Está en la página 1de 17

1.

Introducción

La dilatación alta del tracto urinario ocurre por

1. Estenosis de la unión pieloureteral (EPU) en el 60% de los


casos
2. Reflujo vésico renal RVU en el 30% y
3. Megauréter en el 10%

El pronóstico de es generalmente bueno.

La dilatación baja del tracto urinario (LUTO) afecta a 2/10.000 RN, su


causa es.

1. Válvulas uretra posterior: 60% (son varones)


2. Atresia uretra: 35%
3. Prune belly: 5%
4. Magavejiga - microcolon -síndrome hipoperistalsis
intestinal: ocurre sobre todo en niñas por déficit del
receptor nicotínico de acetilcolina.

Tiene peor pronóstico por que se asocia con displasia renal,


oligoamnios, hipoplasia pulmonar…etc.

Ir inicio página...

2. Hidronefrosis
Es una obstrucción congénita del tracto urinario superior

Hidronefrosis es la dilatación de la pelvis renal y/o cálices.

El diagnóstico se hace cuando el Diámetro anteroposterior es:

 >4 mm en eco antes de la semana 33


 >7mm después de la semana 33

Siguiendo estos parámetros, se encuentra hidronefrosis en el 1% de


las ecografías prenatales.

Graduación ecográfica de la hidronefrosis según la SOCIETY FOR


FETAL UROLOGY para los grados III y IV.

Se da más importancia a la dilatación calicial que a la pélvica.


Con el estudio ecográfico sabemos que el tracto urinario superior se
encuentra dilatado, pero cómo conocer si esa dilatación se debe a
una obstrucción que precisa cirugía no está claramente establecido,
porque no todas las dilataciones implican obstrucción.

En el 3er trimestre de la vida fetal la producción de orina es 4-6


veces mayor que tras el parto, esta gran cantidad de flujo de orina
podría ocasionar dilatación del sistema colector inmaduro del feto a
estas edades que recuperaría en los primeros 2 años de la vida.

Solo podríamos hablar de obstrucción, según Koff (1987), cuando


exista una dificultad al flujo de orina que dejada a su evolución
causara daño en la función renal.

Ir inicio página...

3. Estudios
El manejo de un niño diagnosticado de hidronefrosis prenatal
consistiría en:

1. Control ecográfico cada mes o 3 meses según el


grado de hidronefrosis.
2. Cistografía miccional (CUMS) para excluir el RVU.
3. Renograma diurético con MAG3

Cuanto más madura esté la función renal, mejor se


concentra el contraste y la prueba tiene mejor
definición: por eso suele retrasarse el renograma
hasta pasado el primer mes.

Algunos autores realizan renograma sólo cuando la


ecografía postnatal demuestra un diámetro A-
P>10mm, cuando hay RVU o si aumenta la
dilatación en controles ecográficos posteriores.

Ir inicio página...

4. Renograma

El renograma puede realizarse utilizando diferentes isótopos.

Tc-99 MAG3:

Es un marcador tubular, daimágenes más definidas en primer mes, el


más usado.
La función renal diferencial de 40-50% se considera normal. Entre
30-40% se considera moderadamente disminuida y < 30% se
considera una disminución severa.

Un tiempo medio > 20' se considera clásicamente como indicativo de


obstrucción.

Tc-99 DTPA:

Marcador glomerular, poco eficaz en neonatos por imágenes poco


definidas.

Tc-99 MAG3 + Cr-51 EDTA:

Se elimina por glomérulo.

Se toma también una muestra sanguínea de Creatinina marcada a los


120’ que valora bien el filtrado glomerular total.

Este dato + la FRD (es la actividad captada en cada riñón en los


minutos 1-2), permite calcular el SKGFR (single kidney glomerular
rate) que es un valor absoluto (y no relativo) de la función renal.

La FDR de cada riñón suma 100%

La FR madura en 2 primeros años en un riñón sano.

Ir inicio página...

5. Diagnóstico

La estenosis pieloureteral se define como la dilatación de la pelvis y/o


cálices renales en ecografía con t ½ >20’ en renograma diurético.

Megauréter se define con criterios menos uniformes.


El criterio más aceptado es la presencia de hidroureteronefrosis en
ecografía acompañado por retraso del lavado o retención del
marcador en el uréter distal tras la administración de furosemida
durante un renograma.

Liu (J Urol 94): intentó unificar el diagnóstico de megauréter cuando


el 75% del trazador tarda más de 10’ en ser aclarado, porque este
grupo de pacientes tienen más riesgo de presentar disminución de su
función renal y terminar necesitando cirugía en su evolución.

Ir inicio página...

6. Seguimiento

En pelvis <10mm:

No es necesario el renograma

En pelvis es > 15 mm:

La ecografía y/o renograma debe ser frecuentes, al menos cada 3


meses durante el primer año, porque se relaciona con 85% de
posibilidad de obstrucción significativa que precise cirugía y esto
ocurrirá con más frecuencia sobre los 6 meses de edad.

Ir inicio página...

7. Dilatación/Obstrucción
Hoy en día sabemos que muchos
niños con t ½ >20’ mejoran espontáneamente por lo que no
presentan obstrucción significativa.

Por esto muchos autores no definen la obstrucción utilizando el


drenaje renal y el T ½.

Amarante J urol 2003 observó que con los protocolos actuales para la
realización de renograma hasta un 40% de hidronefrosis no
obstructivas son diagnosticadas de obstrucción.

Koff puntualizó el valor del T1/2:


La pelvis renal de los niños <2años se dilata mucho tras la
administración de furosemida diluyendo el contraste que hay en ella
pero no aumenta el ritmo de drenaje por la unión pieloureteral
aunque esta sea normal por lo que se alarga el T1/2 artificialmente,
haciendo de este valor una prueba poco segura para el diagnóstico de
obstrucción en niños <2ª.

En la actualidad hay autores definen obstrucción cuando hay


incremento de la dilatación en ecografías postnatales o disminución
de la función renal en el renograma.

Koff comunicó una serie de 19 niños con hidronefrosis bilateral grado


III-IV que fueron tratados conservadoramente independiente del t ½.

El 65% mejoró o curó en los primeros años.

El 35% empeoró y fueron operados.


Sugiere que la mejoría o empeoramiento ocurre en los primeros años,
por lo que los controles deben ser trimestrales durante los 2 primeros
años. Al tratarse de casos bilaterales, los niveles de Cr informan de la
función renal está mantenida.

Ir inicio página...

8. Megauréter

Chertin (J ped urol 2007) revisó 79 niños con hidronefrosis prenatal


que fueron diagnosticados postnatalmente como megauréter y
seguidos durante 18 años de forma conservadora.

La función renal fue

 >40% en 82 unidades renales,


 30-40% en 18
 y <30% en 5.

Los criterios para cirugía fueron:

 Disminución de FR >5%,
 Aumento grado o empeoramiento hidronefrosis
 Persistencia curva obstructiva.

El 31% necesitó cirugía, casi todos los casos en los dos primeros
años, y los que mejoraron en los 4 primeros años ya no empeoraron.

Palmer (j urol 98) revisó 32 pacientes con tratamiento observacional

El 25% precisó cirugía, tras la pieloplastia mejoró el t1/2 y la


dilatación pero no la FR.

Kaplan (j urol 1999)

Observó ausencia de mejoría en la FR de un grupo de niños


sometidos a pieloplastia a pesar de que sí disminuyó el T ½ por
debajo de 20.

Una revisión de Stock (j urol 95)

Encontró que cuando se opera con una FR<35%, la posibilidad de


recuperación de la FR es poca y las biopsias obtenidas durante la
Pieloplastia suelen ser anormales.
Chiou estudio 38 niños con EPU y operados de Pieloplastia

Observó que tener una FR<35% es un buen predictor para tener una
pobre función renal tras la cirugía.

Ir inicio página...

9. Manejo

Si la FR es >40%, el manejo conservador es seguro.

Si la función desciende de 40% la cirugía no asegura la recuperación


de la FR.

Por tanto deben identificarse los casos que van a descender del 40%
y operarse antes de que lo hagan.

Identificadores de mala evolución

Coplen en 257 pacientes encontró una relación entre diámetro fetal y


obstrucción.
Cuando el diámetro prenatal era > de 15mm el 85% presentó
obstrucción postnatal significativa que requirió cirugía, bien EPU o
Megauréter.

Un estudio de Mc Lellan mostró que los grados 1-3 de hidronefrosis


suelen regresar espontáneamente antes de los 3 años, pero los
grados 4 o con uréter retrovesical >1 cm probablemente requerirán
cirugía.

Consejo general

Los pacientes con FR mayor de 40% se observan.

Si la FR es <30% se indica cirugía.

Posiblemente de los que se observan, acabaránoperandose los que


tienen >15 mm en eco prenatal, los que presentan dilatación grado
IV, y los que tienen un uréter retrovesical de >1cm.

Hay que ir pensando en cirugía si durante la observación hay


ausencia de mejoría en 2 primeros años o aparece disminución de la
FR en 2 controles consecutivos.

La cirugía es obligada ante episodios de ITU, aumento de la dilataicón


o aumento del T 1/2 o empeoramiento de la curva renográfica o la
FR<30%.
Si afectación muy grave de la FR

Ningún riñón debe extirparse sin una prueba de Nefrostomía previa.

Si FR < 10% Nefrostomía, y renograma al mes, si no recupera


entonces nefrectomía, si recupera a >10% Pieloplastia.

Nefrostomía: con control ecográfico, se coloca un pigtail 8-6 Fr que se


fija a la piel con un punto, el catéter a bolsa o al pañal, se
administran antibióticos mientras lleve el catéter y se hace urocultivo
semanal.

Ir inicio página...

10. Pieloplastia
Pieloplastia desmembrada de Anderson-Hynes

Se realiza normalmente por incisión subcostal, aunque algunos


autores han descrito una técnica por una minilaparotomía de 2 cm.

La vía laparoscópica trasperitoneal o retroperitoneal es más cómoda


para el paciente pero consume mas tiempo de cirugía.

Cuando hay tensión en casos de reoperaciones se puede utilizar la


técnica de V-flap de Diamon (j urol 2001)

Control postoperatorio

Psooy K. (j urol, 2003). Encontró que es muy extraña la recidiva tras


un renograma diurético no obstructivo a los 3-6 meses tras la
Pieloplastia.

Si el renograma es normal a los 6 meses, solo precisa un eco al año


por dos años y si todo normal alta.

Ir inicio página...

11. Tratamiento del Megauréter


La cirugía del megauréter es la reimplantación con o sin modelaje.

Ben-Meir (J ped urol 2006) revisan 38 uréteres, 16 remodelados, 22


no remodelados y no hubo diferencias en evolución entre los dos
grupos

En neonatos con mala función renal puede necesitarse


una derivación antes de la cirugía, porque a estas edades una
reimplantación con un modelaje de un gran megauréter puede ser
difícil.

Ransley (J urol,1990) aconsejó la colocación de JJ endoscópicamente


o por cistostomía previo a la reimplantación, evita el estoma y
disminuye la dilatación del uréter.

Reimplantación megauréter

Link y Kropp (2007) revisaron 46 megauréteres reimplantados con


modelaje hallando que los niños que se operan más jóvenes o con
menor grado de dilatación son los que mejoran más su dilatación.

Sin embargo muchos otros casos no mejoran la dilatación


postoperatoriamente, sin embargo todos estaban libres de
obstrucción en el renograma.

Ir inicio página...
12. INFECCIÓN ORINA

ITU se diagnostica cuando existe aluna de las siguientes.

1. Piuria (más de 5 leucocitos por campo),


2. Cultivo positivo con mas de 10 elevado a 5 colonias por
mililitro de una muestra obtenida de la parte media del
chorro, o
3. 10 elevado a 4 de una muestra obtenida por cateterismo
o
4. Fiebre mayor de 38’5º , leucocitosis y aumento de PCR.

Profilaxis antibiótica
Cefalexina a 50 mg en una sola dosis diaria en los dos primeros
meses de vida y

1 o 2 mg por kilo de trimetroprin en una sola dosis diaria a partir de


los 2 meses de edad.

Madden evaluó en 1991 el uso de antibióticos profilácticos y no hallo


diferente tasa de ITU en pacientes con EPU que recibían antibióticos
(14%) de los que no (19%).

Song (j urol, 2006), revisó 105 pacientes con hidronefrosis congénita


grado 3 o 4 que no recibieron profilaxis antibiótica, las causas
incluían estenosis pieloureteral, megauréter, ureterocele y uréteres
ectópicos. Se excluían los casos de reflujo vesicoureteral y válvulas
de uretra posterior. Ningún niño estaba circuncidado.

La incidencia de ITU fue del 36%. Las infecciones ocurrieron el los 6


primeros meses en 92% de los casos y sobre todo en los 2-3
primeros meses. La incidencia de ITU fue mayor en los casos de
obstrucción ureteral baja que en los de estenosis pieloureteral.

Lee revisó 430 pacientes diagnosticados de hidronefrosis


prenatalmente y manejados sin profilaxis antibiótica, incluía grados 1
a 4 y todos los niños estaban incircuncisos. Se excluyeron los casos
de Reflujo vesicoureteral.

Casi el 20% presentó ITU, más del 80% lo hizo en los 6 primeros
meses, siendo la edad más frecuente a los 4 meses. El germen más
frecuente fue E. Coli. La ITU es más frecuente cuando hay dilatación
del uréter 50% casos frente al 13% cuando solo hay hidronefrosis. El
autor aconseja profilaxis en los casos de hidronefrosis de grado alto y
si se acompaña de dilatación ureteral.

Roth revisó 92 pacientes con hidronefrosis grado 3 o 4 por estenosis


pieloureteral o megauréter En su serie utilizan profilaxis durante los
1’5 primeros meses hasta que las pruebas diagnósticas están
concluidas y se puede descartar RVU. Muchos de sus pacientes
estaban circuncidados.

Solo un 4 % presentó ITU generalmente a la edad de 6

meses.

Manejo antibiótico

Opción conservadora:

Profilaxis hasta la resolución de la dilatación espontánea o por


cirugía.
Otra opción menos conservadora

Profilaxis sólo en los primeros 6 meses de vida, si después ocurre ITU


se considera signo de obstrucción e indica cirugía.

Opción más atrevida

Profilaxis solo durante 1-2 meses hasta que se complete el estudio y


se descarte RVU.

Si la obstrucción es alta (EPU) y de bajo grado se puede suspender la


profilaxis.

Si hay dilatación ureteral o hidronefrosis de alto grado quizás sea


más seguro mantener la profilaxis hasta los 6 primeros meses y
suspender.

La ausencia de profilaxis desde el inicio del periodo de estudio es


arriesgado.

Suspender toda profilaxis en todos los grados de hidroureteronefrosis


sin RVU es más seguro si se administra profilaxis durante el periodo
de estudio de los primeros 2 meses y se circuncida a los niños
varones.

También podría gustarte