Está en la página 1de 4

PACIENTE 1

RECIÉN NACIDO
Peso: 2.408 kg.
Talla: 45 cm.
Perímetro cefálico: 32 cm.

A los 15 días de vida


Peso: 2.760 kg.
Talla: 48 cm.
Perímetro cefálico: 32.5 cm.

ANÁLISIS
Lo normal a los 15 días de vida:
Peso: 2.858kg.
Talla: 47 cm.
Perímetro cefálico: 33 cm.
Vemos un peso disminuido en 98 gr. y una talla con 1 cm. más del rango
normal de crecimiento; estos datos nos permiten evaluar los cambios en
función del tiempo para analizar el patrón y la velocidad del crecimiento. Es
importante evaluar el crecimiento ya que existe una estrecha relación entre
el crecimiento, la nutrición, el estado de salud del niño y las condiciones de
vida de él y su familia. Debido a su dependencia de factores biológicos,
psicosociales y ambientales, se podría afirmar que un niño que crece bien
está sano, o no presenta problemas de salud importantes, y a la inversa,
toda alteración del crecimiento responde a causas que requieren especial
atención, sean éstas de origen biológico, psicológico o social.
El perímetro cefálico que no está dentro de los rangos nos posibilita una
medida importante durante los dos primeros años de la vida como indicador
del crecimiento cerebral dado que el tamaño de la cabeza es un buen
indicador del tamaño del cerebro. De allí el valor que tiene la medición del
perímetro cefálico para predecir el posterior crecimiento del sistema
nervioso central. Se usa frecuentemente en el contexto clínico como parte
de la pesquisa de enfermedades craneoencefálicas, y es muy importante el
seguimiento longitudinal de sus dimensiones.
Se realizó también examen de cráneo, suturas y fontanelas. El cráneo puede
presentar algunas asimetrías normales, sobre todo en niños prematuros o
con poca movilidad que permanezcan mucho en decúbito dorsal. Las
suturas deben palparse una a una, distinguiendo la sutura escamosa
(frontal) y longitudinal (sagital) en sentido medial, y las suturas coronal y
lamboidea en sentido lateral.
La craneosinostosis es el cierre precoz de suturas y determina formas
anormales del cráneo. Éstas pueden ser trigonocefalia (cierre precoz de la
sutura escamosa o frontal), escafocefalia (cierre precoz de la sutura
longitudinal o sagital), plagiocefalia (cierre precoz de la sutura coronal) y
braquicefalia (cierre precoz de la sutura lamboidea).
A su vez la mayoría de los factores que comprometen el crecimiento normal
pueden ser prevenidos o tratados. Mediante acciones simples realizadas
desde el sector salud (control prenatal, promoción de la lactancia materna,
pautas de alimentación, control del crecimiento y desarrollo, prevención y
tratamiento de enfermedades prevalentes y crónicas no transmisibles) y
otras que requieren especial participación de la comunidad y diferentes
actores sociales (saneamiento básico, fortalecimiento de vínculos familiares,
interacciones psicosociales y ambiente facilitador), es posible prevenir o
tratar la mayoría de las causas que producen trastornos del crecimiento.

PACIENTE 2
RECIÉN NACIDO
Peso: 3.188 kg.
Talla: 49.5 cm.
Perímetro cefálico: 35.5 cm.

A los 12 días de vida


Peso: 3.440 kg.
Talla: 51.3 cm.
Perímetro cefálico: 36 cm.
ANÁLISIS
Se procedió a observar la coloración que fue color rosado-rojizo no
evidenciándose anormalidades; es importante este paso ya que los
prematuros suelen tener un color más rosado de lo habitual (su piel es más
fina) y los postérmino son más pálidos (su piel es más gruesa). La palidez
cutánea puede deberse a vasoconstricción (por ejemplo, por frío). La palidez
de mucosas puede traducir anemia o shock. Al menos la mitad de los recién
nacidos presentarán ictericia en los primeros 3 días de vida. Comienza por
la cabeza y se distribuye de forma cefalocaudal y centrífuga. Debe
investigarse toda ictericia que aparece en las primeras 24 horas y las
ictericias intensas que aparecen posteriormente. En algunos casos puede
verse una ictericia indirecta patológica, denominada ictericia por leche
materna, que se suele presentar entre los 7 y los 14 días de vida.
Hay que recordar que es normal que los niños nazcan con manchas
genéticas de cada raza. Es frecuente observar descamación de la piel, sobre
todo después del primer baño, que se acentúa en los pliegues.
También se evaluó la postura, movimientos espontáneos y reacción a
estímulos que fueron normales; esto es importante ya que un nacido a
término sano se despierta con los estímulos táctiles, acústicos o luminosos,
tiene un buen tono pasivo y activo, una vigorosa reacción a estímulos y un
llanto enérgico. La alteración de alguno de estos aspectos nos debe poner
alerta y nos obliga a descartar patología orgánica, que incluya siempre una
exploración neurológica completa.

PACIENTE 3
Niño de 3 años y 3 meses que acude con madre a consulta por tener
tos por 3 días, fiebre y flema de color blanco.
Peso: 12.5 kg.
Altura: 95 cm.
Prematuro
ANÁLISIS:
Evaluamos sus medidas antropométricas y estaba dentro del rango normal.
Al examen físico se evidencio dificultad para su realización debido a la
negativa del niño, a pesar de esto el medico oriento el examen y no se dejó
manipular por el niño importante ya que no se podría inspeccionar o
evidenciar algún otro signo oculto.
Se inspecciona las fosas nasales y están llenas de moco y a su vez se
visualiza el interior de la cavidad bucal y se observa enrojecimiento.
También se palpan las amígdalas; eso importa debido ya que si están
inflamadas nos orientan a que el niño está desarrollando un proceso
infeccioso.

PACIENTE 4
Niña de 4 años que acude con madre a control, no vacunada con
refuerzo de dpt y polio, estuvo hospitalizada desde el día viernes
hasta el martes debido al dolor de pies y fiebre matutina además
presenta dificultad para mover las piernas, pararse y caminar, a su
vez presenta eritema y picor en la zona genital con desenso
verduzco; refiere la madre que duerme con su hija.
ANÁLISIS
Es importante el preguntar sobre los refuerzos y cumple el esquema de
vacunación ya que nos puede orientar mejor sobre la posible enfermedad
que pueda presentar la niña; en este caso es ausente la vacuna de refuerzo
de la polio la cual posiblemente explica mucho de los síntomas que refiere la
niña ya que esta enfermedad se contagia principalmente en el contacto
persona a persona (la madre refiere dormir con la niña). Algunas veces las
personas que contraen la polio desarrollan parálisis (no pueden mover los
brazos o las piernas).
Al examen físico se evidencia el desenso verduzco orientándose a un
diagnóstico de una vulvovaginitis ya que Las niñas pequeñas son propensas
a la vulvovaginitis por razones anatómicas debido a que la piel de la zona
vulvar es muy fina y a la atrofia fisiológica del epitelio vaginal, que tiene un
bajo contenido de glucógeno y pH neutro. También influyen la falta de
producción de moco cervical y de la protección que aportan los labios
mayores, las deficiencias del sistema inmunitario local y la cercanía de la
vulva con la región anal.
El objetivo principal de examinar en estos casos es poder distinguir entre la
inflamación vulvar y vaginal inespecífica de tipo no infecciosa, observada en
la mayoría de los casos; y el compromiso vaginal más profundo por
gérmenes patógenos específicos (vulvovaginitis específica), que se
caracteriza por la inflamación pronunciada y la presencia de flujo vaginal.

CONCLUSIONES
SE PUDO EVIDENCIAR EN EL CONSULTORIO:
Un ambiente de confianza, que implica
 Saludo cordialmente a la madre, ofrecerle un lugar para
sentarse.
 Tener en cuenta al niño, qué hace durante la consulta.
 tener alguna idea acerca de cuáles son las creencias más
comunes que tienen las madres respecto de la situación de
salud de sus hijos.
 Contar con un ambiente físico limpio, iluminado, cómodo y
privado; el mobiliario no impide la circulación ni la cercanía.
Identificación de las necesidades de la madre
 Usar un lenguaje sencillo y claro.
 No inducir las respuestas.
 Preguntas abiertas, llevan a la madre a describir y comentar lo
que hizo; permiten evaluar la comprensión de las
recomendaciones.
Aconsejar a la madre
 Priorice las recomendaciones dadas ya que son tan importantes
como la medicación si la hubiese
 Efectuar preguntas de verificación.