Está en la página 1de 16

incremento del 30% a un 24% declararon fundada la demanda en todos sus

extremos. Es un proceso que concluyó luego de un año y tres meses, contados

desde que se presentó la demanda hasta que se expidió la segunda sentencia.

Al término de la descripción precedente surgió el problema de investigación:

¿Cuál es la calidad de las sentencias de primera y segunda instancia sobre Aumento

de Alimentos, según los parámetros normativos, doctrinarios y jurisprudenciales

pertinentes, en el expediente N° 00770-2015-0-0501-JP-FC-

02, del distrito judicial de Ayacucho, 2016?

Para resolver el problema se traza un objetivo general

Determinar la calidad de las sentencias de primera y segunda instancia sobre

Aumento de Alimentos, según los parámetros normativos, doctrinarios y

jurisprudenciales pertinentes, en el expediente N° 00770-2015-0-0501-JP-FC-

02, del distrito judicial de Ayacucho; 2016.

Para alcanzar el objetivo general se traza objetivos específicos

Respecto a la sentencia de primera instancia.

1. Determinar la calidad de la parte expositiva de la sentencia de primera instancia,


con énfasis en la introducción y la postura de la partes.

En relación a la parte expositiva.


En el “encabezamiento” se observa los siguientes elementos: Juzgado de Paz Letrado,

N° de expediente: 00770-2015-0-0501-JP-FC-02, Materia: Aumento de Alimentos,

Juez: G.E.F.T, Especialista: J.G.P, Demandado: A.V.V, Demandante: V.P.T Resolución

N° Catorce, Ayacucho, ocho de enero 2016.

VISTOS: la causa de Familia promovido por doña V.P.T, incoada contra don A.V.V,

sobre AUMENTO DE ALIMENTOS, a continuación dicha pretensión se fundamenta

indicando que: en esta parte de sentencia se indica los fundamentos de la demanda

Que doña V.P.T, en representación de su menor hija N.A.J.V.P, se apersona a esta

instancia y expone los fundamentos facticos que se observan en la demanda fojas 38

y sgts se puede extraer lo siguiente que la recurrente interpuso una demanda inicial de

prestación de alimentos el año 2007, en el Exp. Nro.501- 2007, cuando su menor hija

contaba apenas con unos meses de nacida, en tal fecha el demandado trabajaba como

docente y percibía en ese entonces un sueldo de S/. 1, 000. 00 Nuevos Soles y en la

actualidad tiene nueva condición económica como docente de la Institución Superior

“José María Arguedas” de Andahuaylas ganando un sueldo de S/.5000.00 nuevos

soles, demostrando que si puede asumir sus obligaciones como padre con los gastos

de su menor hija que en la actualidad se ha incrementado. por su parte, en relación a

la parte demandada se indica que: Don A.V.P con escrito de folios 74 y sgts se

apersona a la instancia y absuelve la demanda ejerciendo el derecho de contradicción

alegando los siguientes argumentos de defensa: que el demandado afirma que no es

verdad que se haya desentendido de sus obligaciones como padre, así mismo

establece que es falsa tal afirmación, por lo que el demandado ha cumplido con los

alimentos, vestimenta y educación cuando se encontraba en la cuidad de Ayacucho,


entregándole pequeñas sumas de dinero de acuerdo a su situación, Acota que su

situación económica no es favorable desde hace varios años si bien es cierto tiene

estudios de maestrías en la Universidad de la ciudad de Lima, precisa también que

efectivamente ha postulado al cargo de Alcalde, pero esto ha sido con dinero de sus

hermanos y de varios aportantes. Acota también que a la fecha tiene carga familiar,

de sus hijos y L.V.C y A.J.V.G y que no se encuentra en la posibilidad de atender los

requerimientos de la demandante que indebidamente exige 60% de su remuneración

mensual que afectaría, la economía de sus otros hijos y poniendo en peligro y riesgo

subsistencia, quien a su vez ha expresado lo siguiente: el demandado afirma que la

demandante tiene un trabajo establece en un tienda comercial ubicada en el Jr.

Asamblea N° 311 precisando que el demandado aporto un capital para que la

demandante inicie su propio negocio vendiendo mercadería de CD, audífonos,

accesorios, peluches y otros: en cuanto a los observaciones de las Actuaciones

Procesales del Proceso indica que: Admita a trámite la demanda, en la vía del

proceso único, mediante resolución número dos, que en autos corre a fojas cuarenta y

nueve y siguientes; habiéndose corrido traslado de la demanda al demandado, y

habiéndose sido absuelto la demanda por parte del emplazado, conforme a la

Resolución número ocho que corre a fojas setenta y nueve y sgts, se ha resuelto dar

por contestado la demanda seguidamente se ha convocado a las partes a la Audiencia

Única la misma que se ha desarrollado en la forma descrita en el acta de fojas ciento

cinco a fojas ciento ocho; en la cual se ha saneado el proceso, seguidamente se fijaron

los puntos controvertidos materia de probanza, admitidos y actuados los medios

probatorios, el presente proceso se encuentra expedito para ser sentenciado, que


ponga término a la controversia, Al respecto considero que el expediente que vengo

estudiando y analizando cumple con los procedimientos de forma en un término alto,

en la parte expositiva se detalla desde el encabezamiento se describe los antecedentes

principales, el argumento de hecho está bien fundamentada precisando con claridad

los puntos facticos de la demanda y de no tener ningún tipo de observación en todo lo

que respecta en la parte expositiva.

2. Determinar la calidad de la parte considerativa de la sentencia de primera instancia,

con énfasis en la motivación de los hechos y del derecho.

En relación a la parte considerativa.

Se inicia con la palabra: PRIMERO (Del Deber Constitucional de los Padres). En la

Fundamentación de los Hechos, se observa que las afirmaciones expuestas por las

partes han sido contrastados con los medios probatorios que son: se observa de folios

04 donde obra la constancia de estudios de la menor, a folios 06, obra el informe

psicopedagógico, a folios 18 corre en autos la constancia de estudios concluidos de

maestría por la U.N.M.S.M egresado 2010-2011, a folios 26 recibo por honorarios

por el servicio de tratamiento dental hecha a su menor hija de folios 21 a folios 37

existen más de veinte boletas de ventas por la compra de artículos, útiles escolares,

entre otros bienes, y finalmente a folios 110 y 111 se tiene el informe Ecográfico de

la menor donde se puede advertir que la menor hija de la demandante como del

demandado se encuentra en tratamiento de salud lo cual le irroga gastos como

constan en las constancias de pagos de folios 111, 112 y 113, de tal manera que todo

estos probatorios en su conjunto llegan solo a colegir que las necesidades básicas de
la menor han aumentado verdaderamente; en la presente sentencia a efectos de poder

mantener la pensión primigenia esto en aplicación a la norma adjetiva Art. 196° que

establece “quien afirma hechos tiene que probarlos y el Juzgado llega a determinar

que habiendo transcurrido más de cinco años desde la sentencia de alimentos se

deduce que el demandado ha mejorado e incrementado sus ingresos económicos y no

al contrario como menciona”, se deben tener en cuenta diversos elementos: 1).- El

aumento de la pensión de alimentos debe fijarse en virtud de los medios probatorios

actuados en el proceso. En este caso, la demandante V.P.T, ha demostrado

documentalmente que su hija N.A.J.V.P de 09 años de edad, respectivamente,

ofreciendo para ello el Acta de Nacimiento que corre de folios tres, así como, que

viene cursando estudios de educación primaria, y conforme a las boletas de ventas

de productos a favor de su menor hija; considerando además que se halla en etapa de

crecimiento y desarrollo, coligiéndose a partir de ello que las necesidades

alimenticias de esta se han incrementado, a ello hay que añadir que la menor padece

de enfermedad que requiere atención debida e integral de salud. Situaciones más que

suficientes para poder deducir que las necesidades de los alimentistas se han

incrementado, En lo que respecta a los fundamentos de derecho, en la sentencia se

observa que se ha invocado las normas contenidas en el Art. 648° inciso 6 del

Código Procesal Civil faculta afectar por alimentos hasta el sesenta por ciento de los

ingresos del demandado, (Registro de deudores Morosos): Conforme a lo que

establece la primera disposición final de la ley 28970, este Despacho pone en

conocimiento del demandado que mediante la ley 28970, publicada el veintisiete de

enero del dos mil siete se crea el registro de deudores alimentarios morosos, por el
cual se dispone que serán inscritas en el registro: 1) aquellas personas que adeuden

tres (3) cuotas, sucesivas o no, de sus obligaciones alimentarias establecidas e

sentencias consentidas o ejecutoriadas, o acuerdos conciliatorios con calidad de cosa

juzgada; 2) aquellas personas que no cumplan con pagar pensiones devengadas

durante el proceso judicial de alimentos si no las cancelan en un periodo de tres

meses desde que son exigibles.

De conformidad con el artículo ciento treinta y ocho de la Constitución Política del

Perú, en aplicación de los artículos cuatrocientos setenta y dos, cuatrocientos setenta

y cuatro, inciso dos, cuatrocientos ochenta y uno del Código Civil, artículos noventa

y dos y noventa y tres del Código de los Niños Adolescentes, artículos ciento noventa

y seis, ciento noventa y siete y doscientos veintiuno del Código Procesal Civil,

impartiendo Justicia a Nombre de la Nación. Sobre éste rubro de la sentencia

considero que: pues resulta atendible la demanda de aumento de alimentos en un

monto prudencial y razonable Que efecto, el Quinto y siguientes considerando de la

sentencia de vista, precisa que se encuentra probado en autos que el demando percibe

una remuneración ascendente cinco mil nuevos soles, como bien lo refiere la

recurrente en el escrito al hacer mención a la instrumental de fojas cuarenta y seis, a

lo que agrega que efectuada la deducción de determinar gastos a los que se encuentra

obligado a satisfacer el demandado, ya que las necesidades de la menos se han

incrementado los cuales se demuestran a fojas ciento diecisiete y siguientes gastos

que son fundamentales para la subsistencia de la menor.


3. Determinar la calidad de la parte resolutiva de la sentencia de primera instancia,
con énfasis en la aplicación del principio de congruencia y la descripción de la
decisión.

En relación a la parte resolutiva.

Se inicia con la palabra: FALLO: DECLARAR FUNDADA EN PARTE LA

DEMANDA, de fojas treinta y ocho y sgts, y subsanada mediante escrito de fs. 46-

46, sobre AUMENTO DE PRESTACIÓN DE ALIMENTOS, interpuesta

por doña V.P.T, en representación de su menor hija N.A J.V.P de nueve años de edad

respectivamente, dirigida contra don A.V.V. Al respecto, considero que:

1.- Determinar si el estado de necesidad en que se encuentra la menor N.A.J.V.P, ha

aumentado en relación al que se tuvo en cuenta al fijar la pensión de alimentos

originaria, 2.- Determinar si las posibilidades económicas del demandado A.V.V,

han aumentado en relación al que se tuvo en cuenta al fijar la pensión de alimentos

originaria. En síntesis, sobre la sentencia de primera instancia considerando 1) que

cumple con los antecedentes correctamente (encabezamiento y parte expositiva clara

y precisa en los fundamentos facticos), 2) en la parte considerativa en mi opinión el

Juez debió exigir que el demandado presente las pruebas que menciono a la hora de

absolver la demanda a fojas 89 donde niega en todo momento percibir un sueldo de

S/5000.00 nuevos soles y que por el contrario sus gasto han disminuido y de tener

carga familiar respecto a sus padres al cual presta alimentos declaraciones que en

ningún momento han sido probados 3) en la parte resolutiva el Juez ha considerado

los medios probatorios presentados por la madre de la menor y por las leyes que

ampara la integridad de la menor alimentista y un previo análisis de los puntos


controvertidos como la necesidad en que se encuentra la menor y si estas han

aumentado en relación al que se tuvo en cuenta al fijar la pensión de alimentos

originaria y las posibilidades económicas del obligado si estas han aumentado en

relación al que se tuvo en cuenta al fijar la pensión de alimentos originaria puede

realizarse una aproximación y calificarla como:

(de calidad, alta, mediana).

Respecto a la sentencia de segunda instancia

4. Determinar la calidad de la parte expositiva de la sentencia de segunda instancia,


con énfasis en la introducción y la postura de la partes.

En relación a la parte expositiva.

En el “encabezamiento” se observa los siguientes elementos: 1er. Juzgado de Familia,

N° de expediente: 00770-2015-0-0501-JP-FC-02, Materia: Aumento de Alimentos,

Juez: M.C.M, Especialista: Y.M.C.C, Demandado: A.V.V, Demandante: V.P.T

Resolución N° Veintitrés, Ayacucho, dieciocho de Julio 2016; asimismo en el cuerpo

de la sentencia se inicia con MATERIA: El expediente sobre Aumento de Alimentos,

interpuesta por doña V.P.T contra don A.V.V. y en el texto de ésta parte el órgano

jurisdiccional revisor precisa que interviene porque se ha formulado el Recurso de

Apelación a fojas ciento cincuenta por parte del demandado don A.V.V; El recurrente

señala que, en la sentencia emitida por el Juez del Segundo Juzgados de Paz no se ha

valorado su condición económica actual al no haberse probado fehacientemente a

cuánto ascienden sus ingresos, estipulando un incremento del 30%, monto que

resulta onerosa por atentar contra su propia subsistencia. Asimismo señala a su vez
que, no se ha considerado la carga familiar de sus dos menores hijos L.V.C, A.J.V.G,

de diez y un años de edad respectivamente, tal como se desprende de las partidas de

nacimiento obrantes a fojas 147 y siguientes; a su vez tiene bajo responsabilidad a su

señora madre, quien se encuentra delicada de salud y su conviviente M.G.L,

dependiendo económicamente del recurrente, y No evade su responsabilidad y pide

que se revoque la resolución apelada y fije el 20% de la remuneración total por

concepto de alimentos con la que viene acudiendo normalmente. El curso de

apelación, es un medio de impugnación que tiene la parte para atacar las resoluciones

judiciales, con el objetivo de que el superior las revoque total o parcialmente, por

haberse incurrido el juez en un error de Juzgamiento, Por otro lado respecto al

incremento de posibilidades del demandado don A.V.V, acredito ostentar otra carga

familiar, que son dos menores hijos, L.P.V.C, A.J.V.G, la primera de doce años de

edad, y el segundo de un año de nacido, como su anciana madre que se encuentra

grave de salud y su actual conviviente sin embargo, respectos a los menores

mencionados adjunto las respectivas partidas de nacimiento; posterior a la emisión de

la sentencia, con el escrito de apelación de fecha 20 de enero de 2016 y que obra a

fojas 147 y siguiente. Respecto a ellos es de manifestar que el principio de interés

superior del niño exige atender no solo al del niño a adolescente que requiere los

alimentos sino también al niño o adolescente, hijos del obligado a dar alimentos; aun

si la contestación no fue admitida o se alegue en forma posterior. De ahí que el

juzgador al momento de graduar el monto debe considerar a todos los hijos a fin de

no afectar el interés de cada uno de ellos.


No es menos cierto que, se respeta la igualdad de derechos de los hijos conforme lo

prevé el artículo 6° de la Constitución, teniendo en cuenta también la edad de los

hijos, de otro lado, es preciso indicar que, de existir un gasto no cubierto por la

pensión fijada, corresponderá a la demandante cubrirlos, por tener esta la misma

obligación alimentaria que el obligado, con relación a su hija, en virtud de lo

dispuesto por el articulo antes citado, concordante con el artículo 235° del Código

Civil, la misma que dispone: “los padres están obligados a proveer el sostenimiento,

protección, educación y formación de sus hijos menores según su situación y

posibilidades”. En tal sentido al haberse determinado así como el incremento de las

necesidades del alimentista; y parcialmente las posibilidades del obligado, por las

consideraciones antes indicadas, deben conformarse la recurrida, sin embrago,

revocarse en cuanto al incremento del porcentaje de la pensión alimenticia

aumentada. Sobre el particular considero: que La apelación es consecuencia del

principio de la doble instancia, que las resoluciones de los jueces inferiores puedan

ser examinadas de nuevo a pedido de las partes por los tribunales superiores. El

recurso de apelación es el medio que permite a los litigantes llevar ante el tribunal de

segundo grado una resolución estimada injusta, Por lo expuesto por la parte

demandante doña V.P.T manifiesta y se mantiene firme en su petición argumentando

que su menor hija necesita de lo necesario para subsistir y que lo S/250.00 nuevos

soles que le pase el padre no le alcanza para nada ya que en los último meses las

necesidades han aumentado y que lo poco que ella gana no le alcanza para nada

encima de que la menor tiene dificultades para hablar y tiene que asistir a sus

terapias psicopedagógicos como de demuestra en fojas ciento catorce y siguientes y


por lo consiguiente no habiendo presentado las pruebas necesarias el obligado para

que se tomen en cuenta en la sentencia de primera instancia, se deduce que al solicitar

recurso de apelación este presente dichas pruebas y justifique que la sentencia de

primera instancia es de por más onerosa y que atenta la integridad de sus demás hijos

y de su propia existencia.

5. Determinar la calidad de la parte considerativa de la sentencia de segunda


instancia, con énfasis en la motivación de los hechos y del derecho.

En relación a la parte considerativa.

Se inicia con la palabra: Fundamentos de la Apelación. En la motivación de los

Hechos, se observa que las afirmaciones expuestas por las partes han sido

contrastados con los medios probatorios que son: El recurrente señala que, en la

sentencia emitida por el Juez del Segundo Juzgados de Paz no se ha valorado su

condición económica actual al no haberse probado fehacientemente a cuánto

ascienden sus ingresos, estipulando un incremento del 30%, monto que resulta

onerosa por atentar contra su propia subsistencia, señala a su vez que, no se ha

considerado la carga familiar de sus dos menores hijos L.V.C, A.J.V.G, de diez y un

años de edad respectivamente, tal como se desprende de las partidas de nacimiento

obrantes a fojas 147 y siguientes; a su vez tiene bajo responsabilidad a su señora

madre, quien se encuentra delicada de salud y su conviviente M.G.L, dependiendo

económicamente del recurrente, no evade su responsabilidad y pide que se revoque la

resolución apelada y fije el 20% de la remuneración total por concepto de alimentos

con la que viene acudiendo normalmente, se cuenta con los medios probatorios que

son: acta de nacimiento a foja tres, constancia de estudios obrante a foja de cuatro,
declaración jurada respecto a sus ingresos, siendo subsanada mediante escrito a fecha

22 de setiembre del 2015, adjuntando la misma, en la que señala que percibe

mensualmente la suma de (S/. 1,150 Nuevos Soles mensuales) en su desempeño

como docente en el nivel de Educación Secundaria. Dicho documento no reviste

credibilidad ya que al ser un trabajador de Estado debió presentar como medio

probatorio fehaciente las boletas de pago que recién presento a la hora de interponer

el Recurso de Apelación. En lo que respecta a la motivación del derecho, en la

sentencia se observa que se ha invocado las normas contenidas en el Art. 6° de la

Constitución, teniendo en cuenta también la edad de los hijos. De otro lado, es

preciso indicar que, de existir un gasto no cubierto por la pensión fijada,

corresponderá a la demandante cubrirlos, por tener esta la misma obligación

alimentaria que el obligado, con relación a su hija, en virtud de lo dispuesto por el

articulo antes citado, concordante con el artículo 235° del Código Civil, la misma que

dispone: “los padres están obligados a proveer el sostenimiento, protección,

educación y formación de sus hijos menores según su situación y posibilidades”,

artículo 481° del Código Civil, los alimentos se regulan por el juez en proporción a

las necesidades de quien los pide y a las posibilidades personales del obligado. Deben

atender igualmente las circunstancias individuales de ambos, en especial de las

responsabilidades que se halle sujeto el deudor. El máximo tribunal precisa del

mismo modo que tampoco será necesario investigar rigurosamente el monto de los

ingresos de las personas de asignar estos alimentos. Al respecto considero: que Por

las consideraciones indicadas y en aplicación de lo dispuesto por el artículo 481° del

Código Civil artículo 364° y sgts. Del Código Procesal Civil y artículo IX del Título
Preliminar del Código de Niños y Adolescentes, expresa y confirma la sentencia

apelada de folios 134/141 de fecha 08 de enero 2016. En relación a la posibilidad

económica, debemos precisar que no se debe entender como una situación económica

inmejorables, abundante, superfluo, sino que, para calificar al deudor alimentario se

debe tener en cuenta sus ingresos y las necesidades de este, pues ello disminuirá sus

posibilidades, así, deberá considerarse su estado de salud, las cargas familiares que

tiene, entre otros elementos que califiquen su posibilidad económica, en virtud a las

pruebas aportadas por ambas partes y las pruebas indiciarias que nos permitan

apreciar razonadamente las necesidades del acreedor y la urgencia de atención de

estas necesidades; en el caso de autos, si bien el demandado a acreditado tenga otras

cargas alimentarias con relación a sus dos menores hijos L.P.V.C de 13 años de edad

y A.J.V.G de 11 meses de edad, esta situación no le exime de su obligación

alimentaria con respecto a la menor alimentista N.A.J.V.P.

6. Determinar la calidad de la parte resolutiva de la sentencia de segunda instancia,


con énfasis en la aplicación del principio de congruencia y la descripción de la
decisión.

En relación a la parte resolutiva.

Se inicia con la palabra: DECISION, es: CONFIRMAR la sentencia contenida en la

resolución número catorce a fecha 08 de enero 2016, que declara

FUNDADA EN PARTE la demanda sobre prestación de alimentos interpuesta


por doña V.P.T, en representación de su menor hija Nicole A.J V.P, de nueve años de

edad. REVOCA en el extremo del monto del incremento que el demando A.V.V, en
consecuencia, INCREMENTE el monto de la pensión alimenticia primigenia que

viene acudiendo favor de la menor antes citada, hasta en el VEINTICUATRO (24%)

de la remuneración total que bien percibiendo el demandado en su condición de

docente de educación regular, incluido los aguinaldos establecidos por Ley.

DEVUÉLVASE oportunamente los de la materia al Juzgado de origen, y para los

fines legales consiguientes. Notifíquese. Al respecto, considero que dicha

pronunciamiento si comprende, si se pronuncia sobre Aumento de Alimentos las

pretensiones planteadas que en el caso concreto ha sido: Para determinar la

procedencia o no de la demanda y la estimación del monto exigido por concepto de

aumento de la pensión alimenticia, es necesario tener en cuenta los siguiente: a)

Determinar o presumir si el estado de necesidad del menor ha incrementado, y, b)

Determinar si las posibilidades económicas del demandado a aumentado, criterios

establecidos en el artículo 482° del Código Civil. En síntesis, sobre la sentencia de

segunda instancia considerando 1) que cumple con los antecedentes correctamente

(encabezamiento y parte expositiva clara y precisa en los fundamentos facticos, 2) En

el presente caso, es materia de pronunciamiento, determinar si procede amparar la

apelación interpuesta por el demandado, y determinar si ha valorado adecuadamente

los medios probatorios incorporados en el proceso para fijar la nueva pensión

alimenticia incrementada, de acuerdo a las necesidades de la menor alimentista y las

posibilidades económicas del obligado, 3) Que la referida argumentación guarda

perfecta concordancia con lo expuesto considerando los argumento de ambas partes y

sobre todo las pruebas que acreditan la necesidad de la menor y se precisan los gasto

a los que se encuentra la menor y que resultan atendibles para considerar el aumento
de los alimentos, donde se tiene que la motivación contenida no se encuentra con

vicio alguno que acarree su nulidad, máxime si la razonabilidad la decisión sin

excluir que ambos padres esta obligados a alimentar y educar a sus hijos, no

habiéndose demostrado en autos que la madre se encuentre incapacitada para

coadyuvar al sostenimiento de la menor. Teniendo en cuenta el estado de necesidad

de la menor que está comprobado que son únicamente necesidades para subsistir y

percibiendo la facultad económica del obligado el 1er. Juzgado de Familia determina

declarar fundada la sentencia pero por el monto de VEINTICUATRO (24%) de la

remuneración total que bien percibiendo el demandado en su condición de docente de

educación regular, incluido los aguinaldos establecidos por Ley. De calidad alta,

mediana.

Elaborar su propia justificación: para asegurar su derecho de autor.

La investigación realizada esta referida al Derecho Alimentario. Mientras subsista la


convivencia familiar, es frecuente que los alimentos se satisfagan en especia y de esta
manera el obligado cumpla su deber, proporcionando todo lo necesario para el
sustento del alimentista. Sin embrago, cuando entre ambos se presentan
desavenencias o antagonismo, es común que el alimentista recurra al Juez pidiendo
que quien debe alimentarlo cumpla con hacerlo, para lo cual – generalmente se fija
una suma de dinero llamadas pensión alimenticia. También, se justifica; porque los
resultados obtenidos sirven para, que lo plasmado en teoría, técnicas para el ejercicio
de la defensa, ejecutoriadas y modelos de documentos, en forma clara y de fácil
compresión, que permita conocer su justa y legitima aplicación, para que esté al
alcance de cualquier persona, sin tener necesariamente algún conocimiento de
derecho o de técnica interpretativa adecuándose a las últimas reformas, tales como la
Ley N° 28439 publicado el 28 de diciembre del 2004 que introduce diversas
modificaciones, entre las cuales podemos mencionar de que ya no será exigible la
firma de un abogado en las demandas de alimentos así, como de que todos los casos
referidos a los proceso de alimentos, son de competencia exclusiva de los Jueces de
Paz Letrados.

Finalmente, el marco legal que sustenta la realización del presente trabajo se


encuentra previsto en el inciso 20 del artículo 139 de la Constitución Política del
Perú, en el cual se atribuye como un derecho a toda persona el poder hacer una crítica
respecto a las resoluciones judiciales, con las limitaciones de Ley.