Está en la página 1de 3

Las vitaminas son compuestos orgánicos de estructura muy heterogénea.

Son imprescindibles para el organismo,


el crecimiento, la salud y el equilibrio emocional.
A diferencia de otros nutrientes, por ejemplo, proteínas, carbohidratos o grasas, no proporcionan energía,
pero son esenciales dentro del organismo para el mantenimiento energético.
Funciones de las vitaminas
Las vitaminas deben ingerirse a través de la dieta para evitar deficiencias, pero no hay ningún alimento que
contenga todas las vitaminas, por lo que es necesario la combinación de los distintos grupos de alimentos para
estar bien nutridos y cubrir los requerimientos de estas sustancias.
Las vitaminas son nutrientes que el organismo necesita para asimilar otros nutrientes y, en resumen, las
funciones de estas sustancias son:
 Participar en la formación de químicos del sistema nervioso y participar en la formación hormonas, glóbulos
rojos y material genético
 Regulan los sistemas metabólicos
 Son necesarias para el crecimiento y la salud
La mayoría de vitaminas presentes en los alimentos pueden ser eliminados al ser cocinados o por el mismo
efecto de la luz, por lo que es aconsejable comer estos productos frescos.
Clasificación de las vitaminas
Las vitaminas pueden clasificarse en dos tipos: hidrosolubles y liposolubles.
Vitaminas hidrosolubles
Las vitaminas hidrosolubles se disuelven en agua y están presentes en las partes acuosas de los alimentos. Se
absorben mediante la difusión simple o transporte activo. Su exceso se excreta por la orina y el cuerpo no
tiene la capacidad de almacenarlas, por lo que se eliminan fácilmente. Es necesario consumirlas diariamente,
y se pueden obtener de frutas, verduras, leche y productos cárnicos.
Las vitaminas hidrosolubles son:
 Vitamina C o ácido ascórbico
 Vitamina B1 o Tiamina
 Vitamina B2 o Riboflavina
 Vitamina B3 o Niacina
 Vitamina B5 o Ácido pantoténico
 Vitamina B6 o Piridoxina
 Vitamina B8 o Biotina
 Vitamina B9 o Ácido fólico
 Vitamina B12 o Cianocobalamina
Vitaminas liposolubles
Estas vitaminas se disuelven en aceites y grasas y se encuentran en las partes liposolubles de los alimentos. Se
transportan en lípidos y son de difícil eliminación. Se obtienen de frutas, verduras, pescado, yemas de huevo
y algunos frutos secos.
Las vitaminas liposolubles son:
 Vitamina A o Retinol
 Vitamina D o Calciferol
 Vitamina E o a-tocoferol
 Vitamina K o fitomenadiona
Funciones de las vitaminas
Las funciones de las vitaminas tanto hidrosolubles como liposolubles son:
Vitamina A
Participa en la reproducción, la síntesis proteica y en la diferenciación muscular. Previene la ceguera nocturna y
es necesaria para mantener el sistema inmunitario y para mantener la piel y las mucosas.
 Necesidades nutricionales 0.8-1mg/día
Algunas fuentes de vitamina A son:
 Zanahoria
 Espinacas
 Perejil
 Atún
 Bonito
 Queso
 Yema de huevo
 Calabaza
 Acelgas
 Albaricoque
Vitamina B1
Forma parte de una coenzima que interviene en el metabolismo energético, por tanto, es necesario para obtener
hidratos de carbono y ácidos grasos (ATP). Asimismo, es esencial para el funcionamiento del sistema
nervioso y del corazón.
 Necesidades nutricionales: 1.5-2mg/día.
Algunas fuentes de vitamina B1 son:
 Carnes
 Huevos
 Cereales
 Frutos secos
 Legumbres
 Levadura
 Pipas
 Cacahuetes
 Garbanzos
 Lentejas
Vitamina B2
Está también implicada en la liberación de energía y se relaciona con el mantenimiento de la buena salud ocular y
la piel. Su déficit causa problemas cutáneos (por ejemplo, dermatitis) y síntomas oculares.
 Necesidades nutricionales: 1.8mg/día
Algunas fuentes de vitamina B2 son:
 Queso
 Coco
 Champiñones
 Huevos
 Lentejas
 Cereales
 Leche
 Carne
 Levadura
 Almendras
Vitamina B3
Forma parte de dos coenzimas (NAD y NADP) y, por tanto, es otra vitamina participante en el metabolismo
energético de hidratos de carbono, aminoácidos y lípidos. Su déficit causa una enfermedad llamada “pelagra”,
con síntomas como: problemas de piel, digestivos y nerviosos (confusión mental, delirio, etc.).
 Necesidades nutricionales: 15mg/día
Algunas fuentes de vitamina B3 son:
 Trigo
 Levadura
 Hígado
 Almendras
 Setas
 Carne
 Salmón
 Atún
 Guisantes
 Frutos secos
1. Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico

Cuando el ácido del estómago retrocede a tu esófago (una condición conocida como reflujo
gástrico), sientes un dolor ardiente en el centro del pecho. Esto suele ocurrir después de
comidas o durante la noche.

Aunque el reflujo gástrico es común, si los síntomas afectan tu vida cotidiana o se presentan
al menos dos veces a la semana, puede ser una señal de la Enfermedad de Reflujo
Gastroesofágico, que ya se trata de una enfermedad crónica.

Si presentas acidez estomacal, mal aliento, erosión en los dientes, náusea, dolor en el pecho o
problemas para tragar o respirar, debes acudir al médico.

2. Cálculos biliares

Los cálculos biliares son depósitos que se forman en tu vesícula y se pueden formar si ésta no
se vacía adecuadamente, si los niveles de colesterol son elevados o si existen muchos
residuos de bilis.

Cuando los cálculos biliares bloquean los conductos que conectan la vesícula a tus

intestinos, pueden causar dolor agudo en la parte superior derecha del abdomen .