Está en la página 1de 5

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL POLITÉCNICA DE LA FUERZA


ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA

U.N.E.F.A.N.B- SEDE CUMANÁ

PROFESOR:

ING. ERICK NARVAÉZ BACHILLER:

PEDRO QUIARO C.I: 26.419.765

6TO SEMESTRE ING.NAVAL-01

CUMANÁ, JULIO DE 2018


Para comenzar, se puede decir que la previsión social son las erogaciones
efectuadas que tengan por objeto satisfacer contingencias o necesidades
presentes o futuras, así como el otorgar beneficios a favor de los trabajadores o de
los socios o miembros de las sociedades cooperativas, tendientes a su superación
física, social, económica o cultural, que les permitan el mejoramiento en su calidad
de vida y en la de su familia.

Por otra parte, hablando sobre su origen, esta se originó desde la aparición
del trabajo en la vida del hombre, pues siempre ha existido la necesidad de
defender la salud amenazada por el riesgo de diversas actividades. En la antigua
Babilonia, el código de Hammurabi prescribía castigo a los capataces por las
lesiones que sufrieran los trabajadores. En el siglo XII a.C., existía una modalidad
de seguro contra riesgos a que estaban sometidas las caravanas que
transportaban mercaderías, también se registran los seguros contra robos, hurtos
y pérdidas de transporte de mercaderías.

Las civilizaciones posteriores como Greco-Romana comenzaron a


preocuparse por los problemas derivados o creados por el trabajo, Platón trató de
ciertas deformidades en el esqueleto que eran características de algunas
profesiones. En el siglo XIV la asociación de artesanos europeos propusieron
ciertas normas para regular y proteger sus profesiones, seguido a esto fue muy
importante la creación de una especialidad llamada medicina del trabajo. En los
siglos XV y XVI aparecen ya obras completas dedicadas a la prevención de los
riesgos profesionales. Durante la Revolución Industrial, se produjo un aumento
considerable en el número de personas (obreros) que vivían exclusivamente de
las rentas de su trabajo y que quedaban desamparadas cuando, por enfermedad o
accidente, perdían su única posibilidad de supervivencia: su capacidad para
trabajar.
Seguidamente, entramos en el tema de la responsabilidad contractual esta
se refiere a la obligación de reparar los daños causados por el incumplimiento de
una obligación nacida de un contrato. Las obligaciones contractuales son las
prestaciones a las cuales se obligan las partes cuando celebran un convenio para
constituir, reglar, transmitir, modificar o extinguir entre ellas un vínculo jurídico

Según tal argumentación, el vínculo contractual entre trabajador y


empresario, conllevaba una cláusula tácita de seguridad, lo que suponía en el
terreno del derecho común la renunciabilidad a la misma por parte del asalariado,
la exclusión de protección en los casos fortuitos, y cuando concurriera en el daño
alguna responsabilidad del asalariado. Razones todas ellas que motivarán la
ampliación de la teoría de la responsabilidad contractual mediante la teoría de la
responsabilidad legal, nacida no en razón de las faltas cometidas por el
empresario, sino por los hechos provocados por las cosas que están bajo su
custodia, quedando excluidos de indemnización el hecho de que el accidente fuera
producido por causa sólo imputable al accidentado, o por fuerza mayor.

Por otra parte, entraremos en el tema de las leyes de previsión social,


según el Artículo 87 de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela. “Todo patrono o patrona garantizará a sus trabajadores y trabajadoras
condiciones de seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuado. El Estado
adoptará medidas y creará instituciones que permitan el control y la promoción de
éstas condiciones”.

Otra sería según el Artículo 56 de la LOPCYMAT. Deberes de los patrones:

1. Informar por escrito a los trabajadores y trabajadoras y al Comité de


Seguridad y Salud Laboral de las condiciones inseguras
2. Elaborar con la participación de los trabajadores y trabajadoras,
el Programa de Seguridad y Salud en el Trabajo de la empresa

3. Notificar al Instituto Nacional de Prevención Salud y Seguridad Laborales


(INPSASEL), con carácter obligatorio, las enfermedades ocupacionales, los
accidentes de trabajo dentro del ámbito laboral previsto por esta Ley

4. Llevar un registro actualizado de las condiciones de prevención, seguridad y


salud laborales

5. Organizar y mantener los Servicios de seguridad y Salud en el


Trabajo previstos en esta ley

Y por último, según el Artículo 236 de la ley del trabajo. El patrono deberá
tomar las medidas que fueren necesarias para que el servicio se preste en
condiciones de higiene y seguridad que respondan a los requerimientos de la
salud del trabajador, en un medio ambiente de trabajo adecuado y propicio para el
ejercicio de sus facultades físicas y mentales. El Ejecutivo Nacional, en el
Reglamento de esta Ley o en disposiciones especiales, determinará las
condiciones que correspondan a las diversas formas de trabajo, especialmente en
aquellas que por razones de insalubridad o peligrosidad puedan resultar nocivas, y
cuidará de la prevención de los infortunios del trabajo mediante las condiciones del
medio ambiente y las con él relacionadas. El Inspector del Trabajo velará por el
cumplimiento de esta norma y fijará el plazo perentorio para que se subsanen las
deficiencias. En caso de incumplimiento, se aplicarán las sanciones previstas
por la Ley.

Para concluir, podemos decir que la previsión social es aquella que


les brinda una protección a aquellas personas que están imposibilitadas de
obtener un ingreso, ya sea de manera temporal o permanente. Estos servicios
sociales, por lo tanto, contribuyen a la cobertura de las principales problemáticas
sociales, como la pobreza, la salud, el desempleo, la discapacidad o la vejez.

Puede considerarse también como protección que una sociedad


proporciona a sus integrantes, ya que estas medidas públicas son financiadas con
los aportes de todos los ciudadanos mediante el pago de impuestos y tributos.
Esto se trata de un mecanismo solidario, donde la población económicamente
activa brinda a mantener a aquellos que no pueden trabajar.