Está en la página 1de 4

AUTOLISIS

La autolisis es el proceso que se da en la célula desde el momento que deja de


recibir un normal aporte de oxígeno o de nutrientes. La muerte celular onecrosis
produce la AUTOLISIS y cambia las características de la célula. La autolisis ocurre
por falta de oxígeno y de nutrientes, debido a que esto interrumpe la
producción de ATP. En la membrana plasmática de la célula existen una serie
proteínas que activamente (con gasto de ATP) mantienen las concentraciones
iónicas normales dentro de la célula. La falta de ATP de tiene el funcionamiento
de estas proteínas lo que produce la entrada anormal de iones cono sodio, cloro
y calcio. El Sodio y el Cloro atraen agua que a su vez produce un edema en la
célula. El Calcio activa una serie de enzimas intracelulares, que perforan las
membranas de los organelos. Dentro del conjunto de organelos la destrucción
de las membranas de los lisosomas produce la mayor alteración de la célula.
Los lisosomas son vesículas delimitadas por membrana plasmática que contiene
una batería de enzimas hidrolíticas. Todas estas enzimas digieren proteínas,
lípidos, ácidos nucleícos, etc. La liberación anormal de estas enzimas dentro de
la propia célula degrada su cito-esqueleto y sus organelos.

Es una autodigestion o autodestrucción de los tejidos por substancias


producidas dentro de los mismos tejidos llamados enzimas. Estas enzimas llegan
a ser catalizadores químicos que son empleadas por las células de los tejidos
dentro del metabolismo fisiológico del organismo en vida, después de la muerte
estas mismas enzimas llegan a producir la destrucción de las células y los tejidos.

En estado vivo el cuerpo tiene un pH de 7.4 lo cual favorece al metabolismo


fisiológico de las proteínas y esto lleva al organismo a estar en una combinación
química básica.

Cuando una situación acida se desarrolla o sea que el pH disminuye se presenta


una situación apropiada para la separación o digestión bajo la influencia de
las enzimas dando lugar a la presencia de aminoácidos para una reducción u
oxidación.
CITOLISIS

La citólisis llamada también lisis celular es cuando la célula estalla o revienta


liberando su contenido interno, en cambio, plasmólisis es cuando una célula es
estado hipertónica por la incorporación de agua excesiva se hincha de tal
manera que la presión osmótica en el lado de la membrana plasmática es
mayor, por ende hace lisar a la membrana celular.

Cuando una célula eucariota o procariota es invadida por virus, los mismos
ocasionan la citólisis celular cuando las moléculas de virus hijas se acoplan en
los capsómeros liberando o lisando a la célula huésped, denimonada como
ciclo lítico o ciclo lisogénico.

La citolisis es la rotura de la célula.

Las causas de la misma son muy numerosas y variables, algunos ejemplos son:

* Medio muy hipotónico: el agua penetra en la célula y ésta se hincha hasta


que se rompe la membrana citoplasmática. Suelen resistir la hipotonicidad las
bacterias y las plantas y los hongos, porque tienen pared celular que evita la
hinchazón.

* Infección por virus y bacterias y parásitos patógenos endocelulares que se van


acumulando en el interior de la célula hasta que ésta acaba rompiéndose.

* Sustancias químicas endógenas como el TNF (factor de necrosis tumoral),


defensa natural contra el cáncer que provoca la destrucción de la célula
neoplásica.

La consecuencia de la citolisis es la destrucción de la célula con la salida al


exterior de parte de su contenido.
METAPLASIA

Se denomina así a la transformación o reemplazo de un tejido adulto en otro de


la misma clase. Por ejemplo, la metaplasia pavimentosa o escamosa del epitelio
respiratorio de los bronquios en fumadores o en bronquios que drenan cavernas
tuberculosas; metaplasia pavimentosa del cuello uterino; metaplasia
pavimentosa del mesotelio; metaplasia pavimentosa del urotelio en la litiasis;
metaplasia intestinal de la mucosa gástrica en la gastritis crónica; metaplasia
gástrica en la mucosa del esófago («esófago de Barrett»); metaplasia glandular
en epitelio de la vejiga; metaplasia ósea en cartílagos de la laringe; metaplasia
ósea en cicatrices («hueso de jinete» en el espesor de los músculos aductores).

CAUSAS

a) Irritación. Ejemplos: la litiasis en la metaplasia pavimentosa del urotelio. El


reflujo de jugo gástrico ácido en la metaplasia glandular del esófago.

b) Sustancias químicas. Ejemplos: metaplasia bronquial en los fumadores; la


administración de nitrosamina en animales de experimentación determina la
diferenciación de las células acinares pancreáticas hacia hepatocitos. El
exceso de vitamina A en la dieta produce metaplasia mucosa del epitelio
pavimentoso de la bolsa de la mejilla del hámster.

c) Estrógenos: un exceso de estrógenos produce metaplasia pavimentosa del


epitelio cilíndrico del endocérvix y de la próstata.

d) Déficit de vitamina A: produce metaplasia pavimentosa en epitelios de la


nariz, bronquios, epitelios secretores de glándulas lacrimales y salivales.

PATOGENIA

Lo habitual es que la metaplasia se realice a partir de una célula indiferenciada


o poco diferenciada, capaz de multiplicarse: a partir de ella se generan células
con diferente diferenciación. Por ejemplo, en la mucosa del endocérvix, el
proceso de la metaplasia pavimentosa tiene las siguientes fases:

a) Aparición de células subcilíndricas («células de reserva»): células cuboideas


situadas en una capa por debajo de las células cilíndricas. (Se ha sugerido que
estas células subcilíndricas, que normalmente no se observan con microscopía
de luz, son las que dan origen a la regeneración ortológica de las células
cilíndricas).

b) Hiperplasia de células subcilíndricas: por debajo de las células cilíndricas se


observan varias capas de células cuboideas anaplásticas.

c) Metaplasia pavimentosa inmadura o incompleta: se desprenden las células


cilíndricas y quedas un epitelio anaplástico de varias capas, pero sin
estratificación y sin diferenciación hacia células escamosas.
d) El epitelio madura y se estratifica; las capas superiores están formadas por
células progresivamente aplanadas con núcleos progresivamente picnóticos.

La metaplasia en que un tejido maduro se transforma directamente en otro


debido a la transformación de sus células maduras en otras células maduras
distintas, es probablemente excepcional.

En algunos casos uno puede explicarse la metaplasia como proceso adaptativo


(hacia epitelio pavimentoso más resistente) ante condiciones ambientales
irritativas, aunque con detrimento de las funciones específicas del epitelio
reemplazado. En otras, por ejemplo en la metaplasia glandular de la vejiga
(cistitis glandular) no aparece claro que se trate de un mecanismo adaptativo.

La metaplasia es teóricamente reversible si cambian las condiciones que la


producen.