Está en la página 1de 5

Instituto de ciencia aplicada.

Maestría en psicología jurídica pericial y forense. Materia


Derechos humanos. Actividad: Ficha de análisis
Docente: Mtro. Arturo Cen.
Alumno: Víctor España Hernández.
Grupo "C

Introducción:

La base fundamental normativa está constituida por la llamada Carta Internacional


de Derechos Humanos, que es el conjunto integrado por la Declaración Universal de
Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales
y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y que se constituyen como los
principales instrumentos para la protección de los derechos humanos cuya aplicación es de
carácter universal.
La igualdad y la no discriminación son principios básicos de las normas internacionales de
derechos humanos. Toda persona, sin distinción, tiene derecho a disfrutar de todos los
derechos humanos, incluidos el derecho a la igualdad de trato ante la ley y el derecho a ser
protegido contra la discriminación por diversos motivos, entre ellos la orientación sexual y
la identidad de género.
El principio de igualdad parte en el nivel de conciencia jurídica actual de la humanidad, de
la igual dignidad de toda persona humana, lo cual es sostenido tanto por los tratados
internacionales en materia de derechos humanos, como por el texto de las constituciones
contemporáneas posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Igualdad y no discriminación.

1.- Responsabilidad del Estado Los Estados:


Tienen la obligación jurídica de cerciorarse de que sus propias leyes y políticas no
discriminen contra las personas por su orientación sexual y su identidad de género y también
de que su marco jurídico ofrezca una protección adecuada contra esa práctica discriminatoria
por terceras personas. Esa obligación trasciende la cultura, la tradición y la religión. Todos
los Estados.
2.- Avances recientes:
En años recientes algunos Estados han hecho un denodado esfuerzo por fortalecer los medios
de protección de los derechos humanos de las personas LGBT. Se ha aprobado una variedad
de nuevas leyes, incluidas leyes que prohíben la discriminación y castigan los delitos
motivados por prejuicios homofóbicos, que reconocen las relaciones sexuales entre personas
del mismo sexo y que facilitan a las personas transgénero la obtención de documentos
oficiales que reflejen su género preferido. Desde principios del decenio de 1990 los
mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas han expresado en repetidas
ocasiones su inquietud ante las formas frecuentes y extremas de violación de los derechos
humanos de las personas LGBT. Entre esos mecanismos se cuentan los órganos establecidos
en virtud de tratados encargados de vigilar el cumplimiento por los Estados de los tratados
internacionales de derechos humanos, así como los relatores especiales y demás expertos
independientes nombrados por el Consejo de Derechos Humanos encargados de investigar
problemas urgentes en materia de derechos humanos:
3.- Igualdad de las personas lesbianas, gay, bisexual y transgénero (LGBT)
En 2010, en un discurso histórico sobre la igualdad de las personas lesbianas, gay, bisexual
y transgénero (LGBT) pronunciado en Nueva York, el Secretario General de las Naciones
Unidas Ban Ki-moon pidió que se adoptaran medidas contra la violencia y la discriminación
de que eran objeto las personas LGBT: “Como hombres y mujeres de conciencia, rechazamos
la discriminación en general y en particular la discriminación basada en la orientación sexual
y la identidad de género. (…) donde existan tensiones entre las actitudes culturales y los
derechos humanos universales, los derechos deben prevalecer”.
Igualdad y no discriminación:
4.-Destipificar penalmente las relaciones sexuales consentidas entre adultos
del mismo sexo.
Medidas a adoptar Los Estados deben: » Destipificar penalmente las relaciones sexuales
consentidas entre adultos del mismo sexo; » Aprobar leyes que prohíban la discriminación
por motivos de orientación sexual e identidad de género en el empleo, la educación, la
atención de la salud y la identificación; » Promulgar leyes que faciliten el reconocimiento
jurídico del género preferido de una persona sin que se exija llevar a cabo la esterilización,
intervenciones quirúrgicas de cambio de sexo o cualesquiera otros procedimientos o
tratamientos médicos. Derogar las leyes que exijan la esterilización de las personas que se
hubiesen sometido a una operación de cambio de sexo; » Velar por que el personal del orden
público, la atención de la salud, la educación, la judicatura y demás personal del sector de los
servicios esté debidamente capacitado para garantizar la igualdad de trato de las personas
LGBT; » Aprobar planes de acción nacionales para la aplicación de legislación contra la
discriminación en todos los sectores de la sociedad.
5.- La convención sobre los derechos del niño y la normativa internacional
de protección de los derechos de la niñez.
Los derechos humanos son universales, inalienables e indivisibles y por lo tanto se reconoce
a los niños, niñas y adolescentes (NNA) como personas titulares de derechos y obligaciones
sin distinción de su condición socioeconómica, étnica, de religión, sexo, idioma, opinión
política o de otra índole, origen nacional o social, nacimiento, edad o cualquier otra condición
social propia o la de sus padres.
El Preámbulo de la Convención de los Derechos del Niño dice que “ Teniendo presente que
la necesidad de proporcionar al niño una protección especial ha sido enunciada en la
Declaración de Ginebra de 1924 sobre los Derechos del Niño y en la Declaración de los
Derechos del Niño adoptada por la Asamblea General el 20 de noviembre de 1959 y
reconocida en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en el Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Políticos (en particular, en los artículos 23 y 24), en el Pacto Internacional
de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (en particular, en el artículo 10) y en los
estatutos e instrumentos pertinentes de los organismos especializados y de las organizaciones
internacionales que se interesan en el bienestar del niños.
6.- La Convención reconoce como antecedente a la Declaración de los
Derechos del Niño, aprobada en 1924 por la Sociedad de Las Naciones, En
esta declaración se reconocía que “la humanidad debe a los niños lo mejor que puede
ofrecer”. El único texto de carácter universal anterior a la Convención sobre los Derechos
del Niño, fue la Declaración de los Derechos del Niño adoptada en el seno de la Asamblea
General de las Naciones Unidas del 20 de noviembre de 1959. Sin embargo, al ser una
declaración esta no tiene carácter vinculante, es decir no es obligatorio para los Estados
7.- Establece el principio de que el niño gozara de:
Una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por
la ley y por otros medios, para que pueda desarrollar física, mental, moral, espiritual y
socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad.
Al promulgar leyes con este fin, el interés del niño será la consideración primordial” Reglas
Mínimas de la Naciones Unidas para la Administración de la Justicia Juvenil (Reglas de
Beijing) 12. Reglas de las Naciones Unidas para la Protección de los Menores Privados de
Libertad 13. Directrices de las Naciones Unidas para la Prevención de la Delincuencia
Juvenil (Directrices de Riad - Resolución 45/112) 14 de diciembre de 1990.
8.- Este enfoque que aporte la CDN y que involucra a la totalidad de la
niñez y la adolescencia tiene los siguientes efectos: a) Niños, niñas y adolescentes
son personas titulares de derechos y obligaciones, igual que los adultos, y por tanto, sujeto
de derechos. No pueden ser considerados objetos pasivos de protección del Estado y de los
padres. b) Más allá del respeto a los derechos y deberes de los progenitores y representantes,
es de destacar el artículo 5 de la Convención de los Derechos del Niño, cuando aclara que las
facultades otorgadas a los padres son conferidas con el objetivo de impartirlas en consonancia
con la evolución de sus facultades para que los NNA ejerzan los derechos reconocidos en ese
instrumento internacional. c) Los NNA deben gozar de las mismas garantías procesales
reconocidas constitucionalmente a los adultos.
9.- Principios rectores de la Convención sobre los Derechos de los Niños
Es importante destacar y que se tengan en cuenta ciertos principios rectores que establece la
CDN sobre los cuales se apoya el resto de los derechos, estos son los principios de interés
superior, no discriminación, ser oído y participación, y derecho a la vida y desarrollo.
10.- Interés superior del niño:
Si bien la Convención no ofrece una definición precisa de este principio, el interés superior
debe siempre ser la consideración primordial para todas las acciones que afecten a los niños
y niñas, sean tomadas por actores públicos como instituciones sociales, tribunales,
autoridades administrativas y cuerpos legislativos o por actores privados como
organizaciones sociales.
11.- Igualdad y no discriminación:
Se trata de la igualdad de NNA, sin discriminación alguna fundada en motivos raciales, de
sexo, color, edad, idioma, religión, creencias, opinión política, cultura, origen social o étnico,
discapacidad, apariencia física, o cualquier otra condición del niño, niña o adolescente, de
sus padres, de su grupo familiar, representantes legales o responsables en su caso
12.- El derecho a la vida y el desarrollo:
Implica el derecho a la vida y la obligación de los Estados Partes de garantizar en la máxima
medida posible la supervivencia y el desarrollo del niño.
El artículo 6 de la CDN señala que los Estados Partes deben garantizar la vida, la
supervivencia y desarrollo de los NNA; y en su artículo 27, se reconoce el derecho de la niñez
a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social;
mientras que el artículo 19 compromete a los Estados a tomar todas las medidas necesarias
(legislativas, administrativas, sociales y educativas), para proteger a NNA de todo tipo de
abuso, malos tratos, explotación, etc. Este concepto involucra el derecho a la asistencia
material. El Art. 27 inc. 2 compromete al Estado a proporcionar asistencia material y
programas de apoyo, particularmente vivienda, vestuario y nutrición.
13.- Derecho a la familia y a la vida familiar.
Artículos 8, 9, 10, 16 y 18. Derecho a la identidad, documentación e inscripción nacimiento
Artículos 7 y 8 Derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión Artículo 14
Derecho a la libertad de expresión y derecho a la información Artículos 13 y 17 Derecho a
la libre asociación y reunión Artículo 15 Derecho a la integridad personal y protección contra
abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el
abuso sexual y la explotación sexual Artículos 19 y 34 Derecho al descanso, recreación,
esparcimiento, deporte y juego. Artículo 31 Derecho a la salud Artículo 24 Derecho a la
educación Artículos 28 y 29 Derecho a un nivel de vida adecuado (incluyendo asistencia
material y programas de apoyo, particularmente con respecto a la nutrición, el vestuario y la
vivienda) Artículos 27 Derecho a la seguridad social Artículo 26 Derecho a la protección
contra el trabajo infantil y explotación económica Artículo 32 Derecho a la libertad personal
y debido proceso Artículos 37 y 40.
La labor del comité para la eliminación de todas las formas de
discriminación contra las personas con discapacidad.
La CIPCD establece al Comité para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación
contra las Personas con Discapacidad (CEDDIS) como órgano supervisor de su
cumplimiento. De acuerdo con el numeral 2) del mencionado artículo, el CEDDIS celebrará
su primera sesión a los 90 días después de la décimo primera ratificación. En esos términos,
la primera reunión se celebró el 28 de febrero de 2007.
La violación al derecho a la integridad física es aún más grave en el contexto del caso
particular donde la víctima, en situación de prisión preventiva y padeciendo una enfermedad
mental, se encontraba bajo la custodia del Estado en una situación de particular
vulnerabilidad.
14.- La violación de los derechos de las personas con discapacidad. Como
primer acercamiento podemos mencionar la Opinión Consultiva N°1737 que señala que: El
concepto de vida digna, desarrollado por este Tribunal, se relaciona con la norma contenida
en la Convención sobre los Derechos del Niño, cuyo artículo 23.1, relativo a los niños que
presentan algún tipo de discapacidad, establece lo siguiente:
Los Estados Partes reconocen que el niño mental o físicamente impedido deberá disfrutar de
una vida plena y decente en condiciones que aseguren su dignidad, le permitan llegar a
bastarse a sí mismo y faciliten la participación activa del niño en la comunidad
15.- La discapacidad mental no debe ser entendida como una incapacidad para
determinarse, y debe aplicarse la presunción de que las personas que padecen de ese tipo de
discapacidades son capaces de expresar su voluntad, la que debe ser respetada por el personal
médico y las autoridades. Cuando sea comprobada la imposibilidad del enfermo para
consentir, corresponderá a sus familiares, representantes legales o a la autoridad competente,
emitir el consentimiento en relación con el tratamiento a ser empleado la CorteIDH se
pronunció sobre las condiciones de internamiento mismas, y sobre ciertas formas de control
de los pacientes. Así, en relación con la sujeción señaló que:
Posee un alto riesgo de ocasionar daños o la muerte del paciente, y que las caídas y lesiones
son comunes durante dicho procedimiento.
16.- El Tribunal considera que la sujeción es una de las medidas más agresivas a que puede
ser sometido un paciente en tratamiento psiquiátrico. Para que esté en conformidad con el
respeto a la integridad psíquica, física y moral de la persona, según los parámetros exigidos
por el artículo 5 de la Convención Americana, debe ser empleada como medida de último
recurso y únicamente con la finalidad de proteger al paciente, o bien al personal médico y a
terceros, cuando el comportamiento de la persona en cuestión sea tal que ésta represente una
amenaza a la seguridad de aquéllos. La sujeción no puede tener otro motivo sino éste, y sólo
debe ser llevada a cabo por personal calificado y no por los pacientes.
17.- La CIDH se ha pronunciado con anterioridad acerca de la prohibición de aplicar
la pena de muerte a personas pertenecientes a grupos en situación de vulnerabilidad, como
es el caso de niños;49 somos de la opinión que el razonamiento esgrimido por la CIDH en
este último caso no resulta plenamente compatible con el modelo social, y en determinados
aspectos carece de fundamento teórico. Así, la CIDH señala que
Es un principio de derecho internacional que las personas con discapacidad mental, ya sea al
momento de cometer el delito o durante el juicio, no pueden ser condenadas a la pena de
muerte. Asimismo, es también contrario al derecho internacional ejecutar a una persona
condenada a la pena de muerte cuando ésta tiene una discapacidad mental al momento de la
ejecución.
Biografía: Derechos humano de los grupos vulnerables.
Protocolo para juzgar con perspectiva de género.
Unidos contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de
intolerancia declaración y programa de acción de durban (2001)
Conferencia de examen de durban (2009) documento final
10° aniversario de la declaración y programa de acción de durban (2011) – declaración