Está en la página 1de 8

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

INSTITUTO UNIVERSITARIO POLITÉCNICO


“SANTIAGO MARIÑO”
EXTENSIÓN MARACAY
INGENIERÍA CIVIL

CONEXIONES APRENDAS Y SOLDADAS

Autor:
Adolfo Rodríguez
C.I:25.349.798

Maracay, 2018
La función de las conexiones es trasmitir las fuerzas en los extremos de los miembros
al marco de la estructura. Estas fuerzas son: fuerzas axiales a compresión y tracc ión,
momentos flectores, fuerzas cortantes y momentos de torsión. Tales fuerzas pueden
actuar de manera individual o combinada. Las conexiones son uno de los elementos de
más alto costo unitario en una estructura de acero. Por lo tanto, el costo de una
construcción fabricada en acero se verá influido por la elección de las conexiones. Un
buen criterio de diseño de estructuras de acero se basa en proponer la mayor cantidad
de piezas similares de material (reducir al minimo operaciones diferentes que se
realicen en el taller como: cortés, perforaciones, y recortes) y condiciones de
ensamblado en la construcción conla finalidad de optimizar y mejorar la operatividad
dela obra.

La mayor parte de las conexiones son estáticamente indeterminadas. y la


distribución de las fuerzas y esfuerzos depende de la deformación relativa de las partes
que las componen (elementos de conexión) y de los propios conectores. Las
concentraciones de esfuerzo que se desarrollan debido a discontinuidades, como
agujeros de tomillos y extremos de soldaduras complican más aún la predicción de su
comportamiento estructural. En general, el comportamiento del material de los
elementos (placas interfaces y conectores) en las conexiones es no lineal, aunque los
miembros conectados se encuentren en estado elástico de esfuerzos fuera o más allá
de la conexión.

Tipos de conexiones en acero


Las conexiones se clasifican en función de su relación momento-rotación y son,
básicamente, de tres tipos: conexiones simples, conexiones rígidas (FR) y conexiones
semi rígidas (PR). Sin perjuicio de lo anterior, agregamos al final las conexiones con
diagonales o arriostramientos que, no siendo una conexión propiamente dicha,
constituyen una solución interesante de tener en cuenta. Su incorporación en el texto
responde más bien a un ordenamiento de temas afines que faciliten la comprensión.
-Conexiones Simples: Las conexiones simples o de corte son conexiones muy
comunes en construcción en acero. Se asume que las conexiones de corte no
transfieren momentos flectores, permitiendo la rotación en el extremo del miembro. Las
conexiones simples se pueden materializar conectando el alma del elemento soportado
mientras las alas quedan desconectadas. Las conexiones simples en vigas o enrejados
deben ser diseñadas como flexibles y se permite dimensionarlas solamente para
reacciones de corte, excepto que se indique lo contrario en los documentos de diseño.
Las conexiones flexibles de vigas deben ser capaces de acomodar las rotaciones de los
extremos de las vigas calculadas como simplemente apoyados.

-Conexiones Rígidas (FR): Las conexiones rígidas o de momento deberán proveer


continuidad entre el elemento soportado y el soportante conservando inalterado el
ángulo entre ellos durante la deformación producto de la acción de las fuerzas sobre el
nudo. Así, las conexiones rígidas deben proveer suficiente resistencia y rigidez para
mantener el ángulo constante entre los miembros conectados durante la aplicación de
las cargas y evitar toda rotación relativa entre el elemento soportado y el elemento
soportante. Por lo mismo, las deformaciones de flexión se producen en los miembros
(pilares o vigas) que convergen al nudo. Las conexiones de momento completamente
restringidas en los extremos empotrados de vigas y enrejados deben ser diseñadas
para el efecto combinado de fuerza de momento y de corte inducidos por la rigidez de
las conexiones. Las alas del elemento soportado se contactan directamente al elemento
soportante o a una placa de conexión. Las conexiones consideradas como totalmente
rígidas raramente proporcionan una rotación cero entre los miembros, sin embargo,
esta flexibilidad es generalmente ignorada.
Ante la acción de fuerzas horizontales Importantes (sismos) la conexión conserva el
ángulo entre columnas y vigas mientras se induce deformación en las columnas y
vigas.

-Conexiones Semi Rígidas (PR): Las conexiones de momento parcialmente


restringida, poseen un ángulo intermedio entre la flexibilidad de la conexión simple o de
corte y la rigidez total de la conexión de momento FR. Las conexiones de momento PR
son permitidas sobre la evidencia de que las conexiones a usar son capaces de
proporcionar, como mínimo, un previsible porcentaje de empotramiento.

Conexiones soldadas

La soldadura es la forma más común de conexión del acero estructural y consiste en


unir dos piezas de acero mediante la fusión superficial de las caras a unir en presencia
de calor y con o sin aporte de material agregado. Cuando se trabaja a bajas
temperaturas y con aporte de un material distinto al de las partes que se están uniendo,
como por ejemplo el estaño, se habla de soldadura blanca, que es utilizada en el caso
de la hojalatería, pero no tiene aplicación en la confección de estructuras.
Cuando el material de aporte es el mismo o similar al material de los elementos que se
deben unir conservando la continuidad del material y sus propiedades mecánicas y
químicas el calor debe alcanzar a fundir las caras expuestas a la unión. De esta forma
se pueden lograr soldaduras de mayor resistencia capaces de absorber los esfuerzos
que con frecuencia se presentan en los nudos. Las ventajas de las conexiones
soldadas son lograr una mayor rigidez en las conexiones, eventuales menores costos
por reducción de perforaciones, menor cantidad de acero para materializarlas logrando
una mayor limpieza y acabado en las estructuras.
Sin embargo, tienen algunas limitaciones importantes que se relacionan con la
posibilidad real de ejecutarlas e inspeccionarlas correctamente en obra lo que debe ser
evaluado en su momento (condiciones ergonométricas del trabajo del soldador,
condiciones de clima, etc.) Hoy en día, una tendencia ampliamente recomendada es
concentrar las uniones soldadas en trabajos en el taller y hacer conexiones apernadas
en obra.
Las posiciones de soldadura típicas son:
Los tipos de conexiones de perfiles y planchas por soldadura son las siguientes:

Conexiones apernadas
Otra forma frecuente de materializar uniones entre elementos de una estructura
metálica es mediante pernos. Hoy, el desarrollo de la tecnología ha permitido fabricar
pernos de alta resistencia, por lo que estas uniones logran excelentes resultados.

A las conexiones apernadas se le reconocen como ventajas el ser un método simple de


conexión en obra, lo que las convierte en una solución de conexión más económica que
la soldadura en obra. Sin embargo, entre las desventajas hay que señalar que requiere
de perforación de las planchas y elementos a conectar.
Se conocen dos tipos de conexiones apernadas:

-Conexiones de tipo aplastamiento:


Son las conexiones en que la carga es resistida por la cortante en los pernos y por
aplastamiento sobre los mismos.
La resistencia de diseño está definida por la presencia –o no- de la rosca. Un perno con
roscas incluidas en el plano de corte se le asigna una menor resistencia de diseño que
a un perno con roscas excluidas del plano de corte.
- Conexiones de deslizamiento crítico:
Son las conexiones en que el deslizamiento sería inconveniente para la capacidad de
servicio de la estructura a que pertenecen dichas uniones. Estas incluyen conexiones
sometidas a cargas de fatiga o a inversión importante de carga, vibraciones y sismo.
¿Conexiones soldadas o conexiones apernadas?
Hay varias consideraciones que hacer en relación a la selección del tipo de conexión a
ejecutar. En términos generales se acepta y recomienda que las uniones soldadas se
ejecuten en taller y las uniones apernadas se hagan mayoritariamente en obra. Hay
diversas razones para esto, pero vale la pena recordar algunas. La soldadura en
terreno suele ser de mayor costo y de mayor dificultad que la soldadura en taller. A lo
anterior hay que sumar que el trabajo de soldadura requiere de una calificación muy
alta y ciertamente superior al trabajo de apernado.
Desde luego, las condiciones de trabajo y ergonómicas a las que se expone el operador
son radicalmente distintas.
En obra, las condiciones del trabajo a la intemperie, eventualmente expuesto a
temperaturas extremas, humedad, viento y lluvia hacen de la faena una actividad
compleja, imprevisible e incluso insegura. Por otra parte, la posición de trabajo en obra
no siempre es la más adecuada y segura. Muchas veces, la única posición posible del
soldador en obra es, precisamente, la más compleja desde el punto de vista de la
operación (como es el caso de las soldaduras sobre cabeza).
Todas estas variables son parcial o totalmente controladas en taller: desde la posición
de trabajo hasta las condiciones del medio pueden ser optimizadas en taller. No hay
exposición a lluvia, exceso de asoleamiento ni viento y, eventualmente, hay condiciones
de temperatura más controladas. A lo anterior se suma que hay muchas tecnologías y
procedimientos de soldadura automatizada que se pueden ejecutar en taller que no es
posible de trasladar a terreno, sea por el tamaño y peso de la maquinaria, la alta
demanda de energía o porque los procedimientos exigen el movimiento de la pieza a
soldar más que del equipo de soldadura. Desde la soldadura de arco sumergido hasta
la soldadura de plasma, e incluso los procesos de corte, destaje, perforación y armado
en línea son más eficientes y seguros en taller.
Adicionalmente, el trabajo de control e inspección de la soldadura en taller es mucho
más eficiente y seguro. Todo ello redunda en que, desde el punto de vista de los
resultados, es posible esperar una mejor calidad de soldadura si es ejecutada en taller.
Por otra parte, materializar uniones apernadas en obra o terreno es más fácil, seguro y
exige menor calificación. Lo anterior vale, también, para la inspección, control y
aseguramiento de la calidad de las conexiones apernadas en obra.