Está en la página 1de 3

La Docena Dorada

Irving Chernev
Partida Nº 5 8.bxc3 d6
Nimzowitsch está en su mejor momen- Este movimiento apoya al peón c5, el
to imaginativo en esta fantástica partida. La bloqueador de los peones doblados, y se
estrategia es única, y las combinaciones al- prepara para jugar 9...e5.
canzan alturas de originalidad. 9.¤d2 b6
La partida, naturalmente, ganó un pri- 10.¤b3 ...
mer premio de brillantez. También ganó Las blancas protegen el peón dama, para
otros elogios, el Dr. Emanuel Lasker, en su poder avanzar el peón rey.
época, la consideró como la mejor partida Nimzowitsch sugiere en cambio 10.f4
jugada en los últimos diez años, mientras e5 11.fxe5 dxe5 12.d5 ¤a5 13.¤b3 ¤b7
Bent Larsen dijo recientemente, que este 14.e4 ¤e8. Las blancas podrían proteger a
juego, más que cualquier otro, influyó en su los peones débiles alfil con su dama, y sacar
desarrollo como jugador. provecho al haber abierto la columna “f ”.
El mismo Nimzowitsch, que no vio ne- 10... e5
cesidad de falsa modestia sobre este notable Estrategia convencional para inducir al
logro, dijo, “Una de las mejores partidas de blanco a avanzar el peón d4, debilitando así
bloqueo que he jugado alguna vez”. el peón c4.
11.f4 ...
Blancas: P. Johner Si 11.d5 e4 12.dxc6 (o 12.¥e2 ¤e5) 12.
Negras: A. Nimzowitsch ... exd3 13.£xd3 £c7, y la posición de las
Defensa Nimzoindia negras es mejor.
Dresden, 1926 11... e4
12.¥e2 £d7!

1.d4 ¤f6
2.c4 e6
3.¤c3 ¥b4
4.e3 O-O
5.¥d3 c5
6.¤f3 ...
Jugada de rutina, sería mejor 6.¤e2 con
miras a fortalecer la casilla c3.
6... ¤c6
7.O-O ¥xc3
A Nimzowitsch le gustaba jugar contra
peones doblados, aunque esto le permitiera
a su oponente quedarse con la pareja de alfi-
les como compensación. Sólo Nimzowitsch podría bloquear su

-12-
La Docena Dorada - Irving Chernev - Prof. José Luis Matamoros
alfil con la dama a fin de prevenir el movi- De lo contrario, las negras aumentan la
miento de peón (g4). presión con 22...¥e6, forzando el peón a
Nimzowitsch dice: “El movimiento del avanzar.
texto implica un complicado sistema de res- 22. ... ¢h8
tricción. 23.¤d2 ¦g8
La dama se ubicará en h7, donde estará 24.¥g2 g5
excelentemente situada, después con …h4, 25.¤f1 ¦g7
se amenazará paralizar todo el flanco de rey 26.¦a2 ¤f5
blanco. 27.¥h1 ¦cg8
Luego agrega, con orgu- 28.£d1 gxf4
llo perdonable, “Debe reconocer- 29.exf4 ¥c8
se que la maniobra de restricción 30.£b3 ¥a6
£d7, f5, h7, representa una concepción no-
table”.
13.h3 ¤e7
14.£e1 h5
Trabajo de bloqueo por un maestro en
este arte. Si ahora 15.£h4 ¤f5 16.£g5 ¤h7
17.£xh5 ¤g3 y negro gana con el intercam-
bio.
15.¥d2 £f5
16.¢h2 £h7!
Original, profundo y poderoso, como
veremos por las jugadas posteriores.
17.a4 ¤f5
Las amenazas comienzan: las blancas
deben protegerse contra 18...¤g4+ 19.hxg4 Nimzowitsch ha aumentado la presión
hxg4+ 20.¢g1 g3, y las blancas deben sacri- sobre la columna g. Si las blancas intentan
ficar a su dama para evitar el mate. darle mayor soporte al peón g3 por medio
18.g3 a5 de 31.¦ag2, pierde después de 31. .. ¤g4+
Esto reprime cualquier contrajuego en el 32.hxg4 hxg4 mate.
flanco de dama. O si se defiende con 31.¥d2, sigue 31. ...
19.¦g1 ¤h6 ¦g6 32.¥e1 ¤g4+ 33.hxg4 (o 33.¢g2 ¥xc4
20.¥f1 ... y ganan) hxg4+ 34.¢g2 ¥xc4! 35.£xc4
Sería un completo suicidio jugar 20.£f2, e3!! (amenaza 36. … £h3 mate), y la única
después de 20...¤hg4+ 21.¥xg4 ¤xg4+ manera de salvar a su rey es jugar 36.¤xe3 y
22.hxg4 hxg4+ 23.¢g2 £h3 mate. entrar en un devastador tenedor de caballo
20... ¥d7 por 36...¤xe3+, lo que le cuesta a las blan-
21.¥c1 ... cas su dama.
La defensa del blanco parece misteriosa, Verdaderamente una posición tipo pro-
desaloja la casilla d2 para su caballo, y la se- blema, que muestra el alcance de la imagi-
gunda fila para que su torre a1 pueda entrar nación de Nimzowitsch.
en juego. 31.¦e2 ¤h4
21. ... ¦ac8 Las negras están listas para enfrentar el
22.d5 ... ataque de su peón rey, a 32.¤d2 con 32. …

-13-
La Docena Dorada - Irving Chernev - Prof. José Luis Matamoros
¥c8; luego si 33.¤xe4 £f5 34.¤f2 £xh3+
35.¤xh3 ¤g4 mate. O si 33.£d1 ¥xh3
34.¢xh3 £f5+ 35.¢h2 ¤g4+ 36.¢h3
¤f2+ 37.¢h2 £h3 mate.
32.¦e3 ¥c8
33.£c2 ¥xh3
34.¥xe4 ¥f5
Después de esto, las negras logran al fin,
llegar al rey blanco.
35.¥xf5 ¤xf5
36.¦e2 h4
37.¦gg2 hxg3+
38.¢g1 £h3
39.¤e3 ¤h4
40.¢f1 ¦e8
Restricción desde lejos.
Las blancas abandonaron.
0-1
El negro amenaza 41... ¤xg2 42.¦xg2
(si 42. ¤xg2 £h1 es mate) £h1+ 43.¢e2
£xg2+ (aquí se puede notar como la juga-
da 40 de las negras encaja perfectamente e
impide el movimiento del caballo) 44.¢d1
£xc2+ 45.¢xc2 g2, ganando fácilmente. Si
el rey intenta huir por 41.¢e1, sigue 41. ...
¤f3+ 42.¢d1 (o f1) £h1+, con mate rápido.
Uno de mis juegos favoritos de Nim-
zowitsch.

-14-