Está en la página 1de 2

CAMBIOS EN EL MODO DE PROCEDER DE LA DOCENTE

Incorporar a nuestra práctica educativa la metodología en la que consideremos que


niñas y niños no aprenden mirando libros u escuchando explicaciones. Aprenden a
través de la acción, de una forma natural.”Lo que quiero que lleguen a aprender no lo
van a aprender por ejercicios de repetición”. A veces intentamos enseñar a los
niños/as, cosas desprovistas de significado para ellos, y que no tienen ninguna
utilidad, empeñándonos en mantener su interés, y no pensando en qué hacemos los
adultos cuando algo no nos dice nada y consideramos que al menos en ese momento no
nos sirve.
Trabajamos con niñas y niñas que piensan en acción, con sus movimientos, con sus
sensaciones o imágenes mentales que se van forjando en su interior y componen sus
recuerdos, esos en los que se apoyan cuando evocan.
Hay que reflexionar sobre varias preguntas que nos debemos hacer: ¿Cómo aprenden
los niños/as?, ¿Qué cosas les interesan?, ¿Cómo pueden participar las familias? Etc.

Debemos hacer un cambio de actitud, abriéndonos los ojos hacia nuevas formas de
trabajar, pasar de una programación rígida con objetivos, contenidos, y actividades
claras, temporalizadas y programadas por el adulto, a un método en que vamos
construyendo todos juntos, que puede ir cambiando al movernos en lo cotidiano y
tomando otros derroteros en función de los grupos, de las aportaciones de los niños,
de las colaboraciones de las familias, de los temas, etc. Darnos cuenta de que las
emociones, vivencias y experiencias, nos marcan sobre otras cosas, la línea de
trabajo.

Desde aquí arrancamos para luego mediar, sugerir, acompañar….,creando un clima


propicio de seguridad y confianza, interactuando de manera espontáneas y con
sensibilidad. Detectar qué es lo que despierta su interés, les preocupa, observando
de manera muy directa "lo que dicen y no dicen (hacen) los niños/as", sus inquietudes
e induciéndole a descubrir, a investigar,…, a buscar recursos/tácticas, a sacar
conclusiones de su actividad (no debemos anticipar las soluciones), disfrutando de las
situaciones, es decir, ayudándole a construir su personalidad, sus conocimientos, sus
habilidades, su originalidad y sus aprendizajes, a alcanzar mayor autonomía personal y
social.

Todo desde un prisma individual (respetando su estilo, aceptando su ritmo de


aprender, atendiendo a la diversidad) conseguir mantener vivo durante la actividad
(flexible y abierto a lo imprevisto, a sus iniciativas) ese interés real de los niños,
verbalizándola, conduciéndola, reconduciéndola coherentemente hacía una
organización didáctica para la consecución de los objetivos y contenidos, teniendo en
cuenta los ítems de evaluación curricular, que tengamos reflejados en nuestros
documentos (programación, PCC, PEC, etc.), de manera qué permita comprender a los
adultos el por qué de nuestra práctica..

Aurora Portero – Septiembre 2012 – E.I.M. Los Vientos


CAMBIOS EN EL MODO DE PROCEDER DE LA DOCENTE

Esto no quiere decir que todo vale, hay que trabajar los hábitos y normas de
convivencia dentro de las experiencias vivenciadas por ellos a diario.

NIÑAS Y NIÑOS EDUCADOR/A


DESPIERTA SU INTERÉS OBSERVA EL INTERÉS Y HACE UNA ORGANIZACIÓN
DIDÁCTICA
Objetos habituales, inusuales, prohibidos, Un baúl de sorpresas para presentar objetos en el corro
afectivos,…. Hace como sí, o propone hacer una dramatización colectiva,
Elementos y fenómenos naturales imitando a la madre, y todos hacemos como si fuéramos …
usando … para …
Elementos y fenómenos naturales: agua, tierra, Formula preguntas: ¿qué es? ¿dónde estaba?¿qué hace? …
arena, piedrecillas, palitos, ramas, hojas, ¿qué podemos hacer con ello…?
charcos, semillas, bulbos, frutos, etc.
¿Que transformaciones produce: moja, mancha, oscurece,
aclara, ablanda, pone duro, arruga, etc…?

Propone talleres y una técnica que ya dominan los niños:


extender con la mano, plasmar huellas, esparcir con pincel,
rodillo, etc. introduciendo el nuevo material

Propone una observación utilizando algún instrumento: la lupa


Las basurillas: trozos rotos de diferentes Observamos, formulamos preguntas, indagamos de dónde
objetos, restos que encuentras al explorar en el proceden, dónde se colocan y se dejan, limpiamos los
suelo, cáscaras y pieles de lo que comiste, restos cacharros después de comer, separamos las basuras,
de alimentos hacemos un collage con masita de harina incrustando,
pegamos haciendo series en un cartón, etc.
Los cuentos narrados por el adulto Creamos un espacio mágico para contar los cuentos.
Con las madres/padres organizamos una representación para
hacer ante los niños/as
Las imágenes de los cuentos que el adulto lee Observo qué imágenes llaman poderosamente su atención,
para el niño selecciono, organizo, clasifico y pongo a disposición de los
niños imágenes que provocan conversaciones a partir de la
observación, hacemos mímica, expresión oral-gestual, juegos
de expresión corporal, pequeñas acciones y tareas
cotidianas, … traigo los objetos y los pongo a su disposición …
planeo una salida con las madres
Etc.

Aurora Portero – Septiembre 2012 – E.I.M. Los Vientos