Está en la página 1de 5

EXPEDIENTE 04166-2018-0-3217-JP-FC-06

ESP. LEGAL ALFARO SILVA MANUEL O.


ESCRITO Correlativo
CUADERNO Principal
SUMILLA ABSUELVE TRASLADO RES. 02

SEÑOR (A) JUEZ DEL 6° JUZGADO PAZ LETRADO DE SAN JUAN


DE LURIGANCHO DE LA CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LIMA
ESTE.

GABRIELA GALINDA GARCIA LAZARO, con Registro del Colegio


de Abogados de Lima N°55038, abogada JAIME JONAS
ARTICA LAOS, en el proceso judicial, sobre EJECUCION DE
ACTA DE CONCILIACION, que fuera instaurada por DOMINGA
MAGNA VARGAS RAMIREZ, como mejor proceda en derecho
digo:

I.- DE LA ABSOLUCION.-

Que, estando a la resolución N°DOS de fecha 25 de mayo del


2018, mi patrocinado fue notificado el día 02 de junio del
2018, vuestra honorable judicatura del contenido de dicha
resolución corriendo traslado el escrito suscrito por el
abogado defensor de la accionante, adjuntando en ello un
contrato de arrendamiento adulterado, y estando dentro del
plazo perentorio, a mérito de los siguientes preceptos de
orden paso a exponer:
II.- DE LOS FUNDAMENTOS

Que, si bien es cierto el ACTA DE CONCILIACION N° 302-2010


CCG-E/A de fecha 6 de setiembre del año 2010, para
nuestra legislación es titulo de Ejecución, lo cierto también es
que dicha acta se debe ejecutar a partir de la fecha del
retiro forzoso del hogar de convivencia (accionante) de mi
patrocinado (abril 2018), conforme a los detalles que nos
hemos referido en nuestro escrito de contestación de la
demanda obrante en autos; habida cuenta que el
demandado durante 10 AÑOS, hasta la fecha arriba indicada
efectuó el pago al 100% por derecho de arrendamiento de
un departamento en la tercera planta, ubicado en la Mz. B
Lote 19 Grupo 2 AAHH Cruz de Motupe del Distrito de San
Juan de Lurigancho, de propiedad de la Sra. ANA MARIA
CHAVARRIA DE SOCA.

Señor (a), siguiendo la línea secuencial, debemos precisar


que el Contrato de Arrendamiento que adjunta el abogado
defensor de la accionante, en su escrito de fecha 18 de
mayo del 2018, es un documento que no tiene fecha cierta, y
lo peor apócrifo, por cuanto la firma de LA ARRENDADORA, es
falsa, y los espacios completados a manuscrito han sido
borrados con LIQUID PAPER del contrato original que el
demando suscribió con la Arrendadora, y rellenados a
posteriori, pretendiendo hacer efectivo el referido contrato
para el pago del 50% del alquiler a partir del 17 de diciembre
del 2017, conforme es de verse del cuestionado documento.
Que, bajo los contextos enunciados en los párrafos
precedentes se advierte la conducta temeraria asumida
como abogado LUIS MENDOZA CCORI, Reg. C.A.C N°7330,
quien faltando a sus deberes de lealtad, probidad y buena
fe, al pretender sorprender a vuestro juzgado con
documentos apócrifos, lo cual consideramos GRAVISIMO, por
decir lo menos, por cuanto el referido letrado tenia pleno
conocimiento de la falta de argumentos para llevar adelante
el proceso de ejecución de acta de conciliación, toda vez
que suscrito y autorizó recursos, desnaturalizando así los fines
de este proceso. Al respecto cabe mencionar: “Si quienes
están formados en el conocimiento del Derecho utilizan estas
capacidades para engañar, confundir, manipular, tergiversar
hechos o, en resumen para obstaculizar la prestación del
servicio de justicia por parte del Estado, entonces su
actuación constituye un claro desafío para la realización
misma de los valores que persigue el Estado de administrara
justicia correctamente, lo cual debe ser sancionado por el
órgano jurisdiccional.

La jurisprudencia uniforme ha establecido en sendas


ejecutorias que las pruebas que aparejan una demanda y
más todavía las que prueban un hecho sustancial, deben ser
documentos originales o copias debidamente autenticadas
por notario público, quien da fe del acto y su fehaciencia o
verosimilitud, lo que no ha sucedido con el documento
materia de cuestionamiento, razón por la cual es
improcedente su postulación.

Estas decisiones fueron expuestas en las sentencias recaídas


en los expedientes 2016-2005-AA/TC; 0315-2005-AA/TC; 06712-
2005-HC/TC; y el 08094-2005-AA/TC. En ellas observan la
conducta reprobable de abogados contrarios a la
veracidad, probidad, lealtad y buena fe en sus intervenciones
dentro de los procesos, manifestándose en la carencia de
fundamento jurídico de la demanda, contestación o medio
impugnatorio.

Quizá el precedente más importante constituye el último fallo


en que se fijan parámetros de actuación para la abogacía
en el marco de la ética del ejercicio de la profesión. Además,
advierte la ocurrencia de estos actos obstruccionistas a la
justicia, como la entrega de documentación falsa o el uso
malicioso de recursos procesales, condenándoles al pago de
multas.

Señor (a); por las razones expresadas en los párrafos


precedentes, solicitamos muy respetuosamente a vuestra
honorable judicatura, resolver la presente controversia
conforme a nuestro ordenamiento jurídico de la nación.
POR LO EXPUESTO.-

Pido a Ud. Señor (a)) Juez, proveer conforme y


resolver conforme a ley.
Lima, 7 de junio del 2018.