Está en la página 1de 3

POETA, DELIRIOS DIARIOS, DE DAVID AURIS V.

SR. José Espinoza Yactayo estudiante

De la Universidad Católica Los Ángeles de Chimbote

De todas partes y de ninguno,


Solamente poesía un bolso para
Su pluma somnoliento,
Pinto un mundo mágico y feliz
David Auris.

INTRODUCCION

¿Es la poesía un mero ornamento, un acto de belleza perpetrado en el cuerpo de las


palabras, o por el contrario un instrumento capaz de hallazgos reales, objetivos y
empíricos? En otras palabras, ¿posee el poeta un modo propio de conocer? ¿Es la poesía
un instrumento apropiado para investigar la realidad, o sólo puede moverse en el cielo
relativo de las impresiones y de las fantasías de la psique?
Lo más extraordinario de la poesía, como de cualquier actividad artística (y todas son, en
realidad, variedades de la poesía) es que permite a los seres humanos una forma de
conocer que no proviene directamente del mundo de los sentidos ni tampoco del de las
categorías y de los conceptos. Para eso analizamos en este corto ensayo el poemario
“Mañana al despertar piensa en mí” ejecutado y plasmado por el jacarandoso escritor
David Auris Villegas en este preciso poema EL POETA, muchos somos poetas de vida
pero pocos transmitimos en tinta viva las letras de nuestros corazones, pues en esta
oportunidad tenemos el sentir vivo de este escritor a la palma de la mano.
ARGUMENTACION

¿Qué es la poesía? ¿Se remonta a los orígenes de la universidad? ¿Al eco de las colisiones
intercósmicas, hábilmente conducidas por seres celestiales? ¿Es el despliegue de
llamaradas y fogonazos de luz intercósmicos que reconocieron la certeza de una autoridad
suprema controlando el universo? ¿Es poesía el hecho de que una mujer Neandertal
acariciara el cabello de un niño? Actualmente con una pronunciada madurez de la
sensibilidad hemos limitado la poesía de la experiencia a la palabra escrita, actividad que
sólo tiene unos pocos miles de años de antigüedad y se halla en declinación.

Hoy sostenemos que cualquier conjunto de palabras que responden a estos tiempos
salvajes en los que vivimos es poesía, sin importarnos si esas palabras tienen o no tienen
significado. Ahora necesitamos una nueva tecnología que nos permita arrojar luz sobre la
conciencia general. Sin embargo, no se puede negar que la tecnología científica posee
su propia poesía, una que se aleja en proporciones geométricas de las necesidades del
hombre, de su dignidad en esta época brutal, en este nuevo siglo en que el hombre
enfrenta la barbarie del hombre y de la naturaleza.

Un tiempo en que la tierra agota sus recursos, el tiempo del calentamiento global y de un
futuro de creciente codicia; sí, en el presente la poesía declina hacia el limbo de la
humanidad y necesita del G20 de la sabiduría humana y de la reflexión para revivir sus
glorias pasadas.

El futuro de la poesía, como el de muchas cosas depende de los niños. Debemos


preguntarnos si los niños reciben una educación que les permita apreciar y emocionarse
con el espíritu de la poesía. Pienso que no. Si deseamos que el fuego de la poesía
sobreviva debemos comenzar desde el principio asumiendo el arrobamiento y el temor
reverente que la rodea. Debemos lograr que los niños perciban la poesía como parte de
sus juegos y entretenimientos para poder enfrentar la crudeza de la televisión, los videos
e incluso del cine. Para que puedan acceder a la poesía, en tanto esta pueda constituir su
salvación, representando la sangre eterna de la vida. Este proceso en un sentido amplio
debe incluir el acertijo cósmico introduciendo la alegría y el respeto por el pulso de la
vida.
Descendiendo en brazos de nubes azules, sonriendo veranos de arena y fragancia,
coloreo tus manos, la poesía universal y enriqueció la creación divina, que más tarde
olvidaría al desayunar ….líneas punzantes que desdibujan la armonía de un escritor en
el auge de la inspiración, pues en vano es acotar algo más con esta líneas metafóricas el
sentir humano desprende su sensibilidad. La poesía hoy en día es vista como algo arcaica
pero bien es cierto que es lo más placentero en el romanticismo muchos dejaron de usarla
como herramienta de enamoramiento la tecnología desplazo rotundamente el sentimiento
de la tinta y los dedos para transmitir emociones, para concluir, puedo dar el punto crítico
al decir que este poemario encierra más que letras, experiencias diarias de un ser que a
cursando más de 35 años aún está mezclando e el sentir juvenil con su travesías en la
vida.

CONCLUSIONES
A medida que pasan los años en mi, no sé si también como estudiante, me reafirmo en la
idea que, sobre la poesía, he tenido siempre. Creo que la poesía es un sentimiento
misterioso. Quizás, mejor, un misterio sentido. Y en el equilibrio de estos dos factores
está el quid. Es el sentimiento quien pudiera darle el calificativo con la que queramos
aderezarla: social, política, lírica, amorosa... Pero es el misterio, esa posibilidad de las
palabras de ser libres, el que le da marchamo de calidad. Creo que, en la poesía, el
sentimiento sin misterio conduce a una poesía mala, al ripio, a algo tan inconsistente y
ridículo como un sentimiento rimado. Y el misterio sin sentimiento a una poesía estéril,
quizás a un bello producto de laboratorio, incluso a algo que, no sé lo que será, pero no
poesía. Quizás un espécimen para mantener en formol.
Plasma el sentir de tu vida en tinta viva y veras cuan bien le hace al alma.

Referencias
Auris, D. (2017) Mañana al despertar piensa en mí.Lima.Auriseduca.