Está en la página 1de 2

CANTE CON INTELIGENCIA

Salmo 47: 6-7 Cantad a Dios, cantad; Cantad a nuestro Rey, cantad; Porque Dios es el Rey de toda la tierra; Cantad con
inteligencia.

Definitivamente estos versículos nos instan a cantar a nuestro Dios todopoderoso, pero el bonus del final, afirma algo
interesante, no solo es cantar, sino hacerlo con inteligencia. Entendamos mejor aplicando estos conceptos a
continuación:

La inteligencia: mediante ella podemos llenarnos de conocimientos que nos harán competentes y nos serán muy útiles
para entender y resolver problemas o dudas. Usando la inteligencia se conoce a Dios a través del estudio de su palabra
de esta manera nuestra fe será mucho más firme y nos animará a practicarla con verdadero anhelo. Entonces es
cuando Dios se manifestará en nuestras vidas y lo conoceremos a través de la experiencia personal viva y real.

La experiencia: se obtiene estando en contacto directo con el Espíritu Santo tras aceptar al Señor de todo corazón. Es
fruto de una continua práctica de adoración que nos llena cada día, y nos ayuda a conocerlo mucho más. Solo de esta
manera estaremos capacitados en toda habilidad y destreza para cantad a Dios con toda inteligencia. El cántico ya no
será solo un cántico simple, será un acto de adoración. Quien canta con inteligencia adora, porque conoce a su Dios,
y las letras de esas canciones toman verdadero sentido pues nos nutren de su gloriosa y maravillosa presencia. Quien
no conoce a Dios, solo canta, danza, para ella misma.

Dios no sólo nos llama a alabarle, sino que también nos dice cómo Él debe ser alabado. En el Salmos 47:6,7 hemos
visto esta orden acerca de la inteligencia.

El término hebreo que la Reina Valera traduce como “inteligencia” es “masquil”. Este mismo término se traduce como
“entender” en el Salmo 14:2 y como “pensar” en el Salmo 41:1. Aunque el significado de “masquil” es incierto, sí
sabemos que éste término implica que aquel que canta debe hacerlo con inteligencia o entendimiento.

John Wesley dijo acerca del Salmo 47:7 que esto es un llamado a cantar a Dios «no formalmente y sin cuidado, sino
seriamente, considerando la grandeza de este Rey a quien alabamos y la razón por la cual le alabamos». Así que, la
alabanza a Dios no es meramente leer las letras de un cántico mientras seguimos un determinado ritmo; sino también
considerar profundamente, meditar, en quien es Dios.

¿Dónde Dios ha revelado quién es Él? En Su Palabra y, de una manera palpable, en la persona de Jesucristo (Jn. 1:18).
Es por eso, que los himnos y cánticos que entonamos a Dios deben estar saturados de Su Palabra y centrados en
Jesucristo.

La mayoría de estos llamamientos para adorar a Dios no vienen solos, sino que están acompañados con razones. Por
ejemplo, en el Salmo 100 se nos llama a cantar con júbilo a Dios, pero también se nos llama a saber que:

 1 el Señor es Dios,
 2 Él es nuestro Creador,
 3 nosotros le pertenecemos –tanto por creación como por redención.

En el versículo 4 se nos llama a entrar por Sus atrios con alabanza y a bendecir Su nombre. ¿Por qué? El versículo 5 nos
responde: “Porque el SEÑOR es bueno; para siempre es su misericordia, y su fidelidad por todas las generaciones”.

CUESTIONARIO

Defina en sus palabras la diferencia entre inteligencia y experiencia


Qué significa para ud, cantar con inteligencia?

Transcriba 2 versículos bíblicos donde se haga un llamado a la adoración/alabanza, que estén acompañados con
razones para hacerlo

Cuántas veces en este último mes, ud ha cantado con inteligencia?

Enumere 5 razones por la que ud debe alabar a Dios

Intereses relacionados