Está en la página 1de 13
See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.net/publication/290984182

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.net/publication/290984182

Article · November 2001

CITATIONS

9

READS

3,409

3 authors, including:

November 2001 CITATIONS 9 READS 3,409 3 authors , including: José B. Serón Enrique Montalar Universitat

14 PUBLICATIONS

129 CITATIONS

4 PUBLICATIONS

64 CITATIONS

All content following this page was uploaded by Enrique Montalar on 19 May 2016.

The user has requested enhancement of the downloaded file.

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

LA CLASIFICACIÓN GEOMECÁNICA SMR:

APLICACIÓN, EXPERIENCIAS Y VALIDACIÓN.

ROMANA RUIZ, Manuel. SERÓN GÁÑEZ, José Bernardo. MONTALAR YAGO, Enrique. Departamento de Ingeniería del Terreno, Universidad Politécnica de Valencia.

RESUMEN

La clasificación SMR de Romana (1985, 1993, 1995) es una adaptación de la clasificación RMR de Bieniawski (1973, 1979, 1989, 1993) a taludes, mediante la aplicación de los factores de corrección adecuados. El índice SMR, “Slope Mass Rating”, se obtiene sumando al RMR básico un “factor de ajuste”, función de la orientación de las juntas (y producto de tres subfactores, F1·F2·F3) y un “factor de excavación” (F4) que depende del método de excavación. La clasificación se estableció a partir del estudio de 31 taludes con diferentes grados de estabilidad; posteriormente se han estudiado más de 90, obteniendose una buena concordancia entre la estabilidad real que presentaban y la predicha por el SMR. Este artículo resume el método SMR: su evaluación, aplicación (medidas de corrección y estabilidad que propone), referencias y conclusiones de diferentes autores tras más de 15 años de práctica. Se puede concluir que la clasificación SMR proporciona una estimación muy fiable del verdadero comportamiento del talud, aunque resulta ligeramente pesimista en la estimación del estado futuro. Asimismo se ha comprobado la práctica coincidencia entre los métodos de protección/sostenimiento sugeridos y los aplicados en la realidad.

1. INTRODUCCIÓN

La clasificación geomecánica SMR (“Slope Mass Rating”) de Romana (1985, 1993, 1995), es un método para determinar los factores de corrección adecuados para aplicar la clasificación RMR de Bieniawski (1973, 1979, 1989, 1993) a taludes; proporciona una división en clases de estabilidad y recomendaciones para métodos de soporte y/o corrección. Bieniawsky ha incluido una versión resumida del método SMR en su último libro sobre clasificaciones de rocas (Bieniawski, 1989).

393

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

Hay muy pocas referencias publicadas sobre la aplicación directa de la clasificación de Bieniawski a los taludes; por ejemplo, el primer libro de Bieniawski (1984) no contiene ninguna. Probablemente la razón para esta falta de uso es el elevado valor del único factor de ajuste propuesto por Bieniawski, que puede alcanzar 60 puntos sobre un total de 100. Cualquier error en la valoración de este factor superará con mucho la posible precisión obtenida mediante una determinación cuidadosa de los parámetros de la masa rocosa, y el trabajo de clasificación resultará difícil y arbitrario

Cualquier clasificación debe considerar, en primer lugar, que la rotura de un talud rocoso puede ocurrir según formas muy diferentes. En la mayoría de los casos la rotura de la masa rocosa está gobernada por las discontinuidades y se produce según superficies formadas por una o varias juntas. Todo sistema de clasificación debe tener en cuenta los siguientes parámetros:

Caracterización global de la masa rocosa (incluyendo frecuencia, estado y presencia de agua en las juntas).

Valor de la diferencia entre los rumbos de la cara del talud y de las familias predominantes de juntas.

Valor de la diferencia entre los buzamientos de la cara del talud y de las familias predominantes, ya que esa diferencia controla la emergencia de las juntas en la cara del talud, condición necesaria para las roturas planas y/o en cuña, y también la oblicuidad de la resultante de las tensiones que actúan sobre la junta.

Relación entre el buzamiento de las juntas con los valores normales de la fricción (para roturas planas y/o en cuña).

Comparación entre las tensiones tangenciales (a lo largo de juntas con riesgo de rotura por vuelco) con la fricción que puede desarrollarse en ellas.

Con estas premisas, se estableció (Romana, 1985) la clasificación SMR, a través del estudio de 31 taludes con diferentes características y grados de estabilidad (Romana, 2000).

2. EL ÍNDICE SMR

El índice SMR para la clasificación de taludes se obtiene del índice RMR básico sumando un "factor de ajuste", que es función de la orientación de las juntas (y producto de tres subfactores) y un "factor de excavación" que depende del método utilizado:

SMR = RMR + (F 1 x F 2 x F 3 ) + F 4

Cuando aparecen diferentes familias de juntas en el talud se ha de calcular el SMR para cada familia, tomando el valor más desfavorable. Si el flujo de agua es irregular y/o la roca no está meteorizada en su totalidad, también debe tomarse el valor más desfavorable. En rocas meteorizadas y en las evolutivas la clasificación debe ser aplicada dos veces: para la situación inicial de roca sana y para la situación futura de roca meteorizada.

394

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

El RMR (rango de 0 a 100) se calcula de acuerdo con los coeficientes de Bieniawski (1989), como la suma de las valoraciones correspondientes a cinco parámetros (Tabla 1):

Resistencia a compresión simple de la matriz rocosa. RQD (medido en sondeos o estimado). Espaciamiento de las juntas. Condición de las juntas (rugosidad, persistencia, apertura, meteorización, rellenos

Flujo de agua a través de las juntas (estando en las peores condiciones posibles) o razón de presiones intersticiales r u (que se define como la relación entre la presión intersticial del agua y la tensión principal mayor, ambas como valores medios a lo largo de las posibles superficies de las juntas susceptibles de provocar inestabilidades).

Tabla 1. Parámetros y valoraciones para la Clasificación RMR (Bieniawski, 1989)

 

RMR básico= Σ VALORACIONES

 

PARAMETRO

 

VALORACIONES

RESISTENCIA A COMPRESIÓN SIMPLE (MPa) DE LA MATRIZ ROCOSA

> 250

250-100

100-50

50-25

 

< 25

25-5

5-1

<1

15

12

7

4

2

1

0

RQD (%) (ROCK QUALITY DESIGNATION)

100-90

90-75

75-50

50-25

 

<25

20

17

13

8

 

3

SEPARACIÓN (mm)

>2000

2000-600

600-200

200-60

 

<60

ENTRE JUNTAS

20

15

10

8

 

5

       

ESPEJOS DE FALLA

 

ESTADO DE LAS JUNTAS:

MUY RUGOSAS.

ALGO RUGOSAS. SEPARACIÓN < 1 mm. BORDES ALGO METEORIZADOS.

ALGO RUGOSAS. SEPARACION < 1 mm. BORDES MUY METEORIZADOS.

o

RELLENO BLANDO > 5 mm

NO CONTINUAS.

RELLENO < 5 mm

 

o

RUGOSIDAD, CONTINUIDAD, SEPARACIÓN, RELLENO Y ESTADO DE LOS BORDES

CERRADAS.

o

SEPARACIÓN > 5 mm.

BONORDES SANOS.

SEPARACIÓN 1-5 mm.

CONTINUAS

   

CONTINUAS.

 

30

25

20

10

 

0

 

SECAS

LIGERAMENTE HÚMEDAS

HÚMEDAS

GOTEANDO

FLUYENDO

FLUJO DE AGUA EN LAS JUNTAS

(RAZÓN DE PRESIONES INTERSTICIALES)

(0)

(0-0.1)

(0.1-0.2)

(0.2-0.5)

 

(0.5)

15

10

7

4

 

0

2.1. Factor de ajuste de las juntas

El factor de ajuste de las juntas es producto de tres subfactores (Tabla 2):

F 1 depende del paralelismo entre el rumbo de las juntas y el de la cara del talud. Varía entre 1,00 (cuando ambos rumbos son paralelos) y 0,15 (cuando el ángulo entre ambos rumbos es mayor de 30º y la probabilidad de rotura es muy baja). Estos valores, establecidos empíricamente, se ajustan aproximadamente a la expresión:

F 1 = (1 – sen α j - α s ) 2

siendo α j y α s las direcciones de buzamiento de la junta y del talud respectivamente.

F

2

depende del buzamiento de la junta en la rotura plana. En cierto sentido es una medida de la probabilidad de la resistencia a esfuerzo cortante de la junta. Varia entre 1,00 (para juntas con buzamiento superior a 45º) y 0,15 (para juntas con

395

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

buzamiento inferior a 20º). Fue establecido empíricamente pero puede ajustarse aproximadamente según la relación:

F 2 = tg 2 ( β j )

donde β j es el buzamiento de la junta. F 2 vale 1,00 para las roturas por vuelco.

F 3 refleja la relación entre los buzamientos de la junta y el talud. Se han mantenido los valores propuestos por Bieniawski en 1976 / 79 que son siempre negativos. Para roturas planas F 3 expresa la probabilidad de que las juntas afloren en el talud. Se supone que las condiciones son "normales" cuando el buzamiento medio de la familia de juntas es igual al del talud, y por lo tanto aflorarán algunas pocas juntas. Cuando el talud buza más que las juntas, casi todas afloran y las condiciones serán “muy desfavorables" lo que supone un valor de F 3 de - 60 (para β s - β j > 10º), o "desfavorables" lo que supone un valor de F 3 de - 50 (para 0 < β s - β j < 10). La diferencia con el valor de F 3 "normal" (que es - 25) es muy grande.

Para la rotura por vuelco no se supone que puedan existir condiciones desfavorables, o muy desfavorables, ya que el vuelco rara vez produce roturas bruscas y en muchos casos los taludes con vuelco de estratos se mantienen. Se ha utilizado la condición de Goodman-Bray (1977) para evaluar la probabilidad de vuelco. Sin embargo se ha observado que muchos vuelcos se producen para valores ligeramente distintos, lo que puede interpretarse como que la resistencia al esfuerzo cortante se reduce unos 5º, sea por el hecho de que en muchos taludes volcados las juntas están meteorizadas, o porque el ángulo de rozamiento experimente una ligera reducción en el caso de roturas rotacionales (Goodman, 1976). La citada condición de Goodman-Bray sólo es válida para el caso de roturas con pie volcador (que son más frecuentes en la práctica), pero no para el caso de pie deslizante, donde la superficie basal del macizo roto aflora en el talud con el aspecto de una junta deslizada.

Tabla 2. Factores de ajuste de la Clasificación SMR (Romana, 1985)

 

SMR = RMR b + (F 1 x F 2 x F 3 )+ F 4

(ROMANA, 1985)

 
 
  α j = DIRECCIÓN DE BUZAMIENTO DE LA JUNTA  

α j = DIRECCIÓN DE BUZAMIENTO DE LA JUNTA

 

FACTORES DE AJUSTE DE LAS JUNTAS (F 1 , F 2 , F 3 )

α s = DIRECCIÓN DE BUZAMIENTO DEL TALUD

β j = BUZAMIENTO DE LA JUNTA

 

β s = BUZAMIENTO DEL TALUD

 

MUY FAVORABLE

FAVORABLE

 

NORMAL

DESFAVORABLE

MUY DESFAVORABLE

ROTURA PLANA

|α j - α s | =

> 30º

 

30º - 20º

20º - 10º

10º - 5º

 

< 5º

VUELCO

|α j - α s -180º| =

   

VALORES

 

0.15

0.40

 

0.70

0.85

 

1.00

AJUSTE ANALÍTICO

 

F 1 = (1- sen |α j -α s |) 2

 
 

| β j | =

<

20 º

20º - 30º

30º - 35º

35º - 45º

 

> 45º

 

ROTURA PLANA

 

0.15

0.40

 

0.70

0.85

 

1.00

VALORES

         
 

VUELCO

 

1.00

AJUSTE ANALÍTICO

 

F 2 = tg 2 βj

ROTURA PLANA

β j - β s =

 

>10º

10º - 0º

 

0º-(-10º)

 

<(-10º)

VUELCO

β j +

β s =

<

110º

110º - 120º

> 120º

-

 

-

VALORES

 

0

- 6

 

- 25

- 50

 

-

60

AJUSTE ANALÍTICO

 

F 3 = (SE MANTIENEN LOS VALORES PROPUESTOS POR BIENIAWSKI, 1976 / 79)

 

FACTOR DE AJUSTE POR EL MÉTODO DE EXCAVACIÓN

 

F 4 = VALORES EMPÍRICOS ESTABLECIDOS PARA CADA MÉTODO DE EXCAVACIÓN

 

TALUD NATURAL

PRECORTE

VOLADURA SUAVE

VOLADURA ó MECÁNICO

VOLADURA DEFICIENTE

   

+ 15

+ 10

 

+ 8

0

 

-

8

396

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

2.2. Factor de ajuste según el método de excavación

El factor de ajuste según el método de excavación, F 4 , se estableció empíricamente:

Los taludes naturales son más estables, a causa de los procesos previos de erosión sufridos por el talud, y de los mecanismos internos de protección que muchos de ellos poseen (vegetación, desecación superficial, drenaje torrencial, etc). F 4 = + 15

El precorte aumenta la estabilidad de los taludes en media clase. F 4 = + 10.

Las técnicas de voladura suave (recorte), bien ejecutadas, también aumentan la estabilidad de los taludes. F 4 = + 8.

Las voladuras normales, con métodos razonables, no modifican la estabilidad. F 4 = 0.

Las defectuosas, muy frecuentes, pueden dañar seriamente a la estabilidad. F 4 = - 8.

La excavación mecánica de los taludes por ripado sólo es posible cuando el macizo rocoso está muy fracturado o la roca blanda. Con frecuencia se combina con prevoladuras poco cuidadas. Las caras del talud presentan dificultades de acabado. Por ello el método ni mejora ni empeora la estabilidad. F 4 = 0.

3. CLASES DE ESTABILIDAD

Los valores límites del SMR encontrados empíricamente para cada forma de rotura son los que se presentan en la Tabla 3. Todos los taludes con valores del SMR inferiores a 20 se caen rápidamente. No se han encontrado con valores inferiores a 10 lo que indica que no son físicamente factibles. Según el valor del índice SMR se obtienen 5 clases de estabilidad, definidas simplificadamente en la Tabla 4. En la práctica habitual de aplicación de la clasificación SMR parece conveniente dividir cada una de las clases anteriores en dos subclases (a y b) con una amplitud de 10 puntos.

Tabla 3. Valores del SMR para cada tipo de rotura

TIPO DE ROTURA

INTERVALOS SMR

FRECUENCIA

   

SMR > 60

Ninguna

PLANAS

60

> SMR > 40

Importantes

40

> SMR > 15

Muy grandes

EN CUÑA

 

SMR > 75

Muy pocas

75

> SMR > 49

Algunas

 

55

> SMR > 40

Muchas

   

SMR > 65

Ninguna

POR VUELCO

65

> SMR > 50

Menores

40

> SMR > 30

Importantes

COMPLETAS

 

SMR > 30

Ninguna

30

> SMR > 10

Posible

Tabla 4 – Clases de estabilidad según el SMR

 

DESCRIPCIÓN DE LAS CLASES SMR

 

CLASE Nº

Vb

Va

IVb

IVa

IIIb

IIIa

IIb

IIa

Ib

Ia

DESCRIPCIÓN

MUY MALA

MALA

NORMAL

BUENA

MUY BUENA

ESTABILIDAD

TOTALMENTE INESTABLE

INESTABLE

PARCIALMENTE INESTABLE

ESTABLE

TOTALMENTE ESTABLE

ROTURAS

GRANDES ROTURAS POR PLANOS CONTINUOS O POR LA MASA

JUNTAS O GRANDES CUÑAS

ALGUNAS JUNTAS O MUCHAS CUÑAS

ALGUNOS BLOQUES

NINGUNA

SOSTENIMIENTOS

REEXCAVACIÓN

IMPORTANTES

SISTEMÁTICOS

OCASIONALES

NINGUNO

397

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

4. MÉTODOS DE SOSTENIMIENTO PROPUESTOS POR EL SMR

Cuando un talud muestra inestabilidades éstas se pueden corregir con muchas medidas diferentes (Tabla 5), conjuntamente o por separado.

Tabla 5 – Medidas de corrección de taludes en roca

SIN SOSTENIMIENTO

Ninguno

Saneo

PROTECCIÓN

Zanja de pie Vallas (de pie o de talud) Redes y/o mallas (sobre la superficie del talud)

REFUERZO

Bulones

Anclajes

HORMIGÓN

Gunita Hormigón dental Contrafuertes y/o vigas

DRENAJE

Superficial

Profundo

REEXCAVACIÓN

Tendido del talud Muros de contención

A partir de la experiencia de los métodos de sostenimiento presentes en los taludes

inventariados se establecen unas recomendaciones de las medidas a tomar según el valor del SMR (Tabla 6). En general, los taludes con valores del SMR superiores a 75 no requieren medida alguna, y 60 parece ser el límite por debajo del cual no existe ningún talud totalmente estable, mientras que 30 es el límite superior de los totalmente inestables.

Tabla 6 – Medidas de corrección propuestas según el SMR

VALORES DEL SMR PARA CADA FORMA DE ROTURA (EMPÍRICOS) ROTURAS PLANAS MUY GRANDES IMPORTANTES NINGUNA
VALORES DEL SMR PARA CADA FORMA DE ROTURA (EMPÍRICOS)
ROTURAS PLANAS
MUY GRANDES
IMPORTANTES
NINGUNA
ROTURAS EN CUÑA
MUCHAS
ALGUNAS
MUY POCAS
NINGUNA
ROT. POR VUELCO
IMPORT.
MENORES
NINGUNA
ROT. COMPLETAS
POSIBLES
NINGUNA
SMR
0
10
15
20
30
40
45
50
55
60
65
70
75
80
90
100
REEXCAVACIÓN
REEXCAVACIÓN
MUROS DE CONTENCIÓN
DRENAJE SUPERFICIAL
DRENAJE
DRENAJE PROFUNDO
HORMIGÓN
HORMIGÓN PROYECTADO
HORMIGÓN DENTAL
CONTRAFUERTES y/o VIGAS
MUROS DE PIE
BULONES
REFUERZO
ANCLAJES
PROTECCIÓN
ZANJA DE PIE
VALLAS (DE PIE O DE TALUD)
REDES y/o MALLAS (DE TALUD)
SANEO
SIN SOSTENIMIENTO
NINGUNO
MÉTODOS DE SOSTENIMIENTO SUGERIDOS
El
estudio de un talud rocoso potencialmente inestable es una labor compleja que requiere
un
cuidadoso trabajo de campo, un análisis detallado y buen sentido ingenieril para valorar

398

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

la importancia relativa de los diferentes factores de inestabilidad que pueden estar actuando.

Ningún sistema de clasificación puede sustituir todo este trabajo, pero puede ser de utilidad,

indicando los límites habituales de uso para cada tipo de medidas de corrección. La elección entre dichas medidas está fuera del alcance de una clasificación geomecánica.

5. APLICACIONES DE LA CLASIFICACIÓN SMR

5.1. Casos registrados de uso de la clasificación SMR

El uso de la clasificación SMR está extendido o ha sido utilizado en diversos paises (Brasil,

China, España, Francia, Grecia, India, Indonesia, Italia, Korea, Mexico, Taiwan, USA). Muchos autores han publicado sus experiencias y conclusiones sobre la utilización del SMR:

Collado y Gili, (1988); Romana e Izquierdo, (1988); Anbalagán (1991); Tsimbaos y Telli, (1991); Angelidis et al, (1992); Chacón et al, (1992); Sañuela y Corominas (1992); Ayala y Aguirre, (1994); Budetta et al, (1994); Nonato y Gripp (1994); Padilla (1994); Hyun-Koo et al (1995); Mehrotra et al (1995); Zuyu (1995); Eusebio et al, (1996); Sharma et al, (1996); Calderón y González (1997); Jordá y Romana, (1997); Calcaterra et al, (1998); El - Shayeb y Verdel, (1999), Ronzani et al, (1999); Romana et al, (2001)

En general, los conceptos de la clasificación SMR han sido utilizados en tres formas diferentes: a) Como una manera de cuantificar el efecto de las juntas en la estabilidad de taludes; b) Como un complemento a otros métodos; c) Como un método de trabajo. Entre muchas de las conclusiones de los autores antes citados caben destacar: 1) que la clasificación parece ligeramente pesimista, 2) que los valores más desfavorables del coeficiente F 3 propuestos por Bieniawski plantean algunas dificultades en la práctica, 3) que las formas de rotura sugeridas parecen cumplirse en la práctica, 4) que el método de excavación influye mucho (el factor F 4 parece justificado), 5) que la clasificación de taludes con bermas presenta dificultades y 6) que la clasificación no tiene en cuenta la altura de los taludes .

Respecto al último punto, Zuyu (1995), del Instituto Chino de Recursos Hidráulicos y Energía Hidroeléctrica, presentó una contribución sustancial afirmando que “en China se ha presentado el texto final (para su aprobación) de una norma nacional para la clasificación de macizos rocosos. Para taludes, se ha establecido que sólo el sistema RMR-SMR da valoraciones completas”. El sistema, llamado CSMR (“Chinese Slope Mass Rating”) usa la ecuación: CSMR = E x RMR + L x F 1 x F 2 x F 3 + F 4 , donde E es un factor de altura de talud y L es un factor de la condición de las discontinuidades, planteando así dos correcciones a la clasificación SMR.

También se ha incluido en numerosas aplicaciones informáticas sobre estabilidad de taludes

y excavaciones en roca. Diversos grupos de investigación han desarrollado o están

desarrollando métodos para la utilización del SMR mediante SIG (Sistemas de Información Geográfica): Ronzani et al. (1999); Irigaray et al. (2000); Romana et al (2000a, 2000b).

399

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

5.2. Validaciones de la clasificación SMR

El Grupo de Investigación de Mecánica de Rocas, del Departamento de Ingeniería del Terreno de la Universidad Politécnica de Valencia, ha realizado varios proyectos de investigación en taludes excavados en roca. Destacan fundamentalmente dos estudios:

El estudio desarrollado en 57 taludes de carretera y ferrocarril, de toda la Comunidad Valenciana, seleccionados fundamentalmente por criterios litológicos y por su magnitud (longitud y altura), sus alturas varían entre 10 y 65 metros, con edades comprendidas entre pocos meses y más de un siglo.

Y el estudio realizado en 33 taludes (junto con 36 afloramientos y laderas naturales) en el macizo rocoso litoral comprendido entre las llanuras costeras de Benicassim y Torreblanca, para la aplicación de la clasificación SMR mediante un Sistema de Información Geográfico (proyecto GISLYT, patrocinado por la CICYT).

Los 57 taludes de diversas vías de comunicación de la Comunidad Valenciana (Jordá y Romana, 1997), dado que son taludes en servicio, son estables o parcialmente estables, pertenecientes a las clases II y III. Para todos los taludes se calculó el SMR y se comparó con el SMR que le correspondería por su estado. La parte izquierda de la Figura 1 muestra los histogramas de los valores, calculados y observados, del SMR. Considerando las 5 clases de estabilidad, en 50 de los 57 taludes (87,7%) el SMR observado y calculado coinciden. Considerando las 10 subclases sólo coinciden en el 53% de los casos, con apreciable número de taludes que presentan condiciones de estabilidad reales ligeramente mejores que las correspondientes al SMR evaluado.

La parte derecha de la Figura 1 muestra el valor del SMR calculado frente al valor medio de la clase observada; una total correlación entre el valor observado y el calculado correspondería a una banda diagonal (tengase en cuenta que se está representando un eje continuo, SMR calculado, frente a uno discreto, el SMR estimado); las líneas punteadas delimitan una banda de ± 5 puntos de error en el cálculo del SMR, encontrándose, dentro de ella, 55 de los 57 casos; error relativamente fácil de cometer en un reconocimiento de campo.

Se puede observar en la gráfica que existe una ligera tendencia a que los valores del SMR observados sean mayores que los calculados; este hecho, en parte, se debe a la existencia de taludes jóvenes que desarrollarán inestabilidades con el tiempo y la meteorización.

La Figura 2 muestra las medidas de sostenimiento instaladas frente a las recomendadas por el SMR. Se aprecia una elevada coincidencia en los métodos de protección y refuerzo, pero la gunita está presente en algunos casos no contemplados por el SMR; algunos taludes no tienen ningún tipo de protección ni sostenimiento con valores en torno a 50, cifra inferior a los valores de 70 (protección) y 65 (sin sostenimiento) propuestos por la clasificación.

400

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

Figura 1 – Correlación entre los valores del SMR calculados y observados, para 57 taludes calizos en la Comunidad de Valencia (Jordá, Serón y Romana, 1999).

HISTOGRAMA

DE LOS CASOS ESTUDIADOS

ÍNDICE SMR CALCULADO

vs COMPORTAMIENTO OBSERVADO

Vb Va IVb IVa IIIb IIIa IIb IIa Ib Ia COMPORTAMIENTO DE LOS TALUDES SEGÚN
Vb
Va
IVb
IVa
IIIb
IIIa
IIb
IIa
Ib
Ia
COMPORTAMIENTO
DE LOS TALUDES
SEGÚN
SMR
OBSERVADO
25 20
15
10 5
0
10
20
30
40
50
60 70
80
90
100
SUBC AL SES
ED STAE
B
DADILI
Vb
IIIV
Ia
I Vb aI
V
IIb
aIII
IIb
aIba

NÚMERO DE CASOS

ÍNDICE SMR CALCULADO

Figura 2 – Métodos de sostenimiento instalados frente a los propuestos por el SMR, para 57 taludes calizos en la Comunidad de Valencia (Jordá, Serón y Romana, 1999).

OBSERVADO I TOTALMENTE ESTABLE PROPUESTO II ESTABLE III ESTABLE IV INESTABLE V TOTALMENTE INESTABLE SANEO
OBSERVADO
I TOTALMENTE
ESTABLE
PROPUESTO
II ESTABLE
III ESTABLE
IV INESTABLE
V TOTALMENTE
INESTABLE
SANEO
PROTECCIÓN
REFUERZO
GUNITA
NINGUNO
C
AL SES DE ESTA
DADILBI
REDES
VA
ALL
S
02 040
06
08
001
SMR

En el Proyecto GISLYT, se ha realizado este análisis sobre 30 taludes en vías de comunicación (Romana et al, 2001), con alturas entre 30 y 40 m y edades que oscilan de meses a más de 150 años. La parte izquierda de la Figura 3 muestra los histogramas de los valores, calculados y observados, del SMR. Considerando las 5 clases de estabilidad, en 24 de los 30 taludes (80%) el SMR observado y calculado coinciden. Considerando 10 subclases sólo el 63% coinciden; de nuevo, un apreciable número de taludes presentan

401

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

condiciones de estabilidad reales ligeramente mejores que las correspondientes al SMR evaluado; en 27 de los 30 casos hay una coincidencia total si se permite un error de ± 5 puntos. También se aprecia la tendencia a que los valores del SMR observados sean mayores que los calculados, por la existencia de taludes jóvenes.

Figura 3 – Correlación entre los valores del SMR calculados y observados, para 30 taludes del Proyecto GISLYT (Romana, Serón, Montalar y Jordá, 2001).

HISTOGRAMA

DE LOS CASOS ESTUDIADOS

ÍNDICE SMR CALCULADO

vs COMPORTAMIENTO OBSERVADO

Vb Va IVb IVa IIIb IIIa IIb IIa Ib Ia COMPORTAMIENTO DE LOS TALUDES SEGÚN
Vb
Va
IVb
IVa
IIIb
IIIa
IIb
IIa
Ib
Ia
COMPORTAMIENTO
DE LOS TALUDES
SEGÚN
SMR
OBSERVADO
25
20
15
10
5
0
10
20
30
40
50
60
70
80
90
100
SUBC AL SES
ED STAE
B
IL DI
AD
Vb
Ia VbV
II
IIVa
III b
aIII
IIb
aa
Ib

6. CONCLUSIONES

NÚMERO DE CASOS

ÍNDICE SMR CALCULADO

Se puede concluir que la clasificación SMR proporciona una estimación muy fiable del verdadero comportamiento del talud, aunque resulta ligeramente pesimista (entre 0 y 5 puntos, media clase) en la estimación del estado futuro del talud. Asimismo se ha comprobado la práctica coincidencia, basándose en todas las experiencias anteriores, entre los métodos de protección/sostenimiento sugeridos por el sistema y los aplicados en la realidad.

AGRADECIMIENTOS

Los autores quieren expresar su agradecimiento a la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología (CICYT), que financió el proyecto de investigación: “Aplicación de los Sistemas de Información Geográfica al Análisis de la Estabilidad y a la Cartográfia de Susceptibilidad de Movimientos de Ladera” (nº AMB97-1091-C06), en el que se incluía el subproyecto “Evaluación de Estabilidad de Laderas mediante SIG (Aplicación a la Estabilidad de Taludes Rocosos. Validación del SMR)” (nº AMB97-1091-C06-03). También desean agradecer a la concesionaria de la autopista Tarragona-Valencia-Alicante, AUMAR (actualmente AUREA) por la ayuda prestada en la toma de datos.

402

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

REFERENCIAS

ANBALAGAN R. (1991). "Terrain evaluation and landslide hazard zonation for environmental regeneration and land use planning in mountainous terrain". En Landslides (Bell ed.). pp 861-868. BALKEMA, Rotterdam. ANGELIDIS C, KOUMANTAKIS I., ZACAS M. (1993). "Contribution to the modellig of a new classification system of rock mass, concerning superficial works". En Eurock 93 (Ribeiro et al ed.). Pp 461-466. BALKEMA, Rotterdam. AYALA R., AGUIRRE A. (1994). "Estabilidad de taludes en los cortes del tramo Rio Balsas- Chilpancingo de la nueva autopista México-Acapulco". En "Rock Mechanics". Proc. Ist NARMS (Ed. NELSON and LAUBACH). Ed. BALKEMA pp. 1117-1128. BIENIAWSKI, Z.T. (1973). “Engineering classification of jointed rock masses”. En Trans. South Afr. Inst. of Civ. Eng. Vol. 15. pp 355-344. BIENIAWSKI, Z.T. (1976) "Rock mass classification in rock engineering". En Proc. Symp. on Exploration for Rock Eng. Balkema, Rotterdam. Vol. 1, pp 97-106. BIENIAWSKI, Z.T. (1979). “The Geomechanics Classification in rock engineering applications”. En Proc. 4th Int. Cong. On Rock Mech. ISRM Montreux. Balkema. Cap. 5, pp 55-95. BIENIAWSKI, Z.T. (1989). Engineering Rock Mass Classifications. Wiley. New York. BIENIAWSKI, Z.T. (1993). "Classification of Rock Masses for engineering. The RMR system and future trends". En Comprehensive Rock Engineering. Ed. J. HUDSON. Pergamon. Vol. 3 pp 553-574. BUDETTA P., CALCATERRA D, SANTO A. (1994). "Engineering-geological zoning of potentially unstable rock slopes in Sorrentine Peninsula (Southern Italy)". En 7th Int IAEG Cong. pp 2119-2126. BALKEMA. Rotterdam. CALCATERRA, C.; GILI, A. and IOVINELLI, R. (1998). “Shallow landslides in deeply weathered slates of the Sierra de Collcerola (Catalonian Coastal Range, Spain)”. En Engineering Geology 50 (1998) pp 283-298. Ed. Elsevier. CALDERÓN P. y GONZÁLEZ M. (1997). "Estudio mediante la clasificación SMR y análisis retrospectivo de deslizamientos en desmontes excavados en materiales paleozoicos en la C-234. Tramo Borriol-Pobla Tornesa (Castellón)". En IV Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables (Granada). CHACÓN, J., FERNANDEZ DEL CASTILLO, T. and IRIGARAY, C. (1992). “El movimiento de ladera de El Montañés ( Almuñecar, Granada)”. En III Simp. Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables. La Coruña. pp. 695-706. COLLADO A y GILI J.I. (1988). "A geotechnical study for highway 420 (Coll. de la Teixeta- Coll Negre) in Tarragona" No publicado. Univ. Pol. of Catalunya. Barcelona. EL-SHAYEB, Y. y VERDEL, T. (1999). “Overcoming uncertainties in geotechnical risk analysis: the discrete, simulation and fuzzy logic approaches” Laboratoire Environnement, Géomécanique et Ouvrages. Ecole des Mines de Nancy. France. EUSEBIO A., GRASSO, P, MAHTAB A. y MORINO A. (1996). "Assesorement of risk and prevention of landslides in urban areas of the Italian Alps" En Proc. 7 th Int. Symposium on Landslides. Trondheim. Ed. BALKEMA. pp 189-194. GOODMAN, R.E. (1976). "Mathods of geological engineering". Est Publishing, San Francisco. pp 192-199. GOODMAN R.E.; BRAY, J.W. (1977). "Toppling of rock slopes". En Proc. Special. Conf. on Rock Eng. for Found. and Slopes, ASCE, Boulder. Vol. 2, pp. 201-234. HYUNG-KOO M, SANG-MIN N, CHUL-WOOK L. (1995). "Artifical neural network integrated with expert system for preliminary design of tunnels and slopes". En Proc. 8 th Int. ISRM Congress (Fuji ed.) Vol. 2, Pp 901-905. BALKEMA Rotterdam.

403

V Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables – Madrid, 27 a 30 de noviembre de 2001

.

IRIGARAY, C.; FERNANDEZ, T. y CHACÓN, J. (2000). “Rock slope instability assessment using the SMR classification: A GIS-based approach” En Intensive Workshop on recent advances on landslide susceptibility and hazard mapping based on GIS. Castro Urdiales (España). JORDÁ L. y ROMANA M. (1997). "Aplicación de la clasificación SMR a los taludes de la Región Central Valenciana". En IV Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables (Granada). JORDÁ, L.; SERÓN, J.B. and ROMANA, M. (1999). “Application of the geomechanical classification SMR to slopes in limestones and marls”. En Proc. 9th Int. ISRM Congress. MEHROTRA G.S., SARKAR S., KANUNGO D.P., HARAGOPAL M. (1995). "Slope stability using slope mass rating". En Proc. 35th U.S. Symp. on Rock Mech. (Ed DAEMEN and SCHULTZ). Ed. BALKEMA. pp. 91-96 NONATO C.A. and GRIPP M.F.A. (1994). "Utilizaçao de classificaçoes de maciços rochosos no estado de estabilidade de taludes pertenecentes ao Quadilatero Ferrifero, "MG". MS Thesis. Univ. Fed. de Minas Gneis. No publicado. PADILLA CORONA E. (1994). "Estabilización de un talud excavado en riolitas" En Proc. Ist NARMS (Ed NELSON and LAUBACH). Ed. BALKEMA. pp 1129-1136. ROMANA, M. (1985). “New adjustment ratings for application of BIENIAWSKI classification to slopes”. En Int. Symp. on the role of rock mechanics ISRM. Zacatecas. pp 49-53. ROMANA, M., IZQUIERDO F. (1988). "La reparación del desmonte de Cap Negre". En 2nd Simp. Nac. sobre Taludes pp 525-534. Andorra. ROMANA, M. (1993). “A geomechanical classification for slopes: Slope Mass Rating”. En J.HUDSON (ed.) Comprehensive Rock Engineering. Pergamon. Vol. 3. pp 575-600. ROMANA, M. (1995). “The geomechanical classification SMR for slope correction”. En: FUJII (ed.) Proc. 8th Int. ISRM Congress. ROMANA, M. (2000). Clasificaciones Geomecánicas. En SERÓN, J.B. & MONTALAR, E. (Ed.). III Curso Sobre Tecnología de Métodos Modernos de Sostenimiento de Túneles y Taludes. Valencia. ROMANA, M.; SERÓN, J.B.; MONTALAR, E. and JORDÁ, L. (2000a). “Aplicación de los sistemas de información geográfica a la estabilidad de taludes rocosos de las vias de comunicación mediante la clasificación SMR”. En IV Cong. de Ing. del Transporte. Valencia. ROMANA, M; SERÓN, J.B.; MONTALAR, E.; DENIA, J.L. y CRUZADO, J.M. (2000b). “The SMR method in rock slopes by means of a GIS”. En Intensive Workshop on recent advances on landslide susceptibility and hazard mapping based on GIS. Castro Urdiales (España). ROMANA, M.; SERÓN, J.B.; MONTALAR, E. y JORDÁ, L. (2001). “Validación del SMR en la zona de Oropesa-Benicassim en Valencia”. No publicado. RONZANI, G.; STRADA, C. y ZAMAI, V. (1999) “Applicazione di tecniche GIS nell´elaborazione dell´indice SMR di Romana (1985) ai fini della valutazione di stabilità di pareti rocciose” Geologia, tecnica & ambientale. Nº3 julio/septiembre 1999. SALUEÑA I., COROMINAS J. (1992) "Influencia de los parámetros relativos a las juntas en la estabilidad de los macizos rocosos". En III Simp. Nal. sobre Taludes y Laderas Inestables. La Coruña. pp. 363-374. SHARMA, V.K.; SHARMA, A. y ATTRE, J.K. (1996) “Slope mass rating (SMR) techique in landslide susceptibility evaluation in parts of Nainital area, Kumaon Himalaya”. En Jour. Engineering Geology v.24, pp. 289-295. TSIMBAOS G. y TELLI D. (1991). "Application of rock mass classification system, on stability of limestone slopes" En Landslides (Bell ed). pp. 1065-1069. BALKEMA Rotterdam. ZUYU CHEN (1995). "Recent developments in slope stability analysis". Keynote lecture. En Proc. 8th Int. ISRM Congress (Fujii Ed).

404