Está en la página 1de 5
Boletín de Lecturas Sociales y Económicas • UCA • FCSE • Año 2 • N°

Boletín de Lecturas Sociales y Económicas • UCA • FCSE • Año 2 • N° 6

La Nueva Era en la Prensa de Buenos Aires

por María Julia Carozzi

Era en la Prensa de Buenos Aires por María Julia Carozzi Como mencioná- ramos en un

Como mencioná- ramos en un artículo recientemente publicado ( Carozzi 1995), un cierto número de investigadores sociales de los Estados Unidos han señalado que los medios de comunicación masiva identificaron allí a la New Age exclusivamente con sus aspectos más triviales y

comerciales. Tal tratamiento habría tenido por efecto el que muchos individuos y grupos dentro de la subcultura de la Nueva Era rechazaran explícitamente la etiqueta, aunque continuaran adhiriendo a sus creencias. Aparece así un sentido restringido para el término New Age que incluye sólo aquello que los medios de comunicación han considerado parte de ella, y un sentido amplio que incluye las actividades de personas y grupos que no aceptan la denominación para sí, pero se identifican con sus creencias

y prácticas (Lewis y Melton 1992, Heriot 1994; Lewis

1992).

De acuerdo a Lewis (1992), parcialmente debido

a

la mala prensa incluso los editores estarían abandonando

la

categoría "New Age" y reemplazándola por una serie de

etiquetas más específicas como auto-ayuda, nueva ciencia, metafísica, religiones orientales, filosofía, vida natural, etc. Para el autor, esto significa que el término se ha dejado de lado sin abandonar ninguno de los tópicos que previamente eran vendidos bajo la etiqueta "New Age".

Una mirada a la "New Age" que aparece reflejada en la prensa porteña revela un fenómeno similar al observado en Estados Unidos y la reacción, tanto de quienes adhieren a sus creencias y prácticas como de los editores especializados, ha sido idéntica. La revista "Uno Mismo", por ejemplo, hace ya tres años dejó de utilizar la denominación "Nueva Era" en los artículos publicados, como parte de su política editorial. Las editoras de libros también han dividido sus colecciones entre "nueva conciencia", que desarrolla los aspectos más teóricos y ligados a los nuevos paradigmas científicos y filosóficos, y "crecimiento personal", que desarrolla los aspectos más prácticos y ligados a la vida cotidiana, abandonando la definición genérica de "Nueva Era" que solía englobarlos. Mis entrevistas con practicantes porteños de disciplinas generalmente citadas en la bibliografía como parte de la Nueva Era, revelan que prácticamente nadie se identifica ya con esta etiqueta. El presente trabajo intenta mostrar que el tratamiento que los medios han dado a la "New Age" en Buenos Aires es explicable, por lo menos parcialmente, con referencia a los valores que rigen la producción de las noticias en los medios de comunicación de masas. Para ello adoptaremos en este trabajo una posición construccionista estricta: la tarea es estudiar cómo los periodistas definen y

61

Boletín de Lecturas Sociales y Económicas • UCA • F C S E • A

Boletín de Lecturas Sociales y Económicas • UCA

FCSE Año 2 N° 6

redefinen el fenómeno sin intentar evaluar o juzgar la verdad, exactitud, credibilidad o razonabilidad de lo que dicen (Kitsuse y Schneider 1989). El lector interesado en una crítica filosófica y teológica de las creencias y prácticas de la Nueva Era dispone de una amplia bibliografía que lo invitamos a consultar.'

Los valores/noticia

No todos los acontecimientos que se producen en el mundo llegan a ser noticia. La perspectiva de la producción de las noticias (newsmaking) se ha abocado a

determinar la forma en que el aparto informativo controla

y gestiona la cantidad y el tipo de acontecimientos que son

seleccionados como noticias. Desde este punto de vista los valores/noticia constituyen atributos de los acontecimientos

que los tornan lo suficientemente interesantes, significativos

y relevantes para ser convertidos en noticias (Wolf 1991,

222).

Los valores/noticia no están sólo presentes en la selección de las noticias, sino que impregnan también las fases sucesivas del proceso. Son criterios para seleccionar entre el material informativo disponible los elementos dignos de ser incluidos en el producto final, pero funcionan también como líneas guía para la presentación del material

Cuadro 1: Distribución de Artículos Analizados

sugiriendo qué es lo que hay que enfatizar, qué omitir, y a qué dar prioridad en la preparación de las noticias que se presentan al público. Los valores/noticia constituyen entonces reglas prácticas que explican y dirigen los procesos de trabajo en la redacción. "Los valores/noticia son cualidades de los acontecimientos o de su construcción periodística, cuya relativa ausencia o presencia recomienda su inclusión en un producto informativo. Cuantas más cualidades exhibe un acontecimiento, mayores son sus posibilidades de ser incluido" (Golding y Elliot 1979, 114). Las características sustantivas de los acontecimientos que constituyen valores/noticia incluyen su importancia y su interés. De acuerdo con Wolf (1991, 228ss) la importancia parece estar determinada por tres variantes principales. 1. Grado y nivel jerárquico de los sujetos implicados en el acontecimiento. Tanto en lo concerniente a instituciones gubernativas como a otros organismos y jerarquías sociales, de prestigio y económicas cuando un acontecimiento concierne a personas de élite, mayores posibilidades tiene de convertirse en noticia.

2. Impacto sobre la nación y el interés nacional. El acontecimiento para ser convertido en noticia, debe ser

Medio

Hasta fin1991

Año 1992

Año 1993

Total

Diario Página 12

-

5

11

16

Revista Noticias

-

3

5

8

Revista Gente

2

1

4

7

Revista La Maga

2

2

-

4

Diario Clarín

1

1

2

4

Revista El Porteño

2

1

-

3

Diario La Nación

-

2

1

3

Revista Máxima

-

1

-

1

Total

7

16

23

46

Boletín de Lecturas Sociales y Económicas • UCA • FCSE • Año 2 • N°

Boletín de Lecturas Sociales y Económicas • UCA • FCSE • Año 2 • N° 6

significativo, es decir interpretable en el contexto cultural del lector. La importancia respecto del sistema de valores ideológicos del país en cuestión determina la significatividad del acontecimiento.

3.Cantidad de personas implicadas en el acontecimiento (de hecho o potencialmente). Cuanto más

alto es el número de personas a las que se refiere el acontecimiento, más importante es la noticia.

Mientras la importancia de las noticias es en cierto sentido evaluada "objetivamente" de acuerdo con los criterios mencionados, el criterio de interés da lugar a una valoración más compleja y abierta a opiniones subjetivas. El interés de un acontecimiento está estrechamente ligado a las imágenes del público que poseen los periodistas y también a su capacidad de entretenimiento. Son consideradas interesantes las noticias que dan una interpretación de un acontecimiento basada en el lado de su "interés humano", desde un punto de vista insólito o subrayando las pequeñas curiosidades que llaman la atención.

El material

A fin de establecer cómo la prensa define el fenómeno de la Nueva Era, hemos analizado un total de 46

artículos periodísticos que se refieren explícitamente a la misma y que fueran publicados entre noviembre de 1989 y septiembre de 1993. La muestra de artículos es coincidental

y se distribuye de acuerdo al Cuadro 1.

Aunque en gran parte de los artículos aparecen afirmaciones de especialistas y representantes de diversas instituciones, en este trabajo nos referiremos exclusivamente a las afirmaciones realizadas por los periodistas autores de las notas.

La Nueva Era para los periodistas

Origen y ubicación geográfica

Para los periodistas la Nueva Era se origina en la década del '70 -y con menor frecuencia en la del '60- en

California y tiene como fuentes principales el hippismo y

la cultura oriental. Con menor frecuencia son mencionados

como fuentes "La Conspiración de Acuario" de Marilyn Ferguson, el Psicoanálisis, el Yoga y la Meditación. 2 El país más frecuentemente citado como hogar de la Nueva Era son los Estados Unidos, algo menos

frecuentemente es mencionada la Argentina y aún menos frecuentemente se dice que constituye un fenómeno que acontece en todo el mundo.

Definición conceptual

Los periodistas definen a la Nueva Era como una corriente, tendencia u onda. Algo menos a menudo la consideran un movimiento. Esta tendencia es caracterizada como un renacer de lo espiritual o una revalorización del espíritu. Menos frecuentemente se la identifica como la convergencia de ciencia y tradiciones místicas y aún menos frecuentemente como esoterismo, nuevas maneras de pensar, nuevas formas de espiritualidad o un fenómeno indefinible. Diferencian a la Nueva Era de la era de Piscis, violenta y conflictiva, de las religiones y, algo menos a menudo de la fe cristiana. En los artículos analizados, la Nueva Era se opone al psicoanálisis ortodoxo, a la medicina alopática y a la ciencia tradicional.

Ejemplificación

La ejemplificación de la Nueva Era por los periodistas es muy nutrida e incluye disciplinas, objetos, libros, revistas, volúmenes de ventas, servicios y conceptos abstractos. Entre las disciplinas se menciona la meditación, las terapias alternativas, la alimentación natural y la ecología. Menos frecuentemente aparecen mencionadas el yoga, la acupuntura, las flores de Bach, la astrología, el tai- chi-chuan, la medicina holística y la macrobiótica. Entre los objetos, se mencionan a menudo los cristales. Entre los libros, "Usted puede sanar su vida" de Louise Hay, "La Conspiración de Acuario" de Marilyn Ferguson y los libros de Shirley MacLaine son los más frecuentemente mencionados. Entre las revistas, "Uno Mismo" concentra el mayor número de menciones. Entre las ventas, se hace referencia frecuente al alto volumen de ventas de libros, compacts y cassettes de música New Age. Entre los servicios, la Nueva Era es ejemplificada por cursos y programas de radio. Y entre los conceptos abstractos se menciona frecuentemente los de "redes energéticas" y "campos de energía".

Caracterización general

Para los periodistas la Nueva Era se caracteriza especialmente por influir sobre miles de personas, generar dividendos generosos, promover cifras de ventas millonarias y, en menor medida, utilizar claves de expresión de corte esotérico.

Boletín de Lecturas Sociales y Económicas • UCA • FCSE • Año 2 • N°

Boletín de Lecturas Sociales y Económicas • UCA • FCSE • Año 2 • N° 6

Representantes

Para los periodistas porteños la Nueva Era tiene como representantes extranjeros a Louise Hay, Shirley MacLaine y Marilyn Ferguson. Los representantes nacionales más frecuentemente citados son Nacha Guevara, Juan Carlos Kreimer y Miguel Grimberg.

Si se consideran las ocupaciones de todos aquellos a quienes los periodistas consideran representantes de la Nueva Era, aparecen con mayor frecuencia los actores y conductores de televisión. Menos frecuentemente se menciona a nuevos terapeutas y escritores o periodistas. El público de la Nueva Era mencionado más frecuentemente por los periodistas está constituido por ejecutivos, empresarios y personajes notorios.

Causas y objetivos

Para la prensa escrita porteña la Nueva Era encuentra su causa en la preocupación por la contaminación, la deforestación, la capa de ozono y la desaparición de especies y en la crisis del materialismo y del consumismo. Constituye una forma de alcanzar felicidad, paz interior y vivir mejor, defender el medio ambiente, crear una conciencia ecológica y cuidar el planeta. En menor medida se considera un medio para expandir la conciencia, expandir el espíritu, acceder a un nivel de conciencia más alto y cultivar la espiritualidad.

Creencias

La idea más frecuentemente asociada por los periodistas a la Nueva Era es la de que estamos en el tránsito de la violenta era de piscis, llena de luchas y divisiones, a la era de Acuario que traerá paz, una mayor amplitud de conciencia o una nueva espiritualidad.

Críticas

La crítica que los periodistas hacen más frecuentemente a la Nueva Era es la de mezclar elementos disímiles: propuestas profundas con ofertas de mercado y

esoterismo; lo sagrado y lo profano; la elevación espiritual

y el consumismo; el "discurso seudomístico y el cinismo

modernócrata". En segundo lugar, aparece la crítica de que

la Nueva Era constituye un nuevo producto de marketing o

una etiqueta de mercado que sirve para vender.

Conclusiones

Las características asociadas a la "New Age" en

la prensa escrita porteña encuentran una explicación parcial

en la teoría de la producción de la noticia (newsmaking).

Los "valores/noticia" (Wolf 1991) llevan a los periodistas

a destacar aquellos aspectos del fenómeno que lo tornan importante o interesante para el público.

Para que la Nueva Era sea digna de una nota tiene que ser un fenómeno impactante y, como afirma Best, "un gran número sugiere que hay un gran problema, uno que demanda nuestra atención" (Best 1989: 2). Las notas destacan entonces, en primer lugar, la multitud de manifestaciones del fenómeno. Usan para ello una ejemplificación hiperabundante de disciplinas, libros, instituciones, representantes extranjeros y nacionales, objetos, negocios y servicios. Cada nuevo artículo reproduce los ejemplos de los anteriores y agrega nuevos, de modo que en los aparecidos en fechas más recientes las listas de ítems asociados a la nueva Era son concurridísimas. En segundo lugar, los artículos tornan importante a la Nueva Era poniendo de relieve la magnitud del mercado que moviliza, las ventas millonarias de libros, revistas, cassettes, etc. Finalmente, subrayan los personajes notorios y prestigiosos que atrae, mencionando empresarios, ejecutivos, conductores de televisión, actrices y actores.

La multiplicidad de sus manifestaciones, la magnitud del mercado que moviliza y los personajes notorios que convoca tornan a la Nueva Era un acontecimiento posible de ser convertido en noticia, de modo que para los periodistas el fenómeno se construye entre líneas. La construcción se refuerza con cada nuevo artículo y alcanza tales proporciones que los periodistas llegan a criticar al fenómeno principalmente por la mezcla de disciplinas diferentes y el comercialismo que ellos mismos se ocuparon de destacar.

* La investigación que dio origen a este artículo fue parcialmente financiada por un subsidio de la Fundación Antorchas.

1. Sin pretender proporcionar una lista completa de tal bibliografía, podemos remitirlo a los siguientes trabajos:

Bergeron, Richard, Alain Bouchard y Pierre Pelletier. 1993. La Nueva Era Cuestionada. Buenos Aires: San Pablo Bosca, Roberto. 1992.NewAge: religión o religiosidad? Buenos Aires:

Quinto Continente.

Boletín de Lecturas Sociales y Económicas • UCA • FCSE • Año 2 • N°

Boletín de Lecturas Sociales y Económicas • UCA • FCSE • Año 2 • N° 6

Bosca, Roberto. 1993.New Age: La Utopía Religiosa de Fin de Siglo.

Buenos Aires: Atlántida. Capanna, Pablo. 1993. Contactos Extrater r estres. Buenos Aires:

Claretiana.

Capanna, Pablo. 1993. El Mito de la Nueva Era: vino viejo en odres

descartables. Buenos Aires: Criterio/Paulinas. Capanna, Pablo. 1993. "Los Suicidas del Crepúsculo: nuevos paradigmas y viejas ilusiones". Criterio 2117. Pp. 404-411. Caponetto, Mario. 1994. Las Medicinas Alternativas. Buenos Aires:

Editorial Claretiana. Daneels, Godfried. 1991. "Cristo o Acuario". Criterio 2072.

De Vos, Frans. 1992. Los Desafíos de la NewAge y la Era deAquarius.

Buenos Aires: Bonum. Gerometta, Oscar. 1993. Una Nueva Era con Ideas Viejas. Buenos Aires: Editorial Claretiana.

Gerometta, Oscar. 1994. Reencarnación, la Ilusión que Apaga la

Esperanza. Buenos Aires: Claretiana. Petrina, Pbro. Juan Daniel. 1994. La Nueva Era y la Biblia. Buenos Aires: Claretiana.

Podestá, Pbro. Gustavo E. 1994. Creación, Metafísica Cristiana y

Nueva Era. Buenos Aires: Editorial Claretiana.

Vidal, Pbro. José Luis. 1995. Las Terapias Florales y el Movimiento

Nueva Era. Buenos Aires: Editorial Claretiana.

2. Mencionamos exclusivamente las afirmaciones acerca de la Nueva Era que se repiten en un 20% de los artículos o más.

Referencias

Bergeron, Richard, Alain Bouchard y Pierre Pelletier. 1993. La Nueva Era Cuestionada. Buenos Aires: San Pablo

Best, Joel. 1989. "Typification and social problem construction". En J. Best (comp.). Images od Issues. New York: Aldine de Gruyter.

Bosca, Roberto. 1992.New Age: religión o religiosidad? Buenos Aires:

Quinto Continente.

Bosca, Roberto. 1993.New Age: La Utopía Religiosa de Fin de Siglo. Buenos Aires: Atlántida.

Capanna, Pablo. 1993. Contactos Extraterrestres. Buenos Aires:

Claretiana.

Capanna, Pablo. 1993. El Mito de la Nueva Era: vino viejo en odres descartables. Buenos Aires: Criterio/Paulinas.

Capanna, Pablo. 1993. "Los Suicidas del Crepúsculo: nuevos paradigmas y viejas ilusiones". Criterio 2117. Pp. 404-411.

65

Caponetto, Mario. 1994. Las Medicinas Alternativas. Buenos Aires:

Editorial Claretiana.

Carozzi, María. 1995. "Definiciones de la New Age desde las Ciencias

icas. Fac. de Ciencias

Sociales y Económicas, UCA, Año 2, N° 5, 31-08-95, Bs. As.

Sociales". Boletín de Lecturas Sociales y sonó

Daneels, Godfried. 1991. "Cristo o Acuario". Criterio 2072.

De Vos, Frans. 1992. Los Desafíos de la New Age v la Era de Aquarius. Buenos Aires: Bonum.

Gerometta, Oscar. 1993. Una Nueva Era con Ideas Viejas. Buenos Aires: Editorial Claretiana.

Gerometta, Oscar. 1994. Reencarnación. la Ilusión que Apaga la Esperanza. Buenos Aires: Claretiana.

Golding, P. y P. Elliot. 1979. Making the News. Londres: Longman.

Heriot, Jean. 1994. "El estudio de la Nueva Era en los Estados Unidos:

problemas y definiciones". En A. Frigerio y M. Carozzi (comp.). El Estudio Científico de la Religión a Fines del Siglo XX. Buenos Aires:

Centro Editor de América Latina.

Kituse, J. y J. Schneider. 1989. "Preface". En J. Best (comp.). Images of Issues. New York: Aldine de Gruyter.

Lewis, James. 1992. "Approaches to the study of the New Age movement". En James R. Lewis y J. Gordon Melton, comp. Perspectives on the New Age. Albany: SUNY Press.

Lewis, James y J. Gordon Melton. 1992. "Introduction". En James R. Lewis y J. Gordon Melton, comp. Perspectives on the New Age. Albany: SUNY Press.

Melton, J. Gordon. 1992. "New Thought and The New Age". En James R. Lewis y J. Gordon Melton, comp. Perspectives on the New Age. Albany: SUNY Press.

Petrina, Pbro. Juan Daniel. 1994. La Nueva Era y la Biblia. Buenos Aires: Claretiana.

Podestá, Pbro. Gustavo E. 1994. Creación. Metafísica Cristiana y Nueva Era. Buenos Aires: Editorial Claretiana.

Vidal, Pbro. José Luis. 1995. Las Terapias Florales y el Movimiento Nueva Era. Buenos Aires: Editorial Claretiana.

Wolf, Mauro. La investigación de la Comunicación de Masas. México:

Paidós.

Era. Buenos Aires: Editorial Claretiana. Wolf, Mauro. La investigación de la Comunicación de Masas. México: Paidós.