Está en la página 1de 4

UNIVERSIDAD YACAMBÚ

VICERRECTORADO ACADÉMICO
FACULTAD DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS
DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS PROFESIONALES
SOCIOLOGIA LABORAL

TAREA 1. ENSAYO

SOCIOLOGÍA DEL TRABAJO

Profesor: Lisbeth Brión Rodríguez


Alumno: Gerardo García Rangel
CI: 11.246.886
Expediente: ACP-171-00023V
Correo: gerardogarciarangel@gmail.com

Barquisimeto, 16 de junio de 2018

1
ENSAYO

Sin duda alguna, el desarrollo actual de


nuestra civilización fue apalancada
significativamente con el surgimiento de la era
industrial. Desde allí también comienza a
evolucionar una relación muy especial entre lo que
hoy se define como la clase trabajadora (o los
trabajadores), y el patrono (empleador, empresario
o industrial).En sus inicios, esta relación que nace
desde la informalidad, hasta desarrollarse
progresivamente e incorporar características propias como las llamadas
convenciones colectivas, los contratos laborales, las leyes del trabajo, los
instrumentos internacionales para la protección y garantía del derecho del
trabajo, y las organizaciones internacionales como la Organización
Internacional del Trabajo (OIT).
Dentro de esta relación laboral, hoy plenamente reconocida y
expandida a lo largo del planeta, una de las ciencias que mayor relevancia
ha tenido en su estudio ha sido la sociología, y más específicamente la
sociología laboral o sociología del trabajo, que ha venido acompañando con
estudios científicos las particularidades humanas que se presentan en la
relación patrono – trabajador.
La sociología laboral ciencia social tiene sus bases en los principios
generales de los fundadores del pensamiento formal, también precursores de
la sociología, entre ellos podemos citar a los sofistas como Aristóteles, y
Heródoto, a Hobbes, a Saint-Simon, y a Augusto Comte entre muchos otros.
Estas grandes personalidades, mediante un modelo de pensamiento
desarrollado en diferentes etapas de la historia, lograron sentar las bases
dogmáticas y filosóficas de la investigación social, estudiando no solo a la
propia humanidad y su relación con las instituciones formales, sino también

2
creando leyes sociales de aplicación general, desarrollando definiciones
particulares como “el hecho social”, “el suicidio anómico”, “el análisis
weberiano”, y muchos otros aportes teóricos que sin ser conocimientos
definitivos, constituyen una base sólida de pensamiento para la investigación
social en materia laboral.
De esta forma se puede decir que la sociología, desde sus enfoques
cualitativos y cuantitativos, constituye la ciencia madre de todas las
relaciones de tipo humana, y específicamente dentro del trinomio trabajador
– patrono – trabajo, la sociología laboral prevalece como herramienta útil de
estudio especializado. Es así como los grupos sociales (conjunto de
individuos agrupados con un fin o interés común), al verse enmarcados en
una relación de tipo laboral, establecen particularidades en la interacción
individual y como grupo entre los individuos y sus patronos, relaciones hoy
enmarcadas dentro de una estructura regulatoria conformada por las leyes
laborales especiales de cada país.
Retomando ideas, el avance industrial,
hoy acompañado por la globalización y el
comercio nacional e internacional, configuró
relaciones complejas entre los grupos sociales
trabajadores y los grupos empresariales, lo que
despertó el interés de los grandes estudiosos
de la sociología del trabajo, quienes
desarrollaron muchas investigaciones importantes, entre las que podemos
citar los estudios de la British Royal Commission de Londres, los estudio de
DuBois sobre las condiciones de trabajo de los negros de Filadelfia, y los
estudios de Max y Alfred Weber sobre los trabajadores alemanes, solo por
citar algunos. No se pueden obviar los estudios de Elton Mayo desde la
Universidad de Harvard en 1932, que a través de la experimentación
sentaron bases importantes de la actual sociología del trabajo.

3
De esos estudios se generan conceptos muy relevantes que entran
dentro del campo de la actual sociología laboral, entre ellos: el trabajo, el
proceso productivo, el ocio, la capacitación profesional, la división del trabajo,
el género en su relación con el trabajo, el empleo y el desempleo, la gestión
de recursos humanos, la identidad laboral y la cultura organizacional entre
muchos otros. Se puede observar entonces que la sociología laboral es una
ciencia muy compleja, que abarca temas complejos dentro de las relaciones
marcadas por la volatilidad del pensamiento y de la actuación humana frente
al pensamiento práctico de la economía y de las ciencias económicas
En conclusión, se puede decir de
todo lo desarrollado que el trabajo como
fenómeno social es el tema central de la
sociología laboral, y ello implica la
creación y desarrollo de diferentes
paradigmas que son estudiados no solo
por los sociólogos, sino por la alta gerencia empresarial para poder tener
bases teóricas y científicas que permita establecer las mejores relaciones
armónicas posibles entre los procesos productivos y los procesos humanos,
entre la industria y los grupos sociales, entendiéndose de antemano que todo
lo humano es complejo, en contraposición con la industria y la producción,
cuyos procesos se pueden ser medidos desde las ciencias exactas.

FUENTES CONSULTADAS

 Material facilitado por la Profesora.