Está en la página 1de 4

Diferentes tipos de test de personalidad.

Con las cada vez más frecuentes exigencias del mundo laboral, la incursión de
estrategias eficientes para el reclutamiento y selección para capital humano dentro de
las empresas no se hicieron esperar.

La necesidad de los gerentes por rectificar la veracidad de varios aspectos que se


dicen en las entrevistas es un factor de suma importancia para la estabilidad de las
empresas; debido a que se desea evitar contratiempos futuros. De este modo los test
de personalidad se visualiza como una de las soluciones más viables, al poder
proporcionar un indicador de cuál va a ser su comportamiento futuro de cada
empleado.

¿Qué son los Test de personalidad?

Utilizados comúnmente en el área de la psicología clínica, estas pruebas son


herramientas que permiten evaluar rasgos psicológicos y de personalidad
(sentimientos y actitudes), de un individuo en específico. A fin de identificar la forma
habitual de reacción frente a determinadas circunstancias y tipos de personas.

Debido a que cada test de personalidad se encuentra diseñado para medir


determinados rasgos para el ámbito laboral, se debe tomar con la mayor seriedad
posible y responder cada pregunta con total honestidad.

Algunos de los más comunes son, liderazgo, trabajo en equipo, autonomía, orientación
a resultados, orientación al logro, tolerancia a la frustración y flexibilidad.

Existen diversos tipos de test de personalidad, sin embargo, los siguientes se


encuentran como los más utilizados dentro de los procesos de selección.

→ Cuestionarios. Formados por series de preguntas sobre ti mismo diseñadas a


partir de una actitud positiva hacia ti mismo, estas pueden ser variadas o ambiguas,
según sea el caso.

→ Proyectivos. También conocidos bajo el nombre de láminas proyectivas, consisten


en diferentes láminas con manchas de tinta, dibujos o escenas, los cuales se deben
interpretar por ti. Koch, Rorschach y De Apercepción Temática, son los más
frecuentes.

→ De Aptitudes. Tienen como objetivo evaluar la cantidad y calidad de la capacidad


intelectual de un individuo, es decir su nivel de conocimientos en áreas específicas
como verbal, numérica y abstracta, para conocer el tipo de actividades en el cual se
presenta más habilidad.

Pueden ser de muy diversos tipos pero todos hacen referencia al mismo tema: la
personalidad.

Las pruebas de personalidad, tratan de indagar sobre tu mundo sentimental y afectivo,


tus reacciones, comportamientos, actitudes, traumas representativos de tú carácter; en
general, interesa tu forma de actuar ante el mundo.

Los más utilizados en las pruebas de selección de personal son:

El 16 PF de Catell.
GZ de Guilford y Zimmerman.
Suelen presentarse en desorden temático para evitar que el examinado/a averigüe
sobre que se le evalúa. Trata de responder de forma espontánea y franca. Además te
damos algunos consejos:

Tipos de test de personalidad:

1. Cuestionarios:

Consisten en series de preguntas variadas y en algunos casos ambiguas sobre


tu persona. Se recomienda sinceridad, hay preguntas aparentemente
diferentes diseñadas con el propósito de medir tu sinceridad partiendo de una
actitud positiva hacia nosotros/as mismos. Escucha con atención las
instrucciones que te den para cada test. Si el tiempo es limitado, no te
estanques en una pregunta, pasa a la siguiente.

El objetivo que persiguen es descubrir rasgos como:

 estabilidad emocional
 extroversión
 introversión
 iniciativa
 dominio de sí mismo
 responsabilidad
 sentido del deber
 flexibilidad
 independencia
 autonomía
 decisión
 grado de sociabilidad
 sinceridad
 autoconfianza
 autodisciplina
 lealtad
 agresividad
Test Proyectivos:

Láminas proyectivas: son diferentes láminas con manchas de tinta o dibujos


poco definidos que tenemos que interpretar. Evalúan la interpretación que
hacemos de las mismas.

En este tipo de pruebas no se puede trampear ni andar con engaños. No hay


respuestas ni correctas ni incorrectas, sino respuestas que reflejan tu
personalidad.

Es fundamental pensar en positivo, ya que nos permitirá ser más abiertos/as a


la hora de las interpretaciones. No conviene mencionar objetos bélicos,
oscuros o negativos a la hora de interpretar una mancha.

 El test de Koch o más conocido como el test del árbol, consiste en


dibujar uno o varios árboles. El psicólogo/a tratará de saber
indicaciones relativas a tu personalidad. Se aconseja ser espontáneo.
 El test de Rorschach, es quizás el más conocido y una de las pruebas
más completas. Esta basado en lo que las personas perciben, ya que
visualizan e interpretan manchas de tinta.
 TAT o Test de Apercepción Temática. Consiste en una serie de
láminas con escenas en las que intervienen diferentes personajes.
Test de aptitudes:

Estas pruebas indagan la cantidad y calidad de tu capacidad intelectual


(rendimiento y el nivel de conocimientos), al objeto de conocer en que tipo de
actividades eres más hábil. Se pueden identificar distintos tipos de test
dependiendo de lo que interese evaluar en relación con el puesto de trabajo al
que se opte.

En general, estos tests pueden evaluar tres tipos de aptitudes:

 Aptitud numérica: miden tu capacidad para realizar cálculos


numéricos.
 Aptitud verbal: miden tu capacidad de comprensión, fluidez verbal.
 Aptitud abstracta: miden tu capacidad de pensar con flexibilidad,
centrarte en lo relevante…

Por otra parte, los test de aptitudes pueden clasificarse en función de lo que
evalúen en:

 Test de memoria: test de memoria de cifras, test de memoria visual.


 Test manipulativos, por ejemplo, los cubos de Kohs, donde se valora
la desenvoltura del candidato y la rapidez en la realización de la prueba.
 El bloque de Wiggly o rompecabezas, donde se evalúan las
destrezas, reacciones, carácter, sentido del método, perseverancia,
emotividad, ingenio…
 Bur. Esta reservado para el personal administrativo, mide la capacidad
para realizar las actividades normales de una oficina. Se valora la
calidad del trabajo, la rapidez de ejecución y la atención, nivel
intelectual y la amplitud de conocimientos.
 Test de comparación. Se realizan tareas de comparación y verificación
de números y nombres. Se valora la capacidad de mantener la atención
y precisión del evaluado así como su rapidez y exactitud de la
ejecución.
 Test de matrices de Raven. Estos tipos de test están orientados a la
valoración de inteligencia concreta. En este tipo de test, se pide que
establezcas las relaciones existentes entre las sucesiones de figuras y
objetos que aparecen.
Aconsejamos, no ceñirse a uno de los ejercicios y perder el tiempo
buscando la respuesta acertada. Es mejor avanzar y seguir con demás,
para descubrir la ley que rige las sucesiones de figuras, fichas o naipes.
Además, evitarás bloquearte y ponerte nervioso/a por dedicar
demasiado tiempo a una sucesión.
 Test de fichas de dominó. Evalúan las capacidades racionales de la
inteligencia y las capacidades de abstracción lógica. Es decir, hace una
estimación del nivel de inteligencia en función de tus facultades
lógicas.
El conocimiento del juego del dominó no supone en principio una
ventaja, sólo una mayor familiaridad con las fichas.
 Test de razonamiento. Evalúa la inteligencia como facultad de
adaptación. Trata de estimar la agilidad mental, flexibilidad de la
inteligencia, adaptabilidad a nuevas situaciones y facilidad de resolución
de problemas de distinto tipo.
Los problemas que se presentan son muy variados y se presentan de
un modo muy diverso, de forma que puede parecerte desconcertante.
El evaluador/a puede observar la conducta y los métodos de trabajo del
evaluado.
Pueden ser: series de números, de letras, completar anagramas o
palabras que hay que descubrir. En cada serie se da una alternancia
distinta, por lo que cada una planteará un problema y una solución
independiente de las demás.
Se aconseja conservar una determinada simpleza mental, no busques
trampas o significados imposibles.
 Test de comprensión verbal. Evalúa la inteligencia como capacidad
de comprensión de ideas. Se emplean para determinar las facultades
de análisis y de síntesis del candidato/