Está en la página 1de 3

GUANTES DE PROTECCIÓN

Su Seguridad está en sus manos


Por Iván Vargas D., Consultor en Prevención de Riesgos, Gerencia de Prevención IST.

Las manos son la principal herramienta del cuerpo humano, al permitir la interacción directa con objetos, en
cualquier actividad. Por lo tanto, debemos protegerlas, ya que esa interacción también puede conllevar serios
riesgos, sobre todo en lo laboral.

Las estadísticas revelan que las manos sufren más lesiones que cualquier
otra parte de nuestro cuerpo y representan más del 30% de los
accidentes del trabajo, provocando incapacidad temporal. De acuerdo a
la jerarquía de los controles que se debe aplicar frente a un riesgo ya
evaluado, el guante de seguridad es un Elemento de Protección Personal
(EPP) y, como tal, debe ser considerado como la última barrera a utilizar
para enfrentar un riesgo.

Sin embargo, enfrentados a la situación de tener que utilizar guantes


frente a un riesgo, es necesario precisar que ningún guante sirve para
todo tipo de trabajo. Existe una amplia gama y variedad de guantes, lo
que permite al especialista determinar y seleccionar el más adecuado para cada tarea.

Es difícil en estas breves líneas entregar un detalle exhaustivo de la variedad de guantes que actualmente existen en el
mercado, no obstante, entregaremos algunas ideas globales que nos permitan tener elementos de decisión a la hora de
evaluar el uso de un determinado guante.

Por lo anterior es imprescindible que el especialista en seguridad tenga un exhaustivo conocimiento de los procesos que
existen en la empresa. De esta forma la recomendación de uso, no solo de guantes, controlará de manera adecuada el
riesgo existente. Por ejemplo, los guantes de algodón que se utilicen en la manipulación de productos químicos, pueden
permitir la absorción de estos y causar quemaduras en la piel.

Veamos a continuación los tipos de guantes que deben usarse de acuerdo a la tarea que se va a realizar:

Guantes de Resistencia Mecánica: Protegen las manos en actividades donde hay manipulación de elementos pesados,
cargas, etc. Algunos combinan la propiedad de aislar del calor, no siendo esta su característica
principal.

Guantes Anticorte: Los hay de diversos materiales:

• De malla metálica: Son los que tradicionalmente se utilizan en tareas de desposte de


productos cárneos, por lo que protegen principalmente de cortes y pinchazos. También se usan
en la industria de la confección, en el corte de moldes de ropa.

• De diferentes tipos de fibra: Existen guantes de Dyneema, especialmente diseñados para


protección anticorte o contra filos; guantes de Kevlar, que es un guante de
poliparafenilenotereftalamida (poliamida sintetizada) con gran ligereza y resistencia a la rotura
y al calor; y guantes de tejido Spectra, que se emplean especialmente en la industria
alimenticia, en la industria metalmecánica y en todo tipo de tareas en donde existan altos
riesgos de corte y se necesite gran dexteridad para poder asegurar las piezas con firmeza.
• De Poliamida/Algodón con Recubrimiento de Nitrilo: Otorgan buen tacto y resistencia mecánica, siendo ideales para
manipular herramientas y objetos que no impliquen gran riesgo.

Guantes de Cuero de Serraje: Son guantes de cuero más delgados que los de cuero de descarne, su grosor es más parejo,
por lo que tienen un acabado más suave y son útiles para trabajos generales, montaje, conducción, carga y descarga de
mercancía, manejo de herramientas manuales. Tienen en general menos absorción que los de cuero de descarne.

Guantes de Cuero de Descarne: Tal vez los más conocidos como protección para las manos. Son aquellos que sirven en
procesos donde hay abrasión severa. El cuero utilizado es más grueso que los anteriores. Son ideales para manipulación
de materiales ásperos o con bordes filosos. Protege de agresiones mecánicas y en medios secos. En medios húmedos
pueden ser traspasados por algunos irritantes y alérgenos químicos, por lo que no confieren una protección. Existen de
cuero de descarne sencillo y reforzado, dependiendo de la tarea. El largo del guante también es acorde a la tarea que se
vaya a realizar.

De Algodón/Nylon: Se utilizan básicamente en trabajos con riesgos mínimos, donde la necesidad de protección es baja, y
lo que se busca primordialmente es el máximo tacto y precisión. Los de algodón son livianos y su trama de jersey abierto
y respirable mantiene el confort durante muchas horas de trabajo, disminuyendo la fatiga y el rozamiento por no tener
costuras interiores. Su diseño es ergonómico, ya que se adapta al tamaño de la mano.

Guantes de Soldadura: Este tipo de guantes debe reunir una serie de características que nacen de los riesgos propios de
los diversos tipos de soldadura (Arco, MIG, TIG, Arco sumergido, oxiacetilénica). En general, los riesgos a proteger son:
calor (por contacto, convectivo y radiante), llamas directas, salpicaduras, radiación UV, agresiones mecánicas. En
particular para la soldadura al arco, debe tener una cierta característica dieléctrica. Normalmente el tipo de guante a
utilizar en estos procesos es de cuero, que cumpla con todos los requisitos anteriores, pero también los puede haber de
asbesto o de Kevlar.

Dependiendo del tipo de soldadura, a veces este tipo de guantes se


complementan con manguillas que otorgan mayor protección a los brazos.

Guantes Dieléctricos: Ofrecen protección frente a trabajos con electricidad.


Están fabricados con material aislante, principalmente de goma natural. Se
utilizan en trabajos en baja tensión y equipos energizados hasta un kilo volt.

En ocasiones, pueden usarse conjuntamente con manguillas, para proteger


brazos y/o antebrazos. Deben almacenarse en lugares secos y oscuros, pues el
material del que están fabricados se degrada con las radiaciones UV.

Guantes de Protección contra el Frío: Indicados para trabajo en ambientes fríos y/o húmedos. Bañados en PVC para
hacerlos impermeables.

Guantes de Resistencia Térmica: Resistentes a contactos térmicos. Apropiados para manipulación de piezas calientes.
Para trabajos en ambientes de altas temperaturas. Normalmente son de Kevlar.

Guantes Resistentes a Productos Químicos: Evitan el contacto directo de la piel con las sustancias químicas manipuladas.
Para trabajos mecánicos en inmersión de productos agresivos (aceite de corte, petróleo y derivados, bases, ácidos),
soluciones detergentes diluidas, trabajos de limpieza, cisternas. Los materiales utilizados para este tipo de guantes
pueden ser: PVC, neopreno, nitrilo grueso, látex flocado, butilo, vitón.

¿Qué dice la norma?

Legalmente el uso de Elementos de Protección Personal, en donde se encuentran los guantes, está normado entre
otros, por dos cuerpos:

• Ley 16.744, en su artículo 68, inciso tercero: “Asimismo, las empresas deberán proporcionar a sus trabajadores, los
equipos e implementos de protección necesarios, no pudiendo en caso alguno cobrarles su valor”.

• Decreto Supremo 594, que reglamenta las condiciones sanitarias y ambientales básicas en los lugares de trabajo,
señala en sus artículos 53 y 54 la obligatoriedad del empleador de entregar sin costo y adiestrar en el uso a los
trabajadores de los elementos de protección, y que estos sean de calidad certificada, sean nacionales o extranjeros.

En términos de normativa técnica aplicable, podemos señalar que existen las siguientes Normas Chilenas relacionadas
con la materia:

• NCh1115.Of1996: Cuero para guantes de protección - Requisitos

• NCh1252.Of1977: Protección personal - Guantes de seguridad - Especificaciones

• NCh1252/1.Of1996: Guantes de protección - Parte 1: Guantes de cuero y/o textiles - Clasificación, requisitos, métodos
de ensayo

• NCh1668.Of1980: Protección personal - Guantes aislantes de la electricidad - Requisitos

• NCh1669.Of1980: Protección personal - Guantes aislantes de la electricidad - Ensayos

• NCh502.Of1996: Protección de las manos - Guantes – Vocabulario