Está en la página 1de 22

UNIVERSIDAD NACIONAL

JORGE BASADRE GROHMANN


FACULTAD DE INGENIERIA CIVIL

TEMA:
DIAGNÓSTICO DE LA REALIDAD EDUCATIVA NACIONAL

FACULTAD : FIAG

ESCUELA : ESIC

ESTUDIANTES :

VELASQUEZ REJAS, BRYAN : 2017-129025

MAMANI MAMANI, YHON : 2017-129035

MARANO BARJA PERCY : 2015-129034

LUPACA CHAPARRO ALEX : 2017-129029

FLORES CONDORI JOSE : 2017-129037

ASIGNATURA : REALIDAD NACIONAL

DOCENTE : MOLERO YAÑEZ, NAHUEL HUMBERTO

CARRERA PROF. : INGENIERIA CIVIL

CICLO : N° 1

TACNA – PERU
2018

1
CONTENIDO

INTRODUCCIÓN........................................................................................................................................ 3

CAPÍTULO I .............................................................................................................................................. 4

1.1. ANÁLISIS DE LA REALIDAD EDUCATIVA NACIONAL ....................................................... 4

1.2. PROBLEMAS EN LA EDUCACIÓN NACIONAL QUE DEBEN SER SOLUCIONADOS A


LA BREVEDAD .......................................................................................................................................... 8

CAPITULO II ........................................................................................................................................... 10

2.1. LA EDUCACIÓN EN EL PERÚ: TIEMPO DE REINVENTAR ................................................... 10

2.2. RETOS DE LA EDUCACIÓN EN EL PERÚ ................................................................................ 11

2.3 AVANZANDO HACIA UNA MEJOR EDUCACIÓN PARA PERÚ ............................................ 17

2.4. CONSIDERACIONES LEGALES ................................................................................................ 178

CONCLUSIONES...................................................................................................................................... 19

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ....................................................................................................... 20

2
INTRODUCCIÓN

El presente trabajo monográfico, tiene por finalidad dar a conocer el Diagnóstico

de la Realidad Educativa Nacional, por lo cual podemos ir adelantando que es claro que

los recursos asignados a la educación básica son bajos, y parece que el Estado no ha tenido

claro qué debe hacerse para enfrentar de manera efectiva ambos problemas; a todo esto

le sumamos la baja calidad de los maestros peruanos en cuanto a la metodología que

emplean para enseñar a sus alumnos.

Ante esta problemática, es papel fundamental del Estado realizar reformas

educativas para obtener resultados positivos en nuestro país, donde debe orientarse a

resolver los problemas estructurales de la educación entre los que se destacan la baja

calidad y la desigualdad educativa, la descentralización educativa y la revaloración del

rol del maestro; se deben resolver estos problemas para poder iniciar un cambio total del

sistema educativo y conseguir el progreso como país y la inserción a un mundo

globalizado.

3
CAPÍTULO I

1.1. ANÁLISIS DE LA REALIDAD EDUCATIVA NACIONAL

El análisis de la problemática de la realidad educativa en el Perú no es posible

abordarla sólo desde la perspectiva pedagógica, sino considerando múltiples factores que

de alguna manera son contradictorios entre sí.

Se puede asumir una discusión como una realidad problemática de contrastes

económicos, culturales, geográficos, políticos, lingüísticos, sociales, religiosos.

a) Como un fenómeno social, que se ha ido construyendo a través de la historia

del estado y en el que han participado diversos actores de la sociedad que en su momento

fueron protagonistas de este evento, y que para el caso del Perú debería tener en cuenta

la época pre inca, incaica, virreinato, república y época actual.

b) Como una realidad específica, cuyas características la hacen diferente de

otras realidades sociales. Es decir, la realidad educativa peruana en contraste con la

educación latinoamericana y mundial.

c) La educación como una construcción compleja, cuyo análisis requiere de

disciplinas y perspectivas diversas que permitan describirla, explicarla y establecer

predicciones de las consecuencias en los educandos y en la sociedad en su conjunto.

La problemática actual nos presenta una realidad caótica de la educación peruana,

que se evidencia en los resultados de las evaluaciones PISA (Programa Internacional para

la Evaluación de Estudiantes) allá por los años 2001, donde los estudiantes peruanos

4
ocuparon el último lugar tanto en comprensión lectora como en razonamiento matemático

entre 41 países.

Los resultados finales mostraron que sólo el 15% en comprensión lectora y el 9%

en matemática alcanzaron un nivel adecuado de rendimiento. Posteriores evaluaciones

como las de SERCE (Segundo Estudio Regional Comparativo Explicativo, 2008) y las

efectuadas anualmente por el Ministerio de Educación a niños y adolescentes a partir de

2º grado de primaria sólo confirmaron esta realidad.

A partir de estos resultados surgieron críticas a favor y en contra de estas

evaluaciones estandarizadas sobre los aprendizajes.

Entre los argumentos que se plantean para valorar las pruebas aplicadas se pueden

mencionar las siguientes:

 Permiten tener una visión global de los aprendizajes de los alumnos, dando

información real de sus capacidades.

 Ayudan a visualizar aspectos centrales de la labor educativa.

 Orienta la discusión informada de aspectos del currículo que son exigibles a todos

los estudiantes y lo que espera que debe haber aprendido al final de un ciclo

educativo.

 Las críticas que se pueden establecer son entre otras:

 Desde la perspectiva política se plantean evaluaciones sin propósitos claramente

establecidos y con recursos limitados, lo cual conduce a un desconocimiento de

la validez de los resultados en términos de aplicabilidad futura

 Las acciones de divulgación de los resultados y su uso no son los adecuados, lo

que conlleva que el maestro(a) no esté en condiciones de utilizar este recurso para

optimizar los resultados del proceso enseñanza-aprendizaje.

5
 La evaluación con pruebas estandarizadas que corresponden a otras realidades

socioeconómica y culturales corren el riesgo de minimizar el nivel académico de

los alumnos menos favorecidos provocando la marginación y segregación de los

grupos en desventaja.

Considerando que la calidad hace referencia al rendimiento satisfactorio, equidad

a la igualdad en el acceso y beneficio a los derechos, y pertinencia responde al contexto

donde se realiza la acción educativa.

Visto así, es pertinente considerar que el rendimiento educativo no es satisfactorio

exclusivamente debido a factores pedagógicos, sino que existen un conjunto de factores

que coadyuvan a que éste no se dé en las condiciones esperadas. Esos factores, son entre

otros:

a) Factores relacionados con el niño: como la desnutrición y mal nutrición,

problemas afectivos, problemas de recursos materiales pedagógicos, problemas

culturales y socioeconómicos que no le permiten desempeñarse con eficiencia y

eficacia.

b) Factores sociales. Desigualdad en el acceso al uso de servicios básicos como luz,

agua, desagüe, infraestructura adecuada de los colegios, bibliotecas, internet, etc.

c) Factores pedagógicos. Inadecuada formación de los maestros(as) de espaldas a la

realidad nacional pluricultural y multilingüe, falta de condiciones para el acceso

a una lectura permanente y actualizada, capacitación sesgada e ineficiente, baja

calidad de vida por la baja remuneración que mellan la motivación para la labor

educativa, estatus social de marginación (no se le da al maestro el lugar que le

corresponde como artífice de cambio y constructor de una nación). Junto a este,

el Diseño Curricular Nacional no se adecúa a las condiciones culturales,

económicas, sociales y geográficas en donde se desenvuelve el educando.

6
d) Factores relacionados con la política educativa. La imposición vertical de

modelos educativos de moda sin considerar el diagnóstico de la realidad nacional,

al que suma un presupuesto bajo para el sector educación (3,2%) que no satisface

las demandas mínimas para una educación de calidad. Por si fuera poco, se agrega

una acción irresponsable de reformas educativas que para su diseño y puesta en

marcha no han tenido en cuenta un diagnóstico de la realidad educativa nacional,

el consenso de la diversas fuerzas políticas y sociales, así como los diversos

sectores gubernamentales. Es decir, no hay un plan nacional integral.

e) Factores socio-jurídicos. No existe en el plan de educación consideraciones para

enfrentar y solucionar graves problemas como el pandillaje, la prostitución

infantil, la violencia familiar, la desintegración familiar que tienen como base la

falta de educación en valores sociales y espirituales.

f) Factores culturales. El Perú es un país pluricultural y multilingüe. Esta realidad

no es tomada en cuenta con la seriedad que en requiere en el proceso educativo,

imponiéndose por el contrario la lengua castellana en el proceso enseñanza-

aprendizaje de las comunidades nativas amazónicas y andinas aymara y quechua

hablantes generando serios problemas en este proceso.

g) Factores económicos. La inadecuada distribución de la riqueza de un país en

crecimiento macroeconómico, el déficit gerencial de las autoridades regionales y

locales, la burocracia y la corrupción cada vez más inquestada en las esferas de

gobierno no han hecho posible erradicar la pobreza y la extrema pobreza, el

subempleo y el desempleo que son focos de malestar social, de la deserción

educativa, de la marginación entre otros males que aquejan a estos grupos

sociales.

7
En conclusión, el análisis de la problemática educativa peruana requiere tener en

consideración múltiples factores anclados en el niño, la familia, pedagógicos, culturales,

socioeconómicos, políticos, religiosos, geográficos, etc.

Los cuales deben ser tomados en cuenta para la elaboración y ejecución de un plan

nacional de educación, así como del Diseño Curricular Nacional y su aplicación

contextualizada problemas en la educación.

1.2. PROBLEMAS EN LA EDUCACIÓN NACIONAL QUE DEBEN SER

SOLUCIONADOS A LA BREVEDAD

La educación en un país es un factor sumamente importante en la formación de

sus pobladores, debido a que brinda elementos y conocimientos básicos que le permiten

al ciudadano reconocerse como tal en el transcurso del desarrollo de su identidad

nacional. Nuestro país actualmente vive una crisis en el sistema educativo, ya que los

docentes se han declarado en huelga por conflictos con el Poder Ejecutivo. Conociendo

estos datos, centralizaré el artículo en tres problemas que se deben solucionar lo antes

posible para que Perú cuente con una formación académica de calidad.

1. El primer problema, es que no cuenta con un sistema educativo que

mantenga una relación directa y exacta con las necesidades de algunos sectores de la

población. Por una parte, la educación brindada por el Estado en la mayoría de casos no

es coherente con algunas comunidades del literal peruano. Por esto, algunos sectores del

país conformado por grupos autóctonos o indígenas rechazan la enseñanza pública por no

guardar relación con sus costumbres o a veces con su lengua. Por otra parte, en el Perú

muchos estudiantes no tienen acceso a la enseñanza técnica, esto es la instrucción en

procesos productivos.

8
Por lo tanto, el plan de formación aplicado por el gobierno margina a jóvenes que

no tienen la necesidad de recibir esa tipificación de conocimientos intelectuales sino de

aprender actividades de desarrollo técnico.

2. El segundo problema, es la desautorización del docente y el bajo

reconocimiento que recibe por su trabajo. El profesor en nuestro país ve disminuida cada

vez más la capacidad de hacer que un grupo de escolares lo respete. Hace no muchas

décadas el maestro era un ente que exigía un respeto natural, ahora es todo lo contrario,

los estudiantes creen que este no es más que un empleado o un facilitador del trabajo, por

ello el docente es maltratado en muchas ocasiones y a partir de esto pierde la vocación y

la pasión por enseñar. Esto genera una pérdida en las dos partes, tanto desde la posición

del profesor que pierde las ganas de instruir y el alumno que no aprende porque el profesor

ha dejado de educarlo a partir del bajo reconocimiento que le da la sociedad a su labor.

En Perú existe una dificultad al acceso de una educación de calidad en todos los

niveles por distintos motivos, especialmente económicos. La mala gestión de la

geolocalización de los centros escolares dificulta la educación a los sectores rurales,

debido a que estos deben trasladarse extensas distancias para llegar a sus centros

educativos, esto de una u otra manera genera una pérdida de ánimos en los estudiantes,

por estos motivos a veces optan por dejar el estudio. Además, existen centros educativos

que brindan una instrucción paupérrima al estudiante con la excusa de ayudar a cumplir

sus metas de una manera fácil y sin esfuerzo

En conclusión, en el Perú no existe una formación que corresponda a los intereses

culturales, económicos y sociales del total de la población. El respeto a la institución que

debería significar el profesor se ha perdido, generando así la desvalorización de esta

profesión.

9
CAPITULO II

2.1. LA EDUCACIÓN EN EL PERÚ: TIEMPO DE REINVENTAR

La educación es sin lugar a dudas la base del desarrollo en cualquier país del mundo

y representa el verdadero motor de cualquier política económica y social seria y

responsable por la generación de conocimientos y destrezas intelectuales que genera en

las personas capaces de generar un mayor crecimiento económico y protagonizar el

cambio hacia la modernidad y eficiencia en el bienestar y calidad de vida que requieren

nuestros pueblos.

Hay algunas personas, profesionales, así como funcionarios públicos que no le

dan la debida importancia, simplemente por incompetencia en esta materia o porque un

cambio en el sistema actual en el aspecto educativo traería “mucha cola” como diríamos

en el Perú ya que modificaría un montón de la estructura formal y administrativa (llámese

instituciones, burocracia y reglamentaciones oficiales) ya existentes en nuestro país que

afectarían el status quo de nuestra sociedad.

En la actualidad, en el Perú existe una educación basada en su ineficacia para

constituir una generación de “sociedad de ciudadanos” y en donde sólo se brindan

materias o cursos acordes con unos currícula educativa cuyo objetivo principal es preparar

o pretender preparar a los jóvenes de hoy para un posible examen de admisión a una

universidad, se diceposible, porque acabar la educación secundaria para muchos jóvenes

y adolescentes, es de por sí ya un logro, dada las dificultades económicas y sociales por

las que atravesamos, y lo más lamentable, aquellos que logran acabar la secundaria y

10
deciden postular ya sea a una universidad estatal o una universidad privada de prestigio,

chocan contra una cruda realidad: la educación que recibieron en sus colegios no les sirve

de mucho, por no decir nada, para lograr una admisión directa a un centro de educación

superior.

Cuando se hace referencia a “sociedad de ciudadanos”, hago referencia a personas

en este caso jóvenes y adolescentes capaces de contribuir mediante su conocimiento y

futuro aprendizaje continuo al desarrollo de nuestras sociedades y al progreso de nuestra

nación. A la formación de una nueva generación de líderes, con iniciativa y responsables

por su propio destino, conscientes que el mundo experimenta una serie de cambios

continuos principalmente en materia de conocimientos que exigen eficiencia,

competitividad y alta exigencia para salir del subdesarrollo y la pobreza colectiva en el

cual nos encontramos.

Obviamente el alumno sólo no podrá conseguir todo lo que se espera de él, esto

requiere de un apoyo de las principales autoridades educativas a iniciativa del estado en

calidad académica e infraestructura, así como asistencia en programas sociales a los

sectores menos favorecidos de nuestra sociedad como por ejemplo alimentación, aunado

a un programa de capacitación constante a maestros y un mayor presupuesto destinado al

sector educación.

2.2. RETOS DE LA EDUCACIÓN EN EL PERÚ

Hacia una mayor y mejor inversión en educación: un reto que requiere una política

de Estado La inversión en educación en el Perú ha sido baja en la última década con

respecto a los países de la OCDE y de América Latina. La inversión en educación tiene

un impacto directo no sólo sobre la cobertura, sino también sobre la calidad y la

pertinencia de la educación ofrecida. En particular, el rendimiento de los estudiantes está

11
estrechamente vinculado al gasto en educación, al menos hasta un nivel de alrededor de

8000 USD en PPA (en Paridad de Poder Adquisitivo) por estudiante, a partir del cual el

impacto adicional del gasto deja de ser significativo (Vegas y Coffin, 2015). Perú se

mantiene muy por debajo de ese nivel y está muy por debajo del gasto por alumno de los

países de la OCDE (OCDE, 2015c). En promedio los países de la OCDE gastan 10220

USD en PPA por alumno al año mientras que en el Perú esa proporción es cercana a los

2000 USD en PPA. La inversión en educación ha sido persistentemente baja en el Perú,

situándose por debajo de los países de la OCDE y de la mayoría de los países de la región.

Mientras que el gasto público en educación fue alrededor del 5% del PIB para la OCDE

y alrededor de 4.5% para América Latina en el período 1999-2013, Perú registró un

promedio estancado en 3% (OCDE, 2015a).

El reciente aumento en el gasto - desde el 2.9 % del PIB en 2010 al 3.6% en 2015,

y la proyección de gasto de 3.85% del PIB en 2016 - indica el fuerte compromiso de la

administración actual para invertir en educación. Sin embargo, comparando los niveles

de gasto por estudiante en relación con el nivel de desarrollo del país, en el Perú continúa

invirtiéndose menos que en el promedio de países de la OCDE y de otros países de la

región (Gráfico 1). Por ejemplo, mientras que en primaria el gasto público por estudiante

en el Perú es inferior al 15% del PIB per cápita, en los países OCDE alcanza en promedio

más del 20% del PIB per cápita. La planeación, distribución, uso y gestión adecuada de

los recursos educativos son pilares fundamentales para garantizar los objetivos de

eficiencia y de igualdad, asegurando que los recursos se están canalizando a donde más

se necesitan. Para responder a la pregunta de qué políticas garantizan el uso más eficiente

de los recursos en educación para mejorar el desempeño de los estudiantes, la OCDE ha

identificado cuatro áreas prioritarias (OCDE, 2013d). Primero, la gobernanza de los

recursos empleados en las escuelas: el nivel, las fuentes de financiamiento y el

12
planeamiento de la utilización de los mismos. Segundo, la distribución de los recursos,

de acuerdo a los niveles y sectores de la educación, los grupos específicos de estudiantes

y los equipos y materiales. Tercero, el uso de los recursos en función de las necesidades

de los estudiantes, del tiempo de instrucción, y de los entornos de aprendizaje y

enseñanza.

Finalmente, la gestión de los recursos, es decir la transparencia y rendición de

cuentas, así como los incentivos para la eficiencia y supervisión en el uso de los mismos.

Estos cuatro aspectos pueden contribuir a una mayor efectividad de la inversión en

educación (OCDE/CAF/CEPAL, 2014).

Más y mejor información sobre el sistema educativo permiten impulsar la

planeación estratégica y aumentar el impacto de la política educativa. Se han hecho

esfuerzos considerables para desarrollar un sistema de información basado en datos

estadísticos rigurosos y medir el aprendizaje de los estudiantes a través de pruebas

estandarizadas nacionales e internacionales. En estos últimos años también se inició un

sistema de monitoreo (Semáforo Escuela) que recopila información de 5 mil escuelas

13
públicas cada mes en tiempo real y permite monitorear la asistencia de alumnos, docentes

y directores, el acceso a materiales educativos, la presencia de servicios básicos en la

escuela y el horario efectivo de clases. Estos avances permiten evaluar las políticas

educativas y reorientarlas hacia dónde puedan tener un mayor impacto. Varias de las

medidas adoptadas recientemente en el Perú han de favorecer un uso más eficiente de los

recursos escolares.

En particular, con el fin de mejorar la cobertura y el desempeño de todos los

estudiantes, se ha planeado invertir ante todo en la revalorización de la carrera docente y

en la infraestructura educativa. El desarrollo de esquemas de incentivos con base en la

meritocracia y el ingreso de nueva plantilla capacitada han ofrecido oportunidades

adecuadas al desarrollo profesional del profesorado. Adicionalmente, con el fin de cerrar

la brecha de infraestructura educativa básica (equivalente a cerca del 10% del PIB), se

han priorizado partidas presupuestarias para la inversión educativa en las áreas más

remotas y en el mantenimiento de las escuelas. En este sentido, se han diseñado módulos

estandarizados desde 2015 para reducir los tiempos de elaboración de expedientes

técnicos y acelerar la construcción de escuelas con base a modelos prestablecidos.

Respecto a la distribución de los recursos educativos, se han hecho avances para que todos

los estudiantes, maestros y directores trabajen en ambientes adecuados.

El déficit en recursos educativos es ante todo visible en las escuelas de bajo estatus

socio-económico (Gráfico 4.2). Con el objetivo de fomentar la universalización de la

educación inicial, aumentar la jornada escolar en educación secundaria y renovar y

mantener el mobiliario y el equipamiento, entre 2011 y 2015 la inversión en

infraestructura educativa ha superado los 3500 millones de USD, la cifra más alta en las

últimas décadas. Esto ha permitido rehabilitar o construir 4000 escuelas igualmente.

14
Para garantizar la buena gestión y ejecución de recursos destinados a

infraestructura, se ha creado el Programa Nacional de Infraestructura Educativa

(PRONIED) que a su vez garantiza escuelas dignas a los estudiantes y a la comunidad

educativa. Solo en el 2015 el PRONIED ha invertido recursos equivalentes a lo invertido

en el 2013 y 2014 conjuntamente.

Finalmente, dada la insuficiente dotación de trabajadores administrativos en las

escuelas, en el 2015 se han contratado cerca de 5000 empleados administrativos

adicionales para las 1000 escuelas secundarias con Jornada Escolar Completa en

psicólogos o trabajadores sociales, administradores, secretarias, vigilantes, personal de

limpieza y mantenimiento (PCM/MEF, 2016). A nivel sub-nacional se ha implementado

un esquema de financiamiento condicionado de recursos adicionales (compromisos de

desempeño) a los Gobiernos Regionales que cumplan con metas establecidas, tales como

la distribución oportuna de materiales y el registro oportuno de información. En 2015 se

transfirieron cerca de 230 millones de soles (más de 60 millones de dólares

estadounidenses) bajo este esquema, lo cual permitió una mejora sustancial en la calidad

del servicio educativo (PCM/MEF, 2016).

Sin embargo, es crucial continuar mejorando las capacidades de las distintas

instancias de gestión, tales como las Direcciones Regionales de Educación (DRE) y las

Unidades de Gestión Educativa Local (UGEL), así como la articulación entre ellas.

Avanzando hacia la educación que necesita el Perú Hoy, más peruanos acceden al

sistema educativo, pero las desigualdades de acceso relacionadas con el entorno

socioeconómico, el género, la ubicación geográfica o la lengua materna, entre otros, son

profundas y aumentan a medida que se avanza hacia niveles educativos más altos. Los

esfuerzos que se están realizando para extender la educación inicial, fortalecer la

infraestructura escolar, y favorecer el acceso de grupos desfavorecidos a través de las


15
diferentes modalidades de apoyo incluidas en la Política Nacional de Becas, entre otros,

son fundamentales para seguir progresando en profundizar el acceso y la cobertura

educativa en el Perú. Los avances futuros van a requerir políticas más enfocadas en los

grupos y zonas más desfavorecidas, con mecanismos específicos para identificar a los

estudiantes vulnerables y acciones concertadas entre escuelas, autoridades y

comunidades.

Frente a la necesidad de promover una educación de calidad para todos los

peruanos, deben continuar impulsándose políticas en la dirección de las adoptadas

recientemente. Las políticas para mejorar la enseñanza, como los esquemas de incentivos

que premian el esfuerzo y el desempeño de los docentes implementados recientemente,

deben de ser la piedra angular de la agenda para elevar la calidad de la educación en el

Perú. El mayor tiempo de instrucción contemplado para la educación secundaria debe

planearse adecuadamente para que mejore el aprendizaje de los estudiantes.

Asimismo, es importante que en la expansión educativa de calidad se prioricen las

escuelas de los entornos más desfavorecidos, donde los estudiantes están expuestos a

múltiples factores de riesgo. Junto a los desafíos del acceso y la calidad educativa en el

país, el Perú enfrenta el gran reto de promover una educación pertinente, que favorezca

el acceso de los ciudadanos a empleos de calidad, y que promueva un sector productivo

dinámico y competitivo. Las iniciativas encaminadas a modernizar el currículo y formar

en competencias más conectadas con las necesidades reales de los individuos, a través de

elementos como la Política Nacional de Uso y Enseñanza del Idioma Inglés o la de

Educación Física, son buenos ejemplos.

En esa misma línea, la Ley de Institutos y Escuelas de Educación Superior es

fundamental para avanzar hacia una educación técnica de mayor prestigio que conecte

mejor la oferta educativa y la demanda real de competencias. Y la información sobre


16
demanda y retornos de las competencias en diferentes profesiones es también un paso en

la buena dirección, con plataformas como Ponte en Carrera. En adelante, se deben

continuar reforzando los mecanismos de dialogo entre el sector privado, las instituciones

educativas y los gobiernos. También es esencial definir itinerarios de formación y un

marco nacional de cualificaciones reconocidos por todos los actores. Perú tiene por

delante una agenda ambiciosa, en varios caminos ya iniciada, para promover mayor

cobertura, calidad y pertinencia de la educación. Tres insumos son fundamentales para

este propósito: la buena gestión de los recursos públicos, que garantice la legitimidad

fiscal para lo cual se ha ido mejorando la gobernanza, planeación y uso de los recursos

educativos; un marco regulatorio e institucional que promueva el capital privado bajo

APPs y Obras por Impuestos garantizando el value-for-money de estas inversiones; y

mayores recursos públicos para impulsar la inversión en educación.

2.3. AVANZANDO HACIA UNA MEJOR EDUCACIÓN PARA PERÚ

Para cumplir con la función pública de proveer un servicio educativo de calidad,

pilar fundamental del contrato social en el Perú, se necesitan por lo tanto mayores recursos

públicos. Es necesario aumentar la confianza de la ciudadanía a través de mejores

servicios públicos, en particular en educación, dado que una parte importante de la

ciudadanía se muestra dispuesta a pagar más impuestos para financiar servicios públicos

de calidad en salud, educación y en seguridad.

Si bien se ha observado un aumento en los últimos años de la inversión en

educación (cerca del 3.6% del PIB en 2015 y una inversión proyectada de 3.85% del PIB

para el 2016), este nivel se mantiene relativamente bajo respecto a lo invertido en los

últimos años en los países de la OCDE (alrededor de 5.5% del PIB). Bajo esos niveles de

inversión, el Perú tardaría dos décadas en cerrar la brecha en educación. Para superar la

trampa del ingreso medio y favorecer la consolidación de una clase media capacitada y
17
emprendedora se requiere fortalecer la inversión educativa. En este sentido, es necesario

un sistema tributario capaz de recaudar más y mejor. Los ingresos tributarios al 18% del

PIB están muy por debajo de América Latina (21% del PIB) y de la OCDE (34% del

PIB). Igualmente, una estructura tributaria que favorezca el emprendimiento y la equidad

es necesaria para que, junto con las políticas educativas, se llegue a un Perú más educado

e igualitario.

2.4. CONSIDERACIONES LEGALES

Dado el nivel actual de desempeño del sistema educativo peruano se requiere

priorizar, en el corto plazo, que los alumnos alcancen un nivel de habilidades básicas.

Para ello, de acuerdo a la experiencia internacional, se han identificado un conjunto de

medidas que permitirían alcanzar importantes resultados en el corto plazo, destacando el

establecimiento de planes de lecciones estandarizadas y la aplicación de exámenes

estandarizados periódicos.

La estandarización del plan de lecciones no sólo apunta a homogenizar lo que se

enseña, sino también a monitorear el cumplimiento del programa curricular, puesto que

su incumplimiento no sólo se traduce en la acumulación de carencias, sino que desalienta

la continuidad de los estudios. La estandarización de exámenes permitirá identificar áreas

críticas y monitorear el cumplimiento del currículo y de las metas.

Además, conjuntamente con las evaluaciones censales, permitirá establecer un

esquema de incentivos para los profesores por el logro educativo de sus alumnos, los

cuales comprenderían el otorgamiento de bonos por rendimiento y premios de

reconocimiento, y el apoyo específico a colegios con bajo rendimiento.

18
CONCLUSIONES

La educación peruana ha alcanzado importantes progresos en cuenta a los niveles

de acceso al sistema por parte de las personas en edades de escolarización obligatoria de

todo el país. Este progreso es resultado tanto de la acción estatal como de un importante

proceso de largo aliento basado en una gran valoración social de la educación y está

implicando un creciente logro de años de escolaridad para la población adulta.

Los esfuerzos recientes de cambio educativo muestran el alcance de los nuevos

enfoques en materia educativa y la pertinencia técnica de éstos. Sin embargo, no basta

con un enfoque adecuado ya que es imprescindible contar con las fuerzas sociales que

permitan realizar el cambio lo que supone, la concertación de voluntades y, el desarrollo

de la institucionalidad nacional.

Los desafíos principales de la educación peruana están compuestos de elementos

propios de nuestra situación actual como de retos que se originan en las tendencias de

cambio global, que se vinculan a:

• Redefinir los alcances y características de la educación frente a los crecientes y

acelerados cambios mundiales.

• Elevar los niveles de calidad y logro educativo tendiendo a la eliminación de las

brechas existente. La democratización de la educación implica asegurar el acceso

y fundamentalmente el logro universal de niveles mínimos de aprendizaje.

• Todo lo anterior supone una condición esencial relativa a asegurar la elevación

en términos absolutos de la inversión pública por alumno.

19
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Alfageme, A. y J. Guabloche (2014), “Educación técnica en el Perú: Lecciones

aprendidas y retos en un país en crecimiento”, Revista Moneda 157, Marzo, Banco

Central de Reserva del Perú.

Cuenca, R. (2015), “Políticas en Educación superior en Perú”, in J.J Brunner (ed.),

Políticas de Educación Superior en Iberoamérica.

Vegas, E. y C. Coffin (2015), “Cuando el gasto en educación importa: Un análisis

empírico de información internacional reciente”, Documento de Trabajo del BID

No.574, Banco Interamericano de Desarrollo.

Minedu, Ministerio de Educación del Perú (2001). El desarrollo de la educación.

Informe Nacional de la República del Perú. Lima: Minedu.

Unesco (2010). Situación educativa de América Latina y el Caribe: garantizando la

educación de calidad para todos.

20
ANEXOS

21
22