “Altar de Dios”. El altar era donde se derramaba la sangre de los
animales para el sacrificio, Isaías dice que Dios hará que Israel sea un Ariel, es
decir será un altar lleno de sangre. Los judíos habían hecho de los sacrificios un
ritual, una monotonía. La rutina de los sacrificios externos los llevan a la
hipocresía. Los sacrificios eran para intentar acercar al hombre con Dios, pero
ellos se alegaban cada vez más por su desobediencia y continuos pecados.

C.- Ay de la nación obstinada (cap. 30-31). La condenación era para aquellos que
habían puesto su confianza en todo menos en Dios, buscaban consejo y alianza
en otros reinos, y no confiaban en la mano de Dios. Por ejemplo Ezequías
buscando alianza con Egipto por el sitio de Asiria, en vez de confiar en Dios. El
haber puesto la confianza en Egipto significó haber rechazado la protección de
Dios. El arrepentimiento de Judá llevo a la liberación de Jerusalén del sitio asirio.

D.- El reinado del Rey Justo (cap.32). Luego del cautiverio babilónico los judíos no
volvieron a tener un rey propio, y la esperanza de que llegará un rey que los
librase de todo estaba puesta en el Mesías. Este Rey es Cristo y su gobierno
completo se ejecutará en el milenio y reinado eterno, será el reinado de justicia y
equidad.

21
E.- “Ay” contra Judá en general (cap.33)
La acusación. Es probable que las palabras del v. 1 estén dirigidas directamente
contra Asiria y no tanto contra Judá. Senaquerib había hecho un pacto con
Jerusalén, pero después rompió la alianza y en forma desleal pensaba saquear a
Judá.
La confesión del pueblo. Parece que esta es la declaración del remanente fiel de
Jerusalén mientras Senaquerib rodeaba la ciudad. A la hora de la hora, los fieles
sí confiaron solamente en su Dios.
La declaración del profeta. Isaías tenía dos mensajes para el pueblo. a) Israel
sería abatido pese a la confianza de unos pocos. Ya era tarde y el castigo divino
tenía que caer sobre su pueblo rebelde. b) Jehová sería exaltado por medio de
sus hechos.
La confirmación del Señor. Todas las bendiciones prometidas al pueblo vendrían a
ser realidad porque la palabra de Jehová nunca falla. a) La ciudad viviría segura
por dos razones. Por lo que el mismo pueblo haría, manifestando su justicia y por
lo que el Altísimo haría por ellos. Note que en el versículo 22 se hallan todos los
elementos de un gobierno democrático, pero con Dios como gobernante. Él mismo
será juez, legislador y rey, representando los brazos judicial, legislativo y ejecutivo
de gobierno. b) Sus ojos verían al Rey en toda su hermosura. c) Serían librados de
la opresión asiria y d) Disfrutarían del perdón de sus iniquidades.

CLASE N°3

F.- La condenación de la tribulación (cap.34)


La ira de Dios contra toda la creación. La invitación a escuchar es universal y la
destrucción profetizada también lo es. Los ejércitos de las naciones y de los cielos
serán eliminados por el Señor.
La ira de Dios contra Edom. Como en otras ocasiones, el profeta selecciona una
sola nación como representante de todas las demás. Edom es el epítome de todos
los pueblos de todas las edades que se han opuesto al Señor y sus escogidos.
Isaías vuelve a usar a Edom con este propósito en el capítulo 63. Ninguna nación
enemiga de Dios escapará de los horrores de la gran tribulación que se describen
en este capítulo.

G.- La gloria del Reino Futuro (cap.35)


Las bendiciones mileniales que se ven en este capítulo son seis:
1. El desierto florecerá.
2. La gloria de Jehová será revelada.
3. La salvación del Señor será la experiencia de todos los presentes.
4. Todos los impedimentos físicos serán sanados.
5. El agua será abundante y producirá frescura a los humanos y fruto en la tierra.
6. Los redimidos viajarán seguros a Sion y serán llenos de gozo y alegría en la
presencia del Rey.
Todas las promesas hechas por Dios a Israel se cumplirán al pie de la letra
durante ese reino justo y pacífico.

22
Transición histórica; el libro de Ezequías (cap.36-39)
Esta es la sección histórica de Isaías, excepto el 38:9-20 que es una repetición
exacta de 2° Reyes 18:13, 17-20:19.

1.- Ezequías es librado de Asiria (cap. 36-37)


2.- La destrucción de Dios sobre Asiria (cap. 37)
3.- Enfermedad y recuperación de Ezequías (cap.38)
4.- El pecado de Ezequías (cap.39)

Isaías 40-66
Isaías 1-39 corresponden más al Antiguo Testamento, las profecías son más
referidas a momento históricos ocurridos en el Antiguo Testamento, pero la
sección del 40 al 66 van a tener más descripciones acerca de Jesús el Mesías, o
sea que corresponden al Nuevo Testamento, pero también al momento post
exílico de Israel.

El consuelo de la futura liberación de Israel (cap.40-48)


1.- El consuelo del perdón y la paz de Dios (40:1-11) El capítulo 40 comienza con
un mensaje de consuelo para los cautivos que vuelven de Babilonia. La tribulación
de Jerusalén ya ha pasado, y vuelven a su tierra. Esta profecía, tiene un doble
cumplimiento. El cumplimiento del retorno de los judíos a la tierra Santa, y el
retorno de los hijos de Dios al estado primero. Tras toda la aflicción sufrida por el
pueblo judío, Dios le dice a Isaías que hable con ternura y que les consuele.
“Voz que clama en el desierto, preparad camino a Jehová” (40:3-5) el mensaje
profético de el que iba a ser antecesor de Jesús, Juan el Bautista el profeta tiene
esa mirada de aquel que preparara el momento para que el Mesías desarrolle su
ministerio.

2.- El consuelo de los atributos de Dios (40:12-31) Isaías muestra un contraste


entre la grandeza de Dios en contraste con la vanidad de los ídolos.

3.- El consuelo del Santo de Israel (41) Dios reúne a las naciones para estar a
juicio con Él. Estas deben esforzarse, es decir, presentar sus argumentos más
fuertes. El llamamiento de Ciro, Rey de Persa es para salvar a Israel de la
cautividad de Babilonia. Ciro es llamado mi ungido, el elegido para esta tarea, a
pesar de que no hay información acerca de si se entregó a Dios o no, Dios lo
utiliza como instrumento para liberar al pueblo judío de la cautividad. El segundo
cumplimiento de esta palabra esta en Jesús, el elegido para liberar al mundo de la
cautividad del pecado.

4.- El consuelo del Siervo de Jehová (42). Isaías aplica el nombre Siervo al
Mesías, a la nación de Israel, al remanente piadoso y a Ciro. Pero en una mirada
profética más amplia habla de Jesús sostenido y escogido por Dios y lleno del
Espíritu Santo.

- Traerá justicia a las naciones.


- No será un demagogo.

23
- No quebrará la verdadera penitencia.
- No apagará ni un destello de fe.
- No se cansará ni desmayará hasta que establezca su reino de justicia.
- Dios compartirá su gloria solo con su Siervo, con el Mesías, con nadie más.

El consuelo de la restauración de Israel (cap.43-44) En tono de ternura y amor,


Jehová asegura a su pueblo que no ha de temer, porque quién le ha creado,
formado, redimido y llamado estará con ellos en todo momento. Con respecto a
Ciro, por haber librado a los judíos, Dios le recompenso permitiendo a él y a su
hijo Cambises poseer Egipto y los reinos de alrededor. Seba era el amplio distrito
entre el Nilo Blanco y el Nilo azul, junto a Etiopía. La posesión de estas tierras no
era solo un presente, sino un precio de rendición, siendo cubierto por ello el
pueblo por el cual se había pagado.
El amor de Dios por su pueblo va mucho más de sus actos y obras, a pesar de los
pecados de su pueblo, Dios insiste en enviar un salvador, pero no solo para Israel,
sino que también para el mundo, la restauración no es solo para el pueblo judío
sino que va a ser para toda la humanidad, es por eso que la profecía de
restauración no se limita con Israel volviendo de la cautividad, sino que se
extiende a Cristo librando a la humanidad de la cautividad del pecado.
Jacob, Israel y Jesurún (44:1-5) Dios le llama Jacob “suplantador”; Israel “príncipe
de Dios” y Jesurún “recto”. Esto demuestra las faltas de su pueblo, pero a pesar
de esto Dios les mira como sus príncipes y rectos, esto se cumple con Cristo, nos
hace un linaje escogido, nación santa y también recta ante sus ojos.
En el 44:3 está la promesa del Espíritu Santo que sería cumplida parcialmente en
el pentecostés y completamente en la segunda venida de Cristo. La restauración
no viene sola, sino que viene acompañada de un derramamiento de sus aguas, de
un derramamiento de su Espíritu.

El consuelo de Ciro, ungido de Dios (cap.45).Dios llama a Ciro su “ungido” la


misma palabra para Mesías en hebreo, porque el monarca Persa era una
ilustración un tipo del Mesías, Jesús, el cual daría la liberación final a su pueblo.
Dios promete darle victorias sobre naciones, principalmente sobre Babilonia, quitar
todo lo que obstaculizase sus conquistas y entregarle cantidades inmensa de
tesoros escondidos y secretos guardados. Dios, aun dirigiéndose a Ciro, habla de
sí mismo como el único Dios verdadero, que llama a Ciro por su nombre y por
sobrenombre le pone ungido y pastor (44:28), además le equipa para que lleve a
cabo su misión. Dios hace todo esto para su pueblo y para que todo el mundo
conozca que solo Él es el Señor. La liberación que Ciro comienza a hacer se
termina en Cristo, en una liberación espiritual.

El consuelo de la caída de los ídolos de Babilonia (46) Los ídolos de Babilonia, Bel
y Nebo, son cargados por los persas. Las bestias cansadas avanzan lentamente y
los ídolos se caen. Los dioses que representan no pueden cuidar de la carga, en
vez son llevados en cautiverio. Ya desde el tiempo de Isaías los hombres saben
que una de las distinciones vitales entre la verdadera religión y la falsa, es que
mientras que la última es un peso muerto que el alma debe llevar, la primera es un

24
poder vivo que lleva al alma. Las imágenes jamás podrán representar la Deidad
exclusiva y absoluta de Dios, no se puede limitar a un Dios eterno a una imagen.

El consuelo de la caída de Babilonia (47). Se ilustra la ciudad de Babilonia como


una hermosa reina joven y virgen a la que se le obliga bajar del trono y convertirse
en sierva, haciendo las faenas y pasando los ríos hacia el cautiverio. Será
desnudada y expuesta a la vista pública. Dios hará venganza y no perdonará a
hombre alguno, porque está obrando como el redentor, el Santo de Israel.
Babilonia será castigada por cuatro pecados:

A.- Aunque Dios lo escogió para llevar a su pueblo al exilio, no les mandó que
fuese cruel con su pueblo. Dios les dice que “nunca más será llamada la señora
de las naciones”.

B.- Era soberbia y arrogante, pensando que nunca nada podría destruir su
prosperidad.

C.- Se consideraba inmune de ser castigada y descubierta. Esto solo le trae como
consecuencia el desastre.

D.- Confiaban en astrólogos y hechiceros. Dios en una forma irónica les


recomienda que llamen a sus hechiceros para que los libre del juicio que les
vendría.

El consuelo del regreso de Israel después del castigo (48). Dios se dirige a los
cautivos de Judá en Babilonia.

El Mesías como Siervo (49)


Los versículo 1-3 da a entender que se refiere a Israel, pero en los versículos 5-6
el siervo se distingue de Israel, podemos entender que en el v.3 cuando menciona
a Israel por nombre se refiere figurativamente a Cristo ya que Él es el Príncipe de
Dios. El siervo invita a los pueblos del mundo a prestar atención mientras el
describe su nacimiento, el nombre que le fue dado antes de nacer (Mt.1:21). Su
mensaje y su elección de Dios como siervo lo pone como un príncipe de Dios el
cual Jehová será glorificado en él, pero este siervo será rechazado por su propio
pueblo, Israel. El trabajo del Siervo no solo es deliberar sino de expandir la buena
noticia de liberación a la humanidad.

CLASE 4

El Siervo como verdadero discípulo (50)


En una conversación íntima con Israel, Jehová les recuerda que el hecho que Él
se divorciase de ellos no fue por un capricho insignificante ni les entrego a los
caldeos por ninguna deuda que tuviese con esa nación gentil, la causa fueron sus
propias maldades y rebeliones, nadie de la nación salió a recibirle y nadie
respondió a su llamada. La nación que rechazo a Jehová en el Antiguo

25
Testamento rechazo a Jesús en el Nuevo Testamento, Él vino como verdadero
discípulo enseñado por Dios para hablar las palabras apropiadas, se deleitaba en
hacer la voluntad de Dios aun cuando esto significo ir a la cruz, y no se volvió
atrás, sino que de buena gana se dio a sí mismo para sufrimiento y vergüenza, en
plena confianza de que Dios le reivindicaría, y esta esperanza se cumple en su
resurrección.

El Mesías como Rey Justo (51:1-52:12)


Todos los de Israel que desean liberación deben recordar el cuidado de Dios
desde el principio, hay tres llamadas de parte de Dios a oír en el v.1, 4 y 7. Y tres
llamadas a despertar, 51:9, 17 y 52:1

El Mesías como sacrificio por el pecado (52:13-53:12)


El profeta nos demuestra que Cristo fue engrandecido en la resurrección, exaltado
en la ascensión y puesto muy en alto, en gloria a la derecha del Padre. La visión
profética de Isaías declara el sufrimiento del mesías y también su resurrección y
ascensión gloriosa.

El Mesías como redentor y restaurador (54)


La muerte y resurrección del mesías sería para redimir y restaurar a su pueblo, así
como estaban cautivos en Babilonia la humanidad estaba cautiva del pecado pero
el sacrificio del Mesías libera a la humanidad del pecado y la restaura.

El Mesías como evangelista mundial (55:1-56:8)


El espíritu de Dios envía una invitación evangelista a Israel para que vuelva y al
mismo tiempo invita a todos, en todo lugar, al banquete del evangelio, lo único
necesario es tener conciencia de necesidad (sed). Las bendiciones son las aguas
del Espíritu Santo, el vino del gozo y la leche de la buena palabra de Dios, son el
don gratuito de la gracia sin dinero y sin precio.

El Mesías como Juez de los impíos (56:9-57:21)


El liderazgo espiritual de Israel es como un perro mudo que no ladra para avisar al
pueblo, son soñadores que aman el dormir, enfatizan el descanso, son pastores
que buscan lo suyo propio, mercenarios y codiciosos. Todo es una relación
adúltera con ídolos en sus templos y en las cumbres de los montes, han perdido
todo respeto hacia Dios pero Dios expondrá su justicia propia y sus pecados y sus
ídolos no se ayudarán, pero los que se mantienen fieles Dios promete construirles
un camino al exilio para su regreso a la restauración.

El pecado, juicio, arrepentimiento y la restauración de Israel.


La sección final del libro describe la consumación gloriosa que Dios tiene para
Israel, el pueblo del siervo y el canal de Dios para bendecir al mundo. Existe un
fuerte contraste en toda la sección entre el rebelde y el fiel, un contraste que
nunca está completamente ausente en ninguna porción de la palabra de Dios.

26
Los temas principales de esta sección son:
La verdadera espiritualidad (58): la exhortación del profeta con respecto a la
actitud al ayunar. Los judíos ayunaban pero eran crueles con el resto, es decir,
seguían oprimiendo a los débiles, creyéndose superiores, es entonces que les
dice que no sirve de nada ayunar si no se es misericordioso y amable con el resto.
El ayuno no debe ser egoísta, es decir que sí ayuno también debo pensar en
aquellos a quienes hice mal y pedir perdón, o viceversa si tengo que perdonar a
alguien el ayuno es una buena oportunidad para hacerlo.

Las iniquidades de Israel (59): el pecado es lo que separa al hombre de Dios, y


aquí el profeta les hace un listado de pecados que ellos hacían, entonces no
podían pretender que Dios siga al lado de ellos. Hoy en día la realidad es otra ya
que Cristo murió por los pecados de todos, y nos unió nuevamente con Dios, pero
el que practica el pecado se aparta el solo y es el mismo quien construye una
barrera en su relación con Dios. Además que debido a la rebelión intencional y
persistente de Israel, la nación se volvió incapaz de tomar medidas en contra de
sus pecados. Es una realidad que el hombre empieza a reemplazar a Dios por su
desenfreno al pecado, aún así saber que Dios nos trae hacia Él, es darnos cuenta
de cuanto amor nos tiene.

La gloria futura de Sión (60): este mensaje es escatológico, su cumplimiento es


pos tribulación, la gloria futura de Israel, es verla resplandecida, es decir
iluminada, se refiere a un reflejo como el del sol a la luna, no es una luz propia,
sino que su brillo se debe a que es iluminada por una luz mucho mayor. Así
resplandecerá Israel siendo iluminada por Dios mismo.

Los ministerios del Mesías (61): Jesús fue quién cito estas palabras escritas por el
profeta en Lucas 4:18-19 en la sinagoga. El ministerio del Mesías iba a ser
proclamar la buena voluntad de Dios, un mensaje certero, bueno y agradable para
el pueblo. El mensaje de Cristo era de salvación y no de condenación, el versículo
dos está dividido en dos tiempos históricos. El primer es del año de la buena
voluntad de Dios, y se refiere a este tiempo, desde que Cristo lo proclamo en esa
sinagoga hasta que el vuelva se vive ese tiempo. Este es un tiempo de proclamar
salvación, que la buena voluntad de Dios es que todos los abatidos de corazón
puedan conocerles, los pecadores puedan dejar esa forma de vivir para recibir los
beneficios de la cruz. La segunda etapa del versículo dos habla del día de
venganza de Dios, y se refiere al período de la tribulación. La venganza no es
contra el ser humano, ya que si no se contradeciría, sino que esa venganza tiene
que ver con el pecado y con satanás.

Las delicias futuras de Jerusalén (62): La oración de Isaías es apasionante e


intercesora. Su clamor es para que su nación alcance salvación, él comprendía
que iban a recibir las consecuencias del pecado de su nación, pero aun así, su
clamor es confiando en que Dios la restaurará y le bendecirá. Debemos clamar por
nuestra nación, o por la nación a la que hemos sido llamados, Dios escucha la
intercesión por las naciones.

27
La oración del remanente (63:7-64:12): El pueblo de Edom se regocijaba ver a
Israel invadida, es por eso que Dios le juzgará, el rey de Edom vestido con finas
ropas encabezará un ataque contra la debilitada Israel, pero el Señor vestido con
ropas ensangrentadas lo vencerá fácilmente. Esta batalla tiene un doble
cumplimiento, en la destrucción de Edom, y en la destrucción de Satanás quien
quiere destruir al pueblo de Dios. A pesar de que los israelitas habían pecado
deliberadamente, había un grupo de personas, el remanente, que no se habían
contaminado con el pecado de la nación, estos son los que interceden a Dios y
ellos escuchan, luego dan cánticos de alabanza por la liberación de Edom.

La respuesta del Señor a la oración del remanente (65): Israel se consideraba el


único pueblo de Dios, pero luego iba a haber otras naciones no judías que
buscarían el rostro de Dios. La respuesta de Dios al remanente es que Él se
encargará de darles salvación pero no solo a ellos sino a todo el que invocare el
nombre de Dios.

La consumación (66): En este último capítulo se resume todo el mensaje de


Isaías. Hay dos formas de vidas: está la de aquellos que deciden buscar el
nombre de Dios y humillarse ante Él, y aquellos que deciden seguir sus propios
caminos. Los que ofrecían sacrificio pero continuaban con su vida pecaminosa
hacían solo un sacrificio externo, es decir lo hacían por costumbre, porque había
que hacerlo, entonces estos eran hipócritas, pero el que daba de corazón
creyendo que Dios le daba otra oportunidad eran los que tocaban el corazón de
Dios y sobre estos últimos, es decir, sobre aquellos que tienen una búsqueda más
allá del costumbrismo y el ritualismo, sino que es de corazón, Dios traerá
bendición y salvación eterna.

CLASE 5

Jeremías.
Autor: El autor lleva el mismo nombre que el libro, probablemente su nombre
significa “Jehová exalta” o “Jehová establece”. Era hijo de Hilcias, sacerdote de
Anatot, tierra de Benjamín que limitaba al norte de Jerusalén a unos 5 km. Era una
aldea sacerdotal.
Con respecto a su preparación el hecho de que haya nacido y vivido en una aldea
sacerdotal es muy seguro que esto haya influido mucho en su carácter y
preparación temprana en su vida. Jeremías paso varios años entre escolares
sacerdotes y estudiantes de la palabra de Dios, los problemas del mundo conocido
para él y los cambios habidos por esa causa, juntamente con las crisis de Asia
debieron impresionar profundamente al joven profeta.
El llamamiento al ministerio profético de parte de Dios hizo una profunda impresión
en el joven profeta. Repentinamente descubrió que Dios lo había elegido para esa
gran tarea desde su nacimiento. Jeremías era débil, tímido y muy reservado, pero
había oído la voz de Dios y estaba preparado para su trabajo. Jeremías estaba
listo y a la vez familiarizado con los problemas generales del mundo y entendió

28
perfectamente que el desempeño de su misión le despertaría problemas dada la
naturaleza espiritual de ella.
Con respecto a su carácter está claramente descrito en el libro, es tímido,
sensitivo, emocional, tierno por naturaleza, su carácter y temperamento están
hechos para identificarse con la miseria, las equivocaciones y necesidades de
otros. Jeremías es conocido como el profeta llorón, ya que sus lamentos
demarcan su libro.
Con respecto a lo social, Jeremías pertenecía a la clase alta y por ende tenía el
respeto de la aristocracia, la nobleza y los príncipes. El hecho de que haya estado
en condiciones de emplear un amanuense y poseer bienes raíces indica que era
un hombre de buena posición económica.
Jeremías profetizó 45 años, 40 años en Judá y 5 años en Tafnes, Egipto.

La época:

Condiciones políticas
Jeremías comenzó su ministerio durante el gobierno del rey Josías, quién asumió
el reinado en el 637 aprox. La llegada de Josías al reino indicaría un cambio para
Israel, el derribaría los altares de los dioses paganos y hallaría la ley, momento
que produce un avivamiento a Israel.
En el 623 Josías comienza su obra reformadora. Mientras tanto en Babilonia
asume el rey Nabopolasar y comienza a extender su dominio en los territorios
asirios. La presión de Nabopolasar llegaría hasta destruir Nínive, capital de Asiria
en el 612, esto iba a indicar el comienzo de la expansión de Babilonia. En el año
605 Nabucodonosor asciende al reino Babilónico tras la muerte de su padre
Nabopolasar, antes de esto, Nabucodonosor guiaría al ejército babilónico a la
persecución y muerte del rey Asirio Arsubanipal, la idea de Nabucodonosor era
expandir el reino babilónico hacia todo el mundo, en el año 606 se dará un hecho
importante para Judá, ya que en Meguido los babilónicos asechaban a los Asirios
y el rey de Egipto Necao decide salir a la defensa de Asiria, para llegar a Meguido,
el rey Necao necesita pasar por Jerusalén y allí el rey Josías le niega el paso y se
levanta en guerra contra Necao, este mata a Josías poniendo fin al reinado
glorioso del rey Josías y pone como rey sobre Jerusalén a Joacaz, hijo del rey
Josías.
Los babilónicos vencen a los asirios y egipcios y Necao tiene que regresar a su
país, pero Nabucodonosor tomará también el dominio de Jerusalén quita a Joacaz
del reinado y pone a su hermano Joaquín.
Jeremías profetizará durante el reinado de Josías, Joacaz, Joacim, Joaquín y
Sedequías. Los profetas contemporáneos de Jeremías son: Isaías y Miqueas,
Sofonías, Nahúm, Habacuc, Ezequiel y Daniel.
Fecha: Empezó su ministerio en el año 627 a.C. hasta el 585 aprox. Tras la caída
de Jerusalén. Jeremías estuvo bajo la protección de Gedalías gobernador puesto
por Nabucodonosor luego del rey Sedequías. Gedalías fue asesinado por uno
fanáticos y esto hizo que el profeta descendiera a Egipto con algunos judíos y vivió
allí el resto de sus días. Según parece siguió ministrando hasta el 582 a.C.

29
Estructura de Jeremías.
Versículo clave: 1:10 “Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre
reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y
para plantar”

1:1 Llamamiento y misión de Jeremías.


2:1 Jehová y apostasía de Israel.
3:6 Jehová exhorta al arrepentimiento.
4:5 Judá amenazada de invasión.
5:1 Impiedad de Jerusalén y Judá.
6:1 Juicio contra Jerusalén y Judá.
7:1 Mejorad/ Castigo por rebelión.
8:18 Lamento sobre Judá y Jerusalén.
10:1 Falsos dioses y Jehová.
11:1 Pacto violado complot contra Jeremías.
12:1 Jeremías y Dios.
13:1 Señales y Judá a cautiverio.
14:1 Mensaje de la sequía.
15:1 Ira de Dios.
16:1 Juicio de Jehová contra Judá.
17:1 Corazón- Día de reposo.
18:1 El alfarero y oración Jeremías.
19:1 Señal de vasija rota.
20:1 Profecía Pasur y lamento Jeremías.
21:1 Jerusalén será destruida.
22:1 Profecía reyes de Judá.
23:1 Regreso y falsos profetas.
24:1 Señal higos buenos y malos.
25:1 70 años desolación y naciones.
26:1 Jeremías amenazado de muerte.
27:1 Señal de los yugos.
28:1 Falsa profecía de Hananías.
29:1 Carta Jeremías a cautivos.
30:1 Cautivos volverán, nuevo pacto.
32:1 Jeremías compra heredad Hanameel.
33:1 Restauración de Jerusalén.
34:1 Jeremías Sedequías pacto siervos.
35:1 Obediencia de los Recabitas.
36:1 El rey quema el rollo.
37:1 Jeremías encarcelamiento y cisterna.
39:1 Caída de Jerusalén.
40:1 Jeremías y Gedalías.
42:1 Mensaje de Johanán.
43:1 Israel y Egipto.
45:1 Mensaje a Baruc.
46:1 Profecías acerca de Egipto.
47:1 Profecía sobre los filisteos.

30
48:1 Profecía sobre Moab.
49:1 Profecía sobre naciones.
50:1 Profecía sobre Babilonia.
51:1 Juicios contra Babilonia.
52:1 Sedequías, Jerusalén y Joaquín.

Ministerio público de Jeremías (cap.2-10)


Sermón contra la infidelidad deliberada de Judá.
El pueblo de Israel había tenido una relación íntima con Dios y esto es lo que Dios
le recalca, recuerda los tiempos en el que Israel tenía una relación íntima con Él,
le era santa y todo lo que se atrevía a molestarle sufría el desastre. La pregunta
de Jehová es porque ha cambiado el pueblo, los sacerdotes, los gobernantes y los
profetas, han olvidado todo lo que Dios hizo por ellos. A diferencia de Quitim y
Sedar que son leales a sus dioses a pesar de que son paganos, Israel tiene un
Dios vivo y se olvida de Él.

Los dos males que hizo el pueblo son:


a) Dejar a Dios que era fuente de agua viva.
b) Cavar cisternas rotas donde siempre les faltaría agua.
El pueblo decía “no he pecado” a pesar de que tanto Jeremías como los otros
profetas les marcaba sus errores, ellos no veían sus pecados. El apóstol Pablo
habla de la conciencia corrompida y cauterizada.
a) Corrompida: significa contaminada (1Co. 15:33; Ef.4:29; Tito1:15)
b) Cauterizada: significa insensibilidad para el arrepentimiento (1Ti.4:2)
La situación de Israel no era de una mente corrompida sino que de una mente
cauterizada, ya que no había en ellos una sensibilidad al arrepentimiento. En los
versículos 12-14 del capítulo 3 aparecen tres verbos que dejan evidencia que el
cambio dependía del pueblo:
- Vuélvete.
- Reconoce.
- Convertíos.

El futuro de Judá condicionado por su arrepentimiento (3:6-6:3)

La necesidad del arrepentimiento (3-4)


Aquí se nos presenta un dialogo futuro entre Jehová y su pueblo, Él quiere los
mejor para ellos pero su pecado les impiden la bendición.

Lamentos del juicio del norte (4:5-31)


El Mesías vendrá para aquellos que se vuelvan a Jehová y las naciones serán
benditas en Él. Ahora el Señor advierte a los hombres de Judá y Jerusalén,
exhortándoles de nuevo a ser contritos y quitar los ídolos, sino Dios enviará al
invasor (Babilonia).

31
Hay tres figuras que aparecen anunciando la invasión Babilónica:
- El león (4:7)
- Viento seco e impetuoso (4:12)
- Nube y torbellino (4:13)
El profeta jeremías se encuentra en un conflicto ya que Dios había dicho que
traería paz, y luego dice que traerá juicio, se siente confundido e incapaz de dar el
mensaje, su expresión ante Dios es dolor y confusión.
Jeremías siente en lo más profundo de su ser lo que iba a suceder en Jerusalén,
su dolor llega hasta sus entrañas y grita ¡Mis entrañas, mis entrañas!, Jeremías no
solo recibía el mensaje de lo que iba a suceder en Judá sino que iba a verlo con
sus propios ojos y vivirlo, es por eso su dolor.

Los pecados de Judá serán juzgados (5)


El versículo 1 del capítulo 5 nos recuerda a la intercesión de Abraham por su
sobrino Lot, cuando Dios iba a destruir Sodoma y Gomorra. Dios vuelve a anunciar
la invasión caldea y esta vez lo va a hacer a través de tres figuras:
- León (5:6)
- Lobo (5:6)
- Leopardo (5:6)
El Señor perdonará a Jerusalén si encuentra en ella un hombre justo. No
encontrando ninguno entre los pobres y necios, Jeremías se volvió a los grandes,
pero no tuvo éxito. Por lo tanto el juicio era inevitable.
Jeremías profetizaba el juicio pero nadie lo escuchaba, el pueblo y gobernantes
escuchaban solo a los falsos profetas, que decían que todo iba a estar bien. Las
palabras de Jeremías eran como fuego, consumiendo al pueblo como madera. Los
babilonios venían para devorar y destruir, pero no del todo. La servidumbre de
Judá en una tierra extraña sería su recompensa por haber servido a dioses
extraños en su propia tierra. El capítulo cinco termina con un equilibrio con
respecto a las responsabilidades de Judá como pueblo de Dios, el tema era que si
no habían cumplido con todo los mandatos de Dios y no habían cuidado su
salvación, no podían pretender un buen resultado.

Predicción de la caída de Jerusalén (6)


Dios habla a los hijos de Benjamín, ya que las dos tribus que formaban el reino del
sur eran Judá y Benjamín. Una bocina de aviso y señal de humo indican a los hijos
de benjamín que huyan de Jerusalén, por los babilónicos se están preparando
para atacar.
Dios les dice que los asaltarían al mediodía, esto quiere decir que lo iban a hacer
cuando todos los vieran, en plena luz del día. El anuncio de Dios es que los
babilónicos desnudarán la tierra tan completamente como el vendimiador
recogiendo entre los sarmientos. El pueblo rechaza la invitación de Dios para
andar en las sendas antiguas de justicia, y rechaza toda amonestación. Por eso la
calamidad vendrá a pesar de los sacrificios de olor grato que le traen. El pueblo
tropezará y perecerá. Dios trata a los falsos profetas como falsos médicos que
tratan de cubrir la realidad de algo que no existía, decían “paz” pero no había paz.

32
Ministerio de Jeremías en la puerta del Templo (7-10)
La religión hipócrita de Judá (cap.7)
En el capítulo 7 Jeremías aparece en la puerta del templo proclamando un
mensaje radical, probablemente esto sucedería en una de las tres grandes fiestas.
- Pascua.
- Tabernáculo.
- Pentecostés.
Estas eran las de mayor convocatoria, lo que hacía que hubiera más gente para
escuchar su mensaje, además su significado, eran las más populares. Los judíos
pensaban que estaban seguros porque Dios nunca permitiría que el templo fuese
destruido. Ellos ponían su confianza en el edificio y no en quién habitaba en el
templo. El templo era lo más importante que tenían los judíos, para ellos más que
el vivir en santidad y en una comunión íntima con Dios, era el templo, los
sacrificios, lo que hacían era más por costumbre y tradición que por tratar de
agradar a Dios, su actuar era externo ya que en lo interno estaban muy lejos de
Dios.

La insensibilidad de Judá hacia el pecado (cap.8)


Los babilónicos iban a ser tan desbastadores que no iban a quedar rastro de
ninguno de ellos, aun de sus muertos. A diferencia de los que pecan y se
arrepienten los judíos pecaron y no se arrepentían, sino que estaban cegados, y
pensaban que no tenían de que arrepentirse. El pueblo pensaba que era sabio en
cuanto a la ley de Jehová, pero el escriba, el profeta y el sacerdote le habían
interpretado mal y aborrecido. Eran avaros y engañosos y trataban los problemas
superficialmente. Dios compara a Israel con la cigüeña, la tórtola, la grulla y la
golondrina, en el sentido que ellas sabían esperar los tiempos de migración,
esperaban los tiempos adecuados, en cambio Israel no.

El lamento del profeta llorón (cap.9)


Por primera vez Jeremías se siente tan angustiado que ve la posibilidad de
abandonar el ministerio por causa de su aparente “fracaso”. El lamenta la
pecaminosidad y consecuente castigo del pueblo. Su llanto es porque Dios va a
convertir a Jerusalén en una morada de chacales y las ciudades de Judá en
desolación.

Experiencias personales de Jeremías (11-19)


- Jeremías y los hombres de Anatot (11-12)
- Jeremías y el cinto podrido (13)

CLASE 6
- La intercesión de Jeremías respecto a la sequía (14-15)
- Ministerio solitario de Jeremías (16:1-18)
- El corazón firme de Jeremías (16:19-17:18)
- El sermón de Jeremías acerca del día de reposo (17:19-27)
- Jeremías en la casa del alfarero (18)
- Jeremías y la vasija de Barro (19)

33
Profecías contra los dirigentes civiles y religiosos de Judá (20-23)

Profecía contra Pasur (20:1-6)


Pasur el que presidia como príncipe en la casa de Jehová, hizo que Jeremías
fuese azotado y puesto en el cepo. Al día siguiente, cuando el profeta fue puesto
en libertad, le anuncio a Pasur su condena, la condena de su familia y la de toda
Jerusalén y Judá. El rey de Babilonia iba a llevarle cautivos. El nombre de Pasur le
fue cambiado por Magor-misabib “el terror por todas partes”

Profecía contra el rey Sedequías (21:1-22:9)


Cuando el rey Sedequías envió a Pasur (no el del cap. 20) y a Sofonías (no el
profeta) para consultar a Jehová acerca de los Babilonios que se aproximaban,
Jeremías le respondió que le Señor ayudaría a los invasores contra Judá. El rey y
el pueblo que sobreviviese sería llevado en cautiverio. Aquellos que se resistiesen
a los babilonios perecerían pero los que se rindiesen vivirían.

Profecía contra el rey Salum (22:10-12)


Salum, el segundo rey igualmente llamado Joacaz, era hijo de Josías. Fue llevado
cautivo a Egipto donde murió sin volver a ver su tierra natal.

Profecía contra el rey Joacim (22:13-23)


Joacim, el tercer rey, construyó su palacio sin pagar a los obreros y no siguió el
ejemplo de su padre Josías por lo que sería arrastrado fuera de Jerusalén, para
morir allí sin que nadie lo lamentara.

Profecía contra el rey Joaquín (22:24-30)


Joaquín es el cuarto rey, sería llevado cautivo por los Babilónicos y moriría en
Babilonia. Ninguno de sus descendientes se sentaría jamás sobre el trono de
David. Y esto se cumplió ya que ningún descendiente suyo estuvo en el trono, el
último rey Sedequías fue su tío.

Profecía del rey justo (23:1-8)


Los gobernantes son condenados por no cuidar el pueblo de Dios. Pero Dios
restaurara un remanente de su pueblo y les dará pastores, gobernantes, fieles. Él
levantará al Mesías para que sea su Rey.

Profecía contra los falsos profetas de Judá (23:9-40)


Jeremías hace una denuncia contra los profetas mentirosos, tanto de Israel como
de Jerusalén. Los de Jerusalén seguían prometiendo paz, mientras que si
hubieran escuchado la palabra de Dios, habrían conocido que su juicio era
inevitable y que continuaría hasta cumplir todos los propósitos divinos. Hablaban
sin comisión divina. Los mensajes de los falsos profetas solo llevaban al pueblo a
la idolatría.

34
Profecías respecto a la destrucción de Jerusalén y al cautividad Babilónica (24-29)
La señal de los higos (24)
El tiempo en el que Jeremías recibe esta visión es en el 597 a.C. luego de la
segunda deportación. El rey Joaquín había sido llevado a Babilonia y en Jerusalén
había quedado su tío Sedequías. Jehová muestra a Jeremías dos cestas de higo
puestas delante del templo, una cesta contenía higos muy buenos y la otra higos
muy malos.
- Higos buenos: representaban a los deportados a Babilonia los que
obedecieron a la orden de Dios de marchar al exilio para su bien.
- Higos malos: representaban a Sedequías sus príncipes y todo el pueblo
dejado en la tierra de Jerusalén después de la deportación.

Predicción de los 70 años de cautividad en Babilonia (25)


Jeremías da este mensaje en el año 605 a.C., año de la muerte de Nabopolasar
rey de Babilonia y ascensión de Nabucodonosor su hijo. En el mismo año que
asciende Nabucodonosor Dios le muestra a Jeremías la cantidad de años que
iban a estar los judíos cautivos en Babilonia. El profeta había estado advirtiendo a
todo el pueblo de Judá durante 23 años acerca de la cautividad, como no
escucharon serían llevados cautivos por el siervo de Dios Nabucodonosor elegido
para el castigo de los judíos. Los 70 años posee un doble cumplimiento:
a) Los 70 años que duro el cautiverio de Judá en Babilonia que van desde el
año 586 a.C. que es la última deportación y destrucción del templo, al 516
a.C. en el regreso y reconstrucción del templo.
b) En la visión apocalíptica de Daniel de las 70 semanas. (Daniel 9:20-27)

La advertencia de Jeremías al pueblo (26)


Jeremías recibe esta palabra en el reinado de Joacim en el 609 al 608 a.C. La
historia del capítulo 26 está ligado con el capítulo 7. Se le dice a Jeremías que se
ponga en el atrio del templo advirtiendo al pueblo de que si no se arrepiente el
Señor abandonará el templo igual que lo hizo con Ciro.
Los sacerdotes y falsos profetas se enfurecieron y amenazaron al profeta, pero
unos ancianos piadosos intercedieron por Jeremías citando dos ejemplos:
a) Citan el ejemplo de lo profetizado por Miqueas en el tiempo de Ezequías
(Miq.3:12)
b) La profecía de Urías en el tiempo del rey Joacim.

CLASE 7

La señal del yugo (27)


Jeremías recibe esta palabra en el año 593 a.C. Nabucodonosor ya había invadido
Judá en una ocasión y se había llevado muchos cautivos. Habían llegado a
Jerusalén embajadores de 5 reyes gentiles, quizá para aliarse en contra de
Babilonia. Sedequías se revela en contra de Nabucodonosor queriendo pactar con
Egipto y los reinos vecinos, el rey pretendía con esta alianza frenar la invasión
caldea. Jeremías se pone en yugo, esto es, un marco de madera utilizado para
atar a una pareja de animales para el arado, para servidumbre. La lección es que
Babilonia estará sobre ellos y ejercerán servidumbre hasta que los medo-persas

35
conquisten Babilonia y que si no se someten al yugo de Babilonia serán destruidos
a pesar de lo que decían los falsos profetas y soñadores de esas naciones.

La falsa profecía y muerte de Hananías (28)


Esta profecía es en el mismo año de la profecía del yugo en el gobierno del rey
Sedequías. El profeta Hananías, hijo de Azur, hace una falsa predicción de que la
cautividad Babilónica terminara en dos años. Jeremías replica que el desearía que
esto fuese cierto, pero añade que la profecía no se cumplirá. La contrariedad entre
los profetas de Dios en ese tiempo y los falsos profetas, es que los profetas de
Dios hablaban oráculos de desastres sobre Judá y los falsos hablaban oráculos de
paz.
Hananías rompió el yugo de madera que estaba en el cuello de Jeremías e hizo
esta falsa profecía, en consecuencia de esto, Jeremías le advierte que él iba a
morir dentro de ese mismo año, y muere dos meses después. Ya que en el v. 1
Hananías da la falsa profecía en el 5° mes del cuarto año de Sedequías, en el v.
17 en el mes séptimo muere.

El mensaje de Jeremías a los judíos cautivos en Babilonia (29)


Esta es la carta que Jeremías envió a los cautivos en Babilonia avisándoles a
prepararse para una larga estadía, advirtiéndoles que no escuchasen a los falsos
profetas y adivinos. Jehová promete que la cautividad en Babilonia terminara en
70 años y que el pueblo volverá a su tierra.

Profecía respecto a la restauración (30-33)


Estos capítulos contienen mensajes de esperanza y salvación. El retorno de la
cautividad fue solo un cumplimiento parcial, ya que esto se extiende más allá, a
los últimos tiempos y la restauración final.
El pueblo Judío viviría un tiempo de angustia y tribulación pero luego esto
terminaría y comenzaría un tiempo de restauración. Al hablar de 70 años de
restauración significa un tiempo perfecto de prueba, pero luego de esto vendría un
tiempo supremo de restauración. El cumplimiento final está en Cristo luego de la
gran tribulación y restauración plena de la humanidad, por medio del gobierno
glorioso de Cristo en la tierra.

La profecía de restauración es:


a) Los cautivos serán reunidos (30)
b) La tierra será restaurada (31:1-30)
c) El nuevo pacto revelado (3:31-41)
d) La ciudad será reconstruida (32)
e) El pacto reconocido (33)

Sección histórica (34-45)


En esta sección se habla de cumplimientos de algunas profecías dadas por
Jeremías y de historia de la cautividad de Jerusalén y algunas actividades
ocurridas en Jerusalén luego de las deportaciones.
La caída de Judá y Jerusalén (34-39)

36
a) Predicción de la cautividad de Sedequías (34): Jeremías le advierte a
Sedequías que Israel sería invadida y quemada por los Babilonios, y que él
sería llevado ante el rey Babilonio, pero le da la promesa que moriría en
paz y sería recordado por su pueblo.
b) El rey Joacim quema el rollo de Jeremías (36) Jeremías recibe una orden
de parte de Dios que escribiera en un rollo lo que iba a suceder en Israel, le
pide a Baruc que sea amanuense, y que luego lo lea a todo el pueblo, la
idea principal de Dios con este rollo era que su pueblo se arrepintieran de
sus pecados. Los oficiales escucharon a Baruc, y luego llego a oídos del
rey, mientras le leían el rollo al rey este iba cortando y quemando lo que
decía. Lo que produjo que Jeremías le dictara a Baruc otra vez para que
escribiese otro rollo, solo que este iba a tener palabras de juicio contra
Joacim por haber quemado el rollo anterior.
c) Jeremías encarcelado y entrevistado por Sedequías (37-38): Los Babilonios
habían abandonado Israel porque el Faraón egipcio se había levantado en
guerra, entonces los consejeros del rey le decían que todo lo que Jeremías
había dicho era mentiras. Sedequías fue puesto por los babilonios.
Jeremías va a ser encarcelado en una cisterna.
d) La caída de Jerusalén (39)

CLASE 8

Eventos en Judá tras la caída de Jerusalén (40-42)


a) Jeremías habita con el gobernador Gedalías (40): Gedalías era un
gobernador puesto por Nabucodonosor, luego de la destrucción completa y
último cautiverio de Judá. En Jerusalén había quedado solo personas
pobres y algunos sobrevivientes al cautiverio que luego iban a exiliar a
Egipto y otras naciones. Gedalías iba a recibir advertencias de que querían
asesinarlo pero él va a hacer caso omiso a esas advertencias.
b) El gobernador Gedalías es asesinado (41) El asesinato de Gedalías marco
un fin de gobierno sobre Judá ya que Nabucodonosor no se iba a preocupar
por el poco número de personas que quedaron en Judá.
c) Dios prohíbe la huida a Egipto (42): La promesa de Dios era que si se
quedaban en Jerusalén Dios les iba a prosperar pero si huían a Egipto
serían castigados por Dios.

Jeremías y el remanente en Egipto (43-44)


El pueblo creyó que estaría más seguro en Egipto porque Babilonia no se
atrevería a ir contra ellos. Sin embargo, estando allí, su rebelión aumentó cada vez
más y se hicieron acreedores a que Dios les anunciara que todos morirían allá.
Jeremías les dio una lección gráfica de lo que les esperaba. Tomó algunas piedras
grandes y las sepultó bajo la terraza de la casa de Faraón en Tafnes y les explicó
que Nabucodonosor pondría su trono sobre ellos y también esclavizaría a los
egipcios. Así que nuevamente serían perseguidos.
Después de pasar un tiempo en Egipto, el pueblo adoptó sus costumbres y
empezó a adorar a los dioses egipcios. Por lo tanto, Jeremías les predicó un

37
mensaje de advertencia, recordándoles el juicio que había caído sobre Judá y
describiéndoles su pecado de idolatría. Al final profetizó su destrucción.
Al terminar estas palabras, los israelitas demostraron hasta qué grado se habían
endurecido. En vez de aprender de sus errores y recibir la instrucción de Dios, la
rechazaron completamente y cambiaron la verdad por la mentira. Decidieron que
el castigo que habían recibido no provenía de Jehová sino de la reina del cielo,
una diosa pagana. Pensaban que por haberla dejado para regresar a su Creador,
ella se había enojado y todo lo malo que les pasaba era por esa causa.
Cuando llegaron a este punto, Jeremías perdió la paciencia. Les recordó de nuevo
que todo se debía a su idolatría y desobediencia y les confirmó el castigo que
recibirían: no podrían escapar porque no se arrepentían. Dios consumiría a casi
todos y sólo se librarían algunos para que testificaran de lo que el Todopoderoso
había hecho.

Mensaje de Jehová a Baruc (45)


La pregunta que Dios le hace a Baruc revela el motivo que le impulsaba: obtener
ventajas, pero Jehová le advirtió que no lo hiciera porque las riquezas terrenales
siempre son temporales. Dios juzgaría al pueblo y terminaría con toda fama y
riqueza. ¿Cómo pretendía escapar del juicio y obtener ganancias? ¿Cómo podía
interesarse más en lo pasajero frente al caos que los amenazaba?
En vez de desear lo material y quejarse, Baruc debía adorar a Dios por su
misericordia porque sólo por la gracia divina estaba vivo. El pueblo sería destruido
pero Dios preservaría a sus siervos.

Profecías contra las naciones gentiles (46-51)


Al igual que Isaías, Jeremías va a decir profecías contra las naciones gentiles,
estas son:
1.- Profecía contra Egipto (46)
2.- Profecía contra Filistea (47)
3.- Contra Moab (48)
4.- Contra Amon (49:1-6)
5.- Contra Edom (49:7-22)
6.- Contra Damasco (49:23-27)
7.- Contra Cedar y Hazor (49:28-33)
8.- Contra Elam (49:34-39)
9.- Contra Babilonia (50-51)

Conclusión: La caída de Jerusalén (52)


El último capítulo de Jeremías es histórico y relata la captura de Jerusalén y los
cautivos, acontecimiento que se da en los últimos días del rey Sedequías y relata
la destrucción de Jerusalén.

38
PROFETAS

MAYORES

II

39
PARCELACIÓN DE LA MATERIA

FECHA TEMA PREPARACIÓN


ANTICIPADA
Clase N° 1 Lamentaciones Libro del estudiante 41-43
Jueves 11 de Octubre Lamentaciones 1-6

Clase N°2 Ezequiel Ezequiel 1-7


Jueves 18 de Octubre Libro del estudiante 43-47

Clase N°3 Ezequiel Ezequiel 8-14


Jueves 25 de Octubre Libro del estudiante 47-48

Clase N°4 Ezequiel Ezequiel 15-21


Jueves 08 de Noviembre Examen Libro del estudiante 48-50

Clase N°5 Ezequiel Ezequiel 22-28


Jueves 15 de Noviembre Libro del estudiante 50-51

Clase N°6 Ezequiel Ezequiel 29-35


Jueves 22 de Noviembre Libro del estudiante 51-53

Clase N°7 Ezequiel Ezequiel 36-42


Jueves 29 de Noviembre Libro del estudiante 53-55

Clase N°8 Ezequiel Ezequiel 43-48


Jueves 06 de Diciembre Examen Libro del estudiante 55-56

40
CLASE 1

Lamentaciones.

Autor y fecha.
El autor de lamentaciones no se nombra en el libro, pero hay indicaciones internas
e históricas de que fue Jeremías. La LXX introduce lamentaciones 1:1 “Y sucedió,
después de que Israel había sido llevado cautivo…Jeremías se sentó llorando
(3:48-49)…y dijo… “Dios le había dicho a Jeremías hiciera que Judá lamentará
(Jer. 7:29) y Jeremías también escribió lamentos para Josías (2 Crónicas 35:25).
Jeremías escribió Lamentaciones como un testigo ocular (1:13-15; 2:6, 9; 4:1-12),
posiblemente con la ayuda de Baruc como secretario (Jer. 36:4; 5:1), durante o
poco después de la caída de Jerusalén en el 586 a.C. era mediado de julio cuando
la ciudad cayó y mediado de agosto cuando el templo fue quemado. Es muy
probable que Jeremías viera la destrucción de los muros, torres, hogares, palacios
y templo. El escribió mientras el acontecimiento permaneció dolorosamente fresco
en su memoria, pero antes de su partida forzada a Egipto 583 a.C. (Jer. 43:1-7). El
lenguaje usado en Lamentaciones es un paralelo cercano del que uso Jeremías
en gran parte de su libro profético
- 1:2 con Jeremías 30:14
- 1:5 con Jeremías 8:21
- 1:6 con Jeremías 9:1, 18
- 2:22 con Jeremías 6:25
- 4:21 con Jeremías 29:12

Contexto histórico de Lamentaciones.


Las semillas proféticas de la destrucción de Jerusalén fueron sembradas a través
de Josué ochocientos años por adelantado (Jos.23:15-16). Ahora, por más de
cuarenta años, Jeremías había profetizado el juicio venidero y había sido objeto de
burla, por parte del pueblo por predicar juicio (645-605 a.C.) Cuando este juicio
vino sobre el pueblo incrédulo por parte de Nabucodonosor y el ejército babilónico,
Jeremías aun respondió con gran tristeza y compasión hacia su pueblo obstinado
y en sufrimiento. Lamentaciones se relaciona muy de cerca con el libro de
Jeremías, describiendo la angustia por la recepción de Jerusalén del juicio de Dios
por pecados de los que no se arrepintieron. En el libro que lleva su nombre,
Jeremías había predicho la calamidad en los capítulos 1-29. En Lamentaciones, él
se concentra en más detalles del sufrimiento amargo y quebrantamiento de
corazón que fue sentido por la devastación de Jerusalén (Sal. 46:4-5). Tan crítica
fue la destrucción de Jerusalén, que los hechos son registrados en cuatro
capítulos del Antiguo Testamento por separado: 2 Reyes 25; Jeremías 39:1-11;
52; y 2 Crónicas 36:11-21.
Los ciento cincuenta y cuatro versículos han sido reconocidos por los judíos como
parte de su canon sagrado junto a Rut, Ester, Cantar de los cantares y
Eclesiastés, Lamentaciones es incluido entre los libros del Antiguo Testamento del
Megillot o “cinco rollos”, los cuales eran leídos en la sinagoga en ocasiones
especiales. Lamentaciones es leído el noveno día de Ab (julio-agosto) para
recordar la fecha de la destrucción de Jerusalén por mano de Nabucodonosor. Es

41
interesante notar que, esta misma fecha más tarde marco la destrucción del
templo de Herodes por mano de los romanos en el 70 d.C.
Estructura de Lamentaciones.
Versículo clave: 3:31-33 “Porque el Señor no desecha para siempre: antes si aflige
también se compadece según la multitud de sus misericordias; porque no aflige ni
entristece voluntariamente a los hijos de los hombres”.

1:1 Tristeza de Sión cautiva.


2:1 La tristeza viene de Jehová.
3:1 Esperanza por misericordia de Dios.
4:1 Castigo consumado.
5:1 Oración pueblo afligido.

Lamentaciones.

Primera lamentación (cap. 1)


a) Jerusalén destruida (1-7)
b) La destrucción es consecuencia del pecado(8-11)
c) Un pedido de piedad (12-22)

Segunda lamentación (cap. 2)


a) La hostilidad de Dios contra su pueblo (1-9)
b) Los sufrimientos derivados del hombre (10-13)
c) Profetas falsos y verdaderos (14-17)
d) Una oración elevada con lágrimas (18-22)

Tercera lamentación (cap. 3)


a) Lamento de los afligidos (1-21)
b) Se rememoran las misericordias divinas (23-29)
c) Un llamado a la renovación espiritual (40-42)
d) Las consecuencias del pecado (43-54)
e) Consuelo y maldición (55-66)

Cuarta lamentación (cap. 4)


a) Se rememoran los días antiguos (1-12)
b) El pecado y sus consecuencias (13-20)
c) Castigo a Edom (21-22)

Uinta lamentación (cap. 5)


a) Un ruego de misericordia (1-10)
b) La naturaleza del pecado (11-18)
c) Un ruego de restauración divina (19-22)

Consideraciones generales.
La narración de lamentaciones está hecha de forma acróstica a través del alfabeto
hebreo, compuesto por 22 estrofas cada capítulo, salvo el capítulo 3 que posee 66
versículos, es decir 3 versículos por cada letra.

42
Lamentaciones es una serie de cinco poemas que relatan la angustia, desolación
y miseria que produjo el sitio de Jerusalén.
El lenguaje muestra que no ha pasado mucho tiempo de la caída de Jerusalén, ya
que el autor aún mantiene frescas las imágenes que se relatan en el libro.
Llegando al 3:23 se observa una exclamación que eriza la piel, ya que en medio
de la catástrofe nacional, Jeremías con voz segura pronuncia “Grande es tu
fidelidad”, encontrando de esta forma esperanza y consuelo solo en Dios.

CLASE 2

EZEQUIEL.

Autor y fecha.
Si “el año treinta” del 1:1 se refiere a la edad de Ezequiel, él tenía 25 años de edad
cuando fue llevado cautivo y 30 cuando fue llamado al ministerio. 30 años era la
edad en la que los sacerdotes comenzaban su cargo, y por lo tanto era un año
notable para Ezequiel. Su ministerio comenzó en el 593/92 a.C. y se extendió por
lo menos 22 años hasta el 571/70 a.C. (25:17). Él era contemporáneo tanto de
Jeremías (quién era unos 20 años mayor) y Daniel (quién era de la misma edad),
a quién él nombra en el 14:14, 20; 28:3 como un profeta que ya era bien conocido.
Al igual que Jeremías (Jer.1:1) y Zacarías (Zac.1:1 con Neh.12:16), Ezequiel fue
tanto un profeta como un sacerdote (1:3). Debido a su contexto sacerdotal, él
estaba particularmente interesado y a la vez familiarizado con los detalles del
templo; y así Dios lo usó para escribir mucho acerca de ellos (8:1-11, 25; 40:1-47;
12).
Ezequiel y su esposa (quién es mencionada en el 24:15-27) estaban entre los diez
mil judíos que fueron llevados cautivos a Babilonia en el 597 a.C. (2 R.24:11-18).
Ellos vivían en Tel-abib (3:15) en la cuenca del río Quebar, probablemente al sur
este de Babilonia. Ezequiel escribe de la muerte de su esposa en el exilio
(Ez.24:18), pero el libro no menciona la muerte de Ezequiel, la cual la tradición
rabínica sugiere que ocurrió en las manos de un príncipe israelita cuya idolatría él
reprendió alrededor del 560 a.C.
El autor recibió su llamado a profetizar en el 593 a.C. (1:2), en Babilonia “en la
tierra de los caldeos”, durante el quinto año de la cautividad del rey Joaquín, la
cual comenzó en el 597 a.C. Frecuentemente, Ezequiel fecha sus profecías a
partir del 597 a.C. (8:1; 20:1; 24:1; 26:1; 29:1; 30:20; 31:1; 32:1, 17; 33:21; 40:1).
Él también fecha el mensaje en el 40:1 como el 573/72 a.C. el decimocuarto año
después del 586 a.C., esto es, la caída final de Jerusalén. La última profecía
fechada de Jerusalén fue en el 571/70 a.C. (29:17).
Las profecías en los capítulos 1-28 están en orden cronológico. En el 29:1, el
profeta regresa a un año antes del 26:1. Pero a partir del 30:1 (31:1; 32:1,17), él
está cerca de ser estrictamente cronológico.

Contexto histórico.
Desde la perspectiva histórica, el reino unido de Israel duro más de ciento diez
años (1043-931 a.C.), pasando por los reinados de Saúl, David y Salomón.
Después el reino dividido, Israel (norte) y Judá (sur), se extendió del 931 a.C. al

43
722/21 a.C. Israel cayó en manos de Asiria en el 722/21 a.C. dejando a Judá, el
reino sobreviviente por ciento treinta y cinco años, el cual cayó en manos de
Babilonia en el 605-586 a.C.
En el contexto más inmediato, varias características fueron estratégicas.
Políticamente, el poder militar de Asiria se derrumbó después del 626 a.C. y la
capital, Nínive, fue destruida en el 612 a.C. por los babilonios y los medos. El
imperio Neobabilonio había manifestado su poderío desde que Nabopolasar tomó
el trono en el 625 a.C., y Egipto, bajo Faraón Necao II, estaba determinado a
conquistar lo que pudiera. Babilonia aplastó a Asiria en el 612-605 a.C., y registró
una victoria decisiva en contra de Egipto en el 605 a.C. en Carquemis, sin dejar,
de acuerdo a la crónica babilonia, sobreviviente alguno. También en el 605 a.C.,
Babilonia guiada por Nabucodonosor, comenzó la conquista de Jerusalén y la
deportación de los cautivos, entre los cuales estaba Daniel (Dn.1:2). En diciembre
de 598 a.C., volvió a sitiar a Jerusalén y en el 16 de marzo de 597 a.C., tomo
posesión de ella. En esta ocasión se llevó cautivo a Joaquín y a un grupo de diez
mil que incluyó a Ezequiel (2R.24:11-18). La destrucción final de Jerusalén y la
conquista de Judá, que incluyó la tercera deportación, ocurrió en el 586 a.C.
Religiosamente el rey Josías (640-609 a.C.) había instituido reformas en Judá (2
Cr.34). Trágicamente, a pesar de su esfuerzo, la idolatría había insensibilizado a
los judíos de tal manera que su despertar fue solo “tan profundo como su piel” en
términos generales. El ejército egipcio mató a Josías al cruzar Palestina en el 609
a.C., y los judíos se hundieron en el pecado para juicio bajo Joacaz (609 a.C.),
Joacim (609-698 a.C.), Joaquín (598-597 a.C.) y Sedequías (597-586 a.C.)
Domésticamente, Ezequiel y los diez mil vivieron en exilio en Babilonia (2R.24:14),
más como colonos que como cautivos, teniendo permiso de cultivar porciones de
tierra bajo condiciones algo favorables (Jer.29). Aun Ezequiel tenía su propia casa
(3:24; 20:1). Proféticamente, los profetas engañaban a los exiliados con certezas
de un regreso pronto a Judá (13:3, 16; Jer.29:1). Del 593-585 a.C., Ezequiel
advirtió que su amada Jerusalén sería destruida y su exilio prolongado y por lo
tanto, no había esperanza de un regreso inmediato. En el 585 a.C., una persona
que se escapó de Jerusalén, quién había evadido a los babilonios, llegó a
Ezequiel con las primeras noticias de que la ciudad había caído en el 586 a.C.,
alrededor de seis meses antes (33:21). Esto destrozo las falsas esperanzas de
cualquier liberación inmediata para los exiliados y entonces el resto de las
profecías de Ezequiel se relacionaron a la restauración futura de Israel a su tierra
de origen y las bendiciones futuras del reino mesiánico.

Estructura de Ezequiel.
Versículo clave: 39:28-29 “Y sabrán que yo soy Jehová su Dios, cuando después
de haberlos llevado al cautiverio entre las naciones, los reúna sobre su tierra, sin
dejar allí a ninguno de ellos. Ni esconderé más de ellos mí rostro; porque habré
derramado de mi Espíritu sobre la casa de Israel, dice Jehová el Señor”.

1:1 Visión y gloria divina.


2:1 Llamamiento de Ezequiel.
4:1 Predicción sitio de Jerusalén
6:1 Profecía contra Israel

44
7:1 El fin viene.
8:1 Visión abominaciones en Israel.
9:1 Visión muerte de culpables.
10:1 Gloria de Jehová abandona el templo.
11:1 Reprensión, promesa, restauración.
12:1 Salida Ezequiel señal cautividad.
13:1 Condenación falsos profetas.
14:1 Juicio idolatría y Jerusalén.
15:1 Jerusalén vid inútil.
16:1 Infidelidad de Jerusalén.
17:1 Parábola águila y la vid.
18:1 El alma que pecare morirá.
19:1 Dios versus Israel.
21:1 Pecados de Jerusalén.
23:1 Las dos hermanas.
24:1 Parábola de la olla hirviente.
25:1 Amón, Moab, Edom, Filisteos.
26:1 Profecía Tiro y Sidón.
29:1 Profecía a Egipto.
33:1 El deber del Atalaya.
34:1 Profecía contra pastores de Israel.
35:1 Profecía contra monte Seir.
36:1 Restauración de Israel.
37:1 Valle de huesos secos.
38:1 Profecía contra Gog.
40:1 La visión del templo.
43:1 Gloria en el templo leyes.
47:1 Aguas salutíferas, repartición de tierras.

EZEQUIEL.

El llamado y la comisión de Ezequiel (1-3:21)

Las circunstancias de Ezequiel.


Al comenzar el libro Ezequiel ya estaba en el cautiverio habiendo sido llevado en
una de las deportaciones anteriores, pero profetizó la destrucción de Jerusalén 6 o
7 años antes de que esta aconteciera. Probablemente Ezequiel tenía 30 años en
este tiempo “en el año 30” (cap.1:1)
Los primeros 24 capítulos fueron escritos antes de la caída de Jerusalén pero
después de las primeras deportaciones.

La visión de Ezequiel de la gloria de Dios en el carro del trono.


El primer capítulo se ocupa con una visión de la gloria de Dios entre los cautivos.
Primero Ezequiel vio un viento tempestuoso que venía del norte.
Ve cuatro seres vivientes de los cuales tenían cada uno cuatro caras: de león, de
buey, de águila y de hombre. Cada uno tenia cuatro alas. Los pies eran derechos
y las manos bajo sus alas, sus alas estaban extendidas por encima, dos alas se

45
extendían a los lados y tocaban al otro ser viviente y las otras dos alas cubrían su
propio cuerpo.
Los seres simbolizaban aquellos atributos de Dios que se ven en la creación y en
la naturaleza:
El león: representa la majestad.
El buey: el servicio.
El águila: la agilidad.
El hombre: la inteligencia o sabiduría.
Sobre la expansión había un trono sobre el cual estaba sentado el Señor de la
gloria.
Junto a cada uno de los seres vivientes había una rueda dentro de otra rueda (es
decir una rueda haciendo ángulo con la otra como un giroscopio).
De esta forma la visión parece presentar un carro con un trono con ruedas en la
tierra, cuatro seres vivientes apoyando una plataforma y el trono de Dios encima
de esta.
Esta visión de la gloria de Dios precedió al llamado de Ezequiel al ministerio
profético. Ezequiel explica lo que vio en el 43:3 como la visión que había visto
cuando el vino a destruir la ciudad; es decir que la gloria de Dios venia del norte
en juicio sobre Jerusalén, siendo los Babilónicos los agentes de su juicio. Dios
demuestra su gloria en una visión a Ezequiel para demostrarle que quién iba a
encabezar su ministerio y lo que iba a suceder n Jerusalén era Dios mismo.

Ezequiel es enviado a profetizar al pueblo de Israel.

a) El carácter del pueblo: Ezequiel recibió al Espíritu Santo y dice que este
entro en él, lo afirmo sobre sus pies y lo envío. Esto era lo que Ezequiel
necesitaba para predicar a un pueblo de carácter rebelde, el Espíritu Santo
tuvo que entrar sobre el para luego afirmarlo, es decir, darle la seguridad
plena de que lo que iba a profetizar sucedería y se cumpliría. Esto era
porque a pesar de sus profecías y de sus predicas no se iba a cambiar el
resultado de lo que acontecería.
b) La naturaleza del mensaje: Iba a ser prácticamente juicio como indica el
rollo, Ezequiel tuvo que comer un rollo en el cual estaban escritos los juicios
penosos que iban a derramarse sobre la nación.
c) El papel del profeta: Ezequiel fue enviado junto a los cautivos que estaban
junto al río Quebar en Tel-aviv y estuvo sentado con ellos durante 7 días sin
hablar una palabra, allí fue nombrado atalaya de Dios, responsable de
comunicar la palabra de Dios y de amonestar severamente al pueblo.

El juicio de Judá y Jerusalén (3:22-24:27)

Medios visuales qu ilustran el juicio próximo.


El juicio comienza con el centro de la religión revelada, el templo en Jerusalén.
a)La orden a Ezequiel a permanecer mudo (3:22-27).
Primero Ezequiel salió al campo donde vio la gloria de Jehová, entonces se le
mando que fuese a su casa donde permanecía atado y mudo hasta que Dios le
revelase que decir. Solo podría hablar cuando Dios pusiera palabra en su boca.

46
b)El sitio de Jerusalén representado en un adobe (4).
Jerusalén estaba edificada en piedras sobre un fundamento de roca. El ladrillo
hecho de adobe es un símbolo de babilonia. Ahora Jerusalén se ha vuelto peor
que Babilonia en su moral e idolatría, entonces Dios manda a Ezequiel que
represente el sitio de Jerusalén usando un adobe para representar la ciudad y una
plancha de hierro para representar el muro de hierro que aislaría a la ciudad de
toda ayuda. El profeta representa a Dios, es decir, que muestra que es el Señor
mismo quién estaba asediando Jerusalén. Ezequiel debía acostarse sobre su lado
izquierdo 390 días por Israel y sobre su lado derecho 40 días por Judá, cada día
representaba un año, era el año de asedio de cada uno de los reinos.
c)El cuchillo y el cabello (5).
Ezequiel debio tomar un cuchillo afilado y debió afeitarse la cabeza y la barba,
luego de eso en una balanza debía pesar el cabello en 3 partes iguales, el primer
tercio debería ser quemado, esto representaba que Jerusalén iba a ser destruida
por fuego y sufriría hambre, la otra tercera parte debía ser arrojada al viento, esto
significaba que una tercera parte del pueblo iba a ser esparcido a las diferentes
naciones, y la última tercera parte debía ponerla en su ropa, eso representaba un
remanente que sería protegido por Dios.
d)La destrucción de la idolatría (6)
Ezequiel debió mirar a los montes de Israel y profetizar contra ellos, los montes
representaban la idolatría ya que los santuarios paganos solían construirse en los
montes y la tierra sería castigada por su idolatría, en medio de este juicio, un reto
sería librado, estos serían los que se acuerdan del Señor en su cautiverio y se
avergüenzan de sus abominaciones.
e)La invasión Babilónica (7).
Ezequiel predice la destrucción de Judá, los malvados y los soberbios obtendrán
lo que merecen, las posesiones materiales serán inútiles y por haber contaminado
el templo con ídolos este sería entregado a mano de los babilónicos, ellos los
saquearían y profanarían. La destrucción afecta a todas las clases, al rey, los
príncipes, profetas, sacerdotes, ancianos y el pueblo en general.

CLASE 3

Visión de la idolatría en el templo y la salida de la presencia de Dios del templo (8-


9).
El capítulo 8 es fechado en el 592 a.C., Ezequiel estando en Babilonia es
trasladado en epíritu al templo de Jerusalén para ver la gran maldad que ahí se
predicaba y practicaba. Ezequiel vio:
- Una imagen abominable en la entrada del templo.
- A los ancianos de Judá reunidos con incensarios en su mano adorando
imágenes abominables pintadas en las paredes.
- Mujeres que estaban adorando a “Tamus” deidad Babilónica.
- Vio en el atrio de adentro del templo a 25 varones representando a los
sacerdotes, adoraban al sol y practicaban las lascivias de ese culto.
Luego de todo esto Ezequiel vio a 6 verdugos que venían del norte para destruir a
los idolatras y entre ellos un varón vestido de lino que simbolizaba la gracia de
Dios, los 6 verdugos simbolizan a babilonia viniendo a la destrucción de Jerusalén,

47
en medio de esto Ezequiel ve la gloria de Dios representada en una nube saliendo
del templo, esto simbolizaba a la misma presencia de Dios abandonando el templo
y dando permiso a la masiva destrucción babilónica.
La visión de la gloria de Dios descendiendo con juicio sobre Jerusalén (10).
El capítulo 10 está ligado al capítulo 1 dando más información acerca del carro del
trono los seres vivientes y la gloria de Jehová. En el capítulo 1 la visión estaba
dirigida a los desterrados y ahora en el presente capítulo está dirigido a los
rebeldes en Jerusalén. El propósito de esta visión era mostrar el juicio de Dios que
iba a ser derramado sobre la ciudad.

Señales de Ezequiel del destierro próximo (12).


a) Su equipaje: se le manda a Ezequiel trasladar sus pertenencias de un lugar
a otro, como señal para los judíos de que serían trasladados en cautiverio.
Luego de armar su equipaje Ezequiel debía hacer un hoyo en la muralla
donde todos lo vieran, debería cruzarlo y caminar con los ojos vendados.
Esto fue exactamente lo que le sucedió a Sedequías, fue capturado cuando
huía de Jerusalén, le sacaron los ojos en Ribla y entonces fue llevado a
Babilonia (2Re.25:7).
b) Su temblor: Ezequiel debía comer con temor y beber con mucha ansiedad.
Ezequiel no actua su profecía sino que la siente, entonces no es que Dios
le esta pidiendo que finja temor, sino que va a sentir temor al comer y
beber, lo siente con gran profundidad. Esto ilustraba el temor y la ansiedad
que precederían al destierro.

CLASE 4

La parábola de la vid sin frutos (15).


Una vid sola es buena y sirve para llevar fruto; no sirve para hacer muebles, ni
siquiera para hacer una simple percha. Si ha quedado carbonizada por el fuego es
aun más inútil. La vid es el pueblo de Jerusalén y al no dar frutos para Dios, fueron
quemados por el fuego de la invasión babilónica. Pero en un sentido más amplio,
la vid representa a toda la nación, incluyendo a Israel y Judá. El extremo norte de
la vid fue quemado por los asirios, la parte sur la quemaron los egipcios y ahora la
parte central es quemada por los babilónicos. El segundo fuego del versículo 7
representa la cautividad de los que escapasen. Dios ha determinado convertir la
tierra en asolamiento.

Parábola del matrimonio de Jerusalén (16).


Dios traza la historia de Jerusalén como una figura del pueblo. Comenzó como
una niña desamparada, sucia y menospreciada. El Señor tuvo compasión de ella y
le cuido con ternura, ella creció y se hizo grande y llego a ser muy hermosa.
Cuando llego a la adolescencia Jehová se desposo con ella, la purifico para el
matrimonio, la lleno de favores y la adornó. Pero ella, confiando en su hermosura,
le dejo para irse a los ídolos, convirtiéndose en una ramera, prostituyéndose con el
que pasara. En lugar de confiar en Dios se prostituyo con los gentiles, dejo a un
lado al que lo había formado y amado primero para prostituirse con los demás
dioses.

48
Parábolas de las dos águilas (17)
Dios le dijo a Ezequiel que compusiera una parábola para la casa de Israel. Un
águila que venía del Líbano, arranco el renuevo principal de un cedro y lo llevo a
tierra extranjera, también tomo de la tierra una planta de semillero de la tierra y lo
planto en un campo bueno. Allí brotó hasta hacerse una vid de poca altura, sus
ramas se extendieron hacia arriba en dirección al águila y sus raíces penetraron
en el suelo. Pero después llego otra águila y la vid se extendió hacia ella y ya no
dio fruto.
La primer águila representa a Nabucodonosor, rey de Babilonia, él se llevó a
Joaquín el renuevo principal de Judá, y lo llevo a Babilonia (tierra extranjera)
también tomo a Sedequías y lo puso como vasallo suyo en Judá, la vid de mucho
ramaje y poca altura.
La segunda águila es Egipto, Sedequías, que fue plantado por Nabucodonosor en
Judá, se inclinó a buscar ayuda en Egipto para librarse del juicio.
Cuando Sedequías se rebeló contra Nabucodonosor, se rebeló también contra
Dios, ya que el juicio formaba parte de lo que Dios estaba haciendo y Sedequías
quería salvarse de esto por cuenta propia.

Parábola de las uvas agrías (18).


El pueblo de Judá tenía un refrán con el cual echaban la culpa de sus pecados al
fracaso de sus antepasados “los padres comieron las uvas agrias, y los dientes de
los hijos tienen dentera” Dios refuta este refrán declarando que cada individuo es
responsable de sus propios pecados.
- El hombre que evita y rechaza el pecado viviendo en rectitud vivirá (5-9)
- El hijo malo del hombre justo ciertamente morirá (10-13)
- El hijo justo del padre malo ciertamente vivirá, pero el padre impío morirá
por su maldad (18)
- El hombre pecador que se arrepiente y se parta de sus pecados vivirá (21-
23)
- El hombre justo que se aparta de su justicia y comete maldad morirá (24)

Figuras de la invasión (20:45-21:32).


-La señal del fuego forestal. El v.45 señala el comienzo del capítulo 21 en la biblia
hebrea. El sur, o sea Judá sería destruido por el fuego forestal (Babilonia)
-La señal de la espada desenvainada. Dios demuestra su determinación de asolar
Judá y Jerusalén con su espada afilada.
-La encrucijada en el camino. Se ve al rey de Babilonia marchando hacia la tierra,
llega a una encrucijada en el camino y desde esta bifurcación un camino le lleva a
Jerusalén y el otro a Rabá (capital de Amón). Se utiliza tres medios de adivinación:
- Marca una flecha hacia Jerusalén y otra para Rabá.
- Consulta sus dioses caseros.
- Mira el hígado de algún animal muerto.
La decisión es atacar a Jerusalén.

Las ofensas específicas 22:6–12

49
Los príncipes se habían aprovechado de su autoridad y poder para eliminar a las
personas que no eran bien vistas por ellos.
Despreciaban a sus padres y maltrataban a los extranjeros y cometían violencia
contra ellos. Asimismo, eran injustos con la gente indefensa como viudas y
huérfanos, porque tenían como fin adueñarse de sus pocos bienes. Estos actos
constituían violaciones directas a los mandamientos del pacto.
Tampoco observaban las leyes religiosas establecidas por Dios. Menospreciaban
los lugares que él había santificado y desobedecían los requisitos establecidos
para el día de reposo.
La lista de ofensas sigue: calumnias, perversidad, incesto, fornicación, adulterio y
asesinatos. Por otro lado, en sus negocios cargaban intereses exagerados en los
préstamos que hacían a sus hermanos y cometían fraudes.
En conclusión, Dios dice: “Te olvidaste de mí”. La causa primordial de que llegaran
a cometer tales pecados fue haberse olvidado de Dios.

CLASE 5

Parábola de las dos hermanas rameras (23)

a) Ahola. Era la hermana mayor y representaba a Samaria, Ahola significa


“ella tiene su propio tabernáculo” Samaria, la capital del reino del norte,
había construido sus propios altares a dioses siendo que el templo estaba
en Jerusalén. Ahola se prostituyó por eso Dios la abandonó a sus amantes
y ellos la mataron (los asirios).
b) Aholiba. Era la hermana menor, representa a Jerusalén, capital del reino del
sur, su nombre significa, “el tabernáculo esta en ella” no solo se prostituyó
sino que se enamoró de otros dioses. Ellos teniendo el templo, fueron en
busca de otros dioses y no solo eso, sino que se enamoraron de los dioses
paganos.
c) Ambas hermanas eran culpables de los mismos pecados, adulterio,
homicidio, ofrecer sacrificios humanos, contaminar el templo, profanar los
días de reposo, mezclar la idolatría con el culto a Dios. El resultado es que
juzgaran a las hermanas por su lujuria espiritual con la merecida
destrucción.

Parábola de la olla hirviendo (24:1-14)


El día que comenzó el sitio de Jerusalén, Ezequiel narró la parábola de la olla
hirviendo. La olla era Jerusalén, las piezas de carne representaban al pueblo. La
olla estaba a punto de hervir, tenía herrumbre, oxido, esto simbolizaba la idolatría
de Jerusalén. Después de que la olla fuese completamente vacía, sería quemada
para que se le fuera lo oxidado, Dios haría esto en Jerusalén para limpiarlos de su
idolatría.

La señal de la muerte de la esposa de Ezequiel (24:15-27)


Dio le avisa a Ezequiel que su mujer, el deleite de sus ojos, iba a morir. Ella muere
en la tarde de ese mismo día y contrariamente a toda reacción normal, Dios le
manda a que no hiciese luto. Cuando el pueblo le pregunto el significado de tan

50
extraño comportamiento, él les dijo que cuando el deleite de “sus ojos” es decir, el
templo, fuese destruido y sus hijos e hijas muertos, ellos no harían luto. Luego de
esto Ezequiel no iba a proferir más profecías hasta que un fugitivo le trajera la
noticia de la destrucción de Jerusalén.

Profecías contra siete naciones gentiles (25-32)


Al igual que Isaías y Jeremías, Ezequiel iba a impartir profecías contra naciones
paganas, estas son juzgadas por diversas formas de rebelarse contra Dios.
- Profecía contra Amón (25:1-7)
- Profecía contra Moab (25:8-11)
- Profecía contra Edom (25:12-14)
- Profecía contra filistea (25:15-17)
- Profecía contra Tiro (26:1-28:19)
- Profecía contra Sidón (28:20-26)

CLASE 6

- Profecía contra Egipto (29-32)


A diferencia de Isaías y Jeremías, Ezequiel va a dar una doble interpretación
cuando habla del rey de Tiro, ya que los aspectos del rey son comparados con los
de Satanás.
A Satanás le fue dado un lugar exaltado. Estuvo en el Edén huerto de Dios. Ese
huerto fue el mejor lugar de la hermosa creación divina sobre la tierra (Gn.2:8-14).
Su belleza concordaba con la del Edén: toda piedra preciosa era su vestidura.
Ezequiel menciona nueve piedras preciosas al describir la hermosura de Satanás.
Eran 9 de las 12 piedras que utilizaba el sumo sacerdote esn su pectoral
(Éx.28:15-20; 39:10-13). Las gemas probablemente simbolizaban la belleza y alta
posición de Satanás.
El Señor había puesto a Lucifer como su querubín grande, protector (Ez.28:14).
Los querubines forman el “círculo íntimo” de ángeles que tienen acceso hasta la
misma presencia de Dios y guardan su santidad (10:1-14). Satanás también
gozaba de libre acceso al santo monte de Dios (28:14), el cielo, y se paseaba por
en medio de las piedras de fuego (v.16). Algunos asocian estas con las piedras
preciosas (v.13), pero estas eran parte de las vestiduras de Satanás, en tanto que
las de los vv.14 y 16 formaban parte de la residencia donde moraba el maligno.
Otros las han identificado con el muro de fuego de protección de Dios (Zac.2:5).
Piensan que Satanás moraba dentro o detrás de las paredes externas de Dios en
las “cortes interiores” del mismo cielo. Este punto de vista es posible y la palabra
traducida “en medio de” podría significar “entre” o “dentro”. Cualquiera que se la
identificación exacta, Ezequiel establece que Satanás tenía acceso sin
restricciones a la presencia del Omnipotente.
Dios creó a Satanás perfecto en el principio hasta que se halló en él maldad
(Ez.28:15) y pecó (v.16). El pecado que corrompió a Lucifer se generó dentro de sí
mismo. Aunque fue creado en perfección, su pecado fue el orgullo (1Ti.3:6) a
causa de su hermosura. Satán corrompió su sabiduría a causa de su esplendor (el
problema similar de Et-baal rey de Tiro, (Ez.28:1-2, 5, 7). La arrogancia provocó su
caída y juicio.

51
A pesar de que Ezequiel presenta la caída de Satanás como un solo
acontecimiento, de hecho ocurrió por etapas. El juicio inicial fue la expulsión de su
posición como querubín ungido delante del trono celestial. El Señor lo sacó del
monte de Dios (el cielo, v.16; v.14). Fue eliminado del gobierno celestial (L.10:18)
pero todavía se le permitía entrar a la presencia del Omnipotente (Job 1:6-12;
Zac.3:1-2). En la tribulación, Satanás será echado del cielo y su presencia en la
tierra quedará restringida (Ap.12:7-13). Durante el milenio se encontrará en el
abismo (Ap.20:1-3); y después de una breve libertad al final de éste (Ap.20:7-9),
será echado al lago de fuego para siempre (Ap.20:10).
Uno de los elementos del pecado de Satanás fueron sus múltiples contrataciones
deshonestas. La palabra "contrataciones" viene del verbo, rakal, que significa “ir
de uno a otro”. Ezequiel había usado ese sustantivo para hablar de las actividades
comerciales de Tiro (Ez.28:5). ¿Significa esto que Satanás hacia negocios?
Obviamente no. Ezequiel compara al “príncipe” humano de Tiro con su “rey”
satánico. Así que el profeta utiliza una palabra que tiene un significado más
amplio. La posición de Lucifer en el cielo le permitía tener contacto con muchos
elementos de la creación de Dios. De la misma manera, la posición del príncipe de
Tiro le permitía tener relación con muchas naciones.
Aun cuando Ezequiel describía a Satanás, el verdadero regidor de Tiro, el
propósito del elemento era hablar de la destrucción de la ciudad. Así que empieza
a mezclar las características del rey satánico con las del gobernante humano. El
diablo sería arrojado a la tierra (v.17) y el rey de Tiro también iba a caer delante de
sus enemigos, los reyes. El destino final de Satanás será el lago de fuego
(Ap.21:10) y la derrota y muerte del líder de Tiro se describe como fuego
consumidor (Ez.28:18). Tanto la derrota de Satanás como la de Tiro iban a
impactar a las naciones que los habían seguido. Se iban a espantar por causa del
terrible final que a ambos les esperaba (27:35-36).

Restauración de Israel y el castigo de sus enemigos (33-39)

La nueva comisión del profeta como atalaya (33)


En este capítulo Ezequiel es comparado con un atalaya. Si el avisa fielmente al
pueblo, pero ellos no escuchan, entonces ellos serán los culpables de su propia
destrucción. Si el no amonesta al pueblo y ellos perecen, Dios demandará su
sangre de la mano del atalaya. Dios considera a Ezequiel como responsable de la
casa de Israel, su mensaje era muy importante, debía darlo a pesar que no lo
escucharan.

Los falsos pastores y el buen pastor (34)


Los falsos pastores eran los gobernantes, ellos habían pastoreado de forma
errónea a las ovejas, ya que estas no les interesaban, solo les interesaban su
prestigio, en sí mismos y no el bienestar de sus ovejas.
Dios da una promesa que Él levantará un pastor que si se encargue de sus
ovejas, que las reúna, que le de buen alimento. Es por eso que Jesús dijo, yo soy
el buen pastor, haciendo alusión a lo profetizado por Ezequiel.

52
Juicio sobre Edom 35
La promesa del juicio. Para que se estableciera la paz, había que eliminar a los
enemigos que querían destruir al pueblo de Dios. Era necesario destruir a los
enemigos de Judá para que no volvieran a causarles problemas.
¿Por qué aparece en este contexto un segundo juicio contra Edom? Ellos ya
habían sido juzgados con las otras naciones. Parece que hay dos razones:
Primera, era necesario quitar los obstáculos para dar una paz completa a los
hebreos. Desde el punto de vista de Judá, una parte indispensable del proceso
sería la eliminación de Edom, nación descendiente de Esaú y su enemiga
perpetua, la que siempre había tratado de destruirlos y quitarles su herencia.
Se menciona aquí la segunda razón por la que el juicio contra Edom no cumplió
cabalmente lo predicho anteriormente. La referencia a los que mueren a espada
parece exigir un cumplimiento futuro. La desolación histórica de Edom fue
resultado del abandono gradual de la ciudad, no de la muerte a espada. Por eso,
debido a que el primer juicio de Edom no se había ejecutado totalmente, Dios la
juzgará una vez más, como escarmiento a todos del resultado de la oposición a su
pueblo.

CLASE 7

La restauración de la tierra y el pueblo (36).


Este capítulo es denominado como el “evangelio de Ezequiel”, principalmente por
los versículos 25-30. Hay un juicio hacia las naciones que oprimieron y desearon
el mal para el pueblo judío, sobre todo Edom, que siendo sus propios hermanos
deseaban la destrucción de ellos, y se alegraron cuando los israelitas fueron
destruidos. La promesa que da Dios es con respecto a la restauración del pueblo
judío, que llegaría el tiempo donde Dios los restauraría y los formaría nuevamente
como nación. La restauración no solo iba a ser de la tierra de Jerusalén, de Israel,
sino que la restauración iba a ser también del pueblo que habitase en la tierra.
Lo que Dios iba a hacer con ellos era una regeneración espiritual. Dios los iba a
limpiar de toda impureza, les dará un corazón nuevo y un espíritu nuevo “l nuevo
nacimiento” y les guardará de inmundicias.
Cuando Jesús se maravilló ante la ignorancia de Nicodemo cuando le hablo del
nuevo nacimiento, esto fue porque Jesús tal vez esperaba que supiera la profecía
de Ezequiel, ya que era un maestro de la sinagoga. Entonces vemos que lo que
Jesús enseñaba no era algo que estuviera fuera de lo que Dios ya había dicho,
sino que vino a cumplir todo lo que se fue dicho.

La visión del valle de los huesos secos (37:1-14)


En base al contexto de lo que Dios había hablado a Ezequiel en el capítulo 36 con
respecto a la restauración como nación y espiritual, Dios lo lleva en visión a un
valle donde solo había huesos secos. Estos huesos se juntan y comienzan a
formarse como personas vivas, se le añaden músculos, tendones, ligamentos,
piel, quedan formados como seres humanos, y luego les es añadido espíritu de
vida. Dios le muestra al profeta como iba a ser restaurado Israel, los huesos secos
eran el pueblo de Israel en el cautiverio, pero Dios le vuelve a dar vida.

53
El soplo y la proclamación de parte de Dios fue lo que revivieron a estos huesos
secos. El Espíritu Santo en este soplo de vida, este aliento. En otras palabras esta
restauración del pueblo de Israel se iba a cumplir con el derramamiento del
Espíritu Santo, el soplo de Dios y esto iba a marcar un avivamiento, una
restauración espiritual para el pueblo judío. Hoy en día lo único que puede dar vida
a huesos secos es el soplo del Espíritu Santo, aun cuando se piense que ya no
hay tiempo, que todo está perdido.

Reunificación de Israel y Judá (37:15-28)


La otra parte de la visión luego de los huesos secos, es que Dios le manda a
Ezequiel a tomar dos palos, uno representando a Judá y otro a Israel (José o
Efraín). Poniéndolos extremo con extremo, los unió en un solo palo. Esto
significaba que los dos reinos divididos en los tiempos de Roboam iban a ser
reunidos y unidos de nuevo y un Rey, Mesías, reinaría sobre ellos y serán
salvados, limpiados y restaurados.

La unión del invasor (38:19)


Dios atrae a las naciones del norte, juntamente con las del sur, para que peleen
contra Israel. Se identifica al invasor como Gog, de la tierra de Magog, soberano
de Mesec y Tubal. Muchas evidencias se han presentado para identificar a estos
pueblos como provenientes del área geográfica que hoy pertenece a la antigua
Unión Soviética.
Dios mismo los atraerá a Israel para quebrantarlos. Él preparará esa gran batalla y
la destrucción de sus enemigos.

El ataque del invasor (38:14–16)


Las naciones no se darán cuenta de que es Dios quien las lleva allá para
destruirlas. Permitirá el ataque contra su pueblo porque quiere glorificar su nombre
ante quienes no quisieron reconocerlo. A causa de sus juicios, ellas aprenderán
quién es Dios.

El funeral del invasor (39:1–16)


Dios destruirá las armas del ejército invasor sobre los montes de Israel, en los
cuales los muertos quedarán tendidos. La rebelión acabará y sus países serán
destruidos. El resultado de esa gran victoria se señala de nuevo: “Y haré notorio
mi santo nombre en medio de mi pueblo Israel…y sabrán la naciones que yo soy
Jehová, el Santo en Israel”.
Quienes vivan en las ciudades de Israel saldrán a donde Dios habrá causado la
destrucción para limpiar la tierra de los despojos. Habrá tantos muertos, que
tardarán siete meses en enterrarlos y limpiar la tierra. Sin embargo, no habrán
hecho ningún daño a las ciudades de Israel.

Escenas milenarias (40-48)

El templo milenario en Jerusalén (40-42)

54
Dios le da los detalles a Ezequiel del templo que se levantaría en Jerusalén, a
pesar de que muchos de los detalles es difícil de entender, la idea general si se
puede comprender. Dios le muestra cómo iba a ser este templo a Ezequiel y le da
detalles del mismo.

A. El varón con la caña de medir. En los versículos introductorios, se le


presenta a Ezequiel una visión de la ciudad de Jerusalén y el templo en el
milenio. Catorce años después de la conquista de Jerusalén, Ezequiel fue
llevado en visiones y puesto sobre un monte muy alto.
B. La puerta oriental del atrio exterior. Ya que el templo estaba situado a
oriente y occidente, la entrada natural era la puerta oriental y con esta
puerta comienza la descripción arquitectónica.
C. El atrio exterior.
D. Las otras dos partes del atrio exterior.
E. Las tres puertas del atrio exterior.
F. Los utensilios para el sacrificio.
G. Las cámaras de los sacerdotes.
H. El pórtico del templo.
I. El santuario y el lugar santísimo.
J. Las cámaras laterales.
K. El edificio al occidente del templo.
L. Las medidas del templo.
M. Decoración y mobiliario del interior del templo.
N. Las cámaras sacerdotales.
O. Las medidas del atrio exterior.

CLASE 8

La adoración en el milenio (43-44)


Dios le había mostrado a Ezequiel cuando su gloria se había apartado del templo.
Pero esta gloria volvería sobre Israel con la persona de Jesucristo. El habitará
para siempre entre su pueblo, ellos no practicaran nunca más idolatría ni
abominaciones a la sombra del templo. El sentido de esto es ver la gloria de Dios
volviendo al templo, pero esto comienza a cumplirse con Cristo. Tal y como fue
devastador cuando la gloria de Dios se fue del templo, así fue de estremecedor e
impactante para Ezequiel ver volver la gloria de Dios. Si la gloria de Dios volvía
por medio de Jesús es entonces a Él a quién se debía adorar, rendirle adoración.

La tierra en el milenio (47-48).


A.-La sanidad de las aguas. Ezequiel vio la visión de un río que salía de la puerta
de la casa de Jehová hacia el altar a través de la puerta del oriente y descendía al
mar muerto, entrando estas aguas en el mar este recibía sanidad de sus aguas y
en ellas abundaban peces. Este río, que será real y geográfico, es una figura
sorprendente de la bendición que brotará durante el reinado milenario de Cristo.
Dios morará en el templo y por lo tanto un río de bendición siempre creciente
saldrá hacia otros lugares. El agua es vista en el Antiguo Testamento siempre
como símbolo de vida, el hecho de que el agua allá salido del templo está

55
relacionado con lo que Ezequiel acababa de ver, que la gloria de Dios volvía al
templo entonces esto le mostraba que Dios mismo era el que abría este caudal de
agua que no iba a hacer otra cosa que revivificar todo lo que tocaba, su destino
sería el mar muerto, que aun a esto le daría vida. Lo que necesitamos para que
haya vida en los lugares desérticos y muertos es que Dios envíe de su agua,
Jesús dijo que desde su interior brotarían ríos de agua viva, Él es la fuente de
agua viva, y al Él debemos acudir para que esto salga y comience a dar vida a lo
que estaba muerto.

B.-El reparto de la tierra. En el milenio parece que la tierra será dividida en franjas
horizontales, desde el mediterráneo hasta la frontera oriental del país. Dios le
muestra una repartición de la tierra en el tiempo del gobierno supremo de Cristo
en la tierra.

56