Está en la página 1de 5

Elaboración del marco teórico: revisión de la literatura y construcción de una perspectiva

teórica.

a. ¿Cuáles son las funciones del marco teórico?

El marco teórico cumple diversas funciones dentro de una investigación, aquí


presentamos desde la postura que destacan Hernández, et, al. (2003)[1] son los siguientes:

a) Ayudan a prevenir errores que se han cometido en otros estudios.

b) Orienta sobre como habrá de realizarse el estudio.

c) Amplia el horizonte del estudio o guía al investigador para que se centre en su


problema, evitando desviaciones del planteamiento original. En el caso de estudios
cualitativos, en las cuales no se pretende establecer primero el problema de estudio, ni
centrase en un planeamiento en particular ni delimitarlo, el marco teórico puede servir
para expandir nuestro panorama y darnos ideas de cómo concebir la investigación desde
diversos puntos de vista.

d) Conduce al establecimiento de hipótesis o afirmaciones que más tarde habrán de


someterse a prueba de la realidad. O bien, nos ayuda a no establecerlas por razones bien
fundamentadas.

e) Inspira nuevas líneas y áreas de investigación.

f) Provee de un marco de referencia para interpretar los resultados de estudio.

Por otro lado Tamayo (2012) considera cuatro funciones que cumplen el marco teórico y
son las siguientes:

a. Delimitar el área de la investigación: es decir, seleccionar hechos conectados entre sí,


mediante una teoría que dé respuesta al problema formulado.

b. Sugerir guías de investigación: en la elaboración del marco teórico pueden verse nuevas
alternativas de enfoque para tratar el problema; puede cuestionar el problema. El marco
teórico como guía de investigación tiene relación con la delimitación del problema.
c. Compendiar conocimientos existentes en el área que se va a investigar: sirve de
corriente principal en la cual va a aparecer la confirmación de las investigaciones.

d. Expresar proposiciones teóricas generales, postulados, marcos de referencia, lo que van


a servir como base para formular hipótesis, operacionalizar variables, esbozar teorías de
técnicas y procedimientos a seguir.

Otra visión corresponde a Daros (2002)[2] quién considera cuatro funciones importantes
de marco teórico:

a) Posibilita describir los problemas: Algo es problema cuando entra en conflicto con lo
que se esperaba que sucediera, de acuerdo a la teoría previa. Dado que la teoría previa no
parece explicar el problema, urge inventar otra. El marco teórico es un marco referencial,
porque el problema tiene sentido en referencia a una teoría.

b) Es un instrumento fundamental para el análisis de los problemas: con una teoría se


pueden explicar muchas teorías semejantes, es posible que varias teorías expliquen el
mismo problema. En estos casos se adoptan una de ellas.

c) Da sentido a los hechos o fenómenos y orienta la organización de los mismos: lo que


es un hecho en una teoría puede no ser el mismo en otra. Ejemplo: la Tierra no es planeta
en la teoría geocéntrica y lo es en heliocéntrica.

d) Es el eje integrador de todo el proceso de investigación: sin el marco teórico no tiene


sentido el problema ni se puede proceder a elaborar un diseño metodológico por el cual
probar las hipótesis.

b. ¿Cómo se construye el marco teórico?

Uno de los propósitos de la revisión de la literatura es analizar y discernir si la teoría


existente y la investigación anterior sugiere una respuesta —aunque sea parcial— a la
pregunta o preguntas de investigación o una dirección a seguir dentro del tema de nuestro
estudio (Dankhe, 1986). La literatura revisada nos puede revelar, en relación con nuestro
problema de investigación, lo siguiente:

1) Que existe una teoría completamente desarrollada, con abundante evidencia empírica
y que se aplica a nuestro problema de investigación.
2) Que hay varias teorías que se aplican a nuestro problema de investigación.

3) Que hay “piezas y trozos” de teoría con apoyo empírico moderado o limitado, que
sugieren variables potencialmente importantes y que se aplican a nuestro problema de
investigación (generalizaciones empíricas o microteorías).

4) Que solamente existen guías aún no estudiadas e ideas vagamente relacionadas con el
problema de investigación (Dankhe, 1986).

En cada caso, varía la estrategia que habremos de utilizar para construir nuestro marco
teórico.

Pero antes de hacerlo es necesario explicar algunos términos que se han venido
manejando en este apartado; por ejemplo, ¿qué es una teoría? y ¿cuáles son sus funciones?
Hagamos pues una pausa y revisemos estos conceptos. Hemos de aclarar que mucho
podría decirse acerca de una teoría (hay incluso obras completas dedicadas únicamente a
hablar de este tema); sin embargo; debido a que no es el propósito principal del libro
ahondar en este tema, sólo trataremos algunos aspectos de él.

2. Definición del tipo de investigación

a. ¿En qué consisten los estudios exploratorios?

Los estudios exploratorios se efectúan, normalmente, cuando el objetivo es examinar un


tema o problema de investigación poco estudiado o que no ha sido abordado antes. Es
decir, cuando la revisión de la literatura reveló que únicamente hay guías no investigadas
e ideas vagamente relacionadas con el problema de estudio. Por ejemplo, si alguien desea
investigar lo que opinan los habitantes de alguna ciudad sobre su nuevo alcalde o
gobernador y cómo piensa resolver los problemas de ella, revisa la literatura y se
encuentra con que se han hecho muchos estudios similares pero en otros contextos (otras
ciudades del mismo país o del extranjero). Estos estudios le servirán para ver cómo han
abordado la situación de investigación y le sugerirán preguntas que puede hacer; sin
embargo, el alcalde y la ciudadanía son diferentes, la relación entre ambos es única.
Además, los problemas son particulares de esta ciudad. Por lo tanto, su investigación ser
exploratoria -al menos en sus inicios-. De hecho, si comienza a preguntarles a sus amigos
lo que opinan sobre el nuevo alcalde, está comenzando a explorar.
a. ¿En qué consisten los estudios descriptivos?

Un estudio descriptivo es un tipo de metodología a aplicar para deducir un bien o


circunstancia que se esté presentando; se aplica describiendo todas sus dimensiones, en
este caso se describe el órgano u objeto a estudiar. Los estudios descriptivos se centran
en recolectar datos que describan la situación tal y como es. Los estudios descriptivos
clásicos son los estudios de serie de casos y los estudios de prevalencia.

a. ¿En qué consisten los estudios correlacionales?

Un estudio correlacional determina si dos variables están correlacionadas o no. Esto


significa analizar si un aumento o disminución en una variable coincide con un aumento
o disminución en la otra variable.

Cuando elaboramos un proyecto, hay que definir sus objetivos, que pueden ser de tres
tipos:

OBJETIVOS GENERALES

Los objetivos generales corresponden a las finalidades genéricas de un proyecto o entidad.

No señalan resultados concretos ni directamente medibles por medio de indicadores pero


si que expresan el propósito central del proyecto. Tienen que ser coherentes con la misión
de la entidad.

Los objetivos generales se concretan en objetivos específicos.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Se derivan de los objetivos generales y los concretan, señalando el camino que hay que
seguir para conseguirlos. Indican los efectos específicos que se quieren conseguir aunque
no explicitan acciones directamente medibles mediante indicadores.

JUSTIFICACIÓN

En primer lugar la justificación debe desarrollarse para uno mismo. Quien escribe debe
explicarse a sí mismo los motivos por los cuales ha elegido el tema, su vocación por el
tratamiento y el conjunto de motivos de conveniencia y oportunidad que ameritan la
investigación. Este primer intento de redacción de la justificación no vale para el proyecto
final. Pero, sí servirá para ordenar las prioridades del comienzo de nuestro trabajo, porque,
en el marco de la justificación, se comienza con la construcción y recorte del propio objeto
de estudio.

Luego, se debe dar cuenta de la justificación del trabajo frente al posible director o tutor.
Aquí es donde comenzamos a afilar el lápiz y vamos dejando atrás meros objetivos
personales.

Por último, lo que se debe justificar es por qué el investigador ha tomado tales decisiones
y opciones en lugar de otras tantas posibles. Para que quede bien el texto de la
justificación de nuestra tesis es preciso haber recorrido el proceso propio de la
investigación, porque la justificación debe demostrar que uno es un experto en tema.

Es muy importante que la redacción de justificación de la tesis esté enfocada en la relación


que tiene el tema elegido con el entorno de la disciplina. Es decir que, la investigación
sobre el tema aportará algo “en algún sentido” y su elección no es un mero capricho
personal.