Está en la página 1de 1

¡Qué fácil es hacer agroexportación

cuando Agrobanco te da la plata y tú


no le devuelves un centavo!

¡Y saltó la liebre! Todos aquellos que han estado alabando durante años los "éxitos" de las
agroexportadoras como "modelos" de desempeño y bendicéndolas por haber "llevado el desarrollo a Ica"
ahora tienen que explicarse por qué estas compañías no le han pagado un centavo a la entidad que les dio
el dinero y que, por esa causa, ha quebrado. ¡Así cualquiera!

Lo que en realidad hemos tenido como "agroexportación" no ha sido otra cosa que una estafa, una estafa
no solo económica sino además política, en el sentido que los diferentes gobiernos SABÍAN lo que estaba
pasando pero se hacían de la vista gorda. ¿Por qué? Porque querían demostrar que "el sistema neoliberal"
era lo mejor, que "estaba llevando desarrollo". Pero esa es la fórmula "Pablo Escobar", o sea, llevar
prosperidad a un pueblo, a la gente, a base de ilegalidad y crimen.

Y no estamos hablando de dos o tres millones sino de cientos de millones de dólares. O sea, han
"invertido" y encima les ha sobrado, para luego hacer perro muerto y meterse todo el dinero de las ventas
al bolsillo. Con razón se ufanaban de decir que "estamos dándole empleo a miles de mujeres" pagándoles
el mínimo y obligándoles a usar pañales para que no vayan al baño. ¡Qué vivos! Y entre ellos está en
distinguido José Qulimper, nada menos.

Creo que ha llegado la hora de sincerarnos y poner las cartas sobre la mesa: ni la minería ni la
agroindustria han cambiado, en todos estos años, el rostro del Perú. Los niños se siguen muriendo
literalmente de frío y nuestros niveles de educación, salud y empleo siguen siendo los más bajos de
Latinoamérica. En pocas palabras, las medidas tomadas dentro de la ideología del neoliberalismo (que ya
el EEUU de Trump ha dado por concluido) no han resultado más que para el grupo de empresarios
mafiosos que heredamos de Montesinos y que siguen en sus directorios como si Lava Jato, el mayor robo
de la historia del Perú, no hubiera tenido nada que ver con ellos.