Está en la página 1de 13

FUNCIONAMIENTO EJECUTIVO: MODELOS CONCEPTUALES

Jonathan Adrián Zegarra Valdivia*

Universidad Nacional de San Agustín

RESUMEN
El desarrollo de la civilización y la sociedad, la consecución de metas y el logro de objetivos personales,
dependen del funcionamiento correcto del córtex prefrontal y en especial del funcionamiento ejecutivo. El
cual es comprendido como un funcionamiento altamente complejo e inespecífico de control
metacognitivo, que comprendería distintos compones que propiciarían la planeación conductual, el
desarrollo de objetivos, la flexibilidad mental, regulación de la conducta y el control de otros procesos
cognitivos. El abordaje neuropsicológico del funcionamiento ejecutivo ha desarrollado distintos modelos
conceptuales, aquí exponemos los más importantes, como el de memoria de trabajo, el sistema atencional
supervisor y modelo jerárquico de funciones cognitivas. Comentamos además algunos aspectos
importantes para su evaluación y los instrumentos más utilizados para el funcionamiento ejecutivo.
Palabras clave: Funcionamiento ejecutivo, neuropsicología, evaluación neuropsicológica, modelos
conceptuales, componentes cognitivos.

OPERATION EXECUTIVE: CONCEPTUAL MODELS

ABSTRACT
The development of civilization and society, the achievement of goals and achieving personal goals,
depend on the proper functioning of the prefrontal cortex and executive functioning in particular. Which is
understood as a complex and highly non-specific metacognitive control operation, which would include
various behavioral compose that would facilitate the planning, development goals, mental flexibility,
behavior regulation and control of other cognitive processes. The neuropsychological approach to
executive functioning has developed different conceptual models, here we present the most important,
such as working memory, the supervisory attentional system and hierarchical model of cognitive
functions. Also discuss some important aspects for assessment and the instruments used for executive
functioning.
Key Words: Executive functioning, neuropsychology, neuropsychological assessment, conceptual
models, cognitive components.

OPERAÇÃO EXECUTIVO: MODELOS CONCEITUAIS

RESUMO
O desenvolvimento da civilização e da sociedade, atingir metas e alcançar objetivos pessoais
dependem do bom funcionamento do córtex pré-frontal e funcionamento executivo em particular. Qual
é entendida como uma operação de controle metacognitivo altamente complexo e não-específica, que
incluiria várias compor comportamental pelo planejamento evitado, desenvolvimento alvo,
flexibilidade mental, regulação do comportamento e controle de outros processos cognitivos.
Abordagem funcionamento executivo neuropsicológica desenvolveu diferentes modelos conceituais,
aqui nós apresentamos o mais importante, como a memória de trabalho, supervisor do sistema
atencional e modelo hierárquico de funções cognitivas. Também discutir alguns aspectos importantes
para a avaliação e os instrumentos mais utilizados para funcionamento executivo.
Palavras-chave: funcionamento executivo, neuropsicologia, avaliação neuropsicológica, modelos
conceituais, componentes cognitivos.

* Jonathan Zegarra-Valdivia: adrianzegarra13@gmail.com

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


FUNCIONAMIENTO EJECUTIVO: MODELOS CONCEPTUALES

El desarrollo de la civilización, el manejo de Rolando, el área pre-motora, anterior al área


una empresa, o la dirección de un país, comparten motora, y la corteza pre-frontal. Ésta última, es un
características comunes, especialmente ilustradas área esencial para la personalidad, la toma de
en el uso de la planificación de objetivos, la decisiones y es considerada como “el líder de la
consecución de metas, el control de cambios y el orquesta” cerebral, la cual a su vez, se dividen en
logro de objetivos, todos estos procesos, propios zona dorso-lateral, medial y orbito-frontal (véase
al importante desarrollo de los lóbulos frontales. la figura 1). A continuación, estudiaremos
Sin el desarrollo de esta área cerebral, todo lo que algunos aspectos importantes dentro de las
actualmente conocemos y culturalmente se ha funciones ejecutivas como su definición, sus
desarrollado, muy posiblemente no existiría. El principales componentes, los modelos más
lóbulo frontal se divide estructuralmente en 3 importantes de explicación y su evaluación.
áreas, la zona motora, anterior a la cisura de

Figura 1. Lóbulo frontal. De izquierda a derecha. Arriba, Corteza Dorsolateral, especialmente


implicada en el funcionamiento ejecutivo. Abajo Corteza Fronto-Medial. A la derecha, Corteza
Orbitofrontal, especialmente implicada en la toma de decisiones. Tomado de Ardila y Ostrosky, 2012.

¿Qué son las funciones ejecutivas? ético y moral (Price, Daffner, Stowe et al, 1990;
El área prefrontal del cerebro, desde un punto Pelegrin y Tirapu, 1995).
de vista funcional, reúne las funciones cognitivas Es así que, a través de la neuropsicología
más complejas y evolucionadas del ser humano y clásica, los distintos casos de alteración o daño
se le atribuye un papel esencial en actividades tan pre-frontal mostraron la disociación entre
importantes como la creatividad, la ejecución de distintas funciones cognitivas como la memoria,
actividades complejas, el desarrollo de las el lenguaje e inclusive la inteligencia en
operaciones formales del pensamiento, la comparación a las funciones ejecutivas,
conducta social, la toma de decisiones y el juicio entendidas estas últimas como superiores o

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


ZEGARRA J.

metacognitivas, debido al control supramodal de frontal (integración superior).


otras funciones cognitivas. La observación de que Estas funciones “son operaciones mentales
estas áreas cerebrales prefrontales están que están críticamente involucradas en la propia
involucradas en estrategias cognitivas, tales como adaptación a situaciones nuevas… son en sí
la solución de problemas, formación de mismas procesos cognitivos que orquestan o
conceptos, planeación y memoria de trabajo, dio dirigen las ideas, movimientos o acciones
como resultado el término “funciones ejecutivas” relativamente simples en comportamientos
(Ardila y Ostrosky-Solís, 2009). complejos dirigidos hacia un fin” (Estévez-
Las que permiten a las personas Gonzáles, García-Sánchez y Barraquer-Bordas,
responsabilizarse de sus propias vidas, 2000). De aquí que este concepto resalte en la
proyectarse metas a corto, mediano y largo plazo, literatura científica como factor explicativo del
y ajustar su conducta ante los cambios del entorno control y regulación del funcionamiento ejecutivo
(Uribe, 2009); e inclusive como mencionara humano tanto normal como patológico (Cadavid,
Jackson (citado por Francisco Lopera, 2008) 2008); además de esto, a diferencia de los
–pueden ser un prerrequisito para la conciencia. procesos automáticos que lleva a cabo la mente,
Su estudio ha sido especialmente enfocado a las funciones ejecutivas requieren de la
discernir su naturaleza desde modelos mentales y consciencia del sujeto, de su total atención y
neurobiológicos, en poblaciones adolescentes y reconocimiento sobre estos procesos para ser
normales, pero especialmente con condiciones ejecutados eficazmente, porque tienen que
patológicas –especialmente lesiones traumáticas, responder esencialmente a situaciones novedosas
resultando en un corpus teórico amplio y e infrecuentes (Cadavid, 2008).
abundante en propuestas sobre sus aspectos
cognitivos asociados y las redes neurales § COMPONENTES DE LAS FUNCIONES
subyacentes (Cadavid, 2008). La civilización EJECUTIVAS
humana y la consciencia son inseparables del
surgimiento de los lóbulos frontales, o del cerebro La función rectora o gerencial del cerebro es
ejecutivo. La mayor evolución de la corteza más bien un conjunto de funciones directivas que
cerebral ha sido la emergencia del lenguaje y de incluyen aspectos muy variados de la
las funciones ejecutivas (Lopera, 2008). Las programación y ejecución de las actividades
funciones ejecutivas han sido estudiadas por cerebrales (Lopera, 2008). Este constructo
múltiples autores como Luria, Lezack, Goldberg, neuropsicológico incluye un conjunto de
entre otros (Véase en Tirapu-Ustárroz, Muñoz- habilidades que controlan y regulan otras
Céspedes, Pelegrín-Valero, 2002; Lopera, 2008; habilidades y conductas (Ardila y Ostrosky,
Trujillo, 2008; Tirapu-Ustárroz, García, Ríos- 2012).
Lago, Ardila, 2012). Una de las principales características de las
Así Luria, nos habla de ellas como la tercera funciones ejecutivas es su independencia del
unidad funcional (Luria, 1982) de papel ejecutivo, “input”, es decir, los mecanismos ejecutivos
encargada de la programación, control y coordinan información procedente de distintos
verificación de la actividad, lo cual depende de la sistemas de entrada (percepciones de distintas
actividad de la corteza prefrontal. Luria (1989, modalidades sensoriales), procesamiento
citado por Ardila y Ostrosky, 2012), “percibe la (atención, memoria o emociones) y salida
organización de las regiones frontales en un (programas motores) según Verdejo-García y
arreglo jerárquico similar a su división de las Bechara (2010).
zonas posteriores cerebrales en primarias En base a esto, podemos destacar la
(sensoriales) secundarias (asociación) y terciarias distinción entre funciones ejecutivas “frías y
(supramodales o integrativas). Así incluye en las calientes” (Tirapu-Ustárroz et al, 2012);
regiones frontales a la corteza motora, la corteza funciones de un sistema supramodal de
premotora (organización motora) y la corteza pre-

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


FUNCIONAMIENTO EJECUTIVO: MODELOS CONCEPTUALES

procesamiento múltiple, reconocemos (Zelazo, Müller, Frye y Marcovitch, 2003).


implícitamente su relación recíproca con otras
funciones cerebrales en una doble dirección v Planeación de la conducta: Alude a la
(Tirapu-Ustárroz et al, 2012); por ejemplo con la capacidad para reconocer y ordenar secuencias de
cognición social; como mencionamos pueden ser eventos que llevarán a alcanzar una meta
abordadas desde una perspectiva meramente determinada (Sastre-Riba, et al, 2007), La
cognitiva o fría relacionada con la corteza frontal
solución de problemas complejos y la planeación
dorsolateral, y desde otra perspectiva emocional o
“cálida” dependiente de la corteza orbitofrontal requieren flexibilidad (Uribe, 2009).En el
(más relacionada por ejemplo al marcador contexto de las actividades de la vida del
somático de Damasio [Zegarra, 2013 a]). individuo, cualquiera de estos aspectos de la
Dentro del desarrollo de las funciones ejecutivas, función ejecutiva puede estar alterado o volverse
podemos mencionar los siguientes componentes disfuncional con un impacto clínico en su vida
(Uribe, 2009): cotidiana.
§ MODELOS CONCEPTUALES MÁS
v C l a s i f i c a c i ó n y ca
IMPORTANTES
t e g o r i z a c i ó n (flexibilidad): esta característica
hace referencia a la organización de los Modelo de la Memoria de Trabajo
elementos según características similares y
Aquí los modelos estarían orientados a la
compartidas o a la posibilidad de integración temporal de la información, su
diferenciarlos según criterios de disparidad mantenimiento y utilización posterior; pero el
(Ionescu, 2007). Y se vería conformado por término 'memoria de trabajo' se ha descrito en
la flexibilidad, que hace referencia a la varios sentidos, y se ha utilizado con frecuencia de
posibilidad de cambiar una respuesta por forma vaga y arbitraria, dando lugar a cierta
otra, mediante estrategias de clasificación confusión terminológica y conceptual (Tirapu-
Ustárroz et al, 2012).
diferentes, para ajustarse a las demandas del
El término de memoria de trabajo (MT) es
medio (Soprano, 2003). usado para referirnos a un sistema
multicomponente que es capaz de mantener y
v Control atencional y control de la manipular información es por ello que juega un rol
conducta: indica la selección y el mantenimiento central en las complejas actividades cognitivas
de la atención en los elementos ambientales como el aprendizaje, comprensión y
indicados, que inhibe a aquellos irrelevantes para razonamiento (Baddeley, 2002; D´Eposito y
emitir la respuesta adecuada (Rosselli, Jurado y Postle, 2002). Esta habilidad permite que
Matute, 2008), al tiempo que se impide la recordemos nuestros planes así como
instrucciones, considerar alternativas y relacionar
ejecución de conductas impropias; es así que la
ideas y datos, incluyendo relacionar el presente
inhibición permite organizar la conducta, actuar con el futuro y el pasado (Ardila y Ostrosky,
de manera intencionada, guardar información, 2012).
tener varias alternativas para actuar, tomar En la memoria de trabajo se produce la
decisiones y planificar otras (Sastre-Riba, retención temporal de información, para la
MerinoMoreno y Poch-Olivé, 2007). Ahora bien, solución de un problema o para una operación
mental. Es una memoria “para el corto plazo” más
la inhibición requiere la reflexión sobre las reglas
que una memoria “de corto plazo” (Ardila y
que se están usando, para así formular otras de Ostrosky, 2012), la cual está asociada con el
orden superior que les permita detener las sistema atencional voluntario; de hecho una forma
respuestas inadecuadas y re-focalizar la atención para describirlo es que sirve como un sistema
en los elementos importantes de la situación

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


ZEGARRA J.

atencional dirigido hacia adentro, dirigiendo la controlador de varios sistemas subordinados. Este
atención hacia representaciones internas (en sistema se subdivide en tres componentes: el
Fuster [2008] citado por Baars y Gage, 2010). El Ejecutivo Central, el bucle fonológico, y la pizarra
modelo propuesto por Baddeley y Hitch (1974) viso-espacial (Benedet, 2002; Ardila y Ostrosky,
supone la existencia de un sistema de atención 2012). Véase la figura 2:

Figura 2. Modelo de Memoria de Trabajo –multicomponente– de Baddeley (1990, 2003). En color


azul el sistema fluido y en color rosa el sistema cristalizado. Tomado de Ardila y Ostrosky, 2012.

El componente principal del modelo es el


ejecutivo central, el cual es responsable para el El segundo gran sistema subordinado
control del procesamiento de la memoria de postulado por el modelo de memoria de trabajo es
trabajo, incluyendo pero no limitándose a la la agenda visuoespacial, un sistema cuyo
dirección de la atención, el mantenimiento de los cometido fundamental es crear y manipular
objetivos de la tarea, la toma de decisiones y el imágenes visuoespaciales. La agenda
recuerdo (McCabe, Roediger, MackDaniel, visuoespacial opera de forma similar al bucle
Balota y Hambrick, 2010); funcionando más fonológico, sólo que su cometido se centra en
como un sistema atencional que como un almacén mantener y manipular imágenes visuales. Este
de información (Baddeley, 1993); el cual ejerce un sistema se alimentaría de imágenes visuales y se
rol esencial en el control, coordinación y emplearía en la creación y utilización de estas
supervisión de los procesos cognitivos; este imágenes (Tirapu-Ustárroz et al, 2012).
sistema permite la planificación de las estrategias
necesarias para lograr la consecución de una tarea Modelo del Sistema Atencional Supervisor
o la elaboración de los cursos de acción que se (SAS)
deben seguir para llegar a un objetivo (Tirapu-
Ustárroz et al, 2012). También conocido en la literatura cognitiva
como el Ejecutivo central, en el modelo de
El bucle fonológico incluye un almacén Norman y Shallice (1982, citados por Tirapu-
fonológico a corto plazo asistido por un proceso Ustárroz et al, 2012), el punto distintivo entre el
de control basado en el repaso articulatorio, por lo programador de conflictos y el sistema supervisor
que actúa como un sistema de almacenamiento es argumentado al mencionar que este último
que permite utilizar el lenguaje sub-vocal para modula la programación entre operaciones
mantener la información en la conciencia durante rutinarias y novedosas, y estaría localizado en la
el tiempo deseado; se postula la existencia de este corteza prefrontal (Shallice, 2002).
subsistema particular para explicar la importancia En otras palabras, este sería un sistema que
de la codificación del lenguaje en la MCP (Tirapu- programaría en base a un conjunto de estímulos
Ustárroz et al, 2012; Tirapu-Ustárroz, et al, 2002). ambientales distintos, aquellas de carácter

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


FUNCIONAMIENTO EJECUTIVO: MODELOS CONCEPTUALES

rutinario, posiblemente con o sin una respuesta Este modelo teórico de la atención en el contexto
específica; y aquellos estímulos más relevantes, de la acción, donde todo el comportamiento
especialmente nuevos que elicitan una respuesta humano se mediatiza por ciertos esquemas
–de carácter cognitivo o motor; modulando así sus mentales que especifican la interpretación de las
respuestas. El SAS puede modificar los sistemas entradas o inputs externos y la subsiguiente acción
de acciones rivales (Frith, 1995); para así dirigir o respuesta (Tirapu-Ustárroz, et al, 2002; 2008 a y
una acción adecuada según el estímulo elicitante. b), véase en la figura 3.

Figura 3. Sistema Atencional Supervisor de Shallice y Burgess. Tomado de Tirapu-Ustárroz, et al,


2011.

Este modelo, se compone de cuatro esquema seleccionado determina el tipo de


elementos (Tirapu-Ustárroz et al, 2008 a y b): acción que se lleva a cabo y se encuentra
determinado por el grado de activación
§ Unidades cognitivas: Se localizan en la presente en un momento dado.
corteza posterior y son funciones asociadas a
sistemas anatómicos específicos (por ejemplo, § Dirimidor de conflictos: El dirimidor de
leer una palabra o reconocer un objeto). conflictos (contention scheduling) evalúa la
importancia relativa de distintas acciones y
§ Esquemas: Son conductas rutinarias y ajusta el comportamiento rutinario con arreglo
automáticas producto del aprendizaje y de la a ella, ya que este sistema de bajo nivel puede
práctica dirigida a un fin. Estos esquemas realizar acciones de rutina complejas (Tirapu-
pueden encontrarse en tres estados posibles: Ustárroz et al, 2002). Por sí mismo, un sistema
desactivados, activados o seleccionados. El

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


ZEGARRA J.

de este tipo sólo es capaz de realizar conductas de retroalimentación encargado de proporcionar


elicitadas por un estímulo; en ausencia de información al sistema sobre la adecuación de los
señales ambientales, el sistema se mantendrá esquemas a las demandas contextuales, estos
inactivo o perseverará. Sin embargo, este serían procesos de monitorización y
sistema resulta muy útil para llevar a cabo compensación de errores –pasando de una entidad
acciones rutinarias, aunque sean complejas, en única a una multicomponente que incluiría: la
la medida en que estén lo bastante memoria operativa, la monitorización, el rechazo
especificadas por el ambiente (Tirapu- de esquemas inapropiados, la generación
Ustárroz et al, 2012). Este dirimidor de espontánea de esquemas, la adopción de modos de
conflictos sería dirigido desde el SAS, y sólo procesamiento alternativos, el establecimiento de
respondería para “colar” un conjunto de metas, la recuperación de información de la
estímulos ambientales-contextuales, memoria episódica y el marcador para la
resaltando los más relevantes; el SAS sería el realización de intenciones demoradas (Tirapu-
que dirigiría una respuesta específica a estos. Ustárroz et al, 2012).

§ Sistema atencional supervisor (SAS): Modelo Jerárquico de las Funciones


Mecanismo que modula, desde un nivel
superior, el dirimidor de conflictos. El SAS se Stuss y Benson (1984, citado por Tirapu-
activa ante tareas novedosas donde no existe Ustárroz et al, 2012), propusieron una
organización jerárquica de las funciones
una solución conocida, donde hay que
mentales, influenciada por la organización
planificar y tomar decisiones o donde es anatómica cerebral y los aportes de William James
preciso inhibir una respuesta habitual, es decir, (Tirapu-Ustárroz et al, 2012) sobre la
tareas en las que la selección rutinaria de organización de la conciencia. En 1991, Stuss
operaciones no resulta eficaz. Este sistema redefine el modelo (figura 5) señalando que cada
además puede impedir una conducta uno de los componentes tendría subsistemas que
perseverante, suprimir las respuestas a los un mecanismo de control que utiliza tres
estímulos y generar acciones nuevas en elementos básicos: entrada de información, que
tendrá su especificidad en función del nivel de
situaciones en las que no se desencadena representación de la información; un sistema
ninguna situación rutinaria (Tirapu-Ustárroz et comparador, que analiza la información en
al, 2012). relación con las experiencias pasadas del sujeto, y
un sistema de salida, que traduce los resultados de
Este segundo proceso de selección la evaluación comparativa hacia un tipo
requeriría, además, la presencia de un mecanismo determinado de respuesta (Véase en Tirapu-
Ustárroz et al, 2011).

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


FUNCIONAMIENTO EJECUTIVO: MODELOS CONCEPTUALES

Figura 4. Modelo rediseñado del control cognitivo jerárquico de Stuss. Tomado de -Ustárroz, 2011.

El input del primer componente control ejecutivo, que recibiría información de las
corresponde al sistema sensorial y perceptual, y c o n e x i o n e s r e t r o r r o l á n d i c a s –f u n c i o n e s
contendría un dominio para cada módulo ejecutivas de control se han dividido conceptual y
específico. El análisis perceptual y su experimentalmente en sub-funciones específicas
correspondiente respuesta pueden ser simples o tales como anticipación, selección de objetivos y
complejos, pero siempre son conductas sobre- elaboración de planes (Tirapu-Ustárroz, et al,
aprendidas, automáticas y rápidas, sin la 2002, 2011). Este sistema se activaría ante
participación de la conciencia (Tirapu-Ustárroz, situaciones novedosas, por lo que carece de
Ríos-Lago, Maestrú, 2011). acceso a respuestas rutinarias. Estas conductas,
El segundo componente se asocia con el que en un principio precisan de control y

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


ZEGARRA J.

deliberación, pasan posteriormente a subsistemas Pineda (1998, citado por Buller, 2010):
donde pueden controlarse de forma automática
(Tirapu-Ustárroz, et al, 2002). El último - Alteraciones en la autorregulación.
componente, sería aquella capacidad de ser - Dificultades en la atención sostenida.
consciente de uno mismo y con la capacidad de - Problemas en la organización cognoscitiva y del
reflejar en pensamientos y conductas patrones comportamiento.
individuales y propios del yo. La autoconciencia, - Rigidez cognoscitiva y comportamental.
en este sentido, depende de los inputs que recibe - Impulsividad.
de los sistemas sensoriales- perceptual y de - Inatención.
control ejecutivo, y su output influye en la - Dependencia Ambiental.
naturaleza y el grado del control ejecutivo. - Pe r s e v e r a n c i a p a t o l ó g i c a e i n e r c i a
comportamental.
§ EVALUACIÓN DE LAS FUNCIONES - Alteración metacognoscitiva.
EJECUTIVAS
Por otro lado, múltiples instrumentos han
Tradicionalmente distintos investigadores han sido desarrollados con el propósito explícito de
considerado a las funciones ejecutivas como un medir y comparar el rendimiento, tanto de
constructo unitario, y otros por el contrario, de pacientes orgánicos como normales. Sin embargo,
múltiples componentes (McCabe et al, 2010) su es posible observar que ninguna de estas
evaluación suele ser complicada al distribuirse herramientas puede por sí misma dar cuenta del
entre estas dos posturas. Es necesario tener en estado general de la totalidad de las dimensiones
cuenta que toda evaluación neuropsicológica, con que componen el funcionamiento ejecutivo, para
independencia de la función específica que se ello es necesario la incorporación de baterías
requiera indagar, se compone de dos tipos de “fijas o flexibles” (Drake, 2007) que midan
procedimientos: la evaluación cualitativa y la específicamente el funcionamiento ejecutivo.
evaluación cuantitativa (Buller, 2010); el Dentro de las principales pruebas para la
propósito de dicha evaluación es determinar evaluación de la función ejecutiva destacan las
conductas y comportamientos que indiquen la que Bausela y Santos (2006, citados por Buller,
presencia de síntomas; distinguiéndose según 2010) proponen. Véase el cuadro 1.

Cuadro 1. Principales instrumentos de valoración de los procesos involucrados en las FE. Tomado de
Buller, 2006.

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


FUNCIONAMIENTO EJECUTIVO: MODELOS CONCEPTUALES

Para el uso de las mismas, no solo se plantean las siguientes recomendaciones (Tirapu-
necesita el conocimiento extenso para su Ustárroz, Muñoz-Céspedes, 2004):
aplicación, sino también, tener en cuenta los
modelos explicativos del funcionamiento a) Los resultados de los test y baterías
ejecutivo y el conocimiento neuropsicológico neuropsicológicas deben considerarse como
necesario para su interpretación, ya que muchas elementos complementarios e integrarlos en
veces dentro de la exploración neuropsicológica un marco comprensivo, especialmente unido
se sobrevaloran o sobreestiman las conclusiones a
a la evaluación clínica.
las que arriba la simple aplicación de pruebas e
interpretación localizacionista. Tirapu-Ustárroz y b) La selección de los instrumentos de
Muñoz-Céspedes (2004) mencionan “los diez exploración neuropsicológica deben basarse
errores” que los “no neuropsicólogos” cometen al en su capacidad para ofrecer información
utilizar pruebas neuropsicológicas: sobre los mecanismos subyacentes alterados,
1.- “Ejecuciones defectuosas en los test en su validez ecológica y deben ser sensibles
siempre son indicativas de disfunción o daño a los avances que se producen.
cerebral”. c) La evaluación neuropsicológica debe llevarse
2.- “Obtener datos cuantitativos es el primer
objetivo de una exploración a cabo por personas especializadas que
neuropsicológica”. interpreten los datos en función de un corpus
3.- “La utilización de las normas establecidas de conocimiento sólido sobre las relaciones
en los test es esencial para poder interpretar los entre cerebro y conducta.
datos obtenidos”.
4.- “La única forma fiable de obtener CONCLUSIÓN
información sobre cambios en el
funcionamiento cognitivo es la aplicación del El funcionamiento adecuado del córtex
test.” prefrontal ha propiciado el desarrollo de la
5.- “Para valorar a un paciente de forma fiable civilización, no solo culturalmente sino también a
es esencial realizarlo en un ambiente tranquilo nivel científico y tecnológico. Las funciones
y sin distracciones.” ejecutivas, serían una de las funciones más
6.- “No es esencial recoger y observar las importantes que el córtex prefrontal desempeña, e
estrategias que ha utilizado el paciente para implicaría un conjunto de actividades altamente
resolver las tareas planteadas en los test.” complejas como la selección de objetivos,
7.- “La estandarización de los test y de los planificación, regulación conductual, monitoreo
resultados es fundamental para concluir sobre cognitivo, flexibilidad mental, toma de
la presencia o ausencia de daño o disfunción decisiones, entre otras. Y su disfunción provocaría
cerebral.” una amplia alteración conductual, en la
8.-“Ejecuciones anormales en determinados personalidad y el funcionamiento social;
test son siempre patognomónicas de lesiones alteraciones que muchas veces, se disociarían de
en áreas específicas del cerebro.” funciones mentales como la memoria, la
9.- “La interpretación basada solo en los datos inteligencia, el lenguaje y otros que estarían
puede predecir el funcionamiento del sujeto en dirigidos y controlados a nivel metacognitivo por
las situaciones de la vida real (escuela, hogar, el funcionamiento ejecutivo.
trabajo, etc.).” Por otro lado, la evaluación
10.- “La ejecución correcta en una batería de neuropsicológica de las funciones ejecutivas en
pruebas es siempre indicativa de que el cerebro particular debe realizarse por profesionales que
permanece intacto.” conozcan y apliquen el amplio corpus teórico de la
neuropsicología, ya que muchas veces, se
Es así, que a modo de sugerencia, se comenten errores importantes en su evaluación.

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


ZEGARRA J.

En el caso específico de las funciones ejecutivas, Buller, I. (2010). Evaluación neuropsicológica efectiva
es necesaria la utilización de amplias baterías de la función ejecutiva. Propuesta de
neuropsicológicas que se adapten compilación de pruebas neuropsicológicas
“flexiblemente” a las características de las para la evaluación del funcionamiento
poblaciones evaluadas. Es importante comentar ejecutivo. Cuadernos de Neuropsicología,
además, que el aporte neuropsicológico no solo se 4(1), 63-86.
enfoca a la evaluación tradicional de pacientes
Cadavid, N. (2008). Neuropsicología de la
con daño cerebral, sino también a distintos
trastornos mentales como la esquizofrenia, el construcción ejecutiva. (Tesis Doctoral).
TDAH, trastornos de personalidad, trastornos del Departamento de Psicología Básica,
desarrollo, problemas conductuales, entre otros. Psicobiología y Metodología de las
Ciencias del Comportamiento. Universidad
REFERENCIAS de Salamanca.
D´Eposito, M., Postle, B. (2002). The Organization of
Ardila, A. y Ostrosky, F. (2012). Guía para el
working memory function in lateral
diagnóstico neuropsicológico. Recuperado
prefrontal cortex: evidence from event-
d e :
related functional MRI. En: Stuss, D.,
http://www.ineuro.cucba.udg.mx/libros/bv
Knight, R. Principles of frontal lobe
_guia_para_el_diagnostico_neuropsicologi
function. Oxford: Oxford University Press.
co.pdf
Estévez-Gonzáles, A., García-Sánchez, C., Barraquer-
Baars, B., y Gage, N. (2010). Cognition, brain and
Bordas, Ll. (2000). Los lóbulos frontales: el
consciousness. (2nd ed.). China: Academic
cerebro ejecutivo. Revista de Neurología.
Press, Elsevier. MASSON.
31(6), 566-577.
Baddeley, A. (1993). Working memory or working
Frith, C. (1995). La esquizofrenia, un enfoque
attention? En Baddeley, A., Weiskrantz, L.
neuropsicológico cognitivo. España: Ariel
Eds. Attention: selection, awareness and
Psicología.
control. A tribute to D. Broadbent. Oxford:
Ionescu, T. (2007). I can put it here too: Flexible object
Clarendon Press.
categorization in preschool children and
Baddeley, A. (2002). Fractionating the central
factors that can act upon it. Cognitie, Creier,
executive. En Stuss, D., Knight, R.
Comportament, 11(4), 809-829.
Principles of frontal lobe function. Oxford:
Lopera, F. (2008). Funciones ejecutivas: aspectos
Oxford University Press.
c l í n i c o s . R e v i s t a N e u ro p s i c o l o g í a ,
Baddeley, A., Hitch, G. (1974). Working memory. In
Neuropsiquiatría y Neurociencias, 8(1), 59-
Brower GA, ed. The psychology of learning
76.
and cognition. New York: Academic Press.
Luria, A. (1982). El cerebro en acción. La Habana:
Benedet, M. (2002). Neuropsicología cognitiva. Pueblo y Educación.
Aplicaciones a la clínica y a la
McCabe, D., Roediger, H., MackDaniel, M., Balota,
investigación. Fundamento teórico y
A., Hambrick, D. (2010). The relationship
metodológico de la Neuropsicología
between working memory capacity and
Cognitiva. España: Ed. IMSERSO. executive functioning: Evidence for a
common executive attention construct.
Neuropsychology, 24 (2), 222-243.

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014


FUNCIONAMIENTO EJECUTIVO: MODELOS CONCEPTUALES

Pelegrín, C., Tirapu, J. (1995). Neuropsiquiatría del Tirapu-Ustárroz, J., Muñoz-Céspedes, J. (2004).
daño prefrontal traumático. Monografías de Neurociencia, neuropsicología y psicología
psiquiatría, 7, 11-21. clínica: Necesidad de un encuentro.
Price, B., Daffner, K., Stowe, R., et al. (1990). The Psicología.com., 8(1).
compartmental learning disabilities of early Tirapu-Ustárroz, J., Muñoz-Céspedes, J., Pelegrín-
lobe damage. Brain, 113, 1383-1393. Valero, C. (2002). Funciones ejecutivas:
Roselli, M., Jurado, M., Matute, E. (2008). Las necesidad de una integración conceptual.
funciones ejecutivas a través de la vida. Revista de Neurología. 34, 673- 685.
R e vi sta de Ne uro psi c ol ogí a, Tiruapu-Ustarroz, J., Ríos-Lago, M., Maestrú, F.
Neuropsiquiatría y Neurociencias, 8(1), 23- (2011). Manual de neuropsicología. (2da.
46. Ed.). Editorial: Viguera-España.
Sastre-Riba, S., Merino-Moreno, N., Poch-Olivé, M. Trujillo, N. (2008). Función Ejecutiva en la
(2007). Formatos interactivos y funciones Investigación de los Trastornos del
ejecutivas en el desarrollo temprano. Comportamiento del N iñ o y del
Revista de Neurología, 44 (2): 61-65. Adolescente. Revista Neuropsicología,
Shallice, T. (2002). Fractionation of supervisory Neuropsiquiatría y Neurociencias, 8(1): 77-
system. En Stuss, D., Knight, R. Principles 94.
of frontal lobe function. Oxford: Oxford Uribe, C. (2009). Apreciaciones generales sobre las
University Press. funciones ejecutivas y algunas
Soprano, A. (2003). Evaluación de las funciones consideraciones especiales sobre su
ejecutivas en el niño. Revista de Neurología, desarrollo en la infancia. Universidad Piloto
37 (1), 44-50. d e C o l o m b i a , Rev ista C o n t e x t o s .
Tirapu-Ustárroz, J., García-Molina, A., Luna-Lario, P., Recuperado de: http://www.contextos-
Roig-Rovira, T., Pelegrín-Valero, C. revista.com.co/Revista%203/A1_Apreciac
(2008a). Modelos de funciones y control iones%20generales%20sobre%20su%20de
ejecutivo (I). Revista de Neurología, 46: sarrollo%20en%20la%20infancia.pdf
684-92. Ve r d e j o - G a r c í a , A . B e c h a r a , A . ( 2 0 1 0 ) .
Tirapu-Ustárroz, J., García-Molina, A., Luna-Lario, P., Neuropsicología de las funciones
Roig-Rovira, T., Pelegrín-Valero, C. ejecutivas. Psicothema, 22(2), 227-235.
(2008b). Modelos de funciones y control Zegarra, J. (2013a). Cognición Social: breve revisión
ejecutivo (II). Revista de Neurología, 46, de los conceptos. Teoría e Investigación en
742-50. Psicología (En prensa).
Tirapu-Ustárroz, J., Luna-Lario, P. (2012). Zelazo, P., Müller, U., Frye, D., y Marcovitch, S.
Neuropsicología de las funciones (2003). The development of executive
ejecutivas. En Tirapu, J., García, A., Ardila, function: Cognitive complexity and control-
A. Neuropsicología de la corteza prefrontal revised. Monographs of the Society for
y las funciones ejecutivas. España: Viguera. Research in Child Development, 68(3), 93-
119.

Recibido: 31 de octubre del 2013


Aceptado: 09 de diciembre del 2013

Rev. Psicol. Trujillo (Perú) 16(1): 108-119, 2014