Está en la página 1de 12

NEURODIDÁCTICA

¿CÓMO APRENDE EL CEREBRO HUMANO Y CÓMO DEBERÍAN


ENSEÑAR LOS DOCENTES?
JUSTIFICACIÓN
Debido al cambio rápido y vertiginoso que ha creado la tecnología en la sociedad y al acceso
ilimitado a diferentes fuentes de información, se ha generado una brecha enorme entre la escuela
y las nuevas generaciones, especialmente en los niños; hoy en día es común evidenciar desinterés
por los procesos educativos en la mayoría de sus estudiantes, lo que a su vez exige una educación
diferente y es por ello, que los Docentes y Padres de Familia muchas veces se han cuestionado en
cómo educarlos, este cuestionamiento los ha conducido a buscar nuevos campos del
conocimiento que les permita crear nuevas técnicas, herramientas, y estrategias para innovar en
los procesos de educación.

Por otra parte y debido al desarrollo que han tenido las Neurociencias en las últimas décadas y
en su intento por dar respuesta a la problemática anteriormente descrita, la Neuroeducación y
en especial la Neurodidáctica se perfila como una disciplina que busca favorecer el desempeño
escolar de los estudiantes a partir de la implementación de actividades basadas en el desarrollo y
funcionamiento cerebral de los niños, generando con ello, procesos de aprendizaje más efectivos
y llenos de sentido y significado, llevando al estudiante a comprender conceptos que sean
aplicables en su realidad inmediata utilizando actividades dinámicas, constructivas y
enriquecedoras, no tradicionales; estas se deben generar como un proceso continuo e integral a lo
largo de la formación del niño, de tal manera que estimule y potencie el desarrollo del cerebro,
con todas sus capacidades y funciones.

Es por ello que el docente al conocer cómo funciona el cerebro y como puede implementar esta
disciplina en el ámbito escolar actual para mejorar sus procesos de enseñanza, obtendrá una
serie de herramientas y estrategias diferentes para dinamizar e innovar dentro del aula que a su
vez garanticen el desarrollo y aprendizaje de sus estudiantes.

OBJETIVOS
Estimular el uso de la Neurodidáctica como herramienta en la implementación de procesos de
enseñanza basados en el desarrollo y funcionamiento cerebral de los estudiantes en busca de un
aprendizaje efectivo.

TEMÁTICAS
1. Introducción a la Neurodidáctica. 2. Neurodesarrollo en el niño. 3. Cerebro, Emociones y
aprendizaje. 4.Familia, entorno y aprendizaje. 5. Herramientas en aula basadas desde la
Neurodidáctica. 6. Actividades. 7.Preguntas y cierre.

FACILITADOR: DR. STIVEN BURGOS PEÑA


Terapeuta Ocupacional de la Universidad Nacional de Colombia, Certificado en tratamiento en
integración sensorial de la Universidad Del Sur de California, Especialista en educación e
intervención de la primera infancia de la Universidad Juan de Castellanos. Actualmente Docente
Universitario en la Escuela Colombiana de Rehabilitación y Coordinador Terapéutico e
intervención a estudiantes con bajo rendimiento escolar del Centro Integral de Neurodesarrollo
CINAV.

Todo sobre la neuroeducación: Qué es, para qué sirve, y cómo aplicarla en la escuela y
en casa
septiembre 21, 2017 /// ANDREA GARCÍA CERDÁN
¿Qué es la neuroeducación, para qué sirve? La neuroeducación o neurodidáctica es
una nueva visión de la enseñanza que se basa en aportar estrategias y tecnologías
educativas centradas en el funcionamiento del cerebro. Esta nueva disciplina educativa
fusiona los conocimientos sobre neurociencia, psicología y educación, con el objetivo de
optimizar el proceso de enseñanza y aprendizaje. Aquí te explicamos todo sobre la
neuroeducación: qué es y para qué sirve. También te damos algunos consejos para
aplicar en el aula y en casa. La neuroeducación cambiará la forma en la que los niños
estudian y aprenden ¡Aprovecha los descubrimientos sobre cómo el cerebro
adquiere nuevos conocimientos para educar mejor!
Neuroeducación. Imagen: Depsicología

¿Qué es la neuroeducación o neurodidáctica? Definición y concepto


La neurodidáctica, también denominada neuroeducación puede definirse como una
disciplina puente entre la neurología y las ciencias de la educación, en la que
la psicología educativa tiene un papel clave.
Se trata de un proyecto de desarrollo científico en el que se quieren aunar los
conocimientos que tenemos acerca de cómo funciona el cerebro con lo que se sabe
acerca de los procesos educativos sobre el terreno. Normalmente, el ámbito en el que se
centra la neuroeducación es la educación en ámbitos escolares y académicos.

La neuroeducación o neurodidáctica es un campo de actuación muy reciente, en el


colaboran tanto educadores como neurocientíficos. En este campo emergente convergen
especialidades como la neurociencia, la psicología, la ciencia cognitiva y la educación
para mejorar los métodos de enseñanza y los programas escolares.

Es una dinámica de aprendizaje basado en neurociencias, cuyo propósito es aplicar todo


lo que se sabe acerca de cómo el cerebro aprende y qué cosas estimulan el desarrollo
cerebral al ámbito escolar.
¿Qué es la neuroeducación? Fuente: blogs.larepublica.pe

Factores que intervienen en la neuroeducación


En neuroeducación y neurodidáctica se aplican todos los conocimientos que ha ido
recopilando las ciencias cognitivas y la neurociencia durante los últimos 25 años. Algunos
de los hallazgos más importantes se explican a continuación.

1- La plasticidad cerebral y neurogénesis


La plasticidad cerebral ha sido uno de los descubrimientos más relevantes en el campo de
la neurociencia. El cerebro es “plástico”, es decir, tiene una gran capacidad de adaptación
durante toda la vida. Además es capaz de crear constantemente nuevas neuronas y
conexiones entre ellas si se le provee de la estimulación adecuada.

2- Las neuronas espejo


Las neuronas espejo son un grupo de células cerebrales que se activan tanto cuando
realizamos una acción como cuando observamos a alguien realizarla. Y no solo ocurre
con acciones, sino también con las expresiones emocionales. Por ello se cree que son la
base de la empatía y de la adquisición del lenguaje. Los conocimientos sobre las
neuronas espejo son muy importantes para la neuroeducación o neurodidáctica.

3- Emociones y aprendizaje

Las emociones interactúan con los procesos cognitivos, por ello una parte clave de la
neuroeducación se refiere a manejar las emociones para que no solo no interfieran sino
que beneficien el proceso de aprendizaje. Se pretende enseñar a los niños a ser
conscientes de sus sentimientos y tomar el control de estos y de su conducta. Es
importante que aprendan a reconocer cuando están enfadados, tristes y poder manejar
estas emociones. Además, un alto nivel de estrés dificulta el aprendizaje, por ello es
importante crear un buen clima de aprendizaje, sin estrés, y enseñarles a manejar la
ansiedad.

Pero no solo gestionar las emociones negativas nos ayuda a mejorar nuestro rendimiento
académico, sino que se sabe también que el aprendizaje de material que evoque
emociones se aprenderá mejor y será más permanente. Esto es lo que se llama un
aprendizaje significativo.

4- Dislexia y trastornos del aprendizaje


Los avances en trastornos del aprendizaje nos permiten, no solo a aportarles a estos
niños un apoyo personalizado, sino a ofrecerles las mejores herramientas para que
superen sus dificultades. Herramientas de neuroeducación para tratar la dislexia en el
aula.
5 -Tanto la experiencia como la genética nos influyen

Desde casi los inicios de la psicología ha habido un debate muy fuerte acerca de si lo que
somos se debe a nuestra experiencia o a nuestra genética. Hoy, la mayoría de los
expertos coinciden en que ambas cosas son fundamentales para nuestro desarrollo. La
genética va a sentar las bases de nuestras habilidades y capacidades, pero la experiencia
va a actuar sobre ello. Los niños puede que tengan una serie de capacidades más o
menos instauradas, que se les dé mejor una cosa que otra pero esto es algo que siempre
se puede entrenar y modificar.

Otros campos de investigación que se aplican a la educación son el entrenamiento en


razonamiento, mejora en la memoria de trabajo, en la consolidación de la memoria,
recuperación de recuerdos y tratamientos para problemas de aprendizaje.

En el siguiente vídeo se explican cómo los diferentes conocimientos de la psicología y


neurociencia influye en el aprendizaje de los niños y qué puede aportar la neuroeducación
en el aula.

CogniFit Plataforma Educativa líder de neuroeducación en el aula

La neuroeciencia y neurodidáctica cada vez tienen más peso en las escuelas que quieren
optimizar sus procesos de enseñanza. La tecnología educativa de CogniFit, basada en la
neuroeducación, se lleva aplicando en diferentes centros escolares en todo el mundo
resultando altamente efectiva para todos los alumnos, pero sobre todo, para aquellos que
tienen necesidades específicas o dificultades del aprendizaje.

CogniFit Neuroeducación en el aula, es una herramienta científica para educadores,


diseñada para ayudar a identificar alguna de las causas neurológicas que pueden estar
relacionadas con el fracaso escolar y rehabilitar las principales funciones cognitivas de los
niños.

¿Cómo funciona? Lo primero que deben hacer los estudiantes es completar


la evaluación cognitiva. Todos los juegos mentales de CogniFit Neuroeducación, han sido
diseñados y validados clínicamente para identificar las debilidades y fortalezas cognitivas
implicadas aprendizaje: Atención, memoria, percepción y razonamiento.

Utilizando los resultados de esta evaluación inicial, CogniFit programa automáticamente


una dinámica de entrenamiento cerebral personalizado, diseñado específicamente para
mejorar las necesidades cognitivas de cada estudiante.

El fracaso escolar es una de las preocupaciones más destacadas en el sistema educativo.


Por eso es importante aplicar los conocimientos sobre el cerebro a la educación. Contar
en los centros escolares con herramientas e iniciativas neuroeducativas que permitan
integrar procedimientos para que todos los alumnos puedan desarrollar adecuadamente
su potencial de aprendizaje.

Plataforma educativa Cognifit

¿Te gustaría resolver dudas y ver una demostración de cómo funciona CogniFit, la
herramienta líder en neuroeducación? Clickando en este enlace, puedes concertar
una cita y hablar con Rafael Domenech. Este profesional de CogniFit te ayudará a
resolver todas tus dudas, y te explicará todo lo que necesitas saber sobre esta tecnología
educativa.

Neuroeducación y neurodidáctica para educadores

El ámbito más directo para la aplicación de la neuroeducación o neurodidáctica es, por


supuesto, la escuela. La escuela es el principal ambiente en el que los niños aprenden.

Los educadores deben comprender que a partir del conocimiento de cómo es el cerebro,
cómo aprender, procesa, registra, almacena y recuerda la información, para así poder
adaptar su estilo de enseñanza con el fin de optimizar el proceso de aprendizaje. También
deben entender que la estructuración de la clase, sus actitudes, palabras y emociones
influyen enormemente en el desarrollo del cerebro de sus alumnos y la manera en la que
aprenden.

Sabemos que los conocimientos de neurociencia nos ayudan enormemente en el aula,


pero ¿cómo aplicamos la neuroeducación o neurodidáctica al contexto
educativo? Lo básico es que no se limiten a recibir pasivamente la información, sino que
la manipulen, que participen activamente en su elaboración.

1. Crear un clima emocional positivo en el aula

Es muy importante que los maestros y educadores fomenten un clima positivo en el aula,
donde se muestren cercanos y empáticos con sus alumnos. Es necesario que controlen
su expresión emocional para que esta sea positiva, y así contagiar a sus alumnos. Hay
que evitar el estrés excesivo en el aula. Un pequeño nivel de estrés es necesario para
mantener a los alumnos motivados y activos. Sin embargo, altos niveles de estrés son
perjudiciales para el rendimiento. También, enseñar a los alumnos a manejar su propio
estrés y otras emociones negativas, puede ser muy beneficioso, no solo a nivel
académico sino a todos los niveles.

2. Utiliza CogniFit neuroeducación en el aula


Esta tecnología educativa ha sido diseñada especialmente para docentes. Permite ayudar
a educadores no especializados en neuroeducación ni psicopedagogía a analizar y
mejorar los procesos de aprendizaje en el ámbito escolar. ¿En qué puede ayudarte
CogniFit neuroeducación?
 Aprender y profundizar sobre los procesos cerebrales implicados en el aprendizaje
y neurodesarrollo
 Implementar mejoras metodológicas y didácticas
 Valorar a los estudiantes con objetividad científica para localizar debilidades
cognitivas que puedan estar relacionadas con dificultades del aprendizaje y prevenir
el fracaso escolar
 Implementar mejoras metodológicas y didácticas para optimizar la enseñanza y
enrriquecer la actividad docente
 Corregir y reorientar dificultades del aprendizaje

3. Potencia el aprendizaje emocional

La emoción está muy ligada a la memoria. Aprendemos mucho mejor cuando la


información nos evoca emociones. Por ello, una buena estrategia de neuroeducación, es
crear conexiones emocionales dentro del contexto del temario a enseñar. Estas
conexiones se pueden realizar con actividades específicas que conecten emocionalmente
a los alumnos con el contenido. Por ejemplo se podrían fusionar las artes visuales e
interpretativas, de forma que activen las respuestas emocionales, potenciando el
aprendizaje.

4. Enseñar con diferentes estilos y desde diversas vías

Podemos potenciar el aprendizaje de cada alumno utilizando diferentes estilos de


enseñanza, variando las actividades y los materiales. No todos os alumnos aprenden bien
de la misma manera. Unos son más visuales, otros más corporales, etc. Utilizando
imágenes, vídeos, actividades experienciales, interactivas, musicales… estamos
utilizando la neuroeducación para estimular todos los sentidos. Así se aprenderá de forma
más integral, beneficiando a todos tipos de alumnos.

5. Mantener un entorno físico óptimo

¿Cómo implementar estrategias de neuroeducación en el aula? Los alumnos aprenden


mejor en determinados ambientes físicos. Tenemos una gran capacidad visual, y somos
mejores atendiendo estímulos novedosos que de otro tipo. Por ello, aportando a la
estructura del aula una dinámica de cambio, va a ayudar a que los alumnos atiendan
mejor. El cambio, el orden y la belleza, integrándolo en cada unidad de aprendizaje va a
beneficiar su aprendizaje. Una música tranquila de fondo también puede ayudar a los
alumnos a concentrarse, a relajarse y a sentirse cómodos. Una iluminación lo más natural
posible también contribuye a mantener un espacio óptimo de aprendizaje. La oscuridad en
el aula y las luces fluorescentes que aportan una iluminación artificial no es lo más
adecuado.

6. Lleva a cabo la repetición pero de formas diferentes

Una de las mejores maneras de aprender y almacenar la información en la memoria a


largo plazo es la repetición de la información. Sin embargo, si el material a aprender es
repetido de la misma manera puede ser extremadamente aburrido para los alumnos. Por
ello, una buena estrategia de neuroeducación, es que la repetición del material se haga
de diferentes formas y desde una variedad de actividades y experiencias. De esta manera
podrán manipular la información desde diferentes modalidades.

Repetición de formas diferentes

7. Potencia el aprendizaje significativo


Es fundamental para un aprendizaje a largo plazo y para mantener la motivación en la
escuela, que los niños comprendan la utilidad de aquello que están aprendiendo.
El aprendizaje significativo se trata de aplicar los conocimientos al mundo real, el “¿para
qué me sirve esto?”.

Una buena estrategia de neuroeducación en el aula es el uso de actividades en el mundo


real, como investigar, diseñar experimentos, crear metáforas, analogías, examinar
patrones de causa-efecto, analizar la perspectiva, realizar actividades artísticas que
estimulen el pensamiento creativo.

6. Da feedback

El feedback, o retroalimentación es esencial para la neuroeducación y el proceso de


aprendizaje. Dar retroalimentación, decir qué se ha hecho bien y qué se puede mejorar es
básico para orientar el aprendizaje. No sólo vale con poner una nota numérica en los
exámenes o remarcar los errores en rojo. Hay que señalar los errores de forma concreta,
pero también señalar lo que se ha hecho bien. Así motivamos a los alumnos y damos
pautas concretas para que mejore.

Neuroeducación y neurodidáctica para padres


Los padres son el otro pilar en la educación de los niños. Por tanto, el conocimiento del
funcionamiento del cerebro les va a ayudar a conectar con los niños a nivel educativo y
afectivo. Van a poder motivar a sus hijos a aprender, a desarrollar todo su potencial y a
mantener una salud mental óptima. Existen herramientas de estimulación cognitiva para
toda la familia.

1. Potencia su aprendizaje cultivando su autoestima


Neuroeducación para padres: Una autoestima sana es fundamental para un aprendizaje
óptimo. Saber que son capaces, que son válidos les va a mantener motivados para
aprender y esforzarse. Es importante no compararles con otros niños o hermanos, ya que
eso daña su autoestima y se verán continuamente presionados a comportarse de una
manera alejada a quienes son de verdad. En lugar de eso, motívale y ayúdale a mejorar
en ciertos aspectos. Descubre aquí formas de elogiar que potencian la autoestima en
niños.

2. No frenes su creatividad
¿Qué es la creatividad? No nos damos cuenta, pero sin querer a veces frenamos la
creatividad de nuestros hijos. No le interrumpas cuando esté jugando solos o estén muy
atentos y motivados en algo. Permite que juegue con otros niños, que hagan actividades
al aire libre. Tampoco es adecuado vigilarles, ya que cuando se sienten observado
desaparece el impulso creativo y se les coarta la libertad de experimentar. Importancia
del pensamiento creativo.

3. Ayúdale a aplicar los conocimientos a la realidad

Una buena estrategia de neuroeducación o neurodidáctica en casa, es que cuando


ayudes a tu hijo con los deberes, ayúdale a ver cómo se puede aplicar eso que están
aprendiendo a la vida real. Así, no solo podrán aprenderlo mejor, sino que descubrirán la
utilidad de esos conocimientos.

4. Asegúrate que descansa bien para aprender mejor


Los padres deben aprender que un sueño de calidad es fundamental para un rendimiento
y un aprendizaje óptimos. Durante el sueño descansamos y nos restauramos, pero
también consolidamos todo lo aprendido. Así que, una buena estrategia de
neuroeducación es asegurarte, no solo que duerme las horas adecuadas (un niño debería
dormir entre 9 y 10 horas), sino también que su sueño es de calidad. Puede que tu hijo
duerma mucho pero que no descanse bien. Estate atento a signos como apatía, desgana,
irritabilidad, que pueden venir derivadas de un sueño insuficiente. Insomnio infantil, cómo
superar los problemas de sueño.

5. Un cuerpo activo aprende mejor


La actividad física potencia el aprendizaje. Si a tu hijo le gusta moverse mientras estudia o
aprende algo, déjale que lo haga. Esto les ayuda a relajarse y a aprender mejor.

Practicar actividad física es una buena estrategia de neuroeducación, ya que ayuda a


aprender mejor, porque activa y oxigena el cerebro. Antes y después de aprender la
lección deja a tu hijo que corra, salte o simplemente que pasee. Las actividades
deportivas extraescolares pueden ser una buena opción y, además, les ayuda a
socializar, divertirse, relajarse y a reducir el riesgo de obesidad infantil.

Neuroeducación y dificultades del aprendizaje

La neuroeducación o neurodidáctica puede ayudar a los estudiantes con problemas de


aprendizaje. Los conocimientos en neurociencia no solo nos ayudan a saber cómo un
cerebro aprende, sino también cómo funcionan los cerebros con dificultades de
aprendizaje.

Hay diversos tipos de problemas de aprendizaje, desde la dislexia al autismo, pasando


por TDAH. Desde CogniFit se pueden realizar evaluaciones y estimulación cognitiva para
abordar todo tipo de dificultades de aprendizaje.

La neuroeducación o neurodidáctica nos permite adaptar la enseñanza para maximizar


las posibilidades de aprendizaje de los niños a los que les cuesta mantener un
rendimiento óptimo en el aula.

Es fundamental en casos de problemas de aprendizaje que, tanto en la escuela como en


casa, se investigue bien acerca del caso al que nos enfrentamos, cuales son las
dificultades del niño y que conozcamos muy bien cómo aprende el cerebro. De esta
manera tendremos herramientas para adaptar la enseñanza en el aula y tener estrategias
para potenciar su aprendizaje.

Mitos en neurociencia

Uno de los objetivos de la aplicación de los conocimientos neurocientíficos en la


educación es romper una serie de mitos y creencias que los profesores y maestros tienen
acerca del desarrollo del cerebro de los niños. Algunos de esos mitos son los siguientes:

 Hay periodos críticos en los que DEBEMOS aprender ciertas cosas.


 Sólo usamos el 10% del cerebro. Incluso se suele pensar que si usarámos el 100%
de nuestro cerebro tendríamos superpoderes. Esta creencia tan extendida es
totalmente falsa. Usamos todo nuestro cerebro.
 Yo uso el cerebro derecho, tú el izquierdo. Aunque tenemos dos hemisferios
cerebrales, eso no quiere decir que se use más uno u otro. Se sabe que cada uno
tiene algunas funciones diferenciadas, pero todos nosotros usamos ambos por igual.
 Escuchar a Mozart va a volver a tu hijo inteligente. Muchos estudios, como este,
demuestran que es falso.
 La multitarea es una buena forma de realizar el trabajo. Esto sabemos que no
siempre es así y depende mucho de cada persona y sus características.

Así funciona el cerebro de las


personas creativas según Roger
Beaty, experto
en neurociencia cognitiva de la
Universidad de Harvard
Image caption "Los creativos tienen un patrón distinto de conexiones neuronales", dice
Beaty. (Foto gentileza Roger Beaty)
Leonardo da Vinci, Albert Einstein, Isaac Newton, Miguel Ángel... la lista de genios en la historia de
la humanidad está llena de personalidades desbordantes de creatividad.
Pero sin llegar a esas alturas, las personas que generan ideas originales en su vida cotidiana
tienen un cerebro distinto a los demás, según una investigación liderada por Roger Beaty, experto
en neurociencia cognitiva de la Universidad de Harvard.
Igual que la inteligencia, la creatividad puede ser considerada como un talento que todas las
personas tienen en mayor o menor medida. De hecho, cuando hay que pagar deudas, irse de
vacaciones o mentir, es necesario tener ideas ingeniosas.
Poco a poco los científicos han comenzado a descubrir cuáles son las zonas del cerebro que se
relacionan con la creatividad y a identificar procesos como las ideas espontáneas y el pensamiento
controlado, aquel que permite determinar si esas "ideas locas" pueden llegar a funcionar en la vida
real.

Derechos de autor de la imagen Getty ImagesImage caption Hay tres redes neuronales
relacionadas con las habilidades creativas.
"Medimos la actividad del cerebro cuando las personas estaban trabajando en una tarea que
requiere pensamiento creativo y descubrimos que los que tienen ideas más originales,
mostraron un patrón distinto en sus conexiones cerebrales", dice Roger Beaty, en conversación
con BBC Mundo.

 "El cerebro nunca deja de cambiar, por lo tanto nunca dejamos de aprender y
transformarnos": el neurocientífico Mariano Sigman responde a los lectores

 Esta es la mejor decisión que puedes tomar en la vida, según un neurocientífico que
estudia la felicidad
Beaty estudió el comportamiento de las distintas redes neuronales utilizando una resonancia
magnética funcional (fMRI, por su nomenclatura en inglés), una técnica que permite obtener
imágenes de la actividad del cerebro.
"Pudimos predecir -modestamente- la habilidad creativa de una persona a partir de la fuerza de
sus conexiones neuronales al interior de una misma red", comenta el científico.
"En general, las personas con conexiones más fuertes, tuvieron mejores ideas".

Las redes neuronales creativas


Durante la investigación, publicada en la revista científica estadounidense Proceedings of the
National Academy of Sciences (más conocida como PNAS), Beaty encontró que el pensamiento
creativo ocurre al interior de tres redes.
Estas redes son: la red neuronal por defecto, que se utiliza cuando el cerebro está imaginando; la
red de control ejecutivo, que se activa para tomar decisiones; y la red de prominencia, utilizada
para discernir la importancia de una cosa y que funciona como un interruptor entre las otras dos
redes.
La red de prominencia tiene una función clave para alternar entre el mecanismo de generación de
ideas y el de evaluación de las mismas.
Normalmente estas redes no se activan al mismo tiempo. Por ejemplo, cuando se activa la red de
control ejecutivo, la red neuronal por defecto se desactiva.

 ¿Puede explicarse el cerebro humano usando física cuántica?


Pero la investigación sugiere que "las personas creativas tienen una mayor habilidad
para coactivar redes neuronalesque habitualmente trabajan por separado", explica Beaty.

Derechos de autor de la imagen Getty ImagesImage caption Los más creativos pueden
activar distintas redes neuronales al mismo tiempo.
"El cerebro creativo está conectado de una manera diferente y las personas creativas son más
capaces de activar sistemas cerebrales que típicamente no funcionan juntos".
Esas conclusiones van en la misma línea de otros estudios realizados con artistas como músicos
de jazz, poetas y artistas visuales.

Entrenando el cerebro
El investigador dice que es posible entrenar el cerebro en áreas determinadas para estimular ideas
originales.
"El entrenamiento en distintos campos, como la escritura creativa, puede funcionar -en parte-
para mejorar la conectividad neuronal dentro de una misma red", señala.

 Los extraordinarios casos en los que un daño en el cerebro cambia para bien la
personalidad
"Otros entrenamientos cognitivos y estimulaciones cerebrales no invasivas también podrían ser
útiles para facilitar los pensamientos creativos", agrega.
Pero otra cosa es un "cerebro creativo" que activa en paralelo varios circuitos cerebrales y cuyas
conexiones son más fuertes.

Derechos de autor de la imagen Getty ImagesImage caption La creatividad se relaciona con


la fuerza de las conexiones al interior de una misma red neuronal.
--