Está en la página 1de 8

Clasificación de los materiales

-Los objetos que nos rodean están fabricados con una gran variedad de materiales que podemos clasificar de
diferentes formas; por ejemplo, por su origen. Sin embargo, el criterio más adecuado para clasificar materiales
es por sus propiedades.

Clasificación de los materiales según su origen

 Materiales naturales: son aquellos que se encuentran en la naturaleza, las personas utilizamos
materiales naturales con diferente origen: mineral, vegetal o animal.
 A partir de rocas y minerales se obtienen los materiales de origen mineral. Los metales, la piedra o la
arena son materiales de origen mineral.
 A partir de las plantas obtenemos los materiales de origen vegetal. El material de origen vegetal más
importante es la madera, pero también existen otros que empleamos de forma habitual, como las fibras
vegetales (algodón, lino, mimbre) o el corcho.
 Otros son materiales de origen animal. Por ejemplo, el cuero o la lana que usamos en muchas prendas
de vestir, en bolsos, zapatos, etc.
 Materiales sintéticos: son aquellos creados por las personas a partir de materiales naturales; por
ejemplo, el hormigón, el vidrio, el papel o los plásticos.

Otros materiales

Aglomerado

Algunas veces necesitamos combinar las propiedades de varios tipos de materiales en uno solo, para lo cual se
usan materiales compuestos. Un ejemplo de material compuesto es el tetrabrick, que está formado por capas de
material plástico, cartón y aluminio. El plástico hace que sea impermeable. El cartón aporta resistencia. El
aluminio conserva los alimentos sin dejar pasar la luz.
Aleaciones

Normalmente, los materiales metálicos no se utilizan en estado puro, sino formando aleaciones. Una aleación
está compuesta de dos o más elementos, siendo al menos uno metálico. Como por ejemplo:

 El acero, aleación de hierro y carbono.


 El bronce, aleación de cobre y estaño.
 El latón, aleación de cobre y cinc.

Clasificación de los materiales según sus propiedades

A lo largo de esta unidad estudiaremos en detalle las propiedades de los materiales. Según estas propiedades,
podemos clasificar los materiales más usuales en los siguientes grupos: maderas, metales, plásticos, materiales
pétreos, cerámicas y vidrios o materiales textiles.

MATERIAL APLICACIONES PROPIEDADES EJEMPLOS OBTENCIÓN


No conduce el calor ni la
Muebles. Estructuras. Pino. Roble.
Madera electricidad. Fácil de A partir de árboles.
Embarcaciones. Haya.
trabajar.
Buen conductor del calor
Clips. Cuchillas. Acero. Cobre. A partir de determinados
Metal y la electricidad. Dúctil y
Cubiertos. Estructuras. Estaño. Aluminio. minerales.
maleable.
PVC. PET.
Bolígrafos. Carcasas Mediante procesos
Ligero. Mal conductor del Porexpán (corcho
Plástico de electrodomésticos. químicos, a partir del
calor y la electricidad. blanco).
Envases. petróleo.
Metacrilato.
Pesados y resistentes.
Encimeras. Fachadas y Difíciles de trabajar. Se obtienen de las rocas, en
Pétreos Mármol. Granito.
suelo de edificios. Buenos aislantes del calor canteras.
y la electricidad.
Cerámica: a partir de
arcillas y arenas por
Vajillas. Ladrillos, Duro. Frágil.
Cerámica y Loza. Porcelana. moldeado y cocción. Vidrio:
tejas. Ventanas, Transparente (solo
vidrio Vidrio. se obtiene mezclando y
puertas. Cristales. vidrio).
tratando arena, caliza y
sosa.
Se hilan y tejen fibras de
Flexibles y resistentes. Algodón. Lana.
Textiles Ropa. Toldos. origen vegetal, animal o
Fáciles de trabajar. Nailon.
sintético.

Propiedades de los materiales


¿Por qué utilizamos diferentes materiales? Porque tienen distintas propiedades. Así, hay materiales capaces de
soportar cargas pesadas (pensemos en los puentes construidos con hormigón o acero); otros son elásticos, por lo
que pueden deformarse sin romperse: es el caso de la goma; otros conducen bien el calor o la electricidad, etc.

A continuación estudiaremos el comportamiento de los materiales en diversas situaciones: frente a los


esfuerzos, frente al calor o frente a la electricidad.

Comportamiento de los materiales frente a los esfuerzos

Imaginemos que situamos tres cargas iguales sobre tres láminas de distintos materiales, tal y como se aprecia en
los siguientes dibujos:

Imagen:

Láminas de goma
Ampliar

Una lámina de goma se deforma cuando situamos encima la carga. Pero cuando retiramos la carga, la lámina
recupera su forma original.

Imagen:
Láminas de chapa de acero
Ampliar

Una lámina de chapa de acero se deforma ligeramente cuando situamos encima la carga. Cuando retiramos la
carga, la lámina no recupera su forma.

Imagen:
Láminas de madera
Ampliar

Una lámina fina de madera puede romperse si no soporta la carga.

En el ejemplo anterior, si la carga es ligera, la lámina de madera no se romperá, aunque puede combarse. Pero
al aumentar la carga, la lámina de madera termina por romperse. La resistencia de un material está relacionada
con la carga máxima que puede soportar antes de romperse. Los materiales más resistentes como, por ejemplo,
el hormigón o el acero, pueden soportar cargas más elevadas sin romperse.

Por el contrario, el material más resistente de los tres analizados es el acero, pues su lámina soporta la carga sin
romperse (aunque se deforma ligeramente). La goma, aunque no se rompe, se deforma con facilidad: es un
material elástico.

Por tanto, hay materiales resistentes que se deforman con facilidad. Otros materiales, como el vidrio, son
resistentes; no se deforman de manera permanente, pero se rompen con facilidad: son materiales frágiles.

Imagen:
Viaducto elaborado con hormigón, un material bastante resistente
Ampliar

Comportamiento de los materiales frente al calor

Saber más
Aislamiento de muros

En los muros exteriores de las viviendas se coloca una placa de porexpán, un material plástico que es un buen
aislante térmico, entre dos hileras de ladrillos.

Cuando colocamos una sartén en el fuego, la parte metálica de la misma se calienta notablemente: si intentamos
tocarla, nos quemamos. Esto permite que se cocinen los alimentos, pues el calor pasa desde el fuego a la sartén
y luego desde la sartén hasta los alimentos.

Sin embargo, podemos asir la sartén por el mango de baquelita sin quemarnos. ¿Cómo es posible esto?
Sencillamente porque la baquelita es un material plástico que, al contrario que el metal, conduce mal el calor.

Imagen:
Sartén
Ampliar

En la naturaleza existen materiales buenos y malos conductores del calor. Los metales y muchos materiales
cerámicos son buenos conductores del calor. Por el contrario, los plásticos o la madera son malos conductores
del calor.

Comportamiento de los materiales frente a la electricidad

Enchufe

Si observamos un cable, vemos que está formado por dos tipos de materiales: un metal en el interior (el hilo
conductor) y un plástico en la parte externa (la cubierta aislante). ¿Por qué se emplean estos materiales? Porque
el cobre es un buen conductor de la electricidad, es decir, permite que las cargas eléctricas se muevan por su
interior con facilidad, mientras que los plásticos son, en general, malos conductores de la electricidad.
Otras propiedades de los materiales

Magnetismo

Hay otras propiedades que caracterizan a los materiales y que justifican su uso en determinadas aplicaciones. El
vidrio y algunos plásticos, por ejemplo, son transparentes; los plásticos son impermeables, etc.

© Santillana en Red - Ribera del Sena, S/N - Edificio Apot - Madrid [España] Tel. 91 353 7900

Intereses relacionados