Está en la página 1de 4

Acerca de las definiciones de la vida.

Cualquiera que comienza a escribir una fisiología primero busca una nueva
definición de vida. Ya tenemos muchos de esta manera; pero es una verdadera
felicidad que no tenemos que aprender de las explicaciones en la fisiología cómo
comenzar a vivir; que, por el contrario, el talento es innato para todos por igual. Kant,
cuya nuestros filósofos más modernos Baume - Tomo el filósofo natural - todavía
tomar las semillas para llevar a cabo sus propios sistemas de lanzamiento de ella y
después hacer que el mundo sabe, que habían descubierto un nuevo género, sólo
cuando un par de hojas o flores diferente de eso en el árbol de la edad; Kant explica
la vida como la capacidad de una sustancia para determinarse a sí misma desde su
principio interno. Pero, ¿qué es un principio interno? Si es simplemente el alma,
como la facultad de pensar y querer, como parece sugerir Kant, entonces todo nuestro
cuerpo es un cadáver, si no suponemos que la pierna, la mano, etc., son parte del alma
como principio de la vivienda tener, y solo a Kieser elpinealis glandula, según
Meckel, el cuerpo calloso , o después de otro los ventrículos cerebrales son los seres,
de los cuales el alma, como un trono, que envían sus mandatos en el resto del mundo
del cuerpo, en la que los huesos como a los agricultores la carga del Estado viviente y
no obtienen nada más que alimento seco, mientras que los nervios como nobles
simplemente mandan y hostigan a los miembros y, mientras los oficiales en los
soldados se paran, entran al sistema muscular montado en rojo; donde las venas
introducen la clase mercantil, succum y sanguinecircunscribe la vida y se traduce en
bienes en la frontera, donde cada órgano debe haber aprendido su oficio especial, y
donde hay toda una universidad en la cabeza, con cátedras de filosofía, matemáticas,
teosofía, música; donde detrás de los ladrones de orejas, en la parte posterior
Libertins, etc., sentarse; En resumen, de todo este hermoso estado, solo la sabiduría,
la razón misma, estaría viva; el otro, un mecanismo de relojería, que una vez corrió
de la mañana a la tarde. Sobre todo, lo que determina la actividad desde adentro hacia
afuera, es un principio interno, y también la piedra hereda tal seriedad, y si por lo
tanto presiona o encuentra otra piedra, ciertamente no tiene ningún estilo de vida
porque él no se disculpó cortésmente por eso, pero sí por la vida; porque él
ciertamente presiona con toda energía, con toda su fuerza, el cual solo puede
aplicar Para estar seguro, no aprendió nada más que expresarse a sí mismo; cuando
bailamos, la piedra presiona, cuando nos reímos, empuja, cuando redactamos,
presiona; Pero presionar también es una actividad, por supuesto, presionar porque
tiene que deprimirse; Pero si uno establece el principio interno como un principio
libre, entonces nuestra razón en sí misma es la cosa más letal que puede
existir; porque ella solo puede actuar de acuerdo con (subjetivamente) suficientes
razones necesarias que ella no se ha establecido. Pero qué más llevar cae en el mar,
en parte, por supuesto, no salado, con el que ya has rociado al venerable Kant, y
ahora está casi agotado .
Jacobi solo dice: nada se puede llamar vivo, como cuando las ideas causan los
movimientos; pero ¿cuál es la diferencia entre un prado plantado con flores
perfumadas italianas y uno natural, donde las flores tienen su juventud y su edad? y,
como dije antes, nuestro corazón y todas nuestras arterias son entonces tubos
muertos, en lugar de los cuales podríamos usar plomo, que al menos sería más
duradero.
Según Erhard, el carácter de la vida en el poder de los movimientos está al servicio
de la En movimiento. Ahora con gusto admitiré que lo que llamamos vivir tiene la
capacidad de pasar a su uso y piedad; Pero uno podría decir: el carácter de la vida
consiste en la capacidad de comer y beber (el alma viviente no come ni bebe, pero
tampoco se mueve, y si uno quiere hablar en sentido figurado de su movimiento,
entonces También se puede derivar de comer y beber, se alimenta de ideas que se
derivan de la sustancia de las intuiciones y resúmenes en la mente), o en la capacidad
de estar periódicamente en reposo y en actividad, o en la capacidad de hacer y tomar
turnos. sufrir - recibir y dar - comparar extraños y demás. Casi me parece que la
definición da la vuelta al gran roble fuerte de la vida, en cuyos tubos gigantes se
mueven los jugos del mundo, corriendo alrededor; uno se va, la otra una flor de
colores que particularmente reírse de él sólo la tercera si podía lograr nada más,
incluso un trozo de corteza seca abbrächen a su Herbario fisiológica, de lo contrario
sólo secó aufzeigend las instituciones del país, en el Entrada con ella, y cómo
decorarQuercus Robur escribe sobre la etiqueta de una pequeña porción del árbol, por
lo que también agregó el nombre del conjunto al pequeño fragmento del árbol de la
vida. Pero ni la hoja suelta ni las cien hojas juntas conformarán todo el asunto.
Treviranus que dicho sea de paso honoris causa llamada, y no puede hacer que sea
más obscuro cuando un hombre lo toca, en su biología, de la que he tomado, las otras
definiciones dadas, lo siguiente, y parece que, con gran confianza La vida (física) es
un estado que las influencias aleatorias del mundo externo producen y entretienen,
pero en el cual, a pesar de esta aleatoriedad, prevalece la uniformidad de los
fenómenos. Esta definición puede explicar un ejemplo.
Un hombre es concebido con buena razón por su padre, que desea tener hijos; pero
debido a la constitución enfermiza, que se une a él para que cualquier brisa áspera,
cada pies fríos, todo su cuerpo en el desorden, cualquier acción aleatoria del mundo
exterior interfiera con su curso normal de los síntomas. Este hombre una vez pasó por
una casa de la cual accidentalmente se cae un ladrillo y golpea accidentalmente su
caparazón cerebral; exposición accidental a las llamadas de aire y agua para tres días,
los productos en descomposición, y estos avances en todos los cambios de tiempo de
una manera más consistente que antes tendría las funciones de los seres humanos han
sido capaces de decir que él habría expuesto a esos cambios. Creo, un ejemplo más
llamativo, No se puede dar la representación de la relación del estado vivo y el estado
muerto en un individuo. Este hombre comenzó al parecer con la vida, a pesar de todas
las influencias externas en su peculiaridad progresiva, estado que el ladrillo, la
exposición accidental al mundo exterior, había causado en él, y los otros efectos
aleatorios estaban hablando; Sin embargo, la convicción, debemos, así como un
efecto aleatorio de la llamada mundo exterior podría causar en sí mismo no es vida, y
en realidad sólo provocó un estado donde la mayor falta de uniformidad de los
fenómenos encuentra en influencias aleatorias del mundo exterior en su lugar, y por
lo tanto un muerto. Pero Treviranus no quiso decir eso con su definición, así que debo
haber entendido mal todas las expresiones en él; solo malo, si esto es tan fácilmente
posible con una definición, que se supone que sirve para el propósito de la
comprensión; cuando se asemeja a una linterna vacía, que bien puede iluminarse,
pero solo cuando uno ha puesto una luz en ella, porque la definición es ser la luz
inmediatamente.
Sería un desperdicio de esfuerzo recopilar y enumerar las diversas definiciones de
la vida; La vida es tan rica en fenómenos individuales que, después de siglos, no
todos serán utilizados para una definición del conjunto de la vida, aunque ciertamente
muchos, excepto los que ya están allí. También parece como si todas las definiciones
de vida más en abzweckten, para justificar la nobleza, que las personas tienen
publicado como seres vivos egoísta de manera que todo lo que no es capaz de
demostrar su relación muy estrecha con ellos, entre la plebe pertenecer a los
muertos; y personas de quienes hay, por supuesto, en los últimos tiempos, que
introducen una igualdad sin límites, y que quieren dar al mundo entero una
constitución de ese tipo,
He reflexionado largo y tendido sobre la vida, y luego estuve, como sucede a
menudo con tal meditación, encontré la última, que no había pensado en nada, que la
vida no existía. Todas las explicaciones que he escuchado de la vida parecen haber
llegado a coincidir con los muertos, y aún mejor. Un pensamiento inmenso, pero no
un pensamiento de luz, sino una tremenda sombra infinita, de repente cayó en mi
alma; Veo el mundo ante mí como una tumba inimaginable; ni siquiera brotaron
flores en la tumba, que florecieron y se extendieron sobre el cadáver de la
tierra; porque las flores estaban muertas y yacían en la tumba; tampoco era nadie que
podría haberla plantado sobre la tumba, o podría haber llorado sobre ella; las lágrimas
eran gotas de agua que fluían sin significado; cada alma era un tren mecánico de
engranajes en la caja del reloj del cuerpo; los pensamientos autómatas que entraron y
saltaron porque tenían que hacerlo, no porque quisieran; Amor y amistad, simples
destellos eléctricos de luz a través de la noche, de los cuales ahora reconocí los
conductores que hasta ahora habían estado ocultos a mi ojo ciego; el sol miró a la
tierra de una manera amistosa; pero la tierra no sabía nada al respecto, y el sol no
sabía nada al respecto, que ella sonrió; el mundo era un fantasma de vida que lo
imitaba; y para el que lo miró, el escalofrío recorre los huesos; la armonía del mundo
se desvaneció en ondas de péndulo muerto que se balanceaban una contra la otra, y la
tormenta de emociones que perseguían en el cofre se medía por el cuadrado y el
ell; porque fueron las mismas vibraciones las que encontré mensurables, que solo
necesitaba un instrumento de cuerdas finas para resonar aquí. Pasé por alto todo el
mecanismo; consistía en una masa de palancas infinitas que se entrelazaban; un brazo
de cada palanca estaba siempre dentro de una carcasa que, de lo contrario, me
llamaba criatura viviente, y el otro sobresalía en el mundo exterior; y cuando el brazo
interno de la palanca se activó, el externo en movimiento, pensé lo contrario para ver
un juego de libertad; Thor! Ahora vi cuán oscurecida la palanca interior se puso
nuevamente en movimiento por una externa, para que pudiera moverse de esa manera
y de ninguna otra manera, y de nuevo como ese movimiento no emanaba de sí
mismo, y así sucesivamente hasta el infinito. Pero, exclamé: "Debe ser alguien que
agite todas las palancas, y que no se conmueva por nadie, ¿dónde está él? la vida? Y
vi un camino que yacía frente a mí, y un pilar con la inscripción: siga por este
camino; donde termina, está la Casa Viviente, que agita todas las palancas; y me
apresuré y seguí, siempre creyendo en la meta; y cuando pasé una eternidad, volví a
estar de pie en el primer pilar y reconocí el símbolo del círculo.