Está en la página 1de 11

Viene del problema general

El Congresista de la República Dr. Iván Oswaldo Calderón Castillo, Miembro de la


UNIÓN PARLAMENTARIA DESCENTRALISTA, señaló en el año 2001, respecto a
las Técnicas de Reproducción Asistida, lo siguiente:

“Que, las técnicas de reproducción humana asistida (TERAS), son aquellos


métodos que sirven para suplir la infertilidad en los seres humanos,
ofreciéndoles la esperanza de poder tener descendencia.”

Hay que destacar que la revolución en el ámbito mundial, en cuanto a las


técnicas de reproducción humana asistida, se produjo con el
descubrimiento de la fecundación “in vitro”. Con la aparición desarrollo y
perfeccionamiento de ésta técnica se produjo ciertamente un cambio
cualitativo en la realidad. A partir de entonces son posibles hechos sin
precedentes: la fecundación del óvulo puede hacerse en un tubo de ensayo,
fuera del claustro materno, cabe distinguir desde entonces entre maternidad
genética y maternidad gestacional; es posible disponer de embriones
alojados en una probeta, aparece la técnica de congelación de embriones y
se abren las puertas a experimentos y manipulaciones sobre el ser humano
desde el momento mismo de la fecundación.

Mientras el óvulo se escondía en el aparato reproductor femenino, el


embrión que es un ser vivo de la raza humana venía naturalmente
protegido. Su salida de aquel recinto para encontrarse con el esperma
masculino en la probeta, ha significado una verdadera revolución para la
genética y el derecho.

Debemos tener en consideración que en el ámbito mundial, en el año 1,978


nació en Inglaterra la primera niña proveniente de una fecundación “in vitro”
y en nuestro país desde hace aproximadamente una década, biólogos y
médicos vienen aplicando con éxito clínico técnicas de reproducción
humana asistida, tales como la inseminación artificial homóloga y
heteróloga, la fertilización “in vitro” con transferencia de embriones (FIVTE),
la transferencia intributaría de gametos (GIFT) y últimamente la inyección
intracitoplasmática de espermatozoide (ICSI).

Como era previsible la problemática ética planteada por la aplicación de las


técnicas de reproducción humana asistida fue estudiada primero en países
europeos, por médicos, biólogos y científicos. Pero al poco tiempo la
comunidad científica y la sociedad en general, se volvieron hacia los juristas
en demanda de soluciones jurídicas a la problemática legal planteada por
el uso de las técnicas de reproducción humana asistida.

Es importante señalar que los avances científicos casi siempre se adelantan


al derecho, que se demora por lo general en otorgar una solución jurídica a
los problemas planteados en la praxis. Esta falta de sincronía entre la
ciencia y el derecho, origina un vacío jurídico respecto de problemas
concretos con repercusiones de naturaleza civil y penal.

Así tenemos que las técnicas de reproducción humana asistida nos


plantean problemas legales con respecto a: ¿Quiénes serían las posibles
usuarias de las técnicas?, el status jurídico del embrión “in vitro”, la filiación,
la inseminación artificial, la fecundación “In vitro”, el embarazo “post
mortem”, el embarazo por sustitución, los bancos de semen, la crio
conservación de embriones y la investigación y experimentación sobre
embriones humanos.

Asimismo, es importante señalar que en esta carrera de saber y de poder


aparece un cuestionamiento, ya que para cambiar al hombre hay que
experimentar con el hombre.

Los fundamentos científicos de éstas novedosas tecnologías, la


caracterización de los bienes jurídicos en juego, así como el rol que le
corresponden tanto a la ética como al derecho en éste complicado
escenario, han sido las premisas en las cuáles se basa la “ratio legis”.
En el Perú no existe un ordenamiento jurídico especializado que regule las
técnicas de reproducción humana asistida, al revisar la legislación nacional
encontramos artículos dispersos en diversas leyes, como, por ejemplo:

La Ley de propiedad industrial (Decreto Legislativo Nº 823), que señala en


su artículo Nº 28, inciso d) que no serán patentables las invenciones sobre
las materias que componen el cuerpo humano y sobre la identidad genética
del mismo.

El Código de los Niños y Adolescentes (Decreto Ley Nº 26102), establece


en su artículo primero que todo niño y adolescente tiene derecho a la vida
desde el momento de la concepción. El presente código garantiza la vida
del concebido, protegiéndolo de experimentos o manipulaciones genéticas
contrarias a su integridad y desarrollo físico o mental.

La Ley General de Salud (Ley Nº 26842) indica en su artículo Nº 7 que toda


persona tiene derecho a recurrir al tratamiento de su infertilidad, así como a
procrear mediante el uso de técnicas de reproducción humana asistida,
siempre que la condición de madre genética y madre gestacional recaiga
sobre la misma persona. Para la aplicación de técnicas de reproducción
humana asistida, se requiere el consentimiento previo y por escrito de los
padres biológicos.

Está prohibida la fecundación de óvulos humanos con fines distintos a la


procreación, así como la clonación de seres humanos.

Como podemos percibir en nuestro derecho positivo carecemos de una


normatividad que regule el avance de la genética y su influencia sobre las
relaciones sociales. Si bien existen de manera dispersa algunos artículos
sobre la materia, éstos son por demás insuficientes para dar efectiva
protección jurídica al sujeto de derecho.

En éste sentido es de vital importancia contar con una legislación acorde


que regule los avances de la genética en beneficio del ser humano, sobre
la base de protección al embrión y a las personas que recurren a las
técnicas como beneficiarias.
Es importante señalar que la presente ley busca unificar en un texto
normativo especializado la problemática jurídica relacionada al uso de las
técnicas de reproducción humana asistida.; manteniendo el criterio
personalista que emana de nuestro Código Civil.

……………………….

Viene del problema específico

Las técnicas de reproducción humana asistida que se utilizan en estos


tratamientos son varias y se pueden clasificar en dos grupos:

 Técnicas de baja complejidad

Coito programado, capacitación de semen, inseminación artificial,


congelación de semen, etc.

 Técnicas de alta complejidad

Fecundación in vitro, inyección intracitoplasmatica de espermatozoides,


diagnóstico genético preimplantacional, vitrificación, etc.

Pe2 ¿Cómo se protege el embrión producto de las Técnicas de Reproducción


Asistida?

La donación de embriones puede darse como producto de procedimientos


realizados con parejas de los cuáles estos embriones han sobrado o pueden haber
sido realizados con el fin específico de la donación, en el segundo caso implica que
las parejas que se someten a estos tratamientos podrían realizar solicitudes de
ciertas características específicas de los donadores en base a los criterios de los
padres adoptantes, sin embargo, esta selección se aleja bastante del concepto de
adopción del cual se ha explicado anteriormente, sería el término adecuado.

Los embriones sobrantes de un proceso de reproducción asistida pueden


seguir distintos destinos: (García, D. 2007. pp. 35-43)

1. Pueden ser “Donados” a otra pareja.

2. Pueden ser donados para la investigación


3. Pueden ser destruidos.

El primer punto es el más controvertido puesto que se habla de una donación


de seres humanos, jurídicamente el término correcto no es “donación” sino la
adopción de embriones.

El segundo punto es muy delicado, puesto que la investigación de embriones


implica la violación de varios derechos como el de la integridad, ya que, en el caso
de las donaciones, según indica la ley, el paciente que va a realizar la donación
debe tener conocimiento de los riesgos, del procedimiento y de los riesgos y debe
existir una aceptación previa del que va a nacer

El tercer punto indica que los embriones pueden ser destruidos, esto viene
cargado de una dura discusión especialmente moral, puesto que el desechar los
embriones sobrantes puede ser una alternativa facilista, que no mide el verdadero
valor de la vida.

Es por esto que algunas legislaciones han optado por que se acepte la
donación y por ende la crio preservación de embriones.

“La crio conservación, como ya se había señalado anteriormente, consiste


en reducir el desarrollo normal del embrión de tal manera que pueda seguir vivo,
pero mantenerse en estado de embrión por muchos años.

Este proceso se utiliza para conservar los embriones durante el tiempo que
la pareja esté realizando el tratamiento y que en caso de no culminar con éxito se
pueda utilizar embriones que se encuentren crio conservados para repetir el
tratamiento. De igual manera en caso de que la pareja haya conseguido con éxito
un embarazo y no desee conservar los embriones se los puede mantener hasta que
sean aceptados por otra pareja y que no sean desechados. El dilema radica en que
no existe un correcto control ni regulación sobre la crio conservación de embriones.

La mejor manera que tanto los médicos, los abogados, quienes imparten justicia y
la sociedad en general tengan claros y delimitados los alcances de la reproducción
asistida es mediante una ley que los regule, como es el caso de las legislaciones ya
existentes en otros países, que ya han establecido leyes de regulación de la
reproducción asistida, leyes sobre la manipulación de embriones, la crio
conservación de embriones, entre otras”. “Proaño Huamán (2013) “

………………………

Viene del marco conceptual

a) Dentro del periodo preso mítico, podemos distinguir las siguientes


etapas:

Fecundación. Es el momento donde la cabeza del espermatozoide se


introduce en el óvulo, formándose el llamado cigoto o huevo fecundado. Los
núcleos del óvulo y del espermatozoide se fusionan en esta etapa, para que
el contenido genético sea de 46 cromosomas. La fecundación sucede por lo
general en el último tercio de la trompa de Falopio.

Segmentación. Luego de transcurridas 30 horas desde el momento de la


fecundación, el cigoto realiza su primera mitosis, dando lugar a dos células,
llamadas blastómeros. En sucesivas mitosis, el número de blastómeros va
aumentando. Cuando el número de blastómeros llega a 12 o 16, estas células
pasan por un proceso de compactación, que divide estas células en dos
grupos. Las que quedan en la zona interior formarán en embrioblasto, que
luego dará lugar al embrión y las que quedan en la zona más externa,
formarán el trofoblasto, que más tarde dará lugar a la placenta y anexos
embrionarios.

Implantación. El blastocito se implanta en la pared del útero, por lo general


en el día 14 luego de la fecundación.

Pregastrulación. Las células que forman el embrioblasto se dividen en dos


capas, el hipoblasto y el epiblasto. El epiblasto está formado por células de
forma cilíndrica, posicionadas dorsalmente, que más tarde formarán las tres
capas embrionarias: ectodermo, mesodermo y endodermo. El hipoblasto
consta de células planas o cúbicas, que se ubican ventralmente.
Gastrulación. Esta etapa ocurre durante la tercera semana luego de la
fecundación. Esta etapa comienza con la aparición de la línea primitiva, que
se forma en el Epiblasto. Durante la gastrulación, las células del epiblasto
comienzan a reproducirse rápidamente y se ubican en distintas áreas. Las
que se desplazan hacia el hipoblasto formarán el endodermo. Otras ocupan
un lugar entre el hipoblasto y el epiblasto, y pasan a formar el mesodermo.
Y, por último, otro grupo de células permanecen en el epiblasto, para formar
el ectodermo. Las células del ectodermo son las que formarán el sistema
nervioso central.

El proceso de formación del sistema nervioso central comienza con la


formación de la notocorda. Un grupo de células pertenecientes al mesodermo
proliferan y migran hacia el ectodermo, induciendo la invaginación de sus
células para formar el tubo neural.

En el período semítico, se forman las somitas, que son grupos de células que
van a dar lugar a una parte del cuerpo, por ejemplo, un hueso, una arteria,
un músculo, etc.

Al mismo tiempo, sucede la neurulación, que comienza con la formación del


tubo neural por las células del ectodermo que se invaginan.

En el periodo metamórfico, van apareciendo gradualmente los primeros


rasgos del bebé, se va formando la cara, aparece la nariz, la frente, y también
surgen las extremidades. (Morales, 2011)
………………….

2.1. Identificación de variables e indicadores

2.1.1. Variable Independiente X

- No existe en el ordenamiento jurídico civil normas que regulen.

Indicadores:

 Código Civil

 Normas de MINSA
Dimensión: La procreación con Técnicas de reproducción asistida.

Indicadores.

Variable Dependiente y las Técnicas de Reproducción Asistida.

 Regular la técnica de reproducción asistida

Dimensión: modalidad.

Indicadores:

 Clínicas particulares que utilicen las TRA.

 Gestación múltiple

 Fertilización In Vitro

2.6.1. Definición conceptual de variables

V.ILa protección a la integridad V.D. Regular la técnica de


física y mental del niño y reproducción asistida
garantizar el derecho al libre
desarrollo de la mujer

La infracción del derecho a la Entendemos por técnicas de


integridad física y psíquica de las reproducción asistida (TRA), al
personas es una clase de violación conjunto de métodos biomédicos,
que tiene diversas connotaciones que conducen a facilitar, o substituir,
de grado y que abarca desde la a los procesos biológicos naturales
tortura hasta otro tipo de vejámenes que se desarrollan durante la
o tratos crueles, inhumanos o procreación humana, como la
degradantes cuyas secuelas físicas deposición del semen en la vagina,
y psíquicas varían de intensidad la progresión de los
según los factores endógenos y espermatozoides a través de las
exógenos que deberán ser vías genitales femeninas, la
demostrados en cada situación capacitación del espermatozoide
concreta. (Galindo, 2009, pág. 23) una vez eyaculado, la fertilización
del óvulo por el espermatozoide, etc.
(Solís, 2000, pág. 1).

2.6.2. Definición operacional


2.6.3. Operacionalización de Variables