Está en la página 1de 31

MULTIPLES FORMAS DE LA DIVERSIDAD INTELECTUAL,

FÍSICA Y SOCIOCULTURAL

MSc. Miguelina Mercedes Molinet Medina

Santa Cruz 2016

1
La diversidad

La diversidad es algo inherente al ser humano aun cuando nos parezca que este término
es de reciente aparición, de manera especial en el ámbito educativo. Los individuos
difieren entre sí por numerosas razones y esto obliga a asumir la diversidad, afrontarla y
buscar respuestas hasta convertirla en un elemento enriquecedor para la persona y su
educación.

En el sistema educativo la palabra diversidad ha tomado cuerpo en los últimos años, y


esto es así porque en un sistema democrático hay que aceptar como principios los
conceptos de igualdad, solidaridad y diversidad.

En el ámbito educativo, la diversidad se manifiesta en función de factores sociales,


culturales, geográficos, económicos, étnicos, religiosos, sexuales y en las propias
capacidades del sujeto, como pueden ser las intelectuales, motrices o sensoriales.. La
diversidad ha de ser respetada y atendida, lo que significa que ha de actuarse en la
compensación o potenciación de aquellos factores que originan las situaciones de
desventaja respecto a los demás. Así, desde la planificación educativa ha de actuarse en
esta línea o no estaremos haciendo efectivo el principio de igualdad y el ejercicio del
derecho a la educación como recoge la propia Constitución.

NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES. TIPOLOGÍA.

El concepto de necesidades educativas especiales se ha introducido pretendiendo con


ello salvaguardar y garantizar una respuesta educativa adecuada para aquellos alumnos
que se encuentren, por los motivos que fuere, en situación de desventaja, respecto de la
mayoría de sus compañeros, para acceder a la educación. Este concepto representa la
expresión de un cambio de perspectiva producido en la consideración que se tiene, hasta
este momento, de la educación especial y del tratamiento de la diversidad que se debe
dar a nivel educativo.

El concepto de necesidades educativas especiales posee importantes implicaciones,


tanto en la teoría como en la práctica educativa, pues existen una serie de notas
distintivas implícitas en él que conviene resaltar:

2
En primer lugar, es un término que encierra una intención de normalización y no
discriminación. Así, se pone el acento en los recursos educativos que la escuela precisa
para responder adecuadamente a las necesidades que cualquier alumno pueda presentar
a lo largo de su escolaridad, cualquiera que sea su origen (limitación personal de tipo
orgánico, deprivación socio-cultural, etc) y su carácter (temporal o transitorio). Se
entiende, además, que las necesidades educativas de un alumno tienen un carácter
relativo e interactivo, pues las dificultades de aprendizaje dependen tanto de las
características personales del alumno, como las del entorno familiar y social en el que se
desenvuelve. Las necesidades educativas especiales se determinan en función de los
recursos personales y materiales que unos determinados alumnos pueden necesitar para
el logro de los objetivos de la educación.

La Educación Especial no queda determinada en función de colectivos concretos y


tipicados (alumnos con deficiencia mental, parálisis cerebral, etc) sino que aparece
como una posibilidad abierta a cualquier alumno que, en un momento determinado, de
manera más o menos permanente, precisa de algún tipo de apoyo o atención
complementaria a la acción educativa común, ordinaria y suficiente para la mayoría de
los alumnos. Por lo tanto, el término alumnos con necesidades educativas especiales es
la referencia a una situación que puede afectar a cualquier alumno que, por causa de
origen personal o social, puede presentar necesidades especiales, sin prejuzgar su
capacidad de aprendizaje.

Según Garrido (1994), la característica esencial que se desea recalcar con esta nueva
denominación es la de erradicar la concepción que se ha tenido, o se tiene, de concebir
la deficiencia como algo estable y estático, es decir, como una forma de ser deteriorada
( causada por alguna enfermedad o por agentes desconocidos) que no puede ser anulada
ni mejorada mediante algún tipo de intervención; en definitiva, se trata de concebir al
niño con necesidades educativas especiales, como el resultado de factores genético –
constitucionales – en algunos casos – y socio-culturales.

Marchesi y Martín (1990) dicen: “¿Qué significa que en un alumno tiene necesidad
educativa especial ? En línea general quiere decir que presenta algún problema de
aprendizaje a lo largo de su escolarización que demanda una atención más específica y
mayores recursos educativos de los necesarios para compañeros de su edad. “

3
Según Brennan (1988) “ Hay una necesidad educativa especial cuando una deficiencia (
física, intelectual, sensorial, emocional, social o cualquier combinación de éstas )
afectan al aprendizaje hasta tal punto que son necesarios algunos o todos los accesos
especiales al currículo, al currículo especial o modificado, o a unas condiciones de
aprendizaje especialmente adaptadas para que el alumno sea educado adecuada y
eficazmente. La necesidad puede presentarse en cualquier punto en un continuo que va
desde la leve hasta la aguda; puede ser permanente o temporal en el desarrollo del
alumnos.”

Existen diversos tipos de clasificaciones: etiológicas, sintomáticas, psicométricas,


evolutivas, educativas, entre otras.

CLASIFICACIÓN DE CARÁCTER SINTOMÁTICO. (GARRIDO, 1994)

A.- Psíquicas:

1.- Dificultades de aprendizaje:

Evolutivas.

Perceptivas.

Motrices.

Atencionales.

Mnemónicas.

Verbales.

Dislalia.

Disfemia.

Académicas.

4
Dislexia.

Disortografia.

Discalculia.

Disgrafia.

2.- Deficiencias intelectuales. Deficiencia mental.

2.1 Ligera.

2.2 Media.

2.3 Severa.

2.4 Profunda.

3.- Deficiencias emocionales, afectivas y sociales.

3.1 Psicosis infantil.

3.2 Autismo.

3.3 Trastornos de conducta.

3.4 Inadaptación social.

B.- Físicas.

1.- Sensoriales.

Visuales.

Invidencia.

Ambliopía.

Auditivas.

5
Sordera.

Hipoacusia.

2.- Motrices

2.1 Miembros superiores.

2.2 Miembros inferiores.

2.3 Otros miembros.

3.- Fisicorgánicas. Enfermedades crónicas.

3.1 Hemofilia. Sida. Diabetes. Epilepsia.

DEFINICIÓN DE LAS N.E.E QUE SE ABORDAN ANTERIORMENTE:

Dificultades específicas de aprendizaje: Alumnos que sin poseer ninguna deficiencia


grave presentan dificultades para el aprendizaje escolar. Son dificultades de tipo
funcional.

Dificultades de aprendizaje evolutivas o madurativas: Son aquellas dificultades que


manifiesta el niño en las primeras etapas de su desarrollo y que afectan a las áreas
madurativas básicas: preceptivas, motrices, atencionales, mnemónicas, verbales.

Dificultades de aprendizaje académicas: Son aquellas dificultades que manifiesta el niño


en los aprendizajes iniciales de la alfabetización (lectura, escritura en cuanto a
motricidad y a ortografía, cálculo) todo ello como consecuencia de la no superación
adecuada de las dificultades madurativas anteriores.

Deficiencia mental: Alumnos con procesos cognitivos poco elaborados, en especial los
de inducción-deducción, generalización y transferencia.

Deficiencia mental ligera: Personas cuyos procesos cognitivos muestran deficiencias y/o
no sobrepasan los que pueden esperarse de la primera etapa de la “inteligencia
abstracta”.

6
Deficiencia mental media: Personas cuyos procesos cognitivos muestran deficiencias
y/o no sobrepasan los que pueden esperarse de las primeras formas de “inteligencia
operatoria.”

Deficiencia mental severa: Personas cuyos procesos cognitivos muestran deficiencias


y/o no sobrepasan los que pueden esperarse de la “etapa intuitiva de la “inteligencia
preoperatoria.”

Deficiencia mental profunda: Personas cuyos procesos cognitivos muestran deficiencias


y/o no sobrepasan los que pueden esperarse del “período de la inteligencia sensorio
motriz”.

Deficiencias visuales: Alumnos con carencia o déficit grave en la captación de


estímulos visuales.

Deficiencias auditivas: Alumnos con carencia o déficit grave en la captación de


estímulos sonoros.

Deficiencias motrices: Alumnos con dificultades graves orgánicas que afectan al


movimiento y coordinación de miembros corporales.

Trastornos de conducta: Alumnos con procesos cognitivos emocionales y sociales


inadecuados.

Psicosis infantil: Alumnos con trastornos graves en el desarrollo de la personalidad.

Autismo: Alumnos con psicosis infantil que, además, presentan extremados síntomas de
aislamiento y trastornos de lenguaje.

CLASIFICACIÓN DE LAS N.E.E EN EL DISEÑO CURRICULAR DE BASE


(CARÁCTER ESCOLAR Y EDUCATIVO).

1.- En el nivel de educación infantil:

1.1 En relación con la percepción e interrelación con las personas y con el


entorno físico.

7
1.2 En relación con el desarrollo emocional y socio afectivo.

1.3 En relación con la adquisición y desarrollo del lenguaje y la comunicación.

1.4 En relación con las interacciones.

1.5 En relación con la adquisición de los hábitos básicos.

2.- En el nivel de educación primaria:

2.1 Áreas de Lengua, Literatura y Lenguas Extranjeras.

a) Lenguaje oral.

b) Lectura escrita.

c) Lengua extranjera.

2.2 Área de Matemáticas.

2.3 Área de Conocimiento del Medio.

2.4 Áreas de Educación Artística y Educación Física.

3.- Nivel de educación secundaria obligatoria:

3.1 En relación al desarrollo personal y social.

3.2 En el desarrollo intelectual.

3.3 En la interacción entre iguales.

3.4 En relación al absentismo y al abandono.

3.5 En relación a las conductas del proceso de enseñanza y aprendizaje.

Esta clasificación entiende por sujetos con necesidades educativas especiales:

8
§ Aquellos alumnos y alumnas que presentan problemas de desarrollo y/o
dificultades de aprendizaje significativamente mayores que el común de los de su
misma edad.

§ Los que presentan retrasos o incapacidades que les dificultan el uso de los
recursos más generales y ordinarios de que disponen las escuelas para los alumnos de su
misma edad.

§ Quienes por causas de riesgo personal, familiar o social llegan a incluirse en


alguno de los apartados anteriores, al no habérseles facilitado ayuda en edad temprana

Además deben incluirse aquellos alumnos que debido a una superdotación de sus
capacidades cognitivas demandan una atención diferenciada con respecto a su grupo de
edad.

¿Qué es discapacidad intelectual?

FEAPS ha asumido la definición de discapacidad intelectual de la AAIDD (American


Association on Intellectual and Developmental Disabilities): "Es una discapacidad
caracterizada por limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y en la
conducta adaptativa que se manifiesta en habilidades adaptativas conceptuales, sociales,
y prácticas". Es decir, implica una limitación en las habilidades que la persona aprende
para funcionar en su vida diaria y que le permiten responder en distintas situaciones y
en lugares (contextos) diferentes.

9
La discapacidad intelectual se expresa cuando una persona con limitaciones
significativas interactúa con el entorno. Por tanto, depende tanto de la propia persona
como de las barreras u obstáculos que tiene el entorno. Según sea un entorno más o
menos facilitador, la discapacidad se expresará de manera diferente.

A las personas con discapacidad intelectual les cuesta más que a los demás aprender,
comprender y comunicarse.

La discapacidad intelectual generalmente es permanente, es decir, para toda la vida, y


tiene un impacto importante en la vida de la persona y de su familia.

La discapacidad intelectual NO ES una enfermedad mental.

Hoy vemos a la persona con discapacidad intelectual:

 Como persona, como un ciudadano más.

 A cada persona en su entorno, con sus capacidades y sus limitaciones.

 Con posibilidades de progresar si le damos los apoyos adecuados.

Hay muchos tipos y causas diferentes de discapacidad intelectual. Algunos se originan


antes de que un bebé nazca, otros durante el parto y otros a causa de una enfermedad
grave en la infancia. Pero siempre antes de los 18 años.

Las personas con discapacidad grave y múltiple (limitaciones muy importantes y


presencia de más de una discapacidad) necesitan apoyo todo el tiempo en muchos
aspectos de sus vidas: para comer, beber, asearse, peinarse, vestirse, etc.

Una parte importante de las personas con discapacidad intelectual tienen necesidades de
apoyo que son consideradas de carácter limitado o intermitente.

En España hay casi 300.000 personas con discapacidad intelectual. Como cualquiera de
nosotros, son personas con necesidades, actitudes, capacidades y gustos particulares,
que por tanto, quieren cosas diferentes en sus vidas y necesitan también diferentes
apoyos.

¿Por qué nos referimos a discapacidad del desarrollo?

10
Discapacidad del desarrollo es un término que engloba a la discapacidad intelectual, a
los trastornos del espectro de autismo, a la parálisis cerebral y otras condiciones de
discapacidad estrechamente relacionadas con la discapacidad intelectual o que requieren
un proceso de apoyo similar al requerido para personas con discapacidad intelectual.

Se utiliza para las discapacidades que se originan en el tiempo del desarrollo;


generalmente, en nuestra cultura, este tiempo se ciñe a los primeros 18 años de vida de
la persona. Indica que existen limitaciones en áreas relevantes de la vida tales como el
lenguaje, la movilidad, el aprendizaje, el autocuidado y la vida independiente.

Para FEAPS, englobar en su misión a las personas con discapacidades del desarrollo no
hace sino dar fe de una realidad existente en el movimiento asociativo desde sus inicios,
pues hay entidades que ofrecen apoyo a personas con trastornos del espectro de autismo
o personas con parálisis cerebral, por ejemplo. A su vez, en las entidades ‘genéricas’ de
discapacidad intelectual miembros del movimiento FEAPS, también se ofrecen
servicios y apoyos a personas con condiciones que se engloban dentro de la categoría de
discapacidades del desarrollo.

La discapacidad intelectual o discapacidad cognitiva es una anomalía en proceso de


aprendizaje entendida como la adquisición lenta e incompleta de las habilidades
cognitivas durante el desarrollo humano que conduce finalmente a limitaciones
sustanciales en el desarrollo corriente.1 Se caracteriza por un funcionamiento intelectual
significativamente inferior a la media, que tiene lugar junto a limitaciones asociadas en
dos o más de las siguientes áreas de habilidades adaptativas: comunicación, cuidado
personal, vida en el hogar, habilidades sociales, utilización de la comunidad,
autogobierno, salud y seguridad, habilidades académicas funcionales, ocio y trabajo.

GRADOS DE AFECTACIÓN SEGÚN EL DSM-IV

Discapacidad cognitiva leve CI 50-55 a 70.

Se denomina así a las personas que transitan la “etapa educable” son alrededor del 85%
de las personas afectadas por el trastorno. Suelen desarrollar habilidades sociales y de
comunicación durante los años preescolares (0-5 años de edad), tienen insuficiencias
mínimas en las áreas sensorias motoras y con frecuencia no se diferencian de otros
niños sin discapacidad cognitiva hasta edades posteriores. Adquieren habilidades

11
sociales y laborales adecuadas para una autonomía mínima, pero pueden necesitar
supervisión, orientación y asistencia, especialmente en situaciones de estrés social o
económico desusado. Contando con apoyos adecuados, los sujetos con discapacidad
cognitiva leve viven sin inconvenientes en la comunidad, sea independientemente, sea
en establecimientos supervisados.

Discapacidad cognitiva moderada CI 35-40 a 50-55.

La discapacidad cognitiva moderada equivale aproximadamente a la categoría


pedagógica de «adiestrable». Este grupo constituye alrededor del 10% de toda la
población con discapacidad cognitiva. Adquieren habilidades de comunicación durante
los primeros años de la niñez. Adquieren una formación laboral y, con supervisión
moderada, pueden adquirir destrezas para su propio cuidado personal. También pueden
beneficiarse de adiestramiento en habilidades sociales y laborales, pero es improbable
que progresen más allá de un segundo nivel en materias escolares. Pueden aprender a
trasladarse independientemente por lugares que les son familiares. En su mayoría son
capaces de realizar trabajos no cualificados o semicualificados, siempre con
supervisión, en talleres protegidos o en el mercado general del trabajo. Se adaptan bien
a la vida en comunidad, usualmente en instituciones con supervisión.

Discapacidad cognitiva grave CI 20-25 a 35-40.

Incluye el 3-4 % de los individuos con discapacidad cognitiva. Durante los primeros
años de la niñez la adquisición de un lenguaje comunicativo es escasa o nula. Durante la
edad escolar pueden aprender a hablar y pueden ser adiestrados en habilidades
elementales de cuidado personal. Se benefician sólo limitadamente de la enseñanza de
materias pre académicas como la familiaridad con el alfabeto y el cálculo simple, pero
pueden dominar ciertas habilidades como el aprendizaje de la lectura global de algunas
palabras imprescindibles para su autonomía e independencia. Los adultos pueden ser
capaces de realizar tareas simples estrechamente supervisadas en instituciones. En su
mayoría se adaptan bien a la vida en la comunidad a no ser que sufran alguna
discapacidad asociada que requiera cuidados especializados o cualquier otro tipo de
asistencia.

12
Discapacidad cognitiva profunda CI 20-25.

Incluye aproximadamente en el 1%-2% de las personas con discapacidad cognitiva. La


mayoría de los individuos con este diagnóstico presentan una enfermedad neurológica
identificada que explica su discapacidad cognitiva. Durante los primeros años
desarrollan considerables alteraciones del funcionamiento sensorio motor. Puede
predecirse un desarrollo óptimo en un ambiente altamente estructurado con ayudas y
supervisión constantes, así como con una relación individualizada con el educador. El
desarrollo motor y las habilidades para la comunicación y el cuidado personal pueden
mejorar si se les somete a un adiestramiento adecuado. Algunos de ellos llegan a
realizar tareas simples en instituciones protegidas y estrechamente supervisados.

Discapacidad cognitiva de gravedad no especificada. Se utiliza cuando existe claridad


sobre la discapacidad, pero no es posible verificar mediante los test.

Dependiendo del nivel de gravedad del discapacidad cognitiva, el sujeto se puede


«educar» y capacitar para que aprenda a vivir en la sociedad; puede dominar ciertas
habilidades de lectura global (señalizaciones de tránsito, por ejemplo: "STOP"), puede
trasladarse a lugares desconocidos o familiares, puede aprender un oficio y trabajar en
él, siempre y cuando la sociedad le dé la oportunidad de hacerlo.

La discapacidad cognitiva, en la escala de medición de la inteligencia está por debajo de


70 de CI (cociente intelectual) Es la contraparte al otro extremo de la inteligencia, que
es la superdotación, esta se encuentra por arriba de 130 de CI.

La autoestima

La autoestima es, fundamentalmente, estar a gusto con uno mismo, saberse importante y
sentirse especial, para ti y para el resto.2 El alumno con un nivel adecuado de
autoestima se afirma orgulloso de su trabajo, de lo que piensa y siente; y está contento.
Tener autoestima significa, también, ser responsable y aceptar las dificultades sin
enfadarse cuando no salen las cosas como uno quiere, saber reconocer los límites
propios y no sentirse peor por ellos. La autoestima es, en general, tener entusiasmo por
las cosas, mantener buenas relaciones con el resto y saber expresar las emociones. Tener
claro que todos te siguen aceptando si algo no te sale bien.

13
Nos gusta que nos elogien. El profesor, en este aspecto, debe tener especial cuidado con
el alumno con baja autoestima, animarlo a hacer las tareas, alabándolo cuando están
bien hechas y motivándolo en el caso contrario. La autoestima del alumno influye
notablemente en su conducta; pues si crees que eres un buen chico te portas bien, si
estas convencido de que eres malo, buscas problemas.

Cada persona es especial y distinta. Aunque nos parezcamos al resto en ciertos aspectos,
cada uno destaca por algo que sabe hacer especialmente bien: practicar algún deporte,
tener una gracia especial para algo, tener aficiones, saber mucho de alguna materia.
Debemos ayudar al alumno con baja autoestima a encontrar ese algo que lo hace
especial, a potenciarlo.

Programa

Las pautas de interacción para atender a los alumnos de baja autoestima, en general, van
en función de una serie de características:

Personales: escaso autocontrol de sus estímulos. Poseer una imagen negativa de sí


mismo. Sentimientos de incapacidad respecto a otras áreas.

Contexto socio-familiar: experiencias de marginalidad respecto a su entorno. Falta de


conexión entre las exigencias de la familia y la sociedad y las respuestas del niño.
Múltiples variables que distorsionan los objetivos a lograr.

Contexto escolar: fracaso escolar. Realimentación educativa de aspecto negativo


frecuentemente.

Estas pautas implican una serie de necesidades:

Personales: desarrollar una serie de estrategias de autocontrol. Alcanzar metas socio-


personal congruente, obtener ciertos éxitos. Crear una imagen positiva.

Contexto socio-familiar: llevar a cabo estrategias y actividades de integración social.


Orientar a las familias para adecuar las metas que deben imponer a sus hijos con la
realidad que estos pueden alcanzar.

14
Contexto escolar: desarrollar actividades escolares adecuadas al nivel de competencia
y al estilo de aprendizaje del niño. Variar sus atribuciones: verbalizar con frases
positivas sus conductas adecuadas.

Para finalizar, es importante señalar que estas pautas determinan:

Una respuesta educativa: en el contorno del colegio, la familia y la escuela; en


armonía.

A nivel del centro escolar: medidas de atención a la diversidad. Plan de acción


tutorial adecuado. Colaboración con las familias.

A nivel de aula/individual: programas de acción tutorial. Adaptaciones de los temas.


Colaboraciones con las familias.

El alumno discapacitado

En cuanto al alumno con niveles mentales por debajo de la media significativos


debemos hacer unas consideraciones especiales. Tarde o temprano el chico deficiente se
da cuenta de que sus límites son diferentes, y las metas que puede alcanzar están por
debajo de las del resto de la gente. Llegados a este momento la autoestima del alumno
puede, y suele, reducirse. El chico se siente inútil, no podrá desarrollar una serie de
funciones o actividades comunes para el resto de la gente, o le costarán más; entonces,
es consciente de ello y se hunde, piensa que no sirve para nada. Ante estos casos el
entorno de la familia y la escuela debe actuar con rapidez y profesionalidad. Las
terapias y charlas que informan a los niños acerca de sus capacidades y el alcance de
estas resultan muy interesantes y pueden ser realmente fructíferas. Debemos hacer saber
al alumno que con tiempo, ayuda y constancia, podrá llegar a realizar actividades
cotidianas sin mayor esfuerzo (resulta primordial señalar que el grado de deficiencia
debe tenerse muy en cuenta en este aspecto para conocer las posibilidades y
limitaciones). No obstante, la práctica puede resultar mucho más interesante y
beneficiosa. Debemos proponer actividades que el chico pueda realizar, así como otras
que le cuesten más para ir avanzando y trabajar la superación, teniendo especial
delicadeza con la posible frustración. Mediante trabajos del día a día el alumno debe ser
consciente de que puede realizar funciones que le permiten llevar una vida más o menos
normal; teniendo siempre presente la cuestión de los distintos grados de deficiencia.

15
No obstante, independientemente de cada caso, se puede llevar a cabo una labor de
crecimiento de la autoestima favorable.

Por otra parte, es significativo que se potencie y anime al alumno a realizar ciertas
actividades en las que podría destacar; nos gusta que nuestros padres y profesores se
interesen por nuestras aficiones, intereses, proyectos, ilusiones… Alabando cuando las
cosas salen bien, y empleando adecuada y delicadamente las malas críticas, siempre de
la mano de la motivación y de la vista de una mejora futura, para no retroceder en esta
labor.

Todos somos iguales, todos somos distintos. Cada persona es importante en su esencia,
independientemente de su estado físico o psíquico. Resulta esencial que nos aceptemos
y queramos para poder llevar a cabo una vida óptima y feliz. En esta labor, muchas
veces se necesita ayuda del exterior, y es ahí donde los padres y profesores entran en
juego para facilitar la llegada a la cumbre de la autoestima: me siento bien, estoy
contento.

Habilidades adaptativas

Área de comunicación

Definimos la comunicación como la capacidad de expresar y comprender una


información a través del lenguaje verbal oral, escrito, símbolos gráficos, lengua de
signos, palabra codificada, expresión facial y corporal, sonidos…, para establecer
relación con uno mismo, con el medio y con los demás. Es un código más o menos
estructurado, supone además la representación mental de todo lo real y también una
herramienta que permite la regulación del comportamiento del otro.

Es un área esencial para el ser humano, ya que sirve para expresarse e interactuar con
los demás. En el caso de las personas con deficiencia mental, puede haber dificultades
para la comunicación ya que además de la deficiencia mental puede haber un problema
físico que impida una comunicación normal. Estas dificultades dependen del grado de
discapacidad, del tipo de enfermedad y de la autoestima de la persona.

16
Su desarrollo comunicativo suele ser más lento, pero si es posible conseguirlo, es
necesaria la ayuda de las personas que lo rodean y por supuesto es fundamental
estimular a la persona desde pequeña para practicar y conseguir los resultados.

Área de habilidades sociales

Las habilidades sociales están relacionadas con intercambios sociales con otras
personas, incluyendo iniciar, mantener y finalizar una interacción con otros; comprender
y responder a las situaciones pertinentes; reconocer sentimientos, proporcionar re-
alimentación positiva y negativa; regular la propia conducta, ser consciente de los
iguales y de la aceptación de éstos, calibrar la cantidad y el tipo de interacción a
mantener con otros, ayudar a otros, mantener amistades y amor, responder a las
demandas de los demás, elegir, compartir, entender el significado de la honestidad y de
la imparcialidad, controlar los impulsos… en resumen mostrar un comportamiento
social adecuado.

La persona con discapacidad intelectual puede tener problemas para adaptarse


socialmente, ya que puede encontrar diferencias con los demás o en algunos casos
puede verse rechazado. Si la comunicación se ha desarrollado correctamente será mucho
más fácil lograr una buena adaptación social. Existen diferentes aspectos en las
habilidades sociales:

Interacción social: Como se ha explicado en el área de comunicación, la interacción


es necesaria para ellos y puede ser totalmente normal. Hay que desarrollar una relación
de respeto hacia los demás. Es importante que el deficiente mental se desenvuelva en un
medio en el que su minusvalía no sea una causa aislante sino una diferencia.

Escolarización: Deberá realizarse de acuerdo a dos premisas fundamentales: por una


parte, el modelo de currículo aplicable a estas personas y el tipo de adaptaciones
curriculares que precisan para obtener una respuesta idónea a sus necesidades
educativas concretas: por otra parte, la tendencia a ofrecer una escolarización lo más
integradora posible; se trata de educar siempre en los ambiente menos restrictivos. Esto
lleva consigo tanto la adaptación física como de materiales y metodologías.

17
Pertenencia a un grupo o institución: Para los deficientes mentales es muy importante
este punto, ya que al pertenecer a un grupo, o realizar algún deporte o actividades de
ocio con más personas tienen la oportunidad de desarrollar su autoestima y sus
habilidades sociales. Pero estas actividades deben ser reguladas por ellos mismos para
convertirse en una experiencia agradable y además así aprenderán a organizar su
tiempo. Es una educación social, afectiva e intelectual. Es fundamental que el
discapacitado intelectual se desenvuelva en un medio socialmente abierto para autor
realizarse por completo, ya que si sólo se relaciona con la familia y los educadores se
impide dicha realización.

Amistad: A excepción del autismo, normalmente hacen amigos con facilidad. Lo


esencial es que el resto de personas los acepten y ellos sientan que están integrados en el
grupo como cualquiera.

Amor y sexualidad: Es un tema muy delicado e importante respecto a los


discapacitados intelectuales, ya que ellos se enamoran y necesitan amar y ser amados,
además también tienen necesidades sexuales. Es importante que reciban una educación
sexual como cualquier persona ya que no son asexuales. No hay que tratarlos como si
fueran niños ya que normalmente lo que existe es una discapacidad cognitiva.
Normalmente para ellos es difícil encontrar una pareja, ya que pocas personas los
aceptan sin prejuicios. En el caso del síndrome de Down se acentúa más el sufrimiento
por el amor, ya que su minusvalía no es tan diferencial como en otras enfermedades y es
muy difícil para ellos aceptar el no ser tratados de igual modo.

Las personas con discapacidad cognitiva requieren de nuestro apoyo para la mejora,
posible y deseada, de su funcionamiento en comunidad y para el avance de su calidad de
vida, porque son personas con derechos, y por tanto deben gozar de ellos. Por eso es
importante luchar contra las barreras sociales con las que se encuentran día a día.

Muchas veces los discapacitados intelectuales se caracterizan por su ingenuidad, lo cual


puede repercutir negativamente en lo psicosocial, ya que los demás se suelen
aprovechar de ellos.

Área de actividades domésticas: enseñanza del hogar

18
Las personas con deficiencias se encuentran encerradas en una burbuja de la que mucha
gente no quiere que salgan por miedo a que no se puedan desenvolver de forma
adecuada con el resto de la sociedad. Este miedo lo único que hace es que cada vez se
sientan menos útiles y su autoestima se encuentre en niveles cada vez más inferiores.

La manera que tienen de sentirse personas realizadas en la sociedad es la de realizar una


vida en sociedad como cualquier otra persona, cómo realizar las tareas domésticas,
buscar empleo, salir a la calle y desenvolverse socialmente…son las llamadas
habilidades sociales. Estas habilidades sociales se estudian de forma sistemática a partir
de los años 60, las habilidades sociales son definidas como conductas que se aprenden,
que están orientadas a fines que pueden ser: materiales, sociales o autorrefuerzos; que
deben respetar las normas sociales en cada situación, con distintos componentes y con
distintos elementos.

Las habilidades sociales dependen de las personas implicadas y de los factores de


situación. Las personas con discapacidad tienen déficit en habilidades sociales que se
pueden referir al retraimiento social o la sumisión, y a la agresión social.

Los pasos en el entrenamiento en habilidades sociales son:

Instrucción: Es necesario dar información y mostrar el comportamiento adecuado.

Práctica: reproduce la conducta observada varias veces para identificar.

Perfeccionamiento: se modela y perfecciona la conducta para cambiar, por hábitos


más positivos y saludables.

Mantenimiento y generalización: conductas entrenadas se reproducen en otras


situaciones.

Para potenciar la adquisición de habilidades sociales deben de conocer las capacidades


biológicas, mentales y sociales de cada individuo; para ello se requiere una evaluación
inicial, se definen los objetivos a conseguir y se establecen los pasos que se van a llevar
a cabo así como la retroalimentación, la generalización y el mantenimiento de los
cambios conseguidos. Teniendo en cuenta todas estas nociones podemos idear un
programa de actividades que pueda adaptarse a cada persona y así ayudar a su desarrollo
intelectual.

19
Actividades tan simples como realizar la comida, planchar, limpiar la casa,
ducharse…son tareas que a priori son dificultosas para estas personas, pero que tras un
buen sistema de aprendizaje por medio de monitores en escuelas de educación especial,
o con el gran apoyo de las familias y voluntarios, estas tareas y muchas otras se
convierten en un satisfactorio juego que los realiza como personas totalmente normales
dentro de la sociedad.

Situaciones de crisis: enfrentarse a un problema

Un problema es definido como un conflicto real o imaginario al que debemos dar una
solución que no poseemos en ese instante. Las personas somos parte de ese conflicto de
forma directa, debido a que somos los que lo planteamos y debemos de resolverlo. Esta
resolución del problema no difiere en personas normales o con algún tipo de
discapacidad ya sea psíquica o física. Los pasos a seguir dentro de la resolución de
problemas son:

La orientación al problema: reconocimiento del problema, atribución del problema


(consiste en ver la causa del conflicto junto con los factores personales), valoración del
problema (lo percibe como un reto y un bien futuro); y compromiso tiempo-esfuerzo
(estimación del tiempo necesario y probabilidad de que la persona quiera dedicarle el
esfuerzo y el tiempo).

La definición y formulación del problema: obtener la información relevante como el


por qué se ha ocasionado, dónde, entre quiénes…establecer una meta realista.

La creación de soluciones alternativas, decisión de la mejor solución y puesta en


marcha.

En la toma de decisiones se tiene en cuenta una serie de ventajas como la variedad de


enfoques y de alternativas, la creatividad…; los inconvenientes son el tiempo en decidir
y poner de acuerdo a ambas partes y que la presión grupal pueda llevar a obtener una
solución conformista. Algunas técnicas en la toma de decisiones de forma grupal sería
la de grupo nominal (en grupo pero cada uno expone sus ideas por escrito para luego
discutirlas y evaluarlas), la lluvia de ideas (tiene varios principios: principio de cantidad,
principio del aplazamiento del juicio y principio de variedad) o la técnica Delphi

20
(semejante a la técnica de grupo nominal pero a partir de un cuestionario anónimo e
independiente).

Ante todo lo más importante es poder establecer una buena comunicación para que el
diálogo pueda ser más fluido y la toma de decisiones más significativa. En la puesta en
práctica y verificaciones de la solución es dónde se comprueba la efectividad de la
estrategia de la solución utilizada. Esta etapa consta de 4 componentes:

Ejecución: Implantación de la solución, influenciada por los estados de ánimos, la


falta de motivación, habilidades de los sujetos…

Auto observación: visión de la propio conducta de solución, los resultados… pero


debe de realizarse siempre de forma objetiva.

Autoevaluación: comparación entra el resultado de la solución obtenido y el


esperado.

Auto reforzamiento: si la solución fue satisfactoria se refuerza interiormente a uno


mismo, si no es así, se debe de buscar la fuente de conflicto.

La resolución de conflictos con personas que tiene algún tipo de discapacidad es muy
importante, ya que estas personas son muy sensibles y cualquier situación de pequeño
conflicto puede magnificarse muy rápidamente. Por ello, hay que saber dialogar y tener
en cuenta la situación emocional de cada persona para así poder actuar de una forma u
otra.

Inserción de las personas discapacitadas en la sociedad

Existen una serie de programas para la reinserción de las personas discapacitadas.


Todos tenemos derecho a poder trabajar en cualquier lugar y a que no suframos ninguna
discriminación, porque todos somos diferentes. A continuación vamos a explicar cómo
se gestiona el trabajo para estas personas:

Gestión de empleo

21
Existen varias fundaciones, por ejemplo la ONCE, CONFE, que fomentan el
autoempleo como vía de reinserción laboral de las personas discapacitadas, cuya
finalidad es: que estas personas se realicen como personas y que se sepan defender en su
propio empleo. Para estas personas significa la oportunidad de sentirse útiles, crecer así
como ganar algo de dinero para sentirse con independencia económica y poseer un lugar
en la sociedad como todo el mundo. Actualmente existen varios programas para ayudar
a estas personas como son la ONCE, la Obra Social de la Caixa, Caja Madrid, etc.

Integración de los jóvenes

Para las empresas que acogen estos programas de integración esto es muy importante,
ya que ayudan a que estas personas se desarrollen e incluso se motiven. Con estos
programas por otro lado fomentan que los empleados se sientan orgullosos Con estos
programas lo que se pretende es que la sociedad no desconozca nada sobre estas
discapacidades, por lo tanto la sociedad dejara de ser ignorante en este ámbito. Sin
embargo las posibilidades de conseguir un empleo para estas personas son muy
reducidas en todos los países. Para que una persona discapacitada sea integrada de
forma laboral deberá sortear una serie de obstáculos, como por ejemplo si las personas
no conocen nada sobre estas enfermedades eso también hará que sea también un gran
inconveniente. Cada vez que una persona ingresa en una empresa y demuestra que
puede realizar los trabajos que se le manden, le abrirá camino a otras muchas personas.
También sirve para que las compañías se concienticen y contraten a estas personas o
elaboren programas para estas personas

Objetivos para llevar a cabo con estas personas

Los objetivos de las empresas que contratan a estas personas pueden ser:

Favorecer el desarrollo intelectual, físico y psíquico de estas personas

Ofrecerles una oportunidad para experimentar el trabajo con otras personas asimismo
integrarse.

Crear conciencia de que todas las personas pueden realizar un trabajo y que pueden
integrarse en el mundo laboral como todas las personas que no tienen las dificultades
que tienen estos.

22
Otro de los objetivos es hacer conciencia de que estos programas no solo ayudan a las
personas a conseguir su independencia económica sino que también ayudan a crecer y a
encontrar el apoyo de otros ámbitos que no sean sólo los de la vida familiar

Otro objetivo importantes es que todas las personas con discapacidad tengan los
mismos derechos, asimismo de iguales beneficios que tienen los demás empleados

El recurso más importante de estos programas es el ser humano. Son programas que
ayudan al aprendizaje tanto de la empresa que lleva a cabo estos programas, como
también para sus empleados, instituciones, y los propios jóvenes que tienen dicha
capacidad y lo más importante es que ayudan a que estas personas se sientan útiles y a
que sean felices.

Autores

Existen teorías y teoremas de tipos psicológicos, como la que ha creado el psicólogo


Carl G. Jung, su teoría se basa en la relación de los individuos con el mundo externo:
extroversión e introversión.

La extroversión tiene como característica la relación del individuo con respecto al


medio ambiente, gozando así de la compañía de otras personas. La introversión, en
cambio, evita a las personas y prefiere realizar las actividades en soledad. Esta teoría ha
sido estudiada por otro psicólogo llamado Eysenck, en su estudio con individuos
normales y neuróticos ha sido verificada la teoría de Jung. Pero otro psicólogo actual
como Guilford, relata que no todas las personas caen en una u otra categoría, puesto que
en algunos casos la conducta de la persona será introvertida y en otros extrovertida,
dependiendo de la situación y las personas que se encuentren en alguno de los dos casos
citados.

Hay otros Psicólogos como son Bandura y Walter que no creen que la conducta quede
determinada por conceptos psicoanalíticos, sino que apoyan la teoría de que una
personalidad se crea dependiendo de los conceptos sociales y cognitivos. Hay una
creencia de que la teoría de la personalidad sólo es posible verla cuando se ha tratado
enteramente en humanos, en lugar de animales. También dicen estos dos psicólogos que
el esfuerzo no es la característica básica para el desarrollo de la personalidad.

23
Hay otros enfoques más recientes basados en el enfoque hacia el trabajo y han sido
creados por otros dos psicólogos, Dollard y Miller, que son usados para explicar el
desarrollo y funcionamiento de la personalidad. En el enfoque hacia el trabajo hay
cuatro características básicas a analizar: impulso, respuesta, indicio y esfuerzo, donde el
esfuerzo sería la característica básica. En este estudio se sustenta que no hay dos
personas totalmente iguales, porque cada una tiene valores distintos y dan una respuesta
distinta a sus condiciones vitales. Esta teoría ha sido basada enteramente en animales.

Existen otras teorías de la personalidad que principalmente destacan el YO como


concepto central. Psicólogos como Hall y Lindzey dicen que el término “YO” tiene dos
significados: en primer lugar se define como un sistema de actitudes y sentimientos que
se tiene sobre sí mismo y por otro lado, un grupo de procesos psicológicos que rigen la
conducta.

Otros como Rogers y Maslow sostienen teorías humanísticas sobre la personalidad, es


decir, la tendencia a la superación humana desarrollando el potencial máximo de la
personalidad.

Deficiencias psicológicas adquiridas

Hay un número considerable de apariciones de deficiencias mentales en personas


(incluida la infancia principalmente), que no habían nacido con ellas.

Al existir una vulnerabilidad mayor en la infancia, esto afecta a la mente o a su parte


psicológica, abstrayéndose de la sociedad y encerrándose en sí mismo, cuando se trata
solo de características psicológicas. En cambio hay otros casos en los que no sólo ataca
esto a estas capacidades sino que también daña sus capacidades físicas dejando al
infante para toda su vida con unas secuelas que lo hacen “deficiente” en el ámbito
completo de la palabra.

También pueden aparecer deficiencias en la persona, tras sufrir un accidente debido a


que la colisión, golpe, etc. le ha causado daños irreparables, esto sucede en la gran
mayoría de los casos. En algunas ocasiones, hay niños que tienen que cuidar a otros con
deficiencias psicológicas, esto crea una dependencia del niño-cuidador y una
vulnerabilidad mucho mayor de los demás niños en condiciones normales, no puede

24
tratarse de “deficiencia” en sí, pero hace una modificación de la personalidad en función
de la persona que está cuidando o conviviendo con ella.

Causas conocidas

La discapacidad mental puede tener muchas causas, y esta puede ser desde el
nacimiento o posterior, puede haber causas genéticas, metabólicas, congénita o
ambientales (accidente, abuso psicológico y desvaloración de los padres, familiares y
amistades, bullying, enfermedad que provoque daño, malnutrición, efectos de drogas u
otros tóxicos, problemas en el desarrollo o educación.)

Factores ambientales

Infecciones: Hasta la aparición de las vacunas era frecuente desarrollar encefalitis que
podía afectar de forma severa las capacidades cognitivas (la rubeola, sarampión,
meningitis por meningococo, polio, tosferina... Eran hasta hace poco enfermedades
infecciosas que podían llegar a alterar las capacidades de un individuo. Aún hoy una de
las principales causas de discapacidad intelectual en el tercer mundo es la malaria.

Daños cerebrales el cerebro ante impactos: puede verse dañado y según el lugar del
daño puede provocar discapacidad cognitiva, existen muchos motivos por los que el
cerebro puede tener un daño cerebral, entre otros: accidentes de tráfico, daños
provocados en el parto (falta de oxígeno, fórceps, etc.). Infartos cerebrales, derrame
cerebral, etc.

Tóxicos: la exposición del feto a drogas aumenta las posibilidades de problemas


posteriores, es conocido el efecto del alcohol y el efecto que muchas otras drogas
pueden tener en el desarrollo posterior. Igualmente en personas sanas existen muchas
drogas que pueden provocar lesiones cerebrales y discapacidad cognitiva, el
alcoholismo por ejemplo puede llevar a distintos tipos de síndromes, por ejemplo el
Síndrome de Korsakov).

Genéticos: gracias a la medicina y a las novedosas pruebas genéticas prácticamente cada


día se conocen nuevos genes implicados en la discapacidad intelectual, estas pruebas ya
en el 2011 están al alcance de todos.

Síndromes de discapacidad intelectual

25
Síndrome Epiléptico en niñas con retraso mental

Artículo principal: EFMR

Este síndrome es de reciente descubrimiento (2008), por ello está infra diagnosticado y
no es ampliamente conocido por la comunidad médica, se trata de un tipo de epilepsia
genética provocado por una mutación en el Gen PCDH19, los varones pueden ser
portadores, pero no sufren la enfermedad, sin embargo las niñas muestran numerosas
crisis epilépticas, el 70% de las niñas sufre algún tipo de retraso mental y problemas
psicológicos, psiquiátricos o del desarrollo, un 30% son completamente normales. La
especial diferenciación de este tipo de epilepsia con respecto a otras es que infecciones
y fiebre pueden disparar la posibilidad de que ocurran las crisis. Las crisis
habitualmente se dan en clúster (crisis epilépticas consecutivas durante uno o varios
días) y requiere de hospitalización. La confirmación de este tipo de epilepsia solo se
puede dar cuando se realiza un análisis genético. Este síndrome se le conoce ahora
como EFMR abreviatura del inglés (Epilepsy Female with Mental Retardation).

Síndrome de Rett

Artículo principal: Síndrome de Rett

Se trata de un trastorno neurológico, que se describió al principio sólo en niñas, en el


que el desarrollo temprano es normal, pero entre los 7 meses y los dos años (6 a 18
meses de vida) hay una pérdida parcial o completa de capacidades manuales adquiridas
y del habla, retraso en el crecimiento de la cabeza y la consecuencia es una grave
invalidez mental. Su incidencia es de 1 caso por cada 15000 niñas nacidas vivas; es un
trastorno neurológico progresivo severo. Está ligado al Cromosoma X; los niños
concebidos con esta mutación finalizan en aborto espontáneo, ya que el Síndrome de
Rett se debe a mutaciones espontáneas no hereditarias. Las primeras manifestaciones
aparecen entre los 6 y los 30 meses de edad en forma de deficiencia mental severa.El
desarrollo de la niña ha sido normal hasta esta edad, algunas incluso pronuncian
palabras o combinaciones de palabras sencillas. Muchas de estas niñas andan en la edad
que les corresponde mientras que otras presentan incapacidad para andar. Clínicamente
se caracteriza, entre otras, por hipotonía (extremidades flexibles), regresión en el
desarrollo, crecimiento de la cabeza más pequeña de lo habitual (microcefalia), pérdida
de uso de las manos, que realizan movimientos estereotipados y repetitivos.

26
También se pierde la capacidad de interacción social, presentan dificultades para
expresar y comprender el lenguaje y se producen convulsiones en una gran parte de los
pacientes. El tratamiento tienen que ser multidisciplinar; la fisioterapia y la
rehabilitación en su conjunto son fundamentales. A pesar de que no existe un
tratamiento farmacológico específico, los anticonvulsivos pueden beneficiar a las niñas
para tratar los ataques epilépticos y, también, para mejorar el estado de alerta en algunas
pacientes.

Síndrome de Dravet

Artículo principal: Síndrome de Dravet

Es la epilepsia mioclonica más severa que existe junto con el Síndrome de West, cursa
con epilepsia incontrolable con retraso mental de algún tipo la mayoría de las veces, los
estatus epilépticos son frecuentes y las crisis ocurren especialmente con un aumento de
temperatura. Los niños adolescentes terminan habitualmente con un alto grado de
dependencia. Es una enfermedad genética provocada por una mutación en un gen, en la
mayoría de los casos el SCN1A, aunque recientemente se han descubierto otros genes
implicados.

Síndrome de Prader-Willi

Artículo principal: Síndrome de Prader-Willi

Es un defecto congénito no hereditario que puede afectar por igual a cualquier bebé,
independientemente de su sexo, raza o condición de vida. Se caracteriza
fundamentalmente por un apetito insaciable y por problemas de conducta. Otros
síntomas son el escaso tono muscular, deficiencia mental, desarrollo sexual deficiente,
corta estatura, manos y pies pequeños, problemas visuales, dentales, trastornos
respiratorios, escoliosis y diabetes. La causa es una incógnita y no hay posibilidad de
curación. Hay que tener mucho cuidado para que esta persona no tenga fácil acceso a la
comida pues tienen auténtica obsesión por comer, lo que provoca frecuentemente
problemas de obesidad.

Síndrome de Down

Artículo principal: Síndrome de Down

27
Alteración genética del par 21 que presenta tres cromosomas (trisomía 21); uno de cada
700 niños nace con este síndrome, en todos los grupos étnicos, con tendencia a
engendrar varones. Si bien cualquier persona está expuesta a concebir un hijo Down, las
madres de edad avanzada tienen más posibilidades de tener descendencia con este
trastorno. Ocasiona un retraso mental que varía desde leve a grave y se asocia además
con características faciales y físicas propias: estatura baja y cabeza pequeña,
redondeada; frente inclinada; orejas de implantación baja; ojos sesgados hacia arriba y
afuera; boca abierta; lengua grande y fisurada; dedos meñiques cortos y curvados hacia
adentro; manos anchas con surco transversal en la palma. A veces se detectan anomalías
congénitas del corazón, en el tabique que separa los lados izquierdo y derecho. En
algunos casos aparece hacia los 40 años demencia prematura tipo Alzheimer. El
cociente intelectual promedia en 50, pero además de esta menor capacidad cognitiva y
de los mencionados rasgos físicos, no existen grandes diferencias en su desarrollo y
adquisición de hábitos con el resto de los niños.

Autismo

Artículo principal: Autismo

Consiste en un trastorno del neurodesarrollo que afecta al funcionamiento cerebral en


tres áreas principalmente como son la comunicación, la interacción social y el desarrollo
de conductas repetitivas y restrictivas. Su etiología a día de hoy es desconocida y de
carácter multifactorial afectando cuatro veces más a hombres que mujeres; las
conductas propias de este trastorno comienzan a manifestarse antes de los tres años de
vida. Dentro del amplísimo Espectro del Autismo hay características comunes a todos
ellos como es que son aprendices visuales y presentan una excelente memoria. Las
principales complicaciones que presenta la persona autista son: dificultad para usar el
lenguaje o ausencia de él; dificultad de comunicación con otras personas y de expresar
sus deseos y emociones; ausencia o poco contacto visual; complicación en el juego
imaginativo y social con otros niños; movimientos repetitivos y estereotipados;
rigideces conductuales.

Síndrome X frágil o Síndrome de Martín y Bell

28
Artículo principal: Síndrome X frágil

Es la segunda causa de retraso mental, después del Síndrome de Down, y la primera


causa de retraso mental hereditario. Su diagnóstico suele ser tardío y a veces erróneo, ya
que a menudo se le confunde con autismo. Se presenta mayormente en varones; fue
descubierto en 1943 y, gracias a los avances médicos, en 1992 se desarrolló un test
basado en el ADN para diagnosticar tanto a portadores como a afectados por este
síndrome. Las características físicas típicas que presentan las personas con cromosoma
X Frágil son: Cara alargada, orejas grandes y/o separadas y estrabismo, aunque estos
rasgos no están presentes en todos los casos ni con la misma intensidad. Las
características de conducta más frecuentes en los varones son: hiperactividad, trastornos
de atención, timidez extrema, evitación de la mirada, lenguaje repetitivo, estereotipias
como aleteos o morderse la mano, angustia, hipersensibilidad a los estímulos,
resistencia a los cambios, etc. En las mujeres se presenta angustia, timidez y dificultades
en áreas como las matemáticas. Hoy por hoy, no existe un tratamiento médico curativo,
pero sí tratamientos paliativos de alguno de sus síntomas, de cara a mejorar
determinados problemas físicos y, por otra parte, educativo, adaptado a las necesidades
y habilidades de cada individuo. Ambos han de comenzar lo antes posible el diagnóstico
del Síndrome se realiza a través de tres criterios: El clínico, la citogenética (relacionada
a la conformación celular) y el genealógico (que se refiere a la presencia de la
enfermedad dentro de la familia).

Fenilcetonuria

Artículo principal: Fenilcetonuria

Es una enfermedad hereditaria causada por un defecto metabólico que afecta el modo en
que el cuerpo procesa las proteínas. Si bien afecta a todos los grupos étnicos, es extraño
en la raza negra y en los judíos askenazi. Los niños con fenilcetonuria no pueden
procesar una parte de la proteína llamada fenilalanina hidroxilasa; como consecuencia,
se produce una acumulación de fenilalanina en el flujo sanguíneo del niño que, si no es
diagnosticada antes de los seis meses de vida, provoca daños cerebrales. Mediante el
uso de una prueba desarrollada en los años 60 - consistente en una pequeña punción en
el talón del bebé para extraer y analizar una muestra de sangre- se puede detectar
precozmente esta enfermedad.

29
Es posible prevenir el retraso mental completamente, si comienza a tratarse al bebé con
una dieta especial que tenga poca fenilalanina antes de su tercera semana de vida.

Alzheimer

Artículo principal: Alzheimer

Esta enfermedad afecta las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria
y el lenguaje. La memoria se debilita, los hechos cotidianos recientes no son recordados
y en la medida que avanza se afecta la memoria para los eventos vitales más antiguos;
los afectos se empobrecen, con pérdida del interés para mantener relaciones sociales con
la familia y el entorno, mostrando un progresivo aislamiento social. El proceso de la
enfermedad es gradual y generalmente la persona se deteriora lentamente; hasta ahora la
causa de la enfermedad es desconocida y no tiene cura. Este padecimiento lleva el
nombre del Doctor Alois Alzheimer quien en 1906 describió cambios en el tejido del
cerebro de una mujer que había muerto de lo que se creía era una enfermedad mental
inusual. Ahora estos cambios característicos y anormales en el cerebro se reconocen
como la Enfermedad de Alzheimer, la que afecta a todos los grupos de la sociedad;
aunque es más común entre las personas mayores, los jóvenes también pueden
presentarla.

Es importante mencionar que el Alzheimer es una enfermedad que puede llegar a alterar
incluso las formas de comportamiento humano, considerándosele como una forma de
demencia,3 ya que poco a poco se dará un perdida de la memoria y de las habilidades
intelectuales del ser humano, causando muchas veces que la persona se sienta
confundida o incluso desconozca los lugares o personas que anteriormente recordaba, se
resalta que no es una enfermedad que se considere dentro del envejecimiento normal y
que esta con el paso del tiempo puede ir empeorando, ya que va degenerando
lentamente el cerebro y junto con ello los mejores momentos de nuestra vida. Por lo que
se aconseja ser paciente con aquellas personas que lo padecen.

30
BIBLIOGRAFÍA

CORKILLE, D. (1993) El niño feliz. Su clave psicológica. Barcelona: Gedisa.

PIAGET, J. y INHELDER, B. (1920) Psicología del niño. Madrid: Ediciones Morata.

OSTERRIETH, P. (1920) Psicología infantil. Madrid: Ediciones Morata.

VALLÉS ARÁNDIGA, A. (1998) Autocontrol: Enfrentamiento en actitudes, valores


y normas. Alcoy: Marfil

FEAPS. (2001) Las personas con retraso mental y necesidades de apoyo


generalizado. Madrid

CHRISTINE MILES. Educación especial para alumnos con deficiencia mental.

JOAN J.MUNTANER. La sociedad ante el deficiente mental.

JAMES O, WHITTAKER. Psicología. Tercera edición

31