Está en la página 1de 12

UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

ACCION OBLICUA O
INTRODUCCION
En toda relación jurídica, los sujetos participantes adquieren obligaciones y
responsabilidades, mismas que pueden ser como hemos mencionado
anteriormente conductas de hacer, no hacer o dar, al respecto, nuestro
ordenamiento jurídico establece una serie de normas que entre sus múltiples
funciones ejercen un medio de tutela del crédito y son las facultades que se
otorgan al acreedor para reclamar la satisfacción de su interés.

Se dice acción oblicua a la potestad que brinda el ordenamiento jurídico al


acreedor, para ejercer los derechos y diligencias que corresponden a su deudor
buscando satisfacer sus intereses. Dicha acción tiene como su fundamento
práctico lo estipulado en el Art. 1445 del Código Civil, “I. El acreedor, para
preservar sus derechos, puede ejercer en general, por la vía de acción judicial, los
derechos que figuren en el patrimonio de su deudor negligente, excepto los que,
por su naturaleza o por disposición de la ley, solo puede ejercer el titular.”1
En tales casos nuestro ordenamiento jurídico nos brinda ciertas herramientas que
permiten proteger los derechos legítimamente obtenidos por el acreedor
perjudicado, una de ellas es la acción oblicua, la misma que analizaremos en el
presente trabajo.

Para tener una idea del tema que vamos a desarrollar es necesario entender que
tipo de acción

1. OBJETIVO GENERAL
En el entendido de todas las obligaciones, nace pues la inquietud de conocer
entorno a nuestra legislación que tipo de camino debemos seguir en caso de que
se presente una situación en la que por nuestra propia necesidad, tenemos que

1 “I. El acreedor, para preservar sus derechos, puede ejercer en general, por la vía de acción judicial, los derechos que
figuren en el patrimonio de su deudor negligente, excepto los que, por su naturaleza o por disposición de la ley, solo puede
ejercer el titular.”
rlos Morales Guillen Código Civil Concordado y Anotado Tercera Edición

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 1


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

recurrir a las distintas normas para poder exigir el cumplimiento de la obligación


mediante un procedimiento que si bien llegado un momento puede ser acertado
como también no lo puede ser, como es el caso de la acción oblicua como una
forma de poder exigir el cumplimiento de una obligación en función a los derechos
que tiene el deudor, con fin de cubrir sus créditos y poner fin a la deuda.

2. OBJETIVO ESPECIFICO
La iniciativa del presente trabajo es dar a conocer como se ha ido desarrollando a
lo largo del tiempo este tipo de acción que es una forma de poder resguardar el
patrimonio del acreedor, al mismo tiempo poder establecer todos los parámetros y
pasos que debemos seguir para su efectiva realización, y sobre todo realizar una
comparación con la legislación chilena, así como también la legislación argentina,
que como grupo creemos que son dos acertadas instituciones para poder
establecer las diferencias que existen junta a la nuestra que es la legislación
Boliviana.

3. DESARROLLO
3.1 NOCIONES GENERALES
Como ya sabemos el patrimonio del deudor es la garantía general del crédito, así
lo establece el Art. 1335 C.C.
También sabemos que el patrimonio es un conjunto de relaciones jurídicas
avaluables en dinero y que pertenecen a una persona; en este conjunto de
relaciones jurídicas existen: bienes, derechos, acciones y también obligaciones.
Sabemos también que el patrimonio no sólo está constituido por un conjunto de
relaciones jurídicas avaluables en dinero presentes, sino también futuras
El patrimonio del deudor se materializa en bienes muebles e inmuebles, en bienes
corporales e incorporales; todos estos bienes se constituyen en la garantía general
del crédito.
Al haber desaparecido la prisión por deudas, al no poder aprehender el sujeto
deudor, hay un legítimo interés del acreedor, que es que el patrimonio del deudor

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 2


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

se conserve y no sólo se conserve sino que se incremente, para tener garantizado


el pago de su crédito.
Si el patrimonio del deudor disminuye, el acreedor no tiene seguridad de ser
pagado y peor si el patrimonio del deudor desaparece y el deudor se vuelve
insolvente.
Desde hace mucho tiempo atrás el ordenamiento positivo vigente ha dotado al
acreedor de acciones para precautelar el patrimonio de su deudor y evitar ser
perjudicado.
Estos derechos, esas acciones pueden ser de las más variadas; pero la doctrina y
el derecho positivo los sintetiza en tres fundamentales.
Acciones ejecutivas
Son aquellas que tienen como finalidad aprehender al patrimonio del deudor y
de esta manera hacer que el acreedor se haga pago con ese patrimonio; este
es el medio directo.
Acciones .precautorias cautelares
Son aquellas que no tienen como finalidad aprehender el patrimonio del
deudor, sino tomar medidas jurisdiccionales para evitar que el deudor haga
actos de disposición sobre esos bienes. Son: la anotación preventiva, el
embargo preventivo, el secuestro judicial, la intervención, la prohibición de
innovar, etc.
Acciones preventivas o conservatorias
Son aquellas acciones o facultades conferidas por ley a los acreedores y que
están destinadas a evitar actos fraudulentos, dolosos o culposos, realizados
por el deudor.
Acción Pauliana
Unas veces el deudor con el propósito de quedar insolvente enajena
bienes a título oneroso o a título gratuito de tal manera que bienes fáciles
de embargar, porque son ostensibles, los convierte en dinero que es más
fácil de ocultar.
Contra ese fraude la ley le ha conferido al acreedor la llamada acción
pauliana o revocatoria, que está destinada a dejar sin efecto esos actos

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 3


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

fraudulentos, de tal manera que esos bienes que han salido del patrimonio
del deudor, vuelvan a su patrimonio, para constituirse en garantía general
del crédito. Sólo los acreedores quirografarios pueden hacer uso de la
acción pauliana.
Acción Declaratoria de Simulación
Otras veces el deudor actúa fraudulentamente mediante simulaciones,
ventas ficticias, donaciones ficticias, que son actos ostensibles, públicos;
pero a su vez celebra un acto secreto, encubierto.
Contra esta ficción el ordenamiento jurídico le otorga al acreedor la
llamada acción declaratoria de simulación, que busca destruir y hacer
desaparecer esa ficción y demostrar que esos bienes jamás han salido del
patrimonio del deudor y así se constituyan en la garantía general del
crédito.
Acción Oblicua
Otro fraude en los actos jurídicos puede darse en aquellas situaciones en
que el deudor tiene bienes, acciones, derechos que están en manos de
terceros y que deberian estar en su patrimonio pero se comporta con dolo
o culpa, de manera negligente, con el solo propósito de causar daño a su
acreedor o acreedores y de esta manera evitar que éstos puedan recaer
sobre esos bienes.
Contra esa conducta negligente y pasiva, el ordenamiento jurídico le ha
conferido al acreedor la llamada acción oblicua, subrogatoria o
indirecta, que es objeto del presente tema.
3.2 ACCIÓN OBLICUA DEFINICIÓN
Es aquella acción conferida por ley a los acreedores para que en preservación de
su derecho de crédito puedan accionar contra un tercero, en nombre y por cuenta
de su deudor, con la finalidad de hacer que derechos, acciones, y obligaciones
ingresen al patrimonio de su deudor; excepto si son acciones personales o
personalísimas o que por ley o por su naturaleza sólo el deudor pueda ejercitar.
A esta acción oblicua se refiere el Art. 1445 del Código Civil: “I. El acreedor, para
preservar sus derechos, puede ejercer en general, por la vía de acción judicial, los

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 4


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

derechos que figuren en el patrimonio de su deudor negligente, excepto los que,


por su naturaleza o por disposición de la ley, solo puede ejercer el titular. II El
acreedor, cuando accione judicialmente, debe citar al deudor cuyo derecho ejerce
contra un tercero. III La acción oblicua favorece a todos los acreedores.”2

En la acción oblicua estamos en el supuesto de que un acreedor “A” ejercita


acciones y derechos de su deudor “B”, contra un tercero “C”, que es deudor de su
deudor, de manera indirecta; de tal manera que, busca que bienes y derechos que
debiendo estar en el patrimonio de “B”, se encuentran en el patrimonio y en manos
de “C”, pasen realmente al patrimonio de "B" que observa una conducta pasiva y
negligente.
El autor mejicano Bejarano Sánchez, la define de la siguiente manera: “Esta
acción constituye otra institución protectora del acreedor quirografario al permitirle
apremiar a un deudor indolente para que atienda sus propios negocios jurídicos,
ejerza sus acciones y haga valer sus derechos, en vías de que mejore su fortuna y
adquiera nuevos bienes que acrecienten su patrimonio.”
3.3 ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA ACCIÓN OBLICUA
En la doctrina no existe acuerdo unánime para saber cuándo y en qué momento
ha surgido la acción oblicua; aunque hay un buen porcentaje de autores que
reconocen que el antecedente más fáctico de la acción oblicua está en la llamada
“bendittio bonnorum”, que era una figura emergente del derecho pretoriano (en
Roma), que logró consolidarse para la época del imperio y que estuvo regulada en
el “corpus iuris civile” de Justiniano
Emergente de la llamada quiebra civil, cuando, como llamaban los romanos, un
deudor caía en desgracia y se volvía insolvente y tenía una pluralidad de
acreedores, entonces éstos aprehendían la totalidad de su patrimonio y
nombraban un representante de todos ellos que se llamaba “curator bonorum
vendedorum”, quien vendía ese patrimonio.
La quiebra civil duró mucho tiempo, se conoció aun en la Edad Media, pero con el
tiempo fue quedando obsoleta por ser una acción colectiva: muchas veces uno de

2
Código Civil Pág. 1

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 5


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

los acreedores carecía de interés, otras el representante obtenía bienes y


derechos para beneficio propio y burlaba los derechos de los otros acreedores.
Entonces los juristas buscaron idear una figura, ya no de carácter colectivo sino
más bien de carácter individual, que por su naturaleza la vinieron en llamar acción
oblicua, y que fue plasmada por primera vez en el Código Civil Francés.
3.4 DISTINTAS DENOMINACIONES
La acción oblicua recibe otras denominaciones, como la de “acción subrogatoria” o
“acción indirecta”.
En la escuela clásica francesa, virtualmente, nadie discutía que no sea una acción
subrogatoria, decían que es subrogatoria por que el acreedor por lo menos de
alguna manera, por una ficción sustituye al deudor accionando contra un tercero,
que es deudor de un deudor, y si lo sustituye existe una subrogación.
La doctrina y legislaciones modernas no admiten ese término de acción
subrogatoria, porque en la subrogación, a instancias del deudor o del acreedor es
un contrato, y aquí no hay ningún contrato.
Se llama también acción indirecta, porque “a” acreedor no ejecuta acciones
directas, propias, personales sino acciones y derechos ajenos.
Nuestro Código dice que “El acreedor para preservar sus derechos, puede ejercer
en general por la vía de la acción judicial, los derechos que figuren en el
patrimonio de su deudor negligente, excepto los que por su naturaleza o por
disposición de la ley, sólo puede ejercer el titular”.
3.5 DERECHOS Y ACCIONES QUE PUEDE EJECUTAR EL ACREEDOR
En principio cuando el Art. 1445, dice “en general” que el acreedor podría ejercer
todas las acciones y todos los derechos pertenecientes a su deudor, pero el
mismo artículo los limita al alegar que sólo puede accionar aquellos que no sean
personales o que no estén prohibidos por la ley.
Con estos dos parámetros se puede numerar, pero no limitar, qué derechos y
acciones puede ejercer el acreedor a nombre de su deudor:
Puede ejercer todos los derechos patrimoniales que hayan ingresado en el
patrimonio de su deudor, por lo tanto a nombre de su deudor podrá afectar una
herencia, porque tiene un manifiesto interés en ello, salvo que sea una herencia

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 6


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

gravosa; porque si es una herencia gravosa sería un ingenuo el acreedor que


acepta esta herencia a nombre de su deudor. En otros países no puede hacerlo,
pero en Bolivia si bien puede hacerlo a nombre de su deudor.
Se pueden ejercitar acciones reivindicatorias sobre bienes que están en manos de
terceros y que pertenecen al deudor; por ejemplo: puede iniciar interdictos,
acciones de reivindicación; podrá iniciar acciones de nulidad de contratos de
compra-venta, de donación u otra clase de contratos; podrá demandar resolución
de contrato, rescisión de contratos; pero sobre todo puede interponer acciones
ejecutivas para el cobro de deudas pendientes que no han sido cobradas por su
deudor; podrá, también interponer acciones de nulidad de testamento y todo lo
que tenga que ver en materia sucesoria siempre y cuando sea personal.
Puede interponer toda clase de acciones ejecutivas y precautorias a nombre de su
deudor, siempre y cuando su deudor haya tenido título ejecutivo, y que la
obligación sea liquida, exigible y de plazo vencido.
3.6 DERECHOS Y ACCIONES QUE NO PUEDE EJECUTAR AL ACREEDOR
CONTRA EL TERCERO DE SU DEUDOR
Conforme al art. 1445, el acreedor no puede ejercitar aquellas acciones y
derechos personales o que por su naturaleza están prohibidos por la ley. Estos
derechos y acciones que no puede ejercitar el acreedor son, desde los siguientes
puntos de vista:
No puede ejercitar derechos extra-patrimoniales, no avaluables en dinero.
Esencialmente no puede demandar: separación de cuerpos, divorcio, matrimonio,
filiación, porque en todos estos actos existe un marcado interés personal.
Tampoco pueden ejercitar los acreedores, aquellas acciones que tienen un
marcado carácter moral como por ejemplo: la revocación de un contrato de
donación por ingratitud del donatario, pedir división y partición de bienes comunes,
indemnización por daños morales, demandar por injurias, calumnias, difamación.
3.7 NATURALEZA JURÍDICA DE LA ACCIÓN OBLICUA
Casi los autores, en forma uniforme, señalan que la naturaleza jurídica de la
acción oblicua es conservatoria, reparadora porque busca qué bienes, derechos,
etc., que están en manos de terceros pasen al patrimonio del deudor, no al

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 7


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

patrimonio del acreedor, para constituirse en la garantía general crédito; esta es la


verdadera naturaleza jurídica de esta acción.
Según nuestro Código Civil, esta acción oblicua está tratada dentro de los efectos
secundarios del incumplimiento de las obligaciones, por lo tanto es una acción,
esencialmente, conservatoria.
3.8 CONDICIONES PARA LA PROCEDENCIA DE LA ACCIÓN OBLICUA
Se ha dividido a estas condiciones en dos:
 Condiciones o requisitos de fondo o intrínsecos, relativos al contenido de la
acción.
 Condiciones o requisitos de forma, referidos al aspecto externo, al
revestimiento de la acción.
Condiciones de fondo
Relativas al contenido de la acción; a su vez se las divide en:
 Condiciones relativas al deudor.
 Condiciones relativas al acreedor.
 Condiciones relativas al crédito.
Condiciones relativas al deudor
Debe haber inacción del deudor, debe tratarse de un deudor doloso o de un
deudor culposo, que pudiendo accionar contra sus deudores no lo hace con
el propósito de perjudicar a su acreedor o acreedores.
No es necesario que el deudor esté constituido en mora, porque la
naturaleza jurídica de la acción oblicua no es ejecutiva, sino sólo es
conservatoria.
Debe tratarse de un deudor insolvente, que no tenga recursos, dineros para
pagar la obligación; pues si el deudor es solvente, la intervención del
acreedor es una intromisión, un abuso intolerable.
Condiciones relativas al acreedor
Tiene que tratarse de un acreedor que tenga un interés personal, serio y
legitimo; porque si carece de interés personal, serio y legítimo no puede
interponer la acción oblicua.

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 8


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

Tiene que tratarse, por regla general, de acreedores quirografarios, o sea


no tiene que tratarse de acreedores privilegiados (hipotecarios, prendarios,
anticresistas, etc.), por que los créditos de éstos están debidamente
garantizados.
Condiciones relativas al crédito
El crédito es el derecho que tiene el acreedor, de carácter patrimonial,
sobre el deudor; de tal manera que se traduce en la prestación asumida o
debida por el deudor a favor del acreedor; ese crédito debe ser cierto,
líquido y exigible.
Cierto
Quiere decir que se trate de un crédito de cuya existencia no se tenga
la menor duda, que haya ingresado en el patrimonio del acreedor.
Líquido
O sea, está determinado en su “cuantum”: la extensión de lo debido
tiene que estar determinada y especificada.
Exigible
Tiene que tratarse de una obligación de plazo vencido o sea una
obligación pura y simple.
Condiciones de forma
Como es una acción, necesariamente se necesita:
 La intervención de una autoridad judicial, o sea que no puede haber acción
oblicua extra-judicial.
 Dentro del proceso que ha interpuesto el acreedor frente al tercero deudor
de su deudor debe citarse, notificarse y emplazarse con la demanda al
deudor, a los efectos de la cosa juzgada, en la misma forma como se
procede para la acción pauliana.
 No se necesita autorización, por regla general, para que el acreedor
interponga la acción oblicua frente al tercero deudor; salvo en los siguientes
casos:
 En materia de aceptación de la herencia.
 En materia de renuncia de la herencia.

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 9


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

3.9 CÓMO FUNCIONA A NIVEL PRÁCTICO LA ACCIÓN OBLICUA


Cuando un deudor tiene una obligación vencida, y por el momento no tiene
liquidez para hacerle frente; además no realiza acciones que podrían fortalecer su
patrimonio cobros, procesos judiciales, etc.; es ahí cuando el acreedor puede
solicitar autorización judicial y emprender el cobro al deudor de su deudor, con el
fin de que ese dinero ingrese y él pueda recuperar su inversión.
Ejemplo: Manuel Rojas (accionado) se dedica a trabajos de soldadura, él sacó un
crédito con el Banco Nacional de Bolivia –accionante- para comprar su máquina
de soldar, el crédito es por $ 10.000, debido a que a Don Manuel no le han
cancelado unos trabajos, no ha podido pagar las últimas cuotas del crédito –tiene
3 pendientes-. El Banco Nacional sabe de que Don Manuel por el momento no
tiene ningún bien que pueda ser embargado, pero se entera que a éste señor la
Corporación de Supermercados Unidos –demandado- le debe más de $20.000 y
que el plazo de esas facturas se venció hace 6 meses. Debido a que al momento
Don Manuel no ha ejercido ninguna acción de cobro contra su deudor; el Banco
ejerciendo una acción oblicua, puede solicitar una autorización judicial y ejercer el
cobro de lo adeudado a Manuel, con el fin de en el momento que le cancelen a él,
el Banco pueda recuperar su dinero.
3.9 EFECTOS DE LA ACCIÓN OBLICUA
La acción oblicua es una acción en la que el acreedor ejercita derechos y
derechos y acciones, que le pertenecen a su deudor, frente a un tercero; ejercita
derechos propios, pero por imperio de la ley.
El efecto de la acción oblicua es hacer que bienes, acciones que le pertenece a un
deudor y derechos patrimoniales, avaluables en dinero, que están manos de
terceros, pasen al patrimonio del deudor para constituirse en la garantía general
del crédito.
La acción oblicua no sólo favorece al acreedor diligente, o sea al que ha
interpuesto la acción oblicua, sino a toda la masa de acreedores.
El tercero, deudor, puede interponerle al deudor todas las excepciones que podía
haberle invocado a su acreedor: excepción de pago, de transacción, de cosa

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 10


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

juzgada, etc. al acreedor; las mismas excepciones que pudo haberle interpuesto a
su acreedor que es deudor del acreedor que interpuso la demanda.

4. CONCLUSIONES
Ratificando el concepto de patrimonio como un conjunto de relaciones jurídicas
pertenecientes a una persona, que tiene una utilidad económica y que por ello son
susceptibles de estimación pecuniaria, y cuya relaciones jurídicas se encuentran
constituidas por deberes y derechos (activo y pasivo). Concluyo que la mayor
importancia en el patrimonio se vincula, a través de las personas, es decir
derechos que responden de obligaciones.
De ahí la importancia que tiene la entrada y salida de bienes del patrimonio de una
persona, y la posibilidad que otorga el derecho a los acreedores ejercer acciones
para la conservación del activo del deudor y aún para dejar sin efecto operaciones
realizadas en grave perjuicio de ellos.
El tema que acabamos de presentar es un tema muy importante tanto para la
sociedad en general, como principalmente para nosotros los estudiante de
derecho ya que nos ayuda ha diferenciar cuando una persona ha actuado de mala
fe o viceversa por medio de la realización de una convención solemne, como por
ejemplo una venta; este trabajo nos ha servido de guía de cómo suceden les
hechos en la práctica; además de que nos ayudo ha despertar en nosotros el
espíritu de la investigación para no solamente limitarnos a obtener información de
un solo texto, sino que pudimos ver tanto la doctrina como la jurisprudencia
actuando a la par.
5. BIBLIOGRAFIA

RAMIREZ AÑEZ HUGO, DERECHO CIVIL III (OBLIGACIONES), en


www.plataforma.cbba.upds.edu.bo/.../file.../DERECHO_CIVIL_III.pdf (24-5/13)
BERMUDEZ DIANA. 2011. ACCION OBLICUA, en
http://obligaciones-civilesdb.blogspot.com (24-5-13)

6. ANEXOS

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 11


UNIVERSIDAD TECNOLOGICA BOLIVIANA DERECHO CIVIL III

JURISPRUDENCIA

1. “Siendo los bienes del deudor la prenda de los acreedores y pudiendo ejercer
éstos los derechos de aquél, si vencido el plazo no satisface el deudor o rehusa
ejercer por sí mismo el derecho o acción que le corresponde en provecho de su
acreedor... cumplida como está la triple condición... ha tenido derecho perfecto,
representando a su deudor. para oponer la tercería excluyente que (éste) no quiso
oponer” (G.J. N° 197, p. 1030).
2. “El ejercicio de la facultad que concede a los acreedores este art. 757 (1445)
está sujeto al cumplimiento de estas condiciones: crédito del acreedor vencido, no
haber sido él pagado y rehusar el deudor ejercer por sí en favor de su acreedor los
derechos que le competen" (G.J. N? 231, p. 1301).
3. “Los acreedores pueden ejercer todos los derechos y acciones de su deudor,
a excepción de los que son exclusivamente personales” (G.J. Nº 231, p. 1301).
4. “Los bienes de los deudores constituyen la prenda de los acreedores, teniendo
éstos, derecho para cuidar de su conservación” (G.J. Nº 763, p. 36).
5. “Las facultades concedidas por los arts. 757 y 758 (1445 y 1446) del c.c. a los
acreedores, para ejercer todos los derechos y acciones de su deudor, salvo los
que sean exclusivamente personales, y la de contrariar en su nombre todos los
actos hechos por el deudor en fraude de ellos, no es absoluta y' procede única-
mente cuando el deudor omite ejercitarlos, en el primer caso, o cuando éste ha
actuado fraudulentamente en perjuicio de su acreedor poniéndose en estado de
insolvencia” (G.J. Nº 1210, p. 19).
6. “La acción subrogatoria acordada por el art. 757 (1445) del c.c. faculta a los
acreedores a ejercitar y oponer todos los derechos y acciones de sus deudores,
cuando ellos son descuidados por negligencia manifiesta” (G.J. Nº 1358, p. 52).
“Los bienes de los deudores constituyen la prenda de los acreedores quienes
tienen derecho para ejecutar actos de conservación” (G.J. Nº 1298. P. 106).

DRA. MAGDA SARMIENTO Página 12