Está en la página 1de 4

CIUDADES SOSTENIBLES.

Saneamiento Sostenible Descentralizado; Enfoque, institucionalidad y


Aplicación en Bolivia

Módulo 1

Curso Virtual: CIUDADES SOSTENIBLES. Saneamiento Sostenible Descentralizado; Enfoque,

institucionalidad y Aplicación en Bolivia

Apuntes del módulo: Los siete pilares de la ciudad sostenible

Gary Gardner, director de publicaciones de WWI (LV)

Del nuevo informe del World Watch Institute

Las ciudades han de contribuir a redefinir el concepto de desarrollo, que no debe estar basado

en la idea de consumir más y más, sino en alcanzar una mayor calidad de vida ciudadana”. Así

se expresa Gary Gardner, director de publicaciones del World Watch Institute, un prestigioso

centro de estudios de Estados Unidos que anualmente publica su documentado informe sobre

El estado del mundo, una completa radiografía de la salud ambiental del planeta. El nuevo

informe será publicado en mayo, aunque buena parte de sus contenidos fueron dados a conocer

en una conferencia organizada por el Club Roma y el ICTA-UAB celebrado en el Palau Macaya de

la Obra Social La Caixa en Barcelona.

1. La plaza, lo público. La ciudad deseada “debe tener como objetivo central estratégico

que se creen y se consuman bienes públicos, en lugar de consumir productos privados”.

Eso significa fomentar los espacios públicos, “crear plazas, parques o instalaciones

deportivas, para permitir que la gente se pueda reunir en un espacio público con un

buen ambiente”, dice Gardner, que prefiere “una familia que se come un helado en una

plaza un domingo por la tarde que verla acudir a un centro comercial para ir de

compras”. En suma, se trata de diseñar ciudades capaces no sólo de proveer alimentos

1
CIUDADES SOSTENIBLES. Saneamiento Sostenible Descentralizado; Enfoque, institucionalidad y
Aplicación en Bolivia

y seguridad, sino que favorezcan las relaciones personales o la realización personal, la

equidad, trascendencia o justicia. “Hay que poner el énfasis en la idea de reforzar el

bienestar, lo que puede implicar una reducción de los niveles de consumo”. “El

problema –continúa– es que hemos diseñado una economía básicamente para vender

y vender cada vez más, aunque no se satisfagan las verdaderas necesidades”, añade.

2. Urbanismo compacto. Gardner propone superar un modelo urbanístico que ha

supeditado el diseño de la ciudad a la funcionalidad del coche . “Se han hecho ciudades

más grandes de lo que se debería de haber creado”, afirma. Barcelona y Atlanta tienen

una población parecida, pero la capital norteamericana ocupa mucho más espacio.

Reivindica el urbanismo compacto y denso, frente al expansivo que crece en forma de

mancha de aceite. “Las ciudades –dicen pensado sobre todo en Estados Unidos– se han

hecho según el deseo de los fabricantes de coches, que presionaron para que

desapareciera el tranvía que había en los años 30 del siglo pasado en Los Ángeles, y los

coches se convirtieran en el principal medio de transporte”. Este modelo da muestras

de agotamiento. Debe corregirse en el futuro. En el otro extremo, las ciudades

europeas, más densas y compactas, con los servicios más cercanos, han podido reducir

muchas veces los desplazamientos largos obligados, con lo que tienen una escala más

humana.

3. Recuperar el centro. Proteger los centros urbanos, hacerlos transitables, recuperar su

identidad... Gardner dibuja una ciudad del futuro en la que necesariamente deberá

haber menos coches. “Debemos reducir el uso del vehículo privado no sólo por los

problemas de congestión y de contaminación que generan, sino porque debemos ganar

espacio para el ciudadano”, dice

2
CIUDADES SOSTENIBLES. Saneamiento Sostenible Descentralizado; Enfoque, institucionalidad y
Aplicación en Bolivia

4. Calidad del aire. Los cascos urbanos presentan niveles de polución superiores a lo que

marcan las directivas o recomienda la OMS. Por eso, es partidario de limitar el acceso

de los vehículos privados a los centros urbanos, por ejemplo mediante el cobro de tasas

“para generar ingresos y fomentar el transporte público”. Hace 30 años, el 60% de los

desplazamientos se hacían en bicicleta en China; pero la apuesta de su gobierno por un

desarrollo industrial sin matices ni consideraciones ambientales ha tenido como secuela

la congestión urbana y unos delirantes niveles de polución del aire con altísimos costes

sanitarios.

5. Naturaleza. “La naturaleza tiene que estar mejor integrada en las ciudades y no quedar

segregada en ellas. La naturaleza es un buen vecino, pues proporciona servicios

ecológicos valiosos”, dijo Gardner en su conferencia, y además enumeró una larga lista

de opciones para dar entrada a los espacios naturales en el planeamiento

urbano (parques y zonas verdes cercanos, corredor verdes del centro a la periferia, un

10% de zonas salvajes, reservas de un 40% de espacios para bosques, tejados verdes…).

6. Energía limpia. Gardner propone fomentar el autoconsumo con fuentes renovables.

Ante la necesidad de mitigar el calentamiento causado por los combustibles fósiles, es

partidario de dar incentivos a la energía fotovoltaica y rechaza el método del fracking

(la obtención de gas mediante la fractura de la roca), pese a que ha abaratado el recibo

de la energía en su país. “Mi factura de energía me cuesta un 20% menos que hace tres

años, pero el problema es que en muchos casos, al fracturarse la roca, una parte de ese

gas liberado entra en las reservas de agua subterránea, lo que ha provocado la

contaminación del suministro en ciertas zonas”, añade. Otro problema es que si los

combustibles fósiles siguen siendo más baratos, se menoscaban los incentivos para

fomentar las energías renovables”.

3
CIUDADES SOSTENIBLES. Saneamiento Sostenible Descentralizado; Enfoque, institucionalidad y
Aplicación en Bolivia

7. Proteger el clima. Reducir los residuos y reaprovechar y reciclar los materiales es otra

gran asignatura pendiente. “El problema fundamental es que el capitalismo es

devorador de recursos, tiene un apetito insaciable; pero el planeta tiene sus límites, y

debemos aprender a vivir dentro de esos límites”. ¿Es incompatible el capitalismo con

la protección del clima? Se trataría de “diseñar un capitalismo más eficiente para que

dé señales al mercado de que debemos conservar los recursos naturales. El problema

es que al consumidor se le anima continuamente a consumir más y más; y eso siempre

supondrá un gran problema”

También podría gustarte