Está en la página 1de 12

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA

DIRECCION DE INVESTIGACION Y POSTGRADO


MAESTRIA ADMINISTRACION DE NEGOCIOS
CENTRO LOCAL ANZOATEGUI
CURSO: ELECTIVA – DESARROLLO EMPRENDEDOR

CARACTERISTICAS DEL EMPRENDEDOR Y TIPOS DE EMPRESAS

Puerto La Cruz, Julio 2018.


La gran mayoría de las empresas y organizaciones empezaron como ideas, que en un
principio podrían parecer pequeñas e inestables, pero que el espíritu emprendedor de los que
conformaron y establecieron la idea, hicieron la diferencia entre las demás, logrando así grandes
resultados y otorgándoles la satisfacción de haber alcanzado las metas trazadas. Ser emprendedor
implica un aumento en el nivel y calidad de vida, entendiéndose el nivel de vida como los bienes
de los que dispone una persona, mientras que la calidad de vida es el grado de bienestar de la
misma, pues, mientras mayor riqueza crea una empresa, mayor es la calidad y nivel de vida de
los que la conforman. Los emprendedores no únicamente atienden a las necesidades humanas
sino a su vez, también son planificadores, evaluadores de proyecto y tomadores de riesgo.

En tal sentido, un emprendedor tiene una perspectiva conductual, el comportamiento y


personalidad del mismo son de suma importancia para su éxito empresarial. Teniendo entre
características conductuales de importancia la creatividad, la disposición para asumir riesgos, el
optimismo, la perseverancia, el sentido de independencia y la capacidad de implantación. El
idear y realizar cosas nuevas es una característica fundamental para un emprendedor, la
creatividad con la que desenvuelve su idea puede ser determinante para el éxito o fracaso de la
misma. El asumir riesgos, puede ayudar al emprendedor a tomar decisiones adecuadas y
radicales, donde puede ganar o perder mucho, pero siempre se debe propender a la ganancia. Sin
embargo existen momentos donde las cosas no pueden parecer del todo fáciles y es aquí donde el
emprendedor debe mostrar siempre una actitud optimista ante las circunstancias y así poder
perseverar y no claudicar ante los inconvenientes.
Un emprendedor suele confiar en su capacidad de enfrentar la incertidumbre que trabajar para
otros, por ello el sentido de independencia es un aspecto tan importante como los demás
mencionados que debe tener un empresario para poder lograr el éxito.
En la presente investigación abordaremos dos temas importantes, como lo son “El
Emprendedor y La Empresa”, a fin de dar respuesta al enunciado y preguntas formuladas en la
estrategia de evaluación.

El Emprendedor

Para desarrollar la Unidad I, titulada “El Emprendedor” desglosaremos el contenido de la


misma, a fin de tomarlo como base para dar respuesta a la estrategia de evaluación.
Comenzaremos por definir Emprendedor, para lo cual se presenta una tabla resumen con la
definición según los autores citados en la misma:

Autor/Año Definición
Schumpeter (1934) Ente generador de crecimiento económico. Destructor creativo
(proceso de desarrollo caracterizado por la innovación constante).

Baumol (1968) Es más que un organizador y que un innovador, debe conseguir


nuevas fuentes de recursos y métodos de mercadeo y estructurar
una nueva organización.

Drucker (1970) Ejecuta las tareas de proyección, combinación, innovación y


anticipación.

Richard Una persona que se caracteriza por comprar productos a precios


Cantillon conocidos para venderlos a precios desconocidos.
(1975)
De Vries (1977) Concibe e implementa una idea a través de la innovación,
administración y toma de riesgos.

Dees (1998) Es capaz de destrucción creativa, creación de valor, identificación


de oportunidades e ingenio.

Cantillon, Thunen y
Baudeau (Citados en Tomador de riesgo y persona demasiado inteligente.
Rodríguez 2009)
Benthan y Smith
Tomador de decisiones con riesgo innovador y como trabajador
(Citados en Rodríguez
innovador.
2009)
Pereira (2003) Es quien percibe la oportunidad y crea la organización para
aprovecharla.
Parafraseando la definición de Emprendedor realizada por los autores antes mencionados,
podemos decir que un emprendedor es aquel sujeto que por su propia decisión asume un riesgo
para crear un proceso con el cual se procure lograr la satisfacción de alguna necesidad en la
sociedad, y que preferiblemente lo logre por medio de la innovación y la creación de fuentes de
trabajo.

Dentro de las características de un emprendedor, podemos citar (05) cinco básicas, que son
consideradas, como la escalera elíptica para desarrollar un emprendimiento.

• Capacidad de análisis: Un emprendedor debe ser un observador agudo de su realidad,


que percibe desde un punto de vista de incomodidad, y que procura o desea por lo menos,
su modificación, pero no de manera integral, sino en experiencias muy concretas.

• Orientado a Resultados: La capacidad de hacer, de convertir un pensamiento en


realidad concreta, es la clave de cualquier emprendimiento. Para ello, los emprendedores
deben ser personas que en una gran medida utilicen en su vida corriente el sistema de
metas y su cumplimiento, en pequeña como en gran escala, es decir, que valore el
resultado por encima del esfuerzo aplicado.

• Creatividad: Utilizar los mismos modos de otros para solucionar un problema impide el
desarrollo de la innovación, y no tener esta condición, lo excluye del concepto de
emprendimiento ideal, por lo cual un emprendedor debe desarrollar la visión.

• Inteligencia Emocional: Capacidad de entender y poder influencias en los sentimientos


de los demás de forma planificada, a través de la empatía, sean estos potenciales clientes,
proveedores o empleados.

• Adaptación: Para ello se requiere una capacidad de análisis, estar orientado a resultados,
creatividad y tener una elevada inteligencia emocional.
Perfiles
A rasgos generales, un emprendedor debería cumplir con las siguientes cualidades:
• Creatividad e innovación
• Claridad de ideas
• Capacidad de afrontar y asumir riesgos
• Capacidad para adaptarse a situaciones nuevas
• Saber priorizar
• Capacidad de comunicar y socializar
• Tenacidad y persistencia
• Flexibilidad y capacidad para adaptarse a las circunstancias
• Optimismo

Roles
Los cuatro roles del emprendedor son:
• Informar
• Instruir
• Investigar
• Inspirar

Competencias
Dentro de las competencias que debe tener un emprendedor para lograr el éxito se encuentran
las siguientes:
• Creatividad y Pensamiento Crítico: Poder ver un problema o una forma de resolver una
necesidad diferente a la actual, basado en una capacidad crítica de la realidad.
• Visión Holística: Tener una amplitud de análisis que le permita al emprendedor lograr
ver sus acciones como parte de un plan general.
• Liderazgo: Capacidad de tener seguidores por propia voluntad, el líder debe poder
desarrollar la denominada empatía (es decir identificarse con las necesidades de otros),
constancia, capacidad de comunicación, y lograr dar el ejemplo por medio de la conducta.
• Trabajo en Equipo: Tener capacidad para ceder responsabilidades, metas y méritos (o
reconocimiento por logro), pero también de evaluar las competencias y habilidades de los
otros.
• Toma de Decisiones: Un emprendedor no sólo toma decisiones basadas en un criterio
desarrollado teniendo en cuenta un aspecto en particular, sino la totalidad de
modificaciones que este cambio realiza.
• Gerencia: Un emprendedor debe poseer o adquirir habilidades gerenciales, lo que
incluye la creación de métricas para la evaluación de un trabajo o esfuerzo, capacidad de
planificación, el manejo de bases mínimas contables, la gestión orientada al cambio y al
mejoramiento continuo, además de la capacidad de entender las gestiones relativas a las
finanzas, las ventas, el mercadeo y las obligaciones legales de la actividad.
• Negociación: Las diferencias de opiniones o incluso de visiones es algo común en la
función emprendedora entre socios o gerentes.
• Ética: Aspectos morales o valores que mantiene una persona sobre lo bueno o malo,
sobre lo permitido (o aceptable) y aquello que no lo es.

Las Empresas

Empresa
La empresa es una entidad conformada básicamente por personas, aspiraciones, realizaciones,
bienes materiales y capacidades técnicas y financieras; todo lo cual, le permite dedicarse a la
producción y transformación de productos y/o la prestación de servicios para satisfacer
necesidades y deseos existentes en la sociedad, con la finalidad de obtener una utilidad o
beneficio.
Algunos autores la definen como:
• Ricardo Romero, autor del libro "Marketing", define la empresa como "el organismo
formado por personas, bienes materiales, aspiraciones y realizaciones comunes para dar
satisfacciones a su clientela"
• Julio García y Cristóbal Casanueva, autores del libro "Prácticas de la Gestión
Empresarial", definen la empresa como una "entidad que mediante la organización de
elementos humanos, materiales, técnicos y financieros proporciona bienes o servicios a
cambio de un precio que le permite la reposición de los recursos empleados y la
consecución de unos objetivos determinados"
• El Diccionario de Marketing, de Cultural S.A., define a la empresa como una "unidad
económica de producción, transformación o prestación de servicios, cuya razón de ser es
satisfacer una necesidad existente en la sociedad".
• El Diccionario de la Real Academia Española, en una de sus definiciones menciona que
la empresa es una "unidad de organización dedicada a actividades industriales,
mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos".

Las diferentes definiciones de empresa permite visualizar a toda empresa como una entidad
conformada por elementos tangibles (elementos humanos, bienes materiales, capacidad
financiera y de producción, transformación y/o prestación de servicios) e intangibles
(aspiraciones, realizaciones y capacidad técnica); cuya finalidad es la satisfacción de las
necesidades y deseos de su mercado meta para la obtención de una utilidad o beneficio.

Enfoque de sistema
Este enfoque trata de ver la organización como un sistema unificado que tiene un propósito y
se compone de partes relacionadas entre sí. En vez de tratar cada parte por separado, da a los
gerentes una manera de ver la organización como un todo y como parte del ambiente externo. La
teoría de sistemas afirma que la actividad de una de las partes, afecta el funcionamiento de todas
las demás; razón por la cual también permite entre otras cosas planear las acciones y anticipar las
consecuencias inmediatas que puedan ocurrir. Con esta perspectiva es posible agilizar o facilitar
a los gerentes el mantenimiento del equilibrio entre las diversas necesidades de cada una de las
partes de la organización y los requerimientos para alcanzar las metas tratando a la firma como a
un todo. Para hacer referencia a los tipos de sistemas pueden asumirse dos; a saber; el Sistema
Cerrado; definido o concebido como un conjunto de elementos interactivos que operan sin
ningún tipo de intercambio con el entorno en el que existen; y, el Sistema Abierto; perspectiva
organizacional donde se estimula la autonomía, la interacción y una atmósfera relajada.

Cultura empresarial
La cultura empresarial es lo que identifica la forma de ser de una empresa y se manifiesta en
las formas de actuación ante los problemas y oportunidades de gestión y adaptación a los
cambios y requerimientos de orden exterior e interior.
La cultura empresarial abarca un concepto muy amplio la podemos definir como un conjunto
de normas y valores que caracterizan la imagen de la empresa y la forma de organización de la
misma, recoge la personalidad de la organización y su posicionamiento ante la forma de entender
los procesos productivos, la explotación de los recursos o la distribución de la riqueza y los
beneficios empresariales.

Tipos de empresas en diversos escenarios


Para determinar los tipos de empresa existentes, se pueden utilizar diversos criterios:
• En función del sector de actividad, se distinguen tres tipos de empresa: del sector
primario, sector secundario y del sector terciario o servicios.
• Dependiendo del tamaño, las empresas se pueden clasificar en grandes, medianas,
pequeñas y microempresas.
• Según la propiedad del capital una empresa puede ser privada, pública o mixta.
• En función del ámbito de actividad las empresas se clasifican en locales, provinciales,
nacionales y multinacionales.
• Según el destino de los beneficios, una empresa puede ser con o sin ánimo de lucro.
• Según la forma jurídica, se puede hablar de empresa unipersonal, sociedad colectiva,
cooperativa, comanditaria, sociedad de responsabilidad limitada y sociedad anónima.

Micros, pequeñas y medianas empresas


Las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPyME), tienen una gran importancia en la
economía y en el empleo a nivel nacional y regional, tanto en países industrializados como en los
de menor grado de desarrollo. Las empresas MIPyME representan a nivel mundial el segmento
de la economía que aporta el mayor número de unidades económicas y personal ocupado; de ahí
la relevancia que reviste este tipo de empresas y la necesidad de fortalecer su desempeño al
incidir éstas de manera fundamental en el comportamiento global de las economías nacionales.
Los criterios para clasificar a la micro, pequeña y mediana empresa son diferentes en cada país;
de manera tradicional se ha utilizado el número de trabajadores como criterio para estratificar los
establecimientos por tamaño, y como criterios complementarios, el total de ventas anuales, los
ingresos y/o los activos fijos.

Características de una empresa competitiva y exitosa


• Se enfoca en el cliente.
• Cuida a su gente.
• Entrega valor a la cadena de suministro.
• Usa bien sus recursos y protege al medio ambiente.
• Tiene control de sus procesos.
• Ofrece un ambiente seguro y limpio a su gente.
• Innova.
• Tiene un buen manejo del flujo de efectivo.
• Invierte en lo importante.
• Retribuye a la sociedad y tiene un compromiso real con sus accionistas.

Características de los emprendedores:


• Creatividad
• Iniciativa
• Optimismo
• Buscador de oportunidades
• Responsable

Tipo de empresa que emprendería?

De acuerdo a lo estudiado emprenderiamos una microempresa, aun cuando este tipo de


empresas, consideradas individualmente, no tienen un gran impacto en el mercado global por no
manejar grandes volúmenes de productos o grandes cifras de capital, son consideradas en
conjunto, (especialmente a nivel local), de gran importancia económica, ya que cuentan con
capacidad de expansión.
En este mismo orden de ideas, y siguiendo las instrucciones dadas en la estrategia de
evaluación, procederemos a dar respuestas a las preguntas formuladas en la misma, a
continuación detallamos:

• Identificar de manera objetiva, las características de los emprendedores

Podemos agrupar las características de los emprendedores de acuerdo a:


• Aptitudes
Personas optimistas, abiertas, flexibles a los cambios, cooperadoras, interesadas en métodos y
procedimientos y que siempre quieran aprender. Un emprendedor es alguien que tiene un deseo
incesante por crear, y aplica esa motivación a todas las esferas de su vida.
• Actitudes
Una actitud positiva marca la diferencia entre los emprendedores, entre las actitudes más
valoradas en un emprendedor están:
• Cambiar para mejorar:
• Entusiasmo
• Establecer metas
• Integridad
• Perseverancia
• Compromiso

Todo proyecto nace de una idea inicial, y los proyectos emprendedores también. Es posible
que dicha idea emprendedora sea producto de una larga reflexión. Cabe la posibilidad de que el
proyecto de la empresa nazca a partir de la experiencia y los conocimientos adquiridos. En
términos generales, estos son tres componentes que el negocio emprendedor debe llevar, son
puntos vitales que pueden marcar la diferencia entre que el negocio sobreviva y sea un éxito o se
tenga que cerrar porque se ha fracasado:

Concepto del negocio: Lo primero es establecer el concepto, esto se refiere a determinar a


qué industria se va a dedicar, ya sea en el ramo automotriz, textil, alimenticio, etc. Lo principal
en este aspecto es que se defina muy bien qué es lo que se va a vender, es decir, el producto o
servicio.
Sección del Mercado: Aquí se describe el perfil del cliente, es decir, a quién se le va a vender
el producto o servicio, teniendo en cuenta que solo habrá algunas personas que estarán
interesadas en adquirir lo que se va a vender, por eso es importante definir si el producto tiene o
no demanda. En este punto también se habla de la competencia, todas aquellas personas o
empresas que representan un riesgo para el negocio, pues son ellos quienes pueden quitar los
compradores. En el Plan se debe determinar qué estrategias se usarán para superarlos.
Sección Financiera: Esta es la parte más compleja, pero al mismo tiempo la más fiable. En
ella se establece toda la parte financiera como el control y flujo de efectivo. Es posible que para
este punto se necesite la asesoría de un contador, además de un buen manejo de algún programa
de cálculo. Todo esto con el fin de obtener resultados comprobados y confiables.

Referencias bibliográficas

Amarú, A. (2008). Administración para emprendedores. Fundamentos para la creación y


gestión de nuevos negocios. Primera Edición. Pearson Educación de México.

Clery, C. (2007). El libro de las PYMES. Ediciones Granica, Buenos Aires.

García, E., Garza, R., Sáenz, L., Sepúlveda, L. (2002). Formación de emprendedores. Primera
Edición. Universidad Autónoma de León. Compañía Editorial Continental (grupo Patria
Cultural) S.A. de C.V., México.

Longenecker, J., Moore, C., Petty, W., Palich, L. (2207). Administración de pequeñas
empresas. Enfoque emprendedor. International Thompson Editores, S.A. de C.V. México.

Mc Kensey & Company (2001). Emprendimientos Sociales Sostenibles. Como elaborar


planes de negocio para organizaciones sociales.

Páez, T. Emprendimiento e informalidad: hacia una construcción conjunta de soluciones.


Centro de Asesoría Técnica para la Productividad Organizacional (CEATPRO). Caracas.
Vainrub, R. (2007). Convertir sueños en realidades. Una guía para emprendedores. Ediciones
IESA. 4ta. Edición, Caracas.