Está en la página 1de 6

HISTORIA NATURAL DE LA OBESIDAD

PERIODO PREPATOGENICO PERIODO PATOGENICO


AGENTE: COMPLICACIONES SECUELAS RESULTADO
SIGNOS Y SINTOMAS
o Alteración de la
Ingestión de más calorías de las que se gastan, factores sociales, SIGNOS Y ESPECIFICOS. o psicosociales, burlas
tolerancia a la
económicos, metabólicos, genéticos, falta de actividad física o daño SIMTOMAS o Aumento del y marginación RECUPERACION
cerebral. glucosa en ayunas
INESPECIFICOS peso y masa
corporal o DMII, alteraciones
HUESPED: o Falta de energía o Hiperinsulinismo
ortopédicas, MUERTE
o o Dispnea respiratorias ,
Cualquier persona, sin importar edad o sexo. Disminución de la o Cardiopatías
capacidad o Dolor lumbar Hipertensión
MEDIO AMBIENTE: respiratoria o Diabetes tipo ll arterial, y
o Artrosis alteraciones de
En todo el mundo o Apnea obstruida del o Ostioartritis
o Amenorrea Colesterol y
Más frecuente en países desarrollados. sueño o renales Triglicéridos.
PERIODO DE INCUBACION: No hay
PREVENCION PRIMARIA PREVENCION SECUNDARIA PREVENCION TERCIARIA
PROMOCION DE LA PREVENCION PROTECCION ESPECIFICA DIAGNOSTICO OPORTUNO TRATAMIENTO ADECUADO REHABILITACION
SALUD
Educación a la  Evitar comer • Programas  Historia clínica • Cambiar hábitos alimenticios • Física
población sobre comida con específicos de  Exámenes
una muchas ejercicios paraclínicos • Medicación • Psicológica
Alimentación grasas.  Exámenes
sana y  Masticar • Dietas generales: ego, • Limitación del daño • social
balanceada adecuadam especiales glicemia.etc.
• Hacer ente la  Rx de torax • Cirugía de gastropatía en
ejercicio. comida. banda
 Elevar la  Medir estatura,
cultura peso y el grosor • Fármaco terapias
alimentaria del pliegue Ayuno modificado con ahorro de
de la cutáneo IMC energía.
población.
DEFINICIÓN DE OBESIDAD
Obesidad (del latín obesitas) es la cualidad de obeso. Este término hace referencia al exceso de peso corporal.

La obesidad está considerada una enfermedad, ya que el exceso de peso acarrea grandes problemas de salud. Una persona obesa corre el riesgo de
sufrir diabetes, hipertensión arterial y trastornos cardíacos, entre otras complicaciones físicas.
Esta enfermedad, que se caracteriza por la acumulación de grasa en el cuerpo, puede tener múltiples causas, ya sean genéticas, ambientales o
psicológicas. Esto quiere decir que la obesidad no se asocia únicamente a la ingesta de alimentos en grandes cantidades.
Para la Organización Mundial para la Salud (OMS), la obesidad se presenta cuando el índice de masa corporal del adulto supera los 30
kg./m2. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres de cualquier raza, nacionalidades o estrato social.
Es importante tener en cuenta que en la antigüedad se creía que el sobrepeso era sinónimo de buena alimentación y, por lo tanto,
condiciones saludablesde vida. Hoy en día se sabe que se trata de un factor que incide en el desarrollo de múltiples enfermedades, tanto físicas como
mentales.
En muchos países, la obesidad es un problema de salud pública que ya se ha transformado en una epidemia, ante la gran cantidad de casos
reportados por las instituciones de salud. Una de las razones reside en el ritmo de vida actual, que lleva a las personas a volverse sedentarias y a
alimentarse de forma poco saludable.
Quienes sufren la obesidad, por otra parte, suelen ser discriminados y recibir burlas y apodos despectivos. La enfermedad, de esta forma, también
constituye un estigma social.
El impacto de la obesidad en la vida social

En principio, es importante hacer una distinción entre quienes sufren de obesidad y logran superarla, y quienes
deben padecerla hasta el final de sus vidas. Cuando esta enfermedad se presenta durante la niñez, poco importa a los protagonistas de
esta pesadilla las repercusiones en su sistema circulatorio y en sus articulaciones, ya que tienen suficiente con las burlas y el desprecio que reciben por
parte de sus pares.
Los niños obesos son tildados de afeminados, mientras que las niñas, de masculinas. Ambos géneros son sometidos a un sinnúmero
de chistesmaliciosos y de apodos, que la sociedad misma renueva periódicamente para su cómodo usufructo por parte de los desalmados agresores.
¿Alguien cree, realmente, que una persona obesa disfruta de ser llamada “gorda”? ¿Dónde queda la consideración por los demás a la hora de emitir un
comentario en tono burlón hacia alguien que sufre de una enfermedad?
Es sabido que las generalizaciones no deberían ser tomadas como referencia a la hora de realizar un estudio de ningún tipo, pero no sin razón existe
una supuesta relación entre la falta de confianza en uno mismo y la obesidad o cualquier otro trastorno que afecte el aspecto físico de una
persona.
Retomando la distinción hecha en el primer párrafo, la obesidad parece ser un estigma que persigue de por vida a quienes la sufren,
incluyendo a quienes consiguen superarla. Dentro de este grupo, son muy frecuentes las actividades deportivas o gimnásticas, así como la
alimentación responsable, buscando por todos los medios no regresar a la etapa funesta del sobrepeso.
Es probable que sea necesario tan solo un poco de atención para detectar quién ha sufrido de sobrepeso en su infancia y quién no; la constante
preocupación por el aspecto físico, las preguntas del tipo “¿esto me hace ver gordo?” y las excesivas críticas hacia la apariencia de los demás son claros
indicios de un pasado relacionado con la obesidad, vestigios de un padecimiento que sólo puede conocer quien lo haya vivido en primera persona.