Está en la página 1de 2

CHEQUE A LA ORDEN

Son aquellos en que se indica un beneficiario que puede cobrarlo es decir se


extiende a la orden de esa persona. En su caso, sólo este beneficiario puede
hacer el primer endoso a favor de otra persona o empresa para ceder sus
derechos.

El cheque a la orden, también


conocido como cheque
nominativo es un documento
de pago, el cual lo expide el
emisor, que es la persona a la
que se le entregó el cuadernillo
o talonario de cheques y que
es el titular de la cuenta de la
que se retiran los fondos.

1.- Quien expide el cheque a la orden.- El cheque es un documento impreso por el


banco y puede albergar cualquier cantidad de dinero.

2.- Quien extiende el cheque a la orden.- El cheque puede ser extendido por el
titular de la cuenta bancaria con que se respalda el talonario o por el representante
de la empresa o institución, quien asumirá la responsabilidad correspondiente y
plasmará la firma.

3.- Quien recibe el pago de un cheque a la orden.- El pago lo recibe


exclusivamente el beneficiario que es la persona de quien se escribe el nombre en
el cheque y para cobrarlo se requiere indispensablemente el nombre y la
identificación que lo acredite.

En el caso de ser una persona moral, lo recibirá el representante debidamente


identificado y generalmente se deposita en la cuenta de la persona moral.

Un cheque a la orden tiene el mismo valor del dinero, por lo que se puede llegar a
endosar, pero para esto se debe de endosar solamente por la persona beneficiaria
y debe estar plasmada su firma.

Este tipo de endoso se realiza generalmente con una carta de declaración de


cesión de derechos firmada por ambas partes, aunque no es obligado y el endoso
del cheque se debe realizar en la parte posterior del documento, no es válido si se
realiza en la parte frontal y si no cuenta con la firma correspondiente, es
conveniente siempre conocer qué es un endoso y cómo realizarlo.

ARTICULO
Según el artículo 120 de la Ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque,
donde se dice que "el cheque extendido a favor de una persona determinada, con
o sin cláusula a la orden, es transmisible por medio de endoso". En este sentido, el
mencionado artículo continúa que "el cheque extendido a favor de una persona
determinada con la cláusula no a la orden u otra equivalente, no es transmisible
más que en la forma y con los efectos de una cesión ordinaria". Es decir, el
cheque nominativo que incluya específicamente la cláusula "no a la orden", tendrá
que ser cobrado personalmente por el tenedor, a menos que lo transmita por
medio de una cesión ordinaria de crédito.
A la orden de una persona determinada

Esto es en el anverso del cheque escribimos el nombre del legítimo tenedor


persona que, salvo que transmita el documento a un tercero, es quien lo debe
cobrar. El incluir la cláusula "A LA ORDEN" tiene el mismo efecto que no incluirla
si bien pone de manifiesto explicitamente la capacidad que tiene el legítimo
tenedor del cheque de transmitir o endosar este a un tercero.

A una persona determinada con cláusula "no a la orden"

Esta cláusula indica que el tenedor del cheque no puede transmitir su derecho de
cobro a un tercero y por tanto utilizar el cheque como medio de pago. Así cuando
se emite un documento con dicha cláusula sólo puede cobrarlo la persona a favor
de quién se ha emitido.