Está en la página 1de 13

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN

MARCOS

ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL


TECNOLOGIA MÉDICA
AREA: TERAPIA FISICA Y REHABILITACION

SENSIBILIDAD

CURSO:
Métodos de Reeducación Neurológica en Adultos.

PROFESOR RESPONSABLE:

Mg. Lily Palacios Novella

INTEGRANTES:

-Pillaca Villegas Alexander Yonatan

Mayo, 2018
SENSIBILIDAD
CONCEPTO
Es la habilidad que tiene el ser humano para protegerse del medio, mediante la sensación
interna y externa que detecta a través de sus receptores periféricos y que envía por los
cordones medulares para ser procesada en el tálamo y la corteza parietal. El ser
humano tiene interocepción y exterocepción, es decir, capacidad de identificar
sensaciones que provienen de su interior (interocepción) y del exterior (exterocepción).
Esto le permite responder, mantener su horneostasis (autorregulación que mantiene el
equilibrio interno del cuerpo) y protegerse de las agresiones del medio.

La información sensitiva se interpreta de acuerdo con las experiencias previas que cada
persona ha tenido en su vida; por esto, la percepción juega un papel importante en la vida
de relación del ser humano. La percepción se entiende como la capacidad de
seleccionar, integrar e interpretar los estímulos sensoriales capturados a través de los
sensores periféricos. Para aplicar los exámenes de sensibilidad e interpretar en forma
adecuada sus resultados, es necesario conocer las bases neurofisiológicas que
sustentan la sensibilidad str! perficial, la profunda y la cortical. Hay que identificar el tipo, la
intensidad y la duración del estímulo, la ubicación y la fisiología de los sensores
periféricos, la posición y la conexión de las vías aferentes medulares y de los centros de
procesamiento e interpretación de la información. El núcleo ventral posterolateral del
tálamo procesa la información sensitiva superficial y profunda; la propiocepción
inconsciente es procesada en el cerebelo. La corteza parietal procesa la información de la
sensibilidad cortical.

La sensibilidad superficial y la profunda se despiertan con la activación de los receptores


periféricos, distribuidos por todo el cuerpo, al enviar señales que viajan por las fibras
nerviosas de los nervios periféricos y condensan la información en los ganglios dorsales,
donde se encuentra el soma de la neurona sensitiva. La sensación continúa por los astas
posteriores medulares y, de allí, se conecta con las vías aferentes medulares
correspondientes a la sensación percibida, para terminar en el tálamo, el cerebelo o la
corteza donde es interpretada y grabada en el homúnculo sensitivo de la corteza parietal.
La información aferente o sensitiva encuentra su primer filtro en la sustancia reticular,
por lo cual se limita el acceso de estimulación sensitiva a la corteza cuando la persona
duerme. Una vez recibida e interpretada la información aferente, el cuerpo emite una
respuesta que puede ser motora, simpática o conductual, de acuerdo con la intensidad
del estimulo y la emoción que evoque. Por ejemplo, si una persona siente la caricia de
quien ama, evoca una sensación agradable y placentera, la disfruta; pero, si siente el
contacto con otra persona con quien no tiene empatía, expresa a su manera (verbal o
gestual) el rechazo que experimenta. Además de conocer las bases neuiofisiológicas de
la capacidad sensitiva, el fisioterapeuta debe indagar sobre el significado emocional que
el usuario tiene de diferentes fuentes y tipos de estimulo, información que almacena en
el sistema límbico.
EXPLORACIÓN DE LA SENSIBILIDAD

El fisioterapeuta siempre debe explicar al usuario el propósito del examen y el


procedimiento que va seguir en cada caso. El usuario debe mantener los ojos
cerrados durante todo el examen de sensibilidad para magnificar el estimulo al
excluir la información visual. El examen se aplica comparativamente, ya que el
referente de "normalidad" para cada persona es su propio cuerpo. Cuando una
deficiencia estructural compromete la sensibil idad en los dos hemicuerpos (lesio-
nes medulares), se exploran todos los segmentos corporales para determinar
con precisión las áreas afectadas. Esto es fundamental ya que un buen examen
de sensibilidad permite identificar el sitio de la deficiencia para instaurar el mejor
proyecto terapéutico que optimice el funcionamiento y la independencia del usuario.
Cada prueba del examen clínico-funcional del sistema nervioso se debe
contextualizar a las condiciones de cada persona. Para hacerlo, el usuario tiene
diferentes recursos, de tal manera que para cada situación de deficiencia
estructural, existe un método de aplicación para cada prueba. No en todos los
casos se aplican todas las pruebas para examinar la sensibilidad. El
fisioterapeuta determina cuáles utiliza de acuerdo con el análisis de la
deficiencia estructural y funcional que realiza para cada perso na.

CLASIFICACION DE
LA SENSIBILIDAD

SUPERFICIAL PROFUNDA CORTICAL


Los centros de procesamiento e interpretación de la información .
VIAS SENSITIVAS

Vía de la sensibilidad superficial -


fascículos espinotalámicos lateral (dolor y
temperatura) y anterior (tacto), Estas vías
inician desde la activación del receptor en
la periferia y terminan en el núcleo
ventrolateral del tálamo desde donde se
conducen estímulos a la corteza parietal
para la interpretación de las sensaciones.

Vía de la sensibilidad profunda


- fascículos de gracilis y
cuneatus o cordones
posteriores (consciente) y
espinocerebelosos anterior y
posterior (ventral y dorsal)
(inconsciente).
Criterios para la exploración sensitiva

A continuación se enumeran los criterios para la exploración sensitiva:


• Al paciente consciente y colaborador hay que explicarle la exploración que se le va a
realizar.
• Pedir al paciente que cierre los ojos.
• Realizar pruebas y falsas pruebas.
• Llevar a cabo una evaluación sencilla, comparativa y metódica, sin cansar al paciente.
• Registrar numéricamente el resultado de la exploración.

SENSIBILIDAD SUPERFICIAL, EXTEROCEPCIÓN


Tacto
Se examina la capacidad que tiene la persona para sentir un estímulo cutáneo a través
de los receptores táctiles de la piel. Se pedazo de tela o los pulpejos de los dedos. Se
seleccionan y organizan las áreas que se van a examinar en dirección cefalocaudal. Se
aplica el estimulo deslizando el algodón en dirección distal a proxiinal en el segmento o
área que se desea examinar. Es importante precisar la intensidad del estimulo y
replicarla durante toda la prueba. La intensidad y el umbral de excitación nerviosa
determinan la respuesta del examinado. Una vez aplicado el estimulo se pide al usuario
que exprese lo que sintió. Cuando no existe deficiencia, el usuario describe el percibido
("me tocó") y el fisioterapeuta califica esta percepción como normoestesia o sensibilidad al
tacto sin alteración. Si la descripción del usuario no corresponde con el estímulo aplicado,
el fisioterapeuta registra la sensación referida por el usuario y la interpreta como disestesia.
Si el usuario refiere "hormigueo", "electricidad", "adormecimiento o entumecimiento", se
registra como parestesia y se indica el área donde es percibida por el usuario. La
parestesia es una deficiencia sensitiva superficial causada por irritación sensitiva,
asociada con dolor o no. Para registrar los resultados del examen, se utiliza un mapa o
dibujo que indique mediante convenciones los hallazgos de las diferentes percepciones
sensitivas. El registro puede ser descriptivo para cada prueba o puede emplear los
prefijos normo, hipo, hiper y a, de la siguiente manera:
normoestesia, sensibilidad al tacto sin alteraciones; hipoestesia, disminución de la
sensibilidad al tacto; hiperestesia o hiperpatía, percepción exagerada de cualquier
estímulo aplicado en la zona estimulada; anestesia, ausencia de percepción del
estímulo táctil.

Si el fisioterapeuta quiere conocer la discriminación de la sensibilidad superficial, pregunta


al usuario la localización de la sensación percibida. Este examen es clave porque al
detectar alteraciones, una vez comparadas con los territorios contralaterales, el fisiotera-
peuta obtiene el diagnóstico topográfico de la deficiencia.

En las polineuropatías (deficiencia de varios nervios periféricos), la alteración sensitiva


se evidencia en distribución de "guante y media", al comprometer la parte distal de las
extremidades, ya que la estructura vascular de los nervios en dichos segmentos los hace
vulnerables a las deficiencias vasculares que interrumpen la transmisión del impulso
nervioso por deficiencia de la circulación sanguínea y del oxígeno que ella transporta.
DOLOR
El fisioterapeuta aplica el estímulo con un objeto puntiagudo no cortante en el área que
se va a examinar, con intervalos de 2 segundos, para evitar que la acomodación al
estímulo distorsione la percepción del sujeto. El evaluador pide al usuario que describa el
tipo de sensación que percibe y la registra en el formato coi-respondiente. Como en el
examen de tacto, se emplean los calificativos de normoalgia, hiperalgia, hipoalgia o anafia,
según la respuesta del usuario, o sin alteraciones, percepción aumentada, disminuida o
ausente.

TEMPERATURA

Se pueden utilizar dos tubos de ensayo, con agua caliente y fría, o un objeto de metal para
el filo y el dorso de la mano del fisioterapeuta para el calor. Se aplica el estímulo en el área
explorada y se registra la percepción que refiere la persona. El objetivo es conocer la
percepción que tiene el usuario del frío y del calor. Para el registro se utilizan los términos
de normotermia (percepción de la temperatura sin alteración), hipotermia (percepción de
temperatura disminuida), hipertermia (aumento de la percepción) o atermia (ausencia de
percepción de temperatura). La interpretación de los resultados del examen de la
sensibilidad superficial es fundamental para conocer el nivel y la calidad de la protección
básica que tiene el usuario ante estímulos nocivos y la posibilidad de activación de la
sensibilidad cortical, en el procesamiento de información elaborada desde los estímulos
sensitivos.
Distribución de los puntos clave y dermatomas de Frankel.

Procedimiento para la exploración


de la sensibilidad superficial
Se lleva a cabo mediante la exploración
de los dermatomas de Frankel en sus
puntos
clave. Un dermatoma es el área
cutánea inervada por una sola raíz
nerviosa, y cada uno tiene un punto de
mayor sensibilidad,
denominado punto clave. En cada
dermatoma se evalúa el tacto fino, la
sensibilidad al dolor y la temperatura.
Los instrumentos utilizados para ello
son el pincel y la aguja de punta
redonda que van incluidos en un
martillo de reflejos. La
temperatura se explora con tubos de
agua fría y caliente. Se debe asignar un
valor numérico
a cada punto clave examinado.

Registro de los valores sensitivos superficiales.


SENSIBILIDAD PROFUNDA
Es la capacidad que tiene la persona de identificar el comportamiento de su cuerpo,
mediante la percepción de la posición articular, el dolor profundo, la presión y la vibración.
La propiocepción le permite a la persona identificar la posición de su cuerpo en el espacio,
mediante la activación de los sensores propioceptivos o mecanorreceptores que registran
los cambios de longitud y presión de los tejidos, y transmiten la información por los
cordones posteriores (fascículos de Goll y Burdach) y los fascículos espinocerebelosos
ventral y dorsal, a la corteza y al cerebelo, respectivamente.
PROPIOCEPCIÓN O BATIESTESIA
El propósito de esta prueba es identificar la capacidad que tiene la persona para
conocer la posición de su cuerpo en el espacio, en reposo y en movimiento, de
acuerdo con la información suministrada por los mecanorreceptores. En las pruebas
livianas de posición articular, el fisioterapeuta moviliza el segmento comprometido del
usuario y éste debe mover el segmento contralateral en la misma dirección en que
percibió el movimiento de la extremidad comprometida .

Examen de sensibilidad profunda


— propiocepción: prueba liviana de
posición articular para el miembro
superior derecho. Se aplica el
estimulo propioceptivo en el
segmento comprometido para
conocer tanto el funcionamiento del
mecanorreceptor como la
conducción y la interpretación del
estímulo.
PALESTESIA
Se examina colocando un diapasón de entre 128 y 250 Hz de frecuencia sobre las
prominencias óseas del segmento corporal que se requiera examinar, por ejemplo, cabeza
de los metatarsianos, maléolos, espina tibia{, cóndilos femorales, acromion, olécranon,
apófisis estiloides radial y cubital, cabeza de los meta carpianos y esternón. Se aplica el
estímulo de dista' a proximal. El usuario siente hormigueo. Se registra si ésta es su
percepción, de lo contrario, se describe la percepción que el usuario refiere y la
deficiencia que presenta: hipopalestesia, hiperpalestesia o apalestesia. También se pide al
usuario que localice el estímulo.

BARESTESIA
Capacidad para reconocer la presión sobre el propio
cuerpo. Se explora presionando con fuerza los músculos
trapecio superior, gemelos o bíceps braquial. Cuando esta
sensibilidad no está alterada, el usuario refiere una
sensación molesta y localiza el estímulo. En las
polineuropatías los músculos afectados son dolorosos a la
presión. El examen se aplica comparativamente. El
fisioterapeuta hace presión con el pulpejo del dedo en
diferentes partes del cuerpo del paciente y le pide que
reconozca el estímulo aplicado.

BAROGNOSIA

Es la capacidad de discriminar las diferencias de peso entre objetos de igual tamaño. Se


examina cuando se quiere precisar la capacidad discriminativa de una persona. No es común
su aplicación. Puede ser útil cuando el usuario utiliza herramientas finas y precisas o
cuando se entrena en el manejo de ayudas ortopédicas. El evaluador registra si el usuario
acierta o no la diferenciación de dos objetos de igual tamaño y diferente peso colocados en
la palma de las manos (por ejemplo, discos de 1 y 2 libras, o pelota de tenis y de espuma)
El fisioterapeuta, ante cualquier resultado que indique deficiencia de la sensibilidad, debe
analizar cada caso de acuerdo con el contexto del usuario, para determinar el origen de la
deficiencia, es decir, si se encuentra en los sensores periféricos (quemadura, desgarro
muscular o tendinoso), en la conducción del impulso nervioso (deficiencia estructural del
nervio periférico), en la transmisión de la información (deficiencia funcional de las vías
aferentes medulares) o en la interpretación de la información sensitiva en el tálamo, el
cerebelo o la corteza parietal. La comprensión de la fuente de la deficiencia facilita la eficacia
del proyecto terapéutico, ya que lo encamina contra la causa del problema y no se limita al
manejo de sus características; de esta manera se logra una solución definitiva cuando el
curso clínico de la patología de base así lo permite

SENSIBILIDAD CORTICAL
Es la capacidad que tiene la persona de interpretary discriminar en la corteza parietal la
información aferente recibida. Para su funcionamiento, es necesario que las
sensibilidades superficiales y profunda estén indemnes.

ESTIMULACIÓN SIMULTÁNEA BILATERAL


Se examina para conocer la capacidad que tiene una
persona de identificar estímulos simultáneos en sus
hemicuerpos. Se explora ante la sospecha de una
deficiencia estructural del lóbulo parietal. Cuando esto
ocurre, existe negligencia unilateral, es decir, la
persona "ignora o niega" su hemicuerpo comprometido,
situación que afecta la retroalimentación sensitiva, la
imagen corporal y el control motor. Esta sensibilidad se
examina aplicando dos estímulos sensitivos
superficiales (tacto o dolor) simultáneos, uno en cada
hemicuerpo. El usuario indica el o los sitios donde
percibe los estímulos. La alteración de esta
sensibilidad se manifiesta cuando el usuario identifica
los estímulos de un solo hemicuerpo, hecho que se
registra como extinción sensitiva contralateral. Si el
usuario percibe los dos estímulos pero no precisa su
ubicación en el lado afectado, se registra como desplazamiento sensitivo.
DISCRIMINACIÓN DE DOS PUNTOS

La alta densidad de inervación, es decir, la disposición y el gran volumen de corpúsculos


tactiles de Meissner ubicados en las manos y en la cara permiten que las personas
perciban en estas zonas estímulos con separación mínima de dos milímetros en
"condiciones normales". Este examen se aplica en personas con deficiencia sensorial en
la mano y permite conocer la capacidad de sensibilidad discriminativa. El fisioterapeuta
aplica en forma simultánea e intermitente estímulos con dos objetos puntiagudos (lápiz,
clip) en los pulpejos de los dedos de la mano, con diferencia de 2 a 6 milímetros y
registra los aciertos del usuario, quien dice si percibe uno o dos estímulos. La prueba se
aplica en forma comparativa con igual número de estímulos en cada hemicuerpo.

GRAFESTESIA
Es la capacidad para identificar a través del tacto símbolos o formas elementales
dibujadas en la palma de la mano. Se dibujan tres formas en cada mano, el usuario las
identifica o describe y el fisioterapeuta registra el número de aciertos y desaciertos y el
tiempo de duración de la prueba. Se califica el resultado utilizando los prefijos a, hipo, hiper
y normo. Agrafestesia es la incapacidad para reconocer mediante el tacto formas
elementales dibujadas en la mano. Es conveniente aplicar este examen en personas con
deficiencia funcional de la mano, de origen nervioso.
ESTEROGNOSIA
Esta sensibilidad se examina cuando se quiere conocer la funcionalidad de la mano, ya
que el 50% de ésta se determina por la capacidad sensitiva. El fisioterapeuta utiliza 10
objetos comunes para que el usuario, mediante manipulación con una mano los
identifique o describa. Puede utilizar un borrador, una mota de algodón, una tuerca, una
llave, un marcador, una moneda, un tornillo, un boliche, un dado y un esfera. El fisiotera-
peuta registra comparativamente, derecha izquierda, el número de aciertos y desaciertos
en el reconocimiento de objetos y el tiempo de la prueba.